Lección del 18 al 25 de julio de 2015
A
Conoce, pues, que
Jehová tu Dios es
Dios, Dios fiel, que
guarda el pacto y la
mise...
SÁBADO-18 DE JULIO M
Introducción
Esta lección cuenta la historia de tos israelitas
cuando se estaban preparando para entr...
-:: i Ji.U'JfllJ ' -« W n U U M
LUNES - 20 DE JULIO
El Texto clave nos recuerda la fidelidad de Dios. Vale
la pena leerlo ...
X MARTES - 21 DEJULIO
¿Lo sabías?
El término hebreo para ‘ ley’ es tora, que se refiere
a los cinco primeros libros de las...
0 MIÉRCOLES - 22 DE JULIO
r
Generalmente las leyes se ven como algo negati­
vo, sin embargo, esta noción es absurda. Inten...
En su despedida de Israel, Moisés repitió la impor­
tancia de obedecer las leyes de Dios. El apóstol Pablo
dijo: “La ley [...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 4 | Juveniles | La ley y el amor recapitulados | Escuela Sabática Menores

654 visualizaciones

Publicado el

Lección 4 | Juveniles | La ley y el amor recapitulados | Escuela Sabática Menores
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
654
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
292
Acciones
Compartido
0
Descargas
10
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 4 | Juveniles | La ley y el amor recapitulados | Escuela Sabática Menores

  1. 1. Lección del 18 al 25 de julio de 2015 A Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones” (Deut. 7:9). m
  2. 2. SÁBADO-18 DE JULIO M Introducción Esta lección cuenta la historia de tos israelitas cuando se estaban preparando para entrar en la Tierra Prometida. Sin embargo, por causa de su pe­ cado en Cadés Barnea, a Moisés no le fue permitido entrar en Canaán. La función del líder de los israe­ litas se le fue transferida a Josué. A Moisés le cupo la responsabilidad de repetirte al pueblo la historia de su liberación de Egipto, de recordarles cómo Dios los había conducido en el desierto y reafirmarles las leyes recibidas en el Monte Sinaí. Estando en pie, delante del pueblo, Moisés les hizo las últimas advertencias. Mientras él describía con profundo sentimiento el amor y la misericor­ dia de Dios, su rostro se le vio iluminado por una luz sobrenatural. La Ley de Dios es un reflejo de su carácter y de su amor por sus hijos. Todas las veces que los israeli­ tas obedecieron a la Ley de Dios, ellos disfrutaron de los preciosos beneficios del estilo de vida divino. Por otro lado, cuando desobedecieron a las orien­ taciones divinas, los israelitas tuvieron que degus­ tar las amargas consecuencias de una vida distan­ te de Dios. Finalmente, ellos lograron entender, en la práctica, que el modo de Dios siempre represen­ ta la mejor manera de vivir. O DO M ING O -19 DE JULIO Estudiando y aplicando la historia En muy poco tiempo, Moisés no estaría más con su pueblo. Aprovechando sus últimos momentos, el gran líder de Israel les llamó la atención hacia la bondad y la misericordia de Dios, y les advirtió para que obedecieran fielmente al Señor y siguieran sus mandamientos. Lee en la Biblia el discurso de Moi­ sés en Deuteronomio 4:1,2,35,39 y 40; 6:5,6; 28:1 al 3,15 al 19. Imagínate que estás dentro de este pue­ blo, e intenta captar la emoción del momento. Des­ pués, realiza el siguiente ejercicio: Circula las palabras que indican la soberanía de Dios. Subraya los mandamientos de Dios. Lee Deuteronomio 28:1 al 14 y realiza un listado de algunas de las bendiciones que Dios les prometió como resultado de la obediencia a sus mandamientos. Ahora agrega a esa lista de bendiciones algu­ nas otras ventajas que hayas descubierto como re­ sultado de obedecer a los mandamientos de Dios. Lee Deuteronomio 28:15 al 68, y enumera algu­ nas de las desgracias que Dios advierte como re­ sultado de la desobediencia a sus mandamientos. Ahora agrega a esa lista otras consecuencias ne­ gativas que hayas descubierto de desobedecer los mandamientos de Dios. 21
  3. 3. -:: i Ji.U'JfllJ ' -« W n U U M LUNES - 20 DE JULIO El Texto clave nos recuerda la fidelidad de Dios. Vale la pena leerlo nuevamente: "Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la mise­ ricordia a los que le aman y guardan sus mandamien­ tos, hasta mil generaciones" (Deut. 7:9). Moisés, en su discurso de despedida, le dictó estas palabras al pueblo. El gran líder de Israel no podría par­ tir sin antes recordarles la historia de todos ellos, sien­ do la nación escogida por Dios. El pueblo escuchó atentamente, mientras Moisés tes hablaba de las equivocaciones y pecados cometi- en el desierto no decirlos todavía más de lo que ya lo había nórmente. Sin embargo, el éxito, o derían de la obediencia de ellos. Dios les había propuesto una fueren obedientes, la bondad del Señor se manifesta ría durante “mil generaciones'.Esta exp a "siempre”, de acuerdo con el Comentarle ventista del séptimo día (t. 1, p. 992). En la actualidad, Dios te propone la misma alianza. la impaciencia, el orgullo, la falta de confianza en el po- ¿Estás dispuesto a aceptarla? der divino y la consecuente desobediencia, les habían traído el castigo sobre ellos. Los que habían muerto
  4. 4. X MARTES - 21 DEJULIO ¿Lo sabías? El término hebreo para ‘ ley’ es tora, que se refiere a los cinco primeros libros de las Escrituras Hebrai­ cas y contiene la idea de “dirección” e “instrucción”. De acuerdo con la tradición judía, existen 613 leyes con­ tenidas en la Torah-, 365 mandamientos negativos y 268 positivos. Existen varios tipos de leyes tales como leyes morales, ceremoniales, civiles y de salud. Al es­ tudiar la Biblia hoy, es importante distinguir -a l obser­ var cuidadosamente el contexto del pasaje- qué clase de ley se está mencionando. En el antiguo Israel, sin embargo, todas tas leyes eran consideradas manda­ mientos de Dios. De esta manera, los antiguos judíos no establecían ninguna diferencia entre las variadas clases de leyes y consideraban a todas ellas como sa­ gradas (Siegfried H. Horn, Diccionario bíblico, p. 710). “Dios mismo presentó los Diez Mandamientos, pero todas las leyes civiles y ceremoniales fueron dadas me­ diante Moisés (Éxo. 26:3). Moisés recalca esta impor­ tante distinción en repetidas ocasiones (Éxo. 20:1,19; 21:1; 26:3; Deut. 5:22). El libro de Deuteronomio atañe principalmente a las leyes civiles’ (Comentario bíblico adventista del séptimo día, 1.1, p. 982). 23
  5. 5. 0 MIÉRCOLES - 22 DE JULIO r Generalmente las leyes se ven como algo negati­ vo, sin embargo, esta noción es absurda. Intenta ima­ ginar un mundo sin leyes. ¿Cómo sería? ¿Qué piensas acerca de las siguientes declaraciones? Usa las letras que se destacan para identificar tu opinión: EDA (Es­ toy de acuerdo), NES (No estoy seguro), NEA (No es­ toy de acuerdo). ..................La desobediencia a la Ley de Dios es el mayor problema que el país enfrenta en la actualidad. ................. Si guardo los Mandamientos de Dios, dis­ frutaré de completa felicidad. .................Nadie puede obedecer completamente to­ das las Leyes de Dios. .................Sería más fácil obedecer a Dios si hablara , directamente a su pueblo como lo hizo en el pasado. .................No existe una norma absoluta acerca de lo correcto y lo incorrecto. ................ Los jóvenes están más preocupados por ser castigados por sus errores que por decepcionar a Dios. Reflexiona: tas Leyes de Dios no son como las órde­ nes expresadas por un dictador que se deleita en res­ tringir a sus hijos. Tal como Pablo escribe en Roma­ nos 7:12: “De manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno". JUEVES- 2 3 DE JULIO “Después de la repetición públi­ ca de la Ley, Moisés completó el trabajo de escribir todas las leyes, los estatutos y los juicios que Dios le había dado a él y todos los regla­ mentos referentes al sistema de sa­ crificios. [...] Aun así el gran jefe temía mucho a que el pueblo se apartara de Dios. En un discurso sublime y conmove­ dor les presentó las bendiciones que ten­ drían si obedecían, y las maldiciones que les alcanzarían si violaban la ley" (Patriar-¡ cas y profetas, pp. A98, A99). Separa un tiempo para leer el capítulo A2 de Pa­ triarcas y profetas. Observa el sentimiento que tenía Moisés por el pueblo. ¿Es posible notar su aprensión? Todos los días te sientes bombardeado por innume­ rables decisiones. Algunas de esas decisiones cau­ sarán un impacto en tu vida, de diversas y significati­ vas maneras (“¿Debo probar algún tipo de drogas?"); otras decisiones serán más rutinarias (“¿Debería usar hoy mi camisa azul o la colorada?"). Al final de todo, tu vida será, simplemente, la suma total de esas deci­ siones tomadas. Entonces, ¿en qué basarás tus deci­ siones? ¿En tu intuición? ¿En el consejo de tus padres? ¿En un libro de algún psicólogo? Obviamente, existen muchas más opciones. Supon ahora que te has comprometido a tomar to­ das tus decisiones, grandes o pequeñas, de acuerdo con las leyes de Dios. ¿Cómo te podría beneficiar esto? ¿Existe alguna desventaja en el hecho de construir tu vida sobre las enseñanzas de Dios? Haz de esto un mo­ tivo de oración y comienza experimentando la idea de que todas las decisiones que tomes deberán reflejar la voluntad de Dios. 2U
  6. 6. En su despedida de Israel, Moisés repitió la impor­ tancia de obedecer las leyes de Dios. El apóstol Pablo dijo: “La ley [...] no lo abroga, para invalidar la prome­ sa [...]. De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe” (Gál. 3:17,24). Aquí está la base: resulta importante guardar las leyes de Dios. Esencialmente, lo que Moisés les dijo a los hijos de Israel fue que su destino eterno estaba en sus propias manos. Las manos de Dios estarán ata­ das, dependiendo de la elección que nosotros haga­ mos. Podemos escoger la vida, al aceptar cumplir la ley de Cristo y vivir en el poder transformador de su gracia. 0 podemos escoger la muerte, al de­ sobedecer las leyes de Dios. Al final de su discurso, Moisés desafió a los is­ raelitas: "A los cielos y a la tierra llamo por testi­ gos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; esco­ ge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia; amando a Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y sigui­ éndole a él; porque él es vida para ti, y prolongación de tus días; a fin de que habites sobre la tierra que juró Jehová a tus padres, Abraham, Isaac y Jacob, que les había de dar” (Deut. 30:19,20). ¿Qué sentimientos despiertan hoy en ti estas palabras? CON f SOFITO OJOS “Dios es consistente, pero también es impre­ decible. Es consistente en su naturaleza. Siem­ pre sabrás dónde estás con Dios, pero no siem­ pre sabrás qué hará la próxima vez. Puede que no encuentres seguridad en lo que Dios está haciendo. La única segu­ ridad está en que es Dios”.- Graham Cook. 25

×