¡No la dejes ir! 
Referencias: Génesis 34; Patriarcas y profetas, pp. 214-217. 
¡No! En realidad, é! dijo más que eso. Él ...
Queridos padres: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección 
en la fecha señalada. Los alumnos ...
#rSal a dar un paseo sabático con tu 
familia. Busca las “casas” de distintos ani­males, 
pájaros e insectos. ¿Cómo los ay...
J i L t v 
& Lo que José aprendió en el hogar fue 
probado una vez más. Lean esto en Génesis 
34:20 al 23 en el culto de h...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 10 | Primarios | ¡No la dejes ir! | Escuela Sabática Menores

631 visualizaciones

Publicado el

Lección 10 | Primarios | ¡No la dejes ir! | Escuela Sabática Menores
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
631
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
262
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 10 | Primarios | ¡No la dejes ir! | Escuela Sabática Menores

  1. 1. ¡No la dejes ir! Referencias: Génesis 34; Patriarcas y profetas, pp. 214-217. ¡No! En realidad, é! dijo más que eso. Él dijo: -¿Cómo podría pecar contra Dios? José sabía que hacer lo que le pedía esta mujer era malo. Estaría pecando y entristecería a Dios. Pero la esposa de Potifar no se dio por venci­da. Cada día, ella le pedía a José que lo hiciera, y cada día él se rehusaba. Cuando ella se dio cuenta de que José no iba a hacer lo que ella quería, decidió vengarse. -Quiero estar a solas contigo -le dijo a José. Otra vez José dijo: -No. Mientras se daba vuelta para irse, ella lo tomó de su túnica, quitándosela. S n je d e s recordar la última vez que alguien te C a pidió que hicieras algo que sabías que no era correcto? ¿Qué hiciste? ¿Te acordaste de lo que te enseñaron en tu casa o en la iglesia acerca de vivir por Jesús? ¿Te ayudó eso a elegir el camino correcto? José se acordó de que el Dios de su familia estaba con él y lo ayudaría. Cuando José fue vendido por sus hermanos, pudo haberse visto tentado a olvidarse de Dios; pudo haber pensado que Dios no debiera haber permitido que fuera enviado tan lejos. Pero entonces sus pensamientos se volvieron hacia su hogar y lo que su padre le había ense­ñado acerca de Dios. Él le había enseñado que Dios siempre cumple sus promesas. José decidió entregarse completamente al Dios de su padre, y Dios lo bendijo. La Biblia dice: "Mas Jehov estaba con José" (Gén. 39:2) Cuando José fue vendido a i hombre llamado Potifar, Dio estaba con él y ¡bendijo a Potifar también! Muy pronto, Potifar le dio a José la responsabili­dad de gobernar toda su casa. Dios bendijo a José, y muchas personas más lo querían también. La esposa de Potifar notó lo bien que trabajaba José; también vio que él era muy hermoso. Sa nás la usó para tentarlo. Un día, la esposa de Potif le pidió a José que hiciera algo que él sabía que no ere correcto. Como José estaba tan cerca de Dios, él dijo:
  2. 2. Queridos padres: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las actividades prácticas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. Mensaje Mi familia cristiana me prepara para vivir por Jesús. Versículo para memoriiar -¡Socorro! -gritó a los otros siervos-. ¡José estaba tratando de hacerme daño! No era cierto. José había sido fiel a Dios y leal a su amo, Potifar. Pero ella le mostró a Poti-far la túnica de José. Le dijo que José la había atacado y que ella tenía su túnica como prueba. Entonces Potifar envió a José a la cárcel. ¡Pobre José! Él había perdido su trabajo, aun­que no había hecho nada malo. A pesar de que José estaba en la cárcel, sabía que Dios todavía estaba con él. Él creía que Dios continuaría bendiciéndolo. Dios desea estar contigo también. Cuando él está contigo, es más fácil vivir por Jesús. Es más fácil decirle "No" a Satanás. José aprendió esto cuando estaba en su hogar con su familia; nunca lo olvidó. Siempre debes recordar lo que has aprendido acerca de Dios con tu familia cristiana. Cono­cerlo mejor te hará fuerte. No necesitas preocuparte por lo que te vaya a suceder. 45
  3. 3. #rSal a dar un paseo sabático con tu familia. Busca las “casas” de distintos ani­males, pájaros e insectos. ¿Cómo los ayudan a estar protegidos de sus enemigos? ¿Cómo te protege tu hogar de nuestro enemigo, Satanás? Lee I Pedro 5.8 y 4. Lee la his­toria de la lección acerca de José. ¿Cómo lo ayudó a José su hogar para protegerlo de Satanás? ¿Cómo lo ayudó a vivir por Jesús? O Lee Apocalipsis 3:11 y di lo que significa para ti. # Durante el culto familiar, lee y comenta Génesis 34:1 al 6 y Patriarcas y profetas, página 215, tercer párrafo. iAférrate de lo que has aprendido! #rPara que te rescaten del agua, debes sos­tenerte firmemente del salvavidas que te lan­zan. En una hoja de papel, dibiga un salvavidas grande. Escribe tu versículo para memorizar en el centro. Úsalo para decorar tu habitación. S -0r En el culto de familia, recorre tu casa y junta cosas que te protegen (repelente de insectos, para­guas, abrigos, botas, etc.). ¿'De qué te protege cada uno de elfos? Nuestra familia cristiana y Dios nos protegen de Satanás. Esto mismo fue real para José. Con tu familia, lee Génesis 34:7 al 4. # Observa la lámina del salvavidas con tu versículo para memorizar. Cúbrela. ¿'Cuánto pudiste memorizar del versículo, sin mirar? #Con tu familia, lee y comenta Génesis 34:10 al 12. José se escapó de la tenta­ción de Satanás. Satanás también puede huir de ti. Lean Santiago 4:7 juntos y comenten cómo hacer para que huya Satanás. #Con tus propias palabras, repite el versículo para memorizar. Canta “Honra al hombre de valor” (Uimario Adventista, N° 513) antes de orar. Repara el culto familiar, dibuja una lámina de José trabajando en el hogar de Potifar, para el libro de la vida de José que comenzaste la semana pasada. Escribe unas pocas palabras acerca de tu lámina. #Lee y comenta Génesis 34:13 al 14. ¿'Alguna vez alguien se enojó contigo porque elegiste hacer la voluntad de Dios? ¿'Por qué? ¿'Te ayudó tu familia cristiana? ¿Cómo? # Repite el versículo para memorizar y cuenta lo que significa para ti.
  4. 4. J i L t v & Lo que José aprendió en el hogar fue probado una vez más. Lean esto en Génesis 34:20 al 23 en el culto de hoy. # Corta quince tiras angostas de papel. En cada tira, copia una palabra del versículo para memorizar. Fabrica una cadena con las tiras, asegurándote que colocas las pala­bras en el orden correcto. El versículo para memorizar explica cómo José permaneció fiel a Dios aun en la prisión. #Antes de orar, canta “He decidido seguir a Cristo” (Himario Adventista, N°2ífl). Durante el culto familiar, comparte con los demás alguna ocasión en la que Dios te ayudó a decir “no” durante esta semana a las tentaciones de Satanás. Pide perdón a Dios por aquellas veces en que dijiste “sí”. #Lee 1 Corintios 10:13 (NVI). Luego, al leerlo por segunda vez, coloca tu nombre en lugar de “ustedes”. Oren unos por otros y agradezcan a Dios por ayudarlos a decir “no” a la tentación. #rMuestra la “Cadena de José” que hiciste ayer. Pide a tu familia que repita el versícu­lo para memorizar contigo. Acertijo No te sueltes La vida de José nos ayuda a aprender acerca de cómo vivir para Jesús. ¡Descubre la frase y escríbela! i?1"

×