El trabajo y el arte <ul><li>Actividad que la persona desarrolla en orden a realizar una tarea, a producir algo (termina f...
Dimensiones del trabajo <ul><li>Como configurador de la  sociedad humana : “El Señor Dios tomó al hombre y lo colocó en el...
¿Al trabajar, en qué campos se incursiona? <ul><li>En el ejercicio específico de la labor o tarea </li></ul><ul><li>Ámbito...
El “Hacer” o el “Arte” como virtud intelectual <ul><li>La inteligencia  es una en su ser </li></ul><ul><li>Puede conocer p...
El “Hacer” o el “Arte” como virtud intelectual <ul><li>El  hacer  es la acción productora con relación a la cosa producida...
El “Hacer” o el “Arte” como virtud intelectual <ul><li>El ámbito del  hacer   se orienta al bien o a la perfección propios...
El “Hacer” o el “Arte” como virtud intelectual <ul><li>La obra producida lo es todo para el arte y éste no reconoce otra l...
El “Trabajo” o el “Arte” como virtud intelectual <ul><li>La obra de arte se piensa antes de hacerse; se plasma y se prepar...
El trabajo como virtud intelectual <ul><li>La obra de arte debe ser  regulada  por la inteligencia.  </li></ul><ul><li>La ...
El trabajo como virtud intelectual <ul><li>Si se quita del trabajo el  carácter artístico  y  la materia  se pone por enci...
El trabajo como virtud intelectual <ul><li>En resumen  : </li></ul><ul><li>El arte o trabajo pertenece al orden intelectua...
Infalibilidad del arte o trabajo <ul><li>El arte o trabajo es  infalible  en cuanto al elemento formal de la operación, es...
Historia del término “artista” <ul><li>1ª mitad del XVI:  maestro en artes  (liberales y filosofía) </li></ul><ul><li>Fine...
El trabajo y la belleza <ul><li>Condiciones de la belleza según Santo Tomás: </li></ul><ul><li>Integridad </li></ul><ul><l...
El trabajo y la belleza <ul><li>La belleza  connatural  al hombre es la que deleita la inteligencia por los sentidos y por...
El trabajo es un medio <ul><li>El hombre ha de buscar el gozo de su actividad temporal, no por la belleza o el gozo mismo ...
La santificación del trabajo <ul><li>Os aseguro hijos míos, que cuando un cristiano desempeña con amor lo más intrascenden...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El Trabajo Y El Arte

4.664 visualizaciones

Publicado el

Se describen las reglas del trabajo humano para hacer que éste se convierta en una obra de arte, ayudando a crecer interiormente a la persona y satisfaciéndola.

0 comentarios
2 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
4.664
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
2
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El Trabajo Y El Arte

  1. 1. El trabajo y el arte <ul><li>Actividad que la persona desarrolla en orden a realizar una tarea, a producir algo (termina fuera del hombre). </li></ul><ul><li>La obra realizada, presente a lo largo de toda la actividad, y permanece aún después de que esa actividad ha cesado. </li></ul>
  2. 2. Dimensiones del trabajo <ul><li>Como configurador de la sociedad humana : “El Señor Dios tomó al hombre y lo colocó en el jardín del Edén para que lo trabajara y guardara” ( Gn 2, 15). </li></ul><ul><li>Expresión y fuente de la dignidad de la persona humana : el trabajo es posible porque el hombre es un ser capaz de conocimiento y amor. Así domina la materia y la trasciende. </li></ul><ul><li>Apunta al dogma de la redención : Jesús de Nazaret, fue artesano, trabajó. </li></ul>
  3. 3. ¿Al trabajar, en qué campos se incursiona? <ul><li>En el ejercicio específico de la labor o tarea </li></ul><ul><li>Ámbito ético o moral </li></ul><ul><li>En el terreno de la contemplación; ayuda a orientar la actividad al Bien trascendente y definitivo: Dios </li></ul>
  4. 4. El “Hacer” o el “Arte” como virtud intelectual <ul><li>La inteligencia es una en su ser </li></ul><ul><li>Puede conocer por el sólo conocer (entendimiento especulativo) </li></ul><ul><li>Puede conocer para obrar ( agibile ) o para hacer ( factibile ) </li></ul>
  5. 5. El “Hacer” o el “Arte” como virtud intelectual <ul><li>El hacer es la acción productora con relación a la cosa producida. </li></ul><ul><li>Esta acción será verdadera si va de acuerdo a las reglas y al fin propios de la obra a producir . </li></ul>
  6. 6. El “Hacer” o el “Arte” como virtud intelectual <ul><li>El ámbito del hacer se orienta al bien o a la perfección propios no del hombre que obra, sino a la obra producida. </li></ul><ul><li>El dominio del hacer es el dominio del arte : el arte que rectifica el hacer y no el obrar tiene un fin , reglas y valores que no son los del hombre sino los de la obra a producir. </li></ul>
  7. 7. El “Hacer” o el “Arte” como virtud intelectual <ul><li>La obra producida lo es todo para el arte y éste no reconoce otra ley que las exigencias y el bien de la obra : </li></ul><ul><li>“ De ahí el poder tiránico y absorbente del arte, y también su asombroso poder de pacificación; el arte libera de lo humano; establece al artifex , artista o artesano , en un mundo aparte, cerrado, limitado, absoluto, donde pone su fuerza [cuerpo] y su inteligencia [espíritu] al servicio de una cosa que él hace”. </li></ul><ul><li>“ El hastío de vivir y de querer se detienen en el umbral de todo taller de artista” (J. Maritain, Arte y Escolástica , 1920) </li></ul>
  8. 8. El “Trabajo” o el “Arte” como virtud intelectual <ul><li>La obra de arte se piensa antes de hacerse; se plasma y se prepara, se forma, se incuba y se madura en la razón antes de pasar a la materia. Por ello, la obra realizada conservará siempre las huellas del espíritu. </li></ul>
  9. 9. El trabajo como virtud intelectual <ul><li>La obra de arte debe ser regulada por la inteligencia. </li></ul><ul><li>La materia del arte es la obra a ejecutar y su forma es la recta razón. </li></ul><ul><li>Trabajo artístico = Trabajo humano ≠ trabajo de la bestia ≠ trabajo de la máquina </li></ul><ul><li>Entonces, el trabajo humano exige una apropiación individual: el artista o el trabajador no pueden compartir su arte o su trabajo. En el campo de la producción se requiere que esos bienes sean poseídos en propiedad. En el moral , han de ser de uso común. </li></ul>
  10. 10. El trabajo como virtud intelectual <ul><li>Si se quita del trabajo el carácter artístico y la materia se pone por encima del hombre: </li></ul><ul><li>Materialismo marxista </li></ul><ul><li>Materialismo práctico </li></ul><ul><li>Ej. 3 canteros </li></ul>
  11. 11. El trabajo como virtud intelectual <ul><li>En resumen : </li></ul><ul><li>El arte o trabajo pertenece al orden intelectual, ya que su acción consiste en imprimir una idea en una materia . </li></ul><ul><li>Por esta cualidad de la inteligencia, el trabajo es un habitus del entendimiento práctico. </li></ul><ul><li>Entonces, si se considera al trabajo (recta determinación de las obras a ejecutar) como una virtud intelectual (medio de perfeccionamiento humano), se evita todo reduccionismo: cuando se borra el carácter artístico y la materia se pone por encima del hombre, es fácil tender al comunismo y al productivismo . </li></ul><ul><li>De ser un instrumento se convierte en un fin. </li></ul>
  12. 12. Infalibilidad del arte o trabajo <ul><li>El arte o trabajo es infalible en cuanto al elemento formal de la operación, es decir a la regulación de la obra por el espíritu: </li></ul><ul><li>El artista o trabajador que tiene el habitus del arte y la mano que vacila produce una obra imperfecta, pero conserva una virtud sin defecto. </li></ul><ul><li>El trabajo en un habitus del entendimiento práctico pues en él se dan tres características significativas: </li></ul><ul><li>a) dispone la actividad a un objeto de especulación; así se adquiere la virtud de una ciencia. </li></ul><ul><li>b) Las cualidades o habitus conseguidos no pueden intercambiarse; y </li></ul><ul><li>c) La virtud intelectual en el ejercicio del arte permanece siempre de forma estable en su actividad. </li></ul>
  13. 13. Historia del término “artista” <ul><li>1ª mitad del XVI: maestro en artes (liberales y filosofía) </li></ul><ul><li>Fines XVI: artesano </li></ul><ul><li>Fines XVII: al que trabajaba en la alquimia </li></ul><ul><li>Mediados XVIII: mismo sentido actual, opuesto a artesano </li></ul><ul><li>Esta ruptura se debió a cambios en la estructura de la sociedad </li></ul>
  14. 14. El trabajo y la belleza <ul><li>Condiciones de la belleza según Santo Tomás: </li></ul><ul><li>Integridad </li></ul><ul><li>Proporción </li></ul><ul><li>Claridad </li></ul>
  15. 15. El trabajo y la belleza <ul><li>La belleza connatural al hombre es la que deleita la inteligencia por los sentidos y por la intuición de éstos. </li></ul><ul><li>Cuando la inteligencia trabaja una materia sensible, la belleza causa el gozo del espíritu: así el paraíso no se ha perdido. Tiene el gusto de paraíso terrestre, porque restituye, por un instante, la paz y la delectación simultánea de la inteligencia y los sentidos. </li></ul>
  16. 16. El trabajo es un medio <ul><li>El hombre ha de buscar el gozo de su actividad temporal, no por la belleza o el gozo mismo (elementos subjetivos) que aporte dicha actividad, sino que cuando se realiza un trabajo, la persona ha de orientarse al orden intelectual y al orden material o de los sentidos, pues realiza un trabajo de esclavo sobre una materia y sólo en función de esta orientación puede apuntar al gozo del espíritu, gracias a su actividad intelectual; su misma condición de honre en el mundo, le limita a poner el orden material por encima del mundo del espíritu. </li></ul><ul><li>El arte no puede proporcionar en sí mismo la plenitud mística , ni ha de estar radicado en la fecundidad del dinero , y su fin no es el dominio exclusivo de lo útil ; el artista, el artesano o el trabajador, por tanto, debe limitarse a ser un buen operario que imprima en la materia la marca del espíritu. Así evitará destruir su Arte o su Hacer. </li></ul>
  17. 17. La santificación del trabajo <ul><li>Os aseguro hijos míos, que cuando un cristiano desempeña con amor lo más intrascendente de la acciones diarias, aquello rebosa de la trascendencia de Dios. Por eso … la vocación cristiana consiste en hacer endecasílabos de la prosa de cada día. En la línea del horizonte, hijos míos, parecen unirse el cielo y la tierra. Pero no, donde de verdad se juntan es en vuestros corazones, cuando vivís santamente la vida ordinaria </li></ul>

×