De vuelta al futuro 
Referencias: Miqueas 5:2; Mateo 2:1; Isaías 53; Marcos 15:22-33; Hechos 1:3-11; El 
Deseado de todas ...
Queridos padres: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta 
lección en la fecha señalada. Los alumnos ...
p- ~tp- -fp- ~wl*“ -f»“ *f»- ”fp- 'tp- -íp- *<p- -íp- -fp- “^p- ~€l*- -íp- ~fp- *íp- -fp- 'fp- ~fp- *fp- "tp- 'fp“ "íp 
^0...
'-«1*- ~wl*“ - * » « ~wl¥~ '-wl¥- '-«**- " í l * - -*■¥- ~ *T íh ~ ~w*¥~ " i l * - ~w¥- '-**¥“ '■'«*“ - í* * “ '-« ly - ~«...
EL JUEGO DE LA AMISTAD 
Jesús dice que, mediante nuestra unidad, el mundo 
conocerá que Dios lo envió. (Juan 17:23, NVI.) ...
un amigo 
a un vecino 
Envía a tu maestra 
una carta de aprecio 
Ayuda a hornear 
galletitas para tu eie 
de Escuela Sabát...
Lección 9 - Primarios - De vuelta al futuro - Escuela Sabática Menores
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 9 - Primarios - De vuelta al futuro - Escuela Sabática Menores

677 visualizaciones

Publicado el

Lección 9 - Primarios - De vuelta al futuro - Escuela Sabática Menores
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
677
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
319
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 9 - Primarios - De vuelta al futuro - Escuela Sabática Menores

  1. 1. De vuelta al futuro Referencias: Miqueas 5:2; Mateo 2:1; Isaías 53; Marcos 15:22-33; Hechos 1:3-11; El Deseado de todas las gentes, pp. I<??-210,4 35,5Jfl, 5 ?2 ,233,240. Carlos sabía cómo andar en bicicleta, pero su her-manita Sarita no, y ella deseaba aprender. -Carlos, ¿me enseñarías cómo andar en bicicleta? -rogó Sarita. -Te voy a enseñar mañana, después de la escuela -prometió Carlos- Yo quiero ir a la casa de Juan ahora. Al día siguiente, después de la escuela, Carlos sacó su bicicleta. Sarita vino corriendo, pero Carlos le dijo: -Vengo dentro de un rato, Sarita; Juan me pidió que vaya a jugar a la pelota con él. Sarita comenzó a llorar: -Pero tú me prometiste que me ibas a enseñar hoy después de la escuela. Carlos contestó: -Yo no quiero hacerlo hoy. Juan me está espe­rando. Y salió con su bicicleta. ¿Cumplió Carlos con su promesa? Dios nunca quebranta sus promesas. Él siem­pre ha hecho lo que prometió, y siempre lo hará. Dios les prometió a los judíos un Rey que los salvaría y les traería paz (Miq. 5:2, 4, 5). Les dijo dónde nacería: de Belén saldrá "el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el prin­cipio, desde los días de la eternidad" (Miq. 5:2). Esta promesa fue hecha setecientos años antes de que sucediera en realidad. Entonces, setecientos años después, nació un bebé en Belén. ¡El nacimiento de este bebé fue anunciado por ángeles del cielo! Gente real escuchó a los ángeles con sus propios oídos. El padre de este bebé fue Dios; fue induda­blemente alguien cuyo principio era "desde los días de la eternidad". Él era Emanuel, que significa "Dios con nosotros", y salvaría a su pueblo de sus pecados (Mat. 1:20-23). ¡Dios cumple sus promesas! Miqueas, el profeta, dijo que el Señor "apa­centará con poder" a su rebaño y su grandeza alcanzará "hasta los fines de la tierra" (Miq. 5:4). Esta fue una promesa gloriosa, porque los judíos habían sido tratados como esclavos por muchos años. Y, así como estaba prometido, cuando Jesús creció, se llamó a sí mismo el "Buen Pastor", que da su vida por sus ovejas (Juan 10:14, 15). iDios guarda sus promesas! Y Jesús depuso su vida por los pecados de cada persona en este mundo (1 Cor. 15:3). Dios
  2. 2. Queridos padres: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las activida­des prácticas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. Mensaje Yo sé que Dios guarda sus promesas, porque las profecías de la Biblia se cumplen. — "wl»- '■*»- '-i**- ~ prometió más acerca de Jesús, a través de los profetas: que él sufriría y moriría para salvar a su pueblo de sus pecados (Isa. 53:7, 12). Isaías escribió que Jesús estaría familiarizado con el sufrimiento. "Mas él herido fue por nuestras rebeliones... y por su llaga fuimos nosotros curados... Mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros... habiendo él llevado el pecado de muchos" (Isa. 5:5, 6, 12). Sí, Jesús murió en realidad para salvarnos a ti y a mí. ¡Dios cumple sus promesas! Un sábado, cuando Jesús estaba en la sina­goga, fue invitado a leer la Biblia de aquel tiempo (los rollos). Leyó acerca de una promesa de Isaías: Dios ungiría a alguien para predicar buenas nuevas a los pobres, proclamar libertad a los prisioneros y devolver la vista a los cie­gos (Isa. 61:1). Todos escuchaban atentamente. Entonces, Jesús enrolló el libro, se lo alcanzó al ministro y habló: "Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros" (Luc. 4:21). Estaba diciendo claramente: Yo soy la Persona que les fue prometida. ¡Esta promesa se ha cumplido! Ahora estamos en nuestro tiempo, el tiem­po del fin. Estamos esperando que se cumplan las últimas promesas de Dios, las promesas dadas por los ángeles justo antes de que Jesús regresara al cielo. Y ¿recuerdas esta?: "Vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis" (Juan 14:3). Todas las otras promesas de Dios en la Biblia se han cumplido. Y esta también se cumplirá; nosotros podemos creer en esta promesa, porque ¡Dios guarda todas sus prome sas! ¡Jesús vendrá otra vez! «as ouenas promesas del Señor su ■ Dios ha dejado d e cum­plirse al pie de la letra. Todas s e han hecho rea­lidad, pues él mo ha fal­tado a ninguna de ellas” (Josué 23:14, NVI).
  3. 3. p- ~tp- -fp- ~wl*“ -f»“ *f»- ”fp- 'tp- -íp- *<p- -íp- -fp- “^p- ~€l*- -íp- ~fp- *íp- -fp- 'fp- ~fp- *fp- "tp- 'fp“ "íp ^0T Lee y comenta la historia de la lec­ción con tu familia. El versículo para memorizar habla acerca de algo que nunca se ha que­brantado. Den una caminata sabática, encuentren una piedra lisa y tráiganla a casa. Lean el versículo para memorizar en Josué 23:14 y copíalo en la piedra, de modo que te recuerde el poder de las promesas de Dios. I J L A< £ S Encuentra un palito o una ramita. Quiébralo y pega las dos partes juntas otra vez. ¿Fue fácil quebrarlo? ¿Fue fácil repa­rarlo? El palito reparado, ¿queda tan fuerte como antes? Este palito es como las prome­sas: si ellas se quebrantan, pierden su fuer­za, y nunca más serán como nuevas. Lean y comenten juntos Génesis ?:1? al 3:1 y £ al 17. ¿Qué promesa le hizo Dios a Noé, y a nosotros también? ¿La cumplió? Repite tu versículo para memorizar y agradece a Dios por cumplir sus promesas. A veces la gente hace planes y los guarda en secreto. ¿Cómo prometió Dios que nos dará a conocer sus planes? Lean y reflexionen acerca de Amos 3:7 en el culto de familia. ^ Coloca tu versículo para memorizar en la tapa del libro o en la caja de promesas que hiciste en la Escuela Sabática; señálalo y léelo con expre­sión. Seguidamente, lee una promesa del libro o de la caja. M A A T J L S -¡Qr Para el culto de familia, lean y comen­ten Daniel 2:31 al 45. Modela la imagen del sueño del Rey con arcilla, o dibuja y colorea las diferentes partes con los colores de los metales representados. ¿Cuáles son los mate­riales de cada parte de la imagen? Muestra la imagen a tu familia y explícales el sueño. Repitan el versículo para memorizar todos juntos. Antes de orar, canten “Cuando venga Jesucristo” (Himario Adven ntista, N° 600). H j L í i R J L Hoy puede ser un buen día para compartir con alguien el “Libro ilustrado de profecías” que hiciste en la Escuela Sabática. Si esto te pone nervioso, lee la promesa de Dios en Mateo 2?:1? al 20. j f r Repite tu versículo para memorizar sin ayuda. Antes de orar, canten “A cualquiera parte” (Uimnario Adventista, N° 404).
  4. 4. '-«1*- ~wl*“ - * » « ~wl¥~ '-wl¥- '-«**- " í l * - -*■¥- ~ *T íh ~ ~w*¥~ " i l * - ~w¥- '-**¥“ '■'«*“ - í* * “ '-« ly - ~«IV- ~w*- '- « » « ^ # Algo emocionante está por suceder pronto; con tu familia, lee Apocalipsis 22:12 para descubrir de qué se trata. ^0r Lean juntos Juan 14:1 al 3. ¿Cuál es la promesa? ¿Es para nosotros? ^Qr ¿Adónde te gustaría vivir en el cielo? Dibuja un plano de la casa que te gustaría tener y pregúntale al resto de tu familia cómo imaginan que serán sus casas en el cielo. ^ Repitan juntos el versículo para memorizar y canten “Todas las prome- (Uimario Adventista, sas N° 412). Luego, agradezcan a Jesús por el bello hogar que fia ido a preparar para ustedes. Para el culto de recepción del sábado, agra­dezcan por las profecías que se cumplieron cuando Jesús nació. Lean en voz alta Miqueas 5:2 al 5 y Mateo 2:1. ¿Cuántos años antes del nacimiento de Jesús fe informó Dios a su pueblo dónde nacería Jesús exactamente? ¿Qué otras profecías se cum­plieron? Canten con la melodía de “Cristo un año más te dio” (AJ.: N° 75): Tu promesa se cumplió, al nacer Jesús. Gracias, Dios, te damos hoy por tu gran amor. Cristo vuelve pronto; él lo prometió. Y, con alegría, lo esperaré”. Terminen el culto con una oración de gratitud a Dios por cumplir todas sus promesas. * * * * * Acertijo Ordenalassiguientesletrasparaencontrarporquépodemosconfiarenlas promesas bíblicas.
  5. 5. EL JUEGO DE LA AMISTAD Jesús dice que, mediante nuestra unidad, el mundo conocerá que Dios lo envió. (Juan 17:23, NVI.) Consigue, por lo menos, dos personas más para jugar este juego con­tigo. 1. Recorta (as tarjetas de actividades (o puedes hacer copias). 2. Elige a una persona para que escriba las actividades que sean elegidas por cada participante. 3. Cubre con un pañuelo los ojos de uno de los jugadores. 4. Mezcla las tarjetas. 5. Permite que la persona que tiene los ojos tapados seleccione una tarjeta de actividad. 6. Se le descubren los ojos y se le pide que lea la tarjeta y explique una o más formas en que realizará esa actividad la próxima semana. 7. Repite el proceso hasta que todas las tarjetas hayan ido seleccionadas. 8. Pídele a la persona que hizo la lista que la lea en voz alta. 9. Decide cuándo se reunirán otra vez para informar sobre las actividades. yaz una tarjeta con uno promesa bíblica y entrégala a alguien queestéenferma cuanto nos ama Jesús. 44
  6. 6. un amigo a un vecino Envía a tu maestra una carta de aprecio Ayuda a hornear galletitas para tu eie de Escuela Sabática legala a tu pastor una Pianta con una promesa bíblica en la tarjeta. Comparte un juguete o un libro con M un niño que ^ É necesito amor. 45

×