No a la desesperacion

341 visualizaciones

Publicado el

El mayor triunfo de Chávez es haber logrado que gran parte de nuestra gente, adversa a su pensamiento, a su conducta, a su política, a su estilo, viva niveles de desesperanza, planificada con sumo cuidado mediante la estructuración y práctica del estado de terror, generado por el terrorismo de estado, que entre sus muchas expresiones se concreta en las listas Tascòn, en el empleo de la mentira “mesiánica” y la deificación del supremo líder, en la institucionalización de la injuria, la difamación, la descalificación como formas del discurso político, la orquestación del odio como arma de lucha

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
341
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

No a la desesperacion

  1. 1. NO A LA DESESPERACION. A quienes agobia la duda y el miedo y a los profesores SolanoCalles, Marienbad Belugheilig, D.M. Andrade. Américo Gollo Chávez. El mayor triunfo de Chávez es haber logrado que gran parte de nuestra gente,adversa a su pensamiento, a su conducta, a su política, a su estilo, viva niveles dedesesperanza, planificada con sumo cuidado mediante la estructuración y práctica delestado de terror, generado por el terrorismo de estado, que entre sus muchas expresionesse concreta en las listas Tascòn, en el empleo de la mentira “mesiánica” y la deificacióndel supremo líder, en la institucionalización de la injuria, la difamación, la descalificacióncomo formas del discurso político, la orquestación del odio como arma de lucha, que seconforma como preservación y defensa entre sus seguidores, para quienes el odio es elfactor que sirve de organización empírica de sus huestes, convertidos en cruzados bajo laideologización fundamentalista, que hace de la palabra del presidente un texto sagrado,infalible, en fin, la verdad, pero, sobre el universo no chavista, en dos palabras, pesa larealidad de la exclusión y persecución a los identificados y el miedo de ser víctimas losaun no reconocidos, los “ni-ni” y otros anónimos.. Esta desesperanza tiene modos deconcretarse en el lenguaje. Sean algunas de estas expresiones: Chávez es invencible. SiChávez gana, ya no hay nada que hacer. Se acabó todo. La frustración será de talesdimensiones que, también se afirma, de triunfar Chávez en octubre, lo único que quedaes sobrevivir como Chávez manda. O irse definitivamente, para salvar a la familia. Encambio, el “chavismo” celebrará porque con ello, por una parte, se evidencia lainvencibilidad, la superioridad y deidad de su líder y, por la otra, será la garantía de lacontinuación del proceso. Doloroso es escucharlos, que se vayan, aquí estorban losescuálidos, los contrarrevolucionarios. Este país es socialista para siempre. Viva Chávez. En diversos textos he estudiado el proceso que Chávez ha adelantado conzamarra sabiduría, muy bien asesorado, con el soporte de los miles de millones dedólares para mantener la ficción de justicia, equidad, socialismo, y, sobre todo, con elsilencio cómplice de universidades, iglesias, profesionales, etc.… bien por complicidad,bien por miedo, bien por necesidad, bien por oportunismo, bien porque instituciones oparticulares sean idénticas a lo que Chávez es, aun cuando prediquen que lo adversan,
  2. 2. bien porque tampoco se tiene discurso político cualitativo que, por una parte, descubra ysupere las limitaciones, argucias del lenguaje Chávez y, a la par, sea científica yéticamente bien sustentado para poder generar consciencia crítica y, en consecuencia,que la toma de decisiones del ciudadano, del ser social, de cada uno, sea expresión de esaconsciencia. La consciencia crítica sencillamente es la capacidad de reflexión quepermita diferenciar, distinguir, determinar, descifrar a cada quien en la toma de susdecisiones y, por tanto, una conducta ajena a cualquier dogmatismo, fundamentalismo,idolatría. Lejos se está en el país de esta postura, y esa distancia es justamente la que halogrado sembrar, profundizar, ampliar la ideología del chavismo, el apartheid político,moral, pero también, quizá con menos intensidad y recursos, pero no con menoseficacia, quienes han adversado a Chávez. Y está ahí la cosecha: la polarización. Y anteella, se plantea la necesidad urgente de superación y para ello, un único camino: eldiálogo. Dialogo, como es necesario y obvio, con argumentos bien fundamentados. Esdiálogo en la determinación del problema, dialógico en la propuesta de solución, diàlogoque asume que la razón que sustenta el argumento reconoce al otro y de ese encuentro seavance a la solución. Creo, francamente que, en medio quizá de deficiencias, la MUD haabierto el diálogo, en el PSUV hay indicios de búsquedas, las constantes manifestacionesque sobre las deficiencias, insuficiencias, insatisfacciones del vademécum presidencial,del gobierno, son prueba de ello y en el universo amplio de la sociedad hay muchosque claman por los acercamientos. La actitud de Capriles va con su palabra y su ejemploen el buen camino. Los problemas son de todos es necesario el esfuerzo de todos pararesolverlos. La desesperación provocada, inducida, según el proceso muy sucintamentedescrito, empezó hace tiempo y ya tiene los primeros resultados graves. Cerca de unmillón de venezolanos se ha ido del país, la inmensa mayoría por desesperación, pordesilusión, por desesperanza o dicho de otro modo, porque han preferido vivir conmenos miedos en el exterior. A la mayoría no los anima ningún criterio político, strictosensu, tampoco, a su inmensa mayoría un sentido de pertenencia, de amor patrio, deamor e identificación a su cultura, lejos por el contrario, su mayor ilusión es ser unomás de entre los de allá, ser como cada quien que de allá es, porque aquí no puedenser como ellos quieren ser. A su angustia real, la alimenta la angustia neurótica de laactitud, la práctica política de Chávez, es cierto, pero ello en justo análisis es un pretextopara la auto-justificación. Para la búsqueda de su propia satisfacción individual. No
  3. 3. incluyo en ese conjunto a los profesionales que se han ido por carecer de espacio detrabajo en nuestra tierra, porque los niveles de su formación carecen de espacios en lasempresas, tampoco están a su alcance los medios adecuados para ejercer sus oficiosprofesionales. Justo análisis formalizado ha tiempo por el profesor G. Peña. Minoríaque en nada modifica la estadística. Pero, incluso, mantiene el ansia de volver paracontribuir a superar la crisis. Músicos de gran valía, científicos de alto rango. Técnicosmuy capaces. Se repiten en ellos situaciones análogas a la que vivieron artistas,intelectuales, novelistas, poetas, pintores en eras ya no tan cercanas. Ejemplares leccionesde grandes como Cruz Diez, Soto, B Benacerraf, I Rodríguez I, para solo citar casosmuy elocuentes. O nuevas promociones de jóvenes que trabajan para trasnacionales enaéreas de primera línea, o científicos como Rafael Reif, maracucho para mas detalles,Rector del MIT… son, en definitiva, una élite que gracias a Dios se tuvo que marchar,porque acá sus desarrollo y producción académica está llena de obstáculos oimpedimentos. No hay espacios de investigación en las universidades, el IVICdesmantelado, la empresa privada esencialmente comercial, necesita en lo fundamentalde “gerentes” mercaderes, no de científicos, técnicos y menos, creadores. Podría hacer otras distinciones, pero la mayoría de ese millón que hoy vivefuera, son sencillamente emigrantes, seres muchos de ellos que huyen de sí mismos porla incapacidad de enfrentar sus problemas y asumen que allá, en las quimeras de suspensares, tendrán resuelto aquello que acá han sido y son incapaces de asumir. En otrosse repite la historia más que trágica de los exiliados cubanos en Estados Unidos. La casitotalidad de ellos si acaso sienten algo de nostalgia por Cuba son las ficciones para larestitución de una Cuba erótica. El gran casino. Nada serio hicieron por la libertad de supaís, operarios son de los intereses más retardatarios de sus anfitriones, de los traficantesde la guerra y otros tráficos. Insisto, hay entre ellos magnífica gente que hasta podríancanonizarse… pero nunca rezaron por Cuba, creyeron más en Bahía de Cochinos, enKennedy y en cada conservador que mejor traduzca la mezquindad de sus intereses y lasaberraciones del anticomunismo más primitivo, capaz de las peores formas de terrorismoideológico y práctico para justificarse ante el Imperio. Ya tenemos en Miami“compatriotas” que hacen de Chávez un Fidel, que descalifican a la oposición venezolanaporque no son capaces de obedecer sus exigencias y ejecutar lo que, según ellos, se tienequé hacerse. Claro, es cómodo, así como se exigía a los Estados Unidos que hicierancualquier cosa para salir de Fidel, el mismo recetario proponen para salir de Chávez,
  4. 4. organizar la venganza en lugar de la ley, la revancha en lugar de la justicia. La sumisiónen lugar de la libertad. Los resultados del fracaso de los cubanos maiameros, de supolítica miserable, inhumana, están allí. El bloqueo a Cuba es determinante en elmantenimiento de la dictadura de Fidel, porque, entre otras alimenta eficazmente elmartirio ser víctima del imperialismo, y justifica, con no menos fuerza, el fracaso de larevolución teniendo por causa fundamental al imperialismo. Les facilitó echarle la culpaal otro de lo que ellos son responsables. Oscar Arias lo denunció bellamente, enTrinidad, “Algo hicimos mal”. (Por cierto sirve para analizarnos en familia). La CocaCola con el ron blanco cubano hace ya tiempo habría enterrado la revolución, en cuyosorígenes hubo necesidad de justicia y un bello sueño libertario. Precauciones, ajenas atoda exclusión han de tomarse, para que a la salida de Chávez no regresen como héroes.Que regresen, los queremos, hasta podrían ser necesarios, pero debemos poner porencima de todo la capacidad, la idoneidad y el compromiso en todo cuanto nuevo ha dehacerse para que la justicia entre por casa, para que la ética viva en ella. Otras de las formas de este inmenso miedo se presentan así, “¿No hará trampasen CNE, que está en sus manos?” “Si Capriles gana, ¿le entregará Chávez”? y si entrega,¿que pasará con las instituciones en manos de fundamentalistas chavistas? Y si muere, secogerán esto los militares! Explicables son esos miedos. Es tal la agresividad del lenguajedel presidente candidato, con eso de que no volverán, no gobernarán más nunca, de sus“lideres mas conspicuos”, las declaraciones de algunos generales, quienes han confesadosu sumisión tal al líder, de forma que si muriese antes del tiempo quedarán ellos almando, orientación, dirección del proceso. Sin duda que así visto hay buenas razonespara preocuparse. Pues bien, todas esas preguntas son ganancias de Chávez, parte sondel inventario de sus conquistas. Pero no tengamos miedo. Veamos. Sin duda que si ganase Chávez la desesperación se multiplicaría. Sin duda queChávez reforzaría su estilo, su modus operandi, pasando por encima de la razón, de laética, incrementaría su socialismo, vade decir, la concentración del poder en sus manos, eincluso, la puesta de la Virgen y del propio Dios a sus servicios. Sus santerosencabezarían la procesión del éxito. Por eso, sin duda que esas preguntas son pertinentes.Pero la historia es cualquier cosa menos miedo. Los esfuerzos por la libertad, la justicia,están colmados de derrotas, pero cada triunfo que se alcanza es siempre superior a loscombates perdidos. De que nada de eso pase, depende, primero, de la capacidad deconvencer con la verdad a chavistas, antichavistas, de un consenso inmenso, con tareas,
  5. 5. programas, proyectos para reconstruir al país; segundo, la capacidad ”bélica” e ideológicade los chavistas es demasiado endeble. En efecto, la inmensa mayoría de ellos no los unela razón, el conocimiento de un proyecto, por el cual entregarse, sino que son, unos,víctimas de ese gigantesco proceso de alienación que ha orquestado Chávez, otrosdisfrutan de las migajas que se caen de la mesa del proceso, y en casos como estos, solo anivel de metáfora, muerto el rey, viva el rey!. Tercero, La FAN se desenvuelve en supropia tragedia, la inmensa mayoría de ellos vive la misma crisis, la inflación, lainseguridad y, peor en ellos es mas grave el desprecio a su condición humana y estáncondenados al mas cruel de todos los silencios. Su oficio degrado, su formaciónacadémica en severa crisis, sus relaciones con el mundo mucho más mediatizadas, y sololes queda como arma, las bajas, pero, aun allí se han de mantener el silencio. Laprudencia de la cual disfrutan es la obediencia. Para cada situación, para cada caso, para cada problema, hay una sola respuesta:contra las armas, la razón, contra la violencia, la paz. Contra la impunidad, la justicia.Contra la corrupción, la idoneidad. Esas preguntas y tantas otras más, tienen en cada unode nosotros la respuesta: la consciencia, la opción entre la libertad o el miedo. Y elloimplica luchar por la verdad o esconderse en el refugio de la mentira. El único miedoque no se puede derrotar es el miedo que tenemos a nosotros mismos. O la idolatría queconduce a vivir de fetiches y vivir sus delitos como virtudes.

×