Pág. 4                                    Administración PúblicaEs un término de límites imprecisos que comprende el conju...
Pág. 5Así, la dirección de las reformas es:        Una ordenación más estratégica de las políticas públicas.        Separa...
Pág. 6primitiva romana. Vinculado al término populus, pueblo de Roma, se entiendepopulicus, patrimonio común de los ciudad...
Pág. 7pago sería extendido a ambos, durante el Imperio. En cuanto a los poderes de loscuales gozaban hay que distinguir de...
Pág. 8Esta diversidad de Cuestores es expresión de cómo en la medida que la crisis delsistema esclavista se aproxima a la ...
Pág. 9fueron los vicios ocultos de las cosas mediante actioredhibitoria y actioquantiminoris[53].Para realizar sus activid...
Pág. 10aceptada en tanto la capacidad económica era un elemento limitativo de la capacidaden la antigua Roma y hubiera gen...
Pág. 11Dentro de los funcionarios que se han establecido es necesario establecer unadiferencia en cuanto a la forma en que...
responsabilidad en las concusiones o exacciones cometidas por los funcionariospúblicos.                                   ...
Pág. 15                                    BibliografíaLo visto en el trabajo fue encontrado en:                    http:/...
Pág. 3                                       IntroducciónEn el siguiente trabajo se dará a conocer como surgió la administ...
Pág. 2                                ÍndiceTemaPágina       1.    Caratula………………………………………………………………………………………1       2.    ...
Pág. 1Liceo de Computación CSSAdministración del GobiernoWilson Cerón6to AdministraciónSiclo escolar 2013                 ...
Pág. 14                                     ConclusiónComo conclusión personal entendí que en la era romana existía un rey...
Pág. 13Anexos
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Admon publica imperio romano

956 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
956
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
7
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Admon publica imperio romano

  1. 1. Pág. 4 Administración PúblicaEs un término de límites imprecisos que comprende el conjunto de organizaciones públicasque realizan la función administrativa y de gestión del Estado y de otros entes públicos conpersonalidad jurídica, ya sean de ámbito regional o local.Por su función, la Administración Pública pone en contacto directo a la ciudadanía con elpoder político, satisfaciendo los intereses públicos de forma inmediata, por contraste con lospoderes legislativo y judicial, que lo hacen de forma mediata.Se encuentra principalmente regulada por el poder ejecutivo y los organismos que están encontacto permanente con el mismo.1 Por excepción, algunas dependencias del poderlegislativo integran la noción de "Administración Pública" (como las empresas estatales), a lavez que pueden existir juegos de "Administración General" en los otros cuatro poderes o enorganismos estatales que pueden depender de alguno.La noción alcanza a los maestros y demás trabajadores de la educación pública, así como a losprofesionales de los centros estatales de salud, la policía, las fuerzas armadas, el servicio deparques nacionales y el servicio postal. Se discute, en cambio, si la integran los serviciospúblicos prestados por organizaciones privadas con habilitación del Estado. El concepto noalcanza a las entidades estatales que realizan la función legislativa ni la función judicial delEstado.Es una serie de reformas administrativas que involucran una gestión por objetivos que usaindicadores cuantitativos, uso de la privatización, separación entre clientes y contratistas, ladesintegración de instituciones administrativas tradicionales, el enfoque de estados comoproductor de servicios públicos, uso de incentivos en salarios, costos reducidos y mayordisciplina presupuestaria. Usa la evaluación como instrumento para mejorar el proceso.La nueva gestión pública tiene cuatro métodos: La delegación de la toma de decisiones en jerarquías inferiores como agencias operativas, organismos regionales, gobiernos subnacionales pues éstos están más próximos al problema y tienen objetivos más claros. Una orientación hacia el desempeño que comienza desde los insumos y el cumplimiento legal hasta los incentivos y los productos. Un mayor orientación hacia el cliente bajo las estrategias de informar y escuchar al cliente para comprender lo que quieren los ciudadanos y responder con buenos servicios. Una mayor orientación de mercado, aprovechando los mercados o cuasi-mercados (a través de contratos de gestión y personal), la competencia entre los organismos públicos, el cobro entre los organismos y la externalización, mejoran los incentivos orientados al desempeño.
  2. 2. Pág. 5Así, la dirección de las reformas es: Una ordenación más estratégica de las políticas públicas. Separadora del diseño de las políticas de la implementación, o el financiamiento de la provisión. Un sistema de gestión financiera que haga énfasis en los resultados, entregue un costeo completo, contabilice todos los insumos y los productos, y que al mismo tiempo descentralice los controles de gastos ex ante; comúnmente, los controles se hacen menos específicos (categorías presupuestarias más amplias, por ejemplo) y no se eliminan los controles externos, sino que se cambian de ex ante a ex post. Un sistema de personal descentralizado que ponga mayor énfasis en la gratificación por el desempeño. Funcionarios administrativos en la Roma Antigua.La administración romana contó igualmente desde sus inicios con los sujetosencargados de su organización y custodia. Esta fue la aparición de los primeroscuestores que la tradición no reconoce de manera unitaria para evitar confundirloscon la magistratura republicana pero de cuya existencia casi innegable, dada lanecesidad de que alguien se encargue de la custodia de estos bienes de maneraespecial, da referencia Ulpiano: “El origen de creación de los cuestores es antiquísimoy casi anterior a la de todas las magistraturas. Refiere Graccano Junio en el libro VIIsobre las Potestades que aún el mismo Rómulo y Numa Pompilio tuvieron doscuestores, que no crearon ellos mismos por su voz sino por el sufragio del pueblo.Mas, si bien esto es dudoso, es cierto que hubo cuestores reinando Tulio Hostilio. Laopinión más frecuente entre los antiguos es que este fue el primero que introdujo loscuestores en la res publica”[47].Nada de lo referente a las funciones de los reyes, el senado y otros funcionarios seencontraba en otro lugar que no fuera la costumbre, principal fuente formal delDerecho durante la Monarquía. Esto, sobre lo cual se acostumbra hoy a legislar yqueda determinado por el Derecho Constitucional o Administrativo, tiene en estossiglos su formación, proceso mediante el cual las funciones no se van estableciendo demanera caprichosa sino que van a ser provocadas por las necesidades que vive laciudad y obligan a los órganos dirigentes a asumir un rol cada vez mayor,diversificando sus funciones. La concepción política de civitas que presentan loshabitantes de Roma en tanto solo se sienten parte de su ciudad e integrantes de susociedad, son los principales elementos que permiten la asimilación por ellos de estasituación en la cual se mantienen como seres expectantes de las decisiones políticas,pero con una tendencia participativa mayor, con una identificación en crecimiento. Deesto da fe la creación de los Comicios Centuriados por Servio Tulio casi al final de estaetapa de la historia de Roma.El derrocamiento de la Monarquía en el siglo V a.n.e. provocó que los patriciosromanos, ahora dotados del poder político, asumieran las antiguas funciones de losreyes. Dentro de ellas, recibieron las administrativas y con estas se adjudicaron comopueblo también la propiedad de todas las cosas que constituían la Hacienda Pública
  3. 3. Pág. 6primitiva romana. Vinculado al término populus, pueblo de Roma, se entiendepopulicus, patrimonio común de los ciudadanos.No obstante, sí aparecen toda una serie de cambios en este patrimonio estatal. Varíasu forma de administración, ahora a cargo del pueblo y de los magistrados designadospara tales fines, aumenta el número de bienes y las formas de adquisición de losmismos, se le reconoce al dominio público como Erario y estos bienes se vuelven másdinámicos dentro de la vida comercial de Roma, apareciendo sobre ellos unasubclasificación.Desaparecido el principal administrador de los bienes de la Hacienda Pública que erael Rey es entonces necesario que esa función se traslade a otra persona. Aquí aparecenentonces los magistrados como los sujetos dotados de auctoritas con capacidad paradesarrollar determinadas actividades en la esfera política, la justicia y otros medios.La principal magistratura que sustituiría al Rey desde el punto de vista orgánico yestructural es el Consulado. Esta, al igual que otras magistraturas, sería elegible porlos ciudadanos para que de manera colegiada dos patricios tuvieran la máximaautoridad judicial, política, militar, religiosa y administrativa durante un año conalgunos derechos que le asistían como la promulgación de edictos y convocarasambleas, entre muchos otros.Ante esta variedad de funciones existieron otros sujetos que el populus determinabapara realizar las funciones propiamente administrativas. Vinculados a estas en Romaes apreciable un gran número de personal donde las figuras se dividen entre losmagistrados y los sujetos que se vinculan a ellos, los funcionarios. Ya se ha dicho queel rey contaba con un grupo similar de personas que lo asistían y colaboraban en estasactividades pero aquí ya aparece un grupo delimitado para estas funciones por lavoluntad popular y con la capacidad, basado en los poderes del populus, pararevocarlos. El término funcionario, a su vez, se emplea para referirse a los sujetos queparticipan de empleos de carácter público y responden a una determinada jerarquíadada por el mismo Estado[48]. Viene el mismo del latín functio que significa función,ejercicio de alguna facultad, empleo u oficio y que se generalizó para referirse aquienes desempeñaban una actividad de carácter público.Los mismos magistrados eran funcionarios pero tenían marcadas diferencias conaquellos. Se distinguían entre sí en el rango y reconocimiento social, jerarquía política,facultades que le asistían y gratuidad o no de la actividad. La autoridad de la cualestaban dotados los magistrados y del honor que representaba tal condición lesdotaba de mayores poderes. Eso determinaba que el origen de uno y de otro fuesediferente pues para ocupar una magistratura se exigía la condición de ciudadano queimplicaría, por derecho de ciudadanía, gozar del ius honorum y del ius sufragii. Elfuncionario podía, y de hecho muchas veces lo fue, un liberto. Esto tenía unaexplicación y se basa en la dependencia jerárquica que se establece entre ellos, deforma que la actividad de un mero funcionario no era suficiente para un patricioromano que esperaría a ser elegido, en caso de interesarle, para la ocupación dealguna magistratura, según le correspondería por su rango. Luego, Roma necesitabade estos otros sujetos para llevar a cabo las decisiones de los magistrados y auxiliarlosa ellos en el cumplimiento de su propia función pública. Otra diferencia existente es lagratuidad de la magistratura y el pago o dotación que los funcionarios debían recibirpor la realización de esas actividades y que salía del Tesoro de la ciudad. Luego el
  4. 4. Pág. 7pago sería extendido a ambos, durante el Imperio. En cuanto a los poderes de loscuales gozaban hay que distinguir dentro de las mismas magistraturas a las curules[49]de las no curules, pues las primeras gozaban de iurisdictio, imperium merum eimperium mixtum, mientras las otras no. Por el imperium merum las decisionestomadas por el magistrado eran de obligatorio cumplimiento. El funcionario comúnsiempre se subordinó a las orientaciones dadas en estos casos. Un ejemplo sobre elloes la existente entre los Pretores y Lictores. Mientras los primeros gozaban de todoslos poderes y de la máxima autoridad después del Cónsul, los otros se vinculaban a ély lo ayudaban en sus decisiones. Los Lictores se clasificaban en Dominii y Militarii. LosDominii eran aquellos que le asesoraban desde el punto de vista de la decisión atomar, mientras que los Militarii llevaban a ejecución la decisión tomadaanteriormente.Dentro de los magistrados, aquellos que se van a dedicar particularmente a lasactividades relacionadas con la administración de la Hacienda Pública son losllamados Cuestores. Esta magistratura, la Cuestura, se retomó en el año 421 a.n.e. paraauxiliar a los cónsules en la custodia del Tesoro Público y en otras funcionesadministrativas; así como para la atención de ciertas cuestiones judiciales[50]. En uninicio eran solo dos que ingresaban al cargo por la vía de la designación; pero elincremento de los bienes sobre los cuales recaía su actividad de control los llevó aaumentar en número hasta llegar al número de 40 en tiempos de Julio César. Aunquese ha planteado que en sus inicios se dedicaban a la justicia penal, esta función no es laque los identificaba dado que, además, administraban el erario e intervenían en larecaudación de impuestos, asemejándose a agentes fiscales administradores[51].La Cuestura comenzó siendo una magistratura menor por la cual se iniciaba la carrerapolítica de los jóvenes. Esto es expresión, sin duda, del bajo relieve de la dignidad conrespecto a las otras, pero puede brindar unos importantes criterios sobre la formacióndel político y posterior representante popular: lo primero que se entendía de todofuncionario romano es que fuese un buen administrador en el cual Roma pudieraponer sus destinos y así sus bienes. Esta relevancia que va alcanzando el cargodetermina que deje de ser designado por los Cónsules y comience a ser designadospor los mismos Comicios. Se convierte en un órgano de elección directa pues elromano necesita confiar y participar directamente en la elección de quien sería eladministrador de la ciudad.Con el crecimiento y desarrollo de Roma hacia su forma de Estado Imperial se llegó aestablecer varios tipos de Cuestores, siendo apreciable una especialización ydeterminación de sus funciones. Ellos fueron: Los Cuestores Urbanos, los CuestoresProvinciales y los Cuestores Itálicos[52]. Los Urbanos residían en Roma, administrabanel tesoro del Estado, cuidaban el Templo de Saturno, custodiaban las banderas de laguerra y el archivo del Estado y acompañaban a los magistrados que recibían loscargos al juramento. Los Provinciales o Militares eran los ayudantes de losGobernadores o Delegados de Provincia y podían sustituirlos en caso de ausencia,administraban las unidades militares y el Tesoro Provincial y cuidaban la realizaciónde los pagos a los miembros del ejército así como la venta del botín. Los itálicosactuaban en determinadas localidades como el Puerto de Ostia, próximos siempre a laciudad.
  5. 5. Pág. 8Esta diversidad de Cuestores es expresión de cómo en la medida que la crisis delsistema esclavista se aproxima a la forma imperial de gobierno, se va complejizando laorganización administrativa, proliferando los funcionarios para el gobierno, en estecaso, de los nuevos territorios conquistados sin desatender a la antigua Roma oatentos a cuestiones muy particulares cuales son los ítalos. El caso de los CuestoresProvinciales o Militares manifiesta una relación muy cercana que se va a establecerentre la Administración propiamente dicha y la organización militar, en tanto la formade gobierno en las provincias tenía un contenido netamente militar por la situación deconquista en que se encontraba la mayoría de ellas, estuvieran pacificadas o no,exigiendo la presencia del Ejército y de un control militar; así como de unaadministración coherente de los recursos del territorio y su adecuado envía a Roma.No obstante, las funciones no deben mezclarse sino que pueden coexistir en la mismapersona. La llegada del Imperio y la extensión de la más aguda militarización a todo elterritorio romano demostrarán la necesidad de acercar ambos aspectos sin que lomilitar y lo administrativo pierdan su propia esencia. De hecho, estos cuestores noactuaban en condición de militares sino de administradores, aún cuando hubiesentenido que tomar las armas, cual era el espíritu del romano y de la honra que para esterepresentó durante mucho tiempo la participación en el Ejército.Cabe señalar que los Cuestores, como magistratura menor, no gozaba del derecho deescribir edictos por lo que sus medidas eran propuestas al Senado y promulgadas poreste como respuesta de su debate mediante Senadoconsultos. Actuaban entonces,como se habrá podido apreciar, de manera muy subordinada al pueblo y al Senado,sobre quienes se entendía que recaía realmente la capacidad de decidir con respecto aaquellos bienes que los cuestores tenían las principales funciones de custodiar yconservar.Otro funcionario vinculado a la Administración es el Edil Curul. Este también sedeterminaba mediante la vía de la designación por el pueblo a través de los Comicioscon el fin de asistir a los Cónsules. Al analizar sus funciones es evidente cómodescansaban sobre ellos toda una serie de actividades de carácter administrativo quesi bien eran originalmente obligaciones de los Cónsules, en la práctica luego seríanllevadas a cabo por estos y asumidas de manera permanente. Sus deberes eran cuidarla conservación de los edificios, almacenes, graneros y otras instituciones públicas;intervenir en las operaciones de compraventa de los mercados como salvaguardas dela costumbre y la moral del pueblo, presentes así en dichos actos. Por esto último seles consideraba una magistratura de policía en tanto vigilaban el orden público y losalrededores de Roma hasta una milla de distancia de sus muros.La función del cuidado de los edificios públicos determinó que tuvieran una ampliaincidencia en la vida social de Roma. Así debían vigilar las limpiezas de las calles yplazas, las condiciones sanitarias de las termas, las provisiones de víveres, la luchacontra la especulación sobre los artículos de primera necesidad, vigilar la calidad delos productos en el mercado, controlar los pesos y medidas y organizar los juegospúblicos. Es apreciable en el contenido de sus funciones una diferencia con respecto alCuestor: era un magistrado mucho más dinámico que debía tomar determinacionesjudiciales menores en algunos casos. Por ello, fueron dotados del ius edicendi,publicando edictos en los cuales exponían la base de su futura actividad. En ellosestablecieron normas que fueron incorporadas al sistema jurídico de Roma como
  6. 6. Pág. 9fueron los vicios ocultos de las cosas mediante actioredhibitoria y actioquantiminoris[53].Para realizar sus actividades los Ediles recibían una cantidad de dinero de la HaciendaPública de Roma, viéndose obligados a pagar con parte de sus propios patrimonios encaso que no fuera suficiente. Esto beneficiaba su carrera política por lo que destinabangrandes sumas al efecto para conquistar el apoyo de los habitantes de la ciudad,votantes en los Comicios. Esto sucede por el carácter gratuito de las funcionespúblicas durante la República Romana, manteniéndose en torno a ellas el mismoprincipio en virtud del cual funcionó la Monarquía: el patrimonio de los miembros delEstado se encuentra separado del patrimonio del Estado en sí mismo, esta es laHacienda Pública.Otros funcionarios republicanos vinculados al tema de la Administración Públicafueron los Censores. Aunque no son reconocidos tradicionalmente por su incidenciaen esta esfera, dedicados particularmente al censo quinquenal en protección delderecho consuetudinario de Roma y estableciendo las listas de todos los ciudadanosque cumplían o no los requisitos morales romanos, actuaron por esta misma vía en laHacienda Pública. Primero, fueron quienes rescataron de la Monarquía la función deentregar en arriendo las tierras comunes a particulares. En este momento se realizamediante un concurso celebrado al inicio de la magistratura, es decir, cada cinco años.El concurso consistía en una especie de subasta por la cual los mejores concursantesrecibían el uso y disfrute temporal de las tierras, existiendo entonces cada vez menostierras comunes a disposición de la población en general. Esta situación es ilustrativade cómo se van buscando nuevos mecanismos para incorporar fondos a la HaciendaPública, estableciendo nuevos mecanismos de pago. Este pago era separado delimpuesto posterior por utilizar la tierra comunal.En relación con la función anterior, los Censores cedían a los empresarios particularesla posibilidad de colaborar en la construcción de las obras públicas tales como calles yacueductos. También les permitían colaborar en la entrada de abastecimientos dedeterminadas mercancías necesarias para el estado y que por determinadassituaciones el mismo patrimonio estatal no podía realizar. Un ejemplo sería eltransporte de trigo y cereales desde Egipto hasta Roma, por el que llegó incluso aotorgarse derechos de ciudadanía en los tiempos de crisis y de escasez. El sistema deincorporar a los particulares por los Censores fue mediante un sistema parecido al delconcurso para las tierras. La presencia del pretor en estos casos era determinantepues el romano necesitaba la garantía de que este sujeto gozaba de la dignidad y lamoral necesaria para participar en actividades de índole pública, manteniendo conello los principios éticos y morales de la sociedad.Los Censores se encargaban también de la recaudación de las tasas aduaneras, losimpuestos provinciales y el resto de los tributos. Esto está muy vinculado a laexistencia de varios tipos impositivos vinculados a su esfera de acción. Ellosdeterminaban quienes gozarían del privilegio que implicaba la entrega de algunostributos tales como el pago al Ejército, el tributo de ciudadanía y el pago por el uso delos servicios públicos y el empleo de las tierras comunales. Igual velaban por suposible incumplimiento, lo cual hubiera provocado que el sujeto fuese tachado delcenso por pérdida de ese requisito para participar de la vida política de Roma. No escreíble que la justificación de una imposibilidad de pago por insolvencia hubiera sido
  7. 7. Pág. 10aceptada en tanto la capacidad económica era un elemento limitativo de la capacidaden la antigua Roma y hubiera generado igualmente una limitación de hecho en susposibilidad de obrar y el consiguiente prejuicio social. “El Censor devenía un vigilantedirecto de la moralidad de los magistrados, puesto que quien fuera vetado por él nopodía asumir una magistratura”[54].Detrás de todos estos funcionarios se encontraba el populus, controlador de susdiferentes actividades y del buen tino en el control de los recursos de Roma. Entoncesse vincula a esta actividad de administrador el Tribuno de la Plebe y sus Ediles.El Tribuno de la Plebe era el representante de los intereses del pueblo frente al restode las estructuras políticas de Roma y las otras magistraturas dominadas en principiopor los patricios y funcionando a partir de sus criterios de exclusión política de laPlebe. Este tribuno no tendría poder de decisión, imperium, ni poder de ejecución,auctoritas, pero sí tendría lo que los iuspublicistas romanos contemporáneos hanllamado el poder negativo, basados en el intercessio, o posibilidad de oponerse a lasdecisiones tomadas por los otros del Estado romano. Esta posibilidad se reflejóigualmente en materia administrativa, al vetar determinadas leyes propuestas por lospatricios y aportar incluso proyectos de regulación para proponer en nombre de laPlebe.En este caso se encuentran, por ejemplo, los Hermanos Graco, quienes presentaronuna reforma con fuerte influencia a lo administrativo. Por la Ley de Liciano y Sextio enel año 376 se limitaba a los particulares a la ocupación de las tierras del Estado a 500yugadas así como el usufructo de los campos de pastoreo no pudiendo ser llevadosmás de cien cabezas de ganado grande ni más de 500 de ganado pequeño. Esta eraampliada por la reforma propuesta por Tiberio Graco, con un aumento en la cantidadde tierras entregadas por el Estado si tenía hijos y con un límite de 250 hectáreas.Además, la tierra estatal restante se reincorporaba al dominio público pararedistribuirla entre los ciudadanos pobres mediante arriendo hereditario[55]. Luegoesta labor sería continuada por Cayo Graco cuando dispone por lex frumentaria laventa del trigo de los almacenes del Estado a un precio inferior al del mercado paragarantizar con ello el acceso a este cereal a la población más pobre. Por esto seintrodujo un control estatal sobre los precios y fue necesaria una reforma conrespecto al Tesoro por los recursos que de este se requerían para la materializaciónde este proyecto. Igualmente, se reajustó el sistema tributario, existiendomodificaciones en torno a la forma de realizar la recaudación y el establecimiento denuevos tributos. Incluso, seguidores de estos Tribunos mantienen esta influenciasobre la Administración Pública pues Saturnino propone, años más tarde, la venta depan más barato y el reparto de tierras en África.Vinculados a los magistrados estaban los funcionarios quienes, tal vez a causa de surelación de dependencia con respecto a los magistrados en cuanto a la realización desus funciones, recibieron el nombre de dependientes o subalternos. Generalmenteeran libertos que trabajaban para el populus cumpliendo diversas tareas de índolepública tales como lictores, escribanos, contadores y auxiliares de todo tipo[56]. Nollegaban a ser magistrados en sí mismos pero se asociaban a estos por sus actividades,siendo simplemente funcionarios en el sentido que es un individuo que desempeña unempleo público[57].
  8. 8. Pág. 11Dentro de los funcionarios que se han establecido es necesario establecer unadiferencia en cuanto a la forma en que se determinan sus facultades. En el caso de lasmagistraturas, a la vez que van surgiendo para un fin determinado, dentro de esamisma idea queda agotada su función y por tanto su número de facultades. Noobstante, no existe una ley que establezca taxativamente las facultades y obligacionesde cada magistrado o funcionario, quienes deberán regirse entonces por lo que latradición oral, la costumbre, ha planteado para ese particular. Se incluye aquí quealgunos de estos funcionarios pueden violar lo que esté previamente determinado sila colectividad o los principios jurídicos dentro de la misma tradición jurídica así leordenan. Esta fue una forma de ir perfeccionando en la práctica lo primeramenteestablecido, que se va delineando a medida que la sociedad, la política y el derecho enRoma van cambiando. De hecho, pueden aparecer delimitaciones de competencia queno estuvieran previstas de origen como los dos pretores: urbano y peregrino,dicotomía surgida de la necesidad de establecer una diferencia entre ambos camposde acción por parte del magistrado: los romanos y estos con los extranjeros. Luego, seharía necesario ir reglando estas actividades, apareciendo entonces los edictos comouna declaración anterior de cuales serían las actividades que desarrollaría elmagistrado en cuestión. Se debían regir por los Edictos para la realización de sufunción pública y eran de obligatorio cumplimiento. No obstante, el funcionarioromano siempre pudo resolver, en dependencia de sus facultades, algunas cuestioneslibremente.Estas libertades de los funcionarios se van limitando cada vez más, con el desarrollode fuerzas políticas internas que ejercen presión en diversos sentidos sobre lasestructuras estatales romanas y las personas que en particular ocupan los cargos enesos momentos. Parte de este movimiento se debe a la fuerza adquirida por losquirites y por el plebeyado a través de los Comicios Plebeyos y del Tribunado de laPlebe. Se une a esto la existencia de grandes extensiones de tierra que administrar porRoma a fines de la República que le obligan a ir diversificando y de pasocomplejizando los grupos de funcionarios que comienzan a trabajar por todas partesde la República, realizando frecuentes actos de corrupción sobre todo hacia provincia.Incluso la ley judicial romana garantizaba la impunidad completa de los recaudadoresde la categoría de equites[58].El resultado de esta situación fue la promulgación de las leges Glaucia y Serviliarepetundarum[59]. La primera exigía una mayor responsabilidad por parte de losfuncionarios y la segunda establecía un procedimiento judicial más severo frente a lascausas por corrupción. En cumplimiento de esta legislación en el año 194 a.n.e. seinstruyeron varios procesos contra diferentes miembros del Ejército.Muestra de exigencia en este sentido es el reconocimiento a partir de los tiempos deSila del delito de peculatus[60]. Este delito, de una muy amplia concepción en Roma alproteger todo lo concerniente al patrimonio del Estado, tipifica en una de susvariantes la actividad de apropiación indebida de los funcionarios que participaban enla contaduría del Erario de sumas de dinero que debían haber entregado al Tesoro.Para ello se estableció además un procedimiento judicial especial.Otro reflejo de esta situación en Roma se encuentra en la ley de César sobre lacorrupción del año 59 (lex Iulia repetundarum), por la cualestablecía normas aefectuar a los gobernadores provinciales, aumentándose al mismo tiempo su
  9. 9. responsabilidad en las concusiones o exacciones cometidas por los funcionariospúblicos. Pág. 12 La Monarquía RomanaLa monarquía romana (en latín, RegnumRomanum) fue la primera forma política degobierno de la ciudad estado de Roma, desde el momento legendario de su fundaciónel 21 de abril del 753 a. C., hasta el final de la monarquía en el 509 a. C., cuando elúltimo rey, Tarquino el Soberbio, fue expulsado, instaurándose la República romana.Los orígenes de la monarquía son imprecisos, si bien parece claro que fue la primeraforma de gobierno de la ciudad, un dato que parece confirmar la arqueología y lalingüística. La mitología romana vincula el origen de Roma y de la instituciónmonárquica al héroe troyanoEneas, quien, huyendo de la destrucción de su ciudad,navegó hacia el Mediterráneo occidental hasta llegar a Italia. Allí fundó la ciudad deLavinio, y posteriormente su hijo Ascanio fundaría Alba Longa, de cuya familia realdescenderían los gemelos Rómulo y Remo, los fundadores de Roma. La Autocracia RomanaLa aristocracia es un concepto social cuya acepción más inmediata se refiere aaquellas personas que en un estado o nación ocupan y ejercen el poder político yeconómico por derecho hereditario.1 A la clase de los aristócratas se les llama también«los nobles» o «la nobleza». En los países europeos, por ejemplo, los aristócratas onobles son los reyes, príncipes, duques, condes, barones, o los que traen causa pornobleza marcadamente militar como adelantados, almirantes, marqueses perotambién, en ocasiones, algunos emperadores. En tiempos pasados la Antigua Romatuvo a los patricios como clase aristocrática y en otros países, como Japón, los noblesdel pasado fueron primero losdaimyō de alto rango y más tarde los kazoku, en la Indiaeran los chatrías etc.Una segunda acepción del término «aristocracia» considera que éste no se refiere aquienes ya gobiernan de facto por haber heredado un título de nobleza sino que serefiere a quienes deberían gobernar por ser los más capacitados para ello, sinimportar el que sean o no los portadores de un título hereditario. Siguiendo el mismoprincipio puede considerarse también que el alto nivel de la posición social, porejemplo un alto nivel económico, sea también un criterio para identificar a laspersonas que deben gobernar; otros criterios tradicionalmente relacionados con estasegunda acepción de la aristocracia son la plutocracia (gobierno de los ricos) o lademocracia (gobierno del pueblo), sobreentendiendo que los colectivos aquídenominados («los ricos» y «el pueblo») son «los mejores o más aptos» para gobernar.
  10. 10. Pág. 15 BibliografíaLo visto en el trabajo fue encontrado en: http://es.wikipedia.org/wiki/Imperio_romano http://es.wikipedia.org/wiki/Aristocracia http://www.revistapersona.com.ar/Persona50/50Pelegrin.htm
  11. 11. Pág. 3 IntroducciónEn el siguiente trabajo se dará a conocer como surgió la administración publica en Romacuenta que La administración romana contó igualmente desde sus inicios con lossujetos encargados de su organización y custodia y al igual que la administraciónpública también encontrara lo que es la monarquía y la aristocracia.
  12. 12. Pág. 2 ÍndiceTemaPágina 1. Caratula………………………………………………………………………………………1 2. Índice………………………………………………………………………………………….2 3. Introducción……………………………………………………………………………….3 4. Admón. Pública…………………………………………………………………………...4 5. Admón. En Roma Antigua………………………………………..5,6,7,8,9,10,11 6. La Monarquía y Autocracia Romana…………………………………………..12 7. Anexos……………………………………………………………………………………...13 8. Conclusión………………………………………………………………………………..14 9. Bibliografía……………………………………………………………………………….15
  13. 13. Pág. 1Liceo de Computación CSSAdministración del GobiernoWilson Cerón6to AdministraciónSiclo escolar 2013 Administración Pública (Imperio Romano) Joselyn Mariela Álvarez MarroquínGuatemala, 29 de enero de 2013
  14. 14. Pág. 14 ConclusiónComo conclusión personal entendí que en la era romana existía un rey que era el queorganizaba todo lo administrativo del lugar tanto en lo social como lo económico yhasta en lo espiritual en ese entonces el rey escogí a personas llamadas patricio paraque se encargaran de todo lo que él hacia ahí fue donde surgió la Autocracia quesignifica que cualquier persona es libre de poder gobernar sin ser obligado tendrá queser escogido por el Rey.
  15. 15. Pág. 13Anexos

×