laGalera 141 popular

El patito feo

acinptncíún dc:  Nlercc‘ Escardó i Bas

ilustraciones dc Nlux
543.3454;
".4
f3‘. 



i

t
laGalera / ) popular

 

El patito feo

   

cuento de Hans Christian Andersen
adaptación de Mercé Escardó i Bas
versión c...
Es verano.  El trigo está dorado y la avena,  verde. 

Entre las hojas de lampazo que rodean una casa vieja
hay una pata s...
l. ‘

‘¡ia

m. 

V«

u,  a, 
‘ . u.4‘

{"4
Cuando la pata se levanta,  descubre que hay un huevo

diferente a los demás,  más grande y más recio,  que no acaba
de ro...
iii.  i,
A] salir del agua,  la madre para se dirige satisfecha

al corral para presentar a sus hijitos a los otros animales; 
pero...
.]olando,  llega a una gran Ciénaga en la que viven
unos patos salvajes.  También lo encuentran feísimo y no
pueden conten...
k ,  ‘ n

i.  l

l.  , ‘fffi. ïvpisáinilu}, "Mili-vale.  ‘¡l-rima

h J
í;  os perros rastrean. 

El humo azul se extiende en grandes nubes sobre el
estanque. 

El patito feo,  escondido entre l...
6., 
. U. 
N. 
h. ..
.5
Cae la noche y se restablece la calma. 

Sopla un viento tan fuerte que el patito feO apenas puede
caminar.  Entonces ve u...
Las hojas caen,  el otoño ya ha llegado,  el cielo tiene

un aspecto frío. 
De repente,  un anochecer llega una bandada de...
se‘ F ‘ . 
ÉLü/ ÉFFT“FF<Ï:   / v { ‘Ïx

s .4.
wm
l u
4 - oco a poco,  como de puntillas,  llega el invierno y la nieve

y el hielo dejan el mundo vestido de blanco. 
Ha...
_¿ sin

 

 

 

— s, 
, _ ,  s‘ ,  f . 
r3. _ _ ‘r
, _. _ _
— ’ ‘l
_ ‘ 4
‘r:  , ‘ M’ _
’ ' i.
Por suerte,  pasa por allí un campesino que rompe el hielo
con su zueco y se lleva a casa al patito. 

l Éste se reanima y...
JL

‘nigynupuggx
f'—i‘“l

. l_ ras un invierno lleno de privaciones,  por fin llega

la primavera. 
Todo florece y el aire está lleno de es...
Con ademán sumiso,  inclina la cabeza hacia el agua

y entonces. .. ¡qué sorpresa! : ve reflejada su imagen. 
Ya no es un ...
L“
3:;  «N32 a

 

razas"-. . .32
El patito feo
El patito feo
El patito feo
El patito feo
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El patito feo

439 visualizaciones

Publicado el

cuentos y fabulas

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
439
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
123
Acciones
Compartido
0
Descargas
9
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El patito feo

  1. 1. laGalera 141 popular El patito feo acinptncíún dc: Nlercc‘ Escardó i Bas ilustraciones dc Nlux
  2. 2. 543.3454;
  3. 3. ".4 f3‘. i t
  4. 4. laGalera / ) popular El patito feo cuento de Hans Christian Andersen adaptación de Mercé Escardó i Bas versión castellana de Marco Ramírez ilustraciones dc Max
  5. 5. Es verano. El trigo está dorado y la avena, verde. Entre las hojas de lampazo que rodean una casa vieja hay una pata sentada sobre su nido. Está muy cansada: ¡hace tanto que está incubando! Finalmente, los huevos empiezan a abrirse uno tras otro: Crec, crec. .. Crec, crec. .. Í; Cuac, cuac. .. —dice la pata a los patítOS que sacan la cabeza. 1 Cuac, cuac —replican ellos, y añaden maravillados——: ¡Qué grande es el mundo!
  6. 6. l. ‘ ‘¡ia m. V« u, a, ‘ . u.4‘ {"4
  7. 7. Cuando la pata se levanta, descubre que hay un huevo diferente a los demás, más grande y más recio, que no acaba de romperse. é Será un huevo de pavo ——dice la oca más vieja del corral—. Una vez me engañaron y me pusieron uno. Si es así, no nadará. Yo en tu lugar lo haría a un lado'—díce con tono de superioridad. Pero la pata insiste y piensa: “Después de incubar tanto, no me importa estar un poco más. Cuando salga, lo llevaré hasta el agua y ya veremos. ” Por fin, el último patito saca la cabeza: Crec, crec. .. }¡Qué grande y qué feo es! —díce la pata al verlo sin poder contenerse. Pero cuando lleva al agua a todos sus hijos se da cuenta de que es el que nada más erguido y el que mueve con más armonía las patas. ‘Cuac, cuac. .. Venga, nadad, nadad ——les va diciendo para animarlos.
  8. 8. iii. i,
  9. 9. A] salir del agua, la madre para se dirige satisfecha al corral para presentar a sus hijitos a los otros animales; pero todos rechazan al último que ha nacido. ? ¡Qué estrafalarío y desgarbado es! -—dicen picándolo. La madre para lo defiende, pero pasados unos días incluso ella acaba pensando que sería bueno que se fuera lejos de allí. Como todos lo maltratan, el patito feo decide volar por encima de la cerca y huir. 3 No es nada extraño que me rechacen : ¡soy tan feo! —se dice mientras se aleja.
  10. 10. .]olando, llega a una gran Ciénaga en la que viven unos patos salvajes. También lo encuentran feísimo y no pueden contenerse de decírselo, pero por suerte después lo dejan tranquilo. Al cabo de dos días pasan por allí, de camino hacia el sur, unos jóvenes gansos que, por tomarle el pelo, lo invitan a ir con ellos a entablar amistad con unas ocas del bosque. xfTienes un aspecto tan feo que resulta hasta divertido. A lo mejor les gustas. .. Pero en ese momento se oye: ¡PU1/ I, PUM! Y los gansos caen muertos al agua. El aire se llena de ruido y de humo. Hay una gran cacería.
  11. 11. k , ‘ n i. l l. , ‘fffi. ïvpisáinilu}, "Mili-vale. ‘¡l-rima h J
  12. 12. í; os perros rastrean. El humo azul se extiende en grandes nubes sobre el estanque. El patito feo, escondido entre los juncos y las cañas, retuerce la cabeza bajo el ala. De repente aparece un perrazo que, con la lengua fuera, lo mira de hito en hito y. .. ¡se va sin tocarlo! ‘S Soy tan feo que hasta el perro desiste de morderme —se dice, triste y aliviado a la vez.
  13. 13. 6., . U. N. h. .. .5
  14. 14. Cae la noche y se restablece la calma. Sopla un viento tan fuerte que el patito feO apenas puede caminar. Entonces ve una cabaña en la oscuridad: ‘S ¡Qué suerte, la puerta está medio abierta! Sin pensárselo mucho, se desliza dentro. La vieja de la casa lo deja quedarse porque piensa que es una pata y que pondrá huevos. La gallina y el gato que viven con ella contentos y bien cuidados le hacen ver qué bien se está en aquella Casa. d’ Venga, no seas desagradecido: intenta poner algún huevo y te podrás quedar. Pero el patito echa de menos nadar y zambullírse en el agua, y por más que intenta que los otros lo comprendan, no lo consigue. d’ Esto te gusta? ¡Ay! , ¡uy! ¡Qué cosas! Finalmente sale al mundo exterior, donde también todos lo miran de reojo por su fealdad.
  15. 15. Las hojas caen, el otoño ya ha llegado, el cielo tiene un aspecto frío. De repente, un anochecer llega una bandada de hermosos pájaros; tienen largos cuellos y profieren unos gritos peculiares mientras extienden las alas para ir hacia tierras más cálidas. .. El patito se siente extrañamente atraído por esas magníficas aves que no había visto nunca antes. 3 Si pudiera irme con ellas. .. Pero no me atrevo: ¡soy tan espantosamente feo!
  16. 16. se‘ F ‘ . ÉLü/ ÉFFT“FF<Ï: / v { ‘Ïx s .4.
  17. 17. wm l u 4 - oco a poco, como de puntillas, llega el invierno y la nieve y el hielo dejan el mundo vestido de blanco. Hace tanto frío que el patito feo tiene que dar vueltas y vueltas en el agua, moviendo sin cesar las patas para evitar que ésta se hiele. Cada día, el agujero que le queda es más y más pequeño. .. Al final está tan cansado y tiene tan poco espacio que ya no puede hacer ningún movimiento y comienza a helarse él también. ¡Pobre patito feo!
  18. 18. _¿ sin — s, , _ , s‘ , f . r3. _ _ ‘r , _. _ _ — ’ ‘l _ ‘ 4 ‘r: , ‘ M’ _ ’ ' i.
  19. 19. Por suerte, pasa por allí un campesino que rompe el hielo con su zueco y se lleva a casa al patito. l Éste se reanima y los niños de la casa quieren jugar con él, ll. pero se asusta pensando que tienen malas intenciones y hace i muchos estragos: se cae dentro de la cantara de la leche y lo salpica todo, se cae dentro de un barril de mantequilla y poco después entre la harina y, bien enharinado, vuela de un lado a otro. .. ‘i ¡Qué alboroto! ——grita la mujer. Mientras ésta intenta cogerlo, los niños, que también quieren atraparlo, caen unos sobre otros. .. El patito se escapa como puede y vuelve al frío y al hielo.
  20. 20. JL ‘nigynupuggx
  21. 21. f'—i‘“l . l_ ras un invierno lleno de privaciones, por fin llega la primavera. Todo florece y el aire está lleno de esperanzas. El patito, que ha sobrevivido como ha podido, aún está en las ciénagas. De repente bate las alas y las siente más fuertes que antes. Volando seguro y con valor se va hacia un jardín en el que hay manzanos y lilas. Tres cisnes majestuosos salen a su encuentro y él, con una mezcla de miedo a que lo maltraten de nuevo y de deseo de tener por fin anïigos, va hacia ellos. ‘S ¡Si tengo que morir, que sea bajo sus picos; son tan bellos!
  22. 22. Con ademán sumiso, inclina la cabeza hacia el agua y entonces. .. ¡qué sorpresa! : ve reflejada su imagen. Ya no es un patito gris, feo y desgarbado: ¡en el agua ve un cisne! Los otros cisnes llegan hasta donde está él y lo acarician. Las niñas y los niños que acuden a verlos gritan felices: ‘Í’ ¡Hay uno nuevo! ¡Es muy joven y es el más hermoso! El patito, que ha dejado de serlo, recuerda cómo había sido menospreciado y qué infeliz se sentía de saberse rechazado por su fealdad. Aunque lo intenta, no se explica lo que ha pasado. A lo mejor es sólo que ha nacido en un sitio equivocado. Lo que sí sabe, y desde el fondo de su corazón no puede dejar de decirlo, es que: S ¡Nunca podría haber soñado en ser tan feliz cuando era un patito feo!
  23. 23. L“
  24. 24. 3:; «N32 a razas"-. . .32

×