Capítulo 12
Pablo: Teología y práctica
de la misión
N
ingún cristiano primitivo estaba m ejor preparado cultural,
intelect...
104 MISIONEROS BIBLICOS
a la humanidad.A veces, aun usa personas que parecen inapropiadas, tales
com o los reyes paganos N...
105
hagan lo mismo en su primera misión (Mat. 10:5,6). Pablo, por otro lado, fue
com isionado para llevar el evangelio tan...
106 MISIONEROS BIBLICOS
posiblemente, por sus blasfemas pretensiones de ser el Mesías. Pero la
aparición del Cristo resuci...
107PABLO: TEOLOGÍA Y PRÁCTICA DE LA MISIÓN
celestial de Dios en Cristo Jesús (Fil. 3:14). La devoción y la persistencia de...
108 MISIONEROS BIBLICOS
siempre que Pablo se refiere a nomos. En algunos pasajes, com o Romanos
2:17 al 25,se refiere al c...
109
punto 4). Pero él entendió que muchas de las otras leyes mosaicas podían
ser plenamente obedecidas solo por los judíos...
110 MISIONEROS BIBLICOS
naturaleza y las funciones del Cristo resucitado. Las expresiones “en él”y “con
él”aparecen varias...
PABLO: TEOLOGÍA Y PRÁCTICA DE LA MISIÓN 111
a esto “derechos” (1 Cor. 9:4-6), y los basó sobre principios del Antiguo
Test...
112 MISIONEROS BIBLICOS
3 Para un excelente resumen de las razones por las que este pasaje no se refiere a la
pérdida de l...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Libro complementario | Capítulo 12 | Pablo teología y práctica de la misión | Escuela Sabática

739 visualizaciones

Publicado el

Libro complementario | Capítulo 12 | Pablo teología y práctica de la misión | Escuela Sabática
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
739
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
448
Acciones
Compartido
0
Descargas
8
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Libro complementario | Capítulo 12 | Pablo teología y práctica de la misión | Escuela Sabática

  1. 1. Capítulo 12 Pablo: Teología y práctica de la misión N ingún cristiano primitivo estaba m ejor preparado cultural, intelectual y espiritualmente para la misión mundial que Pablo. Su conocim iento tanto de la cultura judía com o de la gentil, bosquejado en el capítulo anterior, lo ayudó en su actitud de “a todos me he hecho de todo”, de m odo que pudiera ganar a algunos para Cristo (1 Cor. 9:22). Pero la fuente de energía para su misión no era la cultura, el intelecto o la espiritualidad; más bien, era su encuentro con el Cristo crucificado y viviente, el Hijo de Dios, que daba energía a su vida y lo inspiraba a proclamar a Cristo com o el centro del plan de Dios para salvar a la humanidad. La lección de esta semana explora la teología de Pablo acerca de la misión y su práctica en la misión. Las dos están entretejidas com o hilos en una pieza de tela. Juntas, crearon un enfoque de la misión que unió una teología sólida a una práctica informada y con los ojos bien abiertos. LA TEOLOGÍA DE LA MISIÓN DE PABLO La teología de la misión de Pablo pertenece a lo que los adventistas del séptimo día llaman el plan de salvación,la historia de la redención o la gran controversia entre Cristo y Satanás. Otra etiqueta para la teología de misión de Pablo es “historia de la salvación”. Esta es la creencia de que Dios ha obrado de diferentes maneras, a lo largo de la historia, para traer salvación 103
  2. 2. 104 MISIONEROS BIBLICOS a la humanidad.A veces, aun usa personas que parecen inapropiadas, tales com o los reyes paganos Nabudoconosor, de Babilonia (Jer.43:10; Eze. 26:7) y Ciro, rey de Persia (isa. 44:28-45:7). Naciones enteras, com o Babilonia (Dan. 1:1,2) e incluso Roma (Rom . 13:1-7) se revelan entre los agentes de salvación de Dios cuando se los mira a través de la óptica de la historia de la salvación. El centro de la historia de la salvación es Jesús, especialmente su crucifixión,su resurrección y su servicio com o sumo sacerdote celestial, y su regreso con poder y gloria al final de esta era. ¿Quién puede experimentar la salvación de Dios com o pueblo de Dios? La teología de la misión de Pablo incluía las buenas nuevas de que, en Cristo, nadie sería excluido del pueblo de Dios por causa de su nacionalidad, etnicidad, rango social o género:“El evangelio [...] es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree”(Rom. 1:16).“Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Gál.3:28). Pablo no podía guardarse las buenas nuevas para sí mismo. Estas buenas noticias, liberadas y liberadoras, tenían que ser compartidas. La teología de la misión de Pablo impulsó su práctica misional:“Porque me es impuesta necesidad;y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio!” (1 Cor.9:16). LA PRÁCTICA MISIONAL DE PABLO El ejemplo de un Jesús que se sacrificó a sí mismo motivó mucho de lo que hizo Pablo. Jesús actuó sin la seguridad y la satisfacción de un hogar y una familia, y lo mismo ocurrió con Pablo. Jesús se movía por el territorio que le fuera asignado; lo mismo Rablo.En su práctica misional,tanto Jesús com o Pablo adoraron en las sinagogas, e invitaron a judíos y gentiles creyentes a difundir las buenas nuevas acerca de Jesús. Por causa de la controversia que seguía a sus pretensiones, ambos llegaron a no ser bienvenidos en las sinagogas y tuvieron que reunirse con los creyentes en otra parte. Jesús se encontraba con sus seguidores en los campos abiertos de Galilea y en las aldeas, el ambiente en que él se había criado. Pablo condujo a los creyentes a hogares particulares y salas públicas para reuniones, donde seguía con sus misiones a las ciudades. Jesús raramente entró en territorio gentil; antes trabajó con “las ovejas perdidas de la casa de Israel" (Mat. 15:24). Instruyó a sus discípulos a que
  3. 3. 105 hagan lo mismo en su primera misión (Mat. 10:5,6). Pablo, por otro lado, fue com isionado para llevar el evangelio tanto a los gentiles com o a los judíos: “Instrumento escogido me es este, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles,y de reyes,y de los hijos de Israel” (Hech.9:15). Pablo se valió de todos los recursos disponibles para la misión.Viajó por tierra y mar, y escribió cartas que eran leídas en voz alta y luego compartidas con los creyentes en otras ciudades. Fbr el uso de cartas, Pablo, com o Pedro, fueron capaces de extender su misión a tiempos y lugares en los que él no podía estar presente. Junto con los cuatro evangelios, las cartas de Pablo proporcionan una fuente permanente, aunque transponible, para el mensaje cristiano. Junto con el resto del Nuevo Testamento, permanecen com o la fuente de mayor autoridad e inspiración de la iglesia para la creencia y la práctica cristianas. MENSAJES MISIONALES DE PABLO A fin de com prender la vergüenza vinculada con una persona crucificada en el mundo romano, primero tenemos que “apagar” la imagen de la cruz y la crucifixión que nos ha llegado a través de siglos de cristianismo. La crucifixión era una forma pública, brutal y chocante de castigo romano para los criminales y para aquellos que se rebelaban en contra del Estado. Se usaba especialmente com o castigo para esclavos “perturbadores”.1La vista de una persona crucificada generaba sentimientos de repulsión, aversión y temor. Las crucifixiones servían com o advertencia, a quienes pasaban, de que evitaran perturbar al Gobierno. Quienes pasaban frente a ellas no recibían la sensación de que la persona crucificada estaba sufriendo por el crimen de otra persona, sino por el propio. Para los romanos, las personas crucificadas tenían que culparse solo a sí mismas por su terrible castigo. Para los judíos, la vista de una crucifixión les recordaba uno de los pasajes más severos en la ley de Moisés: “Maldito por Dios es el colgado” (Deut.21:23).Esto explica por qué Saulo, antes de su conversión,se oponía violentamente a la afirmación de los seguidores de Jesús de que él vivía. Para él, la crucifixión de Jesús era evidencia de que había desagradado seriamente a Dios, y que había quedado bajo la m aldición de la Deidad, PABLO: TEOLOGÍA Y PRÁCTICA DE LA MISIÓN
  4. 4. 106 MISIONEROS BIBLICOS posiblemente, por sus blasfemas pretensiones de ser el Mesías. Pero la aparición del Cristo resucitado a Saulo cam ino a Damasco le abrió los ojos espirituales y lo convenció no solo de que Jesús estaba vivo, sino además de que era quien él y sus discípulos declaraban que era: el Mesías de Dios. Saulo se dio cuenta de que Jesús no fue crucificado por su propia rebelión pecaminosa, sino por todos los pecados del mundo, incluyendo los de Pablo, del pueblo judío y de la población humana entera. Para Saulo, la comprensión transformada de la crucifixión de Jesús llegó a ser el centro de su mensaje: el Cristo crucificado no fue un criminal, sino el poder de Dios y la sabiduría de Dios para el mundo (ver 1 Cor. 1:23,24). PABLO EJEMPLIFICA LA VIDA CRISTIANA ¿Cómo debían vivir los cristianos de la primera generación? ¿Cómo podían Pablo y los otros misioneros explicar a los conversos nuevos qué clase de vida era la que se esperaba y requería de ellos? Ellos prepararon listas específicas de “Haz esto y no hagas aquello”;pero tales listas no podían abarcar todas las situaciones posibles de la vida,y podían dar la impresión de que la vida cristiana no era más que una lista de aquellas cosas.Los líderes también podían recurrir a conceptos teológicos abstractos para describir la vida cristiana, tales com o devoción,lealtad, fidelidad y persistencia. Pero,estos conceptos necesitaban ser “bajados a tierra”, a fin de comunicar su mensaje. Estos necesitaban, por así decirlo, recibir pies, manos y caras que la gente pudiera reconocer, y de los cuales aprender. Rara hacer esto.se necesitaba modelos. Los primeros dirigentes cristianos usaban modelos, para aplicar a la vida cristiana, que eran bien conocidos y fácilmente comprendidos. Dos de los modelos preferidos de Páblo eran los atletas y los soldados. Ambos estaban ampliamente difundidos en el mundo de Pablo, y eran altamente visibles. Los atletas exhibían sus habilidades en una serie casi interminable de competencias en los ámbitos local, nacional e internacional. Uno de los secretos de su éxito era la devoción al entrenamiento y la competición. Para ellos, ganar el premio valía cualquier costo que tuviera. La devoción del atleta a un premio terrenal era un m odelo listo para la devoción cristiana a la fe y a las normas cristianas. Los que persistían a pesar de la oposición y la persecución ganarían el premio
  5. 5. 107PABLO: TEOLOGÍA Y PRÁCTICA DE LA MISIÓN celestial de Dios en Cristo Jesús (Fil. 3:14). La devoción y la persistencia de los atletas eran bien conocidas, y también lo eran las grandes recompensas a los ganadores. El m odelo de los atletas de Pablo inspiraría a sus conversos a persistir hasta que alcanzaran la meta y obtuvieran el premio. Era común ver, en el mundo de Pablo, tropas de soldados por las calles y los caminos, que em ocionaban a los espectadores. La presencia de soldados era, generalmente, una señal de paz y seguridad, por lo menos en lugares que no eran rebeldes contra Roma. Pablo tom ó al soldado com o un m odelo de lealtad, resistencia, disciplina y preparación para la batalla. El gladiador, sin embargo, no era un m odelo adecuado para la vida cristiana. Los gladiadores no eran soldados; eran exhibicionistas solitarios que entraban solos en la arena para el combate. A diferencia de los gladiadores, los soldados actuaban en grupos y eran más efectivos cuando estaban en formación de combate, hombro con hombro, enfrentando al enem igo con escudos estrechamente sostenidos para protegerse a sí mismos y al soldado que estaba a su lado.Sus famosas espadas cortas romanas estaban listas para cualquier orden del comandante. Esta acción unida, disciplinada y colectiva proporcionaba un m odelo muy útil para los grupos de creyentes. Finalmente, los soldados eran m odelos para los creyentes porque miraban hacia adelante, hacia su recompensa, generalmente una porción de tierra junto con una pensión, al final de sus veinte o veinticinco años de servicio. Los soldados que no eran ciudadanos romanos cuando com enzaban su servicio podían esperar la ciudadanía com o parte de su recompensa. Ciudades enteréis de soldados-ciudadanos retirados surgían por todo el Imperio. La ciudad de Filipos era una de ellas. Probablemente, entre los creyentes a quienes Pablo escribió que “nuestra ciudadanía está en los cielos” (Fil.3:20) había soldados retirados. LA LEY EN LA TEOLOGÍA Y LA PRÁCTICA MISIONAL DE PABLO La palabra “ley”, en nuestras traducciones del Nuevo Testamento, suele provenir de la palabra griega nomos, que para los griegos de los dícis de Pablo denotaba tanto los códigos de leyes formales com o también lo que se llama leyes tradicionales no escritéis.2 Esto demanda atención al contexto
  6. 6. 108 MISIONEROS BIBLICOS siempre que Pablo se refiere a nomos. En algunos pasajes, com o Romanos 2:17 al 25,se refiere al código de leyes que Dios dio al antiguo Israel. En otras partes, Pablo usó nomos para referirse al Antiguo Testamento entero o a los cinco libros de Moisés. Él usó nomos para referirse a las tradiciones o las costumbres propias, en Romanos 7:21 al 23 y 8:2. Los Diez Mandamientos ocupan la posición central de la instrucción de Dios a Israel. Escritos en un estilo breve y directo, expresan principios eternos y sin limitación temporal,que gobiernan la relación de una persona con Dios y con los demás seres humanos. No están limitados a una sola cultura o a un tiem po y lugar específicos, sino que están entretejidos en las intenciones de Dios para la humanidad desde la Creación. Esta verdad queda bien clarificada por su aparición en los informes de la Creación y de la Caída, en Génesis 1 al 4. El conocim iento del primero y del segundo Mandamientos se da por sobreentendido detrás de la instrucción de Dios a Adán y a Eva acerca de no com er de un cierto árbol en el huerto (Gén. 2:16,17).El sábado del séptimo día fue puesto aparte para descansaren la Creación (G én.2:2,3).Y Caín ya sabía que era m alo asesinar cuando mató a su hermano Abel (Gén. 4:11). Caín quebrantó otro Mandamiento, el que prohibía falsos testimonios, cuando negó saber dónde estaba Abel (Gén. 4:9). La perm anencia y la autoridad continuada de los Diez Mandamientos fueron traídas a la percepción de Israel cuando Dios los escribió en tablas de piedra (Éxo.31:18;32:16;34:l,29).Estas fueron colocadas dentro del arca del pacto (Éxo. 40:20; Deut. 10:1,2) en el Lugar Santísimo del Santuario. Muchas otras leyes dadas mediante Moisés habían de gobernar la vida israelita en la Tierra Prometida a Abraham. Comprendían la adoración, la agricultura, las finanzas, las relaciones de la familia y de la comunidad, el com ercio y la salud. Moisés escribió estas leyes en un libro, e instruyó a los levitas que pusieran el libro junto al arca del pacto, en vez de ponerlo dentro de él (Deut.31:24-26). Esto mostraba su importancia para Israel pero, al mismo tiempo, su diferenciación de los principios eternamente válidos de Dios resumidos en los Diez Mandamientos, guardados dentro del arca. Los Diez Mandamientos tenían un lugar central en el mensaje misionero de Pablo (ver los pasajes enumerados en la sección para el martes, bajo el
  7. 7. 109 punto 4). Pero él entendió que muchas de las otras leyes mosaicas podían ser plenamente obedecidas solo por los judíos cuando estuvieran en el control de su propia tierra y fueran capaces de gobernarse, y libres para operar su Templo y su sacerdocio sin interferencias. Ese tiempo había terminado mayormente para la Nación judía en tiempos de Pablo. Él sabía de la predicción de Jesús de que tanto el Templo com o el sacerdocio serían pronto destruidos,y que muchos judíos en la región serían deportados (Mat. 24:1,2). Ese evento devastador haría que muchas de esas leyes específicas, rituales y étnicas, escritas por Moisés en ese libro guardado junto al arca ya no tuvieran sentido y fueran imposibles de observar. EL SÁBADO ES SAGRADO Ningún pasaje del Nuevo Testamento transfiere las bendiciones y la sacralidad del sábado a algún otro día. Tres pasajes del Nuevo Testamento se citan a menudo para apoyar la transferencia de la santidad del sábado al domingo.En Hechos 20,Pablo,después de sobrevivira un tumulto en la ciudad de Éfeso debido al éxito de su misión,regresó a la ciudad de Filipos en Macedonia, donde estuvo hasta “pasados los días de los panes sin levadura” (vers.6).Aquí, Lucas usa el calendario judío,ya que ese festival era específicamente judío. Un rasgo central del calendario judío era reconocer el com ienzo de cada día a la puesta del sol.Así, la expresión “el primer día de la semana" cuando se reunieron los creyentes de Filipos, probablemente se refería al sábado después de la puesta del sol. “Partir el pan” al com ienzo de todas las comidas era la costumbre de Jesús, según Lucas 24:30 y 35. Como resulta claro en este pasaje, la expresión no se usaba para describir solo el comienzo de un servicio de comunión. Ese día, el domingo de resurrección (Luc. 24:1), ciertamente no era sagrado para los dos discípulos que caminaron bastante más allá del camino de un sábado, cuando viajaron once kilómetros (siete millas) desde Jerusalén a Emaús. Cuando finalmente reconocieron a Jesús cuando “tomó el pan y lo partió”,era para comenzar una cena común a la que ellos lo habían invitado. Colosenses 2:16 y 17 ha sido estudiado con gran profundidad y extensión a fin de recuperar el contexto, pero no hay consenso erudito.3Los versículos 9 al 15 conservan una de las más exaltadas descripciones de la persona, la PABLO: TEOLOGÍA Y PRÁCTICA DE LA MISIÓN
  8. 8. 110 MISIONEROS BIBLICOS naturaleza y las funciones del Cristo resucitado. Las expresiones “en él”y “con él”aparecen varias veces, expresando cóm o los creyentes se benefician por la muerte, la resurrección y el ministerio celestial de Cristo. Con un Salvador tan poderoso, los cristianos no tienen nada que temer de los poderes menores que se mueven en el cosmos. En este pasaje, Pablo no menciona el sábado, y ciertamente no pide un cam bio del sábado al domingo. En 1 Corintios 16:2, Pablo pidió que el dinero fuera puesto aparte en casa para un proyecto especial de caridad; no se refiere a una ofrenda en un culto de adoración. La palabra clave en griego es thésaurízó, y aparece también en Lucas 12:21 y Santiago 5:3 con el mismo sentido, refiriéndose a recoger bienes en sus hogares. Pablo ruega a los creyentes corintios que com iencen a ahorrar temprano cada semana, en el primer día, así su donación de dinero estará lista para enviar cuando él llegue. RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS El mensaje misional de Pablo no apoya la creencia (n o bíblica) de que los espíritus de las personas siguen viviendo después de la muerte de sus cuerpos. Él era fiel al claro mensaje de la historia de la Creación, de que las personas vivientes son una com binación del cuerpo físico, hecho “del polvo de la tierra”,más e l“aliento de vida”,que Dios sopló en ese cuerpo (Gén.2:7). Al morir,el cuerpo regresa al polvo y el aliento vuelve a Dios (Ecl. 12:7).Como otros misioneros del Nuevo Testamento, él esperaba su propia resurrección en ocasión del retorno de Cristo (Hech. 17:18;23:6;24:15; Fil.3:l 1). FINANZAS DE LA MISIÓN Y RELACIONES EN EL EQUIPO La misión necesita finanzas,y los misioneros en las líneas de vanguardia dependen del apoyo de las iglesias establecidas. Los creyentes de Antioquía financiaban las misiones de Pablo en territorios nuevos (Hech. 13:1-3). Una vez establecidas,se esperaba que esas nuevas congregaciones sostuvieran a los misioneros fundadores. Pablo enumeró el apoyo que él y sus compañeros misioneros esperaban de las congregaciones que ellos fundaban: com ida y alimento para el misionero y su esposa, y un salario básico que liberara al misionero de la necesidad de recurrir a realizar trabajo secular. Él llamó
  9. 9. PABLO: TEOLOGÍA Y PRÁCTICA DE LA MISIÓN 111 a esto “derechos” (1 Cor. 9:4-6), y los basó sobre principios del Antiguo Testamento (ves. 8-14). A veces, Pablo no reclamó para sí estos derechos (vers. 15-18),pero insistía en que continuaban siendo principios bíblicos. Pablo no apoyó la idea de que congregaciones establecidas hicieran pagos a los conversos en áreas nuevas. Fbr el contrario, Pablo insistía en que los nuevos creyentes siguieran ganándose la vida (1 Tes.4:ll;2Tes.3:7-12),y él fue un m odelo en esto ganando su propio sustento mientras visitaba las iglesias. El éxito de la misión de Pablo dependió del trabajo en equipo, y él nombró algunos de los miembros de su equipo, confiables y sacrificados, que hicieron posible su misión. La tensión en los equipos causada por los viajes, por vivir en otras culturas, por enfermedades, por oposición religiosa y amenazas de ataques físicos (ver 2 Cor. 11:23-28) hicieron que en occisiones fuera necesario hacer cam bios en los miembros del equipo. Cuando Pablo despidió a Juan Marcos de su equipo (Hech. 15:36-41), la carrera misional del joven no terminó. Pablo, más tarde, escribió: “Toma a Marcos y tráele contigo,porque me es útil para el ministerio” (2 Tim.4:11). CONCLUSIÓN Los resultados de la obra misional debieron de haberles parecido escasos, a veces, a Pablo y a su equipo, y por momentos tuvieron que luchar contra el desánimo (Gál. 6:9; 2 Cor. 4:1,16). Hubo diversos momentos de desánimo, agotamiento, tem or y sufrimiento. Pero la gratitud de Pablo por el sacrificio de Cristo en la cruz, que hizo posible su propio perdón y purificación del pecado, lo inspiró para la misión:“A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo” (Efe. 3:8). Referencias: 1Martin Hengel, Crucifixión in the Ancient World and the Folly ofthe Message ofthe Cross (Londres: SCM Press, 1977),especialmente las páginas 51 a 63. 2A Greek-English Lexicón ofthe New Testament and OtherEarty Christian Literature, 3aed. (Chicago: University of Chicago Press, 2000), p. 677.
  10. 10. 112 MISIONEROS BIBLICOS 3 Para un excelente resumen de las razones por las que este pasaje no se refiere a la pérdida de la santidad del sábado, ver Ron du PreezJudging the Sabbath: What Can 't Be Found in Colossians 2:16 (Berrien Springs, MI: Andrews University Press, 2008),y Sigve Tonstad, The Lost Meaning ofthe Sabbath Day, pp. 259-277.

×