Demasiado pesado para flotaro
O ' Referencias: 1 Reyes 6:1-7; Profetas y reyes, pp. 136,137.
?»
ron buenas noticias. El pr...
Queridos padres: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección
en la fecha señalada. Los alumnos d...
# Hagan ana caminata con tu familia a un arroyo
o una laguna, si es posible. Arrojen diferentes
piedras, ramitas, hojas, s...
Xt Con tu familia, lee Mateo 11:2?. ¿i tienes
un problema, ¿ c ó m o te hace sentir este ver­
sículo?
^ Busca el versículo...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 7 | Primarios | Demasiado pesado para flotar | Escuela Sabática Menores

908 visualizaciones

Publicado el

Lección 7 | Primarios | Demasiado pesado para flotar | Escuela Sabática Menores tercer trimestre 2014
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
908
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
269
Acciones
Compartido
0
Descargas
8
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 7 | Primarios | Demasiado pesado para flotar | Escuela Sabática Menores

  1. 1. Demasiado pesado para flotaro O ' Referencias: 1 Reyes 6:1-7; Profetas y reyes, pp. 136,137. ?» ron buenas noticias. El profeta Elíseo los vendría a visitar. Sabían que el edificio donde estaban era muy pequeño. Hablaron del asunto con Elí­ seo. Él estuvo de acuerdo, y decidieron construir un edificio más grande. Así que, eligieron un día especial para ir a la ribera del río Jordán; allí cortarían troncos para construir la nueva escue­ la. Eliseo aceptó ir con ellos. Un muchacho pidió prestada un hacha; él también quería ayudar a construir la nueva escuela. Muy contento, se reunió con el grupo que estaba trabajando en el río ese día. Algunos hachaban árboles. Otros cortaban la madera con forma de tablas. El profeta Eliseo trabajó junto con ellos. Mientras lo hacía, les hablaba acerca del cuida­ do y el amor de Dios. De repente, al alzar el hacha con fuerza, todo cambió. El mucha­ cho que había pedido presta­ da el hacha la levantó y la miró. ¡Se había volado la cabeza de hie­ rro! Con un fuerte "splash", cayó al río. -iOh, maes­ tro! -lloró el alumno- ¡Era prestada! Y no tengo dinero para •agarla. j s amigos llegaron irriendo. Todos se juedaron mirando Pedro necesitaba una calculadora para hacer parte de su tarea de Matemáticas; pero no tenía una. José le prestó una calculadora hasta el día siguiente. Cuando Pedro llegó a su casa después de la escuela, abrió su mochila. Sacó el libro de mate­ máticasy buscó la calculadora deJosé. ¡Pero no estaba! Llamó a sus amigos, y lespreguntó si sabían dónde estaba. ¡Qué problema! ¿Qué le iba a decir a José? Unjoven, en la historia bíblica de hoy, perdió algo que había pedido prestado. iY también estaba muypreocupado! Un día, algunos jóvenes que estudiaban en una escuela e'special para profetas recibie­
  2. 2. Queridos padres: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las actividades prácticas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. Meiuaje Dios se preocupa por mis problemas. Venículo para memorizar “Pedid, y se os dará buscad, y (tallaréis; llamad, y se os abrirá” (Mateo 7:7). el agua oscura. Elíseo también se acercó rápi­ damente a la orilla. Pero tampoco podía ver la cabeza del hacha. -¿En qué parte del agua cayó? -preguntó Elí­ seo. Todo lo que pudo hacer el muchacho fue señalar el lugar. Eliseo se dio vuelta y miró a su alrededor, hacia los árboles. Encontró la rama perfecta y le cortó un pedazo. Luego la llevó a la orilla del río. Tiró la rama en el agua, donde había indicado el muchacho. La rama hizo un pequeño "splash". Y luego, muy lentamente, ila rama y la cabeza del hacha salieron a la superficie! ¡Flotaron juntas en el agua, una al lado de la otra! Se oyó un suspiro por parte de los alumnos. El suspiro más grande provi­ no del muchacho que había perdido la cabeza del hacha prestada. Solo unos pocos momentos antes pensó que su vida estaba arruinada. Dios, por medio de Eliseo, había convertido el acci­ dente del muchacho en un milagro. Había tomado un día de trabajo común y lo había convertido en un día que nunca olvidarían. Los muchachos, cansados pero contentos, regresaron a la escuela ese atardecer. Hablaron con Eliseo sobre lo que había pasado. Estaban más seguros que nunca de que Dios los amaba y los cuidaba. Ellos sabían que ningún proble­ ma era demasiado grande o muy pequeño para llevárse­ lo a Dios.
  3. 3. # Hagan ana caminata con tu familia a un arroyo o una laguna, si es posible. Arrojen diferentes piedras, ramitas, hojas, semillas, etc., en el agua. (No tiren basura, como papel, etc.) ¿Cuáles flo­ tan? ¿Cuáles se hunden? #rLean la lección bíblica de hoy con tu familia. Luego, busquen y lean juntos Mateo 7:7. ^Entonen un canto favorito acerca del cuidado de Dios antes de orar. O A U J Durante el culto, lean 2 Reyes 6:5 al 7. # E n la parte de arriba de un papel escribe “Cosas que flotan”.* Dibuja distintas cosas que flotan. Del otro lado del papel escribe “Cosas que no flotan”. Dibuja cosas que no pueden flotar. Dibtya una cabeza de hacha en el lado correcto del papel. ^Ordena tus papeles con el versículo para memorizar. Canta “Cristo me ama” antes de orar. M X t a c o i t j j # Junto con tu familia, lee 2 Reyes 6:1 al 4. ¿Qué es un milagro? Pide a algún miembro de (a familia que te ayude a buscar la palabra en el diccionario. # Corten pedazos de papel con forma de cabe­ za de hacha. Escribe una palabra del versículo para memorizar en cada uno. Mézclalos, y luego pontos en el orden correcto. I X JJ Busca en estos versículos otras herramien­ tas usadas en los tiempos bíblicos (pon siempre su nombre en singular): Éxodo 21:6_______ ; Joel 3:13 ; Isaías 44:12, 13 ^ Para usar el cazador de problemas que hiciste en tu Escuela Sabática, describe un problema. Cuando tomes la pelota de papel de aluminio, agradece a Jesús por preocuparse del problema. (Si no hiciste un cazador de problemas, haz una lista de tus problemas; entonces, entrégalos a Dios en oración.) # E n una caja chata, crea escenas de la historia de esta semana con arena, palitos, papeles cor­ tados. # Repite el versículo para memorizar sin ayuda. Canten un canto acerca del amor de Dios antes de orar.
  4. 4. Xt Con tu familia, lee Mateo 11:2?. ¿i tienes un problema, ¿ c ó m o te hace sentir este ver­ sículo? ^ Busca el versículo para memorizar en dis­ tintas versiones de la Biblia. Escríbelo en la versión que más te guste. Luego, repite el ver­ sículo para memorizar como lo aprendiste esta semana. # Canta “Gracias, Dios”(Uimario Adventista, N°367). vXJLAÜJL-SJ # r Dramatiza la historia bíblica para el culto familiar. Pide a tu familia que cuente acer­ ca de algún momento en que Dios los ayudó a resolver sus problemas. Lean y comenten Hebreos 13:5 y 6 juntos. tJfHabla acerca de lo que significa el versículo para memorizar, mientras ordenas los papeles de las palabras mezcladas. ^0"Canta himnos de alabanza a Dios por su bondad.

×