S.O.E.T. (Supermus Ordre Equester Templi)                           1
S.O.E.T. (Supermus Ordre Equester Templi)      ORDEN DE LOS POBRES      SOLDADOS DE CRISTO               Los Caballeros Te...
S.O.E.T. (Supermus Ordre Equester Templi)Jerusalén y Los Santos Lugares; meta para multitud deperegrinos que querían ver c...
S.O.E.T. (Supermus Ordre Equester Templi)                      Un grupo de musulmanes turcos, los                      sel...
S.O.E.T. (Supermus Ordre Equester Templi)importantes: Francia, Inglaterra, Alemania y Hungría, dondeel último no habría po...
S.O.E.T. (Supermus Ordre Equester Templi)gritos de Deus vult! (¡Dios lo quiere!)       que habría deconvertirse en el lema...
S.O.E.T. (Supermus Ordre Equester Templi)derrota del ejército egipcio, la mayoría de los cruzadossupervivientes emprendió ...
S.O.E.T. (Supermus Ordre Equester Templi)a Egipto… Cualquier lugar referenciado en las SagradasEscrituras era motivo de pa...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Orden de los pobres caballeros de cristo

199 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
199
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Orden de los pobres caballeros de cristo

  1. 1. S.O.E.T. (Supermus Ordre Equester Templi) 1
  2. 2. S.O.E.T. (Supermus Ordre Equester Templi) ORDEN DE LOS POBRES SOLDADOS DE CRISTO Los Caballeros Templarios “NON NOBIS DOMINE, NON NOBIS. SED NOMINI TUO DA GLORIAM” Con este lema, damos comienzo a la historia de una de las Órdenes militar y religiosa más importante y temida de la cristiandad: La Orden De Los Caballeros Templarios.INTRODUCCIONLos “Santos Lugares”, tan ignorados por algunos y tanvenerados por otros. Enclaves, que en una etapa de nuestrahistoria, fueron motivo de las batallas más cruentas, por lacristiandad conocida:”Las Santas Cruzadas”.Se dice que “la fe mueve montañas”, pero en esta ocasión, fuealgo o mucho más que montañas. Corría el final del siglo XI, y el temido fin del mundo del año mil, no había tenido lugar. Parece que habría que esperar otro milenio para el temido cataclismo. No obstante, la angustia que este temido hecho desató en todo el orden cristiano, fortaleció el poder de la iglesia, hasta extremos que jamás antes se habían conocido. 2
  3. 3. S.O.E.T. (Supermus Ordre Equester Templi)Jerusalén y Los Santos Lugares; meta para multitud deperegrinos que querían ver con sus propios ojos y sentir bajosus pies, los escenarios que originaron los hechos quecimentaban su fe. Esos peregrinajes, algunos de ellospenitenciales, eran alentados y organizados por la Iglesia. Sepresentaba la peregrinación a Jerusalén como el clímax de lavida espiritual de un hombre: una ruptura de los lazos que loataban al mundo, con Jerusalén, la Ciudad Santa, como laantecámara del mundo por venir. Así como el buen musulmánestaba obligado a ir en peregrinación a La Meca al menos unavez en su vida, del mismo modo la ambición de muchoscristianos devotos era tocar el Santo Sepulcro antes de morir.De hecho la actitud delos cristianos del sigloXI respecto a Jerusalény Tierra Santa eraobsesiva.Aunque bajo dominioárabe, los peregrinoscristianos fueron, engeneral, tratadoscorrectamente. Uno delos primeros gobernantes islámicos, el califa Umar ibn al-Jattab, permitía a los cristianos llevar a cabo todos sus ritualessalvo cualquier tipo de celebración en público. Sin embargo, acomienzos del siglo XI, el califa fatimí Huséin al-Hakim Bi-Amrillah comenzó a perseguir a los cristianos en Palestina,persecución que llevaría, en 1009, a la destrucción del templomás sagrado para ellos, la Iglesia del Santo Sepulcro. Másadelante suavizó las medidas contra los cristianos y, en lugarde perseguirles, creó un impuesto para todos los peregrinosde esa confesión que quisiesen entrar en Jerusalén. Sinembargo, lo peor estaba todavía por llegar: 3
  4. 4. S.O.E.T. (Supermus Ordre Equester Templi) Un grupo de musulmanes turcos, los selyúcidas, muy poderosos, agresivos y fundamentalistas en cuanto a la interpretación y cumplimiento de los preceptos del Islam, comenzó su ascenso al poder. Los selyúcidas veían a los peregrinos cristianos como contaminadores de la fe, por lo que decidieron terminar con ellos. En ese momento comenzaron a surgir historias llenas de barbarie sobre el trato a losperegrinos, que fueron pasando de boca en boca hasta lacristiandad occidental. Estas historias, no obstante, en lugarde disuadir a los peregrinos, hicieron que el viaje a TierraSanta se tiñese de un aura mucho más sagrada de la que yatenía con anterioridad. En marzo de 1095, Alejo I envió mensajeros al Concilio de Piacenza para solicitar al papa Urbano II ayuda frente a los turcos. La solicitud del emperador se encontró con una respuesta favorable de Urbano, que esperaba reparar el Gran Cisma de Oriente y Occidente, que había ocurrido cuarenta años antes, y reunificar a la Iglesia bajo el mandodel papado como "obispo jefe y prelado en todo el mundo"(según sus palabras en Clermont), mediante la ayuda a lasiglesias orientales en un momento de necesidad.El Papa Urbano II, no tuvo dificultad en convencer a reyes ynobles de la necesidad de rescatar los Santos Lugares demanos de los “infieles”. La invitación a una cruzada masivacontra los turcos arribaría en forma de embajadas francesas einglesas a las cortes de los reinos medievales más 4
  5. 5. S.O.E.T. (Supermus Ordre Equester Templi)importantes: Francia, Inglaterra, Alemania y Hungría, dondeel último no habría podido enlistarse en las primeras cruzadaspor el luto que se guardaba tras la muerte del rey San LadislaoI de Hungría (1046-1095), que duraría cerca de tres años.El Papa Urbano II eventualmenteconsideró a Ladislao I como uncandidato apropiado para comandar laPrimera Cruzada, puesto que el reyhúngaro era ampliamente conocido porsu porte caballeresco y sus luchascontra los invasores cumanos, sinembargo, éste falleció escasos mesesantes de la primera cruzada mientrasllevaba a cabo una campaña militarcontra el reino de bohemia en 1095.El anuncio formal sería en el Concilio de Clermont, que sereunió en el corazón de Francia el 27 de noviembre de 1095,el papa Urbano pronunció un inspirado sermón frente a unagran audiencia de nobles y clérigos franceses. Hizo unllamamiento a su audiencia para que arrebatasen el control deJerusalén de las manos de los musulmanes y, para enfatizar sullamamiento, explicó que Francia sufría sobrepoblación, y quela tierra de Canaán se encontraba a su disposición rebosantede leche y de miel. Habló de los problemas de la violenciaentre los nobles y que la solución era girarse para ofrecer laespada al servicio de Dios: "Haced que los ladrones se vuelvancaballeros." Habló de las recompensas tanto terrenales comoespirituales, ofreciendo el perdón de los pecados a todo aquelque muriese en la misión divina. Urbano hizo esta promesainvestido de la legitimidad espiritual que le daba el cargopapal, y la multitud se dejó llevar en el frenesí religioso y en elentusiasmo por la misión interrumpiendo su discurso con 5
  6. 6. S.O.E.T. (Supermus Ordre Equester Templi)gritos de Deus vult! (¡Dios lo quiere!) que habría deconvertirse en el lema de la Primera Cruzada. (1096-1099). Fue una larga y sangrienta campaña, en la que los cristianos no se distinguieron por su benevolencia, precisamente. En julio de 1099 el último reducto de los turcos, la mezquita de Al-Aqsa, construida sobre el antiguo templo de Salomón, fue arrasada en unverdadero baño de sangre. Un cronista de la época describíacomo la sangre procedente de los amputados cuerpos, bajabapor las calles como un rio de “rojas aguas”. Tierra Santa, tras su conquista fue separada en variosestados diferentes que en Europa occidental. Se conocieroncomo Outremer, es decir Ultramar. Antioquia, Condado deEdesa, Condado de Tripoli y más al sur, el reino de Jerusalén,gobernada por Godofredo de Buillon, quien, no queriendollamarse rey donde Jesucristo llevó la corona de espinas,adoptó el titulo de “Defensor del Santo Sepulcro”. El Papa Urbano II había muertoen Roma dos semanas antes deltriunfo cruzado. Varios candidatosoptaron al reino de Jerusalén tras lamuerte de Godofredo. Hubodesacuerdos entre los francos queconcluyeron con la elección delhermano de este, Balduino el cualteniendo menos escrúpulos que suhermano para aceptar el titulo real y así el día de Navidad de1100, en la iglesia de la Natividad, fue coronado rey deJerusalén como Balduino I. La escasez de recursos humanos en Outremer fueendémica desde el comienzo. En otoño de 1099, tras la 6
  7. 7. S.O.E.T. (Supermus Ordre Equester Templi)derrota del ejército egipcio, la mayoría de los cruzadossupervivientes emprendió su regreso a casa. Godofredo sequedó con unos trescientos caballeros y unos mil soldados deinfantería. Balduino I al subir al trono no contaba con más deestos efectivos. La escasez de recursos y las condiciones facilitaron quelos peregrinos estuviesen más expuestos en los caminos a losSantos Lugares. Algunos de estos peregrinos iban armados,pero la gran mayoría solo portaban una bolsa y el cayado deperegrino: la distinción entre cruzado y peregrino seguíasiendo imprecisa. Estos no solo rezaban en la Iglesia del Santo Sepulcropara cumplir sus votos sino que visitaban los numerosossantuarios de Judea y Samaria. En Jerusalén se hallaba la Cúpula de la Roca –convertida ahora en iglesia –conocida por los cruzados como el Templo del Señor. La casa de Simeón, con el lecho de la Virgen y la cuna del Niño Jesús. La puerta de Josafat, iglesia construida sobre la casade Joaquín y Ana, padres de la Virgen. La casa de Zacarías,donde nació Juan el Bautista. El lugar donde Jesús enseño elPadre Nuestro a sus discípulos… y un sinfín de lugaresrelacionados con la vida y milagros de Nuestro Señor. Una ruta muy visitada por peregrinos cristianosconducía al este desde Jerusalén hasta Jericó y el rio Jordán,en cuyas aguas tomaban un rebautismo ritual. En el caminopasaban por emblemáticos enclaves: La piedra que Jesúsutilizó para subir al asno el Domingo de Ramos. El lugardonde la Sagrada Familia había descansado durante su huida 7
  8. 8. S.O.E.T. (Supermus Ordre Equester Templi)a Egipto… Cualquier lugar referenciado en las SagradasEscrituras era motivo de paso veneración por el peregrino. Debido a la naturaleza del terreno y la hostilidad delos pobladores musulmanes, la ruta era especialmenteinsegura. Desde el momento del desembarco en Jaffa oCesárea, los peregrinos eran vulnerables al ataque demerodeadores sarracenos, bandoleros beduinos y miembrosde un ejercito derrotado. Solo los peregrinos armados podíandefenderse. Las fuerzas a disposición de Balduino I ya estabanexigidas plenamente custodiando las fortalezas estratégicas ylos puertos del Mediterráneo. Se hacia necesario proteger y al tiempo dar cobijo y sustento a los viajeros, cada vez mas numerosos, que movidos por su fe, llegaban desde todos los rincones de Europa. Con este fin, se crearon órdenes religiosas como la de la Sagrada Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén en el 1110 y la de los Hermanos Hospitalarios Teutónicos en el 1112. En este ambiente, y bajo esta circunstancia, nació en el1118 una humilde, casi insignificante Orden, constituida portan solo nueve hombres: bPauperes Commilitones Christib, LosPobres Soldados de Cristo. Fray b José Manuel López Claverías. 8

×