Depresión en la edad avanzada

393 visualizaciones

Publicado el

Aspectos clínicos más significativos de la depresión en la edad avanzada. Se destacan algunas características que diferencian la depresión geriátrica de la de la edad adulta así como el impacto de la depresión en esta edad.

Publicado en: Salud y medicina
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
393
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
11
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Depresión en la edad avanzada

  1. 1. DEPRESIÓN EN LA EDAD AVANZADA. Aspectos clínicos José Joaquín Oriente Pérez
  2. 2.  La depresión es la enfermedad psiquiátrica más frecuente en los ancianos (10%-15% > 65 años).  Edad: impone diferencias tanto en la etiología como en la presentación clínica.  Suele pasar desapercibida.  Depresión no tratada → deterioro funcional, aumenta de comorbilidad y mortalidad (por suicidio y otras causas).  Constituye un problema social y de salud pública (más de 7 millones de ancianos en España).  Pueden predominar síntomas físicos o cognitivos.  Pueden presentarse lesiones orgánicas en el sustrato de la depresión (“depresión vascular”).
  3. 3.  Síntoma nuclear: descenso del estado de ánimo.  Percepción inadecuada del estado de ánimo alterado:  Los pacientes pueden no quejarse de tristeza.  Mayor expresión de síntomas somáticos.  Consecuencias: infradiagnóstico, depresiones enmascaradas.  Síntomas específicos y diferenciales respecto a la del adulto joven:  Mayor frecuencia de síntomas físicos (en especial digestivos y dolor).  Síntomas hipocondríacos.  Ideación suicida.  Síntomas psicomotores (agitación o enlentecimiento).  Síntomas psicóticos y melancólicos.  Alteraciones cognitivas (alteraciones de la memoria, atención y función ejecutiva)
  4. 4.  Depresión de inicio tardío vs recurrencia trastorno depresivo:  Ausencia de episodios depresivos previos.  Déficits cognitivos, comorbilidad médica y mortalidad.  Patología vascular cerebral difusa (depresión vascular).  Factores de riesgo: enfermedades físicas, fármacos (corticoides, β-bloqueantes), factores psicosociales.  Enfermedades: a) Neurológicas: demencia, ECV, Parkinson; a) No neurológicas: tras IAM.  Recurrencia trastorno depresivo si: existencia de episodios depresivos previos, historia familiar de depresión.  Depresión no mayor clínicamente significativa vs depresión mayor:  Mayor frecuencia de personas con síntomas depresivos (10%) que no cumplen los criterios de depresión mayor (2%-5%).  Formas menores: sufrimiento e impacto similar al de la depresión mayor.
  5. 5.  Neurológicas: enfermedad de Alzheimer, enfermedades vasculares cerebrales, enfermedad de Parkinson.  Endocrinológicas: hipotiroidismo, hipertiroidismo apático, hiperparatiroidismo (hipercalcemia), enfermedad de Addison, enfermedad de Cushing.  Infecciosas: TBC, neurosífilis.  Inflamatorias: LES, arteritis de la temporal, artritis reumatoide.  Nutricionales: déficit de vitamina B12, folato y tiamina.  Neoplásicas: tumores del lóbulo frontal, tumor de cabeza de páncreas, metástasis de carcinomas primarios de próstata, pulmón, mama, gastrointestinales.
  6. 6.  Mayor tasa de suicidios a partir de los 60 años. Causa fundamental: depresión (no detectada o insuficientemente tratada).  Los intentos de suicidio son mejores predictores de suicidio consumado que en la población general.  Relación intentos de suicidio/suicidio consumado: 36 a 1 en los jóvenes, 4 a 1 en ancianos.  Factores de riesgo en la población anciana:  Enfermedad terminal con dolor incontrolable.  Temor a la pérdida de dignidad.  Situaciones de dependencia.  Aislamiento social.
  7. 7. A. Cinco (o más) de los siguientes síntomas durante 2 semanas, que representan un cambio respecto a la actividad previa; uno de los síntomas debe ser el 1 (estado de ánimo depresivo) o el 2 (pérdida de interés o de la capacidad para el placer) 1. Estado de ánimo depresivo la mayor parte del día, casi cada día. 2. Disminución acusada del interés o de la capacidad para el placer en todas o casi todas las actividades, la mayor parte del día, casi cada día. 3. Pérdida importante de peso sin hacer régimen o aumento de peso (cambio de más del 5% del peso corporal en 1 mes) o pérdida o aumento del apetito casi cada día. 4. Insomnio o hipersomnia casi cada día. 5. Agitación o enlentecimiento psicomotores casi cada día (observable por los demás, no meras sensaciones de inquietud o de estar enlentecido). 6. Fatiga o pérdida de energía casi cada día. 7. Sentimientos de inutilidad o de culpa excesivos o inapropiados (que pueden ser delirantes) casi cada día (no los simples autorreproches o culpabilidad por el hecho de estar enfermo). 8. Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse o indecisión, casi cada día (ya sea una atribución subjetiva o una observación ajena). 9. Pensamientos recurrentes de muerte (no sólo temor a la muerte), ideación suicida recurrente sin un plan específico o una tentativa de suicidio o un plan específico para suicidarse.
  8. 8.  La depresión en el anciano es frecuente y produce un impacto muy significativo en su vida personal.  Mayor frecuencia de síntomas físicos, psicomotores y cognitivos.  Depresión de inicio tardío: menor componente genético, trastornos cognitivos (especialmente disfunción ejecutiva), apatía, anhedonia y dificultades funcionales. Más frecuente en pacientes con factores de riesgo cardiovascular.  Formas menores de depresión: muy frecuentes, impacto similar a las más graves.  Realizar valoraciones cognitivas regulares.  Vigilar aparición e ideas o tentativas de suicidios por su alta prevalencia

×