Del 15 al 21 de agosto de 2015Lección!
‘También escribió allí sobre
las piedras una copia de la ley de
Moisés, la cual esc...
SABADO - 15 DE AGOSTO
Introducción
Las cosas que hacemos después de alcanzar el
éxito es un examen tanto de nuestro caráct...
L U N E S-17 DE AGOSTO
y
Mira el Texto clave de esta semana. Nos dice que Jo­
sué copió la ley de Moisés en presencia de t...
X MARTES - 18 DE AGOSTO
¿Lo sabías?
Josué reunió al pueblo de Dios frente a los montes
Ebal y Gerizim. Cada uno tenía una ...
Lee los Versículos DE IMPACTO. Los tres textos repre­
sentan promesas hechas por el Señor, directamente re­
lacionadas con...
Bendiciones por la obediencia: Maldiciones por la desobediencia:
En el capítulo 46 de Patriarcasyprofetasencontrarás de­
t...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 8 | Juveniles | Prioridades | Escuela Sabática Menores

893 visualizaciones

Publicado el

Lección 8 | Juveniles | Prioridades | Escuela Sabática Menores
http://escuelasabaticakids.com/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
893
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
428
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 8 | Juveniles | Prioridades | Escuela Sabática Menores

  1. 1. Del 15 al 21 de agosto de 2015Lección! ‘También escribió allí sobre las piedras una copia de la ley de Moisés, la cual escribió delante de los hijos de Israel. Y todo Israel, con sus ancianos, oficiales y jueces, estaba de pie a uno y otro lado del arca, en presencia de los sacerdotes levitas que llevaban el arca del pacto de Jehová, así los extranjeros como los naturales. La mitad de ellos estaba hacia el monte Gerizim, y la otra mitad hacia el monte Ebal, de la manera que Moisés, siervo de Jehová, lo había mandado antes, para que bendijesen A primeramente al pueblo de Israel" (Jos. 8:32, 33).
  2. 2. SABADO - 15 DE AGOSTO Introducción Las cosas que hacemos después de alcanzar el éxito es un examen tanto de nuestro carácter como de la manera en que reaccionamos cuando nos en­ frentamos con nuestras faltas. En realidad, el éxi­ to puede ser hasta m ás devastador, porque puede transmitir un falso sentido de seguridad. Este fue el dilema que los israelitas enfrentaron cuando estu­ vieron delante del monte Ebal y del monte Gerizim. Ellos habían sido convocados por Josué para te­ ner un culto de adoración. Hombres, mujeres, niños, extranjeros, a todos se los reunió delante de los dos montes a fin de honrar a Dios y acatar las órdenes antes de poseer completamente la Tierra Prometida. Dios planeó que su pueblo recibiera una clara orien­ tación de sus expectativas a fin de que pudieran evi­ tar las artimañas de Satanás en su nuevo hogar. Esta historia demuestra, de manera evidente, el amor de Dios por su pueblo. Él no solamente está dispuesto a librarnos del peligro físico, sino que está igualmen­ te dispuesto a salvar a su pueblo de la ruina espiri­ tual. Dios siempre nos da el conocimiento y el poder para vencer. Nos corresponde a nosotros, como les sucedió a los israelitas, oír y obedecer. DOMINGO - 16 DE AGOSTO Estudiando y aplicando la historia La historia de esta semana está concentrada en unos pocos versículos. En tu Biblia, lee Josué 8:30 al 35, a fin de descubrir por qué los israelitas esta­ ban reunidos en dos montes diferentes y cuál fue el objetivo de esa extraña reunión. A continuación, res­ ponde las siguientes preguntas: ¿Qué gran batalla se llevó a cabo antes de la reu­ nión en Ebal y Gerizim? (Jos. 8:1-29). Traza un círculo alrededor de las personas que se reunieron en el monte. ¿Por qué crees que Dios quería que todos los niños israelitas participaran de esta ceremonia? ¿Cuál era el significado especial de esta batalla? ¿Dios aún advierte a su pueblo acerca de las mal­ diciones y las bendiciones que pueden venir como re­ sultado de sus acciones? Si es así, ¿cómo lo hace? ¿Puedes encontrar versículos en la Biblia que su s­ tenten tu respuesta? Subraya los del texto que muestran cuán impor­ tantes eran para Josué tas leyes de Dios. ¿Cuál fue la influencia de M oisés en esta cere­ monia? ¿Cuál fue su m ás importante contribución? Subraya las frases centrales de esta narración.
  3. 3. L U N E S-17 DE AGOSTO y Mira el Texto clave de esta semana. Nos dice que Jo­ sué copió la ley de Moisés en presencia de todo el pue­ blo. El Com entario Bíblico (t. 2, p. 219) nos dice acer­ ca de esa ocasión: “Según Deuteronomio 27:2 al 8 se debía levantar un monumento de piedra junto al altar. Este debía revocarse. Sobre el revoque se inscribie­ ron los Diez Mandamientos y la ley de Moisés. Estos también se leyeron, junto con las bendiciones que se­ guirían a la obediencia, y la maldición que acarrearía la desobediencia, a toda la congregación de Israel. En ese lugar, donde el clima era relativamente benigno, este monumento pudo haber permanecido por siglos como testimonio para Israel y las naciones vecinas del pacto que Israel había hecho con Dios". Observa que el versículo menciona “todo Israel, ex­ tranjeros y naturales de la tierra”. Esto, ciertamente, incluye a Rahab y a su familia. Reflexiona acerca de cuál debe ser nuestra actitud cuando realizamos cosas para el Señor, y compromé­ tete a realizar algo especial durante esta semana que demuestre tu deseo de obedecer a Dios.
  4. 4. X MARTES - 18 DE AGOSTO ¿Lo sabías? Josué reunió al pueblo de Dios frente a los montes Ebal y Gerizim. Cada uno tenía una forma especial. Ebal significa “rocoso”y esta descripción es fiel. Gerizim, a diferencia de Ebal, significa “verde y bello". Am bos tu­ vieron un papel significativo el día en que Josué con­ vocó al pueblo ante los montes. Ebal representaba las maldiciones que vendrían sobre Israel si abandona­ ban a Dios, y Gerizim demostraba tas bendiciones que acompañarían al pueblo de Dios si permanecían fieles. Todos participaron de esta reunión, incluyendo las mujeres, los niños y los extranjeros. El llamado se rea­ lizó para que los ancianos y los jóvenes escucharan las palabras del Señor. Había una razón importante para que esa reunión se llevara a cabo. Inmediatamente des­ pués, ellos tomarían la completa posesión de la Tierra Prometida. Los niños que estaban allí crecerían, y no debían olvidar jamás el compromiso que sus padres y ellos asumieron delante de Dios. Josué nunca olvidó las palabras que Moisés le dijo antes de morir (Deut. 27:1-7). Él debía recordarle a las personas las bendiciones que vendrían como resulta­ do de su obediencia a Dios, y las maldiciones que les sobrevendrían si desobedecieran. Josué no cometió el error de Moisés. Él le leyó al pueblo todas las palabras de la Ley, sin omitir ninguna.
  5. 5. Lee los Versículos DE IMPACTO. Los tres textos repre­ sentan promesas hechas por el Señor, directamente re­ lacionadas con nuestra elección de permanecer al lado de Dios, lo que implica nuestra obediencia a sus leyes. Durante la reunión en los montes Ebal y Gerizim, el salientes de las rocas forman especies de pulpitos na- pueblo fue incentivado a renovar la alianza con Dios, turales desde donde la voz de un orador podía oírse en Existía un motivo especial para que la renovación su- todo el valle. De acuerdo con las instrucciones recibidas, cediera exactamente allí. En aquel lugar, Abraham ha- se levantó un altar en el monte Ebal, el monte de las mal- bía levantado su primer altar en la tierra que Dios le diciones (Deut. 27:4,5). ¿Por qué en el monte de las mal- había prometido, tantos años antes. diciones? Así debía hacerse. En el lugar desde donde se Debió de ser una ceremonia muy bonita y emocionan- leían las maldiciones de la ley sobre los pecadores de­ te. Seis tribus se colocaron en un monte y tas otras seis bía también haber una indicación del medio para lograr en el otro. Presta atención a esta descripción: "Las seis gracia y perdón. Los sacrificios ofrecidos sobre ese al- [tribus] que estaban en el monte Gerizim debían respon- tar prefiguraron a Cristo’ (Comentario bíblico adventis- der con un amén después de leerse cada bendición, y ta del séptimo día, t. 2, pp. 219). las seis que estaban en el Ebal debían responder de la ¡Esta experiencia nos anima también a nosotros a misma forma cuando se leyese cada maldición. Ciertas renovar nuestro compromiso con Dios! % W Elena de White no deja lugar a ninguna duda al co­ mentar que Dios es claro en sus mandamientos, por­ que Satanás tiene éxito cuando no sabemos qué espe­ ra Dios de nosotros o cuando faltamos en obedecer a Dios. Al darnos los mandamientos, Dios no tiene como objetivo castigarnos. Lo que realmente desea Dios es salvar nuestra vida. nadie necesita equivocarse. Dios procu­ ra constantemente atraer a los hombres a sí mismo y ponerlos bajo su protección, para que Satanás no ejerza sobre ellos su poder cruel y engañoso”(Patriarcas y pro­ fetas, p. 537). j Dios habló por medio de M oisés y de Josué para advertirle a su pueblo de las maldiciones que resulta­ rían del pecado y las bendiciones que vendrían como resultado de la obediencia. Lee Deuteronomio 28. Haz un listado de cuatro bendiciones y cuatro maldiciones que Dios le prometió a su pueblo.
  6. 6. Bendiciones por la obediencia: Maldiciones por la desobediencia: En el capítulo 46 de Patriarcasyprofetasencontrarás de­ talles adicionales de esta historia. ¡Vale la pena investigarlo! @ VIERNES - 21 DE AGOSTO Dios ama a la humanidad. ¿Cuánto? Lo suficiente como para enviar a Jesús a morir por nosotros. Des­ pués dé todo lo que Dios ha hecho por nosotros, ¿nues­ tra obediencia conlleva un alto precio? En el libro de Josué hemos aprendido que la desobe- También, podemos ser débiles, podemos caer, nues­ tras promesas pueden no ser dignas del papel en el cual fueron escritas, sin embargo, por causa del sacrificio de Jesucristo, 51por medio del poder del Espíritu San- |to, podemos obedecer a Dios. h :on SOflTO OJOS iencia a Dios tiene consecuencias, sin embargo, obe M a m a No existe obediencia que no fluya de un corazón de amor. Fue el amor hacia Dios el que movilizó a José y a los israelitas a reunirse para esa solemne ceremonia de renovación del acuerdo. Ellos habían realizado un largo viaje, habían sufrido mucho. No era hora de abandonar a Dios, quien apenas unas horas antes los había conducido hacia una decisiva victoria sobre Hai. No, ya era hora de declarar su posición de vivir por Dios, de vivir de acuerdo con su s reglas com o una demostración del amor que ellos sentían por él. Dios debió de ha­ ber observado esta escena con gran ale­ gría. Él sabía que después de algún tiem­ po algunos se olvidarían de aquel día, y retomarían a los antiguos hábitos y modos de vida. Sin embargo, Dios se regocijó con el esfuerzo que estaban haciendo aquellas per­ sonas para agradarlo. Las palabras que Josué le dirigió al pueblo se apli­ can también a nosotros:“[...] pero yo y mi casa servi­ remos a Jehová" (Jos. 24:15). Et pecado no es perjudicial porque está prohi­ bido, sino que está prohibido porque es perjudi- cia[".-Benjamín Franklin. Si los cristianos quieren que creamos en un Redentor, deben comportarse como redimidos".-yo/fa/re. Patriarcas y profetas, capítulo 46. 49

×