Mi historia
18 de abril
Me desperté esta mañana un poco más tarde de lo normal. La luz entraba ya
por las cortinas, que estaban hechas...
27 de abril
Desde pequeña mi sueño ha sido estudiar, ir al colegio y de mayor ser médico,
para poder curar a la gente. Per...
10 De mayo
• Como me dijo, Carlos volvió al día siguiente, y no solo eso, sino que vino
todas la mañanas con un bocadillo ...
20 de mayo
• No había habido ningún problema hasta ayer. Uno de mis compradores se
puso violento, me dijo que no me iba a ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Mi historia

1.072 visualizaciones

Publicado el

Trabajo DDHH

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.072
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
891
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Mi historia

  1. 1. Mi historia
  2. 2. 18 de abril Me desperté esta mañana un poco más tarde de lo normal. La luz entraba ya por las cortinas, que estaban hechas de una tela verde que mi madre había recogido de la basura. Me levanté despacio e intenté llegar a la cocina sin despertar a nadie, cosa que era complicada. Mis 6 hermanos, mi madre y yo dormimos en la misma habitación de aproximadamente 10 metros cuadrados, y tenemos una minúscula cocina que cuenta con un fregadero y un armario donde guardamos la comida. Me busqué algo para prepararme el desayuno, pero solo quedaba una hogaza de pan, así que decidí dejarlo para mis hermanos pequeños y salir a conseguir dinero mendigando. Ahora mismo estoy sentada bajo el terrible sol de Méjico a las 3 de la tarde, escribiendo esto. Siento que me voy a morir de hambre, la última vez que me llevé algo a la boca fue en el desayuno de ayer. Espero conseguir el suficiente dinero para comprarme algo.
  3. 3. 27 de abril Desde pequeña mi sueño ha sido estudiar, ir al colegio y de mayor ser médico, para poder curar a la gente. Pero cada vez lo veo más lejano, siento que por mucho que luche por ello no lo voy a conseguir nunca. De todas formas mi madre se encarga de recordármelo todos los dias, me dice que leer un libro no me va a conseguir comida, y creo que tiene razón. Hoy, mientras pedía en una calle, un chico joven se me acercó y me ofreció un bocadillo de chorizo, cosa que yo no veia desde que vivíamos con mi padre. Ha sido lo más bonito que han hecho por mi en años. Me dijo que se llamaba Carlos, y me dijo que eso no era nada, que mañana vendría con más. Pablo, mi hermano, se cayó esta mañana y se hizo una herida muy fea en la rodilla. Estuvo sangrando más de dos horas, y creo que deberían cosersela, pero mi madre esta demasiado ocupada drogándose y todo lo que pude hacer por él fue limpiársela y ponerle una gasa.
  4. 4. 10 De mayo • Como me dijo, Carlos volvió al día siguiente, y no solo eso, sino que vino todas la mañanas con un bocadillo para mi, hasta hoy, que lo hizo con las manos vacías. Pero me dijo que si quería, podía enseñarme una forma muy simple para conseguir dinero, y no tener que depender de si a alguien le apetece darme algo por lástima. Se me cayó el mundo a los pies cuando lo vi sacar una bolsa de cocaína del bolsillo. Sólo tienes que vendérsela a quien yo te diga y te daré el suficiente dinero como para comprarte 10 bocadillos de lo que quieras. Se lo que hace la droga, lo he visto en mi propia casa. No solo te destroza la vida a ti, sino también a los que te rodean, pero, ¿qué podía hacer? ¿seguir muriéndome de hambre en la calle, soñando con que iba a poder estudiar como los niños de las peliculas? Acepté el trato, por mucho que me doliese.
  5. 5. 20 de mayo • No había habido ningún problema hasta ayer. Uno de mis compradores se puso violento, me dijo que no me iba a pagar lo que le pedía y me dio un empujón. Caí al suelo de espaldas y me di con la cabeza en el suelo. Me levante a duras penas. Cuando Carlos se enteró de que no había conseguido el dinero se enfadó muchísimo, dijo que me iba a matar y me estrelló contra una pared. En un momento en el que se giró, hui de allí. Ahora estoy en mi cama acurrucada, no puedo salir de casa, porque sé que me está buscando. • Están aporreando la puerta. Mis hermanos se han escondido en los armarios. Tengo miedo. Mi madre me da un últimatum. O salgo yo y les planto cara, o les abre la puerta y les deja pasar, poniendo así a mis hermanos en peligro. Voy a salir. En este momento me arrepiento de todo. De no haber luchado más por estudiar, de haberme metido en el mundo de las drogas y siento envidia por aquellos que tienen las oportunidades de ello y de tener una vida digna y no la aprovechan.

×