Enfoque clásico de la Administración UNICAH (2010)

1.262 visualizaciones

Publicado el

INTRODUCCIÓN
La presente investigación corresponde al Enfoque Clásico de la Administración y las
escuelas relacionadas de administración científica desarrollada en los Estados Unidos a
partir de los trabajos de Frederic W. Taylor, la cual hace énfasis en las tareas; y, la teoría
clásica desarrollada en Francia con base en los trabajos pioneros de Fayol, la cual hace
énfasis en la estructura.
Los orígenes del enfoque clásico de la administración deben buscarse en las consecuencias
generadas por la Revolución Industrial, las cuales podrían resumirse en dos hechos
genéricos, a saber: El crecimiento acelerado y desorganizado de las empresas, que produjo
una creciente complejidad en su administración y exigió un enfoque científico más
depurado para sustituir el empirismo hasta entonces dominantes; y, La necesidad de
aumentar la eficiencia y la competencia de las organizaciones, con el propósito de obtener
el mejor rendimiento posible de sus recursos y hacer frente a la competencia que aumentaba
entre las empresas.

Publicado en: Empresariales
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.262
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
12
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Enfoque clásico de la Administración UNICAH (2010)

  1. 1. DOCTORADO EN CIENCIAS CON ORIENTACIÓN EN CIENCIAS ADMINISTRATIVAS Teoría de la Administración (AD-701) Enfoque Clásico de la Administración 1. Administración Científica 2. Teoría Clásica Catedrática: Dra. Lourdes Fortín de Alvarenga Presentado por: Margareth Montes de Oca Juan Menjivar Tegucigalpa, M. D. C., Viernes 26 de Marzo de 2010
  2. 2. Contenido Descripción No. Página Introducción I Objetivo General II Objetivos Específicos III Alcance del Trabajo IV Desarrollo del Enfoque Clásico de la Administración V Conclusiones VI Recomendaciones Bibliografía
  3. 3. 1 INTRODUCCIÓN La presente investigación corresponde al Enfoque Clásico de la Administración y las escuelas relacionadas de administración científica desarrollada en los Estados Unidos a partir de los trabajos de Frederic W. Taylor, la cual hace énfasis en las tareas; y, la teoría clásica desarrollada en Francia con base en los trabajos pioneros de Fayol, la cual hace énfasis en la estructura. Los orígenes del enfoque clásico de la administración deben buscarse en las consecuencias generadas por la Revolución Industrial, las cuales podrían resumirse en dos hechos genéricos, a saber: El crecimiento acelerado y desorganizado de las empresas, que produjo una creciente complejidad en su administración y exigió un enfoque científico más depurado para sustituir el empirismo hasta entonces dominantes; y, La necesidad de aumentar la eficiencia y la competencia de las organizaciones, con el propósito de obtener el mejor rendimiento posible de sus recursos y hacer frente a la competencia que aumentaba entre las empresas. La preocupación básica de la administración científica de Taylor se centraba en incrementar la productividad de la empresa mediante el aumento de la eficiencia en el nivel operacional, esto es, el nivel de los obreros. De allí en el énfasis y en la división del trabajo del obrero, puesto que las funciones del cargo y de quien lo desempeña constituyen la unidad fundamental de la organización. En este sentido, la administración científica desarrolla un enfoque de abajo hacia arriba (del obrero hacia el supervisor y el gerente) y de las partes (obreros y sus cargos) hacia el todo (organización empresarial). La atención se centra en el método de trabajo, en los movimientos necesarios para la ejecución de una tarea, en el tiempo estándar determinado para su ejecución. Por otro lado, la escuela clásica de Fayol, corresponde a la corriente de los anatomistas y fisiologistas de la organización y cuya preocupación básica es aumentar la eficiencia de la empresa, a través de la forma y disposición de los órganos componentes de la organización (departamentos) y de sus interrelaciones estructurales. De allí, el énfasis en la anatomía (estructura) y en la fisiología (funcionamiento) de la organización. La corriente anatómica y fisiologista desarrolla un enfoque inverso al de la administración científica: de arriba hacia abajo (de la dirección hacia la ejecución) y del todo (organización) hacia sus partes componentes (departamentos). La atención se fija en la estructura organizacional, en los elementos de la organización, en los principios generales de ésta y en la departamentalización. Para facilitar la lectura del presente documento, su contenido ha sido estructurado en seis apartados. El primero constituye el objetivo de la investigación que trata sobre el Enfoque Clásico de la Administración, asignada por la catedrática de la clase, haciendo una recopilación de información de la teoría y de las fuentes bibliográficas consultadas, lo cual equivale a la construcción de un marco lógico.
  4. 4. 2 En el segundo apartado se presentan dos objetivos específicos, los cuales tratan sobre la administración científica de Taylor y de sus seguidores; y sobre la teoría clásica de Fayol. El tercer apartado se denomina, Alcance del Trabajo, en el cual se explica lo que se busca con la investigación, la cual es mejorar el conocimiento del Enfoque Clásico de la Administración y las teorías relacionadas sobre administración Científica de Taylor y la teoría clásica de Fayol. Los temas tratados sobre el enfoque clásico de la administración son los siguientes: Caracterización del Enfoque clásico y Orígenes del enfoque clásico. En el cuarto apartado se presenta el desarrollo del enfoque clásico de la administración e incluye las escuelas de administración científica de Taylor; y la teoría clásica de Fayol. En el subapartado de administración científica, se tratan los siguientes temas: Introducción, Principales representantes de la administración científica, Sobre Frederic W. Taylor, Primer y Segundo periodo de Taylor, Elementos de la Aplicación Científica, La Organización Racional del Trabajo (ORT), Principales aspectos de la ORT, Principios de administración científica de Taylor y Evaluación Crítica de la Teoría de la Administración Científica. En el subapartado de la escuela clásica se trata el nacimiento de la teoría clásica, los aportes del señor Henry Fayol, la teoría clásica como tal y una evaluación critica de la misma desde el punto de vista de los partes efectuados por los teóricos. Por último se presenta un quinto apartado con una conclusión del trabajo de investigación; y, un sexto apartado con las recomendaciones generales.
  5. 5. 3 I. Objetivo General Investigar sobre el Enfoque Clásico de la Administración, asignada por la catedrática de la clase, haciendo una recopilación de información de la teoría y de las fuentes bibliográficas consultadas, lo cual equivale a la construcción de un marco lógico. II. Objetivos Específicos En el marco del Enfoque Clásico de la Administración: a. Investigar sobre la administración científica de Taylor y de sus seguidores b. Investigar sobre la teoría clásica de Fayol. III. Alcance del Trabajo Mediante el presente trabajo se busca mejorar el conocimiento del Enfoque Clásico de la Administración y las teorías relacionadas sobre administración Científica de Taylor y la teoría clásica de Fayol. Se investigará el significado del enfoque clásico de la administración, cuales son sus características y modelos de aplicación. Se mostrará como el Enfoque Clásico de la Administración, fue utilizado ampliamente por las empresas norteamericanas y europeas en las primeras décadas del Siglo XX, y con esto, cuales son las adecuaciones y las ventajas de un lado, y las restricciones y fallas, del otro que la aplicación de ese enfoque puede traer a la empresa u organización en la época actual. IV. Desarrollo del Enfoque Clásico de la Administración Enfoque Clásico de la Administración A inicios del siglo XX, dos ingenieros desarrollaron los trabajos pioneros sobre administración. Uno es el estadounidense Frederick Winslow Taylor, quien desarrolló la llamada escuela de la administración científica, la cual se preocupa por aumentar la eficiencia de la industria a través, inicialmente, de la racionalización del trabajo del obrero. El otro es el europeo Henry Fayol quien desarrolló la teoría clásica, la cual se ocupa del aumento de la eficiencia de la empresa a través de su organización y de la aplicación de los principios científicos generales de la administración. Aunque los dos autores no se comunicaran entre sí y partieron de puntos de vista diferentes y aún opuestos, lo cierto es que sus ideas constituyen las bases del llamado enfoque clásico o tradicional de la administración, cuyos postulados dominaron casi las primeras cuatro décadas del siglo XX en el panorama administrativo de las organizaciones.
  6. 6. 4 Orígenes del Enfoque Clásico Los orígenes del enfoque clásico de la administración superan las consecuencias de la Revolución Industrial y podrían resumirse en dos hechos genéricos, a saber: 1. El crecimiento acelerado y desorganizado de las empresas, que produjo una creciente complejidad en su administración y exigió un enfoque científico más depurado que sustituyese el empirismo y la improvisación hasta entonces dominantes. 2. La necesidad de aumentar la eficiencia y la competencia de las organizaciones, con el propósito de obtener el mejor rendimiento posible de los recursos y hacer frente a la competencia que aumentaba entre las empresas. Con la situación del capitalismo liberal por los monopolios se instala en los Estados Unidos, entre 1880 y 1890, la producción en masa, aumentando el número de asalariados en las industrias: se hace entonces necesario evitar el desperdicio y economizar mano de obra. Surge el inicio de la división del trabajo entre quienes piensan y quienes ejecutan. Los primeros fijan estándares de producción, describen los cargos, fijan las funciones, estudian métodos de administración y normas de trabajo, creando las condiciones económicas y técnicas para el surgimiento del taylorismo en los Estados Unidos y del Fayolismo en Europa. Con el fin de mejorar el conocimiento de enfoque clásico de la administración se presentan por separado dos apartados, sobre la administración científica de Taylor y otro sobre la teoría clásica de Fayol. Al finalizar estos dos apartados se podrá conocer porque el enfoque clásico de la administración fue el modelo más ampliamente utilizado por las empresas norteamericanas y europeas en las primeras décadas del siglo XX. Así también se observará cuales son las adecuaciones y ventajas de un lado, y las restricciones y fallas del otro, que la aplicación de ese enfoque puede traer a las organizaciones en la época actual.1 1 Página 53- 54. Chiavenato, Idalberto. Introducción a la Teoría General de la Administración. Cuarta Edición. Colombia. 1997.
  7. 7. 5 4.1. Teoría de la Administración Científica Introducción En términos del desarrollo de las escuelas o teorías de la administración, la escuela clásica es la más antigua y se inició con la teoría de la administración científica elaborada por Frederick W. Taylor. Los principios de esta escuela se fundan en la estructura formal y en los procesos de las organizaciones. Las personas, que eran consideradas instrumentos de producción, eran utilizadas para alcanzar la eficiencia organizacional, podrían haber sido entendidas con base en sus propiedades fisiológicas y psicológicas, pero los clásicos preferían ignorar o minimizar la importancia de los factores humanos debido a que afirmaban, implícitamente, que los individuos siempre debían estar sometidos a un sistema de autoridad. La unidad básica de la administración científica era la función y la construcción de una estructura formal, necesaria para establecer primero, los objetivos y, a continuación, dividir el trabajo en unidades menores (tareas simples), que serían colocadas en forma de un sistema coordinado (lo cual constituiría la racionalización del trabajo de los obreros). Los clásicos también afirmaban que la autoridad era como un flujo que iba de arriba hacia abajo, en relación a los niveles jerárquicos de la organización, lo cual refleja una actitud pesimista respecto de la naturaleza humana, toda vez que consideraban al obrero como un ser irresponsable, holgazán y negligente.2 El enfoque típico de la escuela de administración científica es el énfasis en las tareas. El nombre de esta escuela obedece al intento de aplicar los métodos de la ciencia a los problemas de la administración, con el fin de alcanzar elevada eficiencia industrial. Principales representantes de la administración científica Los principales métodos científicos aplicables a los problemas de la administración son la observación y la medición. La escuela de la administración científica fue iniciada a comienzos del siglo XX por el Ingeniero estadounidense Frederick W. Taylor, a quien se considera el fundador de la moderna TGA. Taylor tuvo innumerables seguidores como (Gantt, Gilbreth, Emerson, Ford, Barth y otros) y provocó una verdadera revolución del pensamiento administrativo y en el mundo industrial de su época3 2 Página 117. Da Silva, Reinaldo O. Teorías de la Administración. Thomson. 2002. 3 Página 58. Chiavenato, Idalberto. Introducción a la Teoría General de la Administración. Cuarta Edición. Colombia. 1997.
  8. 8. 6 Frederick W. Taylor Frederick Winslow Taylor (1856-1915), nació en Pensilvania, Estados Unidos, recibió una educación básica, rígida y disciplinada, con conocimientos clásicos del francés y del alemán. A los 18 años, a pesar de haber aprobado los exámenes de Harvard para estudiar derecho, resolvió iniciar su aprendizaje como obrero en una pequeña empresa metalúrgica de Filadelfia, donde permaneció por cuatro años. En 1878, ingresó en Midvale Steel Col, también en Filadelfia, en calidad de trabajador común. En esta empresa ascendió de obrero a ingeniero en jefe, en 1884, en mérito a su graduación en el Stevens Institute of Technology de Hoboken, Nueva Jersey, en 1883. Los doce años que paso en Midvale (1878 – 1889) fueron la base para sustentar sus ideas acerca de la administración fabril.4 Taylor estudio las operaciones para determinar los hechos relativos a la situación del trabajo y de estas observaciones, derivar principios. Veía la administración como el proceso de obtener cosas hechas por personas operando independientemente o en grupos, y su enfoque al problema administrativo era directo y sencillo: definir el problema; analizar la situación del trabajo en todos sus aspectos, aplicar técnica cuantitativas a todos aquellos aspectos capaces de ser medidos, experimentar manteniendo todos los demás factores del trabajo constantes, excepto el que debía ser cambiado, desarrollar una guía o principio administrativo derivado de las observaciones y estudios y, finalmente, probar la validez de dicho principio a través de aplicaciones subsecuentes. Utilizando este enfoque para estudiar el trabajo, Taylor dejó una verdadera riqueza de información administrativa para practicantes posteriores. Es tal vez mejor conocido por el desarrollo de estudios de tiempos para determinar un estándar de producción que constituyera un día justo de trabajo. Los experimentos de Taylor sobre el manejo y acarreo del hierro colado, por ejemplo, son clásicos en el análisis y estudio sistemático de problemas5 . Seguidores de Taylor Harrington Emerson (1853-1931). Fue contemporáneo de Taylor, pero su trabajo tomó un curso diferente. Este investigador, que trabajó sin tener contacto con otros pioneros de la administración científica, hizo hincapié en “la gran productividad de las organizaciones correctas”. Emerson enumeró doce principios de eficiencia, en un libro del mismo nombre, en la que busca la eficiencia de las industrias de esa época. Asimismo desarrolló los primeros trabajos sobre selección y el entrenamiento de los empleados y se adelantó, en cierto sentido, a la administración por objetivos, desarrollada por Peter Drucker, en los años sesenta. 4 Página 118. Da Silva, Reinaldo O. Teorías de la Administración. Thomson. 2002. 5 Página 131. George, Claude S y Álvarez, Lourdes. Historia del Pensamiento Administrativo. Segunda Edición. Pearson, Prentice Hall. Segunda Edición. México. 2005.
  9. 9. 7 Carl Barth 1860-1939. El más ortodoxo de quienes participaron en el movimiento de la administración científica. Fue reclutado por Taylor debido a que era profesor de matemáticas; y, por ello, podría tratar los complejos problemas de aritméticos que planteaba sobre el corte de metales, para lo cual utilizó la regla de cálculo y un conjunto de tablas con fórmulas. En 1908 Barth convenció al rector de la nueva escuela de administración de Harvard que adoptara el Taylorismo como concepto fundamental de la administración moderna, en la cual dio clases de administración científica de 1911-1916. Henry L Gantt 1861-1919. Trabajó con Taylor de 1880-1901. Después Gantt se convirtió en ingeniero consultor en administración científica para varías compañías. Su trabajo tuvo tuvo una fuerte influencia de Taylor, pero también hizo aportaciones originales, por ejemplo: el sistema de pagos por incentivos de la “tarea – bono”, método que fue mejor aceptado que el régimen del “índice por pieza diferencial” de Taylor. Gantt otorgó mucha importancia al hecho de establecer tareas específicas que tuvieran recompensas adecuadas para cada trabajador de la organización. Él fue más discreto que Taylor al considerar las necesidades psicológicas y sociales de los trabajadores. Estableció la grafica de Gantt que compara el desempeño real con lo planificado, así como el tiempo empleado, ha demostrado su validez como dispositivo de control. Frank Gilbreth 1868-1924 y Lilian Gilbreth 1878-1961. Hicieron grandes aportaciones al desarrollo de la administración científica. Frank entre varias obras publicó Fatigue Study (Estudio de la Fatiga) en 1916 y Applied Motion Study (Estudio del movimiento aplicado) en 1917 en coautoría con su esposa, en el cual demostró que su interés por el esfuerzo humano tenía el propósito de aumentar la productividad. Frank realizó estudio de los tiempos y movimientos de los obreros para racionalizar el trabajo, para lo cual aplicó técnicas de Taylor y después las propias. Llegó a la conclusión que todo trabajo normal podía ser reducido a movimientos elementales para realizar cualquier tarea. Su trabajo más importante fue el estudio de la fatiga humana que junto a la investigación de tiempos y movimientos, trata de determinar la mejor manera de realizar una tarea y de aumentar la eficiencia del operario6 . Primer Periodo de Taylor Taylor inicio sus experiencias y estudios a partir del trabajo del obrero y, más tarde generalizó sus conclusiones para la administración en general: su teoría siguió un camino de abajo hacia arriba y de las partes hacia el todo. El primer periodo de Taylor corresponde la época de la publicación de su libro Shop Managment (Administración de Talleres), de 1903, en el que se preocupa por las técnicas de racionalización del trabajo del obrero, a través del estudio de tiempos y movimientos (Motion-time Study). 6 Páginas 125-129. Da Silva, Reinaldo O. Teorías de la Administración. Thomson. 2002.
  10. 10. 8 En esencia, Taylor expresa en su Libro “Administración de Talleres”, lo siguiente: 1. El objetivo de una buena administración es pagar salarios altos y tener bajos costos de producción; 2. Para lograr ese objetivo, la administración debe aplicar métodos científicos de investigación y experimentación a su problema global, con el fin de formular principios y establecer procesos estandarizados que permitan el control de las operaciones de producción; 3. Los empleados deben ser dispuestos científicamente en servicios o puestos de trabajo en donde los materiales y las condiciones laborales sean seleccionadas con criterios científicos, para que de esta manera las normas puedan cumplirse; 4. Los empleados deben ser entrenados científicamente para perfeccionar sus aptitudes, con el fin de realizar un servicio o tarea, de modo que la producción normal se cumpla. 5. Debe cultivarse una atmosfera de intima y cordial cooperación entre la administración y los trabajadores, para garantizar la continuidad de este ambiente psicólogico. Segundo Periodo de Taylor Corresponde a la publicación de su libro Principios de la Administración Científica (1911), cuando concluyo que la racionalización del trabajo operativo debería estar acompañada, lógicamente, por una estructura general de la empresa que hiciese coherente la aplicación de sus principios. En ese segundo periodo desarrolló sus estudios sobre la administración general, a cual denominó administración científica sin dejar de lado su preocupación por la tarea del obrero. Taylor aseguraba que las industrias de la época padecían males que podrían agruparse en tres factores: 1. Holgazanería sistemática por parte de los obreros, quienes reducían deliberadamente la producción casi un tercio de la que sería normal, para evitar que la gerencia redujese las tarifas de los salarios. Hay tres causas determinantes del ocio en el trabajo, que pueden resumirse así: − El error que viene de épocas inmemoriales y que esta casi universalmente diseminado entre los trabajadores, según el cual el mayor rendimiento del hombre y de la máquina dará como resultado el desempleo de gran número de obreros; − El sistema deficiente de administración, comúnmente en uso, que obliga a los obreros a la ociosidad en el trabajo con el fin de proteger sus intereses; − Los métodos empíricos ineficientes, generalmente utilizados en todas las empresas, con los cuales el obrero desperdicia, gran parte del esfuerzo y de su tiempo.
  11. 11. 9 2. Desconocimiento de la gerencia en cuanto a las rutinas de trabajo y de tiempo necesario para su socialización; 3. Falta de uniformidad en las técnicas o métodos de trabajo. Elementos de Aplicación Científica Para Taylor los elementos de la aplicación de la administración científica son: a. Estudio de tiempos y estándares de producción; b. Supervisión funcional c. Estandarización de herramientas e instrumentos d. Planeación de tareas y cargos; e. El principio de excepción f. Utilización de las reglas de cálculo y de instrumentos destinados a economizar tiempo. g. Guías de instrucciones de servicio; h. La idea de tarea, asociada a incentivos de producción por su ejecución eficiente; i. La clasificación de los productos y del material utilizado en la manufactura; y, j. Diseño de la rutina de trabajo7 . La Organización Racional del Trabajo Taylor comprobó que en todos los oficios, los obreros aprendían la manera de ejecutar las tareas de su trabajo observando a sus compañeros vecinos. Notó que eso conducía a diferentes maneras y métodos de hacer una misma tarea, en cada oficio, y una gran cantidad de instrumentos y herramientas diferentes en cada operación. Como entre los diferentes métodos e instrumentos utilizados en cada trabajo hay siempre un método más rápido y un instrumento más adecuado que los demás, es posible llegar a estos últimos y perfeccionarlos, mediante un análisis científico y un depurado estudio de tiempos y movimientos, en vez de dejarlos a criterio personal de cada obrero. Este intento de sustituir métodos empíricos y rudimentarios por métodos científicos, en todos los oficios recibió el nombre de organización racional del trabajo (ORT). Principales aspectos de la ORT, son: 1. Análisis del trabajo y estudio de tiempos y movimientos Para Taylor el instrumento básico para racionalizar el trabajo de los obreros era el estudio de tiempos y movimientos. 7 Página 58. Chiavenato, Idalberto. Introducción a la Teoría General de la Administración. Cuarta Edición. Colombia. 1997.
  12. 12. 10 Los objetivos de Taylor eran más o menos los siguientes: − Eliminación de todo desperdicio de esfuerzo humano; − Adaptación de los obreros a la propia tarea; − Entrenamiento de los obreros para que responsan a las exigencias de sus respectivos trabajos; − Mayor especialización de las actividades; y, − Establecimiento de normas bien detalladas de comportamiento en el trabajo. 2. Estudio de la fatiga humana En resumen, la fatiga se considera un reductor de la eficiencia. Para disminuir la fatiga, Gilbreth propuso algunos principios de economía de movimientos que pueden clasificarse en tres grupos: − Relativos al uso del cuerpo humano; − Relativos a la distribución física del sitio de trabajo; y, − Relativos al desempeño de las herramientas y del equipo. Con esto la administración científica pretendía racionalizar todos los movimientos, eliminando aquellos que producen fatiga y que están o no directamente relacionados con la tarea que el trabajador ejecuta. 3. División del Trabajo y Especialización del Obrero Una de las consecuencias del estudio de tiempos y movimientos fue la división del trabajo y la especialización del obrero, con el fin de elevar su productividad. Al verificar que el trabajo puede ejecutarse mejor y de manera más económica, mediante la subdivisión de las tareas, se llegó a la conclusión de que el trabajo de cada persona debería, en la medida de lo posible, limitarse a la ejecución de una única y simple tarea predominante. Con esto, cada obrero pasó a ser especializado en la ejecución de una única tarea o de tareas simples y elementales, para ajustarse a los estándares descritos y a las normas de desempeño establecidas por el método. La limitación de cada obrero a una única operación o tarea, de manera continua y repetitiva, encontró en la línea de producción (o línea de montaje) su principal base de aplicación. 4. Diseño de Cargos y Tareas El primer intento de definir y establecer racionalmente los cargos y tareas a ser desempeñadas por las personas, se dio con la administración científica. En este aspecto Taylor fue pionero.
  13. 13. 11 − Tarea: Es toda actividad ejecutada por alguien e n desarrollo de su trabajo dentro de la organización. La tarea constituye la menor unidad posible dentro de la división del trabajo dentro de una organización. − Cargo: Es el conjunto de tareas ejecutadas de manera cíclica o repetitiva. Cada cargo tiene uno o más ocupantes (personas) que ejecutan determinadas tareas específicas. Si un cargo es muy sencillo y elemental, está constituido por una sola tarea. Si un cargo es complejo, está constituido por una variedad de tareas diferentes. Un conjunto de cargos forma una sección, un conjunto de secciones forma un departamento, y así sucesivamente. − Diseñar un cargo: es especificar su contenido (tareas), los métodos de ejecutar las tareas y las relaciones con los demás cargos existentes. El diseño de los cargos es el proceso mediante el cual éstos se crean, se proyectan y se combinan con otros cargos para la ejecución de tareas mayores 5. Incentivos Salariales y Premios por Producción Para lograr la colaboración del obrero, Taylor y sus seguidores desarrollaron los planes de incentivos salariales y de premios por producción. La idea fundamental era que la remuneración basada en el tiempo (por ejemplo, empleados pagados por mes, por día o por hora) no estimulaba a trabajar más, y que debería ser sustituida por la remuneración basada en la producción de cada obrero (salario por pieza o a destajo, por ejemplo): quien produjese poco ganaría poco, y el que produjese mucho ganaría en proporción a su producción. 6. Concepto del Homo Economicus Con la administración científica se implantó el concepto homo economicus, esto es, el hombre económico, según el cual se cree que toda persona está motivada únicamente por las recompensas salariales, económicas y materiales. Esa estrecha visión de la naturaleza humana, el hombre económico, no se limitaba a ver el hombre como a alguien que se emplea por el dinero, sino peor aún, veía al obrero de la época como a un individuo limitado y mezquino, con prejuicios y culpable de la holgazanería y del desperdicio de las empresas, el cual debía ser controlado continuamente mediante trabajo previamente racionalizado y estandarizado en el tiempo. 7. Condiciones de trabajo Las condiciones de trabajo que más preocuparon a los ingenieros de la administración científica fueron las siguientes: − Adecuación de los instrumentos y herramientas de trabajo y de equipos de producción para minimizar el esfuerzo del obrero y la pérdida de tiempo en la ejecución de la tarea. − Distribución física de las máquinas y equipos para racionalizar el flujo de la producción.
  14. 14. 12 − Mejoramiento del ambiente físico del trabajo, de manera que el ruido, la falta de ventilación, iluminación y comodidad general en el trabajo no reduzcan la eficiencia del trabajador. − Diseño de instrumentos y equipos especiales para cargos específicos como transportadores, calificadores, contadores y otros elementos para reducir movimientos innecesarios. 8. Racionalidad del Trabajo La teoría de Taylor se vio enriquecida por otros aportes de sus contemporáneos: Henry Lawrence Grantt (1861-1919) ingeniero estadounidense que trabajo bajo la supervisión de Taylor. Estableció la primera oficina de racionalizacion aplicada, desarrolló sus trabajos independientemente de Taylor y aplicó los principios de la administración científica. Los principales aportes de Gannt son cuatro: − Sistema de Salarios. Denominado Plan de tarea y bonificación (o sistema de salarios de Gantt), cuya ventaja radica en que parte de un salario mínimo diario puede aumentar por una bonificación o premio que depende de una producción predeterminada que el trabajador debe alcanzar. − Diagrama de Gantt: Cronograma que tiene mucha aplicación como instrumento de planeación y control de la metodología administrativa actual. Es una tabla de doble entrada que refleja la actividad y mide el tiempo necesario para ejecutarla. Permite comparar el desempeño real con el desempeño planeado. − Política de instrucción y entrenamiento: según Gantt, la administración tiene gran responsabilidad en la educación y eentrenamiento de los obreros para que se especialicen más, adquieran mejores hábitos de trabajo, pierdan menos tiempo y sean más idóneos. − Responsabilidad Industrial: Según Gantt, la actividad fundamental del sistema empresarial es el servicio y enfatizaba más en éste que en las ganancias. Su preocupación fue introducir el concepto de responsabilidad industrial, que no era muy tenido en cuenta en la época 9. Estandarización La organización racional del trabajo no sólo se preocupó por el análisis del trabajo, el estudio de tiempos y movimientos, la fatiga del obrero, la división del trabajo, la especialización del obrero y los planes de incentivos salariales, sino que fue más allá y empezó a preocuparse además por la estandarización de los métodos y procesos de trabajo y la estandarización de máquinas y equipos, herramientas e instrumentos de trabajo, materias primas y componentes, con el fin de reducir la variabilidad y la diversidad en el proceso productivo y, por consiguiente, eliminar el desperdicio y aumentar la eficiencia.
  15. 15. 13 Supervisión Funcional La especialización del obrero debe estar acompañada por la especialización del supervisor y no por una centralización de la autoridad. Taylor propugna la llamada supervisión funcional, que es justamente la existencia de diversos supervisores especializados en determinada área, con autoridad funcional (relativa solamente a su especialidad) sobre los mismos subordinados. Esta autoridad funcional es relativa y parcial. Para Taylor, el tipo de organización por excelencia es la organización funcional. Principios de la Administración Científica La preocupación por racionalizar, estandarizar y establecer normas de conducta al administrador, condujo a la mayoría de los ingenieros de la administración científica a pensar que estos principios podían aplicarse a todas las situaciones posibles de la empresa. Un principio es una afirmación válida de una determinada situación prevista; es una visión anticipada de lo que deberá hacerse cuando ocurra aquella determinada situación. Principios de la administración científica de Taylor Para Taylor, la gerencia adquirió nuevas atribuciones y responsabilidades descritas por los cuatro siguientes principios: 1. Principio de Planeación: Sustituir en el trabajo el criterio individual del obrero, la improvisación y la actuación empírico-práctica, por los métodos basados en procedimientos científicos. Sustituir la improvisación por la ciencia, mediante la planeación del método. 2. Principio de Preparación: Seleccionar científicamente a los trabajadores de acuerdo con sus aptitudes, prepararlos y entrenarlos para producir más y mejor, de acuerdo con el método planeado. Además de la preparación de la mano de obra, preparar también las maquinas y equipos de producción, como también de distribución física y la disposición racional de las herramientas y materiales. 3. Principio de control: Controlar el trabajo para certificar que el mismo esta siendo ejecutado de acuerdo con las normas establecidas y según el plan previsto. La gerencia debe cooperar con los empleados para que la ejecución sea lo mejor posible. 4. Principio de Ejecución. Distribuir diferencialmente las atribuciones y las responsabilidades, para que la ejecución del trabajo sea disciplinada8 . Evaluación Crítica de la Teoría de la Administración Científica La obra de Taylor y de sus seguidores es susceptible de numerosas y graves críticas. Sin embargo, esas críticas no disminuyen su mérito ni el galardón de verdaderos pioneros y diseñadores de la entonces naciente teoría de la administración. 8 Página 63-77. Chiavenato, Idalberto. Introducción a la Teoría General de la Administración. Cuarta Edición. Colombia. 1997.
  16. 16. 14 En su época, la mentalidad y los prejuicios, tanto de los dirigentes como de los empleados, la falta de conocimientos sólidos sobre los asuntos administrativos, la precaria experiencia industrial y empresarial que no presentaba condiciones razonables para formular hipótesis validas que sustentaran la solución de problemas de la empresa, no les permitía el adecuado fundamento para la elaboración de conceptos más rigurosos y mejor establecidos. Las principales críticas de la administración científica pueden resumirse así: 1. Mecanismo de la administración científica El enfoque de los ingenieros norteamericanos concibió la organización dentro de un sentido práctico, sin tomar en cuenta, los aspectos humanos de la organización. En consecuencia el empleo de las técnicas mecanicistas paso a representar el máximo de deshumanización del trabajo industrial. 2. Súper especialización del obrero Se descarta aquí el problema de la transmisión jerárquica de las informaciones, toda vez que estas son instrucciones detalladas que no dejan al azar. 3. Visión Microscópica del hombre Taylor consideró los recursos humanos y materiales no tanto como elementos recíprocamente ajustables, sino sobre todo el hombre trabajando como un apéndice de la maquinaria industrial. 4. Ausencia de comprobación científica La administración científica es también criticada por el hecho de pretender elaborar una ciencia, sin presentar comprobaciones científicas de sus proposiciones y principios. En otros términos los ingenieros norteamericanos utilizaron muy poca investigación y experimentación científica para comprobar su tesis. El método utilizado por Taylor es un método empírico y concreto, donde el conocimiento se alcanza por la evidencia y no por la abstracción: se basa en datos aislados que el analista de tiempos y movimientos observa. Los aspectos más importantes se refieren al cómo y no al porque de la acción del obrero. 5. Enfoque incompleto de la organización Para mucho de los autores, la administración científica es incompleta, parcial e inacabada ya que solo se limita a los aspectos formales de la organización, omitiendo completamente la organización informal y, principalmente, los aspectos humanos de tal actividad. Esa perspectiva incompleta ignora la vida social interna de los participantes de la organización, quienes se toman como individuos aislados y ubicados de acuerdo con sus habilidades personales y las demandas de la tarea que se va ejecutar.
  17. 17. 15 También omite interacciones entre muchas variables críticas, como el compromiso personal y la orientación profesional de los miembros de la organización, el conflicto entre los objetivos individuales y las organizacionales, etc. 6. Limitación del campo de la aplicación Las observaciones de Taylor y de sus seguidores se limitaron casi exclusivamente a problemas de producción localizados en la fábrica, sin considerar con mayor detalle los demás aspectos de la vida de una empresa, tales como financieros, comerciales, etc. Sus principios y métodos carecen de una complementación más amplia, pues Taylor encara el problema de la organización racional del trabajo partiendo de un punto limitado y especifico en la empresa, lo cual fatalmente limita y restringe su enfoque. 7. Enfoque prescriptivo y normativo La administración científica se caracteriza por la preocupación de establecer y prescribir principios normativos que deben ser aplicados como una receta en determinadas circunstancias, para que el administrador pueda tener éxito. Este enfoque prescriptivo y normativo busca estandarizar ciertas situaciones que le permitan unificar la manera cómo deberán estas ser administradas. Es un enfoque dirigido a recetas anticipadas, a soluciones enlatadas y a principios normativos que deben regir el cómo hacer las cosas dentro de las organizaciones. Esa perspectiva muestra cómo debe funcionar la organización, en vez de explicar su funcionamiento. 8. Enfoque de sistema cerrado El compartimiento de un sistema cerrado es mecánico previsible y determinístico: sus partes funcionan dentro de una lógica inmodificable. Sin embargo, las organizaciones nunca se comportan como sistemas cerrados y no pueden reducirse a solo algunas pocas variables o algunos pocos aspectos más importantes9 . 4.2 Sobre Escuela Clásica Sí la administración científica se caracterizaba por hacer énfasis en las tareas que realizaba el obrero, la teoría clásica se distinguía por el énfasis en la estructura y en las funciones que debe tener una organización para lograr la eficiencia. Ambas teorías perseguían el mismo objetivo: la búsqueda de la eficiencia de las organizaciones. 9 Página 82-91. Chiavenato, Idalberto. Introducción a la Teoría General de la Administración. Cuarta Edición. Colombia. 1997.
  18. 18. 16 La teoría clásica nace en Francia en 1916 y su principal exponente es el ingeniero de minas Henry Fayol, quien expuso su teoría en su famoso libro Administration industrielle et générale publicado en París en 1916.10 El estudio de Fayol parte de un enfoque sintético, global y universal de la empresa, lo cual inicia la concepción anatómica y estructural de la organización, que desplazo con rapidez la visión analítica y concreta de Taylor. El énfasis en la anatomía (estructura) y en la fisiología (funcionamiento) de la organización, da sentido al enfoque de la corriente anatómica y fisiologista que es un enfoque inverso al de la administración científica: de arriba hacia abajo (de la dirección hacia la ejecución) del todo (organización) hacia sus partes componentes (departamentos). En el enfoque clásico predominaba la atención en la estructura organizacional, con los elementos de la administración, con los principios generales de la administración, con la departamentalización. Ese cuidado con la síntesis y con la visión global permitía una manera mejor de subdividir la empresa bajo la centralización de un jefe principal. Fue una corriente eminentemente teórica y "administrativamente orientada". El énfasis en la estructura es su principal característica. Los orígenes del enfoque clásico de la administración remontan las consecuencias generadas por la revolución industrial. Podrían resumirse en dos hechos genéricos: 1. El crecimiento acelerado y desorganizado de las empresas, que ocasionó una complejidad creciente en su administración exigió un enfoque científico purificado que sustituyese el empirismo y la improvisación hasta entonces dominante. Con la empresa de dimensiones más amplias surgen las condiciones iniciales de planeamiento a largo plazo de la producción, reduciendo la inestabilidad y la improvisación. 2. La necesidad de aumentar la eficiencia y la competencia de las organizaciones en el sentido de obtener el mejor rendimiento posible de sus recursos y hacer frente a la competencia que se incrementaba entre las empresas. Surge el sentido de la división del trabajo entre quienes piensan y quienes ejecutan. Los primeros fijan patrones de producción, describen los cargos, fijan funciones, estudian métodos de administración y normas de trabajo, creando las condiciones económicas y técnicas para el surgimiento del taylorismo en los Estados Unidos y fayolismo en Europa. 10 Chiavenato, Idalberto. Introducción a la Teoría General de la Administración. Cuarta Edición. Colombia. 1997.
  19. 19. 17 El panorama industrial en el inicio de este siglo tenía todas las características y elementos para poder inspirar una ciencia de la administración: una variedad inmensa de empresas, con tamaños altamente diferenciados, problemas de bajo rendimiento de la maquinaria utilizada, desperdicio, insatisfacción generalizada entre los operarios, competencia intensa pero con tendencias poco definidas, elevado volumen de pérdidas cuando las decisiones eran mal tomadas, etc. Inicialmente los autores clásicos pretendieron desarrollar una ciencia de la administración cuyos principios en sustitución a las leyes científicas, pudiesen ser aplicados para resolver los problemas de la organización. Para Fayol, los principales aspectos de la teoría son tratados en: la división del trabajo, autoridad y responsabilidad, unidad de mando, unidad de dirección, centralización y jerarquía o cadena escalar. Fayol dividió las operaciones industriales y comerciales en seis grupos que se denominaron funciones básicas de la empresa, las cuales son: 1. Funciones Técnicas: Relacionadas con la producción de bienes o de servicios de la empresa. 2. Funciones Comerciales: Relacionadas con la compra, venta e intercambio. 3. Funciones Financieras: Relacionadas con la búsqueda y gerencia de capitales. 4. Funciones de Seguridad: Relacionadas con la protección y preservación de los bienes de las personas. 5. Funciones Contables: Relacionadas con los inventarios, registros balances, costos y estadísticas. 6. Funciones Administrativas: Relacionadas con la integración de las otras cinco funciones. Las funciones administrativas coordinan y sincronizan las demás funciones de la empresa, siempre encima de ellas. Así mismo argumenta Fayol, que ninguna de las cinco funciones esenciales precedentes tienen la tarea de formular el programa de acción general de la empresa, de constituir su cuerpo social, de coordinar los esfuerzos y de armonizar los actos, esas atribuciones constituyen otra función, designada habitualmente con el nombre de administración. Para aclarar lo que son las funciones administrativas, Fayol define el acto de administrar como: planear, organizar, dirigir, coordinar y controlar. Las funciones administrativas engloban los elementos de la administración: 1. Planear: Visualizar el futuro y trazar el programa de acción. 2. Organizar: Construir tanto el organismo material como el social de la empresa. 3. Dirigir: Guiar y orientar al personal. 4. Coordinar: Ligar, unir, armonizar todos los actos y todos los esfuerzos colectivos. 5. Controlar: Verificar que todo suceda de acuerdo con las reglas establecidas y las órdenes dadas.
  20. 20. 18 * Planificación * Organización * Dirección * Coordinación * Control Estos son los elementos de la administración que constituyen el llamado proceso administrativo y que son localizables en cualquier trabajo de administración en cualquier nivel o área de actividad de la empresa. Administrativas Técnicas Comerciales Financieras Contables De seguridad Para Fayol, las funciones administrativas difieren claramente de las otras cinco funciones esenciales. Es necesario no confundirlas con la dirección, porque dirigir es conducir la empresa, teniendo en cuenta los fines y buscando obtener las mayores ventajas posibles de todos los recursos de que ella dispone, es asegurar la marcha de las seis funciones esenciales; la administración no es sino una de las seis funciones, cuyo ritmo es asegurado por la dirección. La ciencia de la administración, como toda ciencia, se debe basar en leyes o principios; Fayol adopta la denominación principio, apartándose de cualquier idea de rigidez, por cuanto nada hay de rígido o absoluto en materia administrativa. Tales principios por lo tanto, son maleables y se adaptan a cualquier circunstancia, tiempo o lugar. PRINCIPIOS ADMINISTRATIVOS DE FAYOL11 : 1. División de Trabajo: Cuanto más se especialicen las personas, con mayor eficiencia desempeñarán su oficio. Este principio se ve muy claro en la moderna línea de montaje. 2. Autoridad: Los gerentes tienen que dar órdenes para que se hagan las cosas. Si bien la autoridad formal les da el derecho de mandar, los gerentes no siempre obtendrán obediencia, a menos que tengan también autoridad personal (Liderazgo). 11 Fundamentos de ciencia de la Administración”, Kontz, pp. 42-46
  21. 21. 19 3. Disciplina: Los miembros de una organización tienen que respetar las reglas y convenios que gobiernan la empresa. Esto será el resultado de un buen liderazgo en todos los niveles, de acuerdos equitativos (tales disposiciones para recompensar el rendimiento superior) y sanciones para las infracciones, aplicadas con justicia. 4. Unidad de Dirección: Las operaciones que tienen un mismo objetivo deben ser dirigidas por un solo gerente que use un solo plan. 5. Unidad de Mando: Cada empleado debe recibir instrucciones sobre una operación particular solamente de una persona. 6. Subordinación de interés individual al bien común: En cualquier empresa el interés de los empleados no debe tener prelación sobre los intereses de la organización como un todo. 7. Remuneración: La compensación por el trabajo debe ser equitativa para los empleados como para los patronos. 8. Centralización: Fayol creía que los gerentes deben conservar la responsabilidad final pero también necesitan dar a sus subalternos autoridad suficiente para que puedan realizar adecuadamente su oficio. El problema consiste en encontrar el mejor grado de centralización en cada caso. 9. Jerarquía: La línea de autoridad en una organización representada hoy generalmente por cuadros y líneas de un organigrama pasa en orden de rangos desde la alta gerencia hasta los niveles más bajos de la empresa. 10. Orden: Los materiales y las personas deben estar en el lugar adecuado en el momento adecuado. En particular, cada individuo debe ocupar el cargo o posición más adecuados para él. 11. Equidad: Los administradores deben ser amistosos y equitativos con sus subalternos. 12. Estabilidad del personal: Una alta tasa de rotación del personal no es conveniente para el eficiente funcionamiento de una organización. 13. Iniciativa: Debe darse a los subalternos libertad para concebir y llevar a cabo sus planes, aún cuando a veces se comentan errores. 14. Espíritu de equipo: Promover el espíritu de equipo dará a la organización un sentido de unidad. Fayol recomendaba por ejemplo, el empleo de la comunicación verbal en lugar de la comunicación formal por escrito, siempre que fuera posible.
  22. 22. 20 V. Conclusiones El trabajo realizado en forma separada, pero complementaria, por Taylor y Henry Fayol, constituyeron las bases del enfoque clásico o tradicional de la administración, la cual dominó el campo administrativo de las organizaciones en las primeras cuatro décadas del siglo XX. Este enfoque se utilizó en este periodo, debido a la problemática que se presentaba en las empresas, sobre todo del sector fabril, en las que predominaban problemas con la eficiencia de los empleados, bajo rendimiento de maquinaria y materiales, entre otros. Todos los autores clásicos conciben la organización en términos lógicos, rígidos y formales, sin considerar su contenido psicológico y social con la debida importancia. La teoría clásica se restringe apenas a la organización formal, estableciendo esquemas lógicos preestablecidos, según los cuales toda la organización debe ser construida y a los cuales todos deben obedecer. En este sentido establece, como el administrador debe conducirse en todas las situaciones a través del proceso administrativo y cuáles son los principios generales que deben seguir para obtener la máxima eficiencia. VI. Recomendaciones No es recomendable utilizar solo este enfoque de administración en las organizaciones en la actualidad, dado los avances en los campos de la administración; y, en la ciencia y tecnología, ocurridos en el último siglo. La administración actual ya no se define como la aplicación o no de una teoría especifica si no basada en la obtención de resultados la cual puede producirse de la integración de varias teorías a la hora de administrar.
  23. 23. 21 Bibliografía − Chiavenato, Idalberto, Introducción a la Teoría General de la Administración, Cuarta Edición. Mc Graw Hill, Colombia. 1997. − Chiavenato, Idalberto, Introducción a la Teoría General de la Administración, Septima Edición. Mc Graw Hill, México 2007. − Da Silva, Reinaldo O. Teorías de la Administración. Thomson. 2002. − George, Claude S y Álvarez, Lourdes. Historia del Pensamiento Administrativo. Segunda Edición. Pearson, Prentice Hall. Segunda Edición. México. 2005. − Hopeman, Richard J. Administración de Producción y Operaciones. CECSA. México 1987. − Fundamentos de ciencia de la administración Harold Kontz, 4a edición, Editorial Mc Graw-Hill, México 1990. − Lerner, Joel L. Introducción a la Administración y Organización de Empresas. Serie Schaum. México 1985. − Reyes Ponce. Administración de Empresas. Teoría y Práctica. Primera Parte. Editorial Limusa. México 2000. − Reyes Ponce. Administración de Empresas. Teoría y Práctica. Segunda Parte. Editorial Limusa. México 2000. − Stoner, James A. F. y Freeman, R Edward. Administración. Quinta Edición. Prentice Hall. México 1994. − Tamayo y Tamayo, Mario. Metodología Formal de la Investigación Científica. Segunda Edición. Limusa. México 1999.

×