Sobre la Psicología Clínica en la actualidad.I. INTRODUCCIONSe ha dicho innumerables veces que el conocimiento humano es i...
Las respuestas -si existen- son difíciles de formular y no son el punto centralde este trabajo, sin embargo, servirán de p...
Aún cuando estas acepciones responden a los principios del sentido común -vox populi vox dei- pueden ser muy útiles para d...
ciertas debilidades que, generalmente, pasan desapercibidas a los mortales y,en el peor de los casos, a quienes los emplea...
seguramente aparece con varias de las deficiencias de su predecesor. Así, alos defectos de los hombres se suman los de sus...
extremo del conocimiento y, a las que se ocupan del estudio del cuerpohumano, es decir, del ser humano como organismo, en ...
Pero todo esto no es tampoco algo sencillo. ¿Puede un sociólogo o unestadista tomar en cuenta las particularidades de cada...
comportamiento individual. Pero además, su(s) modelo(s) tendría(n) quecontar con la suficiente flexibilidad para cumplir c...
LA PSICOLOGIA CLINICA. UN PRIMER MODELO.Definir la Psicología Clínica implica desarrollar un "modelo" que permitadelimitar...
No se trata de misterios ni se requiere de iniciación alguna. El psicólogoclínico debe ser capaz de manejar con flexibilid...
Respecto al primero postula "la conducta humana individual y suscondiciones (herencia, maduración, condiciones fisiológica...
¿Qué integrar? Esta pregunta puede parecer difícil de contestar, pero, aúnmás difícil es la respuesta a la pregunta ¿Cómo ...
preferiríamos emplear un término que, si bien puede haber tomado unaconnotación negativa, en su sentido original se ubica ...
A través de ellos es posible analizar la Psicología Clínica en función de losconceptos manejados hasta este punto. Es en e...
referente empírico -investigación- de las generalizaciones teóricas. En tantoel diagnóstico no es una operación inicial y ...
Peterson (1991) la incluye en su trabajo sobre las capacidades y habilidadesrelevantes para un psicólogo clínico.Este auto...
hombres eminentes dentro del medio científico, incluso dentro de lasciencias "exactas", tales como la física, han hecho ap...
Este se concibe como un investigador que aborda los fenómenos psicológicoslocales -de su práctica cotidiana y no tan cotid...
Existen dos "vertientes" a través de las cuales puede una profesión desplegarmecanismos de ajuste social tendentes a propo...
Post-grado, la remuneración, etc. Como consecuencia, el ejercicio de laPsicología y sus vicisitudes están definidos por la...
indicador inequívoco de bajo ajuste social en los profesionales de la Clínica. Elabordaje de la dimensión organizacional p...
IV.- A MANERA DE CONCLUSION.Luego de desarrollar las proposiciones fundamentales vinculadas a laaplicación de un modelo de...
El enfoque comprehensivo consiste un estado de conciencia, una manera depensar sobre lo clínico, en el cual el psicólogo n...
NOTAS(1) Ramón Llull (1235-1315), estudioso catalán del siglo XIII, al referirse a las versionesabreviadas de la Biblia qu...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Sobre la psicología clínica en la actualidad 2013

1.185 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Salud y medicina
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.185
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
10
Acciones
Compartido
0
Descargas
9
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Sobre la psicología clínica en la actualidad 2013

  1. 1. Sobre la Psicología Clínica en la actualidad.I. INTRODUCCIONSe ha dicho innumerables veces que el conocimiento humano es inconcluso,errático, perfectible y, luego del tránsito de Albert Einstein sobre la Tierra,relativo. Largas horas de trabajo filosófico y meditación epistemológica,jornadas completas de discusión entre grandes sabios, libros escritos porexpertos en el tema, nos han hecho saber algo difícil de aceptar para unos ydemasiado complejo para otros: El conocimiento que decimos tener sobre lascosas, los animales, los fenómenos físico-químicos, el dinero, el aparatodigestivo, las ideologías y la mente humana, no es tal, es sólo unaaproximación más o menos acertada a la "esencia" de la realidad que noscircunda. ¿Es esto cierto? ¿Serán acaso trampas creadas por los sabios parano dejarnos acceder a su terreno? ¿Es lo ignoto algo privilegiado, o es lamanera de dar privilegios a los "hombres de ciencia"? ¿Puede negarse ungran mago a transmitir a sus aprendices el secreto del arte arcano o preferiráque la magia no se pierda con su desaparición?(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  2. 2. Las respuestas -si existen- son difíciles de formular y no son el punto centralde este trabajo, sin embargo, servirán de punto de partida para un análisisgeneral y, por demás breve, de una parcela de ese conocimiento humano alque hemos hecho referencia: La Psicología Clínica. Serán retomadas antiguasdisyuntivas sobre el carácter científico de sus procedimientos, el alcanceteórico de las distintas formulaciones y supuestos que en ella trashuman y seenfrentan y, finalmente, la aplicabilidad de su(s) método(s).Si bien esto se presenta como un objetivo casi épico, se pueden realizaraproximaciones serias a la definición de ciertos aspectos que no requierendel manejo de un arte -menos del arcano- para poder ser precisados.Igualmente se tratarán los aspectos curriculares, profesionales, sociales yéticos que aparezcan imbricados como problemáticas determinantes en laestructuración de la Psicología Clínica como área de conocimiento.Por otra parte, se hará un intento por destacar las características particularesque adquiere esta temática en el marco de una realidad socioculturalespecífica: Venezuela. Más allá de justificar algunos errores y desaciertos -delos cuales no han estado exentos muchos países- y, de explicar la reducidaimportancia social y política que posee la Psicología, y en especial la Clínica,en el país, se proponen vías de penetración, persuasión y divulgación quetiendan a favorecer el ajuste social de la profesión. Estos planteamientos noconducen directamente hacia una pérdida de identidad o a unatransformación "peligrosa" y anti-ética del rol del psicólogo clínico, pero siimplican una re-visión de sus preceptos fundamentales.EL HOMBRE Y SUS MODELOS.En su afán por describir, explicar, controlar y predecir el funcionamiento delas cosas y el devenir de los hechos, el hombre ha creado un instrumentoempleado por todos y criticado por muchos: El Modelo.Al revisar un pequeño manual o un diccionario enciclopédico, es fácilencontrar la palabra modelo, seguida de dos o tres acepciones generales y unsimilar número de acepciones vinculadas a alguna ciencia o disciplina. Escierto que este tipo de definiciones han sido concebidas para "darentendimiento general al lego sobre temas de interés diverso"(1).(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  3. 3. Aún cuando estas acepciones responden a los principios del sentido común -vox populi vox dei- pueden ser muy útiles para demostrar algunos elementosdel tema que nos ocupa.En primer lugar, el término modelo puede referirse a un "Ejemplar o formaque uno se propone y sigue en la ejecución de una obra artística o en otracosa". Esta definición presenta cuatro aspectos fundamentales de unmodelo: 1) Es un ejemplar, por lo tanto pueden existir varios, 2) Es algopropuesto no definitivo, por lo cual es modificable y mejorable y 3) se sigueen la ejecución, funciona como guía, no como gríngola y 4) puede serempleado en una obra artística o en otra cosa, esto seguramente permiteincluir a muchas disciplinas.Una segunda definición lo considera como un "ejemplar que por superfección se debe seguir e imitar". Esto "en las obras de ingenio y lasacciones morales". Aquí encontramos una gran contradicción y un nuevoelemento definitorio. La contradicción se ubica en considerar que una "obrade ingenio" puede realizarse siguiendo un modelo que, además, se considereperfecto. La imitación y el ingenio se presentan como antónimos en lamayoría de los casos y la idea de la perfección es un obstáculo para elingenio. El nuevo elemento se refiere a la moral. Es evidente que en las"acciones morales" las personas siguen -o al menos eso dicen hacer- modelosconsiderados como ideales y/o perfectos. Pero también es cierto que losmodelos científicos de cada sociedad, responden a los valores morales -en elsentido amplio del término- de una época, de un momento. Si no ¿Por quéhablar de paradigmas, heridas al narcisismo, revoluciones copernicanas yobstáculos epistemológicos?Finalmente, una tercera definición presenta al modelo como la"Representación en pequeño de alguna cosa". Esto no sólo referido a losmodelos de aviones a escala, sino a cualquier aspecto susceptible deconocimiento. Es decir, es un recurso analítico-expositivo que re-crea unaparcela de la realidad. Así, existen modelos económicos, socio-políticos,físicos, matemáticos, biológicos y psicológicos. Si bien estos modelosconstituyen una de las mejores herramientas del hombre en su búsqueda deconocimiento y sabiduría, así como en la estructuración de las sociedades, enel alivio de las enfermedades y en el dominio de la naturaleza, presentan(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  4. 4. ciertas debilidades que, generalmente, pasan desapercibidas a los mortales y,en el peor de los casos, a quienes los emplean.El Problema de la AplicabilidadEn una fugaz y muy superficial revisión de la historia del mundo, es pordemás evidente la presencia, la sustitución y la transformación de distintosmodelos económicos y sociopolíticos. Incluso si se reduce esta revisión y tansólo se lanza una ojeada al presente siglo, se observa un afán de la razahumana -en especial de su dirigencia- por desarrollar y ensayar nuevosmodelos para estructurar las sociedades, regular sus vicisitudes y administrarsu funcionamiento. Esto es, "organizar" la vida social del hombre, para lograrun "beneficio" común.Por una parte, estos modelos poseen las características mencionadasanteriormente y, por la otra, se enfrentan con el problema de laaplicabilidad. Esta parece tener como requisitos "mínimos" la coherencialógica y la validez empírica. Sin embargo, muchas veces son ejecutados sinreparar en la última o incluso sin contemplar ninguno de los dos requisitos.Entonces, se observa la peculiar manera en que puede ser empleado unmodelo como instrumento del conocimiento humano.Estos modelos económicos y sociopolíticos no son considerados comoejemplares, sino como entes absolutos, cada uno es El Modelo. No seimplementan como propuestas sino como conclusiones, se toman comoobjetos terminados y perfectos. Su utilización deja de ser un maravillosoresultado del ingenio para convertirse en una acción moral -cuando no en unacto de fe- que se percibe como un reflejo exacto de la realidad. Aparecenincluso, modelos dentro del modelo, en respuesta a intereses y creenciasparticulares de grupos o corrientes de pensamiento específicas, sin que seobserve deferencia alguna respecto al problema de la aplicabilidad.El error puede prolongarse en el tiempo y muchos se acostumbran a él.Algunos pueden protestar y llamar la atención sobre sus debilidades, superfectibilidad, pero eso puede conducirles a una suerte de ostracismo insitu, difícil de soportar. Sólo cuando el fracaso del modelo es asfixiante y pidea gritos un cambio, el modelo es criticado y sustituido por otro que(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  5. 5. seguramente aparece con varias de las deficiencias de su predecesor. Así, alos defectos de los hombres se suman los de sus herramientas.En el caso de las ciencias biológicas encontramos un panorama relativamentedistinto. Por demás conocida es la existencia de modelos en las comúnmentellamadas ciencias naturales. De hecho el tan discutido método científico es laoperacionalización más clara de la concepción occidental de la ciencia. Es sumodelo fundamental. Sin embargo, aquí el problema de la aplicabilidadadquiere matices diferentes.El conocimiento vinculado a los fenómenos físicos, los cambios químicos, labotánica y la biología depende, en un alto grado, del avance tecnológico, dela posibilidad de observar detalladamente las características del objeto deestudio a través de instrumentos apropiados. Los modelos desarrollados porla física, la química y la biología son acertados en tanto los datos que lossustenten sean más o menos precisos. Por esto, si bien la coherencia lógicadel modelo depende de quién lo formule, la validez empírica estámediatizada por los recursos tecnológicos disponibles. Esta es una de susprincipales debilidades.Sin embargo, estos modelos pueden también correr con la nefasta suerte deser asumidos por los físicos, biólogos, médicos y demás hombres de ciencia(básica o aplicada), como logros definitivos de la investigación humana. Portanto, de ser considerados instrumentos terminados, aplicables -sinposibilidad de riesgo- a la naturaleza, a los animales y a las personas.Nuevamente, sólo cuando la realidad -que en su más terrible versión es lamuerte- demuestra las limitaciones de un procedimiento o técnica, seprocede a revisar las bases del modelo, se realizan investigaciones y se buscade nuevo el "por qué" de las cosas.Una vez revisadas las deficiencias de los modelos de conocimiento -internas yderivadas de quienes los utilizan- en las ciencias sociales y en las naturales, esaún posible detectar otros factores que atentan contra su aplicabilidad. Estosfundamentalmente relacionados con el creador y receptor de lascaracterísticas de los modelos: El Hombre.Para desarrollar este aspecto del análisis podemos ubicar a las cienciasencargadas del estudio de las sociedades y del hombre como ser social, en un(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  6. 6. extremo del conocimiento y, a las que se ocupan del estudio del cuerpohumano, es decir, del ser humano como organismo, en el otro. Este artificioexpositivo nos permitirá plantear en forma globalizante los elementos aconsiderar.Por una parte, los modelos económicos y sociopolíticos se enfrentan a la granbarrera del hombre como individuo, como organismo único e irrepetible. Unabuena parte de las razones del fracaso de las medidas económicas, de losproyectos políticos y de las innovadoras formas de organización social sedebe a la falta de perspectiva de quienes pretenden aplicarlos. Esta falta sederiva de la omisión de una característica, por así decirlo, constitutiva del serhumano: La Individualidad.Incluso el sistema capitalista (y sus respectivos sub-modelos) defensor ypropulsor del individualismo a ultranza, deja escapar entre sus supuestos lasmodalidades de la praxis humana derivadas de las características biológicas ypsicológicas de cada sujeto. Es cierto que el proceso de socialización moldeaal hombre, lo condiciona. Pero lo que es más o menos estable es lasocialización, no el hombre. Las manos de un mismo escultor, sus mismasviejas herramientas no pueden obtener la misma belleza de diferentes trozosde una gran roca de mármol.Las diferencias individuales se convierten entonces en una especie de "Talónde Aquiles" para las ciencias sociales. Una de sus más claras formas deexpresión fue definida hace ya algún tiempo, por un estudioso cuyosplanteamientos han sido criticados desde las tribunas de casi todas lascorrientes de pensamiento que le sucedieron. Durkheim la denominó anomiay su manifestación conductual más representativa y terrible es el suicidio (2).Por otra parte, en la biología y sus disciplinas satélites ocurre algo similar. Elcientífico dedicado a investigar los cambios bioquímicos de una célula, adetectar cambios endocrinos o a investigar el deterioro de las paredes delestómago, generalmente olvida u omite aquellas variables psicológicas ysociales que pueden estar interviniendo en los resultados de su estudio. Así,una situación de tensión sociopolítica puede estar alimentando el manantialdel cual fluyen los funcionamientos fisiológicos atípicos descubiertos por unbiólogo, inexplicables a través de las teorías existentes.(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  7. 7. Pero todo esto no es tampoco algo sencillo. ¿Puede un sociólogo o unestadista tomar en cuenta las particularidades de cada individuo aldesarrollar un programa político o un proyecto económico? Y, en el otroextremo, ¿Puede un biólogo estar siempre atento a los cambiossocioculturales de su país cuando estudia el funcionamiento de una enzima?Si bien estos son ejemplos caricaturescos, las situaciones que implicanpueden representar la otra cara del problema que hemos venido estudiando.¿La solución? Es difícil dar una respuesta responsable a esta pregunta, peroconsideramos que existe una disciplina humana que sí es capaz de darrespuesta a muchas de las situaciones planteadas por este problema.II. LA PSICOLOGIA COMO ALTERNATIVALa Psicología no escapa al problema del modelo. Estos han existido y existenbajo diversas formas en su campo de acción. Su aplicación ha padecido, en lamayoría de los casos, de las mismas debilidades presentadas por quienesejecutan los de orden político o biológico. Los "psicólogos" de distintasescuelas o corrientes generalmente se aferran a los supuestos que proponeny los transforman en principios dogmáticos (3). Sus valores agreden a larealidad para justificar su punto de vista y nuevamente el ingenio cede antela moral.A pesar de esto la Psicología continúa presentándose como la disciplina delfuturo. Como el mejor campo de interacción de las ciencias existentes. El"alcance" que poseen las ciencias naturales y sociales puede ser integrado ypotenciado en la Psicología. Pero no en una Psicología en abstracto, de cortefilosófico o en una Psicología meramente práctica y experimental, las cualespretendan banalizar -o simplemente omitir- los problemas arriba planteados.Esta posición de la psicología reflejaría su total incapacidad para escapar a lasdeficiencias de los modelos y las formas erráticas de su aplicación.Con esto se plantea la principal virtud y, a su vez, el más grave problema aenfrentar por una Psicología que intente presentarse como alternativa paralas deficiencias de los modelos sociopolíticos y biológicos, así como de lo quepodría denominarse "Psicología tradicional". Esta Psicología debería sercapaz de integrar los aspectos del ser humano que responden a su dimensiónde organismo y a su dimensión de ser social en el patrón psicológico de(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  8. 8. comportamiento individual. Pero además, su(s) modelo(s) tendría(n) quecontar con la suficiente flexibilidad para cumplir con los requisitos de laaplicabilidad y no transgredir los aspectos definitorios más generales delmodelo como tal.La Hipótesis.La rama de la Psicología que se presenta como mejor campo de acción paraesta nueva concepción del modelo dentro del conocimiento sobre el hombrey sus vicisitudes es la Psicología Clínica. Este es el área en el cual es posiblesuperar en buena parte los problemas derivados de concebir al hombre comounidad bio-psico-social. Igualmente, por integrar en lo psicológico loselementos biológicos y sociales del comportamiento humano, es la mejoropción para superar las deficiencias de los modelos de conocimientovinculados a la actuación del ser humano en el mundo.Esto sin embargo, más que una ventaja, se convierte en un reto, en unaqueste, equiparable a la búsqueda del Santo Grial. El psicólogo clínico deberíafuncionar entonces como una especie de Maestro Hechicero capaz deintegrar en su arte los poderes del bien, del mal y de la neutralidad, sin verseafectado por ninguno, logrando emplearlos a todos según la ocasión y susnecesidades.Pero como las artes de hechicería han desaparecido y los poderes mágicos noconstituyen parte de la formación de un psicólogo clínico, es necesariopuntualizar los aspectos que, al menos, permitirán al psicólogo clínicoencaminarse hacia este propósito. Por supuesto, el científico, no el arcano.Estos aspectos quizás puedan ser englobados en dos temáticasfundamentales: 1) La Definición de la Psicología Clínica 2) La Identidad ProfesionalLa primera estaría relacionada con su objeto, su área de competencia, susinstrumentos -incluidos los modelos- y/o técnicas a emplear. La segunda, alrol de sus "practicantes", a sus responsabilidades, al ajuste social de laprofesión y a los problemas éticos involucrados en el ejercicio profesional.Por supuesto, ambas están íntimamente vinculadas entre sí. Hablar de unaimplica generalmente, hablar de aspectos pertenecientes a la otra.(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  9. 9. LA PSICOLOGIA CLINICA. UN PRIMER MODELO.Definir la Psicología Clínica implica desarrollar un "modelo" que permitadelimitar un campo de acción, especificar herramientas de trabajo y métodospara aplicarlas. Este propósito ha sido abordado gran cantidad de veces y pormuy distintos autores. No es el objetivo de este trabajo generar una nuevadefinición de la Psicología Clínica. Pero, es importante señalar algunosaspectos interesantes, sobre los problemas vinculados a este modelo.La Caracterización.Sea cual fuere la definición que se adopte, la Psicología Clínica se definefundamentalmente por el término que le sirve de apellido: Clínica. Elpsicólogo que se considere incluido en esta disciplina se caracteriza por elempleo del "método clínico" en su trabajo. Este método -entendible comoun modelo operativo- implica un enfoque personológico de los problemasque aborda y sobre los cuales pretende intervenir para producir soluciones.El psicólogo Clínico enfrenta cada nueva consulta como una situación-problema particular, característica de un individuo único. Esto es, es elabordaje del individuo por el individuo mismo. Sin embargo, esto no implicauna visión parcelada de la persona. Al contrario, tal y como lo planteaLagache (1949), la conducta humana es enfocada como la respuesta global deun individuo que, como unidad orgánica total, enfrenta una situaciónespecífica.Tal y como se planteara anteriormente, lejos de perfilarse como algo sencillo,este es el mayor problema de la Psicología Clínica. Este enfoque no permiteomitir ninguno de los planos de actuación del ser humano, al tiempo queobliga a concentrarse un individuo en particular, diferente de los demás. Esprecisamente en este "juego" de aspectos nomotéticos e ideográficos de larealidad, donde el psicólogo clínico debe manejarse eficazmente y logarayudar a quien lo requiere para tal propósito.¿Cómo lograrlo? Realmente, el método clínico se presenta como un artedifícil de dominar. De hecho, la posibilidad de que pueda ser concebido comoun arte le resta seriedad y eficacia, en tanto, un arte sólo podría serempleado por un grupo de iniciados capaces de comprender y manejar lossecretos de algún misterio.(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  10. 10. No se trata de misterios ni se requiere de iniciación alguna. El psicólogoclínico debe ser capaz de manejar con flexibilidad lo que daríamos en llamarlas cualidades de lo clínico. Estas cualidades son las que le permitirándesarrollar un trabajo eficiente, susceptible de comprobación empírica y demejoramiento técnico. O en otros términos capaz de cumplir con losrequisitos de la aplicabilidad. Estas cualidades son, en su expresión másgeneral: teoría, práctica e investigación. Las tres están vinculadas con losdiferentes aspectos definitorios del modelo de la Psicología Clínica y, cadauna de ellas interviene con mayor o menor peso específico en sus elementosoperativos. Estas tres cualidades, por así decirlo, funcionan como loscatalizadores del modelo.La Definición como proceso.Cuando se camina en terreno cenagoso, lo más indicado es ubicar los tramosde terreno que no son parte del pantano, para asegurar los pasos sobre elterreno más firme. Al definir un área de conocimiento cuyos límites semantienen lo suficientemente imprecisos como para establecer un conceptopositivo, es decir, definirla como lo que es, un primer paso es entoncesprecisarla como lo que no es. Hemos planteado que la Psicología Clínicaestaría en capacidad de integrar y potenciar, la comprensión de lasmodalidades orgánica y social del ser humano y su manifestación psicológica.Es necesario señalar también que la Psicología Clínica no es -ni pretendeserlo- una versión innovadora de la Psicología "General", mucho menos delas ciencias que más bien tienden a convertirse en sus "centros deinformación": la Sociología, la Politología, la Biología, etc.Por su parte, Lagache (1949) establece diferencias respecto al Psicoanálisis enfunción de tres elementos: a) Los datos que utiliza y que busca con laobservación del comportamiento humano, b) El tipo de relación positiva,cooperativa -alianza de trabajo-que la Psicología Clínica propicia con elconsultante y, c) La actitud crítica del psicólogo Clínico mantiene ante laproblemática que aborda.Aún cuando relativamente lejana en el tiempo, la definición de Lagacheencierra aspectos fundamentales de la Psicología Clínica tal y como esentendida en el presente trabajo. Al intentar lograr una definición positiva,Lagache menciona tres aspectos centrales: a) objeto, b) metas y c) medios.(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  11. 11. Respecto al primero postula "la conducta humana individual y suscondiciones (herencia, maduración, condiciones fisiológicas y patológicas,historia de vida)", esto es, "la persona total en situación".El patrón psicológico de comportamiento de una persona, se deriva,precisamente, de la interacción de las condiciones planteadas por este autor.La herencia, la maduración y las condiciones fisiológicas constituyen lo quehemos denominado dimensión biológica de este patrón. Por otra parte, en la"historia de vida" pueden incluirse los efectos de la dimensión social delindividuo en sus diferentes niveles -familiar, cultural, profesional, religioso,sociopolítico- sobre este patrón psicológico.(4)En este sentido Korchin (1976) coincide con el planteamiento de Lagacheal asumir como proceso el problema de la dicotomíanormalidad/patología cuyo abordaje no puede contemplar únicamenteaspectos estructurales sino también y, necesariamente, coyunturales.Todo diagnóstico implicaría entonces un corte transversal sobre losaspectos estructurales y dinámicos de un sujeto enfrentado a unasituación determinada, ante la cual debe tomar una o varias decisiones dedistinta complejidad evolutiva. El grado de capacidad del sujeto pararesolver de manera normativa, las tareas que esta situación implica, locolocaría en un punto más o menos cercano de la normatividad (onormalidad).El objetivo de la Psicología Clínica no sería únicamente identificar y atenderpatologías, su acción consistiría entonces en proporcionar ayuda a muchaspersonas en muy diversos momentos de su vida.Desde otra perspectiva Weiner (1991) resume las principales influenciasteóricas que han servido de base teórica para el desarrollo de la PsicologíaClínica. Este autor nos aproxima a la descripción de una disciplina que, si bienha integrado en su modelo los aportes de los enfoques dinámicos,conductuales y experienciales, se presenta como una resultante, no comouna sumatoria de los aspectos más importantes de cada uno de ellos. Así, laPsicología Clínica no se corresponde con "escuela" específica alguna, sino conel ya descrito enfoque Clínico. Este aspecto plantea uno de los principalesproblemas vinculados a las cualidades teórica y práctica de lo clínico: LaIntegración.(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  12. 12. ¿Qué integrar? Esta pregunta puede parecer difícil de contestar, pero, aúnmás difícil es la respuesta a la pregunta ¿Cómo integrar? La primera requierede un proceso de selección más o menos exhaustivo de lo que va a componerun nuevo modelo de conocimiento. La segunda, implica una tarea cognitivade alto grado de coherencia lógica, cuyo resultado debe ser útil en la prácticaprofesional y capaz de aportar datos precisos sobre su efectividad. Es decir,debe ser susceptible de validación empírica y, por tanto, superar el problemade la aplicabilidad. La mayoría de los autores se refieren a este proceso comoel resultado de una posición ecléctica.Generalmente, el eclecticismo y la "amplitud de criterio" son consideradoscomo valores positivos en el psicólogo. Pero, muchas veces el eclecticismosirve de capa para un ejercicio de la clínica, por demás poco ético, en el cualse justifica el empleo de cualquier procedimiento o técnica terapéutica enfunción del supuesto "bien del paciente". Esto, sin que ocurra el más mínimoproceso cognitivo de integración real que justifique su inclusión en el modelode trabajo. Pero, tampoco los ejercicios de erudición teórica, aseguran unresultado satisfactorio del proceso de integración. Son los criterios deaplicabilidad de los modelos quienes confieren el calificativo de eficaz adeterminada posición teórica o profesional.Peterson (1991) habla de "curiosidad y flexibilidad intelectual" como una delas características personales que debe poseer el psicólogo Clínico. Estodentro de las capacidades vinculadas a la relación como instrumentoprofesional. ¿Y qué mejor característica también para relacionarse condiferentes enfoques, escuelas o corrientes de pensamiento? Esto es cierto,pero debe entenderse que "flexibilidad" no es sinónimo de "laxitud" ni de"ligereza". En sus versiones más extremas, esta "amplitud de criterio" hagenerado posiciones -especie de atalayas del furor eclecticae- que privilegiana los factores generales de la relación terapéutica como elementosdeterminantes de la eficiencia del trabajo clínico, sobre los efectos de losfactores específicos.Este es el principal problema del eclecticismo a ultranza, su estrechavinculación con el nihilismo. Estas posiciones derivan o degeneran en unavisión entrópica de la Clínica que se contradice con su verdadera efectividad.Privilegiar la incidencia de los factores generales sobre la de los específicos esdefender la NO Clínica. Por esto, en vez de hablar de eclecticismo,(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  13. 13. preferiríamos emplear un término que, si bien puede haber tomado unaconnotación negativa, en su sentido original se ubica más cerca del procesointegrativo que caracteriza a la Psicología Clínica propuesta en este trabajo.El sincretismo permite un funcionamiento coherente del proceso deintegración, muy similar al funcionamiento combinado de los mecanismos deasimilación y acomodación descritos por Piaget (5). Partiendo de un troncocentral de conocimientos, es susceptible de asimilar de forma sistemática losavances, descubrimientos o aspectos antes desconocidos para ese cuerpo deconocimiento original, generando un re-acomodo en este último que noaltera de forma fundamental sus principios iniciales. Así, el psicólogo Clínicodebería asumir como suyo un cuerpo central de conocimientos -un modelo-flexible, sistemáticamente "acomodable" que le permita mantenerse enperspectiva respecto a la realidad que le rodea y los rasgos particulares queésta adquiere en quienes requieren de sus conocimientos (5).Esto nos conduce a otro aspecto de la definición de Lagache, las metas de laPsicología Clínica. Pero para definir metas no es posible partir únicamente dela definición general planteada por este autor. Es necesario delimitar susáreas de competencia. Al revisar la definición asumida por la División dePsicología Clínica de la Asociación Psicológica Americana (1990), se observaun amplio espectro de áreas y sectores en los cuales puede desenvolverse unpsicólogo clínico. Cada una requiere de capacidades, actitudes, destrezas,técnicas y procedimientos eficaces para evaluar e intervenir, en diferentesniveles de la realidad. Esto sirve de apoyo a la idea formulada, sobre laamplitud del campo de acción de esta disciplina, al tiempo que evidencia elgrado de complejidad y especificidad que las atribuciones de un psicólogoclínico han adquirido, desde que Lagache publicara su trabajo, hasta elmomento presente.Respecto a las áreas de competencia, no es posible desarrollar una discusiónsobre las características específicas de cada una de ellas. Sin embargo, seconsidera pertinente destacar lo que puede entenderse como aspectoscentrales -medios en la definición de Lagache- del trabajo del psicólogoClínico. Estos pueden agruparse, a su vez, en tres hechos clínicos: a)Diagnóstico, b) Intervención y, c) Investigación.(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  14. 14. A través de ellos es posible analizar la Psicología Clínica en función de losconceptos manejados hasta este punto. Es en estos elementos donde másclaramente interactúan las características del modelo de conocimiento, laaplicabilidad y lo que hemos dado en denominar, las cualidades de lo clínico.El Diagnóstico.Lagache lo considera como la operación fundamental de la Psicología Clínica.De hecho, es imposible entender el trabajo clínico en ausencia de undiagnóstico eficiente de la situación-problema -sigue Lagache- que enfrentael sujeto que requiere de los servicios del psicólogo clínico. Por su parteFiorini (1984), en una acertada propuesta sobre los alcances del diagnósticopsicológico, señala la necesidad clínica de efectuar esta operación tomandoen cuenta diferentes dimensiones de la situación que enfrenta el paciente. Suplanteamiento contempla el aspecto psiquiátrico de la operación diagnóstica,pero también incluye un conjunto de "sub-operaciones", vinculadas adistintas facetas de lo que hemos denominado modalidad social delcomportamiento humano (6).Dos requisitos mencionados por Peterson (1991), para considerarcompetente a un Clínico, podrían agregarse a estas "sub-operaciones", asaber, la comprensión de aspectos biomédicos básicos y conocimientos sobrepsicofarmacoterapia. Con esto se incluye la modalidad orgánica -biológica-inevitable en una operación diagnóstica global y completa.El diagnóstico clínico sería entonces, la operación cognitiva que, facilitada pordiversas técnicas o instrumentos psicológicos, permite analizar el patrónpsicológico de comportamiento de un individuo y los efectos que sobre éstetienen las modalidades orgánica y social de su existencia.El fin último sería el de obtener una síntesis de conocimiento científico sobrela persona, la situación-problema ante la cual se encuentra y su capacidadpara resolverla de manera normativa.El diagnóstico, entendido tal y como ha sido descrito, constituye además, unabase de datos fundamental para los otros dos hechos clínicos. En función deldiagnóstico se genera un pronóstico y se diseñan las estrategias a seguir en elplan de tratamiento -la intervención- y, por otra parte, constituye el(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  15. 15. referente empírico -investigación- de las generalizaciones teóricas. En tantoel diagnóstico no es una operación inicial y estática sino progresiva, es decir,que se realiza en diferentes momentos de la relación con la persona querequiere ayuda, está estrechamente vinculado a la aplicabilidad. Eldiagnóstico también permite entonces verificar la efectividad de losprocedimientos y/o técnicas psicoterapéuticas y la validez de los supuestosteóricos que los sustentan.La Intervención.Si bien el pronóstico y el plan de tratamiento generado para un sujeto,constituyen un aspecto básico de la intervención, este hecho clínico puedetomar muy diferentes matices y ser ejecutado en muy distintos ámbitos. Elpsicólogo clínico trabaja con situaciones-problema que afectan a personasdiferentes. Cada individuo actúa en un mundo constituido por variossistemas, diferenciados por su tamaño, grado de complejidad y por el rol queen ellos ocupa quien recibe los servicios del trabajo clínico. Los tres niveles deprevención están incluidos en cada uno de los sistemas. Su peso específicodependerá de cuán proactivo pueda y deba ser el psicólogo clínico al operaren cada uno de ellos.Korchin (1976) presenta una clasificación de estas formas de intervención,agrupadas en un esquema constituido por tres modelos el clínico, elcomunitario y el de acción social. Los dos primeros incluyen, a su vez, dosmodalidades de acción que se diferencian principalmente por el peso que encada uno adquieren las modalidades orgánica y social del comportamientohumano, respecto al funcionamiento psicológico del individuo. Sin embargo,existe una faceta del trabajo clínico que no está incluida en estos modelos.Quizás el autor no la considera como parte del problema de salud mental.Se trata del ámbito organizacional que, si bien no posee muchas de lascaracterísticas de los demás sistemas en los cuales ha sido abordadogeneralmente el trabajo clínico, se presenta como un campo de acciónespecialmente aprovechable, tanto para la investigación, como para laintervención en sus niveles primario y secundario. La figura de la asesoría oconsultoría de corte clínico ha cobrado importancia progresivamente comouna de las áreas de competencia de la Psicología Clínica. Es por esto que(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  16. 16. Peterson (1991) la incluye en su trabajo sobre las capacidades y habilidadesrelevantes para un psicólogo clínico.Este autor enfatiza igualmente sobre un aspecto que, además de vincularseestrechamente con el área organizacional, consideramos imprescindibledentro de la formación de un psicólogo clínico. El manejo de estrategias,procedimientos y técnicas de intervención derivadas del enfoque sistémicode la realidad humana. Esto constituye, dentro de la intervención, elelemento paralelo al enfoque multidimiensional del diagnóstico clínico,descrito anteriormente. Una operación diagnóstica susceptible de abarcardistintos ámbitos en los cuales se maneja un sujeto, ve mermada suefectividad si el clínico que lo desarrolla no es capaz de realizarintervenciones, aún cuando sean muy puntuales, en el marco de losdiferentes sistemas en los cuales funciona ese sujeto.Nuevamente es la capacidad clínica la que define la utilidad de losinstrumentos de trabajo. La efectividad de cada modelo de intervención noestá dada por la estructura del modelo en sí, sino por la capacidad del clínicopara aplicarlo en las situaciones más indicadas, es decir, cuando sean máseficientes dentro del proceso de solución de problemas presentados por elindividuo, grupo o sistema que esté abordando.La Investigación.Víctima de los ataques más ensañados y diversos de parte de los "hombresde ciencia", un ámbito de la Psicología en general que ha tenido que soportarla ineficacia de muchos de quienes, pretendiendo defenderla, fuerzan larealidad para satisfacer un modelo de trabajo "científico", la investigaciónpsicológica ha tenido que desarrollar verdaderas estrategias de supervivenciapara satisfacer las demandas de la "Ciencia" y no perder su condición deciencia del comportamiento humano.Como resultado una especie de estrechamiento del campo de la conciencia,los "científicos" han desarrollado una tendencia cognitiva a emplear elmétodo científico de una forma rígida y con perspectivas fascistas, en la cualsus "pasos" parecen hacer las veces de versículos mágicos que, de serempleados levemente fuera de los cánones arcanos, podrían conducir aerrores terribles, capaces de aniquilar a la raza humana. Sin embargo,(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  17. 17. hombres eminentes dentro del medio científico, incluso dentro de lasciencias "exactas", tales como la física, han hecho aportes invaluables quefavorecen un punto de vista meta-teórico sobre los principios científicos, conel fin de relajar los procedimientos que implican su utilización en búsquedade conocimientos.En Inglaterra, luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial, un físicoalemán de gran renombre dijo algo que, seguramente, asombraría y hastamolestaría a muchos de quienes se precian de ser "científicos".Esta frase, recogida por Bronowski (1979) es el mejor ejemplo de loinjustificado de los ataques cuyo blanco ha sido la investigación en Psicología:"Estoy convencido de que la física teórica es realmente filosofía" (7).Cómo todo modelo, el método científico, no escapa a los errores de quienesse sirven de los modelos para entender la realidad. Aún más, si los modelospertenecientes a la física teórica pueden ser considerados como filosofía porun físico eminente. El empleo del calificativo de "filosófico", para desmerecera la Psicología -en especial la Clínica- y sus supuestos, o la continua búsquedade mecanismos que le permitan establecerse como "ciencia", pasan aconvertirse en formulaciones vanas e irrelevantes.Además de esta disertación de corte "filosófico", sobre las posibilidades de laPsicología de obtener su carta de buena conducta dentro del denominadomedio científico, existen problemas específicos de esta disciplina quemerecen ser tratados con su respectiva relevancia. Estos aspectos cobran aúnmás importancia dentro de la psicología clínica debido a que su objeto, esdecir, el protagonista de este hecho clínico es el ser humano. Por una parte,el problema ético que aquí se plantea es bastante delicado y difícil demanejar en muchos de los casos. Por la otra, en tanto la Psicología Clínicaasume la individualidad como un fenómeno único, las generalizaciones ysupuestos teóricos derivados de los hallazgos generados por la investigación,constituyen uno de los conocimientos de mayor relatividad y perfectibilidaddentro del conocimiento que sobre el hombre existe.¿Qué hacer?¿Renunciar? Consideraríamos una respuesta negativa como lamás acertada. Es por esto que, en el trabajo de Peterson et al. (1991) sepropone la figura del Psicólogo Clínico como un Científico Clínico Local.(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  18. 18. Este se concibe como un investigador que aborda los fenómenos psicológicoslocales -de su práctica cotidiana y no tan cotidiana- desde un punto de vistacomprometido con un pensamiento lógico, riguroso, crítico y sistematizadocuya finalidad es la de obtener verdaderos resultados y conocimientoscientíficos. Cobra así importancia la necesidad de desarrollar un profesionalde la Psicología Clínica, capaz de realizar este trabajo de investigación.Mediante un pensamiento lógico-científico debería ser capaz de producirmodelos de trabajo y validarlos, en lo posible, con la realidad empírica.III.- EL PROFESIONAL DE LA PSICOLOGIA CLINICA.La Identidad Profesional es el conjunto de actitudes, roles, actividades ymecanismos de inserción y participación social que definen el espacio de unadisciplina o ciencia en la sociedad. En el caso de la Psicología Clínica,representa el conjunto de acciones que el psicólogo clínico como profesional-¿o acaso mejor, los psicólogos clínicos en conjunto?- pone en práctica paratransformar los hechos clínicos en hechos sociales.La Identidad Profesional se presenta como el aspecto más susceptible de serafectado por la modalidad social de la conducta humana, por lo cual exigeuna posición altamente proactiva en el ejercicio de la profesión.Por esto, la Identidad Profesional del psicólogo clínico constituye unelemento que requiere atención especial. Es en este punto donde laPsicología Clínica recibe más directamente los efectos, influencias y presionesde los modelos sociopolíticos que definen a la sociedad en la cual pretendedesarrollarse y emplear sus procedimientos, esto es, diagnosticar, intervenire investigar.Si bien la definición de la Psicología Clínica puede presentar aspectos decarácter más o menos universal, la Identidad Profesional es la que adquieremayor especificidad en función de las características particulares de lasociedad en la cual se enmarca cualquier profesión. En este sentido, losprincipales problemas de la Psicología Clínica -al menos en Venezuela- serelacionan a los procesos de ajuste y presencia social. Ambos estánvinculados con el problema de las relaciones de poder.(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  19. 19. Existen dos "vertientes" a través de las cuales puede una profesión desplegarmecanismos de ajuste social tendentes a proporcionarle mayor presenciasocial en su contexto. Una que podríamos denominar gremial, externa alprofesional como individuo y referida al grado de organización y cohesión dela profesión en la sociedad, implica la existencia de instituciones que operencomo representación de los profesionales que ejercen en el campo de unadeterminada disciplina. Otra que podríamos denominar individual, inherenteal profesional y vinculada a la capacidad de autogestión de los miembros deuna profesión. Ambas vertientes deben engranarse para que una profesiónpueda captar y comprender las características del medio en el cual se ubica eimplementar acciones que le aseguren un mejor ajuste y, en consecuencia,una mayor presencia social.La vertiente gremial es la más indicada para integrar y socializar los interesesde los profesionales dedicados a una disciplina en particular. Comorepresentación de la identidad profesional de varios individuos, su principalfunción debería ser la de definir el espacio social de la profesión. Estopermitiría, a su vez, desarrollar una justificación de la presencia social de laprofesión y asegurarle una mayor cuota de poder dentro del modelosociopolítico que la enmarca. Esto es, la organización gremial deberíaparticipar responsablemente en el desarrollo de actividades de intercambio ymecanismos de divulgación de información, así como de procesos deformación y actualización de los profesionales que la integran. Tambiéndebería funcionar como una especie de "puente" entre la realidad social y susmiembros, para generar mecanismos de ajuste social que proporcionen unmayor status a la profesión en el contexto en el que está ubicada.En nuestro contexto, la Psicología Clínica se encuentra en una situación muyparticular. La primera vertiente es prácticamente -por no decir totalmente-inoperante. El Colegio de Psicólogos no constituye una verdaderarepresentación de quienes en él se inscriben y tampoco existenorganizaciones capaces de sustituirlo, ni siquiera a nivel de las diferentes"ramas" de la Psicología.En Venezuela, el trabajo psicológico -inclusive dentro de la Psicología Clínica-no está respaldado por organizaciones capaces de definir y/o defender lascaracterísticas específicas del rol del Psicólogo, sus áreas de competencia, lasdistintas especialidades que puedan existir, el proceso formativo a nivel de(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  20. 20. Post-grado, la remuneración, etc. Como consecuencia, el ejercicio de laPsicología y sus vicisitudes están definidos por la acción individual de lospsicólogos en cada uno de los ámbitos en los cuales se desempeñan, conresultados muy diversos e imposibles de analizar a cabalidad. Tampoco existeposibilidad de ejercer un control efectivo sobre los aspectos éticos delejercicio de la profesión y es fácil detectar modalidades aberrantes delejercicio de la profesión.Es entonces la "vertiente" individual la que predomina en nuestro medio,como fórmula de autogestión destinada a generar mayor presencia social dela Psicología Clínica en nuestra sociedad. Los esfuerzos en este sentido sondesarrollados por agrupaciones y organizaciones de carácter espontáneo, yfuncionamiento más o menos sistemático que, si bien producen avancesserios e importantes hacia la clarificación del espacio social de la profesión,enfrentan circunstancias difíciles de superar, sólo con el esfuerzo. Estascircunstancias se refieren principalmente, al poco número de publicacionesútiles para la difusión de trabajos de investigación realizados en el área y a lainexistencia de actividades -Jornadas, Conferencias, Congresos- propias delos psicólogos clínicos, que los conducen a mantenerse como público de lospsiquiatras y otros profesionales de la salud mental. Estas circunstancias sonproducto de un aspecto central, la insuficiencia de recursos económicos. Esteproblema es el referente fundamental de la poca presencia social de laPsicología Clínica en nuestro contexto.Pero, si bien la ausencia de organizaciones representativas y eficaces en susfunciones, está vinculada al nivel de presencia social de la Psicología Clínica,los profesionales pertenecientes a esta profesión poseen una cuotaimportante de responsabilidad en esta situación. La reducida participacióndentro de las organizaciones existentes constituye uno de los puntos nodalesque favorecen esta problemática. Aún cuando existan iniciativas interesanteshacia el desarrollo de actividades tendentes a mejorar las circunstanciassociales de la Psicología Clínica, consideramos que el Psicólogo Clínico enVenezuela presenta, en su ejercicio profesional, un bajo ajuste social.Nos explicamos. Los psicólogos clínicos parecen despreciar un área de trabajoque, si bien puede no satisfacer los parámetros "ideales" de la profesión,constituye un campo de acción particularmente interesante. La "omisión" delas posibilidades de trabajo e investigación que presenta este área es un(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  21. 21. indicador inequívoco de bajo ajuste social en los profesionales de la Clínica. Elabordaje de la dimensión organizacional podría constituirse en la estrategiacentral para el incremento de la presencia social de la Psicología Clínica ennuestro contexto. El objetivo sería el de obtener los recursos económicosnecesarios para complementar la actividades de autogestión implementadaspor los psicólogos clínicos.Se requiere de un trabajo capaz de generar una oferta de servicios a lossectores organizacionales no abordados hasta el momento que, sin embargo,demandan constantemente de servicios psicológicos de diagnóstico,intervención e investigación, estrechamente relacionados con el modelo dePsicología Clínica propuesto en el presente trabajo.Una formulación del proceso resultante, demasiado simplificada si se quiere,podría ser la siguiente. La satisfacción de la demanda de servicios de ladimensión organizacional proporcionaría una mayor presencia social a laPsicología Clínica en nuestro contexto, al tiempo que generaría los recursosnecesarios para financiar trabajos de investigación, actividades deintercambio y publicaciones de divulgación científica. Una mayor presenciasocial y la justificación de la existencia de la Psicología Clínica como modelode abordaje de los problemas que presentan las personas en diferentesámbitos, entre ellos el organizacional, tendría como consecuencia laposibilidad de transformar los hechos clínicos en hechos sociales. Estapresencia conduciría a la obtención de mayor poder en la sociedad, lo cual seconstituiría en el catalizador de la posibilidad de ejercer mayor presión parael desarrollo de verdaderas políticas de prevención e intervención en elcampo de la salud mental.(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  22. 22. IV.- A MANERA DE CONCLUSION.Luego de desarrollar las proposiciones fundamentales vinculadas a laaplicación de un modelo de Psicología Clínica lo suficientemente flexible paraabordar al ser humano en los diversos sistemas en los cuales se desenvuelve,resulta difícil desarrollar algunos párrafos que resuman la intención de losplanteamientos realizados. No obstante, es posible presentar algunos puntosque sirvan de corolario a dichas proposiciones.Si bien el planteamiento fundamental de este trabajo se refiere a laposibilidad del Psicólogo Clínico de abordar las diferentes dimensiones en lascuales el patrón psicológico de comportamiento de un sujeto es afectado porlas modalidades orgánica y social de su vida.Es evidente, sin embargo, que un clínico es incapaz de desempeñarse entodas las dimensiones en las cuales actúa el ser humano, así como deintervenir en las muy diversas problemáticas y áreas de trabajo existentes.Por esto, si bien el Psicólogo Clínico emplearía un modelo flexible, definidopor el método clínico y un enfoque personológico, susceptible de cumplircon los criterios de aplicabilidad, sin olvidar la importancia de las cualidadesde lo clínico y su importancia relativa en los procesos de diagnóstico,intervención e investigación, sus objetivos deberían estar mediatizados porun enfoque comprehensivo de una especialización.Esto es, deben definirse sub-áreas de dedicación dentro del trabajo clínico,las cuales privilegien el abordaje de situaciones-problema -para usar eltérmino de Lagache- de carácter particular y específico. Así, existiríanpsicólogos clínicos dedicados a la atención de sujetos pertenecientes adeterminado grupo etario (niños, ancianos, adolescentes, adultos) o sujetoscon problemáticas específicas (problemas de pareja, divorcios, duelos,patologías severas, etc.).También podrían delimitarse campos de acción de acuerdo al tipo de modelode intervención fundamentalmente -no únicamente- utilizado, a las técnicasterapéuticas empleadas y/o a los supuestos teóricos integrados en el modelode trabajo desarrollado.(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  23. 23. El enfoque comprehensivo consiste un estado de conciencia, una manera depensar sobre lo clínico, en el cual el psicólogo no se permite omitir ningunode los aspectos de la realidad de la persona que requiere de sus servicios,aún cuando no pueda abordar o intervenir en cada uno de ellos.Por tanto, el enfoque comprehensivo funcionaría como especie de garante,tanto de la interacción entre los profesionales, sus métodos, susformulaciones y sus investigaciones, derivada de la necesidad de evitar el usomecánico de los modelos de conocimiento dentro del campo de la PsicologíaClínica, como de la presencia de un abordaje de la problemática de lapersona total.En lo referente a la Identidad Profesional, se considera perentorio eldesarrollo de estrategias tendentes a mejorar el grado de ajuste social de laPsicología Clínica para obtener, en consecuencia, un mejor nivel de presenciasocial en nuestro contexto sociocultural.Esto generará el desarrollo y el perfeccionamiento de la Psicología comoprofesión, en tanto le permitirá definir su verdadero espacio dentro de lasociedad y tener una participación más significativa en la formulación depolíticas de salud mental ajustadas a la realidad en la cual funciona.(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)
  24. 24. NOTAS(1) Ramón Llull (1235-1315), estudioso catalán del siglo XIII, al referirse a las versionesabreviadas de la Biblia que un párroco quería realizar para hacer más "llevadero" elcamino de la fe y el temor a Dios.(2) Durkheim, Emile (1858-1895) empleó el término anomia para definir un tipo desuicidio en el cual la persona parecía desvincularse de toda raigambre social y perderel "sentido de la vida" como consecuencia de un proceso derivado de la propiadinámica de la sociedad. Sin embargo la consideraba como una desviación social entanto no tenía justificación concreta en la realidad social del individuo.(3) Hacemos referencia a la palabra psicólogo en el más amplio sentido del término, poreso las comillas. Se incluyen psicólogos clínicos, psicoanalistas, conductistas, gestaltistas,psicólogos sociales, etc.(4) No podemos asegurar que esta haya sido la intención del autor al acuñar eltérmino, pero tampoco creemos que la contradiga, en tanto, propone el abordaje de"todos los sectores de la conducta humana, adaptada o inadaptada" como objetivode la Psicología Clínica.(5) Recurriendo nuevamente a las enciclopedias, una definición general de lapalabra sincretismo es: "Sistema filosófico o religioso que intente conciliar en su senodiferentes doctrinas". Si trasladamos el término al problema de los modelosresulta muy útil emplearlo como recurso explicativo.(6) Fiorini no utiliza el término dimensiones, sino niveles de diagnóstico. Sin embargo, elprimero parece representar la lectura más acertada de su propuesta.(7) Max Born. Director de la cátedra de física de la Universidad de Gotinga entre 1921y 1933. El comentario es recogido por Bronowski en su libro El Ascenso del Hombre(pag. 364).(© 2012-2019 BY JACOBO RIQUELME. ALL RIGHTS RESERVED)

×