La solidaridadLa solidaridad nace del ser humano y se dirige esencialmente al ser   humano.La verdadera solidaridad, aquel...
   Por eso podemos identificar una de las facetas básicas de la generosidad    es la apreciación del valor de lo que pose...
La solidaridad
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La solidaridad

89 visualizaciones

Publicado el

es un valor a seguir

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
89
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La solidaridad

  1. 1. La solidaridadLa solidaridad nace del ser humano y se dirige esencialmente al ser humano.La verdadera solidaridad, aquella que está llamada a impulsar los verdaderos vientos de cambio que favorezcan el desarrollo de los individuos y las naciones, está fundada principalmente en la igualdad universal que une a todos los hombres. Esta igualdad es una derivación directa e innegable de la verdadera dignidad del ser humano, que pertenece a la realidad intrínseca de la persona, sin importar su raza, edad, sexo, credo, nacionalidad o partido.La solidaridad trasciende a todas las fronteras: políticas, religiosas, territoriales, culturales, etc. Para instalarse en el hombre, en cualquier ser humano, y hacer sentir en nuestro interior la conciencia de una “familia” al resto de la humanidad.
  2. 2.  Por eso podemos identificar una de las facetas básicas de la generosidad es la apreciación del valor de lo que poseemos. La primera responsabilidad es ser generoso con los más cercanos por ejemplo: repartir todo lo que tenemos de tal manera que la familia no tenga lo suficiente para vivir dignamente no es un acto generoso. Es importante dar de acuerdo a la necesidad de la otra persona y no de acuerdo a lo que nos sobra. Ser solidario con el tiempo que se tiene; esto significa estar dispuesto a sacrificar para el bien de los demás algo que se guarda para la propia utilización. No se trata solo de dar…también de recibir y estar dispuesto a que los demás sean generosos y agradecerlo. Perdonar: para perdonar hace falta tener una gran seguridad interior y un gran deseo de servir a los demás. Se trata de reconocer la necesidad de amor, de recibir nuestra generosidad, esforzándonos en mostrar al otro que no le hemos rechazado por lo que ha hecho.

×