Lección 8 para el 22 de
noviembre de 2014
Santiago 3:13-4:10
CÓMO SER SABIO
Santiago 3:13-14
DOS CLASES DE SABIDURÍA
Santiago 3:15-18
SABIDURÍA
«PASIONAL»
Santiago ...
¿Qué significa la expresión
«sabia mansedumbre»?
La posesión de un vasto conocimiento, por sí sola,
no hace sabio a nadie....
«porque esta sabiduría no es la que
desciende de lo alto, sino terrenal,
animal, diabólica. Porque donde hay
celos y conte...
«¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de
vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros m...
«¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del
mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que
quiera ser amigo...
«¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar
en nosotros nos anhela celosamente? Pero él d...
«Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.
Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores,...
«No basta poseer ciencia. Debemos tener la
capacidad de usar rectamente el
conocimiento. Dios nos exige que nuestra
conduc...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 8 | La humildad de la sabiduría divina | Escuela Sabática Power Point

9.765 visualizaciones

Publicado el

Lección 8 | La humildad de la sabiduría divina | Escuela Sabática Power Point
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
3 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
9.765
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
8.458
Acciones
Compartido
0
Descargas
35
Comentarios
0
Recomendaciones
3
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.
  • E.G.W. (My life today, April 17)
  • Lección 8 | La humildad de la sabiduría divina | Escuela Sabática Power Point

    1. 1. Lección 8 para el 22 de noviembre de 2014
    2. 2. Santiago 3:13-4:10 CÓMO SER SABIO Santiago 3:13-14 DOS CLASES DE SABIDURÍA Santiago 3:15-18 SABIDURÍA «PASIONAL» Santiago 4:1-4 CONFLICTO DE SABIDURÍAS: PASIONAL => SOBERBIA DE LO ALTO => HUMILDAD Santiago 4:5-6 SABIDURÍA DE LO ALTO Santiago 4:7-10
    3. 3. ¿Qué significa la expresión «sabia mansedumbre»? La posesión de un vasto conocimiento, por sí sola, no hace sabio a nadie. La mansedumbre de la conducta es la que distingue al hombre que es verdaderamente sabio. El que es sabio y entendido tendrá una conducta coherente, exenta de celos y rivalidades. Según Deuteronomio 4:6, cuando el pueblo de Dios está formado por creyentes «sabios y entendidos», es un poderoso e innegable testimonio para todas las naciones.
    4. 4. «porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica. Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa» (Santiago 3:15-16) «Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía. Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz» (Santiago 3:17-18) Si la persona que dice ser sabia y entendida provoca disputas y tiene celos de otros, su sabiduría no viene de lo alto. Es impulsada por los demonios (diabólica). El fruto que este tipo de «sabios» cosecha en la iglesia es: «contiendas, envidias, iras, divisiones, maledicencias, murmuraciones, soberbias, desórdenes» (2ª de Corintios 12:20) El fruto de la sabiduría que viene de Dios («de lo alto») es completamente distinto al terrenal. Todos queremos una iglesia así: pura, pacífica, amable, benigna, misericordiosa, llena de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía. Y todos podemos tenerla… comienza pidiéndole a Dios sabiduría de lo alto, y viviendo en consonancia con ella.
    5. 5. «¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites» (Santiago 4:1-3) La vida cristiana involucra una batalla larga contra «la carne» (Gálatas 5:17) que, si no está gobernada por «la sabiduría que es de lo alto», afecta a la iglesia misma y provoca problemas entre los creyentes. Santiago deja clara la inutilidad de dejarse llevar por las pasiones: Codiciáis, pero no tenéis lo que deseáis. Matáis y envidiáis, pero no podéis apaciguar vuestros celos. Lucháis, pero no conseguís lo que deseáis. Pedís para satisfacer vuestros deleites, pero no recibís.
    6. 6. «¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios» (Santiago 4:4) ¿Qué clase de adulterio están cometiendo estos «sabios»? «Hijo de hombre, notifica a Jerusalén sus abominaciones… te hiciste imágenes de hombre y fornicaste con ellas… fornicaste con los hijos de Egipto… Fornicaste también con los asirios… Multiplicaste asimismo tu fornicación en la tierra de Canaán y de los caldeos… como mujer adúltera, que en lugar de su marido recibe a ajenos» (Ezequiel 16:2-32) «Las Escrituras proporcionan abundante evidencia de que es más seguro unirse al Señor y perder los favores y la amistad del mundo, que acudir al mundo en busca de favor y apoyo olvidando nuestra dependencia de Dios» E.G.W. (A fin de conocerle, 29 de octubre)
    7. 7. «¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente? Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes» (Santiago 4:5-6) «La amistad que los miembros de la iglesia sienten por el mundo, apena al "celoso" Espíritu de Dios porque él anhela y busca nuestro afecto indiviso. El celo humano es egoísta; el de Dios sencillamente refleja su intenso interés por el bienestar de sus hijos» (CBA, sobre Santiago 4:5) Dios nos da su gracia para resistir el egoísmo y crecer en la humildad.
    8. 8. «Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones. Afligíos, y lamentad, y llorad. Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza. Humillaos delante del Señor, y él os exaltará» (Santiago 4:7-10) La sabiduría de lo alto nos da poder para resistir al diablo. Pero primero hemos de cumplir un requisito: Someter nuestra voluntad a Dios. 1. Limpiar nuestras manos (de pecado) 2. Purificar nuestros corazones. 3. Afligirnos, llorar y lamentar nuestro pecado. 4. Humillarnos ante el Señor. Una vez resistida la tentación, queda un trabajo por hacer: Nuestra recompensa será la exaltación por parte de Dios.
    9. 9. «No basta poseer ciencia. Debemos tener la capacidad de usar rectamente el conocimiento. Dios nos exige que nuestra conducta sea buena, exenta de rudeza y vanidad. No habléis palabras vanidosas ni autoritarias o rudas, porque éstas engendrarán rencillas. En cambio, pronunciad palabras que impartirán luz, conocimiento, instrucción; palabras que restauren y edifiquen. Un hombre demuestra que posee verdadera sabiduría cuando usa el don del lenguaje para crear música en el alma de los que están tratando de cumplir la obra que se les ha encomendado, y necesitan ánimo» E.G.W. (Meditaciones matinales 1952, 17 de abril)

    ×