www.escuelasabatica.es
El sábado enseñaré...
Texto clave: Santiago 3:13-18.
Enseña a tu clase a:
1. Saber discernir que la...
www.escuelasabatica.es
Actividad inicial: Pide a los miembros de tu clase que definan la sabiduría en sus propias
palabras...
www.escuelasabatica.es
desciende del cielo, sino que es terrenal, puramente humana y diabólica” (vers. 15, NVI).
Este es u...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 8 | El sábado enseñaré | La humildad de la sabiduría divina | Escuela Sabática

621 visualizaciones

Publicado el

Lección 8 | El sábado enseñaré | La humildad de la sabiduría divina | Escuela Sabática
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
621
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
348
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 8 | El sábado enseñaré | La humildad de la sabiduría divina | Escuela Sabática

  1. 1. www.escuelasabatica.es El sábado enseñaré... Texto clave: Santiago 3:13-18. Enseña a tu clase a: 1. Saber discernir que la sabiduría es más que sencillamente poder distinguir entre el bien y el mal; es comprender correctamente cómo tratar a otros. 2. Sentir y cultivar el deseo de actuar y hablar sabiamente. 3. Hacer: Servir a Dios con un corazón no dividido. Bosquejo de la lección: I. Saber: Sabiduría verdadera.  A. ¿Qué es la sabiduría que viene de lo Alto, en contraste con la sabiduría de abajo?  B. ¿Cuál es la precondición para recibir la sabiduría verdadera? II. Sentir: Hablar y actuar sabiamente.  A. ¿Qué puedes hacer para cultivar el deseo de hablar y actuar sabiamente?  B. ¿De qué forma puedes fomentar un espíritu de humildad en el alma? III. Hacer: Servir a Dios con un corazón indiviso.  A. ¿A qué debemos renunciar para asegurarnos de que estamos sirviendo a Dios con un corazón no dividido?  B. ¿De qué modo podemos permanecer en calma y humildad en situaciones difíciles? Resumen: La sabiduría verdadera se revela mediante una vida de palabras y acciones humildes y amantes. Ciclo de aprendizaje Pasaje destacado: Santiago 3:13-18. Concepto clave para el crecimiento espiritual: Según Santiago, la sabiduría verdadera se revela mediante una vida de palabras y de acciones humildes y amantes. { 1: ¡Motiva!} • Solo para los maestros: Refuerza, en las mentes y los corazones de los miembros de tu clase, la idea de que la sabiduría es más que sencillamente poder de discernir entre el bien y el mal. Es tener una comprensión correcta de cómo tratar a otros, y aplicarla.
  2. 2. www.escuelasabatica.es Actividad inicial: Pide a los miembros de tu clase que definan la sabiduría en sus propias palabras. Luego, den ejemplos históricos de personas valoradas por su sabiduría. Analiza las contribuciones que hicieron a la sociedad, la medicina, la ciencia, el arte, la música, que demuestran su sabiduría. Considera: ¿Cuál es la diferencia entre alguien que es sabio y alguien que solo tiene conocimientos? ¿Por qué ambas clases de inteligencia son importantes, y por qué lo que necesitamos, especialmente, es sabiduría? En los ejemplos anteriores de personas sabias, ¿en qué forma demuestra su vida esa sabiduría? Específicamente, ¿qué palabras o actos revelaron esta verdad? ¿En qué sentido sus destinos ayudaron a dar forma a nuestra comprensión de lo que es la sabiduría? { 2: ¡Explora!} • Solo para los maestros: Ayuda a los miembros de tu clase a comprender lo siguiente:  1) la diferencia entre la sabiduría celestial y la terrenal,  2) qué es la sabiduría verdadera y de qué modo actúa,  3) cómo cultivamos la sabiduría en la vida, y  4) por qué Dios desea que lo sirvamos con un corazón no dividido. Comentario de la Biblia I. La sabiduría que desciende de lo Alto (Repasa, con tu clase, Sant. 3:13-18.) Santiago habla de la necesidad vital de sabiduría, un atributo que cada cristiano debe poseer. Pero ¿qué es esa sabiduría y cómo la obtenemos? Antes de definir la sabiduría, y contrastarla con lo que no es, Santiago enumera el requisito vital para recibir la que “desciende de lo alto”. Pregunta: “¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre” (vers. 13). La condición, entonces, para recibir sabiduría es la mansedumbre, o humildad. Pero ¿por qué Santiago afirma la importancia de la mansedumbre antes que, digamos, el amor o aun el conocimiento? Cavar más profundamente en la etimología ilumina el asunto. Mansedumbre viene de la palabra griega praútes, que significa “manso” y, por extensión, “humilde”. Los diccionarios definen manso como “suave, pacífico, sosegado, que no es bravo, tranquilo, benigno”; y mansedumbre, como “libre de arrogancia; relacionada con otras virtudes, como la humildad”. Es desafortunado que la palabra humilde también tenga asociaciones negativas, haciéndola una característica indeseable en nuestro tiempo, como cuando se la usa para implicar inferioridad, subordinación o falta de importancia. Sin embargo, el sentido bíblico de la palabra está más cerca de “respeto cortés”. Sugiere permanecer calmo bajo presión o provocación, y cortés y suave frente a la oposición o la discusión. La humildad es el aspecto del amor al que Pablo se refiere en 1 Corintios 13:4, que “es benigno” o “no es provocado fácilmente”. Como nos dice Sofonías (Sof. 2:3), también es un requisito al buscar a Dios. Y, según exhorta Pablo, “con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor” (Efe. 4:2), es prueba de que Cristo está en nosotros. Lo opuesto a la mansedumbre es un corazón jactancioso, lleno de “envidias amargas y rivalidades” (Sant. 3:14, NVI). Santiago advierte que esa “no es la sabiduría que
  3. 3. www.escuelasabatica.es desciende del cielo, sino que es terrenal, puramente humana y diabólica” (vers. 15, NVI). Este es un lenguaje fuerte. Santiago expone, sin componendas, que la fuente de esta sabiduría es satánica. ¿Qué la produce? Santiago ubica su origen en el corazón: “Porque donde hay envidias y rivalidades, también hay confusión y toda clase de acciones malvadas” (vers. 16, NVI). El remedio para estas rivalidades, y egoísmo también es la condición para recibir la sabiduría verdadera: la humildad. Santiago define la sabiduría verdadera –“la sabiduría que desciende de lo alto”– como la que tiene las siguientes características: 1) “pura”; 2) “pacífica”; 3) “amable”; 4) “benigna” (“dócil”, NVI); 5) “llena de misericordia”; 6) “de buenos frutos”; 7) “sin incertidumbre” (“imparcial”, NVI); y 8) sin “hipocresía” (vers. 17). Santiago resume todas estas cualidades en el versículo siguiente como “el fruto de justicia”, amonestando que tal fruto solo “se siembra en paz para aquellos que hacen la paz” (vers. 18). Solo el alma en paz con Dios es la huerta fértil, por así decirlo, capaz de producir tal fruto. Considera: Según Santiago, ¿cuáles son los atributos de la sabiduría verdadera? En contraste, ¿cuáles son los atributos de la sabiduría que llega de abajo? ¿Cuál es el requisito para recibir la sabiduría verdadera? ¿Cómo cultivamos ese fruto de justicia?

×