Zapotecas

8.727 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
1 comentario
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
8.727
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
37
Comentarios
1
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Zapotecas

  1. 1. La cultura zapoteca es la expresión precolombina del pueblo zapoteco, que históricamente ha ocupado el sur de Oaxaca y en el istmo de Tehuantepec (México). En la actualidad la familia de sus lenguas consiste en más de 15 idiomas que están en peligro de desuso. En la época precolombina, los zapotecas fueron una de las civilizaciones más importantes de Mesoamérica.<br />El nombre zapoteca es de origen náhuatl, y quiere decir " el pueblo del zapote" , mas ellos se denominaban así mismos " binni záa" que significa " gente que vienen de las nubes" <br />Los origenes míticos de los zapotecas<br /> Una tradición zapoteca menciona a Petela como su Patriarca, al cual atribuyen haber sido sobreviviente de uno de los diluvios y quién condujo y guió a su pueblo hasta los Valles Centrales de Oaxaca, donde fundaron Teotitlan del Valle (Xaquija, Constelación celeste). Se dice procedían del oriente de una ciudad mítica llamada Tamoanchan (se desciende a su hogar), de acuerdo a una Relación de Ocelotepe elaborada por Nicolás Espíndola el 15 de mayo de 1580.<br /> Otra tradición mencionada por Wilfrido Cruz, acerca del origen de los zapotecas, los refiere en la leyenda de los Binigulazaa, escrita en su libro el Tonalamatl zapoteco publicado en 1926. Relato que retoma Gabriel López Chiñas en su libro Los Vinigulasa, editado por la UNAM en 1974. En dicho relato refiere que los padres de esta cultura “descendieron de nubes en forma de aves hermosísimas, de plumaje multicolor y de extraños y melodiosos cantos… Eran los más valientes guerreros y los más ilustres sacerdotes. Eran de alta estatura y algunos dicen que tuvieron una talla gigante. Eran magos, médicos y adivinos y sabían leer en los cielos estrellados los caprichos del futuro”.<br />Dicen que los binigulazáa “anunciaron su desaparición, siglos antes de que la estrella cauda que aterrorizara a Moctezuma II, iluminara los cielos… y que muertos, desaparecidos o metamorfoseados (en jaguares, lagartos, águilas, grandes peñas o árboles), los binigulazáa, de la gran nación Záa, sólo quedaron los débiles, los pusilánimes que más tarde fueron los esclavos del conquistador”.<br />Aunque “lo más probable es que la desaparición de los binigulazáa se relaciones con alguno de los cataclismos que los nahuas llamaron Soles. Pero la tradición refiere que los Binigulaza se arrojaron a las aguas de los ríos Atoyac y Tehuantepec, consagrados por los zapotecas para sus ceremonias rituales. Convirtiéndose en peces y animales de toda clase, o bien en idolillos de piedra”.<br />Posibles orígenes de los zapotecas según las crónicas<br /> Basándose en cronistas anteriores, el padre Gay hace hincapié sobre los zapotecos “sus costumbres fueron por mucho tiempo humanas, como las de los toltecas y siempre menos crueles que la de los aztecas. Se creían los primeros pobladores de la tierra, alegando esa antigüedad como título de honor y un motivo de referencia sobre otros pueblos.” En lo cual coinciden diversos investigadores.<br /> Por la antigüedad que se le atribuye, la importancia política y el amplio territorio de acción que mantuvo durante más de cuatro mil años. Fray Juan de Torquemada los hace venir del norte, lo que se encuentra confirmado por las tradiciones de los indios y el sentido de sus pinturas, dice el padre José Antonio Gay, “especialmente una que se halló en Coatlán hacía el tiempo de la conquista.<br /> Los historiadores coinciden en que zapotecos y toltecas eran pueblos diferentes, que entraron a América en la misma época, pues unidos hicieron su peregrinación desde Asia. “A la muerte de Teponahuaztli, en la tierra de Cham, dice el historiador Pedro Herrera, Cuapitz, para proseguir su peregrinación, se puso a la cabeza de los toltecas, los xicalancas, los olmecas y los zapotecas... procedentes del país de Sennar, poco después de haberse edificado la torre de Babel. En este caso hay que dar a los zapotecas la más remota antigüedad.”<br /> Y continua el padre Gay, “Teponahuaztli, según el señor Núñez de la Vega, citado por Buturini, fue nieto de Noé, vio la torre de Babel... Así, pues, los zapotecos, los olmecas, los toltecas y los jicalancas peregrinaron desde Asia para América, poblaron la ciudad antiquísima de Huehuetlapallan (Monte Albán?), intervinieron en la construcción de los celebres palacios de Palenque. Boturini dice que reinando Ixtlilcuechahuac (segundo rey de Tula en la primera serie), cerca de los años 660 de la Encarnación de Cristo, Huemac el celebre astrónomo, convocó a los sabios de esta nación, y con su auxilio y el consentimiento del rey, formó el famoso libro Teoamoxtli, en que se daba razón del origen de los indios, de su dispersión después de la confusión de las lenguas en la torre de Babel, de su peregrinación por el Asia, de las ciudades que fundaron en América, de la fundación de Tula y de los monarcas que habían tenido hasta aquel tiempo, así como de las costumbres, leyes, ceremonias del culto.<br />Los chinos visitaron el país de las nubes<br /> El pasaje que nos presenta el padre Gay, es sumamente interesante, pues coincide con las noticias relatadas en el libro del Fusang, escrito por el viajero chino Hui Seng, monje budista, provenientes de Jibia (Cachemira), durante la dinastía Wei; de quien se presume “llegó a lejanos países al otro lado del Mar oriental que los historiadores han identificado con California o México principalmente.” Señala Vargas Martínez, pero quizá se trate de Monte Albán o Teotihuacan, pues en esos años no existía Tenochtitlan. Esto sucedió entre los años 458 a 499, tiempo que permaneció y regresó a China a informar a la corte de su hallazgo.<br />Quetzalcóatl uno de los civilizadores en épocas tardías<br /> Por otro lado no deja de asómbranos saber que “... algunos sabios pensadores (opinan) que hubiese habido dos imperios toltecas. El primero, a la que tal vez pertenezca la primera serie de monarcas asignada por Torquemada a Tula, tuvo por capital a Huhutlapallan, fundada a los 2,237 años de la creación del mundo, según Veitia,... En esta ciudad tuvo lugar la corrección del calendario verificada cien años antes de la era cristiana, según Boturini; en el año Uno Pedernal, que corresponde a 3,901 de la creación, según Veitia. Poco después de esta corrección, los zapotecos, unidos a los olmecas y los jicalancas, se alejaron de su antigua patria para poblar el territorio que hoy pertenece a los estados de Oaxaca y Puebla. No muchos años después, en el que los indios señalaron con el jeroglífico Uno Caña, que debió ser el año 63 de la Era cristiana, Quetzalcoatl, a la cabeza de otros extranjeros, enseñó en Huhutlapallan una doctrina nueva, intentando una reforma civilizadora... En esta suposición, los zapotecas poblaron el Valle de Oaxaca, poco menos de 100 años antes de Jesucristo.” <br /> Algunos años después de poblado Tollán, aportaron en Pánuco gente de traje y costumbres desconocidos hasta entonces. Vestían túnicas largas y negras como las sotanas de los clérigos, abiertas por delante, con mangas anchas que llagaban hasta el codo. Su trato era dulce y su inteligencia bien desarrollada.”<br /> Sin embargo este relato lo ubica a finales de la Época Clásica (700-900 d.C.). Estos extranjeros, guiados por su caudillo Quetzalcoatl, llegando a Tula enseñaron las artes al pueblo y dictaron leyes civilizadoras. Por esta causa fueron estimados y honrados en la ciudad capital de los toltecas, más viéndose perseguidos después, hubieron de huir refugiándose en Cholula, en donde permanecieron algunos años, gobernando sabiamente al pueblo. “Durante el tiempo de su residencia en este lugar, Quetzalcoatl envió una parte de los suyos “a la provincia de Huaxyacac, a poblarla, y a toda la mixteca alta y zapoteca; y estas gentes dicen que hicieron aquellos grandes y suntuosísimos edificios de Mixtlan.”<br /> “No... fueron únicamente los extranjeros, compañeros de Quetzalcoatl, los que vinieron a poblar la Zapoteca, sino también muchos otros de los primitivos pobladores de Tula, discípulos y adeptos suyos...” Los historiadores refieren que, en efecto, destruidos por el hambre, las guerras y otras plagas, los restos miserables de aquel pueblo perseguido por la desgracia, emigraron hacía Onohualco y Guatemala, dejando a muchos a su paso en el Estado de Oaxaca.<br />Las aportaciones de la arqueología prehistórica Actualmente algunos investigadores como Román Piña Chan sostiene que “la cultura zapoteca es el resultado de un largo periodo de desarrollo, en el cual intervinieron principalmente grupos de la Costa del Golfo y gentes sureñas emparentadas con los mayas; iniciándose el poblamiento de Oaxaca con el asentamiento de algunos grupos en sitios de Monte Albán, Huamelulpan, Monte Negro, Yagul, Laguna Zope, Juchitán, Puerto Ángel, etcétera, los cuales están afiliados a los olmecas de la Costa, y habían comenzado a infiltrarse en tierras oaxaqueñas desde unos 900 años a. C.”<br />Aunque la mayoría de los historiadores convienen que las primeras migraciones humanas que cruzaron por el estrecho de Bering lo hicieron alrededor 30 mil años atrás; los estudiosos de las culturas de Oaxaca, han podido comprobar la presencia del hombre en Valles Centrales hace 12 mil años. Con sus investigaciones han podido establecer una secuencia evolutiva de estos pequeños grupos de nómadas, hasta desarrollar una agricultura incipiente, alrededor de 8 mil años, para llegar a conformar un sistema agrícola muy eficiente hace 4 mil años aproximadamente, que hoy conocemos como milpa (frijol, calabaza y maíz). Por Gubixa Zaabedxe / Binigulazáa MMX [1]<br />[editar] Religión<br />Eran politeístas, eso quiere decir que tenían varios dioses. Su dios principal se llamaba Xipe Totec y este se le conocía por tres nombres:<br />Totec: es el dios mayor, el que los regía. <br />Xipe: es el dios creador, aquel que hizo todo como es ahora. <br />Tlatlauhaqui: es el dios astro, el Sol. <br />Otros de los dioses principales eran:<br />Cocijo: Dios del trueno y de la lluvia. <br />Pitao Cozobi: Maíz tierno. <br />Copichja: Deidad solar. <br />Coqui Xee: El increado. <br />Coqui Bezelao: Dios de los muertos. <br />Pitao Cozana: Dios de los antepasados. <br />Quetzalcoatl: Viento. <br />Xonaxi Quecuya: Terremotos. <br />También tenían ciertas supersticiones, como el " Nahualismo" . Esta consistía en que cada vez que una madre esperaba una cría, el día del nacimiento se ponían cenizas en la choza donde vivía el recién nacido y al siguiente día la huella del animal que se formara sería el " tótem" del niño: aquel animal que lo representa y le da su personalidad.<br />Otra creencia llamada " Tona" consistía en que los magos oscuros aprovechaban su " tótem" y se convertían en animales para hacer maldades en la noche.<br />[editar] Calendarios<br />Yza: tenía 365 días agrupados en 18 meses. Utilizado para las cosechas, estaba organizado en 18 meses de 20 días cada uno, contaba al final con un periodo de cinco días. <br />Piye: tenía 260 días repartidos en 13 meses. Utilizado para ponerle nombre a los recién nacidos, estaba dividido en meses de 20 días. <br />El registro y medición del tiempo y la observación de los ciclos astronómicos, fueron realizados por los zapotecas desde épocas tempranas.<br />[editar] Cultura<br />Monte Albán es un conjunto arquitectónico sagrado que se suma a las costumbres religiosas de los pueblos mesoamericanos. Fue construida con varias plataformas escalonadas como pirámides de diferentes alturas. Dentro de la misma se llevaban a cabo juegos de pelota. La diferencia de otros complejos es la inclusión de edificios dedicados, probablemente, al culto funerario. También figuran relieves labrados en losas de piedra representando individuos con deformidades en el cuerpo, conocidos como los danzantes.<br />Los códices mixteco-zapotecas permiten conocer la vida y costumbres de la región. Estos documentos fueron escritos en jeroglíficos y sobre piel de venado y fueron pintados con gran colorido. Además existen inscripciones epigráficas datadas entre el 400 a. C. y el 900 d. C.<br />En Mitla, otro lugar con testimonios de este pueblo, subsisten pinturas murales plasmadas sobre fondo rojo que representan el águila, los dioses nocturnos y a Cocijo. En Hierve el agua, los zapotecas crearon un sistema de riego artificial único en mesoamérica.<br />Los zapotecas desarrollaron un calendario y un sistema logofonético de escritura que utilizaba un carácter individual para representar cada sílaba del lenguaje. Este sistema de escritura es considerado como la base de otros sistemas de escritura mesoamericanos desarrollado por los olmecas, los mayas, los mixtecas y los aztecas. En la capital azteca de Tenochtitlán, habitaban artesanos zapotecas y mixtecas, cuyo desempeño era confeccionar joyería para los Tlatoanis o emperadores aztecas, entre ellos, el famoso Moctezuma.<br />Las relaciones con el imperio azteca en el centro de México se dieron desde mucho tiempo atrás, así como es atestiguado por las ruinas arqueológicas del vecindario zapoteca dentro de Teotihuacan y por una casa en Monte Albán. Otras ruinas precolombinas importantes incluyen Lambityeco, Dainzu, Mitla, Yagul, San José Mogote, y Zaachila. Los tehuanos (personas de Tehuantepec), se aliaron con los Españoles, para luchar contra los Juchitecos, de ahí que naciera (hoy aun perdura) un cierto odio entra las dos ciudades.<br />[editar] Actualidad<br />En la actualidad, los Zapotecas consisten en dos grupos principales; el más grande está ubicado en los valles al sur de la sierra de Oaxaca y otro en el sur del istmo de Tehuantepec; también hay pequeños grupos en Veracruz, Guerrero y Chiapas. Juntos suman alrededor de 400,000. Las costumbres de vida de los Zapotecas, vestimenta, canciones, y literatura - aunque es predominantemente española, todavía conserva fuertes elementos de la herencia de sus ancestros, particularmente en Juchitán.<br />La región zapoteca se encuentra en la sierra, en los valles centrales y en el istmo. Desde un punto de vista lingüístico, el zapoteco forma parte de la familia oaxaqueña y se encuentra entre las lenguas indígenas con mayor número de hablantes en México.<br />El personaje de origen zapoteca más famoso de la era moderna fue el ex-presidente Benito Juárez, considerado por muchos como uno de los mejores presidentes de México. Entre los principales representantes de la literatura zapoteca se encuentran Andrés Henestrosa, Gabriel López Chiñas, Nazario Chacón Pineda y Macario Matus.<br />

×