LA ESTANCIADEL CORAZÓN     Poema 1“Mariposas al viento”            José A. Aguilera
Mi corazón es una vieja estancia, de ventanas grandes y cristales             rotos;desde donde se divisa un jardín y     ...
En este habitáculo de esa casa,        vive lleno de recuerdos      y desde la terraza observa        cuan ligera es la vi...
Golpes de destinos, besos sin labios,       silencios olvidados, el seguir de                  unos pasos,      días lumin...
Y miro las moreras con sus nidos,     y al manzano verde y alto;    donde se queda con el llanto,con la gloriosa verdad de...
Y se aleja hacia el fondo,ensimismado, en su parte baja,   a las cuadras de los mulos,  donde está la yegua blanca,   y el...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Poema1 la estancia del corazón de José A. Aguilera

274 visualizaciones

Publicado el

Poema 1 del Libro Mariposas al viento

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
274
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Poema1 la estancia del corazón de José A. Aguilera

  1. 1. LA ESTANCIADEL CORAZÓN Poema 1“Mariposas al viento” José A. Aguilera
  2. 2. Mi corazón es una vieja estancia, de ventanas grandes y cristales rotos;desde donde se divisa un jardín y un pozo. Allí el corazón se refugia, y en la noche habla solo oyendo al ruiseñor en los álamos.
  3. 3. En este habitáculo de esa casa, vive lleno de recuerdos y desde la terraza observa cuan ligera es la vida: acontecimientos que nos precipitan,lo presente, lo pasado... lo que queda.
  4. 4. Golpes de destinos, besos sin labios, silencios olvidados, el seguir de unos pasos, días luminosos, palabras bellas.. todo lo que cabía entre mis brazos. Yo quería ser contigo y cantar juntos a lo eterno; engrandeciendo el corazóncomo los niños alegres al salir de una escuela.
  5. 5. Y miro las moreras con sus nidos, y al manzano verde y alto; donde se queda con el llanto,con la gloriosa verdad de ser contigo, para siempre aún vivo después de muerto; porque en las noches hay estrellas que explotan el corazón. Y se queda en la estancia, cansado de bellas pesadumbres.
  6. 6. Y se aleja hacia el fondo,ensimismado, en su parte baja, a las cuadras de los mulos, donde está la yegua blanca, y el palomar y el estiércol;como cuando la voz del abuelo lo despertaba de sus sueños, sabiendo lo que pensaba, y soñando sin saberlo. José Antonio Aguilera

×