Escuela de Formación Política “Rodolfo Puiggrós”                      RosarioMODULO N° 3: Intelectualidad y PuebloPensamie...
I - ¿QUE ES EL PENSAMIENTO AUTONOMO?.                                                   “Pinta tú Aldea y pintarás el Mund...
1 - MANUEL UGARTE: (1875-1951)                   En el Archivo General de la Nación (Buenos Aires-                   Argen...
Barbusse. Fíjese quienes integran el comité de redacción: Máximo Gorki,Miguel de Unamuno, Alberto Einstein, Upton Sinclair...
2 - MANUEL ORTIZ PEREIRA: (1883 - 1941)              Recuerdo que fue en el verano de 1961, yo venía de unos cuantos      ...
mundo de su creación. Ahora lleve las manos a su bolsillo y cuente susmoneditas, ¡Qué contraste!. Ahí está su vida en plen...
3 - RODOLFO PUIGGROS: ( 1906 - 1980 )                   Nació en Buenos Aires el 19 de noviembre de 1906 y murió en La    ...
¿Y que rol juega la cultura, los intelectuales? Ortíz Pereyra dice: En nuestropaís, los literatos ejercen el mismo oficio ...
4 - HOMERO MANZI: (1907 - 1951)                  Homero Nicolás Manzione vino de Santiago del Estero, de esa Añatuya      ...
El 6 de mayo de 1948, Homero Manzi ratifica, en una hermosa página, esaconcepción de la cultura "LO POPULAR":  Alguna vez,...
5 - Ricardo Carpani: ( 1930 - 1997)MANIFIESTO DEL GRUPO "ESPARTACO" Abril de 1961.  Es evidente que en nuestro país, a exc...
racial; historia común, problemas comunes y una solución de esos problemas que sólo seráfactible mediante una acción conju...
6- PADRE CARLOS MUJICA: ( 1930 - 1974)MEDITACIÓN EN LA VILLASEÑOR, perdóname por haberme acostumbrado a verque los chicos ...
7- ARTURO JAURETCHE: MANUAL DE ZONCERAS ARGENTINAS.Zoncera N° 1: "CIVILIZACIÓN Y BARBARIE"  Antes de ocuparme de la cría d...
Ahora, como ya no puede confundir su éxito propio y momentáneo con el destino de la granNación que parecía aparejado a su ...
síntesis humana muy distinta de la precedente. Los ingleses — relictos de las invasiones o colo­nos traídos de la fabulosa...
Así, de una historia isla, pasábamos a la evaporación, a las sombras chinescas de unahistoria océano, donde la historia se...
II - Anexo Trabajo de Reflexión Colectiva.a- Ponencia Introductoria, sobre la necesidad de construir un PensamientoAutónom...
Zoncera N° 14: “LA INFERIORIDAD DEL NATIVO”.   El viejo Manzione se había establecido con obraje, a principios de siglo, e...
El gringo, con la técnica y el estilo de vida de su país de origen, se incorpora ala sociedad de la pampa. ¿Es superior o ...
pierna. Pero si aquí te metés en el subterráneo después de las cinco de latarde es casi seguro que te rompen algo... ¡Buen...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Mod3 intelectualidad y_pueblo

420 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
420
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
6
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Mod3 intelectualidad y_pueblo

  1. 1. Escuela de Formación Política “Rodolfo Puiggrós” RosarioMODULO N° 3: Intelectualidad y PuebloPensamiento Nacional. La Batalla Cultural como Herramienta deEmancipación Política. La búsqueda de una Matriz de PensamientoAutónomo en Arturo Jauretche, Raúl Scalabrini Ortiz, Juan JoséHernández Arregui, Rodolfo Puiggrós, entre otros IntelectualesNacionales.I - Material Didáctico suministrado por la Coordinación.II - Anexo Trabajo de Reflexión Colectiva.escuelapuiggros@hotmail.com UES - JP Evita - Rosario.
  2. 2. I - ¿QUE ES EL PENSAMIENTO AUTONOMO?. “Pinta tú Aldea y pintarás el Mundo’’. León Tolstoi. Partimos de la certeza de que solo logrando mirar al mundo desde nuestraparticularidad es como lograremos, como reflejo primario, iniciar el caminohacia nuestra Emancipación Política. Es decir, que si las armas de la críticadeben preceder a la crítica de las armas, es preciso elaborar un pensamientoacorde a nuestros intereses rescatando para ello: tradiciones de lucha, relatosresistentes y prácticas militantes que nos permitan dar relevancia teórica a lasexperiencias heredadas. Porque como bien sostuvo Rodolfo Walsh: “Nuestras clases dominantes hanprocurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina,no tengan héroes y mártires. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada delas luchas anteriores: la experiencia colectiva se pierde, las lecciones seolvidan. La historia parece así como propiedad privada cuyos dueños son losdueños de todas las otras cosas”. De este modo, la formación de un Pensamiento Autónomo, más noautárquico, parte de enriquecer la propia experiencia con el aporte de otrascorrientes de pensamiento, pero en función de un Proyecto Nacional Populary Latinoamericano. Sostenía Arturo Jauretche, que a la Estructura Económica propia de un paísdesigual como el nuestro correspondía una Superestructura Cultural quedotaba de legitimidad y base “ética” a los sectores sociales beneficiados porese Orden. Rescatamos para este tercer encuentro, la necesidad de pensarpara y desde el Pueblo, vinculados no solo ideológicamente sino afectivamente a él. Al respecto, nos interpelaba Antonio Gramsci: “El elemento popular “siente”, pero no siempre comprende y sabe; el elemento intelectual “sabe”pero no siempre comprende y especialmente, no siempre sabe. El error del intelectual consiste en creer que se puede saber sin comprender y especialmente sin sentir y ser apasionado, es decir, sin sentir las pasiones elementales del pueblo, comprendiéndolas y luego explicándolas yjustificándolas en la situación histórica en cuestión, . . . en conexión sentimental entre intelectuales y pueblo-nación”. Asimismo, recomendamos a los Cumpas sumergirse en el pensamiento ehistoria de vida de aquellos que como decía Jauretche pudieron. “Cambiar elamor en abstracto hacia la humanidad por el amor en concreto a nuestrospaisanos”. Tales los casos de: Eduardo Astesano, Arturo Sampay, José MaríaRosa, Juan José Hernández Arregui, Jorge Abelardo Ramos, Jorge EneaSpilimbergo, John Willíam Cooke, Padre Hernán Benítez, Rodolfo Ortega Peñay Fermín Chávez entre otros tantos. Fabricio Loja.
  3. 3. 1 - MANUEL UGARTE: (1875-1951) En el Archivo General de la Nación (Buenos Aires- Argentina) existen más de 25 biblioratos con documentación que pertenecen al archivo privado de un Sr. llamado Manuel Baldomero Ugarte nacido en Bs. As. el 27 de febrero de 1875 y fallecido en Niza, junto al Mediterráneo, el 2 de diciembre de 1951. Supóngase que ahora empezamos a revisar esas carpetas. Vea, aquí tiene documentación de 1900, cartas afectuosas que le envían Rubén Darío, AmadoÑervo, José Enrique Rodó, José Santos Chocano y otros escritoreslatinoamericanos, los más prestigiosos de aquel momento. En otra carpeta seha separado la correspondencia proveniente de España. Fíjese los firmantesMiguel de Unamuno, Juan Ramón Jiménez, Pió Baroja. En este bibliorato searchivaron cartas de amigos argentinos: José Ingenieros, Leopoldo Lugones,Ricardo Rojas Alfredo Palacios. Es decir este desconocido Ugarte se carteabacon los intelectuales más importantes de su país de América y de España eincluso alguno de ellos prologaron sus primeros libros como Miguel deUnamuno, Rubén Darío y Pío Baroja. ¿Quiere ahora que sigamos revisando?. Observemos esta caja de recortesperiodísticos correspondientes a los años 1910, 1911 y 1912. Le advierto quese va a asombrar; fotos y notas periodísticas de las principales ciudades deAmérica Latina anuncian con enormes titulares, las conferencias y actospúblicos de Ugarte con la concurrencia de miles de personasen Méjico,Panamá, La Habana, El Salvador, Santo Domingo, Managua, Caracas, Bogotá,Quito, Santiago de Chile, Asunción, Montevideo, Buenos Aires actosmultitudinarios, a veces prohibidos por los gobiernos por temor a la reacciónpopular, reclamos de entidades populares ante las gestiones de la EmbajadaYanqui para impedir sus conferencias, una gira dedos años que conmovió a lapatria grande latinoamericana. Manuel Ugarte [1875-1951] Vea, ahora: 1918, fundación de la FederaciónUniversitaria Argentina (FUA). En el acto hablan delegados estudiantiles¿Quiénes el orador de fondo? Manuel Ugarte. Veamos estas carpetas, relativasa la década de 1920, aquí hay cartas de los principales dirigentes de laRevolución Mejicana, agradeciendo el apoyo que les otorga Ugarte. Otrasprovienen de dirigentes del APRA peruano, cuando aquel movimientomantenía todavía en alto sus banderas de liberación y entre ellas, varias de sulíder, Víctor Raúl Haya de La Torre, quien juzga a Ugarte como precursor delAPRA. Asimismo José Carlos Mariategui lo considera como una de las másprestigiosas figuras de América latina. Observe ahora y conmuévase: esta firma cüya rúbrica es un verdaderolatigazo pertenece a Augusto César Sandino, el jefe de la guerrillanicaragüense alzado en armas contra los marines yanquis, Sandino leagradece a Ugarte la defensa de su causa en artículos y conferencias dados endiversas capitales del mundo. En la misma carpeta nos encontramos con unejemplar de la revista Monde, editada en París, bajo la dirección de Henri
  4. 4. Barbusse. Fíjese quienes integran el comité de redacción: Máximo Gorki,Miguel de Unamuno, Alberto Einstein, Upton Sinclair y Manuel Ligarte. No creoque necesitemos revisar las carpetas que restan. Abandonamos el Archivo General de la Nación. Lo que Ud. ha visto essuficiente para que con perplejidad me pregunte: Entonces ¿porqué es undesconocido en Argentina?. Le contesto, no sólo es un desconocido. A él, queescribió más de treinta libros, le negaron una cátedra de Literatura en BuenosAires, justamente a él que había firmado el Libro de Oro Mundial de la Pazen1929 junto a Bernard Shaw, Román Rolland, los esposos Curie, Maeterling yotras figuras, las más prestigiosas de la intelectualidad mundial. También lenegaron el Premio Nacional de Literatura para el cual lo propuso GabrielaMistral. Su nombre desapareció de los periódicos y las antologías. El PartidoSocialista lo expulsó en dos oportunidades de sus filas. Cuando en 1916 fundó un diario "La Patria" con recursos personales, debiócerrarlo antes de los noventa días de su aparición por el boicot que le hacía laderecha por juzgarlo socialista y los socialistas por considerar lo nacional. Portodo esto se exiló en 1918 y regresó recién a la Argentina 17 años después.Nuevamente volvieron a hostigarlo y en 1937 volvió a abandonar el país.Regresó recién en 1946 y si bien el gobierno presidido por Perón le reconocióméritos designándolo embajador, la burocracia boicoteó su tarea y debiórenunciar poco después. ¿Por qué entonces?,quizás reitere Ud. su pregunta.Por ahora le resumiré las causas y quizás en otra oportunidad podamosanalizar cada una de ellas con detenimiento. La Primera: Ligarte denunció al imperialismo yanqui desde1901, por sustropelías en América Central, hasta su muerte en 1951 por la guerra de Corea. La Segunda: Ugarte fue un socialista convencido, pero se negaba a copiartácticas e ideas europeas "El socialismo debe ser nacional" dijo en 1911. La Tercera: Ugarte sostenía que debíamos incorporarla cultura mundial, peroelaborar nuestra propia cultura nacional, sin exotismos ni europeísmos. La Cuarta: Ugarte predicó desde 1900 hasta su muerte, la unidadlatinoamericana. Una vez siendo joven, Ugarte que era proclive a los romances, quisodeslumbrar a una muchacha y le dijo, "Yo voy a luchar toda mi vida contra losEstados Unidos, por la unidad de América latina y por el socialismo". Ella noentendía mucho. Sólo se le ocurrió responder: Me parece mucha carga paraandar por la vida y efectivamente tuvo razón, demasiada carga para andar porla vida. Lo sentenciaron al silencio, lo convirtieron en "Maldito". Una vez Ugartecomentó: "En otras partes se fusila, es más noble". Norberto Galasso. en www.discepolo.org.ar
  5. 5. 2 - MANUEL ORTIZ PEREIRA: (1883 - 1941) Recuerdo que fue en el verano de 1961, yo venía de unos cuantos años estudiando en la Facultad de C. Económicas y mi soberbia juvenil pretendía que era poco o nada lo que me quedaba por aprender. Sin embargo, a pesar de que me habían hablado de tantas y tantas cosas en la escuela secundaria y en la universidad, nada me habían dicho acerca del imperialismo. Y esa tarde, cuando me acerqué a Plaza Italia para escuchar a don ArturoJauretche, que por ese entonces se candidateaba para senador por la CapitalFederal, me llevé una sorpresa. La mirada atigrada, la camisa fuera delpantalón, los brazos amenazantes en arrebatos boxísticos, Jauretche expresócon voz ronca y agresiva "Un amigo, un compañero, que fue uno de losfundadores de FORJA, me dijo un día: Dígame, Arturo, Ud. sabe por qué si,como dicen, en la Argentina llueve riqueza, resulta que nosotros, los del puebloandamos siempre secos ?. Me sorprendí, pero sin darme tiempo a darrespuesta, el agregó "Lo que ocurre es que el país está techado". Por eso nonos mojamos de esa lluvia de riqueza, y ese techo tiene canaletas que llevanesa riqueza a Londres y Nueva York y nosotros nos quedamos secos, y eso esel imperialismo, Arturo, no le parece. Ese amigo se llamaba Manuel OrtizPereyra”. Fue un gran luchador agregó Jauretche, una gran inteligencia puestaal servicio de la liberación. Por eso lo silenciaron. Por eso, agregamos nosotros hoy, lo convirtieron en "Maldito". Eseanochecer, al regresar a mi barrio pensé para que servía todo lo que mehabían enseñado si me habían ocultado esa verdad fundamental. Penséasimismo, quien era ese Manuel Ortiz Pereyra, y cual había sido su historia.Poco tiempo después ubiqué a su hija Lila, en una casita humilde de Gerli. Ella,guardaba como preciado tesoro, en un pequeño maletín, libros y recortesperiodísticos de su padre. Me informó que él había nacido, en Corrientes, el 5de diciembre de 1883 y fallecido, en Buenos Aires, el 23 de mayo de 1941. Enun largo recorrer por librerías de viejo conseguí luego sus libros y comprobéque medio siglo atrás había puesto a la luz verdades esenciales de nuestrapolítica, nuestra economía y nuestra cultura. Por ejemplo, allá por 1928, habíaescrito Manuel Ortiz Pereyra: "Hermano y compatriota: ¿Quiere Ud. saber que es la República. Argentina?,tome un mapa plano del mundo, extiéndalo sobre una mesa y dóblelo por lamitad de abajo para arriba, de modo que el Ecuador quede como lomo de ladobladura. Observará enseguida que nuestra Argentina superpuesta sobre laAmérica del Norte cubre un espacio que abarca desde la mitad de Méxicohasta casi la mitad sud del Canadá. Quiere saber más, mida la distancia quesepara a la Argentina de la línea del Ecuador y de la línea del Polo, encontraráque está equidistante de ambos climas extremos. Quiere saber algo más:Corte el mapa mundi por la dobladura y superponga la hoja que contiene elmapa de la Argentina sobre los mapas de Europa, de Asia, de África y deOceanía teniendo cuidado de seguir la línea del Ecuador. No encontraráningún otro país mejor colocado sobre la superficie del planeta. Eso le dice aUd. que debe inclinarse y rezar su oración mas sentida loando a Dios por elbeneficio que le ha hecho al ponerlo para vivir en la más privilegiada zona del
  6. 6. mundo de su creación. Ahora lleve las manos a su bolsillo y cuente susmoneditas, ¡Qué contraste!. Ahí está su vida en plena Rea. Argentina en elsiglo de la más esplendorosa civilización. No tiene Ud. en definitiva mas que unbello suelo, para ser enterrado. Nuestras grandes riquezas están en manos demedia docena de firmas y los habitantes de la Argentina vivimos enpermanente crisis económica". Así escribía Ortiz Pereyra, en 1928. Así sostenía que los grandes diarios y losintelectuales oficiales nos emboban con fábulas y mitos que el llamaba"aforismos sin sentido" y que Jauretche llamaría luego zonzeras. La ley de laoferta y la demanda o la propaganda privatista que critica al estado por maladministrador y las denunciaba en aquellos tiempos. Y en lenguajecampechano, se preguntaba: "Hablando en plata. ¿Dónde está la plata en estaRepública del Plata, con su río de la Plata, con su ciudad de La Plata, con sucordillera coronada de plata y su luna de plata; cosas de brujas, quién tiene laplata?". En sus libros, "La tercera Emancipación", "Por la redención cultural yeconómica" y "El SOS de mi pueblo", O. Pereyra revelaba la dependenciaen que estaba y aún está sumida la Argentina. Decía: "nuestro país pertenecea Dreyfus y Bunge Born, acaparadores a precios viles de toda nuestraproducción agrícola, pertenece a Armour, Swift y otros monopolios,acaparadores de nuestra producción ganadera a precios convenientes paraarruinarnos, pertenece a las empresas extranjeras, que se reparten en Europay Norte América dividendos enormes. En cualquier país de esclavos losseñores dan a sus vasallos casa, comida y ropa a cambio del trabajo. En elinterior de la Argentina, los asalariados, el90% de su población nativa perciben,un promedio de 2 pesos diarios con los que apenas alcanza a costearsesolamente la comida. Seguía diciendo O. Pereyra: "el pueblo que ha concurridoa la escuela Argentina ha aprendido una cantidad respetabilísima deconocimientos de historia, geografía, gramática y otras materias, pero ignorade un modo absoluto su situación real y actual de pueblo encadenado a unadictadura económica que lo hunde silenciosa e implacable en la miseria elhambre, la corrupción y el crimen. Para colmo el pueblo ignora el nombre desus dictadores: Lord Saint Davis, Lord James Caird, Lord Vestey, Sir FolletHolt, Sir Parish, Sir Forest, Eduardo de Windsor, Bunge y Born, Dreyfus y lospresidentes de tantas y tantas empresas de mando dictatorial sobre miles deobreros y empleados argentinos es decir como si dijera hoy,Techint, Pérez Companc, City Bank, Macri etc. y seguía diciendo O. Pereyra: El pueblo ignora,en fin, que la enseñanza oficial lo mantiene dopado con ensoñaciones de colorde rosa, que la afición a la literatura en los ambientes populares representa lamás gruesa cortina de humo que le tiran los turiferarios argentinos delcapitalismo extranjero para ocultar las causas y los causantes de su tragediaeconómica. En las bibliotecas públicas de este país, -agregaba- se apilanmontañas de libros. Todos son libros de versos, novelas, cuentos, historias y toda clase de ciencias. Sólo en 1933 se inscribieron en el registro de la Biblioteca Nacional 1600obras nuevas escritas en la Argentina pero no alcanzan a una docena los libros que tratan de política económica nacional, el tema por excelencia de cualquier país civilizado, el único asunto de vida o muerte para nuestro pobre pueblo.
  7. 7. 3 - RODOLFO PUIGGROS: ( 1906 - 1980 ) Nació en Buenos Aires el 19 de noviembre de 1906 y murió en La Habana, Cuba, el 12 de noviembre de 1980. Sus restos fueron inhumados en México y trasladados a la Argentina en 1987. Fue educado como pupilo de los colegios católicos Marín y Lasalle, donde fue compañero de estudios del historiador José María Rosa. Terminados sus estudios secundarios, Puiggrós tomó una posición crítica de la burguesía, influido por cierto anarquismo, que reflejó en una novela inédita y comenzó estudios en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. En 1926 visitó la URSS con su padre y luego de permanecer dos años en Europa,regresó en 1928 y se afilió al Partido Comunista. Participó entonces comoconferencista y docente en la Asociación de Intelectuales, Artistas, Periodistas yEscritores (AIAPE), fundada en 1935 y dirigida por Aníbal Ponce, junto a intelectualescomo Alberto Gerchunoff, Raúl González Muñón, Emilio Troise, Córdoba Iturburu yGregorio Bermann. Fue fundador del periódico Brújula, de la revista Argumentos y delperiódico El Norte, de Jujuy. En la misma época ejerció la docencia en el Colegio Librede Estudios Superiores. En 1947 fue expulsado del PC por su posición de apoyo crítico al peronismo. Fundóentonces del Movimiento Obrero Comunista, que se orientó hacia el nacionalismopopular y se vinculó fuertemente al peronismo, y se disolvió en 1955, perseguido por laRevolución Libertadora. Puiggrós dirigió la publicación de aquel movimiento, elperiódico Clase Obrera, que salió desde 1947 hasta 1955. Desde 1955 hasta 1977 fueun intelectual de la izquierda peronista, pero que mantenía contactos permanentes conel propio Perón y con diversos sectores del Movimiento. En 1977 ingresó comoSecretario de la rama de intelectuales, profesionales y artistas al Movimiento PeronistaMontonero. Puiggrós fue periodista, historiador y político. Además de las publicaciones señaladas, trabajó como redactor desde 1935 hasta 1955 en el diario Crítica, y en 1962 fue co- fundador del periódico El Día, manteniendo una columna permanente hasta 1977. Su obra comprendió numerosos libros y artículos sobre historia argentina y latinoamericana y sobre historia de la filosofía. Amigo y consultor de Juan Domingo Perón, éste último escribió el único prólogo que existe de sus libros, para El peronismo y sus causas, tomo que forma parte de su obra Historia Crítica de los Partidos Políticos Argentinos. En 1973, cuando el peronismo retornó al poder, Puiggrós fue nombrado Rector de la Universidad Nacional de Buenos Aires. Puiggrós fue fundador y columnista de varios periódicos nacionales y latinoamericanos, entre los cuales se destacan la revista Argumentos, el periódico Clase Obrera y el diario El Día de México. Desde 1962 hasta 1955 fue periodista del diario Crítica. En 1961 se fue a México, donde trabajó en El Día y como profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México hasta 1968, lugares adonde retornó en 1974 cuando se exilió en México. Durante la dictadura militar desarrolló una intensa actividad en derechos humanos y a favor de América Latina. Fue docente y conferencista en las universidades de La Plata, Buenos Aires, el salvador, Córdoba, Cuyo y tucumán, en la Argentina y en la Sorbona (Francia), San Javier (Bolivia), San Marcos (Perú) y especialmente en la Universidad Nacional Autónoma de México, donde formó numerosos discípulos y sus libros son actualmente bibliografía obligatoria en varias facultades. Ornar Acha en www.ensayistas.org
  8. 8. ¿Y que rol juega la cultura, los intelectuales? Ortíz Pereyra dice: En nuestropaís, los literatos ejercen el mismo oficio que el campana del carterista, cuyamisión consiste en entretener, estrujar o distraer al candidato mientras elpunguista le sustrae la cartera con un suave pasecito de la mano. El literatoargentino representativo de la intelectualidad argentina, escribe versosnovelas, cuentos y narraciones de entretenimientos, se inspira un poco más yhace poesías de las buenas de esas que hacen parar los pelos de punta sigueinspirándose y remonta su vuelo lírico, cantando a las estrellas, a la mujeramada, a la patria, a la bandera azul y blanca, entonces entra en operacionesel descuidista y nos sustrae el trigo, el lino, el maíz, la carne con una suavidadtan delicada como la del lancero auténtico de la plataforma del ómnibus. Asíhablaba M. O. Pereyra, hace ya varias décadas y así se sigue operandotodavía. Por esa razón la maldición del país vasallo cayó también sobre él. Norberto Galasso. en www.discepolo.org.ar • HISTORIA LA mzn.km-Awu « * *OOHOINAC!Oíi C L b T f i A t . «1 j de lo» Í CÓRDflfiA tsasspo rtes ..... - .--Ai . I * * *
  9. 9. 4 - HOMERO MANZI: (1907 - 1951) Homero Nicolás Manzione vino de Santiago del Estero, de esa Añatuya callada y desvalida, que él llamó Aña-mía, y se metió con su espíritu poblado de versos en un barrio de Boedo mistongo, que se derramaba en cafetines, lustrabotas y mendigos hacia una calle Chiclana amenazada por la inundación. Allí atorranteó atardeceres con Cátulo Castillo, Julián Centeya y el "loco Papa" y allí enfrentó el dilema con que lo desafiaba el país semicolonial: buscar como tantos la gloria oficial, el buen pasar, la fama que difunden los medios de comunicación en poder de la clase dominante o jugarse entero por su verdad, a la intemperie, corriendo el riesgo del silenciamiento, de la discriminación, en fin, recibir la maldición del sistema. Homero Nicolás Manzione no dudó. Se jugó en la resistencia irigoyenista contra la dictaduradel Gral. Uriburu y contra el gobierno usurpador del Gral. Justo. Conspiró, fabricó bombascaseras, conoció cárceles. Su casa de la calle Garay y Danel se convirtió en centro clandestinode lucha popular y desde allí desarrolló, con Arturo Jaureche, Luis Dellepiane y tantos otros, nosólo la pelea contra el conservadurismo vacuno sino también contra la claudicación de ladirección alvearista del partido Radical. En 1935 participó de la fundación de FORJA, bajo ellema "Somos una Argentina colonial, queremos ser una Argentina libre". Junto a sus amigosdenunció el Estatuto Legal del Coloniaje. Su voz se levantó en la tribuna esquinera, erguidosobre cajoncitos de cerveza, apostrofando las entregas y latrocinios de la Década Infame. Nosdicen -sostuvo Manzione-, que hay una cosa intocable entre los distintos eslabones de laeconomía: el gran capital, especialmente cuando se trata de accionistas extranjeros, y por esoes necesario crear la mentalidad opuesta, la mentalidad nacional, que frente a ese argumentodiga sencillamente esto ¡qué se vayan a la puta que los parió esos accionistas! Una y otra vez, desde FORJA, denunció el sometimiento del gobierno al imperialismobritánico, la complicidad de Alvear con los hombres del régimen, la expoliación que sufría elpaís, especialmente las provincias como la suya, porque -decía Homero - "Santiago del Esterono es un provincia pobre, sino una provincia empobrecida". Una y otra vez reclamó mejoressalarios, respeto a los derechos populares, en fin, como decía FORJA, las cuatro P: PATRIA,PAN Y PODER AL PUEBLO. El sistema lo silenció, lo condenó como a Jauretche y ScalabriniOrtiz al sótano de la calle Lavalle al 1700 donde tenía su sede FORJA. Expulsado de laFacultad de Derecho, exonerado como Profesor de Literatura, silenciado como poeta,discriminado en el radicalismo por rebelde y antimperialista, Homero Manzione fue convertidoen "maldito", pero el poeta que había dentro de él le jugó una mala pasada al sistema. Si porsus ideas le cerraban el camino a ser hombre de letras, él se dedicó a hacer letras para loshombres, y se transformó de Homero Nicolás Manzione en HOMERO MANZI."Homero se nosfue al mundo de la noche"- señaló Jauretche y allí no pudieron con él. Sus versos recrearon losbarrios de tango con el farol balanceando en la barrera y el codillo llenando el almacén, senutrieron de los compadres del café "Dante" las muchachitas de Alsina, acunaron a la negraMaría, consolaron a la mulata abandonada, convocaron al papá Baltazar de los chicos pobres ya Malena con su "voz de sombra" en el paisaje indeleble de un "Sur, paredón y después", conlas "chatas entrando al corralón", chapaleando barro bajo el cielo de Pompeya, herido de lonjasrojas, con sus gorriones y fabriqueras, con el eco de un bandoneón, "mariposa de alas negras",brotando del último organito de una ciudad entristecida. Así, el Manzi poeta violó la censura oligárquica por el camino abierto del cancionero popular.El otro, el Homero Manzione político, condenado al olvido, no mencionado en ninguna historiapolítica, permaneció "maldito", pero siempre en alto su bandera popular. Ese Homero Manzionedeclaró en 1947: "Perón es el reconductor de la obra inconclusa de Yrigoyen. Mientras sigasiendo así, nosotros continuaremos creyéndole, seremos solidarios con la causa de surevolución que es esencialmente nuestra propia causa. Nosotros no somos ni oficialistas niopositores: somos revolucionarios". Norbérto Galasso en www.discepolo.org.ar
  10. 10. El 6 de mayo de 1948, Homero Manzi ratifica, en una hermosa página, esaconcepción de la cultura "LO POPULAR": Alguna vez, alguien que sea dueño de fuerzas geniales, tendrá que realizar el ensayo dela influencia de lo popular en el destino de nuestra América, para recién entonces podertener nosotros la noción admirativa de lo que somos. Esta pobre América que tenía sucultura y que estaba realizando, tal vez en dorado fracaso, su propia historia y a la que depronto iluminados almirantes, reyes ecuménicos, sabios cardenales, duros guerreros yempecinados catequistas, ordenaron:¡Cambia tu piel!¡ Viste esa ropa!¡Ama a este Dios!¡Danza esta música!¡Vive esta historia!. Nuestra pobre América que comenzó a correr en una pista desconocida, detrás de metasajenas y cargando 15 siglos de desventaja, nuestra pobre América que comenzó a tallar elcuerpo de Cristo cuando ya miles y miles de manos afiebradas p o r el arte y p o r la fe,habían perfeccionado la tarea en experiencias luminosas, nuestra pobre América quecomenzó a rezar cuando ya eran prehistoria los viejos testamentos, y cuando losevangelios habían escrito su mensaje, cuando Homero había enhebrado su largo rosariode versos y cuando el Dante había cumplido su divino viaje. Nuestra pobre América que comenzó su nueva industria, cuando los toneles de Europaestaban traspasados de olorosos y antiguos alcoholes, cuando los telares estabanconsagrados p o r las tramas sutiles y asombrosas, cuando la orfebrería podría enorgullecersu pasado con nombres de excepción, cuando verdaderos magos, seleccionando maderascon cavidades y barnices, sabían arm ar instrumentos de maravillosa sonoridad, cuando lahistoria estaba llena de guerreros, el alma llena de místicos, el pensamiento lleno defilósofos, la belleza llena de artistas y la ciencia llena de sabios. Nuestra pobre América, a la que parecía no corresponderle otro destino que el de laimitación. Todo estaba bien hecho, todo estaba insuperablemente terminado ¿para quénuestra música? ¿para qué nuestros dioses? ¿para qué nuestras telas? ¿para qué nuestraciencia? ¿para qué nuestro vino?. Todo lo que cruzaba el mar, era mejor, y cuando noteníamos salvación apareció lo popular para salvarnos, creación de pueblo, tenacidad depueblo. Lo popular no comparó lo malo con lo bueno, hacía lo malo y cuando lo hacía creaba elgusto necesario para no rechazar su propia factura y ciegamente, inconscientemente,estoicamente, prestó su aceptación a lo que surgía de sí mismo y su repudio heroico a loque venía desde lejos.Mientras tanto, lo antipopular, es decir, lo oculto, es decir lo perfecto, rechazando todo lopropio y aceptando todo lo ajeno, trababa esa esperanza de ser que es el destinotriunfador de América. Por eso yo, ante ese drama de se r hombre del mundo, de ser hombre de América, de serhombre Argentino, me he impuesto a la tarea de am ar todo lo que nace del pueblo, deam ar todo lo que llega al pueblo, de am ar todo lo que escucha el pueblo.
  11. 11. 5 - Ricardo Carpani: ( 1930 - 1997)MANIFIESTO DEL GRUPO "ESPARTACO" Abril de 1961. Es evidente que en nuestro país, a excepción de algunos valores aislados, no ha surgidohasta el momento una expresión plástica trascendente, definitoria de nuestra personalidadcomo pueblo. Los artistas no podemos permanecer indiferentes ante este hecho, y se nospresenta con carácter imperativo la necesidad de llevar adelante un profundo estudio del origende esta frustración. Si analizamos la obra de la mayor parte de los pintores argentinos, especialmente de aquellosque la crítica ha llevado a un primer plano, observaremos como característica común el totaldivorcio con nuestro medio, el plagio sistematizado, la repetición constante de viejas y nuevasfórmulas, que si en su versión original constituyeron auténticos hallazgos artísticos, al sercopiados sin un sentido creativo se convierten en huecos balbuceos de impotentes. Las causas determinantes de esta situación están en la base misma de nuestra vidaeconómica y política, de la cual la cultura es su resultado y complemento. Una economíaenajenada al capital imperialista extranjero no puede originar otra cosa que el coloniaje culturaly artístico que padecemos. La oligarquía, agente y aliada del imperialismo, controla directa oindirectamente los principales resortes de nuestra cultura, y, a través de ellos, enaltece o sumeen el olvido a los artistas seleccionando únicamente a aquellos que la sirven. Constituye,además, por ser la clase más pudiente, el principal mercado comprador de obras artísticas. Envirtud de los intereses que representa se caracteriza en el plano cultural por una mentalidadextranjerizante, despreciativa de todo lo genuinamente nacional y por lo tanto popular. El resultado de todo esto es que el artista no tiene otro camino para triunfar que el de la renuncia a la libertad creadora, acomodando su producción a los gustos y exigencias de aquella clase, lo que implica su divorcio de las mayorías populares que constituyen el elemento fundamental de nuestra realidad nacional. Es así como, al dar la espalda a las necesidades y luchas del hombre latinoamericano, vacía de contenido su obra, castrándola de toda significación, pues ya no tiene nada trascendente que decir. Se limita entonces a un merojuego con los elementos plásticos, virtuosismo inexpresivo, en algunos casos de excelente técnica, pero de ninguna manera arte, ya que éste sólo es posible cuando se produce una total identificación del artista con la realidad de su medio. No se piense que esta última sea una afirmación arbitraria: constituye un problema que hacea la esencia misma del arte. En efecto, un arte nacional es la única posibilidad que existe dehacer arte. A través de las mejores obras de los más grandes artistas de la historia, percibimosante todo, el espíritu de la sociedad que las engendró. No puede ser de otra manera, ya que elartista es un hombre y todo hombre se conforma fundamentalmente según los elementossociales que gravitan sobre él: productor de la sociedad, al expresarse artísticamente, si lohacen en un sentido profundo y con sinceridad, dará expresión, de un modo inevitable, almedio que lo rodea. El ritmo del crecimiento histórico es variable para cada sociedad y esa variación es el principalelemento incidente en el origen de las nacionalidades. En consecuencia toda obra artística, porel hecho de ser una expresión social, necesariamente ha de ser también una expresiónnacional. Generalizando, podría decirse que el arte surge como el resultado de una necesidadde expresión individual, que al concretarse será una expresión nacional, pues el individuofundamentalmente es producto de la nación, y culminará finalmente, en expresión universal, yaque los problemas trascendentes del hombre son universales. El problema del surgimiento de un arte nacional en nuestro país, determina el verdaderoalcance que debe tener para nosotros el término "nacional". Unidad geográfica, idiomática y
  12. 12. racial; historia común, problemas comunes y una solución de esos problemas que sólo seráfactible mediante una acción conjunta, hacen de Latinoamérica una unidad nacionalperfectamente definida. La gran Nación Latinoamericana ya ha tenido en Orozco, Rivera,Tamayo, Guayasamín, Portinari, etc., fieles intérpretes que partiendo de las raíces mismas desu realidad han engendrado un arte de trascendencia universal. Este fenómeno no se ha dadoen nuestro país salvo aisladas excepciones. El arte latinoamericano, considerando las características sociales y políticas de nuestrocontinente, ha de estar necesariamente imbuido de un contenido revolucionario, que será dadopor el libre juego de los elementos plásticos en sí, prescindiendo de la anécdota desarrollada,si es que la hay. La anécdota podrá tener una importancia capital para el artista cuando abordauna temática que siente profundamente y en la cual encuentra inspiración; pero en últimainstancia no constituye el elemento que justifica y determina la validez intrínseca de la obra dearte, ni es de ella que emana el contenido de su trabajo. De ahí lo absurdo de cierto tipo depintura pretendidamente revolucionaria que se limita a describir escenas de unrevolucionarismo dudoso, utilizando un realismo caduco y superado. No es de extrañarentonces que por su misma inoperancia esta pintura sea tolerada, y hasta en cierto modofavorecida, por aquellos mismos que combaten toda expresión artística auténticamentenacional y revolucionaria. Es imprescindible dejar de lado todo tipo de dogmatismo en materia estética; cada cual debecrear utilizando los elementos plásticos en la forma más acorde con su temperamento,aprovechando los últimos descubrimientos y los nuevos caminos que se van abriendo en elpanorama artístico mundial y que constituyen el resultado de la evolución de la Humanidad,pero eso sí, utilizando estos nuevos elementos con un sentido creativo personal y en funciónde un contenido trascendente. Todo intento de creación de un arte nacional, es consecuentemente combatido por ciertoscríticos al servicio de la prensa controlada por el capital imperialista. Se ha apelado a todos losrecursos, desde el ataque directo, en nombre de una universalidad abstracta, hasta la rumbosapresentación de algo que, como arte nacional, ni siquiera es arte. Se trata en verdad de refractar en el campo de la creación artística, el sometimientoeconómico y político de las mayorías, pero simultánea e indisociabíemente, sus luchas poremanciparse. Porque en la medida en que el arte llama y despierta el inconsciente colectivo dela humanidad, pone en movimiento las más confusas aspiraciones y deseos, exalta y sublimatodas las represiones a que se ve sometido el hombre moderno, es un poderoso e irresistibleinstrumento de liberación. El arte es el libertador por excelencia y las multitudes se reconocenen él, y su alma colectiva descarga en él sus más profundas tensiones para recobrar por suintermedio las energías y las esperanzas. De ahí que para nosotros el arte sea un insustituiblearma de combate, el instrumento precioso por medio del cual el artista se integra con lasociedad y la refleja, no pasiva sino activamente, no como un espejo sino como un modelador. De las manos de la nueva generación de artistas latinoamericanos habrá de salir el arte deeste continente, que aún no ha realizado su unidad; quizá le esté reservado por este arterevolucionario realizarla antes en la esfera creadora como síntoma de la inevitable unificaciónpolítica. Pues no sería la primera vez en la historia que el arte se anticipa a los hechoseconómicos o políticos; y tal vez en ello reside su grandeza. Partiendo de la realidad, laprefigura y la renueva. Estos objetivos se cumplirán mediante una doble acción: el arte, no puede ni debe estardesligado de la acción política y de la difusión militante y educadora de las obras enrealización. El arte revolucionario latinoamericano debe surgir, en síntesis, como expresiónmonumental y pública. El pueblo que lo nutre deberá verlo en su vida cotidiana. De la pinturade caballete, como lujoso vicio solitario hay que pasar resueltamente al arte de masas, esdecir, al arte.
  13. 13. 6- PADRE CARLOS MUJICA: ( 1930 - 1974)MEDITACIÓN EN LA VILLASEÑOR, perdóname por haberme acostumbrado a verque los chicos que parecen tener ocho años tengantrece;SEÑOR, perdóname por haberme acostumbrado achapotear por el barro; yo me puedo ir, ellos no;SEÑOR, perdóname por haber aprendido a soportar elolor de las aguas servidas, de las que me puedo ir yellos no;SEÑOR, perdóname por encender la luz y olvidándomede que ellos no pueden hacerlo;SEÑOR, yo puedo hacer huelga de hambre y ellos no:porque nadie hace huelga con su hambre;SEÑOR, perdóname por decirles "no solo de pan viveel hombre" y no luchar con todo para que rescaten supan;SEÑOR, quiero quererlos por ellos y no por mi.Ayúdame.SEÑOR, sueño con morir por ellos: ayúdame a vivirpara ellos.SEÑOR, quiero estar con ellos a la hora de la luz.Ayúdame.
  14. 14. 7- ARTURO JAURETCHE: MANUAL DE ZONCERAS ARGENTINAS.Zoncera N° 1: "CIVILIZACIÓN Y BARBARIE" Antes de ocuparme de la cría de las zonceras corresponde tratar de una que las ha generadoa todas — hijas, nietas, bisnietas y tataranietas— . (Los padres son distintos y de distinta época—y hay también partenogénesis— , pero madre hay una sola y ella es la que determina lafiliación). Esta zoncera madre es Civilización y barbarie. Su padre fue Domingo Faustino Sarmiento,que la trae en las primeras páginas de Facundo, pero ya tenía vigencia antes del bautismo enque la reconoció como suya. En Los profetas del odio y la yapa digo de la misma: "La idea no fue desarrollar Américasegún América, incorporando los elementos de la civilización moderna; enriquecer la culturapropia con el aporte externo asimilado, como quien abona el terreno donde crece el árbol. Seintentó crear Europa en América trasplantando el árbol y destruyendo lo indígena que podía serobstáculo al mismo para su crecimiento según Europa y no según América". "La incomprensión de lo nuestro preexistente como hecho cultural o mejor dicho, elentenderlo como hecho anticultural, llevó al inevitable dilema: Todo hecho propio, por serlo, erabárbaro, y todo hecho ajeno, importado, por serlo, era civilizado. Civilizar, pues, consistió endesnacionalizar—si Nación y realidad son inseparables— ." Veremos de inmediato, en la zoncera que sigue — el mal que aqueja a la Argentina es laextensión— cómo para esa mentalidad el espacio geográfico era un obstáculo, y luego, que eratambién obstáculo el hombre que lo ocupaba —español, criollo, mestizo o indígena— y de ahíla autodenigración, y cómo fueron paridas y para qué convertidas en dogmas de la civilización.Carlos P. Mastrorilli en un artículo publicado en la revista "Jauja" (noviembre, 1967) analiza dosaspectos esenciales de la mentalidad que se apoya en esa zoncera: "En la íntima contextura de esa mentalidad hay un cierto mesianismo al revés y unairrefrenable vocación por la ideología. Por el mesianismo invertido, la mentalidad colonial creeque todo lo autóctono es negativo y todo lo ajeno positivo. Por el ideologismo porque prefierem anejarla abstracción conceptual y no la concreta realidad circunstanciada". El mesianismo impone civilizar. La ideología determina el cómo, el modo de la civilización.Ambos coinciden en excluir toda solución surgida de la naturaleza de las cosas, y buscanentonces, la necesaria sustitución del espacio, del hombre y de sus propios elementos decultura. Es decir “rehuir la concreta realidad circunstanciada” para atenerse a la abstracciónconceptual. Su idea no es realizar un país sino fabricarlo, conforme a planos y planes, y son éstos los quese tienen en cuenta y no el país al que sustituyen y derogan, porque como es, es obstáculo. Que la oligarquía haya creído un éxito definitivo de la zoncera Civilización y barbarie, lo quellamó "el progreso" de la última mitad del siglo XIX y los años iniciales del presente, ha sidocongruente con sus intereses económicos. Alienada al desarrollo dependiente del país, suprosperidad momentánea le hizo confundir su propia prosperidad con el destino nacional.Había por lo menos una constatación histórica que parecía justificar el mesianismo y laideología liberal de la oligarquía. El problema se le plantea a ésta ahora, cuando el cambio de condiciones internas yespecialmente externas, por el aumento de población y su nivel de vida, y la situación en elmercado mundial de la economía de intercambio comercial fundada en el precio, por laeconomía mercantil, se destruyen las bases de la estructura primaria de intercambio dematerias primas por materias manufacturadas, pues así como hay imperios que pierden suscolonias, hay colonias que pierden su imperio, cuando dejan de serles necesarias a éste.
  15. 15. Ahora, como ya no puede confundir su éxito propio y momentáneo con el destino de la granNación que parecía aparejado a su prosperidad colonial, piensa en achicar la población, comosus antecesores pensaron en achicar el espacio en la buscada disgregación del Virreynato delRío de la Plata. Mesianismo e ideología ya no encuentran, como pareció antes, su identificación con el destinodel país. La oligarquía se vuelve anti-mesiánica desde que rechaza concretamente la grandezaal propiciar el achicamiento del pueblo, y su ideología no puede proponer otras soluciones quelas de la conservación cada vez más desmejorada de la estructura existente: de este modo seconvierte en freno y eso es lo que se confiesa de hecho por sus tecnócratas que sólo proponenseguir tirando desde que el destino del país colonia está cubierto definitivamente. Así, pierde el papel promotor que se había asignado mientras se creyó constructora —y esafue su fuerza— para hacerse conservadora en un país que no debe dar un paso más adelante.Ya lo he dicho también: los progresistas de ayer se vuelven anti-progresistas desde que todosu progreso sólo puede realizarse contra la ideología que identifica el destino nacional con susintereses de grupo. Pero sí esta congruencia circunstancial en el interés de grupo permite comprender eldescastamiento de las llamadas "elites", impedidas de una visión de distancia por su circuns­tancial prosperidad que obstó a la comprensión del país en un largo destino —todo destinonacional es largo— , no vale para los ideólogos que aparentan desde una postura popular unmesianismo revolucionario. De titulados democráticos a marxistas, la explicación ya no tiene lacongruencia que en la oligarquía y pasa a ser mesianismo e ideología sin una pizca de con­tenido material. Se trata, como dice Mastrorilli, de una "abstracción conceptual en que nogravita la concreta realidad circunstanciada". Aquí aparece desnuda, desprovista de todaconstatación pragmática, la zoncera Civilización y barbarie, según sigue gravitando en la"intelligentzia". Por la profesión de esta zoncera el ideólogo, extranjero o nativo, se siente civilizador frente ala barbarie. Lo propio del país, su realidad, está excluida de su visión. Viene a civilizar con sudoctrina, lo mismo que la Ilustración, los iluministas y los liberales del siglo XIX; así su ideologíaes simplemente un instrumento civilizador más. No parte del hecho y las circunstancias localesque excluye por bárbaras, y excluyéndolos, excluye la realidad. No hay ni la más remota ideade creación sobre esa realidad y en función de la misma. Como los liberales, y más que losliberales que —ya se ha dicho— eran congruentes en cierta manera, aquí se trata simplementede hacer una transferencia, y repiten lo de Varela: —"Si el sombrero existe, sólo se trata deadecuar la cabeza al sombrero". Que éste ande o no, es cosa de la cabeza, no del sombrero, ycomo la realidad es para él la barbarie, la desestima. De ninguna manera intenta adecuar laideología a ésta; es ésta la que tiene que adecuarse, negándose a sí misma, porque esbarbarie. Así la oligarquía y su oposición democrática o marxista disienten en cuanto a la ideología aaplicar pero coinciden totalmente en cuanto al mesianismo: civilizar. Si la realidad se opone a laaplicación de la ideología según se transfiere, la inadecuada no es la ideología de transferenciasino la realidad, por bárbara. Los fines son distintos y opuestos en cuanto a la ideología en sí,pero igualmente ideológicos. Si en las ¡deas abstractas son opuestos, la zoncera Civilización y barbarie los unifica encuanto son la civilización. De donde resulta que los que están más lejos ideológicamente sonlos que están más cerca entre sí — en cuanto teólogos— como ocurre cada vez que la realidadenfrenta a todos los civilizadores. Entonces se unifican contra la barbarie, que es como llamanal mundo concreto donde quieren aplicar las ideologías. Esto se hace evidente en los momentos conflictuales en que el país real aparece en elescenario social o político. El mismo Mastrorilli en el artículo referido dice: "Sarmiento y Alberdiquerían cambiar el pueblo. No educarlo, sino liquidar la vieja estirpe criolla y rellenar el granespacio vacío con sajones. Esta monstruosidad tuvo principios de ejecución. Al criollo se lopersiguió, se lo acorraló, se lo condenó a una existencia inferior. Sin embargo los aportes desangre europea que se vertieron a raudales sobre el país, no consiguieron establecer una
  16. 16. síntesis humana muy distinta de la precedente. Los ingleses — relictos de las invasiones o colo­nos traídos de la fabulosa imaginación rivadaviana— se agauchaban. Los polacos, losalemanes, los italianos, también. Y a espaldas del régimen colonial se hizo una nueva masahumana que se doblegó sin resistencia ante la potencia de la geografía y la presenciairreductible de lo hispánico como principio organizador de la convivencia." "El régimen fracasó sociológicamente. A partir de 1914 aprendió a contar con una masapopular desconfiada y adversa. En suma: el régimen quiso cambiar al pueblo y no pudo: quisoentregar el espacio inerme y tropezó una y otra vez con algo viviente y cálido que nosotrosllamamos conciencia nacional y ellos desprecian como barbarie" Eso pasó, como dice el autor, desde 1914. Culminó "el 17 de Octubre, en la más grandeoperación de política de masas que vio el país; la muchedumbre estaba compuesta porcabecitas negras — restos del criollaje proscripto— pero también por hijos de gringos, polacos ymaronitas lanzados contra el régimen con violencia inusitada". ¿Por qué la parte de la "intelligentzia", democrática o marxista, no pudo entender un hechotan evidente en ninguna de las dos oportunidades. La oligarquía trató de invalidarlo porque susintereses concretos coincidían con los criterios de Civilización y barbarie, pero en otro caso laexplicación sólo es posible a puro vigor de zoncera: incapaz de salir del esquema y partiendodel mismo supuesto histórico de que las masas en el pasado habían expresado sólo la barbariefrente a la civilización, vio en su nueva presencia una simple recidiva. De ahí lo de “aluviónzoológico” y "libros y alpargatas”, que son zonceritas biznietas de Civilización y barbarie y cuyosentido permanente supera la insignificancia de los que las enunciaron, pues revelan el modode sentir de la "intelligentzia" in totum, incapaz de pensar fuera de la ideología, es decir de loconceptual ajeno y opuesto a los hechos propios. Así, la zoncera de Civilización y barbarie seapoya en dos patas y anda, pero cojeando, porque una es más larga que la otra, que es comouna pata auxiliar a la que se recurre cuando el régimen está en peligro. Una ideología apuntala a otra ideología, por más que su signo sea inverso en teoría, porquetienen en común el supuesto mesiánico que cada uno quiere realizar a su manera, pero ambaspartiendo de la negación de lo propio. Conviven entre gruñidos y se tiran mordiscones, perosiempre entre civilizados que se defienden en común de los bárbaros, es decir del país real. Larecíproca tolerancia nace de la unidad civilización y se practica de continuo en la comúndevoción por todas las zonceras nacidas del vientre de la zoncera madre. No preguntéis entonces por qué comparten la misma historia que se niegan a revisar desdeque revisar importa dejar sin base la zoncera generatriz. Destruir ésta implica sustituir unamentalidad hecha partiendo de ella y excluir el mesianismo y la ideología como fundamento deun pensamiento argentino para dar su oportunidad al buen sentido. Ahí, en Civilización ybarbarie, la zoncera madre, está el punto de confluencia de las ideologías, es decir, de lanegación de toda posibilidad para el país nacida del país mismo. Es como si dijéramos la"Unidad Democrática" tácita de que surgen todas las otras. En Geopolítica de la cuenca del Plata (A Peña Lillo editor, Bs. As., 1973), Alberto Methol Ferréanaliza la ahistoricidad del pensamiento uruguayo. En ninguna parte como allí — recordemosotra zoncera: "como el Uruguay no hay"— , se "tuvo una conciencia política eminentementeabstracta". La falsificación de la historia, allá como aquí, se completó con la concepciónestratosférica del país en cuanto se excluyeron las causales internacionales de los hechospropios o inversamente se excluyeron los hechos propios de las causales internacionales. Así,dice: "Nos enseñaban una historia de puertas cerradas, desgranada en anécdotas y biografías,o de bases filosóficas ingenuas, y nos mostraron la abstracción de un país casi totalmentecreado por pura causalidad interna. A esta tesis tan estrecha, se le contrapuso su antítesis,seguramente tan perniciosa. Y esta es la pretensión de subsumir y disolver el Uruguay en puracausalidad externa, en una historia puramente mundial a secas. Una historia tan de puertasabiertas que no deja casa donde entrar...". "A la verdad, esta última actitud no escribe historiauruguaya, que le aburre, y prefiere vagabundear y solazarse en la contemplación a vecesminuciosa de la historia mundial. Nos escindíamos en pueblerinos o ciudadanos del mundo...".
  17. 17. Así, de una historia isla, pasábamos a la evaporación, a las sombras chinescas de unahistoria océano, donde la historia se juega en cualquier lado menos aquí y aquí lo de cualquierlado. "Esta actividad lujosa — la historia océano—, si hoy canaliza disponibles jóvenesiracundos, ayer permitía a nuestra diplomacia pagarse de las palabras proyectándose paradictar cátedra mundial sobre los derechos humanos y arbitrajes". Son dos formas delescapismo. "Interioridad pura o exterioridad pura, dos falacias que confraternizan...". "... ¿quiérese mayorlujo que extrapolarse en la historia de los otros?...". "Era una manera de renunciar a hacerhistoria"... "Por otra parte, ese idealismo externo en su versión de izquierda dimitirá frente anuestra historia de puertas cerradas, conservadora. Incapaz de criticarla, porque no leinteresaba vitalmente, terminaba en los hechos por aceptarla en bloque. No puede darseincorformismo más conformista". .. "Así la esterilidad del marxismo uruguayo para decir nadasobre el país, salvo el caso reciente de Trías. Así, el idealismo jurídico romántico, de derecha ode izquierda, son los modos uruguayos de suplir la ausencia de una política internacional real.El rasgo común de nativistas y oceánicos es que el Uruguay no era problema." Crucemos de nuevo el río. ¿No estamos en presencia de una situación parecida? Si lafalsificación de la historia oficial, presentando la Argentina como un conflicto entre la civilizacióny la barbarie, ha desestimado el conflicto entre lo nacional y lo extranjero desde que el objetode la historia no es la Nación sino la civilización, ia izquierda, como tampoco tiene en cuenta lonacional como causalidad histórica, produce el mismo conformismo que en el Uruguay con lahistoria oficial. Esta vez para que la historia del futuro dependa exclusivamente de la causalidadexterna, generando un escapismo que tiene las misma raíces anti-nacionales que,naturalmente, rehuye la construcción propia para trasladarla al escenario de la civilización. Pordonde vienen a ubicarse, como sus cofrades de la otra banda, en un balcón sobre el mundoque es donde se opera la historia idealizada. Pero un balcón no es una puerta por donde entra y sale lo propio y lo ajeno, sino un puesto deobservación donde se espera que fuera se resuelva lo que hay que resolver adentro, cosa quele conviene a los que ya adentro lo tienen resuelto. De aquí la coincidencia cuando el país realintenta sus propias soluciones y a su manera. En tren de clasificación, la zoncera de Civilización y barbarie es una zoncera intrínseca,porque no nace del falseamiento de hechos históricos ni ha sido creada como un medio aunquedespués resultase el medio por excelencia, ni se apoya en hechos falsos. Es totalmenteconceptual, una abstracción antihistórica, curiosamente creada por gente que se creíahistoricista, como síntesis de otras abstracciones. Plantear el dilema de los opuestos Civilización y barbarie e identificar a Europa con la primeray a América con la segunda, lleva implícita y necesariamente a la necesidad de negar Américapara afirmar Europa, pues una y otra son términos opuestos: cuanto más Europa máscivilización; cuanto más América más barbarie; de donde resulta que progresar no esevolucionar desde la propia naturaleza de las cosas, sino derogar la naturaleza de las cosaspara sustituirla. Para el que ha leído Los profetas del odio y la yapa al hablar de esta zoncera no hago másque resumir conceptos allí expresados, pero es necesario reiterarlos en este libro por lo que seha dicho de la maternidad de todas las zonceras. La aceptación de ésta hace posible la vialidadde las otras, cosa que se irá viendo a medida que se trate cada una.Empezaremos por aquellas que por considerarlas hijas mayores van en este capítulo: la que serefiere al espacio y es la de que "el mal que aqueja a la Argentina es la extensión". La otra es laautodenigración que va implícita en la consideración de lo humano propio como barbarie.
  18. 18. II - Anexo Trabajo de Reflexión Colectiva.a- Ponencia Introductoria, sobre la necesidad de construir un PensamientoAutónomo Popular y Latinoamericano cargo de la Coordinación General.b- Divido en 3 subgrupos, con igual cantidad de integrantes, los Coordinadoresentregan para la lectura grupal una Zoncera seleccionada para ser utilizadacomo disparador en la reflexión del pensamiento militante y su correlato políticoen la praxis política.c- El Trabajo Grupal con Dinámica de Taller es sistematizado por losCoordinadores, en la elaboración de una o varias Zonceras Modernas, para serexpuesta en formato visual por integrantes del subgrupo, los cuales debenasumir el nombre de una Zoncera Moderna.d- Cierre del encuentro a cargo de una Reflexión de Síntesis a cargo de laCoordinación General. ■* * kTRES ZONCERAS PARA SER UTILIZADAS COMO DISPARADOR ALINTERIOR DE LOS SUBGRUPOS.¿QUÉ ES UNA ZONCERA?.“Consisten en principios introducidos en nuestra formación intelectual desde lamás tierna infancia con la apariencia de axioma, para impedirnos pensar lascosas del país por la simple aplicación del buen sentido. Su fuerza no esta enel arte de la argumentación. Simplemente excluye la argumentación actuandodogmáticamente. Su eficacia no depende de la habilidad en la discusióncomo de que no haya discusión. Porque en cuanto el zonzo analiza la zonceradeja de ser zonzo”.Zoncera N° 13: “ESTE PAÍS DE MIERDA”. Al tilingo la mierda no se le cae de la boca ante la menor dificultad odesagrado que les causa el país como es. Pero hay que tener ciertacomprensión para ese tilingo, porque es el fruto de una educación en cuyabase está la autodenigración como zoncera sistematizada. Así, cuando algo noocurre según sus aspiraciones reacciona, conforme a las zonceras que le hanenseñado, con esta zoncera también peyorativa.La autodenigración se vale frecuentemente de una tabla comparativa referida alresto del mundo y en la cual cada cotejo se hace con relación a lo mejor que seha visto o leído de otro lado, y descartando lo peor. Jorge Sábato me cuenta que en Nueva York, recibido por un grupo denorteamericanos a quienes acompañaba un argentino, le faltó tiempo a éstepara preguntarle como primera noticia de su Patria: — "¿Buenos Aires siemprelleno de baches?" Jorge le dijo: — "Si, hay muchos y te podés romper una
  19. 19. Zoncera N° 14: “LA INFERIORIDAD DEL NATIVO”. El viejo Manzione se había establecido con obraje, a principios de siglo, enAñatuya. El ritmo pausado de los hacheros santiagueños con su lentitud nativa,le agitaba la sangre de indignación. Un día, cansado del ritmo monocorde ylento de las hachas santiagueñas sobre el tronco de los quebrachos, se fue aBuenos Aires y reclutó una cuadrilla de italianos recién llegados, en el Hotel deInmigrantes. Todo cambió. La música de las hachas aceleró su ritmo y el quebrachal seestremeció ante el empuje avasallador de Europa, que multiplicaba el golpe yllenaba de redobles el eco de la selva... Pero a los pocos días la cuadrilla sehabía dísuelto y unas cuantas verdulerías más, multiplicaban el comerciominorista de Añatuya, hasta entonces dominio exclusivo de los siriolibaneses.Volvió la selva a la música hachera de los santiagueños, que lenta peroseguramente, la iban aboliendo, para que los rieles importados estiraran susueño de distancia sobre el sueño de quebracho de los durmientes. (Se meocurre un símbolo de cómo debió ser y no fue: asentar lo nuevo sobre lo viejo yfuerte). Los piamonteses y napolitanos del Hotel de Inmigrantes aprendieron pronto lo que los "turcos" de Santiago habían aprendido antes y se dedicaron al comercio, al menudeo para conciliar clima con sus técnicas, hasta que paulatinamente fueron adquiriendo las costumbres y modos santiagueños, y terminaron por serlo, y más sus hijos, y más sus nietos. Como había ocurrido con los conquistadores españoles, que también lo aprendieron. Vaya usted y vea las cuadrillas de santiagueños en la junta de maíz, en el más benigno clima del Litoral, y ni piamonteses, ni napolitanos, ni siquiera los mismos criollos del Litoral, se les acercan en el número de bolsas a los venidos del Norte. Vaya usted ahora a la siderurgia de San Nicolás y pregunte si hay mejores trabajadores que los correntinos, santiagueños y tucumanos que constituyen el grueso de la población obrera. O vaya usted y póngaseles a la par, hacha contra hacha, en la picada del quebrachal. Permítame, después, una sonrisa. Pero el "culto" seguirá creyendo que es una cuestión de raza o de herencia cultural, confundiendo cultura con alfabeto y no con el producto de la vida en determinado medio geográfico e histórico. Casi estaría por decir a esos "cultos", que las técnicas más difíciles son las primitivas. Yo puedo largar un "cabecita negra" en Londres y se va a "defender". Me gustaría ver cómo se comporta el intelectual en un rincón de la selva virgen. Eso sí, le puedo decir que con un peón se puede hacer un trac­ torista, pero con un tractorista no se puede hacer un peón ganadero. Así son los hechos y de nada sirven los libros sin el conocimiento práctico de los mismos; o peor, sirven para confundir. ¿Pero esto me da derecho a mí para pensar que el santiagueño es superior al milanés o al napolitano? De ninguna manera. Incurriría en la misma zoncera de mi interlocutor. Son las condiciones del medio y las del sujeto en su formación histórica, las que permitirán decidir de su aptitud o no. Pero esto le resulta muy difícil de entender a nuestros antirracistas de exportación.
  20. 20. El gringo, con la técnica y el estilo de vida de su país de origen, se incorpora ala sociedad de la pampa. ¿Es superior o inferior?. Ya sabemos lo que ha dichonuestra "intelligentzia".Desde luego no es superior allí en la toldería. No es superior en ninguna de lasartes que corresponden a la sociedad en que el gaucho se formó y a la quepertenece. No sabe hacer un corral de palo a pique, ni quinchar un rancho, nihacer "chorizo" para sus paredes, ni domar un potro, ni entablar una tropilla, niarrear una tropa, ni orientarse por las estrellas o por los pastos, ni seguir unrastro. Cuando aparece el trabajo agrícola la situación es otra. El gaucho de lapampa ignora la agricultura, y digo el de la pampa porque no ocurre eso en elde las zonas de regadío. La técnica de la agricultura ha sido imposible antesdel alambrado, en un país poblado de innúmeros yeguarizos y vacunos dondeel cultivo no se puede proteger contra su invasión. El gringo en cambio dominaesa técnica que aprendió en el país de origen y esa es toda la superioridadagrícola del gringo sobre el gaucho, que es la misma superioridad del gauchosobre el gringo, cuando se trata de la ganadería vacuna. Ni el hombre gringo niel hombre gaucho carecen de aptitudes; sólo que cada uno posee aquellas en que fue formado, las jerarquiza como superiores y tiene un concepto despectivo en lo que no figura en sus tablas de valores. Todos de consuno se han empeñado en ignorar las condiciones objetivas del medio para imputar el atraso a condiciones subjetivas de manera tal que necesariamente nuestro proceso de construcción moderna pareciera sólo posible por la exclusión masiva del criollo en razón de la supuesta inferioridad.Zoncera N° 41: “JÓVENES Y MUCHACHONES” Esta zoncera empezó en 1945. Es la dicotomía entre Jóvenes yMuchachones sobre la que nos ilustra la lectura continuada de los Diarios. Allí,nos enteramos que son Jóvenes todos los participantes en manifestacionespúblicas, rechiflas, roturas de vidrios, agresiones e incendios, que se domicilianen el Barrio Norte de la Capital o en los suburbios servidos por las líneaselectrificadas del ferrocarril Central Argentino. Muchachones son los mismos manifestantes, agresores, etc. cuandoproceden de los demás barrios de la Capital o de los suburbios servidos porlíneas a vapor. (La línea electrificada del Oeste es un caso especial que obligaal periodista a hacer minuciosas discriminaciones, pues suministra al mismotiempo Jóvenes y Muchachones.) Parecida dificultad encontraron en 1965 con motivo de haberse alojado IsabelPerón en un hotel del Barrio Norte; pero pronto hallaron la clave: Jóvenes eranlos "equipos locales" que la atacaban y Muchachones los "visitantes" que ladefendían. Las rechiflas, roturas de vidrios, agresiones e incendios que practican losJóvenes se denominan "Repudios". Los que practican los Muchachones sedenominan "Atentados".Dije mal que esta zoncera empezó en 1945. Empezó en 1914, pero entoncesse rotulaba de Muchachones a los Radicales. Ahora son Jóvenes, edad aparte.
  21. 21. pierna. Pero si aquí te metés en el subterráneo después de las cinco de latarde es casi seguro que te rompen algo... ¡Bueno, todo va en gustos! Yoprefiero romperme una pierna... y en un bache". Sin embargo, lo que pasa en el subterráneo de Nueva York, en ciertos barriosde Chicago o en Detroit entre negros y blancos, no nos autoriza, ni a losnorteamericanos ni a nosotros, a suponer que eso solo — y los demás aspectosdesagradables— den la imagen total de los Estados Unidos. Y mucho menos aun norteamericano, que de ninguna manera dirá que su patria es un “país demierda”. Seguramente pensará a la inversa. Tampoco le ocurrirá al francés, alalemán, al suizo, al inglés o al chino; no excluyo que haya zonzos en todos es­tos países, pero no en la cantidad que aquí y en posiciones dirigentes. En otros libros he hablado de ... dos actitudes opuestas entre el detractor y elguarango sobrador. La de este último es constructiva y no se apoya sobre unaderrota previa. La fanfarronería — más porteña que argentina— es susceptiblede corrección. ¿Pero cómo corregir al tilingo que es el fruto buscado de unaformación mental a base de zonceras peyorativas que con el respaldo deproceres al caso, ha afirmado nuestra inferioridad como punto de partidainseparable de su "civilización"? El técnico que se evade con contrato afuera, de preferencia en dólares, es uno de los que más emplea la expresión. Y también el que la justifica. Secomprende al primero pues tiene la mala conciencia de saber que se va delpaís sin devolverle lo que éste le ha dado. (Nuestro estudiante universitariocree que su papá, o él mismo, si la trabaja de self made man, son los que le han pagado la carrera cuando en realidad no han contribuido sino con una alícuota ínfima porque aquí la enseñanza universitaria es un servicio público.Así en lugar de creerse deudor cuando se gradúa, se cree acreedor). Pero los justificadores de los evadidos para hacerlo apelan también a la denigración. Ahora somos un “país de mierda” porque no los retenemos. Hace 25 años para la misma gente, cuando los técnicos se importaban porque no los había, éramos un “país de mierda” por la razón inversa. Pero en realidad se trata siempre del juego de la mentalidad colonial. En este momento se está renovando la cañería de gas de la calle Esmeralda, donde vivo. Y los mismos vecinos que protestaban porque escaseaba el combustible protestan ahora porque se están haciendo las obras que lo darán en abundancia. ¡Y siempre este “país de mierda”! Lo dice el vecino y lo dice el conductor de vehículos que tiene que desviarse y el pasajero del colectivo. No pretendo, caso por caso, señalar el empleo de esta amable, si que escatológica imagen del país, pero interesa a través de lo referido señalar cómo hay una natural predisposición denigratoria que no es otra que el producto de una formación intelectual dirigida a la detractación de lo nuestro. El lector no tiene más que hacer memoria, y verificar en él mismo, el continuo uso que hacemos de la expresión. Porque también, yo pecador, empecé de niño fenómeno:“En el cielo las estrellas,en el campo las espinas,etc., etc.Y ya crecidito más de una vez salí con lo de “este país de mierda”.

×