Lección 9 para el 30 de mayo de 2015
«Y se admiraban de su doctrina, porque su palabra era con autoridad» (Lucas 4:32)
Autoridad
para
interpretar
la Biblia
Luc...
En Lucas 6:20-49 se esboza la enseñanza de Jesús
contenida en el llamado «sermón del monte».
1. Las bienaventuranzas (v. 2...
5. Juzgar a los demás (v. 37-42).
 No juzgar ni condenar, porque
somos tan pecadores como
aquellos a los que juzgamos.
6....
«El entonces respondiendo, les dijo: Mi madre y
mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios,
y la hacen» (Lucas 8:21)...
«Y he aquí un intérprete de la ley se levantó y
dijo, para probarle: Maestro, ¿haciendo qué
cosa heredaré la vida eterna? ...
«¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó
en manos de los ladrones? Él dijo: El que usó de mi...
La Biblia nos enseña con claridad las raíces de la verdadera religión:
o Miqueas 6:8. «Oh hombre, él te ha
declarado lo qu...
«Mediante la historia del buen samaritano, Jesús
pintó un cuadro de sí mismo y de su misión. El
hombre había sido engañado...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 9 | Jesús, el gran Maestro | Escuela Sabática Power Point

2.237 visualizaciones

Publicado el

Lección 9 | Jesús, el gran Maestro | Escuela Sabática Power Point
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
2 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.237
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
865
Acciones
Compartido
0
Descargas
36
Comentarios
0
Recomendaciones
2
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 9 | Jesús, el gran Maestro | Escuela Sabática Power Point

  1. 1. Lección 9 para el 30 de mayo de 2015
  2. 2. «Y se admiraban de su doctrina, porque su palabra era con autoridad» (Lucas 4:32) Autoridad para interpretar la Biblia Lucas 4:21-22 Autoridad para enseñar Lucas 4:31-32 Autoridad sobre los demonios Lucas 4:36 Autoridad para perdonar pecados Lucas 5:24 Autoridad sobre la muerte Lucas 7:11-17 Autoridad sobre la naturaleza Lucas 8:22-25 Autoridad para abogar por nosotros ante Dios Lucas 12:8 ¿Sobre qué tiene Jesús autoridad?
  3. 3. En Lucas 6:20-49 se esboza la enseñanza de Jesús contenida en el llamado «sermón del monte». 1. Las bienaventuranzas (v. 20-22).  Felices los pobres, los que tienen hambre, los que lloran, los que sufren por Cristo; porque su pensamiento está en Dios. 2. El gozo del cristiano (v. 23).  Nuestra recompensa está en los Cielos. 3. Ayes contra los que hay que precaverse (v. 24-26).  Ay de los ricos, los saciados, los que ríen, los alabados por los hombres; porque su pensamiento está en la Tierra. 4. El amor sin límites (v. 27-36).  Amar aún a nuestros enemigos; hacer con los demás como quisiéramos que nos hiciesen a nosotros; prestar sin esperar nada a cambio; ser misericordiosos.
  4. 4. 5. Juzgar a los demás (v. 37-42).  No juzgar ni condenar, porque somos tan pecadores como aquellos a los que juzgamos. 6. El fruto del cristiano (v. 43-45).  La conducta del creyente lo identifica como tal. 7. Oír y hacer (v. 46-49).  Debemos hacer nuestro el mensaje y vivirlo en la práctica. De otro modo, estaremos construyendo sobre terreno resbaladizo. En Lucas 6:20-49 se esboza la enseñanza de Jesús contenida en el llamado «sermón del monte».
  5. 5. «El entonces respondiendo, les dijo: Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios, y la hacen» (Lucas 8:21) La familia de Dios está compuesta por todo aquel que desea seguir a Jesús. Está basada en el amor puro y desinteresado. Todos los hombres y mujeres que componen esta familia tienen igual valor ante Dios. Todo muro de separación queda roto. Nadie es más pecador que otro, porque todos son pecadores arrepentidos (Lucas 5:27-32). Amos y siervos son tratados como iguales (Lucas 7:1-10). Se aceptan desechados de la sociedad; sanos y enfermos son llamados por igual (Lucas 14:15-24). No hay barreras raciales ni nacionalismos (Lucas 17:11-19)
  6. 6. «Y he aquí un intérprete de la ley se levantó y dijo, para probarle: Maestro, ¿haciendo qué cosa heredaré la vida eterna? Él le dijo: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees?» (Lucas 10:25-26) Generalmente, a Jesús le hacían preguntas con el fin de atraparle en algún fallo. En esas ocasiones, él solía responder con una nueva pregunta para llevarlos a la verdad (Marcos 11:27-33; 12:14-17). En esta ocasión, el intérprete respondió usando los mismos textos que tenía escritos en las cajitas que cada día usaba al orar: Deuteronomio 6:5 y Levítico 19:18. La vida eterna está ligada al amor: amor a Dios y al prójimo. Como parecía ridículo contestar él mismo a su propia pregunta, quiso justificarse pidiendo a Jesús que le aclarase el término «prójimo». ¿Quién es realmente digno de ser amado?
  7. 7. «¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones? Él dijo: El que usó de misericordia con él. Entonces Jesús le dijo: Ve, y haz tú lo mismo» (Lucas 10:36-37) La parábola del «buen samaritano», registrada en Lucas 10:30-35, nos enseña que todos los seres humanos son hijos de Dios y merecen ser amados y tratados con igualdad. Todos son nuestros «prójimos». El sacerdote y el levita se preguntaron: ¿Qué me sucedería si me detengo y ayudo a este hombre? El samaritano se preguntó: ¿Qué le sucederá a este hombre si no lo ayudo?
  8. 8. La Biblia nos enseña con claridad las raíces de la verdadera religión: o Miqueas 6:8. «Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios». o Santiago 1:27. «La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo». «¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones? Él dijo: El que usó de misericordia con él. Entonces Jesús le dijo: Ve, y haz tú lo mismo» (Lucas 10:36-37) o Deuteronomio 10:12-13. «Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad?».
  9. 9. «Mediante la historia del buen samaritano, Jesús pintó un cuadro de sí mismo y de su misión. El hombre había sido engañado, estropeado, robado y arruinado por Satanás, y abandonado para que pereciese; pero el Salvador se compadeció de nuestra condición desesperada. Dejó su gloria, para venir a redimirnos. Nos halló a punto de morir, y se hizo cargo de nuestro caso. Sanó nuestras heridas. Nos cubrió con su manto de justicia. Nos proveyó un refugio seguro e hizo completa provisión para nosotros a sus propias expensas. Murió para redimirnos. Señalando su propio ejemplo, dice a sus seguidores: “Esto os mando: Que os améis los unos a los otros.” “Como os he amado, que también os améis los unos a los otros.”» E.G.W. (El Deseado de todas las gentes, pg. 464)

×