Obediente a su voz
Obediente a su voz
Obediente a su voz
Obediente a su voz
Obediente a su voz
Obediente a su voz
Obediente a su voz
Obediente a su voz
Obediente a su voz
Obediente a su voz
Obediente a su voz
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Obediente a su voz

201 visualizaciones

Publicado el

El Señor nos pide que salgamos de la comodidad en la aceptación del medio mundano en el que nos encontremos. Para seguir su voz que nos llevará a una vida cambiada según su propósito, iniciando desde aquí la vida eterna.

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
201
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.
  • Porque todo lo bueno y en justicia a criterio humano, para Dios es todo lo contrario:
    Isa 64:6 pues todos nosotros somos como cosa impura,
    todas nuestras justicias como trapo de inmundicia…
    Es por esto que nuestra obediencia, nuestro amor y nuestra fidelidad es a Dios y no a hombre alguno.
  • Gn 12:1 Jehová había dicho a ……"Vete de tu tierra, de tu parentela y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.
    Cuál hubiese sido la respuesta que hubiésemos dado?… y cuál es la que estamos dando? Es acaso el acomodamiento que ofrece la familia, amistades, compañeros, del lugar donde vivimos, aún cuando no cumpla estrictamente con todos los principios y mandamientos de Dios; O es el separarnos de las actividades del mundo, para ser obedientes a la VOZ DE DIOS?
  • Las bendiciones alcanzan cuando se es sensible a la Voz de Dios.
    Por el amor a Dios nos corresponde renunciar a muchas formas de pensar y someternos a la voluntad de Dios (negarse así mismo). Si esto lo cumplimos, recibiremos primeramente la VIDA ETERNA y mucho mas de lo que dejamos en este tiempo.
    No confundir que dejar casa, o padres o hermanos o mujer o hijos, por el reino de Dios, es abandonar las responsabilidades que se tiene con los tales, únicamente se refiere a que no puede estar aquello en el primer lugar que es el que le corresponde a Dios.
  • Si alguien no cree, tampoco escuchará la Voz de Dios.
    A quien escucha y cumple con la voluntad de Dios, el Señor le regla la vida eterna, y si permanecemos bajo su Señorío, bajo su protección, no hay quién nos arrebate de su mano.
  • La confrontación de nuestras vidas con la PALABRA, nos lleva al arrepentimiento, y por ende, somos limpiados de nuestras culpas.
    Al permanecer meditando en su PALABRA recibiremos el alimento espiritual, y el fruto del Espíritu Santo estará presente en nuestras vidas.
    Gal 5:22 Pero el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
    Gal 5:23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
  • El que no permanece bajo el señorío del Señor Jesucristo, en el cumplimiento de los principios y mandamientos, dejará de ser miembro del Pueblo de Dios y será arrojado en el lago de fuego.
  • Si el mundo te odia y te rechaza, sabed que te encuentras en el amor de Dios
    ¡Temor si el mundo te acepta y te ama!
  • Somos hechos hijos de Dios a través de Cristo Jesús. Jn 1:12 Mas a todos los que lo recibieron,
    a quienes creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.
    Todos los miembros del Pueblo de Dios somos circuncidados: Ro 2:29 sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu y no según la letra.
  • Todos los miembros del Pueblo de Dios tenemos la ciudadanía de Israel, y el que lo niega, niega también los pactos y las promesas que son para el Pueblo de Dios.
    El Pueblo de Dios es uno solo, porque la división que se había entre judíos y gentiles fue abolido.
  • Debemos ser temerosos de la Palabra de Dios, el de no tener una buena actitud para su cumplimiento, y quedar fuera de su protección.
    Toda actitud o acción que no esté acorde a la voluntad de Dios entristece al Espíritu Santo por el alejamiento que produce.
    Nuestra avidez por escuchar la Voz del Espíritu Santo y ser diligente en su ejecución debe ser permanente y hasta el fin.
  • El Señor nos pide que salgamos de la comodidad en la aceptación del medio mundano en el que nos encontremos. Para seguir su voz que nos llevará a una vida cambiada según su propósito, iniciando desde aquí la vida eterna.
  • ×