Thulani pasaba todo el día calentándose al
sol. Por las tardes, cuando el sol bajaba,
Thulani abría los ojos, se despereza...
A la mañana siguiente,
muy temprano, Thulani
salió con la vaca y
regresó a mediodía
con un viejo chivo
Barbudo.
¡Ay, Thula...
Thulani regresó a su tranquila vida bajo el
Sol. Hasta que un día, el chivo,
mordisqueando por aquí y por allá, entró
a la...
A la mañana siguiente, con la tierra aún húmeda de rocío,
Thulani salió llevando al viejo chivo.
Regresó por la tarde just...
¿Dónde has estado? Preguntó Dora.
Fui a la tienda dijo Thulani. Compré una oveja.
No será ningún problema.
Dora se encogió...
Thulani estuvo todo el
Invierno cuidando a la oveja
Echaba de menos sus
tranquilos
Cuando las primeras hojas brotaron en los árboles, Dora Dijo:
Esa oveja está muy lanuda. Es tiempo de trasquilarla.
Thulan...
Al día siguiente, Thulani salió de casa con la oveja y los paquetes de lana.
Los vendió en la tienda y con el dinero compr...
Pero cuando Dora los vio, dijo:
Thulani, necesitamos semillas, no gansos.
Es primavera y es el tiempo de sembrar.
¿Se te o...
Al día siguiente, Thulani
volvió aLa tienda con los
tres gansos y los cambió
por Semillas. “Por fin Dora
estará contenta c...
Muy pronto, unos brotes verdes y tiernos aparecieron entre la tierra removida.
Dora desmalezó el campo y soñó con la marav...
Pero cuando las primeras hojas se abrieron, Dora gritó:
¡Thulani, ven acá! Has plantado el campo de girasoles.
¿De qué nos...
Pasaron semanas
Thulani se dio
cuenta de que las
flores se estaban
marchitando. Se
inclinaban hacia
la tierra dejando
caer...
Poco después,
Dora fue a buscar
los huevos del
día y encontró
dos más que de
costumbre. A la
mañana siguiente,
había tres ...
Por fin Thulani había hecho algo bueno.
Corrió a la tienda, vendió los huevos y compró una oveja.
Unos meses más tarde, la...
Cuando Thulani vendió los corderos
y trajo a casa una vaca, Dora estaba feliz:
-Thulani, ¡qué maravilla!
Tendremos leche n...
Pronto Thulani estuvo tan ocupado vendiendo y comprando animales que ya no tenía tiempo
de echarse bajo el sol.
¡La vida s...
Pero siempre encontraba tiempo para ordeñar la vaca.
¿Sabes, Dora? Las mejores ideas se me ocurren cuando estoy ordeñando ...
El regalo del sol
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El regalo del sol

1.097 visualizaciones

Publicado el

cuentos y fabulas

Publicado en: Educación
1 comentario
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • este cuento me encanta , porque es una bella metáfora de la ideas locas, aparte de ello capta la idea del habitante costero que es un poco holgazan, pero a su vez es una persona inteligente de ahi me surga la propuesta para hacer una clase de cultura E
       Responder 
    ¿Estás seguro?    No
    Tu mensaje aparecerá aquí
  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.097
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
132
Acciones
Compartido
0
Descargas
16
Comentarios
1
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El regalo del sol

  1. 1. Thulani pasaba todo el día calentándose al sol. Por las tardes, cuando el sol bajaba, Thulani abría los ojos, se desperezaba y se iba a ordeñar la vaca. Un día, mientras ordeñaba, Thulani pensó: “Estoy cansado de tanto ordeñar. Venderé la vaca y me compraré una cabra”.
  2. 2. A la mañana siguiente, muy temprano, Thulani salió con la vaca y regresó a mediodía con un viejo chivo Barbudo. ¡Ay, Thulani! Suspiró Dora, su mujer. vendiste la vaca y ya no tendremos leche. ¿De qué nos servirá este chivo viejo? los chivos se cuidan solos, Dora dijo Thulani Y se recostó al sol. Dora no contestó y se fue a buscar unos plátanos.
  3. 3. Thulani regresó a su tranquila vida bajo el Sol. Hasta que un día, el chivo, mordisqueando por aquí y por allá, entró a la casa y se comió todo el maíz que Habían guardado para semilla. ¡Despierta, Thulani! Gritó Dora. Este chivo inútil se ha comido todas nuestras Semillas. ¡Tiene que irse! Thulani se entristeció. Pero esa noche Tuvo una idea: “Venderé el chivo y me Compraré una oveja”, pensó.
  4. 4. A la mañana siguiente, con la tierra aún húmeda de rocío, Thulani salió llevando al viejo chivo. Regresó por la tarde justo cuando la luna nueva se asomaba en el cielo tras el humo de la casa.
  5. 5. ¿Dónde has estado? Preguntó Dora. Fui a la tienda dijo Thulani. Compré una oveja. No será ningún problema. Dora se encogió los hombres: Al menos podremos vender la lana en primavera dijo.
  6. 6. Thulani estuvo todo el Invierno cuidando a la oveja Echaba de menos sus tranquilos
  7. 7. Cuando las primeras hojas brotaron en los árboles, Dora Dijo: Esa oveja está muy lanuda. Es tiempo de trasquilarla. Thulani trajo las tijeras y comenzó a cortarle la lana. Y mientras trasquilaba, pensó: “Esto es demasiado trabajo para mí. Venderé la lana y también venderé la oveja”.
  8. 8. Al día siguiente, Thulani salió de casa con la oveja y los paquetes de lana. Los vendió en la tienda y con el dinero compró tres gansos. “Dora estará contenta. Los gansos comen cualquier cosa”, pensó Thulani mientras guiaba a los gansos de regreso a casa.
  9. 9. Pero cuando Dora los vio, dijo: Thulani, necesitamos semillas, no gansos. Es primavera y es el tiempo de sembrar. ¿Se te olvidó que ese chivo inútil se comió todas nuestras semillas?
  10. 10. Al día siguiente, Thulani volvió aLa tienda con los tres gansos y los cambió por Semillas. “Por fin Dora estará contenta conmigo” iba pensando mientras las semillas brincaban en su bolsillo. De regreso en casa, Thulani contempló el terreno que Dora había preparado. Yo haré el trabajo dijo: Comenzaré hoy mismo. Y Mientras sembraba miró al cielo y vio a la golondrinas que pasaban revoloteando. El verano había llegado. ¡Podría descansar tranquilo bajo el sol nuevamente!
  11. 11. Muy pronto, unos brotes verdes y tiernos aparecieron entre la tierra removida. Dora desmalezó el campo y soñó con la maravillosa cosecha que recogerían.
  12. 12. Pero cuando las primeras hojas se abrieron, Dora gritó: ¡Thulani, ven acá! Has plantado el campo de girasoles. ¿De qué nos servirán? Lo único que hacen estas flores es seguir al sol de la Mañana a la noche. Igual que tú. Thulani miró el campo y se entristeció. Deseaba tanto que Dora estuviera contenta.
  13. 13. Pasaron semanas Thulani se dio cuenta de que las flores se estaban marchitando. Se inclinaban hacia la tierra dejando caer sus semillas. Había tantas, que Thulani las recogió en un saco y se las dio a las Gallinas.
  14. 14. Poco después, Dora fue a buscar los huevos del día y encontró dos más que de costumbre. A la mañana siguiente, había tres más. Y al otro día.... ¡había huevos por todas partes! Thulani dijo Dora emocionada, estas gallinas están poniendo más huevos que nunca debe ser que les gustan las semillas de girasol. Ahora tendremos más huevos para vender.
  15. 15. Por fin Thulani había hecho algo bueno. Corrió a la tienda, vendió los huevos y compró una oveja. Unos meses más tarde, la oveja tuvo corderos mellizos. Voy a vender la oveja y me quedaré con los corderos dijo Thulani. Dora sonrió.
  16. 16. Cuando Thulani vendió los corderos y trajo a casa una vaca, Dora estaba feliz: -Thulani, ¡qué maravilla! Tendremos leche nuevamente.
  17. 17. Pronto Thulani estuvo tan ocupado vendiendo y comprando animales que ya no tenía tiempo de echarse bajo el sol. ¡La vida se había vuelto demasiado complicada!
  18. 18. Pero siempre encontraba tiempo para ordeñar la vaca. ¿Sabes, Dora? Las mejores ideas se me ocurren cuando estoy ordeñando la vaca dijo Thulani. Tal vez tenga otra buena idea hoy. Los dos se echaron a reír mientras el sol se escondía entre los cerros.

×