Lección 4 para el 24 de enero de 2015
«¿No clama la sabiduría, y da su
voz la inteligencia?» (Proverbios 8:1)
En los capítulos 8 y 9, el atributo
divino de la s...
¿Por qué es fiable la sabiduría? Proverbios 8:1-21
1. Mi boca hablará verdad (v. 7)
2. Justas son todas las razones de mi ...
«Jehová me poseía en el principio, ya de antiguo, antes
de sus obras. Eternamente tuve el principado, desde el
principio, ...
¿Cómo se relaciona el regocijo
de la sabiduría con la semana
de la Creación?
«Con él estaba yo ordenándolo todo, y era su ...
Esta doble bienaventuranza dirige nuestros
pensamientos al lugar de donde emana la
verdadera sabiduría: la Palabra de Dios...
Es eficiente (9:1-3)
Prepara alimento
de vida:
sacrificios, pan y
vino (9:2)
Llama a los
simples para que
adquieran
sabidu...
«Los que consideran como valiente y viril el tratar
los requerimientos de Dios con indiferencia y
desprecio, revelan con e...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 4 | Sabiduría divina | Escuela Sabática Power Point

1.507 visualizaciones

Publicado el

Lección 4 | Sabiduría divina | Escuela Sabática Power Point

Publicado en: Educación
1 comentario
4 recomendaciones
Estadísticas
Notas
Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.507
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
438
Acciones
Compartido
0
Descargas
51
Comentarios
1
Recomendaciones
4
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 4 | Sabiduría divina | Escuela Sabática Power Point

  1. 1. Lección 4 para el 24 de enero de 2015
  2. 2. «¿No clama la sabiduría, y da su voz la inteligencia?» (Proverbios 8:1) En los capítulos 8 y 9, el atributo divino de la sabiduría es personificado, y se le atribuyen características propias de la divinidad. La forma en que se describe a la sabiduría nos recuerda a Jesús mismo. La sabiduría clama porque quiere ser escuchada. Debe ser escuchada, porque es una cuestión de vida o muerte para los hombres. Declara que es plenamente fiable (Pr. 8:1-21) y que su adquisición es de mayor valor que cualquier riqueza terrenal (Pr. 8:10-11, 19).
  3. 3. ¿Por qué es fiable la sabiduría? Proverbios 8:1-21 1. Mi boca hablará verdad (v. 7) 2. Justas son todas las razones de mi boca (v. 8) 3. Mis razones son rectas y razonables (v. 9) 4. Habito con la cordura y la ciencia (v. 12) 5. Conmigo está el consejo y el buen juicio (v. 14) 6. Por mí se juzga la tierra (v. 15-16) 7. Conmigo está la justicia (v. 18) 8. Guío por veredas de justicia, por sendas de juicio (v. 20) La sabiduría es la verdad, la verdad absoluta que solo podemos encontrar en Jesús (Juan 14:6). «Yo amo a los que me aman, y me hallan los que temprano me buscan» (Proverbios 8:17) «¿No clama la sabiduría, y da su voz la inteligencia?» (Proverbios 8:1) El que escuche el clamor de la sabiduría hallará a Jesús.
  4. 4. «Jehová me poseía en el principio, ya de antiguo, antes de sus obras. Eternamente tuve el principado, desde el principio, antes de la tierra» (Proverbios 8:22-23) Con la sabiduría, Padre, Hijo y Espíritu diseñaron y crearon este mundo; porque la sabiduría es parte de la naturaleza misma de Dios. En Proverbios 8:22-29, la sabiduría se relaciona con los abismos, las fuentes de las aguas, los montes, los collados, los campos, el polvo, los cielos, la faz del abismo, el mar, los fundamentos de la tierra. Al igual que ninguna de estas cosas puede ser creada por nosotros, nosotros no podemos obtener la sabiduría si no nos es otorgada por Dios. Dios poseía la sabiduría «en el principio», «antes de la tierra»; antes del «principio» de Génesis 1:1.
  5. 5. ¿Cómo se relaciona el regocijo de la sabiduría con la semana de la Creación? «Con él estaba yo ordenándolo todo, y era su delicia de día en día, teniendo solaz delante de él en todo tiempo. Me regocijo en la parte habitable de su tierra; y mis delicias son con los hijos de los hombres» (Proverbios 8:30-31) Días 1º a 5º «era su delicia de día en día» «Y vio Dios que era bueno» Día 6º «Me regocijo en la parte habitable de su tierra» «Y vio Dios… que era bueno en gran manera» Día 7º «mis delicias son con los hijos de los hombres» «y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo» Dios se regocijó en su Creación. Este regocijo fue en aumento cuando creó al hombre; y obtuvo su pleno gozo cuando disfrutó con él del primer sábado que pasaron juntos, en comunión.
  6. 6. Esta doble bienaventuranza dirige nuestros pensamientos al lugar de donde emana la verdadera sabiduría: la Palabra de Dios. «Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan» (Lucas 11:28) «La Biblia presenta ante nuestra vista las inescrutables riquezas y los tesoros inmortales de los cielos. Los impulsos más fuertes del hombre lo arrastran a tratar de procurar su propia felicidad. La Biblia reconoce este deseo y nos muestra que todo el cielo se unirá a los esfuerzos que el hombre haga por conseguir la dicha» E.G.W. (La maravillosa gracia de Dios, 21 de diciembre)
  7. 7. Es eficiente (9:1-3) Prepara alimento de vida: sacrificios, pan y vino (9:2) Llama a los simples para que adquieran sabiduría (9:4-6) Es indolente (9:13-14) Prepara alimento de pecado: agua hurtada y pan que no alimenta (9:17) Llama a los simples para su perdición (9:15-18) «No reprendas al escarnecedor, para que no te aborrezca; corrige al sabio, y te amará» (Proverbios 9:8) «La sabiduría edificó su casa, labró sus siete columnas» (Proverbios 9:1)
  8. 8. «Los que consideran como valiente y viril el tratar los requerimientos de Dios con indiferencia y desprecio, revelan con esto su propia insensatez e ignorancia. Mientras que se jactan de su libertad e independencia, están realmente en la servidumbre del pecado y de Satanás. Un claro concepto de lo que es Dios y de lo que él requiere que seamos, producirá en nosotros una sana humildad. El que estudia correctamente la Sagrada Palabra aprenderá que el intelecto humano no es omnipotente. Aprenderá que, sin la ayuda que nadie sino Dios puede dar, la fuerza y la sabiduría humanas no son sino debilidad e ignorancia. El que sigue la dirección divina, ha hallado la única fuente verdadera de gracia salvadora y felicidad real, y ha obtenido el poder de impartir felicidad a todos los que lo rodean» E.G.W. (Consejos para los maestros, pg. 51)

×