ara el 21 de febrero de 2015
Palabras de
sabiduría
PARA ESTA SEMANA: Proverbios 20; 1 Corintios 12:14-26; Jeremías 9:23,
2...
EL SECRETO DE CRIAR HIJOS
Cuando Salomón fue coronado rey de Israel, pidió a Dios: "Yo te pido
sabiduría y conocimiento pa...
LUNES
16Febrero
+w
A
no
HACER EL BIEN EN UN MUNDO CAÍDO
Aunque todos somos pecadores, sería incorrecto decir que no hay
al...
VERDADERO CONOCIMIENTO
A veces, lo que sabemos puede ser inservible. Por ejemplo, sé decir la
palabra huevo en cinco idiom...
MIÉRCOLES
18Febrero
Sb
A
no
CRISTIANISMO PRÁCTICO
El hecho de que vivimos en un mundo caído nos impacta negativa­
mente en...
EL EQUILIBRIO ENTRE LA EDUCACIÓN
PRÁCTICA Y TEÓRICA
En ingeniería hay un concepto llamado "exigencias opuestas". Por ejem­...
VIERNES
20Febrero
RECUERDA
Dios, como fuente de sabiduría, nos brinda soluciones positivas para
todos los desafíos de la v...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 8 | Joven | Palabras de sabiduría | Escuela Sabática

568 visualizaciones

Publicado el

Lección 8 | Joven | Palabras de sabiduría | Escuela Sabática

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
568
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
188
Acciones
Compartido
0
Descargas
15
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 8 | Joven | Palabras de sabiduría | Escuela Sabática

  1. 1. ara el 21 de febrero de 2015 Palabras de sabiduría PARA ESTA SEMANA: Proverbios 20; 1 Corintios 12:14-26; Jeremías 9:23, 24; Proverbios 21; Mateo 25:35-40; Proverbios 22. TEXTO CLAVE: "Son muchos los que proclaman su lealtad, ¿pero quién puede hallar a alguien digno de confianza?" (Prov. 20:6). SABADO Febrero PREVIEW D ios dijo al joven Salomón: "Pídeme lo que quieras". Entonces, Salomón pidió sabiduría y conocimiento (2 Crón. 1:10). Esta debería ser nuestra respuesta, también. Salomón conocía los problemas que trae consigo el egoísmo. Vio a su hermano Ab­ salón tratar de matar a David, su padre, para obtener poder y gloria. Había experimentado la rivalidad de su hermano, Adonías, quien decidió organizar su propia coronación como rey. Salomón sabía lo peligroso que podía ser el deseo de exaltación, así que decidió pedir ayuda a Dios. Él sabía que la sabiduría se encuentra solo en él. La sabiduría nos ayuda a enfrentar los desafíos de la vida, ya sea desa­ fíos de naturaleza existencial, emocional o espiritual. Por eso, la sabiduría se relaciona con la habilidad de vivir. ¿No es eso todo lo que necesitamos para tener un corazón desinteresado, aun en medio de un mundo ego­ céntrico? Salomón preguntó: "¿Pero quién puede hallar a alguien digno de confianza?" (Prov. 20:6). Una pregunta de esta naturaleza resalta la necesidad de cristianos auténticos: hombres y mujeres que vivan la fe que profesan con sus labios. Salomón nos presenta un desafío. ¿Seremos contados entre los fieles? Al estudiar la lección de esta semana, ora por sabiduría y por capaci­ dad para internalizar los valores de la Palabra de Dios. La sabiduría que Proverbios presenta puede ayudarnos a tener una mejor vida y una mejor relación con Dios. ¡Esta semana, experimenta el mayor descubrimiento en la ruta llena de aventuras hacia la Fuente de sabiduría! 54 / Lección para jóvenes
  2. 2. EL SECRETO DE CRIAR HIJOS Cuando Salomón fue coronado rey de Israel, pidió a Dios: "Yo te pido sabiduría y conocimiento para gobernar a este gran pueblo tuyo" (2 Crón. 1:10). Dios oyó la oración de Salomón y le dio conocimiento, y un corazón sabio y que discierna. Entonces, cuando estudiamos Proverbios estamos estudiando la sabiduría de Dios. Proverbios es un libro con un propósito específico. Presenta una m ulti­ tud de consejos inspirados, sabios, que nos ayudan a desarrollar la sabi­ duría. Proverbios es un libro valioso que puede ayudarnos a ser sensatos y a acercarnos más a Dios. También, podemos usar el libro de Proverbios para enseñar a otros cómo vivir de manera sensata. Adonde sea que vayamos actualmente, podemos encontrar niños des­ carados, porque sus padres permiten que hagan lo que quieran. Pero, Proverbios 22:6 nos enseña a instruir "al niño en el camino correcto, y aun en su vejez no lo abandonará". En los tiempos bíblicos, el pueblo de Dios enseñaba a sus hijos los principios magníficos y eternos de la Ley de Dios tanto en sus hogares como en las sinagogas. Si quieres criar de manera adecuada a tus hijos, no dejes ese trabajo a tus vecinos, los profesores o a algún pariente. No hay nadie mejor para criar a un hijo que sus padres. El apóstol Pablo instruyó a los hijos: "Obedezcan en el Señor a sus padres, porque esto es justo. 'Honra a tu padre y a tu madre -que es el primer mandamiento con promesa-, para que te vaya bien y disfrutes de una larga vida en la tierra' " (Efe. 6:1-3). De niño, Jesús ayudó a su padre, José, en su taller de carpintería. Los niños pueden ser de gran ayuda en la casa, si aprender a realizar tareas adecuadas para su edad. Aprenderán a confiar en sí mismos y a ser dignos de confianza. Sin embargo, los padres siempre deben dar el ejemplo con las palabras que dicen y los hechos que realizan. El libro de Proverbios es un cofre de tesoros lleno de consejos y conocimiento, que se puede leer diariamente. En él podemos buscar la sabiduría divina para guiar a nuestros hijos en el camino correcto. Biblia en mano ........ ........................................................... ■ j Lee Proverbios 20:12. ¿Qué nos enseña esto acerca del valor de todos los seres humanos? j Lee Proverbios 20:9. ¿Qué otra cosa nos hace iguales? j ¿Tesentiste alguna vez superior (o inferior) a otras personas? (De todos modos, no deberías compararte con otros.) Si es así, ¿qué te dice la Cruz acerca de la igualdad entre todos nosotros? Lección para jóvenes / 55 DOMINGO 15Febrero A no
  3. 3. LUNES 16Febrero +w A no HACER EL BIEN EN UN MUNDO CAÍDO Aunque todos somos pecadores, sería incorrecto decir que no hay alguien que haga el bien o que no hay nadie que crea en Dios. Muchas personas, no solo cristianos, disfrutan de ayudar a quienes pasan nece­ sidad; de animar a alguien; de ser justos y honestos al tratar con otros; y de enseñar a los demás cómo vivir una vida mejor. Sin embargo, esto no implica que no necesitamos creer en Dios para hacer buenas obras. ¿Cómo podemos ver la diferencia entre los creyentes y los no creyentes, si ambos grupos están comprometidos en hacer el bien? El pueblo fiel de Dios admitirá que la bondad que muestra está motivada por su amor a él y es un resultado del Espíritu Santo que habita en él. Esto le da una ventaja sobre los no creyentes, porque tiene una oportunidad de mostrar al mundo la bondad que trasciende la sabiduría terrena. Jesús dice: "Si alguno quiere ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos" (Mar. 9:35). Esta sabiduría divina no tiene sentido para el mundo. Pero, para el pueblo de Dios, es un paso Importante hada la vida eterna. Dos tipos de sabiduría (Prov. 20:17; 21:6) En casi cada situación difícil tendremos que elegir entre la sabiduría del mundo y la sabiduría del Cielo (Prov. 9:1-5, 13, 17). La sabiduría del mundo, a menudo, sugeriré que de vez en cuando debemos comprometer nuestros principios a fin de tener éxito. Pero esto es una trampa. Este tipo de concesiones puede suceder en el colegio, en casa, en el internado y en la sociedad en general, y al final traerán grandes pérdidas. A veces, parece que la sabiduría del mundo es la única solución posible y razonable en situaciones complicadas. Pero la sabiduría del Cielo nos enseña que esto es una mentira: "La fortuna amasada por la lengua em­ bustera se esfuma como la niebla y es mortal como una trampa" (Prov. 21:6). A veces, por un corto período de tiempo podemos disfrutar de un pecado y pensar que no habrá consecuencias negativas; pero la sabiduría divina asegura que esto también es mentira. Por un corto lapso, Adán y Eva disfrutaron del sabor dulce del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal. Pero poco tiempo pasó antes de que esa dulzura se convirtiera en amargura. Proverbios 20:17 lo describe así: "Tal vez sea agradable ganarse el pan con engaños, pero uno acaba con la boca llena de arena". Masticar arena destruirá nuestros dientes. ¡Y qué horrible que debe de saber! De la misma forma, el pecado puede destruir nuestra vida y traer consecuencias horribles. El pecado compromete nuestra relación con Dios, aunque a veces parezca razonable. Biblia en mano ................................. .... j Lee Proverbios 20:6 (ver también Jer. 9:23, 24; Mar. 9:35). ¿Qué nos enseñan estos textos acerca de lo que es de valor verdadero para Dios? j ¿Dequé modo, mediante la paciencia, la bondad y la disposición a atender las necesidades de otros, puedes revelar a alguien algo del carácter de Cristo? ¿Cuán dispuesto estás a hacer esto, no importa cuánto te pueda costar? 56 / Lección para jóvenes
  4. 4. VERDADERO CONOCIMIENTO A veces, lo que sabemos puede ser inservible. Por ejemplo, sé decir la palabra huevo en cinco idiomas diferentes, pero no sé hervir un huevo. Parece que la información y el conocimiento se han vuelto ídolos para nosotros. Cuánto más sabemos, más exitosos pensamos que seremos. A menudo, parece que hay tantos temas que estudiar y tantas actividades en las que participar que no tenemos suficiente tiempo para estudiar diligentemente la Palabra de Dios. Pero aprendamos del ejemplo de los Valdenses y de Wiclef: "Los valdenses habían sacrificado su prosperidad mundana por causa de la verdad y trabajaban con incansable paciencia para conseguirse el pan [...]. Se les enseñaba que Dios había determinado que la vida fuese una disciplina, y que sus necesidades solo podían ser satisfechas mediante el trabajo personal, la previsión, el cuidado y la fe. Este procedimiento era laborioso y fatigoso, pero saludable. Es precisamente lo que necesita el hombre en su condición caída, la escuela que Dios le proveyó para su educación y desarrollo. Mientras que se acostumbraba a los jóvenes al trabajo y a las privaciones, no se descuidaba la cultura de su inteligencia. Se les enseñaba que todas sus facultades pertenecían a Dios, y que todas debían ser aprovechadas y desarrolladas para servirlo. "Los pastores impartían instrucción a los jóvenes. A la vez que se aten­ dían todos los ramos de la instrucción, la Biblia era para ellos el estudio principal" (CS 65). "El carácter de Wiclef es una prueba del poder educador y transfor­ mador de las Santas Escrituras. A la Biblia debió él todo lo que fue. El esfuerzo hecho para comprender las grandes verdades de la Revelación imparte vigor a todas las facultades y las fortalece; ensancha el entendi­ miento, aguza las percepciones y madura el juicio. El estudio de la Biblia ennoblecerá como ningún otro estudio el pensamiento, los sentimientos y las aspiraciones. Da constancia en los propósitos, paciencia, valor y perse­ verancia; refina el carácter y santifica el alma. Un estudio serio y reverente de las Santas Escrituras, al poner la mente de quienes se dedicaran a él en contacto directo con la mente del Todopoderoso, daría al mundo hombres de intelecto mayor y más activo, como también de principios más nobles, que los que pueden resultar de la más hábil enseñanza de la filosofía humana. 'La entrada de tus palabras -dice el salmista- alumbra; a los simples les da inteligencia' " (ib í d p. 88). Biblia en mano j Lee Proverbios 20:17 y 21:5. ¿Qué lección práctica podemos encontrar en estos textos? j ¿Cómo puedes aprender a imitar el carácter de Cristo más de cerca, al tratar de vencer el mal con el bien? ¿Por qué esto es contrario a nuestra naturaleza heredada? ¿Por qué la muerte al yo es la única manera de lograr este fin? Lección para jóvenes / 57 MARTES 17Febrero f A A O
  5. 5. MIÉRCOLES 18Febrero Sb A no CRISTIANISMO PRÁCTICO El hecho de que vivimos en un mundo caído nos impacta negativa­ mente en todo aspecto. Sin embargo, tenemos al Espíritu Santo y la Palabra de Dios para ayudarnos a ser cristianos prácticos. A continuación, presentamos otras tres cosas que fomentan un cristianismo práctico. Unidad (Prov. 6:12-T4). No hay dos copos de nieve iguales. Cada uno es hermoso en su singularidad. Pero ¿quién puede decir que un copo de nieve es más útil que otro? Juntos, muchos copos de nieve pueden crear un hermoso paisaje de invierno. De la misma manera, cada cristiano es diferente de los demás. Dios nos da a cada uno talentos distintos que usar para él. Pero, juntos, usando cada uno nuestros talentos, creamos una hermosa iglesia trabajadora. Paciencia (Prov. 20:22). G. Campbell Morgan dice: "Esperar en Dios significa [...] la habilidad de no hacer nada hasta que se dé la orden".1A menudo, cuando tratamos de solucionar problemas por nosotros mismos, terminamos decepcionados. David escribió: "Pon tu esperanza en el Se­ ñor; ten valor, cobra ánimo; ¡pon tu esperanza en el Señor!" (Sal. 27:14). Compasión (Prov. 19:17; Mat. 25:31-46). Generalmente, no nos damos cuenta de cuánto tenemos y cuán bendecidos somos. Pero incluso cuan­ do sí nos demos cuenta, no ayudamos a otros que tienen menos que nosotros. Dios quiere que compartamos las bendiciones que él nos ha dado con quienes menos tienen. El egoísmo proviene del diablo, y está en contra de Dios. Dios mismo es el Dador supremo. Él dio a su Hijo para morir por nuestros pecados. Nuestro ejemplo es Cristo. Recordemos cuán amante y bondadoso fue para con las personas cuando vivió en la Tierra. Nuestra misión no es muy diferente de su misión. Abramos nuestros ojos a quienes nos rodean. ¿Quién necesita una palabra amable, ropa abrigada, un abrazo o algo para comer? Cuando dejamos de lado nuestros deseos egoístas, comenzamos a notar las necesidades espirituales y materiales de los pobres. Biblia en mano ........................................................................................... / Lee Mateo 25:35 al 40. ¿Qué dice esto acerca de cuán estrechamente se identi­ fica Jesús con aquellos que tienen necesidad? ¿Cómo debe impactar esto en la forma en que nos relacionamos con estas personas? / ¿Dequé manera obtienes una mayor satisfacción personal al ayudar a otros que están en necesidad, que solo hacer cosas para ti mismo? 1 Goodreads.com, recuperado el 30 de junio de 2014 en https://www.goodreads.com/ quotes/333742-waiting-for-god-is-not-laziness-waiting-for-god-is 58 / Lección para jóvenes
  6. 6. EL EQUILIBRIO ENTRE LA EDUCACIÓN PRÁCTICA Y TEÓRICA En ingeniería hay un concepto llamado "exigencias opuestas". Por ejem­ plo, cuando los ingenieros construyeron el Tokyo Gate Bridge, tuvieron que desarrollar un diseño que fuera lo suficientemente alto como para que los grandes barcos pasaran por debajo, pero al mismo tiempo no tan alto como para interferir en la ruta de los aviones que aterrizan en el aeropuerto cercano.1 Esto requirió cálculos cuidadosos, ideas originales y compensaciones inteligentes. Cuando estudiamos la Palabra de Dios y el consejo inspirado, parece que hay muchas demandas y expectativas para los jóvenes adventistas. La­ mentablemente, algunas de estas demandas parecen contradictorias. Por ejemplo, los jóvenes adventistas deben ser versátiles en asuntos manuales, para poder sobrevivir realizando algún tipo de trabajo manual. Por otro lado, también se espera que seamos conocedores y educados, tener ¡deas amplias y progresistas, y estar al tanto de desarrollos modernos, a fin de poder discutir estos temas inteligentemente con cualquier persona. Lograr ambos objetivos parece imposible, porque el trabajo manual cansador y la vida simple del campo a menudo están asociados con movimientos tota­ litarios antiintelectuales, mientras que el llamado al desarrollo intelectual a menudo va de la mano con el desprecio al trabajo físico. Debemos ubicarnos de manera estratégica para ofrecer la mayor canti­ dad de servicio a otros, mientras aprovechamos las muchas oportunidades que se nos presentan para aprender y explorar, incluso antes de terminar nuestra educación formal. Pero, hay muchas teorías y conceptos escritos y dichos que nos pueden confundir o engañar. La Palabra de Dios nos instruye en cuanto a que los evitemos (Prov. 12:11; 14:7, 23; 19:27). Biblia en mano ................................................................. .. j Lee Proverbios 22:6. ¿Qué dice esto acerca de la importancia de educar a los niños correctamente? j Lee Proverbios 22:8 y 15. ¿Qué principios encontramos aquí? j Muy a menudo enseñamos a otros (especialmente a los niños) con nuestro ejemplo. Piensa acerca de tu ejemplo: ¿qué clase de legado estás dejando? ¿En qué áreas podría ser mejor tu ejemplo? 1"Tokyo Gate Bridge," recuperado el 30 de junio de 2014 en http://en.wikipedia. org/wiki/Tokyo_Gate_Bridge Lección para jóvenes / 59 JUEVES 19Febrero A no
  7. 7. VIERNES 20Febrero RECUERDA Dios, como fuente de sabiduría, nos brinda soluciones positivas para todos los desafíos de la vida. En Proverbios, Salomón nos suplica que bebamos de esta Fuente para poder experimentar una mejor vida diaria, tanto con Dios como con otras personas. Proverbios tiene instrucciones para cada edad; es la fuente más completa de sabiduría para una vida sensata. La sabiduría de Dios nos instruye para que seamos bondadosos para con otros, porque la bondad puede ayudar a llevarlos al camino hacia la vida eterna. Como aprendemos de la experiencia de Adán y de Eva, la sabiduría humana parece atractiva, pero tiene consecuencias mortíferas. Un camino seguro para mejorar nuestra vida es a través del estudio de la Biblia, bajo la guía del Espíritu Santo. CONSIDERA » Medita en Mateo 5:7. ¿De qué maneras Salomón era misericordioso a la hora de resolver problemas? ¿Qué problemas te es difícil resolver? ¿Cómo te puede ayudar Mateo 5:7? » Haz una lista con las etapas que tu fruta preferida pasa desde que es una semilla hasta que está madura. Luego, imagina que se pone un pedazo de madera seca en la tierra por todo el tiempo en que tardó el árbol en producir frutos maduros. Compara la diferencia entre el árbol frutal y el pedazo de madera. ¿Puedes encontrar algunas implicaciones del acto de sabiduría de Dios en Génesis 1:11 y 12? » Compón un poema o escribe un texto sobre cómo las personas se pueden preparar para un desastre como inundaciones, terremotos, tormentas de nieve u otras demostraciones destructoras de la natura­ leza (ver Mat. 7:13-27). » Piensa en qué dirías o harías para convencer a un amigo ateo de que Dios es sabio, y de que si seguimos sus instrucciones nuestra vidas será mejor. AMPLÍA Proverbios 13 en una versión moderna. Elena de White, Conducción del niño, capítulo 10. Colaboraron esta semana: David Ciplic, Gospic, Croacia: Diana Majcan, Buzet, Croacia; Josip Pavic, Zagreb, Croacia; Marija Miljkovic, Zagreb, Croacia: Aleksandra-Sasha Tikulin, Pula, Croacia; Stjepan Henc, Zagreb, Croacia; Albert A. C. Waite, Berkshire, Reino Unido de Inglaterra. ÍÍQ 60 I Lección para jóvenes

×