017 instructivo anexo2

451 visualizaciones

Publicado el

orientaciones ministeriales 2014-2015

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
451
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
12
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

017 instructivo anexo2

  1. 1. TEMA: INSTRUCTIVO PARA EL FUNCIONAMIENTO OPERATIVO DEL SERVICIO DE DE-FENSORÍAS EDUCATIVAS. Las Defensorías Educativas son un servicio de interés público. Creados con el objeto de defender y promover los Derechos, Garantías y Deberes de los niños, niñas y ado-lescentes en el ámbito educativo. Constituyen una herramienta estratégica para el proceso de participación e integración de la escuela, la familia y la comunidad. En consecuencia, sus principales líneas de acción se orientan en los ámbitos de: medica-ción escolar, resolución de conflictos, asistencia legal y apoyo socio-pedagógico a las instituciones educativas y a la familia. Como programa del Ministerio del Poder Popular para la Educación, esta adscrito al Viceministerio de Comunidades Educativas y Unión con el Pueblo, a través de la Dirección General de Protección y Desarrollo Estudiantil. Sin embargo, como política de Estado, asume un enfoque de trabajo intersectorial e interinstitucional, formando parte del Sistema Rector en materia de protección del niño, niña y adolescente. En virtud de ello, las líneas programáticas que emprende siempre deben ser el resultado de un trabajo armónico y coordinado con los otros entes del Estado venezolano, a fin de diseñar las mejores estrategias a nivel de prevención, promoción, difusión y asis-tencia socio-educativa.
  2. 2. 2 PROCESO N°1: PRINCIPIOS GENERALES Dentro del proceso de reinstitucionalización, repolitización y calidad educativa, es de vital importan-cia, delimitar las funciones y competencias que tienen las defensorías educativas, a fin de evitar caer en campos y procedimientos ajenos a la razón de ser de este servicio estudiantil dentro del subsistema educativo. Por sus principios son: • La promoción y prevención: por cuanto incentiva, sensibiliza y concientiza sobre la importan-cia de la participación activa y protagónica de las y los estudiantes, la familia y comunidad en el proceso educativo. Generando diversas estrategias que permitan desarrollar la Conciencia y el Deber Social en función a la protección de los Derechos, Garantías y Deberes de las niños, niñas, adolescentes en el ámbito educativo. • La conciliación: ya que activan procesos de mediación escolar y resolución de conflictos, bus-cando con ello impulsar una cultura de paz, que disminuya los niveles de violencia y aumente la convivencia escolar-comunitaria. • La asesoría legal: ofreciendo asistencia y acompañamiento ante los organismos judiciales con competencia en la materia, cuando se trate sobre la amenaza, vulneración o violación de los Dere-chos, Garantías y Deberes de los Niños, Niñas y Adolescentes dentro del Subsistema educativo. Así como a la propia escuela en la construcción de sus Acuerdos de Convivencia Escolar y Comunitaria en materias relacionadas con la LOPNNA. • La orientación pedagógica a la escuela, la familia y la comunidad: motivado a que crea espa-cios para el análisis y la investigación académica; Evaluando los casos atendidos más frecuentes durante el año escolar, sus factores generadores y consecuencias. De esta manera, proporcionan información y diseñan de forma conjunta las mejores estrategias que permitan prevenir y abordar determinados procesos y dinámicas sociales que puedan estar vulnerando los Derechos, Garantías y Deberes de las niños, niñas, adolescentes. PROCESO N°2 TRABAJO OPERATIVO Las Defensorías Educativas deben estar sujetas a una serie de herramientas propias de toda organiza-ción, que den vida y direccionalidad al trabajo operativo que realizan. En este sentido, deben contar con: • Una planificación estratégica y operativa: las defensorías educativas son un servicio progra-mable en función a sus estrategias, objetivos y metas institucionales, compatibles con las orienta-ciones y lineamientos nacionales dictados por el Ministerio del Poder Popular para la Educación y el sistema rector de protección a los Niños, Niñas y Adolescentes. Por ello, deben diseñar un plan de actividades de todo el año escolar, donde se prevea en todo momento la articulación con el sistema rector en esta materia. • Un mecanismo de generación de información: de forma tal que permita a cada Defensoría Edu-cativa cumplir con tres propósitos, primero, llevar un registro histórico para el seguimiento y la evaluación de los casos atendidos; en segundo aspecto, evaluar la capacidad de respuesta de
  3. 3. 3 los órganos judiciales, y tercero, que sirva de insumo para el análisis científico y académico de los factores socio-educativos más recurrentes. • Procesos de formación y capacitación del talento humano: que les permita estar actualizado y manejar los aspectos teóricos – metodológicos, así como todo el marco jurídico internacional y nacional relacionadas con los objetivos, funciones y competencias en materia de protección a los Derechos, Garantías y Deberes de los niños, niñas y adolescentes. • Un enfoque integral: ya que no puede concebirse como una política o servicio aislado, por el contrario, debe integrarse a los otros planes, programas y proyectos que garantizan la protección y el desarrollo estudiantil. • Un servicio pertinente: tanto a las necesidades y demandas nacionales, como del entorno social de las instituciones educativas. • Contar con espacios físicos adecuados: dotados con los equipos y las herramientas tecnológicas y mobiliarias necesarias para su funcionamiento, donde se garantice el principio de la confidencia-lidad y que además dispongan de una ambientación adecuada a la condición de los niños, niñas y adolescentes como personas en desarrollo. • Disponer de la acreditación: que le da legalidad a su funcionamiento, emitida por el Consejo Municipal de Derecho y la acreditación de la Zona Educativa autorizando la realización de dicho servicio. PROCESO N°3 SERVICIOS QUE PRESTAN Los servicios desarrollados por las Defensorías Educativas son gratuitos, confidenciales y de carácter orientador, no impositivo. Su usuario principal son las y los estudiantes del subsistema de educación básica. Sin embargo, dentro de sus estrategias debe siempre incorporar a padres, madres, representan-tes, responsables, docentes o cualquier otro miembro del Consejo Educativo que este en conocimiento de alguna situación que afecte los derechos, garantías y deberes de los Niños, Niñas y Adolescentes en el subsistema de educación básica. En virtud de lo anterior, las Defensorías Educativas prestan los siguientes servicios: 1. Difusión e información: 1.1. Realizar campañas informativas que permitan conocer los Derechos, Garantías y Deberes de niños, niñas y adolescentes consagrados en los acuerdos internacionales, la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, la Ley Orgánica de Educación y la LOPNNA. 1.2. Ofrecer información sobre las instancias judiciales y el procedimiento legal a utilizar ante situaciones que constituyan amenaza, vulneración o violación de los Derechos; Garantías y Deberes. 1.3. Difundir información científica y académica que permita crear conciencia acerca de las causas y fac-tores que generan conductas negativas, así como el fomento de valores y conceptos que promuevan el desarrollo de una Cultura de Paz como principio rector de la convivencia social. 1.4. Generar diversas estrategias que permitan elevar el grado de conciencia política y social sobre la im-portancia de la participación de los niños, niñas y adolescentes, familias y comunidad en el proceso educativo.
  4. 4. 4 1.5. Brindar orientación individual, apoyo interdisciplinario y detección de los casos que ameriten de programas o servicios. 2. Asistencia jurídica: 2.1. Activar dentro del ámbito escolar mecanismos de conciliación y resolución de conflictos, previendo en todo momento la participación de los distintos actores del proceso educativo. 2.2. Interponer denuncia ante el Consejo de Protección o los órganos públicos competentes según sea el caso, ante situaciones que constituyan una amenaza, violación o vulneración a los Derechos, Garan-tías y Deberes de los Niños, Niñas y Adolescentes. 2.3. Orientar y acompañar permanentemente en la elaboración y aprobación de los Acuerdos de Con-vivencia Escolar y Comunitaria en cada una de las instituciones del Subsistema de Educación Básica. 3. Cooperación intra e interinstitucional: 3.1. Establecer canales permanentes e interactivos con los entes y órganos del Estado, para el seguimien-to oportuno y veraz de los casos que son atendidos por las Defensorías Educativas. 3.2. Establecer entre las Defensorías Educativas y los planteles escolares un espacio de análisis, discu-sión e investigación sobre los factores sociales que inciden en la protección de los niños, niñas y adolescente, que se consolide como una fuente de información actualizada que contribuya con la generación de estrategias en el campo de la prevención. 3.3. Promover la creación y funcionamiento de Redes Escolares y protección infantil. 4. Registro y control documental: 4.1. Recepción de las denuncias. 4.2. Registro de las y los estudiantes atendidos. 4.3. Archivo, resguardo, confidencialidad, respaldo y control de los expedientes. PROCESO N°4 PROTOCOLO GENERAL DE ACTUACIÓN INTERNA Con el propósito de garantizar la efectividad, transparencia y objetividad en los procedimientos y las actuaciones de las Defensorías Educativas, se presenta a continuación un protocolo estandarizado de obligatorio cumplimiento. Las acciones que se presentan a continuación permitirán regular los pro-cedimientos internos y externos que realizan cada uno de estos servicios durante todo el año escolar. ETAPAS: INICIO DEL AÑO ESCOLAR: • Difusión inicial: constituye una etapa para fortalecer y ampliar los vínculos con la escuela y la comunidad. En este sentido, se deberán generar diversas actividades informativas, formativas, lúdicas y de concientización, donde se de a conocer el: enfoque, la definición, las funciones y competencias de las Defensorías Educativas como servicio público dentro del subsistema edu-
  5. 5. 5 cativo. Esta acción es fundamental que se realice cada inicio de año escolar, para garantizar que los estudiantes de nuevo ingreso o traslados, conozcan de esta herramienta institucional. De igual forma, es necesario que en esta fase de difusión se habiliten espacios de registro de aten-ción a víctimas, así como facilitar vías tecnológicas (correos y número telefónicos institucionales) para que las y los interesados (estudiantes, maestros y familias) puedan hacer llegar sus denuncias escolares, a fin de ser atendidos por las Defensorías Educativas. • Diagnóstico situacional. Cada Defensoría Educativa junto a los planteles escolares, realiza un análisis y comprensión de los problemas más frecuentes atendidos por esas instancias duran-te el año escolar anterior, sus factores generadores y consecuencias. Dicho diagnóstico debe arrojar una descripción clara de la situación inicial del problema y su magnitud, que permita, posteriormente comprender su modificación por el plan de trabajo. Este proceso de diagnóstico debe ser, en sí mismo, politizador para todos los actores participantes, con la finalidad de sensibilizar y desarrollar conciencia y compromiso social. El trabajo de diagnóstico se inicia en base al informe de gestión del año escolar anterior de la Defensoría Educativa. DESARROLLO DEL AÑO ESCOLAR: • Plan Operativo de trabajo. Se deberá diseñar una planificación de actividades para el nuevo año escolar, que de solución a los problemas identificados en el diagnostico, en el ámbito de la prevención. El diseño del plan es un momento de problematización y politización para todos los actores participantes, que debe apuntar a dejar saldos organizativos y pedagógicos que permitan afrontar los problemas que se presenten. El plan de trabajo debe impulsar siempre la integración de la escuela, familia y comunidad, disponien-do de: a) Justificación. b) Ojetivos y metas claras. c) Identificación de las principales actividades ubicadas cronológicamente. d) Visibilización de los resultados, efectos e impacto deseados. e) Identificación de los recursos necesarios. f ) Identificación de responsables. g) Identificación de los medios de verificación sobre el cumplimiento de los resultados, efectos e impactos deseados. • Estrategia de monitoreo y análisis: el plan operativo de trabajo debe ser supervisado y eva-luado por cada Zona Educativa, a través de su División de Protección y Desarrollo Estudiantil. En todo momento, se debe verificar si se están alcanzando los resultados, efectos e impactos previstos, y tomar decisiones que permitan potenciar su impacto. El monitoreo y la evaluación son, además, espacios políticos-pedagógicos para todos los actores participantes y de produc-ción de conocimientos y reflexiones sobre la acción. Para comprender si el proyecto ha logrado
  6. 6. 6 o no transformar el problema diagnosticado inicialmente, es fundamental que se cuente con el situacional inicial. • Sistematización y socialización del conocimiento: las actividades emprendidas deben ser evaluadas, registradas y sistematizadas. La sistematización es la producción de conocimientos sobre la base de la experiencia. Estos conocimientos deben ser devueltos a la escuela y la comunidad en general. Ya que desde ella se deben contemplar las nuevas estrategias socio-pedagógicas para la prevención. En consecuencia, cada Defensoría Educativa, en conjunto con la Zona Educativa debe efectuar trimes-tralmente una mesa de trabajo, donde participen los entes del sistema rector de protección a los niños, niñas y adolescentes, el personal directivo de la institución educativa y de protección y desarrollo estudiantil. Esta reunión tiene como propósito presentar los resultados alcanzados por la defensoría educativa en el trimestre, evaluar los casos atendidos, factores -causas-consecuencias, para así diseñar nuevas estrategias de prevención institucional, familiar y comunitario.

×