EL HUMANISMO Y LAS UTOPÍAS
RENACENTISTAS
HISTORIA MODERNA UNIVERSAL
2013
ALGUNAS DEFINICIONES
- Humanitas: filantropía, amor por los hombres.
- Humanidades: aquellos estudios que fomentan y depur...
EL HUMANISMO – LOS
HUMANISTAS
 El humanismo se entiende como el programa cultural, intelectual

y pedagógico sobre el cua...
EL HUMANISMO – LOS
HUMANISTAS
 El humanismo integrará el mundo del arte y de la cultura literaria

constituyendo una visi...
EL HUMANISMO – LOS
HUMANISTAS
 A pesar del intenso cambio mental y espiritual que están liderando, los

humanistas no fue...
UTOPÍAS RENACENTISTAS
En general, todas las utopías renacentistas presentan una

exaltación de la ciencia, del saber, un ...
UTOPÍAS RENACENTISTAS
“Tomadas al pie de la letra, parecen relatos infantiles en los

que se retratan sociedades anacróni...
UTOPÍAS RENACENTISTAS
 Como tal, la utopías está referida a ‘ningún lugar’. En sí cada

utopía reflejará entonces una soc...
UTOPÍAS RENACENTISTAS
El tipo de población, de sociedad que aparece caracterizado en

las utopías, corresponde a un puebl...
UTOPÍAS RENACENTISTAS
 Respecto al orden político, las utopías renacentistas intentan ante todo

cuestionar los preceptos...
UTOPÍAS RENACENTISTAS
Las utopías renacentistas exaltan ante todo el saber y la cultura,

en la medida que el papel centr...
“El

hombre es para sus obras semejante a Dios; lo
único que lo separa del creador es que no dispone del
material y los in...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El humanismo

589 visualizaciones

Publicado el

El humanismo

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
589
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
11
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El humanismo

  1. 1. EL HUMANISMO Y LAS UTOPÍAS RENACENTISTAS HISTORIA MODERNA UNIVERSAL 2013
  2. 2. ALGUNAS DEFINICIONES - Humanitas: filantropía, amor por los hombres. - Humanidades: aquellos estudios que fomentan y depuran la filantropía o amor por los hombres. - Humanista: el que florece en estos estudios de amor. - Humanista cristiano: humanista bautizado pero adjetivamente: quiere decirse que, iluminado por la caridad, podrá transfigurarse, divinizar su filantropía pero nunca ensombrecerla equívocamente con el fulgor de la gloria de Dios.
  3. 3. EL HUMANISMO – LOS HUMANISTAS  El humanismo se entiende como el programa cultural, intelectual y pedagógico sobre el cual se originó todo el nuevo sistema de ideas del Renacimiento. Como tal no es ni una filosofía ni una época filosófica, responde más a una atmófera “en la que nacen y crecen variados modos de pensar y sentir”.  “No es en sí un movimiento de unidad monolítica, de rígidas y armónicas coordenadas conceptuales”.  El objetivo primordial de los humanistas era la exaltación del hombre desde su diferencia del resto de especies animales. Se exalta entonces su capacidad de discernimiento, se reivindica su libertad, nutriendo todo su conocimiento a partir del estudio de la sabiduría y la filosofía antigua.  Serán entonces los humanistas los intermediarios entre la tradición antigua y el presente ‘moderno’ que estaba viviendo Europa.
  4. 4. EL HUMANISMO – LOS HUMANISTAS  El humanismo integrará el mundo del arte y de la cultura literaria constituyendo una visión mental única, unitaria del saber a partir de la concordia universal en la que se intenta entender generosamente al ser humano.  Como movimiento intelectual no propone una base filosófica distinta, en la medida que su modelo estaba concebido a partir del pensamiento antiguo: “es innegable que sólo para poder cantar de nuevo las bellezas de lo creado, para reivindicar la parte activa del hombre sobre la tierra. Para hacer de la cultura un órgano socialmente funcional hicieron resurgir los humanistas, con tanto prestigio y con tanta fuerza, las obras de los griegos y de los latinos” (Tenenti, p. 143).
  5. 5. EL HUMANISMO – LOS HUMANISTAS  A pesar del intenso cambio mental y espiritual que están liderando, los humanistas no fueron conscientes del movimiento intelectual que estaban gestando, ni del pensamiento intolerante que estaban cimentando frente al ordenamiento mental cerrado, dogmático, jerárquico y desigual impuesto por la iglesia. Crean el pensamiento laico occidental.  De hecho, una de las características específicas de los grupos de humanistas del renacimiento, es que nunca pensaron que con sus escritos y reflexiones estaban liderando un ataque directo a la iglesia católica, a la visión cristiana del mundo, exaltando lo terreno.  Toda su erudición sin duda vendrá de los autores clásicos, lo cual se presenta por su pasión por la antigüedad. A pesar de esto los humanistas no renuncian a sus creencias cristianas ni al núcleo de la religión que es la creencia en la existencia de Dios, la inmortalidad del alma y la fe en la virtud moral.
  6. 6. UTOPÍAS RENACENTISTAS En general, todas las utopías renacentistas presentan una exaltación de la ciencia, del saber, un excelso optimismo frente al progreso técnico y un apoyo irrestricto a la expansión del conocimiento. A pesar de que sus autores siguieron legitimando el statu quo imperante, las utopías en sí no son tradicionalistas pues están abiertas a lo nuevo, dispuestas a integrar todos aquellos elementos que permitieran alimentar el conocimiento.
  7. 7. UTOPÍAS RENACENTISTAS “Tomadas al pie de la letra, parecen relatos infantiles en los que se retratan sociedades anacrónicas: culturas imperturbables donde todos fueron felices”. Sin embargo, esto no quiere decir que dichas utopías no representaban nuevos e innovadores valores que incorporaban lo antiguo con lo moderno. Respecto a la construcción de los textos, en primera instancia, las utopías renacentistas poseen un narrador inventado, en boca de quien se escucha el relato, un narrador testimonial que se convierte en testigo de lo que ve y siente.
  8. 8. UTOPÍAS RENACENTISTAS  Como tal, la utopías está referida a ‘ningún lugar’. En sí cada utopía reflejará entonces una sociedad ideal – imaginaria, ubicada en un sitio remoto, lejano de Occidente, ausente de los mapas, al cual sólo se llega a partir de un naufragio o un extravío.  “El carácter inubicable es, si se quiere necesario para la consistencia de la narración, y esto por dos razones: para que la verosimilitud del relato no pueda ponerse a prueba, y porque el mundo utópico que se describe es un mundo estable, intacto y milenario, de manera que sería contradictorio que las utopías estuvieran expuestas al conocimiento público y al acceso de conquistadores ávidos de poder y dinero”
  9. 9. UTOPÍAS RENACENTISTAS El tipo de población, de sociedad que aparece caracterizado en las utopías, corresponde a un pueblo que se supone ha sido elegido por la Providencia, un pueblo único, bendecido por la gracia divina. Generalmente se encuentra que la mayoría de los textos utópicos son inconclusos, en los cuales se denota un orden cerrado, autosuficiente. En sí uno de los objetivos primordiales de este tipo de textos es establecer una visión crítica con respecto al contexto real europeo, oponiendo a esta visión un nuevo modelo construccionista. La utopía en el fondo tratará de cuestionar la difícil situación europea.
  10. 10. UTOPÍAS RENACENTISTAS  Respecto al orden político, las utopías renacentistas intentan ante todo cuestionar los preceptos establecidos por los príncipes europeos, los cuales están basados más en términos de eficacia que en principios éticos trascendentales. Mientras en las sociedades occidentales, quien lleva las riendas del poder es el Príncipe, cuyo poder se legitima según la capacidad de dominación, en las utopías, el gobernante es quien sea más sabio.  Las utopías en el nivel económico plantean la necesidad de que la sociedad posea una organización económica que apele a bases comunitaristas, objetando las disparidades que el naciente capitalismo mercantil imponía en el contexto europeo. Por tanto, en dichos textos existe una negación tajante del lujo y el consumo irracional de los grupos acaudalados, de las relaciones de servidumbre y de la subordinación de la ley al beneficio privado.
  11. 11. UTOPÍAS RENACENTISTAS Las utopías renacentistas exaltan ante todo el saber y la cultura, en la medida que el papel central de este tipo de sociedades lo cumple la expansión del conocimiento en el bienestar de la comunidad y en la maximización de la felicidad social. Tal saber se ve representado en el conocimiento que poseen los habitantes utópicos quienes son conocedores de la sociedad occidental y de las otras culturas, igual o más de lo que éstas se conocen a sí mismas. De hecho, evidencian estas sociedades perfectas en las que se hace especial hincapié en el desarrollo científico – técnico y en la gestación de un sistema totalizador de saberes y conocimientos que se encontraban en función del progreso de la sociedad.
  12. 12. “El hombre es para sus obras semejante a Dios; lo único que lo separa del creador es que no dispone del material y los instrumentos divinos” (Marsilio Ficino). “Si hay que silenciar como insólito y absurdo cuanto las perversas costumbres de los hombres han hecho parecer extraño, habría que disimular entre los cristianos muchas cosas enseñadas por Cristo, cuando Él, por el contrario, prohibió que se ocultasen y mandó incluso predicar las que susurró al oído de sus discípulos”.

×