GUÍA DE ESTUDIO DE LA BIBLIA
Lecciones de la Escuela Sabática
Para niños de 7 a 9 años
Año D
Primer trimestre
Querido amigo primario:
Estas lecciones de Escuela Sabática han sido escritas especialmente para ti, por
personas que se i...
Un mensaje para los padres
Apreciado amigo/a:
Todas las Guías de Estudio de la Biblia para Primarios, ofrecen la oportunid...
La Regla de OreReferencias: Mateo 7:1-12; E l Deseado de todas las gentes, pp. 264-2ÍH, 535,536;
S
arafrunció el ceño. Las...
Mensaje
Jesús me ayuda a tratar a otros
como me gustaría ser tratado.
Queridos padres: Recuerden que los maes­
tros de Esc...
T T *X0]
^ _ 0 M I _a L _ ^ 0 >
-sjf) Trepa a una colina, si es posible, y lee la histo­
ria de la lección con tu familia....
J O t v t S
H I Con tu familia, encuentra un ejemplo de al­
guien, que no sea Jesús, que trató a otra persona
con amabilid...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 1 | Primarios | Regla de oro | Escuela Sabática 2015

7.155 visualizaciones

Publicado el

Lección 1 | Primarios | Regla de oro | Escuela Sabática 2015
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
3 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
7.155
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4.533
Acciones
Compartido
0
Descargas
36
Comentarios
0
Recomendaciones
3
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 1 | Primarios | Regla de oro | Escuela Sabática 2015

  1. 1. GUÍA DE ESTUDIO DE LA BIBLIA Lecciones de la Escuela Sabática Para niños de 7 a 9 años Año D Primer trimestre
  2. 2. Querido amigo primario: Estas lecciones de Escuela Sabática han sido escritas especialmente para ti, por personas que se interesan mucho en ti y desean que conozcas más acerca de Dios, y de su amor por tu familia y por ti. Eso es lo que Dios también anhela. Él quiere que sepas que te ama mucho. Jesús desea ser siempre tu amigo especial. Desea que lo conozcas, y que lo conozcas bien. Y quiere que tú también seas su amigo. A medida que aprendas más acerca del amor de Dios en estas lecciones, piensa en cómo puedes demostrar tu amor por él. ¿Puedes cantar una canción de alabanza para él? ¿Puedes decirle, en tus oraciones ,cuán maravilloso es? ¿Puedes mostrar su amor a otros miembros de tu familia? ¿A tus amigos y vecinos? Oramos para que Dios tenga siempre un lugar especial en tu corazón. SERVICIO Desde la primera hasta la cuarta lección aprendemos cómo servir a otros. 1. Jesús me ayuda a tratar a otros como yo deseo ser tratado. 2. Jesús desea que ponga a otros en primer lugar. 3. Yo deseo traer a otros a Jesús. 4. Contaré a otros lo que Jesús ha hecho por mí. GRACIA Desde la quinta hasta la octava lección nos ayudan a recordar que el amor de Dios me encuentra donde estoy. 5. Cuando estoy lejos de Jesús, él me busca. 6. Jesús me busca porque soy precioso para él. 7. Jesús me ayuda cuando tengo problemas. 8. El sábado es un día para aprender más acerca del amor de Dios. 4
  3. 3. Un mensaje para los padres Apreciado amigo/a: Todas las Guías de Estudio de la Biblia para Primarios, ofrecen la oportunidad de ayudar a su hijo a aprender a usar la Biblia y a saber que lo que está estudiando pro­ viene de la Palabra de Dios. Su hijo no es demasiado pequeño para saber cómo usar la Biblia. Cada niño primario debiera tener su propio ejemplar de la Palabra de Dios. Si usted no ha adquirido uno todavía, lo animamos a que elija una Biblia dentro de la va­ riedad que se puede conseguir; como, por ejemplo, la Nueva Versión Internacional o la versión Dios habla hoy, que proveen un lenguaje fácil de comprender. A medida que estudien la lección juntos cada día, ayu­ de a su hijo a advertir que el pasaje que se está estudiando está en la Biblia. Si es capaz de hacerlo, ayúdelo a leer el texto en voz alta. La Guía de Estudio de la Biblia, para todas las edades, tiene el propósito de ayudar en el estudio de la Biblia, y nunca debería ocupar el lugar del estu­ dio de la Palabra de Dios. Cuando los niños aprenden a una edad temprana que las lec­ ciones provienen de la Biblia, estarán más dispuestos a confiar en ella para el estudio de las lecciones cuando sean mayores. Que Dios lo bendiga a medida que usted y su hijo disfruten aprendiendo más acerca de él. Los editores 5
  4. 4. La Regla de OreReferencias: Mateo 7:1-12; E l Deseado de todas las gentes, pp. 264-2ÍH, 535,536; S arafrunció el ceño. Las otras chicas que se encontraban en el comedor estaban señalán­ dola y riéndose. ¿Qué había hecho? ¿Por qué eran tan poco amables con ellasiempre? En ese momen­ to, le vino elpensamiento: ¿Qué haría Jesús? Enton­ ces, miró a esas chicas directamente a los ojos y les sonrió. ¿Dónde había aprendido a actuar de esa ma­ nera?Jesús enseñó que nosotros debiéramos tratara los demás como nos gustaría que nos trataran a no­ sotros. Imagina que estamos sentados en la ladera de la montaña con Efraín, escuchando a Jesús. V fraín se levantó justo antes de la salida | | del sol. ¿Tendría que arrancar yuyos de la quinta hoy? Entonces, habló su padre: -Hoy vamos a pasar todo el día escuchando a Jesús. Puede ser que él nos cuente acer­ ca del reino que va a esta­ blecer. Efraín esta­ ba contento. Había escu­ chado que Je­ sús era el Me­ sías. La ma­ yoría de la gente creía que el Me­ sías sería un gran líder; creían que iba a liberar a Israel de los gober­ nantes ro­ manos y de los altos impuestos que cobra­ ban. Nadie tendría que pasar más hambre. ¡Efraín deseaba realmente escu­ char lo que Jesús tenía para decir! Jesús estaba sanando a la gente a la orilla del lago, y la playa estaba llenándose de gente. Efraín y su familia se apresuraron para encontrar un lugar desde donde pudieran ver a Jesús. Ob­ servaron cuando llegaban algunos gobernantes. Los gobernantes miraban con cara de enojados a la multitud y se sacudían la arena de sus ricas vestimentas. Jesús comenzó a ascender la ladera de la co­ lina mientras se alejaba de la playa. La gente se empujaba tratando de seguirlo, hasta que llega­ ron a un lugar tranquilo. • Jesús se sentó cerca de un I árbol. Sus discípulos se juntaron alre­ dedor de él; todos se sen­ taron en silen­ cio alrededor de Jesús mien­ tras comenzaba a hablar. Los go­ bernantes per­ manecieron a la sombra de un árbol cercano y observaron el suelo. ¿Se sen­ tarían? ¡Nun­ ca! Sus ropas podrían en­ suciarse. Además, pensaban: Nosotros so­ mos mejores que el resto de la gente que está sentada aquí. Somos mejores que esteJesús. Jesús habló con calma, pero de tal mane-
  5. 5. Mensaje Jesús me ayuda a tratar a otros como me gustaría ser tratado. Queridos padres: Recuerden que los maes­ tros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las actividades prácticas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. ra que todos pudieran escuchar: -Hagan del reino de Dios lo primero en sus vidas. Efraín pensó: ¿El reino de Dios? ¿Qué significa eso? -N o juzguen a nadie, para que nadie los juz­ gue a ustedes. Efraín pensó acerca de ios gobernantes que creían que eran mejores que otros, y se pregun­ tó: ¿Será posible que a Dios le interese la gente hu­ milde? ¿Existe alguna posibilidad en el reino de Jesús para mifamilia y para mí? Entonces, Jesús contó una historia acerca de una persona que tenía una paja en su ojo; Efraín había experimentado eso una vez. Él re­ cordó cuánto lo había molestado. Había pesta­ ñado y pestañado, pero la pajita no salió. Final­ mente, su padre tuvo que sacársela. Jesús dijo: -¿Por qué miran la astilla que está en el ojo de su hermano y no prestan atención a la viga que está en su propio ojo? ¿Cómo pueden decir­ le a su hermano: "Déjame sacar tu astilla", cuando tienen una viga en su pro­ pio ojo? Ustedes, hipócri­ tas (personas que fingen), primero saquen la viga de su propio ojo y entonces verán claramente para qui­ tar la astilla del ojo de su hermano. Efraín sonrió mientras se imaginaba cómo sería tener una gran viga de madera en su ojo. Todos se estaban rien­ do, excepto los gobernantes. Jesús habló del amor de Dios; luego, anunció las reglas de su reino: memorizar “Traten ustedes a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes ” (Mateo 7:12,NVI). -Traten ustedes a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes. Efraín miró alrededor. Algunas personas estaban sonriendo. Otros, miraban enojados. Ahora Efraín entendió: en el reino de Jesús, todos se tratarían en forma justa. No encontra­ rían faltas en los demás; en lugar de eso, que­ rrían que Jesús quitara sus faltas. La gente vivi­ ría para servir a otros.
  6. 6. T T *X0] ^ _ 0 M I _a L _ ^ 0 > -sjf) Trepa a una colina, si es posible, y lee la histo­ ria de la lección con tu familia. Imagina que estás sentado en la ladera en la que Jesús se sentó mien­ tras predicaba su sermón. Ue Mateo7:12 e»W Biblia. E „.o » e » jo -.to S - E a l « " a M S '- V . En su sermón, Jesús enseñó muchas maneras de vivir que hacen felices a las personas. 4$ Lee Mateo 7:1 y 2 para comenzar el culto. Luego, dramaticen un juicio con la familia de la siguiente manera: Escojan a un miem­ bro de la familia para vestirlo de juez, elijan a otro para actuar co­ mo el acusado y a uno más como el demandante. El demandante in­ venta una historia acerca del acusado (no lava los platos, deja las cosas tiradas, etc.). El acusado debe decir por qué hizo o dejó de hacer aquello de lo que es acusado. El juez golpea el martillo, re­ pite Mateo 7:1 y luego dice: “Siguiente caso”. Cambien las posi­ ciones de los actores y desarrollen otro caso de la misma manera. % Necesitamos juzgar entre lo bueno y lo malo, pero debemos dejar el juicio de otras personas a Dios. Lean 1Samuel 16:7 to­ dos juntos. . , ¿i w v , _ _ L jj_ A1 S TOfíi |¡ £ Si tienes una lupa o una lente de aumento, úsala para leer Mateo 7:3 al 5. En lugar de agrandar las faltas de otras perso­ nas, Jesús nos pide que abandonemos las nuestras. Muestra con tus manos los tamaños de una astilla y de una viga. í B - i s % Junto con tu familia, lee y dialoga acerca de cómo Dios trata a la gente (Mat. 7:7-11). Siente la diferencia entre una piedra y un pedazo de pan, que tengan un tamaño semejante. ¿Cuál es la diferen­ cia? ¿Por qué tus padres no te darían una piedra cuando tienes hambre? ¿Haría Dios algo diferente? Lee Mateo 7:11 otra vez. £ Lee Mateo 7:12 y dialoga con tu familia acerca de este versículo , para comenzar el culto. Lee acer­ ca de la misma idea en Lucas 6:31. O Piensa en alguien a quien hayas tratado injustamente. ¿Cómo piensas que se sintió esa persona? ¿Cómo te sen­ tiste tú? Conversalo con tu familia. % ¿H as realizado un acto amable en favor de la persona cuyo nombre escribiste en la chispa que hi­ ciste en la Escuela Sabática? Si no lo hiciste, dibu­ ja una chispa en un pedazo de papel, píntala de amarillo y recórtala. Escríbele el nombre de al­ guien por quien desees hacer algo amable, quizás alguien a quien hayas tratado en forma injusta. O Canta tu versículo para memorizar. Prueba de ponerle música a tu versículo para memo- rizar.
  7. 7. J O t v t S H I Con tu familia, encuentra un ejemplo de al­ guien, que no sea Jesús, que trató a otra persona con amabilidad. Encuentra tu propio ejemplo en la Biblia, o lee 2 Reyes 5:1 al 5 o Lucas 10:30 al 35. Ahora, encuentra un ejemplo de alguien que trató a otra persona en forma ruda: Génesis 37:17-24; Mateo l?:2 3 -3 4 . ¿Cómo deseas tratar a la gente? Repite tu versículo para memorizar con tus propias pala­ bras. O Escribe tu versículo para memorizar (la Regla de Oro) sobre un papel lindo o decorado, y adhiérelo a la parte de atrás de una regla. ¿Cuántos centímetros tiene tu regla? 0 Utiliza una tabla y una astilla para contar la historia de la lección a tu familia en el culto. Al terminar, repitan el versículo para memorizar todos juntos. 0 Pide a tu familia que escriba en un papel los nombres de cinco personas a quienes han tratado bien durante esta semana. Lean Efesios 4 :3 2 . Hagan una pequeña “fogata” con palitos de madera (sin prenderle fuego). Coloca la chispa de papel que hiciste sobre la “fogata”, mientras cantan “Con solo una chispa” con las siguientes pala­ bras: O Tan solo un acto amable el fuego ya comienza / Y todos al calor del fuego ya se acercan / así nos enseñó Jesús en la montaña / realiza el bien, compártelo y tendrás felicidad. A c e r t i j o Primero, conecta los puntos, para identificar los instrumentos que pue­ den compartir el amor de Dios. Luego, responde las preguntas para descu­ brir lo que Jesús nos enseñó a hacer. La última pregunta se contesta unien­ do en sentido vertical las letras que se encuentran resaltadas por el recuadro. 1. ¿'Qué hacía Jesús con la gente enferma? I • 2 ¿'Quién debe dejar de juzgar? Contesta en primera persona. • 7 3 ¿'Con qué valor serán tratados todos en el reino de • | Dios? • o 4. Un sinónimo de compartir. — 5 ¿'Qué es lo que tiene nuestro prójimo en el 3 OJO? C • 4 — 6 ¿Con qué metal está simbolizada la regla que * * * 5 _ aprendimos esta semana? 6 7 ¿'Qué aprendemos de Jesús? • • —

×