LECCION
o) El muchacho
9) maravilla
0 VERSÍCULO PARA MEMORIZAR
0 “No pongas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas ningún
...
c. Simón Bolívar:................
d. Rosa Parks:......................
e. Josías:..............................
f. Madre T...
"Y siguieron caminando juntos. Cuando llegaron al lugar se­
ñalado por Dios, Abraham construyó un altar y preparó la leña....
"Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado,
recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quie...
dona algunas definidones sorprendentes acerca de la palabra sacri-
fido: "Peligro o trabajo graves a que se somete una per...
¿Siempre Dios llega justo a tiempo? Para responder esta pregun­
ta, lee la historia que se encuentra en Juan 11:17 al 37. ...
Plande
locura*
¿Qué sucede cuando dejamos que Dios nos conduzca en todos
nuestros caminos?
Jueves
La obediencia a Dios req...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 8 | Juveniles | El muchacho maravilla | Escuela Sabática Menores

639 visualizaciones

Publicado el

Lección 8 | Juveniles | El muchacho maravilla | Escuela Sabática Menores

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
639
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
299
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 8 | Juveniles | El muchacho maravilla | Escuela Sabática Menores

  1. 1. LECCION o) El muchacho 9) maravilla 0 VERSÍCULO PARA MEMORIZAR 0 “No pongas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas ningún daño, le dijo el ángel. Ahora sé que temes a Oíos, porque ni ^ siquiera te has negado a darme a tu único hijo”(Gen. 22:12, NVI). X^TTLLO ¿qué piensas? "En el sitio indicado construyeron el altar, y pusieron sobre él la leña. Entonces, con voz temblorosa, Abraham reveló a su hijo el mensaje divino. Con terror y asombro, Isaac se enteró de su desti­ no; pero no ofreció resistencia. Habría podido escapar a esta suerte si lo hubiera querido; el anciano, agobiado de dolor, cansado por la lucha de aquellos tres días terribles, no habría podido oponerse a la voluntad del joven vigoroso. Pero desde la niñez se le había enseñado a Isaac a obedecer pronta y confiadamente, y cuando el propósito de Dios le fue manifestado, lo aceptó con sumisión voluntaria" (Patriarcas y profetas, pp. 147, 148). LAS SIGUIENTES PERSONAS HICIERON GRANDES SACRIFI­ CIOS PARA LOGRAR UN CAMBIO MUNDIAL, Y OBEDECIERON A SU CONCIENCIA. ¿QUÉ SACRIFICIO HIZO CADA UNO? a. Mahatma Ghandi:...................................................................... b. Reina Ester:................................................................................
  2. 2. c. Simón Bolívar:................ d. Rosa Parks:...................... e. Josías:.............................. f. Madre Teresa de Calcuta: g. Elena de White: ............. El nombre Isaac significa: "sonreirá". Es el nombre dado a él por su padre Abraham. La risa era un tema en el nacimiento de Isaac. Puedes recordar que, cuando Dios le dijo a Abraham que Sara ten­ dría un hijo, él se sonrió (ver Gén. 17:16,17). Cuando Sara se ente­ ró de la promesa, también soltó una carcajada. ¿No es maravilloso ver reflejada en la Biblia la personalidad de estos personajes? Pero, Dios no encontró nada gracioso que se hayan reído de sus palabras. j "Pasado cierto tiempo, Dios puso a prueba a Abraham y le dijo: "-¡Abraham! "-Aquí estoy -respondió. "Y Dios le ordenó: "-Toma a tu hijo, el único que tienes y al que tanto amas, y ve a la región de Moña. Una vez allí, ofrécelo como holocausto en el monte que yo te indicaré. "Abraham se levantó de madrugada y ensilló su asno. También cortó leña para el holocausto y, junto con dos de sus criados y su hijo Isaac, se encaminó hada el lugar que Dios le había indicado. Al tercer día, Abraham alzó los ojos y a lo lejos vio el lugar. Enton­ ces le dijo a sus criados: "-Quédense aquí con el asno. H muchacho y yo seguiremos adelante para adorar a Dios, y luego regresaremos junto a ustedes. "Abraham tomó la leña del holocausto y la puso sobre Isaac, su hijo; él, por su parte, cargó con el fuego y el cuchillo. Y los dos siguieron caminando juntos. Isaac le dijo a Abraham: "-¡Padre! "-Dime, hijo mío. "-Aquí tenemos el fuego y la leña -continuó Isaac-; pero, ¿dón­ de está el cordero para el holocausto? "-H cordero, hijo mío, lo proveerá Dios -le respondió Abraham. L A H HISTORIA Historia bíblica: Génesis 21:1-5; 22:1-12. Comentario: Patriarcas y profetas, capítulo 13.
  3. 3. "Y siguieron caminando juntos. Cuando llegaron al lugar se­ ñalado por Dios, Abraham construyó un altar y preparó la leña. Después ató a su hijo Isaac y lo puso sobre el altar, encima de la leña. Entonces tomó el cuchillo para sacrificar a su hijo, pero en ese momento el ángel del Señor le gritó desde el cielo: "-¡Abraham! ¡Abraham! "-Aquí estoy -respondió. "-No pongas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas ningún daño -le dijo el ángel. Ahora sé que temes a Dios, porque ni siquiera te has negado a darme a tu único hijo". (Génesis 22:1-12, NVI.) A ce rca de® la historíase 1. ¿Cuáles son los grandes actores de esta historia? 2. ¿Cuáles son los actores menores en esta historia, las personas que aparecen en el trasfondo de la narración? 3. ¿Qué partes de la historia son clave para entenderla? (Subrá­ yalas.) 4. ¿Qué aspectos de la historia son nuevos para ti? (Coloca una flecha sobre ellos.) 5. ¿Qué palabras describen mejor cómo se puede haber sentido Ismael respecto de Isaac, y Hagar respecto de Sara? ¿Qué emo­ ciones, acciones y adjetivos enriquecen esta historia? (Dibuja un rectángulo alrededor de ellos.) 6. ¿Qué es lo que Dios te está diciendo personalmente por medio de esta historia? 7. ¿Qué palabras o frases captan más las distintas emociones que aparecen? (Haz un círculo alrededor de ellas.)
  4. 4. "Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman" (Sant. 1:12, NVI). "No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos" (Gál. 6:9, NVI). "Yendo un poco más allá, se postró sobre su rostro y oró: Padre mío, si es posible, no me hagas beber este trago amargo. Pero no sea lo que yo quiero, sino lo que quieres tú" (Mat. 26:39, NVI). "El comienzo de la sabiduría es el temor del Señor; conocer al Santo es tener discernimiento" (Prov. 9:10, NVI). "Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteli­ gencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas" (Prov. 3:5, 6, NVI). "Les aseguro que si tienen fe y no dudan -les respondió Jesús-, no solo harán lo que he hecho con la higuera, sino que podrán decir­ le a este monte: ¡Quítate de ahí y tírate al mar!" (Mat. 21:21, NVI). "Nuestras acciones nos determinan, tanto como nosotros determinamos nuestras acdones".-Georye Eltíot, novelista inglés del siglo XIX. "Alimenta tu fe, y tus temores morirán de hambre". -Anónimo. "La gema no puede ser pulida sin fricción, ni el hombre sin pruebas".-Proverbío chino. Sábado ¿En la sección "¿Qué piensas?" de la lección de esta semana, se te pide que menciones algunos sacrificios hechos por grandes hombres y mujeres de la historia. El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española men-
  5. 5. dona algunas definidones sorprendentes acerca de la palabra sacri- fido: "Peligro o trabajo graves a que se somete una persona. Acdón a que alguien se sujeta con gran repugnancia por consideradones que a ello le mueven. Acto de abnegadón inspirado por la vehe- menda del amor". Cuando hacemos un sacrifido, es hecho por cau­ sa de algo que es valorado por encima de las cosas que se sacrifican. En tus propias palabras, explica qué valoró más Abraham que la vida de su propio hijo, Isaac. Domingo Lee la historia de Abraham e Isaac nuevamente en los pasajes bíblicos para esta semana. Presta atendón espedal al versículo 3: "Abraham se levantó de madrugada y ensilló su asno. También cor­ tó leña para el holocausto y, junto con dos de sus criados y su hijo Isaac, se encaminó hada el lugar que Dios le había indicado". ¿Qué persona te ha enseñado más acerca de lo que significa sacrifido? ¿Qué has aprendido de ella? ¿Alguna palabra en este versículo te llamó la atendón? La frase "Se levantó de madrugada" debería hacer que te detengas. Esta frase señala una parte muy importante de lo que significa ser obe­ diente a Dios. Cuando Dios nos pide que hagamos algo -aun cuan­ do sea difíril-, no debemos dudar nunca en cumplirlo. Hacerlo sería desobedecer. Da tres razones por las que Abraham podría haberse rehusado a obedecer a Dios. Lee Éxodo 24:6 al 8. ¿Cómo respondió Israel a las instrucdones de Dios dadas a ellos por medio de Moisés? ¿Respondes a Dios de la misma manera? Lunes Si leiste el "Versículo para memorizar" de la lección para esta semana, habrás dicho: "¡Uyy! ¡Eso estuvo cerca!" Abraham e Isaac habían construido el altar. Isaac fue colocado sobre el altar por su padre. Abraham tomó el cuchillo para sacrificios y lo alzó. Enton­ ces, justo a tiempo, Dios habló desde el cielo y detuvo a Abraham, proveyendo un camero para el sacrificio.
  6. 6. ¿Siempre Dios llega justo a tiempo? Para responder esta pregun­ ta, lee la historia que se encuentra en Juan 11:17 al 37. Después de responder la pregunta anterior, contesta la siguiente: ¿Estoy dispuesto a confiar en Dios aun cuando parece no poder mostrarse a tiempo para satisfacer mis necesidades? Martes "Con tenor y asombro Isaac se enteró de su destino; pero no ofreció resistencia. Habría podido escapar a esta suerte si lo hubie­ ra querido; el anciano, agobiado de dolor, cansado por la lucha de aquellos tres días terribles, no habría podido oponerse a la volun­ tad del joven vigoroso" (Patriarcas y profetas, pp. 147,148). Así es como Elena de White describe el momento en que Isaac descubrió que sería el sacrificio de ese día. ¿Cuál de las siguientes declaraciones describe mejor lo que le podría haber dicho a su padre?: a. ¡¿Estás loco?! b. De ninguna manera voy a dejar que me mates. c. Dame unos minutos, pa. Encontraré un camero. d. Si es lo que Dios desea, lo haré. Dios nos probará de vez en cuando. Lee Juan 6:5 y 6. ¿Cuál fue la prueba para los discípulos? ¿Cómo la pasaron? ¿Dios se dio por vencido con ellos? Miércoles Lee Mateo 26:39 de la sección "Un buen remate" de la lección: "Yendo un poco más allá, se postró sobre su rostro y oró: Padre mío, si es posible, no me hagas beber este trago amargo. Pero no sea lo que yo quiero, sino lo que quieres tú" (NVI). Jesús estaba tan acongojado por el sacrificio que le esperaba, que gotas de sangre brotaron a través de sus poros; una condición clínica completamente rara. Jesús perseveró en su amor por noso­ tros. Lee los demás versículos de "Un buen remate" de esta semana y responde lo siguiente: ¿Qué se les promete a los que perseveren? Hemos de confiar en Dios ¿con qué porción de nuestro corazón?
  7. 7. Plande locura* ¿Qué sucede cuando dejamos que Dios nos conduzca en todos nuestros caminos? Jueves La obediencia a Dios requiere fe, y la fe es demostrada a través de la obediencia. Dios le ha hecho varias peticiones a su pueblo. Una de ellas se encuentra en Marcos 8:34. Los seguidores de Jesús ¿deben estar dispuestos a hacer algo? ¿Qué es lo que deben hacer? Intenta esto hoy. Identifica un mal hábito que te gustaría cam­ biar: perder el tiempo mirando demasiada televisión, decir malas palabras, enojarse mucho, hablar mal de tus padres, dejar todo para último momento, etc. Escribe ese mal hábito en un trozo de papel junto con lo que quieres que Dios haga. Entonces, ora, pidiendo fortaleza para sacrificar este hábito para su gloria. Encuentra un lugar seguro para quemar este pedido de oración. Comienza a ven­ cer tu mal hábito hoy, al hacer algo para cambiarlo. (Por ejemplo, si es la ira tu desafío, comienza el cambio al preguntar a un adulto equilibrado cómo hace para permanecer en calma.) Viernes ¿Qué es lo que te enseña la relación de Abraham con Isaac acer­ ca de la clase de relación que Dios desea tener contigo? Si deseas tener una relación más estrecha con Dios, pídeselo justo ahora. Esta semana: Patriarcas y profetas, capítulo * Al seguir este plan, leerás al menos un libro de la serie "El Gran Conflicto" cada año. ©

×