Artículos john maxwell

2.211 visualizaciones

Publicado el

Artículos john maxwell

Publicado en: Educación
0 comentarios
3 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.211
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
6
Acciones
Compartido
0
Descargas
390
Comentarios
0
Recomendaciones
3
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Artículos john maxwell

  1. 1. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell 1
  2. 2. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell INDICE DE CONTENIDOS Cómo Ganarse a la Gente ................................................................................................. 3 Las Cosas que no Necesitan Talento............................................................................... 7 Pasión, Toma la Vida y Ámala......................................................................................... 10 El viaje es más divertido si sabe hacia dónde va ......................................................... 12 Si no llevas la bola, no puedes dirigir al equipo ............................................................ 15 Invertir y Cuidar a otros - Parte I ..................................................................................... 17 Invertir y cuidar a otros - Parte 2 ..................................................................................... 20 Invertir y cuidar a otros - Parte 3 ..................................................................................... 22 Ayer Terminó Anoche ....................................................................................................... 25 El Lado Positivo del Fracaso ........................................................................................... 27 La Responsabilidad ........................................................................................................... 29 Una mente diferente .......................................................................................................... 31 ¿Qué es Éxito?................................................................................................................... 34 El Liderazgo se Basa en la Integridad ............................................................................ 36 Comience con usted mismo ............................................................................................. 38 ¿Exitosos o Fracasados? ................................................................................................. 40 Actitud de Vencedor – Parte 1 ......................................................................................... 42 Actitud de Vencedor – Parte 2 ......................................................................................... 46 Los 10 Mandamientos Paradójicos del Liderazgo ........................................................ 50 La actitud y los resultados de nuestras tareas .............................................................. 51 Árboles y Trabajo en Equipo ............................................................................................ 53 Automejoramiento .............................................................................................................. 55 Comienza Ahora ................................................................................................................ 58 La Motivación en el Liderazgo ......................................................................................... 60 Pasos hacia una falla del liderazgo ................................................................................ 62 2
  3. 3. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Cómo Ganarse a la Gente ¿Qué se requiere para ganar en las relaciones personales? ¿Es necesario nacer con una personalidad arrolladora o un gran sentido de intuición para tener éxito en las relaciones? Cuando se trata de destrezas relacionales, hay quien las tiene y hay quien no. Entonces, ¿sencillamente tenemos que aceptar las destrezas que Dios nos dio, sean cuales sean? ¿Puede alguien que sea bueno para construir relaciones volverse todavía mejor? La mayoría de nosotros puede darse cuenta de inmediato que está en presencia de una persona con “don de gente”. Los individuos que tienen una capacidad excelente para relacionarse con otros se conectan fácilmente con nosotros, nos hacen sentir bien y nos elevan a un nivel más alto. Nuestra interacción con ellos crea una experiencia positiva que nos motiva a querer pasar tiempo con ellos. Algunas personas son tan hábiles para trabajar con la gente que deberían estar en una especie de Salón de la Fama de las relaciones personales. Me refiero a individuos como Dale Carnegie, John Wooden, Ronald Reagan y Norman Vincent Peale. Asimismo, hay personas cuyas habilidades relacionales les harían candidatos al Salón de la Infamia Social : Leona Helmsley, Henry Ford (padre), Frank Lorenzo y Dennis Rodman. Sin embargo, no es necesario leer el periódico ni estudiar historia para encontrar esos ejemplos extremos. Uno tiene que lidiar con gente así todos los días: en la calle, en la iglesia, (quizás en el hogar), y sin lugar a dudas, en el trabajo. Considere las siguientes afirmaciones hechas por diferentes personas en solicitudes de trabajo que revelan sus deficiencias en el trato personal: • • • • Al director le conviene que yo no tenga que trabajar con gente. La compañía me convirtió en chivo expiatorio, al igual que mis empleadores anteriores. Nota: No interpreten mis catorce empleos anteriores como una señal de inconstancia. Nunca he renunciado a un puesto. Referencias: Ninguna. He dejado un reguero de despojos a mi paso. Tal vez piense que alguno de esos candidatos ahora se desempeña ¡en su lugar de trabajo! ALGUNOS CONOCEN EL SECRETO ¿Qué precio le daría a las buenas destrezas para tratar con las personas? Pregunte a los ejecutivos exitosos de las compañías más grandes cuál es la característica personal más necesaria para alcanzar el éxito en los puestos de liderazgo, y le dirán que es la habilidad de trabajar bien con la gente. Entreviste a empresarios para descubrir qué separa los éxitos de los fracasos, y le dirán que es la habilidad para relacionarse con otros. Hable con los mejores vendedores y le dirán que el conocimiento de la gente es mucho más importante que el conocimiento del producto. Siéntese a hablar con profesores y artífices, forjadores y dueños de negocios, pastores y padres, y le dirán que las destrezas relacionales hacen la diferencia entre aquellos que se superan y los que no. El «don de gente» es inestimable porque no importa qué quiera hacer usted, si puede ganarse a la gente, ¡puede ganar en todo! 3
  4. 4. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Mucha gente cae en la trampa de dar por sentadas las relaciones. Eso no es bueno porque nuestra habilidad para establecer y mantener relaciones sanas es el factor más importante de nuestro desarrollo en cada área de la vida. Nuestras habilidades de interacción determinan nuestro posible éxito. Robert W. Woodruff, el hombre cuyo liderazgo transformó la compañía Coca-Cola de un productor de bebidas pequeño de alcance regional a una organización global y una potencia en el mundo de las finanzas, entendió el factor gente en la fórmula del éxito. En su libro Top Performance [Desempeño al máximo], el experto en relaciones Zig Ziglar cita al antiguo director ejecutivo de CocaCola. Zig dice que Woodruff solía repartir un folleto que decía: Toda la vida es prácticamente un trabajo de ventas. Que triunfemos o fracasemos depende en gran medida de qué tan bien motivamos a los seres humanos con quienes lidiamos a que nos compren y qué tenemos para ofrecer. El éxito o el fracaso en este trabajo es esencialmente un asunto de relaciones humanas. Es algo que depende de la clase de reacción que generamos en nuestros parientes, clientes, empleados, empleadores, compañeros de trabajo y asociados. Si esta reacción es favorable tenemos gran probabilidad de éxito. Si la reacción es desfavorable estamos perdidos. El pecado mortal en nuestra relación con las personas es que no las valoramos. No hacemos el esfuerzo activo y continuo de hacer y decir aquellas cosas que les harán vernos con Buenos ojos, creernos y crear en ellos el deseo de trabajar con nosotros para la realización de nuestros deseos y propósitos. Vez tras vez, vemos a individuos y organizaciones que se desempeñan a una mera fracción de su potencial de éxito, o que fracasan por completo por la simple razón de haber descuidado el elemento humano en la vida y los negocios. Dan por sentadas a las personas y sus acciones. Sin embargo, son estas personas y sus respuestas las que determinan su éxito o fracaso. TODO EMPIEZA CON LA GENTE Todos los éxitos de la vida son el resultado de iniciar relaciones con la gente correcta y luego fortalecer esas relaciones con buenas destrezas relacionales. De igual modo, los fracasos en la vida casi siempre pueden atribuirse a fallas en las relaciones personales. A veces la conexión es obvia. Enredarse con un cónyuge abusivo, un socio corrupto o un familiar vicioso tarde o temprano ocasionará grandes daños. Otras veces el problema es menos dramático, como mantenerse a distancia de un compañero de trabajo con el que uno tiene que interactuar a diario, no poder establecer una relación positiva con un cliente importante, o perder oportunidades únicas para alentar a un niño inseguro. Lo cierto es que todos pueden vincular sus éxitos y fracasos a las relaciones que han desarrollado en su vida. Al pensar en mis fracasos personales, puedo vincularlos casi todos a individuos específicos en mi vida. En cierta ocasión elegí a la persona equivocada para recibir consejos financieros y me embarqué en un negocio petrolero con él. Perdí diez mil dólares que mi esposa Margaret y yo habíamos tardado mucho tiempo en ahorrar. En otra occasion empecé un negocio y le pedí a un amigo que se encargara de manejarlo porque pensé que podría hacerlo. Mi juicio también me falló y después de un par de años el negocio tenía más de ciento cincuenta mil dólares en pérdidas. No quiero hacerme la víctima ni culpar a otros de mis fracasos, solo quiero mostrar que mi interacción con otras personas es una parte definitiva del proceso. De manera similar, no puedo acreditarme mis éxitos pues ninguno de ellos fue fruto de un esfuerzo solitario. Mi interacción con otros 4
  5. 5. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell fue lo que me ayudó a tener éxito. Por cada logro, puedo mirar atrás y ver una relación que lo hizo posible. Sin la ayuda de personas como Elmer Towns, Peter Wagner y Jack Hayford, mi carrera nunca habría llegado tan lejos. Sin la ayuda de una gran cantidad de personas en Caribe Betania y en mi compañía, el grupo InJoy, mi libro Las 21 leyes irrefutables del liderazgo nunca se hubiese convertido en un éxito con más de un millón de ejemplares vendidos. La mayoría de mis bendiciones económicas pueden acreditarse a la ayuda y el consejo de mi hermano, Larry Maxwell, y mi amigo Tom Phillippe. Por importantes que sean las relaciones en la esfera profesional, son todavía más críticas en lo personal. Mi vida espiritual se debe en gran parte a mi relación con mi padre, Melvin Maxwell. La razón por la que me siento realizado todos los días puede atribuirse a mi esposa, Margaret. Ella me ayuda a disfrutar a plenitud de nuestros éxitos. Debo incluso dar el crédito por la vida misma a mis relaciones con otros. Si no hubiese conocido al cardiólogo John Bright Cage, no estaría escribiendo ahora mismo, pues el ataque cardíaco que sufrí en diciembre de 1998 seguramente me habría quitado la vida. MÁS QUE UN ACCESORIO ¿Ha tenido que lidiar alguna vez con una persona difícil? Tal vez pensó, no puedo negar que tiene talento, pero me resulta muy difícil trabajar con ella, o es un joven brillante, pero parece que no se lleva bien con nadie. Son personas que nunca alcanzan a desarrollar su máximo potencial porque solo son capaces de lograr una fracción de lo que podrían hacer si supieran cómo ganarse a la gente. No entienden que las buenas relaciones son más que la cubierta del pastel en la vida. Son el pastel mismo, la sustancia que necesitamos para llevar una vida exitosa y satisfactoria. Ahora bien, ¿qué deben hacer las personas que no poseen grandes destrezas relacionales? Debo admitirlo, para mí es muy natural establecer y desarrollar relaciones pues siempre he sido muy sociable. Sin embargo, también me he esforzado en mejorar mis habilidades innatas. En medio siglo he aprendido mucho sobre los demás y sobre mí mismo, y he condensado esas ideas en veinticinco «Principios de Interacción» que cualquier persona puede aprender. Hasta el individuo más introvertido puede aprenderlos y volverse una persona más sociable, en tanto que alguien a quien le guste socializar podrá convertirse en experto en edificación y mantenimiento de relaciones. Digo esto porque son Principios de Interacción que funcionan en todos los casos. Se aplican sin importar que uno sea joven o anciano, sanguíneo o melancólico, hombre o mujer, empleado o jubilado. Los he practicado durante décadas y los he visto funcionar en docenas de países a los que he viajado en seis continentes. Como resultado de aplicar estos principios, he optimizado mis probabilidades de éxito con los demás, y he desarrollado relaciones positivas y saludables que me han traído éxito profesional y satisfacción personal. A medida que usted lea y aprenda estos Principios de Interacción, verá que algunos de ellos son puro sentido común. Otros quizá le sorprendan. Tal vez cuestione algunos porque le parezcan demasiado optimistas, pero puedo decirle por experiencia que realmente funcionan. Un solo Principio de Interacción no le convertirá en un experto en socialización, pero si pone en práctica todos estos principios mejorará su vida, ¡y puede estar seguro de que nunca será nominado al Salón de la Infamia Social ! 5
  6. 6. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Esto no significa que usted tendrá una relación exitosa con todas las personas que se crucen en su camino ya que no puede controlar la reacción de otra persona hacia usted. Todo lo que puede hacer es convertirse en la clase de persona que otros quieran conocer y con la cual puedan construir una relación significativa. En la vida, las habilidades que usted emplee y las personas con quienes elija relacionarse, determinarán su éxito o su fracaso. He dividido los Principios de Interacción en este libro conforme a cinco factores críticos que debemos tener en cuenta si queremos ganarnos a la gente. • • • • • Disposición: ¿Estamos preparados para las relaciones? Conexión: ¿Estamos dispuestos a enfocarnos en los demás? Confianza: ¿Podemos desarrollar la confianza mutua? Inversión: ¿Estamos dispuestos a invertir en otros? Sinergia: ¿Podemos crear relaciones en las que todos salgamos ganando? Aprenda y practique los Principios de Interacción, y podrá dar respuesta afirmativa a todas estas preguntas. De este modo alcanzará el éxito en las relaciones personales porque será capaz de desarrollar relaciones sanas, eficaces y satisfactorias. Usted tiene la oportunidad de convertirse en la clase de persona que también hace exitosos a los demás. ¿Qué podría ser mejor que eso? Extracto del libro “Como ganarse a la gente” por John C. Maxwell y publicado por Caribe-Betania Editores. 6
  7. 7. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Las Cosas que no Necesitan Talento El talento nos atrapa, nos asombra la belleza de la escultura de Michelangelo, nos paraliza la voz angelical de Mariah Carey, nos doblamos de la risa con la comedia de Robin Williams, Somos cautivados por la actuación en la pantalla de Denzel Washington. Sin embargo, vivimos en un mundo de trastornos y contradicciones. El más talentoso no siempre termina en la cima como una celebridad otros con menos talento a menudo consiguen el éxito. Los trastornos se escriben en nuestra historia y ocurren alrededor de nosotros cada día. Un ejército mal de mal vestidos revolucionarios derrotó al imperio Británico para liberar a las colonias americanas y fundaron una nueva nación. Una compañía nueva en sus comienzos; Google superó los motores de búsqueda poderosos que tenían más reconocimiento, más capital y eran más conocidos. ¿Por qué la mayoría de los más talentosos no siempre son mejores? ¿Qué permite a los menos expertos ser, ocasionalmente, mucho más acertados? El Objetivo de este articulo, no es reducir al mínimo el talento, pero si enfatizar en cualidades independientes de talento, las cuales, cuando son practicadas, agregan valor a otros y a nosotros mismos. Para comprender un poco los cuatro elementos que he destacado en esta lección, las mismas están entre las cualidades más prominentes de un líder y que no necesitan del talento. Habilidad de aprender El deseo de escuchar, de aprender, y de aplicarse no es innato, pero cuando es cultivado, ayuda al crecimiento y al desarrollo del líder. En las palabras de Henry Brookss Adams; "La gente aprende mucho de quien sabe aprender". Busque y planee sus momentos para aprender. Haga preguntas intencionalmente para dibujar con profundidad la experiencia y el conocimiento de aquellos alrededor de usted. Mis mejores amigos son mis mejores profesores. Amo aprender, y me fascinan los individuos que tienen abundancia de sabiduría y les gusta compartirla. Como Beltasar Gracian dijo; "haga de sus amigos sus profesores y mezcle los placeres de la conversación con las ventajas de la instrucción." Encuentre los momentos para aprender y úselos entonces, usted realmente aprenderá a vivir. La gente exitosa ama aprender, distintamente que los menos exitosos. Para los líderes exitosos, el aprender es tan necesario como respirar. Anhelan conocimiento y lo buscan a través de los libros, las conferencias, las conversaciones y las evaluaciones de las experiencias. Para la gente sin éxito el aprendizaje es una carga y prefieren los caminos conocidos. Su hastío por el aprendizaje les impide su crecimiento y limita su influencia. Iniciativa 7
  8. 8. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell La iniciativa es la fuerza interna que impulsa a los líderes a alcanzar grandes sueños. El padre y fundador de Estados Unidos, Benjamin Franklin, sostuvo la siguiente máxima: "Para tener éxito, hay que saltar rápidamente de las oportunidades a las conclusiones". Los líderes con iniciativa tienen impaciencia para hacer que las cosas suceden. Tienen una actitud incansable y no se conforman con resultados promedio. Una persona con iniciativa acepta la responsabilidad de su propia vida. Tal persona es autor de su propia historia. Elbert Hubbard dice; "el mundo concede los premios, el dinero y los honores, en una cosa y ésa es la iniciativa. ¿Que es iniciativa?. Se los diré. Es hacer las cosas correctas sin hablar mucho". Las personas con iniciativa se inclinan hacia la acción. Pasión La pasión es un predictor intachable del éxito. ¿Cuántas personas que quieren cumplir metas carecen de entusiasmo?. ¿Cuántos grandes líderes que usted admira son indiferentes?. Una persona sin pasión no irá lejos antes y no tendrá esperanza de alcanzar grandes sueños. Por otra parte, una persona con pasión moverá montañas para ver su sueño hecho realidad. Una persona con gran pasión con el tiempo se convierte para un líder en la búsqueda de una visión. Con respecto a la pasión, existen dos clases de personas, los alumbradores del fuego y los combatientes del fuego. El foco de los combatientes del fuego es ver lo que está mal de una idea, en vez de ver lo que esta correcto de esa idea. Estas personas poseen un espíritu dudoso y se resisten al cambio. Ellos adoran las palabras “si, pero…“. Siempre están encontrando defectos y humedecen el fuego dentro de si mismos y en todas las personas alrededor de ellos. Evite los combatientes del fuego a toda costa, y en su lugar, busque a los alumbradores del fuego. Los alumbradores del fuego son valerosos. Ellos elevan y sostienen a otros en tiempos difíciles. Comparten sus triunfos, y estimulan a otros hacia grandes y mejores logros. Las personas exitosas dan prioridad a sus compromisos apasionadamente. Rechazan la idea de vivir fuera de sus sueños. Cuando están en problemas generan perseverancia y barren las dificultades como una ola en el océano. Coraje (valor) El coraje o valor se pone a prueba cada día. Pensamos que el valor es requerido ante una situación de peligro o tensión, pero el valor es una virtud diaria, es necesario para vivir una vida sin pesares. En las palabras de James Harvey Robinson, “La grandeza es más que todo valentía. El coraje de escaparse de las viejas ideas y viejos estándares y de la forma "respetable" de hacer las cosas”. Muchas razones agregan “el valor” a la lista de las cualidades admirables que existen aparte de talento. Necesitamos valor al buscar la verdad, aun cuando sabemos que esta 8
  9. 9. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell pueda ser dolorosa. Necesitamos valor de cambiar cuando es más fácil seguir estando cómodo. Necesitamos valor de expresar nuestras convicciones cuando otros nos desafían. Necesitamos valor de aprender y de crecer, especialmente cuando al hacerlo exponemos nuestras debilidades. Necesitamos valor de tomar caminos elevados cuando otros nos tratan con maldad y nos colocan de último, necesitamos valor para liderizar cuando somos blanco de la crítica Quizás pueda ser Miguel Cervantes quien resume mejor el valor: "El que pierde abundancia pierde mucho; él que pierde a sus amigos pierde más; pero él que pierde su valor pierde a todos". Resumen No hay substituto para el talento, pero existen suplementos de este, que pueden transformar un modesto talento en grandeza. Habilidad de aprender, iniciativa, pasión, y el valor son una muestra de las cualidades que dotan al talento de eficacia y que estimulan las habilidades medias para convertirse en historias extraordinarias de éxito. No reduzca al mínimo el talento, sino magnifique las cualidades que pueden acompañarlo, y constrúyalas día a día. 9
  10. 10. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Pasión, Toma la Vida y Ámala Los expertos pasan mucho tiempo tratando de averiguar lo que hace a las personas exitosas. Casi siempre buscan sus credenciales, inteligencia, educación, y otros factores. Pero más que cualquiera otra cosa, la diferencia la hace la pasión. David Sarnoff de la RCA afirma que «nadie puede tener éxito a menos que ame su trabajo». Si observas las vidas de líderes efectivos, encontrarás que casi nunca encajan en moldes estereotipados. Por ejemplo, más del 50% de todos los altos ejecutivos de la revista Fortuna 500 tienen promedios de C o -C en los primeros años de universidad. Casi el 75% de todos los presidentes estaban en la mitad inferior de sus clases en la escuela. Más del 50% de todos los empresarios millonarios nunca terminaron los estudios universitarios. ¿Qué le permite a la gente que parece común, lograr grandes cosas? La respuesta es la pasión. En la vida del líder nada puede tomar el lugar de la pasión. Echemos un vistazo a cuatro verdades sobre la pasión y qué pueden hacer por ti como líder. 1. La pasión es el primer paso para la realización Tu deseo determina tu destino. Piensa en grandes líderes y quedarás impresionado por su pasión: Gandhi por los derechos humanos, Winston Churchill por la libertad, Martin Luther King Jr. por la igualdad, Bill Gates por la tecnología. Cualquiera que viva por encima de una vida común tiene un gran deseo. Esto es cierto en cualquier campo: deseos débiles traen resultados flojos, así como un fuego pequeño produce poco calor. Mientras más fuerte sea tu fuego, más grande será el deseo y más grande el potencial. 2. La pasión aumenta tu fuerza de voluntad Cuentan que un joven poco entusiasta se acercó al filósofo griego Sócrates y le dijo con cierta indiferencia, «Oh, gran Sócrates, vengo a usted en busca de conocimiento». El filósofo lo llevó hasta el mar, avanzó hasta lo profundo y lo sumergió por treinta segundos. Cuando lo soltó para que tomara aire, le pidió que repitiera lo que quería. El joven farfulló: «Conocimiento, gran conocimiento». Sócrates lo empujó debajo del agua otra vez, solo que ahora un poco más de tiempo. Después de repetirlo varias veces, el filósofo le preguntó: «¿Qué quieres?», el joven finalmente dijo, jadeando, «¡Aire, quiero aire!» «Bueno», respondió Sócrates, «Ahora, cuando quieras el conocimiento como quieres el aire, lo tendrás». No hay sustituto para la pasión. Es el combustible de la voluntad. Si quieres cualquier cosa escasamente, no tendrás la voluntad para lograrlo. La única forma de tener esa clase de deseo es desarrollar la pasión. 10
  11. 11. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell 3. La pasión te cambia Si te dejas llevar por la pasión, en vez de por las percepciones de otros, llegarás a ser una persona más dedicada y productiva. Eso aumentará tu capacidad de impactar a los demás. Al final, tu pasión tendrá más influencia que tu personalidad. 4. La pasión hace posible lo imposible El ser humano está hecho de tal forma que cuando cualquier cosa enciende el alma, las imposibilidades desaparecen. Un fuego en el corazón levanta todo en su vida, es por eso que los líderes apasionados son tan efectivos. Un líder con gran pasión y pocas habilidades siempre sobrepasa a un líder con grandes habilidades y ninguna pasión. A pesar del poder de la pasión, muchas personas en nuestra cultura parecen creer que la pasión es algo de lo que debemos estar recelosos. El sicólogo Tony Campolo ha hecho la siguiente observación: «Estamos atrapados en una etapa específica de nuestro genio nacional en la que no solo somos materialistas sino peor que eso; estamos convirtiéndonos en personas emocionalmente muertas. No cantamos, no bailamos, ni siquiera cometemos pecado con mucho entusiasmo». ¿Es la pasión una característica de tu vida? ¿Te levantas con entusiasmo por el nuevo día? ¿Es el primer día de la semana tu día favorito?, o ¿vives de fin de semana en fin de semana como sonámbulo a través de tu rutina de todos los días? ¿Qué tiempo hace desde que no puedes dormir porque estabas demasiado excitado por una idea? Si la pasión no es una cualidad en tu vida, estás en problemas como líder. La verdad es que nunca podrás dirigir algo por lo cual no te sientas apasionado. No puedes iniciar un fuego en tu organización a menos que primero se encienda en ti. Para aumentar tu pasión haz lo siguiente: Tómate la temperatura. ¿Cuán apasionado eres respecto de tu vida y tu trabajo? ¿Se nota? Haz una evaluación interrogando a varios compañeros de trabajo y a tu esposa sobre tu nivel de deseo. No serás un apasionado mientras no creas que la pasión puede hacer la diferencia en tu vida. Regresa a tu primer amor. Muchas personas dejan que la vida y las circunstancias los descaminen. Piensa cuando comenzaste tu carrera, o incluso más atrás, cuando eras un niño. ¿Qué te desvió de tu camino? ¿Qué era aquello en lo que podías pasar horas y horas? Trata de recuperar tu antiguo entusiasmo. Después evalúa tu vida y tu carrera a la luz de esos antiguos amores. Relaciónate con gente de pasión. Esto suena chistoso, pero dime con quién andas y te diré quién eres. Si has perdido tu fuego, acércate a alguien que lo pueda encender. La pasión es contagiosa. Trata de pasar tiempo con alguien que pueda contagiarte. 11
  12. 12. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell El viaje es más divertido si sabe hacia dónde va Hace varios años, mientras hojeaba la revista Success [Éxito], encontré un estudio que hizo Gallup -organización dedicada a hacer investigaciones- acerca de lo que la gente piensa que es el éxito. Esto me llamó la atención pues siempre me he interesado por ayudar a que otros alcancen el éxito, y quería saber lo que Gallup había recogido en su encuesta. Las respuestas se dividían en doce categorías, pero la respuesta número uno era «buena salud». El cincuenta y ocho por ciento de las personas identificaban esto con el éxito, por sobre cualquier otra cosa. No sé qué piensa usted, pero yo valoro la buena salud, y he tenido la bendición de gozarla. Pero si tuviera solo buena salud y nada más, no sé si diría que he tenido éxito. He descubierto que frecuentemente a la gente se le hace difícil definir el éxito. Pero si no sabe lo que es el éxito, ¿cómo va a alcanzarlo? Por eso quiero ayudarle a identificar una definición de éxito que le ayude: el éxito es un viaje. Permítame comenzar a ilustrarlo contándole una historia. Hace algunos meses, estaba frente a los setenta y cuatro empleados de INJOY -la organización que fundé en 1985 para enseñar liderazgo y desarrollo personal- y me preparaba para darles algunas noticias que sabía iban a ser estimulantes para algunos y desalentadoras para otros. Les iba a decir que dentro de un año mudaríamos la empresa desde San Diego, California a Atlanta, Georgia. Dick Peterson -el presidente de INJOY- y yo habíamos estado conversando por cerca de seis meses sobre la posibilidad de mudar la empresa. Había comenzado como una conversación causal del tipo «Y qué si …», pero después empezamos a darle un pensamiento más serio. Pesamos las ventajas y pedimos a nuestro director de finanzas que hiciera algunos cálculos. Conversamos sobre las oportunidades que nos traería. Y finalmente concluimos que la mudanza a Atlanta hacía sentido en términos profesionales, logísticos y económicos. Sabíamos que si queríamos alcanzar un nuevo nivel de crecimiento y desarrollo, no solo como empresa, sino como individuos, necesitábamos hacer el cambio. Esa fue una decisión muy difícil en muchos aspectos. Nunca esperé salir de San Diego. Desde el día que nos mudamos aquí desde Indiana, mi esposa Margaret y yo sentimos que estábamos en casa. Es el único hogar que nuestros hijos, Elizabeth y Joel Porter, han conocido. Pero a pesar de lo mucho que nos gustaba vivir en San Diego, estábamos dispuestos a hacer el sacrificio de mudarnos para alcanzar un mayor éxito. Nuestra preocupación más grande era la gente del equipo de INJOY. No sabíamos cómo reaccionarían. San Diego es una de las ciudades más hermosas del país, y el clima es perfecto. Muchos de nuestros empleados eran oriundos de San Diego, y tenían muchas razones para quedarse en su ciudad. Mientras me preparaba para hablar a los empleados, había una energía ruidosa en la sala. No nos habíamos reunido como grupo en casi un año, y podía ver el entusiasmo y la expectación en muchos rostros. 12
  13. 13. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell «Compañeros, quiero que me presten atención», comencé. «Tengo una importantísima noticia que darles. En un año, a partir de este momento, estaremos mudando a INJOY para Atlanta». Pude observar toda una gama de reacciones. Algunos parecían escandalizados. Otros, se veían como si les hubiesen dado un golpe en el estómago. Jayne Hansen, una de nuestras mejores representantes de servicio al cliente, tenía los ojos muy abiertos, el mentón caído y tosió cada ocho a diez segundos durante el primer minuto que hablé. Nuestros gerentes dieron muestras de alivio: habían guardado el secreto durante semanas. Durante cincuenta y cinco minutos, Dick Peterson y yo explicamos todas nuestras razones para la mudanza, dimos estadísticas e informaciones sobre Atlanta, les mostramos un video de la Cámara de Comercio de Atlanta. Les dijimos que todo el que quisiera ir a Atlanta tendría trabajo en cuanto llegara. Luego presentamos a dos personas que habíamos traído de la mejor agencia de bienes raíces de esa ciudad para contestar preguntas. DISPOSICIÓN DE EMPRENDER EL VIAJE No estábamos seguros de la reacción que tendría nuestro personal. Estábamos proponiendo una mudanza que cambiaría radicalmente sus vidas. ¡Qué sorpresa cuando más del 90% del grupo dijo que se mudaría o por lo menos consideraría la mudanza a Atlanta! Estaban dispuestos a emprender el viaje. Esto me puso a pensar. ¿Por qué tantos de ellos estaban dispuestos a ser desarraigados, dejando todo lo que les era familiar, incluyendo a familiares y amigos, para mudarse al otro extremo del país? Llegué a la conclusión que estaban dispuestos a ir por cuatro razones: 1. Les dimos un cuadro del lugar al que iban Mientras Dick, los dos agentes de bienes raíces y yo hablamos a nuestra gente, les dimos un cuadro de nuestro futuro en Atlanta: el ambiente positivo de trabajo, el mayor número de vidas que podríamos alcanzar, la mejor calidad de vida y la oportunidad que como empresa tendríamos para ascender a un nuevo nivel. Podían verlo todo, los beneficios personales y los de la empresa. 2. Respondimos sus preguntas La perspectiva de emprender un viaje puede crear inseguridad y provocar numerosas preguntas. Nuestra gente quería saber dónde localizaríamos las oficinas, cómo eran las escuelas de Atlanta, cómo era el mercado de bienes raíces, las atracciones culturales y de diversión disponibles en la ciudad, la estructura estatal de impuestos, y así sucesivamente. En esa primera reunión, pudimos responder casi todas sus preguntas. 3. Habían experimentado el éxito personal en sus vidas Como equipo, INJOY tenía éxito, y lo mismo ocurría con las personas. Eran responsables del éxito de la empresa y al mismo tiempo disfrutaban de los frutos de ese éxito. Tenían el sentido de propósito. Estaban creciendo personalmente. Y estaban ayudando a otros. 4. Ya no eran los de antes y querían seguir teniendo importancia Un par de semanas antes del anuncio de la mudanza, oí a Patty Knoll, una de nuestras empleadas, decir: «Me gusta trabajar en INJOY, y ayudar a tantas personas a través de lo que hacemos. No puedo imaginarme trabajando en otro 13
  14. 14. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell lugar». Cuando una persona ha probado el éxito y se da cuenta que sus esfuerzos son importantes, es algo que jamás olvida y que nunca quiere dejar. El hacer la diferencia en la vida de otros, cambia su perspectiva de la vida y sus prioridades. Quizás se esté diciendo: «¡Fantástico! Qué bueno que su gente quiera mudarse a Georgia. Pero, ¿qué tiene que ver eso conmigo? ¡Yo no voy en ese viaje a Atlanta! ¿Y qué de la definición de éxito?» Es cierto que usted no se va a mudar para Atlanta, pero se está preparando para irse en un viaje -el viaje del éxito- y ese viaje tiene el potencial de llevarlo muy lejos, quizás más lejos que lo que usted ha soñado. Para emprenderlo, usted necesitará las mismas cosas que necesitó el personal de INJOY: un cuadro del lugar al que va, respuestas a sus preguntas sobre el éxito, conocimiento de lo que es el éxito, y la capacidad de cambiar y seguir creciendo. John Maxwell Conferencista Internacional, especialista en Liderazgo, fundador del INJOY Life Club®. 14
  15. 15. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Si no llevas la bola, no puedes dirigir al equipo UNA NUEVA VISITA AL ÁLAMO: En la actualidad en la cultura estadounidense raramente se ve el tipo de responsabilidad mostrada por James Bomham y sus compañeros. Hoy en día, la gente está más preocupada de sus derechos que de sus responsabilidades. Al reflexionar en las actitudes actuales, mi amigo Haddon Robinson hace la siguiente observación, «Si quieres hacerte rico, invierte en victimización, hoy por hoy es la industria estadounidense de más rápido crecimiento». Dice que millones de personas se están enriqueciendo al identificar, representar, entrevistar, tratar, asegurar y aconsejar víctimas. Los buenos líderes nunca adoptan la mentalidad de la víctima. Reconocen que quiénes son y dónde están sigue siendo su responsabilidad, no de sus padres, sus conyuges, sus hijos, el gobierno, sus jefes, o sus compañeros de trabajo. Enfrentan lo que la vida les depara y dan lo mejor de sí, sabiendo que tendrán una oportunidad de guiar el equipo solo si han probado que pueden llevar el balón. Echa una mirada a las siguientes características de personas que asumen su responsabilidad: 1. Terminan el trabajo que comienzan En un estudio de personas que se hicieron millonarios, el Dr. Thomas Stanley de la Universidad de Georgia descubrió que todos tienen algo en común: trabajan duro. A un millonario que le preguntaron por qué trabajaba de doce a quince horas diarias, respondió: «Pasé quince años trabajando para una gran organización, para darme cuenta que en nuestra sociedad se trabaja ocho horas diarias para sobrevivir, y si se trabaja solo ocho horas al día, no se hace más que sobrevivir, pero todo lo que se hace después de las ocho horas es una inversión para el futuro». Nadie puede hacer el mínimo y alcanzar el máximo potencial. ¿Cómo pueden las personas mantener una actitud de «termina lo que comenzaste»? Viéndose como trabajadores por cuenta propia. Si quieres lograr más y construir credibilidad con tus seguidores, adopta ese estado mental. Puede llevarte lejos. 2. Están dispuestos a ir la milla extra Las personas responsables nunca dicen, «Ese no es mi trabajo». Estásn dispuestas a hacer lo que sea necesario para completar el trabajo que necesita la organización. Si quieres tener éxito, pone a la organizacion a la cabeza de tu agenda. 3. Son motivados por la excelencia La excelencia es una gran motivadora. Las personas que desean la excelencia (y trabajan duro para lograrla) son casi siempre responsables. Y cuando lo dan todo, viven en paz. El 15
  16. 16. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell experto en éxito Jim Rohn dice: «El estrés viene por hacer menos de lo que se puede». Haz de la alta calidad tu objetivo y la responsabilidad fluirá en forma natural. 4. Producen a pesar de la situación La cualidad fundamental de una persona responsable es la capacidad de terminar lo que comenzó. En su libro An Open Road , Richard L. Evans escribe, «es de un valor incalculable encontrar a alguien que asuma su responsabiblidad, termine y continúe hasta el último detalle lo que ha emprendido; es decir, saber cuando alguien que ha aceptado una tarea la terminará efectiva y concientemente». Si quieres ser líder, tienes que producir. Para mejorar tu responsabilidad, haz lo siguiente: Manténte pendiente. A veces la inhabilidad de delegar a pesar de las circunstancias difíciles puede deberse a un problema de persistencia. La próxima vez que veas que no vas a poder cumplir a tiempo, deténte y busca la forma de resolverlo. Piensa en todas las posibilidades. ¿Puedes trabajar durante la noche? ¿Puedes llamar a un colega para que te ayude? ¿Puedes contratar a alguien o encontrar un voluntario que te ayude? La creatividad puede traer responsabilidad a tu vida. Admite lo que no es suficientemente bueno. Si tienes problemas en lograr la excelencia puede ser que hayas bajado tus metas. Busca en tu vida personal lugares donde hayas dejado que las cosas se hagan solas. Haz después cambios para establecer metas más altas. Esto te ayudará a restablecer tu propio nivel de excelencia. Busca mejores herramientas. Si encuentras que tus normas son altas, tu actitud es buena y trabajas duro pero todavía no lo logras de la forma en que te gustaría, equípate mejor. Mejora tus habilidades tomando clases, leyendo libros y escuchando grabaciones. Busca un consejero. Haz lo que sea necesario para mejorar lo que hace. John Maxwell Conferencista Internacional, especialista en Liderazgo, fundador del INJOY Life Club®. 16
  17. 17. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Invertir y Cuidar a otros - Parte I Invertir en personas es como invertir en acciones de una empresa. El alto riesgo puede producir una gran ganancia o una enorme pérdida. Los mejores líderes le ayudarán grandemente, pero también pueden ser las personas que más pueden llegar a lastimarlo. El mejor de mis líderes se fue de la congregación y se llevó con él cien personas para comenzar una nueva congregación a pocas cuadras de la nuestra. Su proceder destrozó mi corazón. Otro miembro de nuestro equipo cayó en inmoralidad. Cuando fue confrontado me aseguró que las acusaciones eran falsas y yo lo defendí. Tres meses más tarde descubrí que, de hecho, había caído en un pecado sexual. Estos no eran líderes que ya estaban en la congregación cuando yo llegué. Yo había identificado el potencial en la vida de estas personas e invertido intensamente en ellos. Durante meses me aferré a una decisión: «Nunca más voy a cultivar la cercanía con mi equipo. No volverán a lastimarme o a mentirme». Un día me di cuenta de que esta era la decisión más necia que había tomado. Cuando nos arriesgamos por alguien e invertimos en su vida también existe la posibilidad de que nos lastimen. No obstante, el futuro de nuestro ministerio y las congregaciones que pastoreamos dependen de que desarrollemos en otros la capacidad de liderar. Mis ojos fueron abiertos a esta necesidad en mi primera congregación. Cuando llegué a ella no contaba más que con un puñado de personas. A lo largo de varios años trabajé día y noche para que la congregación llegara a trescientas personas. Realmente sentía que había logrado algo, sin darme cuenta de que mi dependencia en mí mismo acabaría por quebrarme. Cuando salí de aquella congregación la cantidad de personas decayó a menos de cien en unos pocos meses. Me di cuenta de que había fracasado. No había preparado a otros para asumir responsabilidades. Decidí entonces que esto no volvería a suceder. Desde ese momento uno de los enfoques primarios de mi ministerio ha sido el desarrollo de nuevos líderes. Una de las verdades que he aprendido con esto es que el desarrollo de nuevos líderes es difícil. Las personas dispuestas a ser desarrolladas no son fáciles de encontrar. Cuando uno las encuentra usualmente están comprometidas con otras esferas de la vida. Además de esto, es complicado armar un equipo de líderes. Uno no puede dirigir a líderes. Sus personalidades son fuertes y usualmente están comprometidos con sus propias visiones. Como si todo esto no fuera suficiente, los líderes buenos son difíciles de retener. De continuo se verán seducidos por otras oportunidades que les resultarán más apasionantes o significativas. Todo esto nos lleva a considerar la pregunta: «¿De qué forma podemos invertir en la vida de otros para que produzca un gran beneficio para el reino de Dios?» 17
  18. 18. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Valor Agregado El trabajo de desarrollar líderes lo comienzo con un claro propósito. Siempre me pregunto: «¿Cómo puedo agregarle valor a las personas que lidero?» Yo aconsejo a pastores a que no miren la congregación preguntando: «¿Quién me va a ayudar en el ministerio?» En lugar de esto, mire a su alrededor y descubra los líderes que tiene. Luego, plantéese esta pregunta: «¿Cómo puedo agregarle valor a la vida de esta persona?» Podemos añadir valor de varias maneras. Una es pedirle a las personas que sean parte de una gran visión. Ser parte de una causa por la cual uno puede dar la vida es una gran ventaja. Este valor crece aún más cuando usted considera que las personas son su mejor posesión. Todos creemos esta verdad cuando estamos comenzando en el ministerio, pero resulta más difícil mantener esta convicción cuando hemos trabajado por un tiempo con las personas y descubrimos sus debilidades. También es posible agregar valor a las personas cuando las escuchamos. Si conozco el corazón de un persona sé exactamente cómo agregar valor a su vida. Desarrollo el aspecto donde ellos desean experimentar crecimiento y no lo que aliviaría mi carencia en ese momento. De esta forma me protejo de utilizar a la gente. También puedo preguntarme cuál es la contribución particular que esta persona puede ofrecer y luego la capacito según sus dones y anhelos. Nuestro nuevo director de mercadeo, por ejemplo, un joven llamado Kevin, trae excelentes habilidades del mundo de las empresas. Durante varios meses viajará conmigo dondequiera que vaya. Durante ese tiempo el podrá llegar a conocer mi corazón mientras yo me ocupo en conocer el de él. Le estoy dando todo el material de liderazgo posible, y él lo absorbe a gran velocidad. Estoy alimentando un hambre que ya existe en él. Otra posibilidad es la de simplemente entrenar a las personas. Otro de nuestros miembros de equipo también viene del mundo de las empresas. Trabajando para una multinacional sintió el llamado al ministerio y decidió estudiar en un seminario. Mientras estudiaba realizó una pasantía con nosotros durante un año. Daniel es inteligente y muy orientado hacia el trabajo, pero también es melancólico y tiende a esquivar las relaciones. Durante su primer semana de trabajo se cruzó conmigo y algunos otros miembros del equipo en uno de los pasillos del edificio. Con el maletín en la mano y la mirada fija, se dirigió a su oficina dispuesto a atacar los proyectos del día. «Ni siquiera nos vio» pensé. De modo que lo seguí hasta su oficina y le anuncié: «Daniel, acabas de pasar al lado de tu trabajo». «¿A qué te refieres?» preguntó. «Estábamos parados en el pasillo y pasaste de largo sin siquiera saludarnos» Le contesté. «John» me dijo, «me encantaría hablar con ustedes, pero tengo mucho trabajo que hacer». 18
  19. 19. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell «Estas personas son nuestro trabajo, Daniel» le repliqué. «Estamos en el «negocio» de las personas». Lo que me encanta de Daniel es que cuando vio que era necesario un cambio, se puso a trabajar en ello. Comencé a enseñarle habilidades interpersonales. Luego de cinco años se convirtió en mi pastor ejecutivo y no dedicó su tiempo a otra cosa que al desarrollo y la supervisión de las personas. El otro día me dijo que 140 personas iban a llegar a su casa para celebrar un día feriado juntos. ¡Se ha convertido en un experto en personas! 19
  20. 20. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Invertir y cuidar a otros - Parte 2 El arte del desarrollo personalizado Parte del desafío de desarrollar líderes es ser sensible a las necesidades individuales de cada persona. Algunas personas tienen un corazón para Dios pero no poseen habilidades de líderes. Necesitamos proveer para ellos capacitación de liderazgo. Si el carácter de las personas ya está formado, ellas solamente necesitan aprender cómo alcanzar el potencial en sus proyectos. En el proceso de desarrollar a estas personas podemos nosotros o ellos caer en una excesiva preocupación por la posición y el título asignado. Yo los exhorto: «No importa donde están trabajando o quienes son sus compañeros de equipo, comiencen a añadirle valor a la vida de las personas y se ganarán su respeto. Ellos serán su mejor recomendación». Cuando ellos perciban que el liderazgo no depende del puesto sino de la influencia, todo cambiará. No necesitan esforzarse por ser líderes; si se dedican a invertir en otros, otros les permitirán que sean sus líderes. Otras personas poseen mucha influencia pero poca profundidad espiritual. del puesto sino de la influencia, todo cambiará. No necesitan esforzarse por ser líderes; si se dedican a invertir en otros, otros les En ocasiones esto es por culpa nuestra. Un talentoso hombre de empresas una vez me confesó: «De lunes a sábado me siento desafiado al límite. Asumo riesgos, y vivo un profundo compromiso con mi empresa. Cuando voy a la iglesia, sin embargo, nadie me desafía ni me pide que asuma un compromiso profundo. Nunca se me pide que me arriesgue por algo». Esto me entristece. Muchas congregaciones poseen maravillosos líderes que son superficialmente espirituales porque nunca nadie los ha desafiado. Esto es una lástima porque resulta más fácil desarrollar la vida espiritual que las capacidades de liderazgo en una persona. No obstante, los líderes que carecen de profundidad espiritual deben ser cultivados por aparte. No pueden ser ubicados inmediatamente en posiciones de liderazgo sin comprometer la integridad espiritual de la congregación. Más bien yo me dedicaría a ese líder pasando tiempo con él en oración, enseñándole a orar las Escrituras e integrándolo en algún grupo de crecimiento. Los buenos líderes son también buenos consejeros. Yo me he acercado a personas de negocios para decirles: «Usted es bueno en las finanzas. ¿Podría aconsejarme en esta área?» A medida que nos relacionamos ellos desarrollan una pasión por las cosas que a mí me apasionan. Luego, cuando empiezan a mostrar liderazgo espiritual, los desafío con algún proyecto con un plazo específico. Durante el proceso observo la forma en que se relacionan con otros. Algunos líderes crecen en medio de un consejo o una comisión, mientras que otros no funcionan en ese contexto. Simplemente no pertenecen a ese mundo. 20
  21. 21. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Reconocer potencial Suelo comparar el desarrollo de un líder con la subida de un ascensor, donde mi destino es el piso diez. Cuando llegamos al piso tres algunos líderes dirán: «Este es mi piso. Aquí me bajo yo». Durante los primeros años de ministerio mi tendencia era bajarme con ellos. «Sigamos por las escaleras» les decía yo. «No necesitamos tomar el ascensor. Intentemos subir al menos algunos pisos más». Mi esposa Margaret un día me dijo: «John, debes permitir que cada uno decida en qué piso quiere vivir». Eso no fue fácil para mí porque considero que el crecimiento es parte de la vida. A lo largo de los años mi filosofía del desarrollo de liderazgo se ha visto obligada a cambiar. Pensaba que yo podía dirigir a cualquier persona, pero descubrí que no puedo lograrlo con algunas personas. Además de esto, solía pensar que cualquiera podía llegar a ser líder si poseía el compromiso necesario. Esto es una necedad. Muchas personas no quieren ejercer un liderazgo, ni tampoco poseen las cualidades necesarias para ello. Si sabemos esto, ¿cómo identificamos a las personas correctas para desarrollar su potencial de liderazgo. En primer lugar, debemos darle lo mejor de nosotros mismos a los líderes que ya poseemos. Muchas de las personas que yo estaba dispuesto a descartar, apenas luego de un mes, se convirtieron en verdaderas bendiciones para el equipo. Yo animo a los pastores a que inviertan al menos seis meses en los líderes que ya poseen. Uno tiene que moverse con las personas que ya están con uno. Descubrirán que algunas de esas personas gozan de mucho potencial, mientras que otros no tanto. Invierta en el primer grupo y busque la forma de ubicar a los otros en ministerios que no requieran de liderazgo. En mi primera congregación un hombre me criticó duramente. Fui a él y le dije: «Quiero pedirte que me perdones si en algo he obrado mal». Pensé que podíamos abrazarnos y comenzar de vuelta, por lo que lo abrasé. El no respondió. No lo confronté ni inicié algún tipo de cambio, y la próxima semana comenzó de vuelta a criticarme. No era la clase de persona que yo necesitaba en mi equipo. Cuando me acerco a algún líder potencial le pido que se comprometa a ser mi compañero de oración durante un año. Esto nos ofrece una valiosa oportunidad de llegar a conocer cada uno el corazón del otro. Por otro lado, también pregunto: «Si yo invierto en su vida, ¿usted estará dispuesto a invertir en otros líderes?» De esta manera aseguramos que la cultura de desarrollo de liderazgo se perpetúa y separamos a las personas que probablemente nunca van a ser líderes. En ocasiones la intimidación se torna un obstáculo que impide que los líderes fuertes se conecten con sus pastores. El pastor mira al líder y piensa: «Este hombre ha creado su propia compañía y maneja un impresionante presupuesto. Yo dirijo esta pequeña congregación y una secretaria que trabaja apenas unas cuantas horas por semana». Por otro lado el líder mira al pastor y concluye: «Este hombre estudió en un seminario. Maneja el hebreo y el griego. Nunca podré alcanzar su nivel de espiritualidad». De manera que los temores circulan en ambas direcciones. 21
  22. 22. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Invertir y cuidar a otros - Parte 3 Liderazgo Personal Muchas veces los obstáculos para desarrollar líderes no proceden de los demás, sino de nosotros mismos. Un tema clave que debemos definir antes de invertir en otros es si estamos dispuestos a sacrificar poder. Los únicos que pueden concederle autoridad a los demás son lo que fácilmente ceden su propia autoridad. Me resulta más fácil concederla cuando me doy cuenta de que existe una fuente inagotable de autoridad para mí. Si yo sostengo en mis manos el único lapicero que voy a recibir, no estaré dispuesto a entregártela a ti; ¡yo la necesito! Pero si sé que en el armario guardo otros diez mil lapiceros, será fácil ofrecer: «¿Quieres un lapicero? Toma, te regalo una caja de lapiceros». Por esto, yo recomendaría que el pastor reúna a los líderes más talentosos de la congregación y les dé permiso para que ellos mismos recluten y formen nuevos líderes. Eso requerirá de un gran sentido de seguridad en el pastor, pero nos sentiremos seguros cuando entendamos qué es lo que fomenta la lealtad en los líderes de la congregación. La lealtad es el resultado del respeto. En los tiempos de mi padre, al pastor se le respetaba porque era el pastor. En estos tiempos, sin embargo, la gente no será leal a una persona al menos que la respete y se sienta respetada por ella. Las personas son leales cuando pueden afirmar: «Soy mejor persona como resultado de haber conocido a este líder». Aun el pastor que no siente que es un gran líder puede desarrollar otros líderes si se siente seguro no solamente de entregar liderazgo a otros, sino también en mostrar una disposición de desarrollar sus propias habilidades. Cualquier pastor que reconozca la importancia del liderazgo deberá desarrollar sus propias habilidades. Un segundo elemento personal que nos permite ser más eficaces a la hora de desarrollar líderes es aprender a ser apasionados por el ministerio en lugar de impulsados. En una época de mi vida yo era un impulsado, demasiado impaciente, demasiado orientado hacia las metas. En mi opinión existe una enorme diferencia entre ser impulsados y ser apasionados en el ministerio. Los impulsados siempre están intentando demostrarle algo a los demás, buscando la aprobación de los demás. Se enfocan solamente en sus objetivos. Aquellos que son apasionados, en cambio, saborean el viaje tanto como el destino; el apasionado se mueve por un centro espiritual interior, mientras que los impulsados se queman. Un tercer elemento personal es mi disposición o carencia de ella a reconocer mis propias limitaciones. Ese conocimiento me produce mayor salud espiritual y permite que desarrolle la misma transparencia en los líderes que estoy formando. Un ejemplo es que solamente ahora he logrado mayor comprensión sobre la inevitable fatiga que produce el ministerio. Solía pensar que la fatiga era el precio que uno debía pagar por realizar la obra de Dios. Ya no creo que las personas más espirituales son las que pastorean las congregaciones más grandes o las que más trabajan. El cansancio no es un medidor de la madurez espiritual. Lo que me motiva a trabajar el tema de la fatiga en mi vida es saber cuán vulnerable me deja ante el pecado y los errores. 22
  23. 23. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell ¿Cuál es su pasión? En cierta oportunidad, en una conferencia en la que yo exponía, una persona dijo: «nos encantaría que usted pudiera capacitarnos de forma continua». «Si yo grabara mis presentaciones una vez por mes, ¿cuántos de ustedes estarían dispuestos a unirse a este proyecto?» pregunté. Treinta y siete personas levantaron las manos. Tomé nota de los nombres de cada uno y prometí: «Muy bien, volveré a casa y comenzaré a enseñar a mi equipo. Grabaremos en cinta las presentaciones que realice y se las enviaré». De esa manera nació el club INJOY. Dick Peterson, un gerente de IBM, me dijo: «Yo también tengo carga por los pastores. Me gustaría ayudarte». Instaló un reproductor de cintas en su garaje, una computadora en su cuarto, y el proyecto remontó vuelo. Unos cinco años más tarde unos de mis consejeros se sentó conmigo y me retó: «John, vas a tener que elegir». «No es verdad» contesté. «Me gusta el trabajo en la iglesia y también lo que estoy haciendo en INJOY. Deseo hacer ambas cosas». «Te seguiremos apoyando» me advirtió, «pero llegará el día en que debes escoger entre el uno o el otro». Cuatro años más tarde, en el cierre de una conferencia, llegó la hora anunciada. Más de mil jóvenes habían respondido a un llamado a dedicarse de lleno al ministerio. Me senté luego de la conferencia y pensé: «¡Esto es vida! Yo nací para este trabajo». Al regresar a mi hotel, sin embargo, me di cuenta de que no podía seguir con ambas responsabilidades. Cuando llegué a casa le dije a Margaret: «no puedo realizar ambos ministerios». Ella me respondió: «¡Te das cuenta que esta es la primera vez en veinticinco años de casados que te escucho confesar que no puedes hacer algo?» Comencé a llorar. «Pero Margaret, no puedo hacerlo. Tengo demasiadas obligaciones que atender. No soy suficientemente bueno, hábil o inteligente para sostener los dos compromisos. Quiero dedicarme solamente a formar líderes». En todos los lugares que he servido he orado que Dios me envíe los líderes que su Iglesia necesita. Durante catorce años por lo menos una vez por mes me cruzaba con alguna visita en las oficinas. Me lo presentaban y el Señor me hablaba, diciendo: «Aquí tienes uno, John». Ha sido algo tremendamente humillante, porque nunca he movido un dedo para salir a buscar a estas personas. Luego de que renunciara me agasajaron con una cena de despedida en la que se encontraban unos setenta y cinco líderes de la congregación. Me levanté y dije: «Toda mi vida he orado por líderes. Permítanme compartir de qué forma ha contestado esas oraciones el Señor». Luego caminé por aquel lugar y les conté a cada uno acerca de la forma en que los conocí y cómo Dios me había dicho: «Este es uno de los que estás buscando». Cuando acabé todos estábamos quebrantados. 23
  24. 24. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Alguien preguntó: «¿Cómo es que puede recordar el encuentro personal que tuvo con cada uno de nosotros cuando esta congregación es tan grande?» Yo respondí: «No recuerdo los encuentros que he tenido con cada persona, pero sí recuerdo a las personas que Dios trajo a mi vida para que desarrollara el líder potencial que había en ellos. Si usted ora por líderes, si posee un corazón dispuesto a desarrollar, dirigir y otorgar poder a otros, y si ha recibido una visión de Dios sobre este ministerio, el Señor le concederá los deseos de su corazón. 24
  25. 25. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Ayer Terminó Anoche Las personas alcanzan el éxito en sus vidas al enfocarse en el hoy. Quizá parezca trillado, pero hoy es el único tiempo que tiene. Es demasiado tarde para ayer y no puede depender del mañana. Es por eso que hoy es importante. La mayoría de las veces perdemos esto de vista ¿Por qué? Porque exageramos demasiado el ayer. Nuestros éxitos y fracasos anteriores muchas veces parecen mayores en retrospectiva de lo que fueron en realidad. Algunas personas nunca superan sus éxitos pasados. Las estrellas del baloncesto o las reinas al regresar a casa miran atrás a sus días de gloria y se definen por esos logros durante las siguientes dos décadas. La persona que recibe una patente por un invento del cual podrá vivir de las ganancias el resto de su vida sin trabajar un día más. Un vendedor se queda en una crisis de cinco años después que lo reconocieron como Empleado del Año. ¿Por qué? Porque prefiere pasar más tiempo pensando en cuando estaba en la cima que tratar de llegar allí otra vez. Aún peor son las personas que exageran lo que podrían haber hecho. Es probable que los escucharas decir: “Mientras más viejo, mejor era”. Es un fenómeno curioso: Las personas que eran atletas, llegan a los treinta y de repente creen que podrían haber llegado a ser profesionales. Los empresarios promedio en carreras sin futuro, creen que podrían haber sido magnates del comercio si solo hubiesen tenido una oportunidad. Casi cualquier oportunidad que no persiguieron parece de oro en este momento que es muy tarde para ir en su busca. Luego están las personas cuyas experiencias negativas le dan forma al resto de su vida. Reviven cada rechazo, fracaso y herida recibida, y permiten que esos incidentes los aten en nudos emocionales. Durante años tuve sobre mi escritorio un cartel que me ayudó a mantener la adecuada perspectiva respecto del ayer. Solo decía: “Ayer terminó anoche”. Recordaba que no importa hasta qué punto hubiera fracasado en el pasado, terminó y hoy es un nuevo día. A la inversa, no importa qué metas quizás he logrado, ni premios he recibido, tienen poco impacto en lo que hago hoy. Tampoco puedo celebrar mi camino al éxito. Porque subestimamos el mañana ¿Cuál es su actitud respecto al mañana? ¿Qué espera que traiga? ¿Piensa que las cosas mejorarán o empeorarán para usted? Si es como la mayoría de las personas, sus respuestas reflejan que espera que los días que tenga por delante sean mejores. Ahora bien, le haré una pregunta más: ¿por qué piensa eso? ¿Su expectativa se basa en algo más que una esperanza vaga de que su vida mejorará? Confío que es así, pero para muchas personas 25
  26. 26. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell no lo es. Solo suponen que mañana será mejor, pero no tienen ninguna estrategia para hacerlo mejor. Esperar un futuro mejor sin invertir en el hoy es como un agricultor que espera un cultivo sin siquiera plantar una semilla. Porque subestimamos el hoy ¿Alguna vez le ha preguntado a alguien lo que estaba haciendo y le respondió: “Estoy haciendo tiempo”? ¿Pensó de verdad en esta frase alguna vez? Una persona bien podría decir: “Estoy derrochando mi vida” o “Me estoy matando” porque como dijo Benjamín Franklin, el tiempo es “de lo que está hecho la vida”. Un amigo me escribió hace poco un correo electrónico con un poema llamado “El credo del constructor de vidas”. En parte esto es lo que dice: Hoy es el día más importante de mi vida, El ayer con sus éxitos y victorias, luchas y fracasos, se fue para siempre. El pasado es pasado. Hecho. Terminado. No puedo revivirlo. No le puedo dar marcha atrás ni cambiar. Aun así, aprenderé de él y mejoraré mi Hoy. Hoy, este momento AHORA, es el regalo de Dios para mí y es todo lo que tengo. Mañana con todos sus gozos y penas, triunfos y dolores, no ha llegado aún. A decir verdad, quizá mañana nunca llegue. Por lo tanto, no me preocuparé por mañana. Hoy es lo que me ha confiado Dios. Es todo lo que tengo. Haré lo mejor en él. Demostraré lo mejor de mí en él: Mi carácter, mis capacidades, mis habilidades… A mi familia y amigos, clientes y asociados. Identificaré las cosas que son más importantes para hacer Hoy, y esas cosas las haré hasta que se terminan. Y cuando se acabe este día miraré hacia atrás con satisfacción por lo que he logrado. Entonces y solo entonces, planearé el mañana, procurando mejorar el Hoy, con la ayuda de Dios. Luego me iré a dormir en paz…. con contentamiento. Si queremos hacer algo de nuestras vidas, debemos enfocarnos en el hoy . Es allí donde se encuentra el éxito de mañana. ¿Pero cómo se gana el hoy? ¿Cómo se logra que el hoy sea un gran día en vez de uno que se cae a pedazos? Aquí está el pedazo que falta: “El secreto de su éxito está determinado por el diario hacer”. Todo se resume en lo que hay que hacer hoy. 26
  27. 27. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell El Lado Positivo del Fracaso Quizás el enemigo más implacable de los logros, del crecimiento personal y del éxito es la inflexibilidad. Algunas personas parecen seguir tan enamoradas con el pasado que no pueden entenderse con el presente. No hace mucho, un amigo me mandó «Las diez mejores estrategias para vérselas con un caballo muerto». Me pareció que la lista era para reírse: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. Compre un látigo más fuerte. Cambie al jinete. Nombre un comité para que estudie el caballo. Nombre un equipo para que reviva el caballo. Envíe un memo diciendo que en realidad el caballo no está muerto. Contrate a un consultor caro para que encuentre «el verdadero problema». Ponga a varios caballos muertos juntos para aumentar la velocidad y la eficiencia. Escriba varias veces la definición estándar de caballo vivo. Declare al caballo como el mejor, más rápido y más conómico cuando está muerto. Promueva al caballo muerto a una posición más elevada. Le apuesto a que ha visto cada una de estas «soluciones» aplicadas en su lugar de trabajo. Pero realmente hay sola una manera efectiva de tratar con el problema. Cuando se le muera su caballo, por el amor de Dios, desmóntese. Una tira cómica de Calvin y Hobbes ilustra la manera en que muchos de nosotros percibimos el cambio. Calvin y su amigo el tigre presumido venían bajando un cerro a toda velocidad en el cochecito del niño. Calvin le gritó a Hobbes, que venía tras él: —Me encanta el cambio. Sorprendido, Hobbes, le dijo: —¿Tú, que esta mañana te pusiste furioso cuando mamá puso menos mermelada en tu tostada que ayer? Calvin enfrentó a Hobbes y le explicó: —No me has entendido. Me encanta el cambio en otras personas. El denominador común del éxito radica en formarse el hábito de hacer cosas que a los que fracasan no les gusta hacer. Albert Gray Usted no tiene que estar loco por cambiar para tener éxito, pero sí tiene que estar dispuesto a aceptar el cambio. 27
  28. 28. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell El cambio es un catalítico para el crecimiento personal . Lo saca de la rutina, le da un nuevo comienzo y le provee de una oportunidad para reevaluar el rumbo que lleva. Si se resiste al cambio, en realidad se está resistiendo al éxito. Aprenda a ser flexible o aprenda cómo vivir con sus fracasos. 28
  29. 29. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell La Responsabilidad SI NO LLEVAS LA BOLA, NO PUEDES DIRIGIR AL EQUIPO UNA NUEVA VISITA AL ÁLAMO: En la actualidad en la cultura estadounidense raramente se ve el tipo de responsabilidad mostrada por James Bomham y sus compañeros. Hoy en día, la gente está más preocupada de sus derechos que de sus responsabilidades. Al reflexionar en las actitudes actuales, mi amigo Haddon Robinson hace la siguiente observación, «Si quieres hacerte rico, invierte en victimización, hoy por hoy es la industria estadounidense de más rápido crecimiento». Dice que millones de personas se están enriqueciendo al identificar, representar, entrevistar, tratar, asegurar y aconsejar víctimas. Los buenos líderes nunca adoptan la mentalidad de la víctima. Reconocen que quiénes son y dónde están sigue siendo su responsabilidad, no de sus padres, sus conyuges, sus hijos, el gobierno, sus jefes, o sus compañeros de trabajo. Enfrentan lo que la vida les depara y dan lo mejor de sí, sabiendo que tendrán una oportunidad de guiar el equipo solo si han probado que pueden llevar el balón. Echa una mirada a las siguientes características de personas que asumen su responsabilidad: 1. Terminan el trabajo que comienzan En un estudio de personas que se hicieron millonarios, el Dr. Thomas Stanley de la Universidad de Georgia descubrió que todos tienen algo en común: trabajan duro. A un millonario que le preguntaron por qué trabajaba de doce a quince horas diarias, respondió: «Pasé quince años trabajando para una gran organización, para darme cuenta que en nuestra sociedad se trabaja ocho horas diarias para sobrevivir, y si se trabaja solo ocho horas al día, no se hace más que sobrevivir, pero todo lo que se hace después de las ocho horas es una inversión para el futuro». Nadie puede hacer el mínimo y alcanzar el máximo potencial. ¿Cómo pueden las personas mantener una actitud de «termina lo que comenzaste»? Viéndose como trabajadores por cuenta propia. Si quieres lograr más y construir credibilidad con tus seguidores, adopta ese estado mental. Puede llevarte lejos. 2. Están dispuestos a ir la milla extra Las personas responsables nunca dicen, «Ese no es mi trabajo». Estásn dispuestas a hacer lo que sea necesario para completar el trabajo que necesita la organización. Si quieres tener éxito, pone a la organizacion a la cabeza de tu agenda. 3. Son motivados por la excelencia La excelencia es una gran motivadora. Las personas que desean la excelencia (y trabajan duro para lograrla) son casi siempre responsables. Y cuando lo dan todo, viven en paz. El experto en éxito Jim Rohn dice: «El estrés viene por hacer menos de lo que se puede». Haz de la alta calidad tu objetivo y la responsabilidad fluirá en forma natural. 29
  30. 30. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell 4. Producen a pesar de la situación La cualidad fundamental de una persona responsable es la capacidad de terminar lo que comenzó. En su libro An Open Road , Richard L. Evans escribe, «es de un valor incalculable encontrar a alguien que asuma su responsabiblidad, termine y continúe hasta el último detalle lo que ha emprendido; es decir, saber cuando alguien que ha aceptado una tarea la terminará efectiva y concientemente». Si quieres ser líder, tienes que producir. Para mejorar tu responsabilidad, haz lo siguiente: Manténte pendiente. A veces la inhabilidad de delegar a pesar de las circunstancias difíciles puede deberse a un problema de persistencia. La próxima vez que veas que no vas a poder cumplir a tiempo, deténte y busca la forma de resolverlo. Piensa en todas las posibilidades. ¿Puedes trabajar durante la noche? ¿Puedes llamar a un colega para que te ayude? ¿Puedes contratar a alguien o encontrar un voluntario que te ayude? La creatividad puede traer responsabilidad a tu vida. Admite lo que no es suficientemente bueno. Si tienes problemas en lograr la excelencia puede ser que hayas bajado tus metas. Busca en tu vida personal lugares donde hayas dejado que las cosas se hagan solas. Haz después cambios para establecer metas más altas. Esto te ayudará a restablecer tu propio nivel de excelencia. Busca mejores herramientas. Si encuentras que tus normas son altas, tu actitud es buena y trabajas duro pero todavía no lo logras de la forma en que te gustaría, equípate mejor. Mejora tus habilidades tomando clases, leyendo libros y escuchando grabaciones. Busca un consejero. Haz lo que sea necesario para mejorar lo que hace. 30
  31. 31. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Una mente diferente ¿Cómo debes aprovechar tu tiempo y energía? Las siguientes indicaciones te pueden ayudar: En 1998, los Bravos de Atlanta y los Padres de San Diego jugaron por el título de la Liga Nacional de Béisbol y yo tuve el privilegio de asistir a varios de los juegos. Antes, cuando vivía en San Diego, era un fanático de los Padres, pero cuando en 1977 me mudé a Atlanta, cambié mi lealtad a los Bravos. Fui su seguidor durante toda la temporada; hasta que se enfrentaron a San Diego en los partidos de definición. ¿por qué cambié? No podía resignarme a cambiar ni admiración contra Tony Gwynn. Tony Gwynn es el bateador más grande de los últimos 50 años y el mejor después de Ted Williams. Ha ganado ocho títulos de bateador (sólo Ty Cobb ganó uno más). En su carrera logró un espectacular .399 Siempre es un placer ver a Gwynn jugar. Seguramente estará en el Salón de la Fama en Coopers town, Nueva York. Si ves a Tony Gwynn en la calle y no sabes quién fue, no podrías adivinar que se trata de un jugador de béisbol profesional. Con una estatura de 1.78 m . y 220 libras , Tony Gwynn no parece un atleta estrella como Mark McGwire. Pero no te equivoques: Gwynn es un atleta de talento, salió de la universidad para jugar béisbol y baboncesto y aunque tiene tremendo talento, la clave de su éxito es su concentración. A Tony Gwynn le encanta batear, y está dedicado a eso. Varias veces en cada temporada, lee un libro que descubrió por primera vez cuando estaha en la universidad, Ted Williams's The Science of Hitting [La ciencia de batear de Ted Williams]. Tony pasa largas horas viendo películas de video; en su casa tiene una videoteca de películas de bateadores que continuamente está aumentando gracias a sus cinco grabadoras de video casetes que graban juegos via satélite. Incluso repasa películas cuando va por la carretera. Cuando viaja a los juegos, toma dos video grabadoras para poder grabar y editar cada una de sus jugadas al bate, y cuando no está practicando o mirando una cinta de video, está hablando constantemente de bateo, con los compañeros de equipo, en el juego de las Estrellas, con grandes jugadores como Ted Williams. Para él el bateo lo es todo. Es su placer. A veces ha llegado a una fiesta con un guante de batear saliéndosele del bolsillo, lo que significa que hasta ese momento ha estado practicando. Y aun cuando no esté practicando, mirando cintas de videos o hablando con otros bateadores, se le puede encontrar jugando ping pong o haciendo algo que mejore su coordinación ojo-mano. Incluso su decisión de permanecer en San Diego durante toda su carrera ha mejorado su juego. “Uno de mis puntos fuertes es saber hasta donde me las puedo arreglar” dice Gwynn. “Hay pocas distracciones en San Diego, no hay mucho alboroto con los medios de información, todo lo cual contribuye a mi consistencia” 31
  32. 32. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell La consistencia es buena. En cada temporada, Gwynn ha bateado como profesional por encima de .300, excepto una vez, la primera. El periodista George Will dice que la gente que es grande en lo que hace, como Gwynn, han cultivado un tipo de concentración desconocida para la mayoría de la gente. AL GRANO ¿Qué tiempo toma la concentración requerida para ser un líder verdaderamente efectivo? La clave son las prioridades y la con centración. Un líder que conoce sus prioridades pero carece de concentración sabe qué hacer pero nunca lo termina. Si tiene centración, pero no prioridades, tiene excelencia sin progreso. Pero cuando tiene ambas cosas, tiene el potencial para lograr lo espectacular. Con frecuencia me encuentro con personas en posiciones de liderazgo que parecen especializarse en cosas menores. Eso no tiene sentido. Sería igual a que Tony Gwynn gastara todo su tiempo estudiando el robo de bases. Gwynn puede robar bases, de hecho ha robado más de 300 en toda su carrera, pero esta no es su área fuerte y dedicar todo su tiempo a eso en vez de a batear sería un desperdicio de su tiempo y de su talento. Por lo que la pregunta importante es: ¿Cómo debes aprovechar tu tiempo y energía? Las siguientes indicaciones te pueden ayudar: Concentrate un 70% en tu lado fuerte Los líderes efectivos que alcanzan su potencial invierten más tiempo concentrados en lo que hacen bien que en lo que hacen mal. El experto en liderazgo Peter Drucker señala, “el gran misterio no es que la gente haga las cosas mal sino que ocasionalmente haga unas pocas cosas bien. La única cosa que es universal es la incompetencia. ¡La fuerza es siempre especifica! Nunca a nadie se le ocurrió decir, por ejemplo, que el gran violinista Jascha Heifetz era un fracaso como trompetista”. Para tener éxito, concentrate en tus éxitos y desarróllalos. En eso es que debes invertir tu tiempo, energía y recursos. Concentrate un 25% en cosas nuevas Crecimiento es igual a cambio. Si quieres ser mejor, tienes que mantenerte cambiando y mejorando. Esto significa entrar a nuevas áreas. Gwynn ejemplificó eso hace varios años después que tuvo una conversación con Ted Williams. El viejo profesional sugirió que aprender a batear dentro de los lanzadores haría de Gwynn un mejor jugador. Gwynn, que preferia las bolas por fuera, trabajó en esto, y su promedio subió significativamente. Si dedicas tiempo a cosas nuevas relacionadas con áreas fuertes, entonces crecerás como lIder. No olvides que en el liderazgo, si dejaste de crecer, estarás terminado. 32
  33. 33. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Concentrate un 5% en tus areas débiles Nadie puede evitar completamente trabajar en sus areas débibes. La clave es minimizarlas tanto como sea posible, y los líderes lo logran delegando. Por ejemplo, yo delego en otros trabajos de detalles. Un equipo de personas en el grupo INJOY maneja toda la logística de mis conferencias. De esa forma cuando estoy allí, me apego a las cosas que hago mejor, tal como el mismo discurso. REFLEXIONEMOS ¿Cómo te evalúas en el área de la concentración? ¿Has estado especializándote en cosas menores? ¿Has invertido tanto tiempo apuntalando tus debilidades que has fallado en desarrollar tus puntos fuertes? ¿Monopoliza tus fuerzas la gente de menor potencial? Si es así, probablemente has perdido concentración. Trabaja en ti mismo. tú eres tu mayor ventaja o perjuicio. Trabaja en tus prioridades. Tendrás que luchar por ellas. Trabaja en tus áreas fuertes. Puedes abcanzar tu potencial. Trabajar con tus compañeros. Solo no podrás ser efectivo. CONVENCIMIENTO Para mejorar tu concentración haz lo siguiente: • • Muévete hacia tus areas fuertes. Haz una lista de tres o cuatro cosas que haces bien en tu trabajo. ¿Qué porcentaje de tu tiempo inviertes haciéndolas? ¿Qué porcentaje de tus recursos dedicas a estas áreas fuertes? Traza un plan para hacer cambios que te permitan dedicar 70% de tu tiempo a tus áreas fuertes. Si no puedes, quizás sea tiempo de reevaluar tu trabajo o carrera. Crea un margen. Ahora que has visto las prioridades, piensa en la concentración. ¿Cuánto te tomará pasar al siguiente nivel en tu área principal de fuerza? ¿Qué nuevas herramientas necesitas? Piensa de nuevo en cómo hacer las cosas y disponte a hacer sacrificios. El tiempo y el dinero invertido en llegar al próximo nivel son las mejores inversiones que puedes hacer. PARA EXTRAER DIARIAMENTE Los entrenadores de animales llevan con ellos una banqueta cuando entran a la jaula de un león. ¿Por qué una banqueta? Porque eso tranquiliza a un león mejor que otra cosa (excepto quizás que una escopeta con dardos para adormecerlo). Cuando el entrenador sostiene la banqueta con las patas extendidas hacia la cara del león, el animal trata de concentrarse en las cuatro patas a la vez y eso lo paraliza. La concentración dividida siempre trabaja en forma negativa. 33
  34. 34. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell ¿Qué es Éxito? En 1986, cuando tenía 39 años de edad, comencé a notar una tendencia terrible con mis colegas, amigos de la universidad y amigos: el divorcio. Esto ocurría en una variedad de matrimonios – desde los vacilantes hasta los aparentemente fuertes. Margarita y yo no pensábamos que nuestra relación estuviera en algún tipo de peligro, pero sabíamos que muchos de nuestros amigos también habían pensado que sus relaciones eran indestructibles. Al mismo tiempo, mi carrera estaba despegando. Y mientras estaba disfrutando de los nuevos retos, yo sabía que no quería perder a mi familia en el proceso. Eso me llevó a hacer una de mis decisiones clave en la vida: la re-escritura de mi definición de éxito. En lugar de fama, avances o logros, decidí que para mí: Exito significa tener el amor y máximo respeto de aquellos más cercanos a mí. Esto hizo que el éxito para mí sólo fuera posible si incluía a mi esposa e hijos en el viaje. A partir de ese momento, mi éxito dependió de poner a mi familia primero. Si quieres realmente tener éxito en esta vida, tienes que hacerte una pregunta: ¿Está tu búsqueda del éxito llevándote más cerca -o más lejos- de las personas más importantes de tu vida? Si quieres redefinir el éxito de la forma en que lo hice, he aquí algunas maneras de poner en práctica tu decisión: 1. Determina tus prioridades. ¿Qué parte de tu calendario está dedicado a su familia y / o amigos cercanos? En tu presupuesto y lista de tareas pendientes, ¿dónde escribes los nombres de tus seres queridos? Ninguna relación puede sobrevivir mucho tiempo en las sobras. Al principio de mi carrera, me había centrado tanto en el trabajo que me olvidaba de Margarita. Después que me di cuenta de eso, cambié. He hecho tiempo para ella. Por eso trato de proteger mi día libre con ella. Y dedicamos dinero de nuestro presupuesto para facilitar pasar momentos especiales juntos. Se ha dicho que uno puede aprender mucho acerca de lo que vale una persona examinando dos cosas: su calendario y su estado de cuenta bancario. Ellos muestran donde las personas gastan su tiempo y dinero. ¿Qué dicen esas cosas sobre lo que TU vales? 2. Decidir sobre tu filosofía. Una vez que tus seres queridos son una prioridad, tienes que decidir junto a ellos qué quieren que su familia represente. ¿Qué valores vivirán? Para nosotros, lo esencial era cultivar y mantener: 34
  35. 35. Recopilación - Artículos – Vol 2 • • • • • http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell El compromiso con Dios, El crecimiento continuo, Experiencias comunes, La confianza en Dios, en nosotros mismos y en los demás, y Las contribuciones a la vida. Esta fue la lista de mi familia. No estoy sugiriendo que adoptes nuestra filosofía. Pero te animo a que tomen tiempo juntos para hacer la lista de tus valores. Procuren que la lista sea corta para que puedan recordarla y aplicarla. 3. Desarrolla tu estrategia de resolución de problemas. Creo que mucha gente se casa esperando que sea fácil. Tal vez han visto demasiadas películas, pero el matrimonio no es fácil. La familia no es fácil. Las amistades íntimas no son fáciles. El mejor plan es saber y esperar que sucederán los problemas, mantener el compromiso, y desarrollar una estrategia para sobrevivir en los tiempos difíciles. Habla con tus seres queridos sobre cómo podrían mejorar su solución de problemas juntos. (NOTA: esto se hace durante un momento de calma, no en medio de un conflicto) Existen muchas estrategias de resolución de problemas, desde reuniones familiares hasta reglas de pelea justas. Usa las que funcionen para ustedes. Sólo asegúrense de fomentar y promover tres cosas: 1. Una mejor comprensión, 2. Un cambio positivo, y 3. Relaciones de crecimiento La decisión de redefinir el éxito, y actúar en esa decisión, cambió la trayectoria de mi vida. Ahora, 24 años después, todavía estoy casado con el amor de mi vida, mis dos hijos están casados y con hijos, y todos seguimos gozando de pasar tiempo juntos. Llevar mi definición de éxito hacia los que más amo hizo la diferencia. Y realmente, cuando llegues al final de tu vida, ¿qué será más importante para ti?. ¿Premios empolvados concedidos por desconocidos, o conexiones profundas con tus seres queridos?” 35
  36. 36. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell El Liderazgo se Basa en la Integridad Algunos años atrás en un acuerdo oficial de todas las compañías de productos farmacológicos, uno de los puntos a tratar decía que las empresas operarían con honestidad e integridad. Así que semanas antes del incidente de Tylenol, el presidente de Johnson & Johnson le envió un memo a los presidentes de todas las divisiones de J & J preguntando si creían y cumplirían con el acuerdo, todos respondieron afirmativamente. La historia cuenta que a una hora de la crisis de Tylenol, su presidente ordenó que todas las cápsulas fueran removidas de todas las estanterías, con plena conciencia de que era una decisión que le costaría más de 100 millones de dólares. Cuando los reporteros le preguntaron cómo podía decidir tan fácil y rápidamente sobre un tema tan delicado, su respuesta fue: «yo no hice más que cumplir con lo que habíamos acordado meses atrás en nuestro acuerdo oficial». Siempre es más fácil hacer lo correcto cuando sabes con anticipación cuáles son tus principios. Abraham Lincoln lo dijo: “Cuando deje a la orden mi cargo en la administración solo me interesa tener un amigo, ese amigo está dentro de mí mismo”. El entrenador del equipo de fútbol de Notre Dame, Lou Holtz dijo en una película: Haz siempre lo correcto, hazlo lo mejor que puedas y trata a los demás en la forma en que a ti te gustaría que te trataran porque ellos harán tres preguntas: 1. ¿Puedo confiar en ti? 2. ¿Crees en el proyecto? 3. ¿Te importo como persona? La integridad no es tanto lo que hacemos sino lo que somos. Entre mayor credibilidad tenga, más confianza le tendrá la gente. La respuesta a las siguientes preguntas determinará si está construyendo una imagen o una integridad. 1. Constancia. ¿Es usted la misma persona, no importa quién esté con usted? Sí o no. 2. Decisiones. ¿Toma decisiones que son las mejores para los demás, aun cuando otra decisión podría beneficiarle a usted? Sí o no. 3. Crédito. ¿Está siempre dispuesto a dar reconocimiento a las personas que se han esforzado y contribuido para que usted alcance el éxito? Sí o no. 36
  37. 37. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Si usted respondió «no» a alguna de esas preguntas, deténgase aquí y pregúntese qué necesita hacer para cambiar esa respuesta a un «si». Thomas Macauley dijo: «La medida del verdadero carácter de un hombre es lo que él haría si nunca lo fueran a descubrir». ¿Esa cita lo describe a usted? La integridad no permitirá que nuestros labios traicionen a nuestro corazón. No habrá una discrepancia entre lo que aparentamos ser y lo que nuestra familia sabe que somos, sea en tiempos de prosperidad o adversidad. Si lo que decimos y lo que hacemos no es lo mismo, los resultados no concuerdan. ¿Usted le dice a los empleados, «lleguen a tiempo al trabajo» pero usted llega tarde? ¿Usted le dice a los empleados: «sean positivos» pero usted se queja y exhibe una actitud negativa? ¿Usted le dice a los empleados: «el cliente es primero» pero usted exige ser el primero? ¡Un líder de dos caras tendrá muy poca influencia! Extracto del libro “Desarrolle al Líder que Está en Usted”. 37
  38. 38. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Comience con usted mismo Una vez un joven me hizo una pregunta muy provocativa en una de mis conferencias de liderazgo. Él había estado escuchando muy atentamente todo el día, y era obvio que los aspectos que cubríamos realmente le estaban llegando. “He decidido que quiero ser un líder” dijo él. “¿A quién comienzo a guiar?” Como dije anteriormente, era un joven (él no tenía una empresa ni estaba a cargo de un departamento), todavía. Le pude haber aconsejado que se leyera algunos de mis libros, que obtuviera un trabajo supervisando algunas personas, y regresara a otra conferencia en cinco años cuando hubiera adquirido alguna experiencia. Pero no lo hice. “Esa es una respuesta fácil” le dije. “Comience con usted mismo”. Yo no estaba tratando de ser simpático con esa respuesta; estaba completamente serio. Si usted quiere comenzar a guiar a las personas, usted siempre tiene que comenzar con usted mismo, porque si usted no se sigue así mismo, ¿por qué debería hacerlo alguien más? Convertirse en la persona que otros quieren seguir requiere de mejorar ciertas competencias técnicas, aprendiendo a cómo ser un mejor motivador, afinando su habilidad para proyectar una visión, identificando sus valores esenciales, o pulir sus destrezas organizacionales. Pero aquí está la clave: El secreto de su éxito no reposa en lo específico, reposa en su deseo de comenzar. ¿Qué tan esencial es comenzar? Permítame describirlo de esta manera. El comienzo es el gran separador. Este separa los hacedores de los que no hacen. Separa los “tienen” de los que “no tiene.” Separa los ganadores de los que se quejan. En pocas palabras, el comienzo separa a las personas exitosas de las personas no exitosas. Yo siempre he dicho que los finales de los libros de éxito son el comienzo y el fin. Las personas que alcanzan grandes cosas deben poseer ambas habilidades para comenzar (tener iniciativa propia y la habilidad de cerrar) para ser capaces de terminar bien. Dentro de un sistema diseñado, ambas son igualmente importantes. Pero usted no puede terminar bien sino comienza bien. El primer paso es comenzar con usted mismo. ¿Por qué es esto tan importante? A continuación tres razones: 1º. El comenzar con usted mismo le da experiencia, confianza, integridad y el poder de influenciar sobre otros. Los líderes pueden clasificarse en agentes de viajes o guías turísticos. Los líderes que son como agentes de viajes envían a las personas a lugares que ellos mismos no conocen, mientras que los líderes que son como guías turísticos llevan a las personas a 38
  39. 39. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell lugares que ellos mismos conocen muy bien. En lugar de decir: “Aquí está un mapa, espero que no tenga errores”, los líderes tipo guías turísticos pueden decir “He estado aquí muchas veces; conozco el mejor camino; síganme”. Comenzar con usted mismo lo equipa con su propia experiencia, confianza, integridad, y la influencia que usted necesita para ser un líder “guía turístico”. 2º. Usted está más tiempo con usted mismo que con alguien más. Usted puede que haya tenido problema tratando de encontrar otro líder que le guíe porque todas las personas están muy ocupadas. Pero usted no puede utilizar esta excusa con usted mismo. Usted pasa más tiempo con usted que con cualquier otra persona. Así que no se siente a esperar que alguien más lo ayude, ¡comience aprendiendo y creciendo usted mismo! 3º. Comience usted mismo a darles algo a los demás. A simple vista, el comenzar con usted mismo puede parecer un poco egoísta. Pero, como cualquiera que haya escuchado a una aeromoza dar las instrucciones de seguridad previas al vuelo puede testificar, usted tiene que cuidarse primero antes de poder cuidar a alguien más. Usted no puede dar lo que usted no tiene. Usted no puede enseñar lo que usted no ha aprendido. Comenzar con usted mismo no significa ponerse delante de los demás. Es ponerse en una posición donde usted puede dar de su tiempo, de su coraje e inspiración, de sus recursos, de su experticia, etc., más efectivamente. El gran líder revolucionario M.K. Gandhi dijo: “Sea usted el cambio que quiere ver en el mundo”. ¿Cómo puedo hacer eso? La respuesta es simple. Comience con usted mismo. 39
  40. 40. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell ¿Exitosos o Fracasados? ¿Cuál es la Raíz del Éxito? ¿Qué hace la diferencia? ¿Por qué a algunas personas les va tan bien? ¿Será por el trasfondo familiar? Crecer en una buena familia es algo por lo que cualquiera debería sentirse agradecido, pero no es un indicador confiable de ser la razón para el éxito. Un alto porcentaje de las personas exitosas viene de hogares destruidos. ¿Será por la riqueza? No, algunos de los hombres y mujeres de mayor éxito vienen de la clase media y de la clase media baja. La riqueza no es un índice de éxito ni la pobreza es garantía de logros insignificantes. ¿Será por la oportunidad? Bueno, la oportunidad es algo muy especial. Dos personas con dones, talentos y recursos similares pueden observar una situación dada, y una de ellas verá tremendas oportunidades en tanto que la otra no verá nada. La oportunidad está en el ojo del observador. ¿Será por una alta moralidad? Me gustaría que esta fuera la clave, pero no lo es. He conocido personas absolutamente íntegras que han logrado muy poco. Y he conocido sinvergüenzas de un tremendo éxito. Usted también los conoce. ¿Será por la ausencia de dificultades? Por cada persona exitosa que ha esquivado a la adversidad, hay una Helen Keller que venció incapacidades extremas o un Víctor Frankl que sobrevivió a horrores absolutos. Así es que tampoco es la ausencia de dificultades. No, ninguna de estas cosas es la clave. Para decirlo en forma franca, yo sé solo de un factor que separa a los que se distinguen en forma consistente de los que no: La diferencia entre la gente mediocre y la gente de éxito es su percepción de y su reacción al fracaso. Ninguna otra cosa tiene la clase de impacto en la capacidad de las personas de alcanzar y llevar a cabo cualquier cosa que se propongan y deseen. Reconozca que hay una Gran Diferencia Entre las Personas Mediocres y las que Triunfan Fíjese en la forma en que los triunfadores enfrentan las experiencias negativas y podrá aprender mucho sobre cómo transformar sus fracasos en victorias. Lea las dos listas siguientes y determine cuál describe su forma de enfrentar los fracasos: Dejarse derrotar por los fracasos • • • • • • • Culpar a los demás Repetir los mismos errores Esperar que nunca más se va a fracasar Esperar que se va a seguir fracasando Aceptar ciegamente la tradición Sentirse limitado por los errores pasados Pensar que soy un fracasado 40
  41. 41. Recopilación - Artículos – Vol 2 • http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Ceder Transformar los fracasos en victoria • • • • • • • • Asumir la responsabilidad Aprender de cada error Reconocer que el fracaso es parte del progreso Mantener una actitud positiva Desafiar las suposiciones anticuadas Volver a arriesgarse Creer que algo no funcionó Perseverar Piense en un reciente traspié que haya tenido. ¿Cómo reaccionó? No importa cuán difíciles hayan sido sus problemas, la clave para vencerlos no está en cambiar sus circunstancias. Está en que cambie usted. Este es un proceso y comienza con el deseo de que alguien le enseñe. Si usted está dispuesto a hacer eso, va a ser capaz de enfrentar sus fracasos con éxito. Desde este momento en adelante, comprométase a hacer lo que sea con tal de obtener la victoria. Extracto del libro “El Lado Positivo del Fracaso”. 41
  42. 42. Recopilación - Artículos – Vol 2 http://www.liderazgoymercadeo.com John C. Maxwell Actitud de Vencedor – Parte 1 1. Qué es la Actitud El equipo de básketbol de la escuela secundaria en el que jugaba no estaba logrando una buena temporada, así que un día el entrenador tuvo una de esas reuniones con el equipo en la que todos los jugadores estaban en silencio y escuchando. Él insistía continuamente en la relación que hay entre la actitud del equipo y el registro de victorias y derrotas. Todavía puedo oír sus palabras: «Muchachos, sus capacidades dicen “ganen”, pero sus actitudes dicen “pierdan”». Los padres son convocados a la escuela para hablar acerca de su hijo. ¿El asunto? Timmy, alumno de quinto grado, ha decaído en las calificaciones y está causando serios problemas entre sus compañeros. Las pruebas de actitud demuestran que es intelectualmente capaz, sin embargo fracasa de manera miserable. El maestro opina que tiene una «mala actitud». El cuerpo pastoral se reúne para tratar el caso de una miembro de la congregación. En la discusión se oye constantemente la frase: «Tiene una actitud “terrible”». Difícilmente pasa un día sin que la palabra «actitud» entre en una conversación. Se la menciona como motivo de queja o de cumplido. Podría significar la diferencia entre una promoción o una remoción. Algunas veces la sentimos, otras la vemos. Sin embargo, es difícil explicarla. La actitud es un sentimiento interior expresado en la conducta. Es por eso que a la actitud se la ve sin decir una sola palabra. ¿No hemos visto la cara hundida del malhumorado, o la mandíbula saliente del decidido? De todas las cosas que usamos, nuestra expresión es la más importante. Mi hija Elizabeth ha traído mucha alegría a la familia, sin embargo su personalidad tiende a veces a ser melancólica. Cuando se siente así, su cara no expresa felicidad. Mi esposa Margaret le compró una estatuilla que dice: «Pon una cara feliz». Es un recordatorio de que nuestras expresiones reflejan nuestros sentimientos interiores. A veces la actitud puede simularse exteriormente engañando a los demás. Pero por lo general este fingimiento no dura mucho. La actitud siempre trata de aflorar. Mi padre disfruta contando la historia del niño de cuatro años a quien le dio una rabieta. Después de reprenderle su madre le dijo: «Hijo, ¡ve a esa silla y siéntate, ahora mismo!» El pequeño fue a la silla, se sentó y dijo: «Mamá, estoy sentado en la silla por fuera, pero estoy de pie por dentro». El sicólogo y filósofo James Allen, dice: «Una persona no puede viajar interiormente y permanecer quieta exteriormente». Pronto, lo que sucede dentro de nosotros afectará a lo que sucede afuera. Una actitud dura es una enfermedad terrible. Produce una mente cerrada y un futuro oscuro. Cuando la actitud es positiva y conduce al crecimiento, la mente se expande y comienza el progreso. 42

×