EL VÍDEO DE HOY: 
Entrevista a Isabel Gómez Acebo 
“Este Papa quiere dar medicinas antes que leyes, abrir la Iglesia” 
Con...
SOLICITAMOS LA RETIRADA INMEDIATA DE LA DISPOSICIÓN SOBRE LAS EXPULSIONES SUMARIAS 
Madrid, 2 de diciembre 2014.- Reunidos...
el derecho a intérprete. Además, aunque insuficiente, existe la posibilidad de solicitar asilo y refugio, e identificar po...
viaje, se visitarán tres de los proyectos de desarrollo que Manos Unidas realiza en Etiopía, país en el que lleva más de 3...
Los jóvenes que al cumplir los 18 años deben abandonar los centros tutelados, los inmigrantes empobrecidos, los fugados de...
Según los datos aportados por la Fundación Simetrías, en España, hay 41.000 jóvenes en el sistema de protección, de los cu...
derribados, humillados”, mientras “los pobres serán aquellos que triunfarán, los pobres de espíritu, los que ante Dios se ...
de los bienes por parte de algunos. Es también luchar contra las causas estructurales de la pobreza: la desigualdad, la fa...
Colección: ENSAYO Materia: BIOGRAFÍAS 296 páginas 15x23. ISBN: 978-84-9055-036-6 
¿Por qué un libro sobre René Girard? ¿En...
Colección: ENSAYO Materia: HISTORIA 368 páginas 15x23. ISBN: 978-84-9055-032-8 
Concluida la guerra civil, la situación ge...
por las cosas. Su particular mirada. Se reconoce, así es, como un "amante de la observación". En otro de los capítulos de ...
aparentan ser de muy escasa entidad, son susceptibles de adquirir luego importancia o bien pueden sobrevenir transformacio...
intentar situarlas con relación, por ejemplo, a los grandes movimientos que han sido testigos de la descolonización, el fi...
griegos. En palabras de Nietzsche, el nihilismo es "la lógica de la decadencia", la estructura de la decadencia que predom...
Nihilismo pasivo y activo 
“Damocles nunca baila mejor que bajo la espada” 
Camus, El hombre rebelde, Alianza, 88 
El came...
mundo anterior 
destrucción 
tiempo que un sol se oculta otro renace 
Débil 
Camello 
Pasivo 
Niega la vida, niega el ser ...
“El nihilismo sería en su esencia una historia que tiene lugar con el ser mismo. Entonces residiría en la esencia del ser ...
Este acto forma parte de los actos celebrativos que la Real Academia Española ha puesto en marcha a lo largo de 2014 con m...
a la fama a su autor. En sus 83 años de existencia (1898-1981) y casi siete décadas de creación artística, este consagrado...
«Santa Teresa estuvo en peligro y actuó con cautela, pero no se calló» 
Teófanes Egido, instantes antes de pronunciar su c...
es dejarnos seducir por su persona, por su manera de ser y hacer que transparenta Dios. Es Jesús vivo quien ha de tocar nu...
línea de las nuevas relaciones del Reino. Una espiritualidad de inclusión, que impulsa a salir hacia los demás para llegar...
Tras la muerte de Jesús, el atrevido profeta judío de la compasión subversiva, las primeras comunidades cristianas de Pale...
Omella podría ser arzobispo de Barcelona: “La verdad padece, pero no perece.” 
Juan Rubio | diciembre 4, 2014 
Ilustración...
ALfa y Omega - Miércoles, 3 de diciembre de 2014 
Reunidos en Málaga, miembros de Cáritas Española, CONFER, el Secretariad...
La aceptación de las expulsiones sumarias que representa la aprobación de este Dictamen «supondría consolidar legalmente u...
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
La posada del silencio nº 34, curso vi
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La posada del silencio nº 34, curso vi

406 visualizaciones

Publicado el

Revista de la Asociación de Alumnos de San Esteban de Salamanca

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
406
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
150
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La posada del silencio nº 34, curso vi

  1. 1. EL VÍDEO DE HOY: Entrevista a Isabel Gómez Acebo “Este Papa quiere dar medicinas antes que leyes, abrir la Iglesia” Confiesa que le gusta mucho este papa aunque no le ve feminista, “es el único defecto que tiene. Habla de la mujer como madre”. http://elpais.com/elpais/2014/12/03/videos/1417608245_690388.html (EL PAIS) Desde que fue elegido, en marzo de 2013, el papa Francisco ha tenido su sitio casi cada día en los medios de comunicación de todo el mundo. “Desde que salió al balcón del Vaticano, hizo gestos que ya mostraron que su papado iba a ser distinto. Y a la gente le gustó”, asegura la teóloga Isabel Gómez Acebo, una de las fundadoras de la Asociación Europea de Mujeres para la Investigación Teológica. Confiesa que le gusta mucho este papa aunque no le ve feminista, “es el único defecto que tiene. Habla de la mujer como madre”. La teóloga cree que algunos de los cambios que está impulsado, como los que ya ha realizado en las finanzas vaticanas o la distinta forma de tratar los casos depederastia, son irreversibles, pero otros no: “Los liturgos más conservadores creen que Francisco ha restado misterio al papado, que es un párroco de pueblo que no sabe de teología. Al ser humano”, dice, “por muy santo que sea, le gustan el brillo y el poder” y cree que puede los cardenales pueden cambiar el rumbo en el próximo cónclave para intentar recuperar parte de las prerrogativas que este pontífice les ha quitado. Gómez Acebo destaca la humildad del Papa, su modestia y la orientación de su pontificado: “Es un Papa que quiere dar medicinas antes que leyes, abrir la Iglesia y que entre luz”.
  2. 2. SOLICITAMOS LA RETIRADA INMEDIATA DE LA DISPOSICIÓN SOBRE LAS EXPULSIONES SUMARIAS Madrid, 2 de diciembre 2014.- Reunidos en Málaga representantes de instituciones eclesiales que trabajan “in situ” a uno y otro lado de la frontera sur para abordar coordinadamente distintos temas que afectan a las personas migrantes, y siendo testigos del sufrimiento diario que las vallas provocan, Cáritas Española, CONFER, Secretariado de la Comisión Episcopal de Migraciones y Justicia y Paz queremos solicitar la retirada inmediata de la disposición sobre las expulsiones sumarias. La Comisión de Interior del Congreso de los Diputados aprobó el pasado 25 de noviembre el Dictamen sobre el Proyecto de Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, en el que se recoge una modificación a la Ley Orgánica de Extranjería que pretende legitimar las expulsiones sumarias en la frontera de Ceuta y Melilla. A nuestra preocupación por un proyecto de Ley que criminaliza la pobreza y la movilización social, se suma la consternación por la naturaleza de una enmienda que ha sido introducida a última hora por el Grupo Parlamentario Popular del Congreso. Además de compartir las reflexiones de instituciones como el Consejo General de la Abogacía y la inquietud expresada por numerosas entidades y plataformas ante la aprobación del citado Dictamen, queremos hacer público nuestro enérgico rechazo a la modificación que se contempla en el mismo porque entendemos que viola derechos humanos, da cobertura legal a una práctica ilegal que se viene constatando desde hace tiempo y no va a aportar soluciones a ninguna de las causas por las que las personas migrantes abandonan sus países de origen para, tras un arduo camino, llegar ante las fronteras de Ceuta y Melilla. En definitiva, sólo se logrará incrementar el sufrimiento de las personas y no se reducirán las llegadas. Recordamos que La Ley Orgánica de Extranjería ya cuenta con procedimientos legales para abordar los casos de entradas irregulares en España por puestos no habilitados y que conllevan una serie de garantías para las personas migrantes, como son la asistencia letrada y
  3. 3. el derecho a intérprete. Además, aunque insuficiente, existe la posibilidad de solicitar asilo y refugio, e identificar potenciales víctimas de trata y otros perfiles vulnerables. Es necesario señalar que las expulsiones sumarias vulneran lo dispuesto por los artículos 12 y 13 de la Directiva europea 2008/115/CE y el artículo 13 del Código de Fronteras Schengen, que establecen como garantías procedimentales en todo procedimiento de retorno la obligatoriedad de una resolución motivada para la denegación de entrada, en la que se indiquen los motivos exactos de la misma, así como el derecho a recurrir dicha resolución de forma informada y asesorada. Es más, esas expulsiones podrían ser constitutivas de una violación del artículo 6 del Carta Europea de Derechos Fundamentales (CEDH) que contempla el derecho a un proceso equitativo. Por otra parte, ese Dictamen pone en riesgo la protección internacional, lo que vulnera la Convención de Ginebra de 1951 y el artículo 18 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE. Junto a ello, el artículo 6 de la Directiva 2013/32/UE obliga a los Estados Miembros a garantizar el acceso a la protección no sólo en el territorio nacional sino también en las fronteras y aguas territoriales. Llamamos también la atención sobre la violación que supone del principio de “non refoulement” (no devolución) recogido en el artículo 33 de la Convención de Ginebra de 1951, el artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, el artículo 18 de la ya citada CEDH y la Directiva de retorno (Directiva 2008/115/CE) según el cual ninguna persona puede ser devuelta a un país donde su vida, libertad o seguridad corran peligro. En las últimas semanas ha sido la propia Comisión Europea e incluso el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas quienes han manifestado su preocupación por la vulneración de derechos que podría conllevar estas decisiones. Por tanto, solicitamos que se retire esta disposición adicional y se busque un consenso político en materia de inmigración. España debe liderar ese proceso y hacer ver a la Unión Europea que las vallas de Ceuta y Melilla son sólo la consecuencia de una política migratoria europea desenfocada. Solicitamos, asimismo, diálogo para buscar vías de acceso regulares para quienes no las encuentran nunca y no se vean empujados a dar un salto desesperado. Y solicitamos solidaridad con quienes buscan la protección del asilo y el refugio huyendo de conflictos, persecuciones y los efectos de una política de cooperación internacional centrada exclusivamente en un modelo económico de crecimiento que propicia el descarte y la expulsión de los ciudadanos de sus países de origen y no el desarrollo de sus propias capacidades y experiencias para evitar el abandono de sus comunidades como consecuencia de la injustica o la inseguridad. La aceptación de las expulsiones sumarias que representa la aprobación de este Dictamen supondría consolidar legalmente un concepto de “frontera” sinónimo de un territorio donde los derechos humanos están ausentes. Y como ha señalado la Comisión Episcopal de Migraciones en el VII Congreso de Migraciones en el Vaticano, y ha afirmado recientemente el Papa Francisco ante el Parlamento Europeo, “Europa será capaz de hacer frente a las problemáticas asociadas a la inmigración si es capaz de proponer con claridad su propia identidad cultural y poner en práctica legislaciones adecuadas que permitan tutelar los derechos de los ciudadanos europeos y de garantizar al mismo tiempo la acogida a los inmigrantes“. El director Santiago Zannou viaja a Etiopía con la ganadora del Festival de Clipmetrajes Miércoles, 3 diciembre, 2014 El director de cine Santiago Zannou, que fue presidente del jurado de la V Edición del Festival Clipmetrajes de Manos Unidas, viaja a Etiopía este mes de diciembre (del 5 al 18) para realizar, junto a la ganadora de la pasada edición del Festival, Ines Poggio, un cortometraje documental. Durante el
  4. 4. viaje, se visitarán tres de los proyectos de desarrollo que Manos Unidas realiza en Etiopía, país en el que lleva más de 30 años trabajando y donde, en la actualidad, tiene 14 proyectos. Los proyectos que visitarán son los siguientes:  Programa de formación en equidad de género en la Diócesis de Nekemte, cuyo principal objetivo es concienciar a la población sobre la situación de las mujeres en el país, realizando además actividades de alfabetización y formación profesional.  Programa de formación profesional para integración de personas discapacitadas en Addis Abeba, donde un grupo de discapacitados etíopes se unieron creando SALU (Self Help Blind and Handicap Association) donde aprenden oficios y así abandonan la mendicidad. Hoy, con más de 60 personas en la asociación, están presentes también en Shashemene y Hawassa. (+inf)  Convenio rural con la AECID en la Diócesis de Adigrat, por medio del cual Manos Unidas se ha ocupado durante cuatro años y con apoyo de la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo) de garantizar la soberanía alimentaria en cuatro regiones, garantizando el derecho humano al agua y a la alimentación mediante la recuperación y la sostenibilidad del medio natural (+inf) SOBRE SANTIAGO ZANNOU E INÉS POGGIO El trabajo de Zannou (Madrid, 1977) siempre ha estado marcado por su carácter realista a la hora de mostrar situaciones sociales cercanas pero, a la vez, relegadas al olvido. Así lo reflejan algunos de sus trabajos, como su primer largometraje, El truco del manco (2008), galardonado con tres premios Goya (Mejor Director Novel, Mejor Actor Revelación y Mejor Canción Original); el emotivo documental La puerta del no retorno (2011), que recrea el rencuentro de su padre con sus raíces africanas en Benin; o su última película, El alacrán enamorado (2013), que estuvo preseleccionado para la carrera de los Oscar 2014 y obtuvo cuatro nominaciones en los premios Goya 2014. En esta ocasión, dirigirá el trabajo de Inés Poggio, ganadora de la pasada edición del Festival Clipmetrajes por el vídeo Comprar-comer-comprar. Ambientalista y aficionada a las técnicas audiovisuales, Poggio se muestra entusiasmada ante una experiencia que, como ella dice, “va a ser inolvidable. Me hace mucha ilusión ir y poder participar y mostrar el trabajo que Manos Unidas hace en Etiopía”. EL 17 DE FEBRERO ES LA FECHA TOPE PARA PARTICIPAR EN LA VI EDICIÓN Al igual que Inés Poggio, quien gane el primer premio en la actual edición del Festival de Clipmetrajes tendrá la oportunidad de realizar un viaje excepcional para conocer los algunos de los proyectos de desarrollo que Manos Unidas financia en todo el mundo y grabar un documental bajo la dirección de Eduardo Chapero-Jackson, presidente de esta VI Edición. Hasta el próximo 17 de febrero está abierta la convocatoria para participar en esta VI Edición del Festival de Clipmetrajes, en esta ocasión bajo el lema El desafío del hambre. 2ª parte, y colaborar con Manos Unidas y a través del cine y la comunicación audiovisual, en la denuncia de causas evitables del hambre en el mundo Los clipmetrajes son vídeos de un minuto para cambiar el mundo, y en sus 60 segundos, realizados en cualquier formato, género y técnica, se transmiten creativos puntos de vista que se difunden fácilmente por Internet. La categoría general (bases) del festival está abierta a mayores de 18 años, profesionales, estudiantes y aficionados del mundo audiovisual, así como a cualquier persona aficionada al cine y con ganas de crear un mundo mejor. Y la categoría escuelas (bases) está abierta para centros escolares de ESO, Bachillerato y FP. El plazo para participar y subir el vídeo a la web www.clipmetrajesmanosunidas.org finaliza el 17 de febrero de 2015. ¿Quiénes son los jóvenes sin hogar en España? 04/12/2014
  5. 5. Los jóvenes que al cumplir los 18 años deben abandonar los centros tutelados, los inmigrantes empobrecidos, los fugados del hogar, los que residen en infraviviendas o asentamientos y los hijos de familias desahuciadas conforman el perfil de los menores sin hogar en España. Así lo ha expuesto la presidenta de la Fundación Simetrías, Ángeles Díaz Vieco, una organización que impulsa proyectos para la inclusión social de los menores y que ha reclamado en una rueda de prensa un pacto social "urgente" para garantizar una vivienda digna a los niños y jóvenes que duermen en la calle. Díaz Vieco ha presentado un informe sobre los jóvenes sin hogar en España en la Conferencia CRS ("Children Rough Sleepers", niños que duermen en la calle) en la que han participado expertos de administraciones públicas y privadas, universidades y plataformas de la sociedad civil. España, Reino Unido, República Checa, Hungría, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía y Eslovenia son los países participantes en esta investigación, coordinada por la Universidad de Wolverhampton. Entre otras medidas para paliar la situación de extrema vulnerabilidad de los jóvenes sin techo en España, Díaz Vieco ha exigido la paralización de los desahucios y la agilización de los trámites para que las familias desahuciadas con hijos menores puedan acceder al fondo social de la vivienda de los bancos. En la actual situación de crisis y con las perspectivas de generación de empleo, han pedido que el colchón de una renta mínima y una vivienda sean la base de la dignidad de todas las familias con hijos menores de 18 años que no tienen una vivienda digna. Entre los jóvenes sin techo se encuentran los que al cumplir 18 años dejan los centros de protección en los que vivían, no tienen familia de referencia, ni amigos y no pueden optar a programas autonómicos para acceder a una vivienda tutelada. A la calle están abocados igualmente los jóvenes que se fugan de sus casas por unos días como consecuencia del aumento de los conflictos familiares. En 2013 se presentaron 13.000 denuncias por fuga de menores... La falta de techo también afecta a los jóvenes procedentes de familias de todos los niveles sociales que son denunciados por sus padres por malos tratos. El año pasado, 9.000 jóvenes fueron denunciados por sus padres ante los Juzgados. También pueden terminar en la calle los menores inmigrantes no acompañados, niños de países empobrecidos, que entran en España desde África para encontrar un trabajo y que han sido alojados en centros de protección, de los que se terminan fugando si no ven expectativas de conseguir un empleo.
  6. 6. Según los datos aportados por la Fundación Simetrías, en España, hay 41.000 jóvenes en el sistema de protección, de los cuales 14.000 se encuentran en centros de protección, 14.000 están con su familia extensa (tíos y abuelos) y el resto en familias de acogida. Asimismo, la tramitación de 82.000 expedientes judiciales por desahucios ante los Juzgados de Primera Instancia el año pasado ha dejado sin vivienda a muchas familias con hijos, que no tienen la posibilidad de compartir la vivienda con familiares o conocidos. Muchas familias con hijos, sin prestaciones ni subsidios, desahuciadas por el impago de hipotecas o alquiler, que no cuentan con el apoyo de familiares que puedan acogerlos de forma temporal, se ven obligadas a vivir en infraviviendas o en asentamientos. Fuente: Teinteresa.es/EFE ( *Extracto) Los santos escondidos de todos los días dan esperanza, dijo el Papa 2014-12-04 Radio Vaticana (RV).- Hay tantos santos escondidos, hombres, mujeres, padres y madres de familia, enfermos, sacerdotes, que ponen en práctica todos los días el amor de Jesús y esto da esperanza: es cuanto dijo el Papa Francisco en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta. Es verdaderamente cristiano quien pone en práctica la Palabra de Dios. No basta decir que se tiene fe. Al comentar el Evangelio sobre la casa construida sobre la roca o sobre la arena, Francisco invitó a no ser “cristianos de apariencia”, cristianos disfrazados, porque apenas cae un poco de lluvia el truco desaparece. Non basta – dijo el Papa – pertenecer a una familia muy católica o a una asociación o ser un benefactor, si no se sigue después la voluntad de Dios. “Tantos cristianos de apariencias” – observó el Santo Padre – “caen ante las primeras tentaciones”, porque “no hay sustancia allí”, han construido sobre la arena. En cambio, hay tantos santos “en el pueblo de Dios – no necesariamente canonizados, sino santos – tantos hombres y mujeres” que “ponen en práctica el amor de Jesús. Tantos”. Que han construido su casa sobre la roca, que es Cristo: “Pensemos en los más pequeños, eh. En los enfermos que ofrecen sus sufrimientos por la Iglesia, por los demás. Pensemos en tantos ancianos solos, que rezan y ofrecen. Pensemos en tantas madres y padres de familia que llevan adelante con tanta fatiga su familia, la educación de los hijos, el trabajo cotidiano, los problemas, pero siempre con la esperanza en Jesús, que no se pavonean, sino que hacen lo que pueden”. ¡Son los “santos de la vida cotidiana!”, exclamó el Papa: “Pensemos en tantos sacerdotes que no se hacen ver pero que trabajan en sus parroquias con tanto amor: la catequesis a los niños, la atención a los ancianos, a los enfermos, la preparación a los recién casados… Y todos los días lo mismo, lo mismo, lo mismo. No se aburren porque en su fundamento está la roca. Es Jesús, esto es lo que da santidad a la Iglesia, ¡esto es lo que da esperanza!”. Francisco afirmó además que “debemos pensar mucho en la santidad escondida que existe en la Iglesia”. “Cristianos que permanecen en Jesús. Pecadores, ¡eh! Todos lo somos. Y también a veces alguno de estos cristianos comete algún pecado grave, pero se arrepienten, piden perdón, y esto es grande: la capacidad de pedir perdón, de no confundir pecado con virtud, de saber bien dónde está la virtud y dónde está el pecado. Estos están fundados sobre la roca y la roca es Cristo. Siguen el camino de Jesús, lo siguen a Él”. “Los soberbios, los vanidosos, los cristianos de apariencia – subrayó el Papa Bergoglio – serán
  7. 7. derribados, humillados”, mientras “los pobres serán aquellos que triunfarán, los pobres de espíritu, los que ante Dios se sienten una nada, los humildes, y llevan adelante la salvación poniendo en práctica la Palabra del Señor”. “Hoy estamos, mañana no estaremos” – dijo el Papa citando a San Bernardo: “Piensa, hombre, qué será de ti: comida para gusanos”. “Nos comerán los gusanos, a todos” – recordó el Papa – y “si no tenemos esta roca, terminaremos aplastados”: “En este tiempo de preparación a la Navidad pidamos al Señor que estemos fundados firmemente en la roca que es Él. Nuestra esperanza es Él. Nosotros somos todos pecadores, somos débiles pero si ponemos la esperanza en Él podremos ir adelante. Y ésta es la alegría de un cristiano: saber que en Él está la esperanza, está el perdón, está la paz, está la alegría. Y no poner nuestra esperanza en cosas que hoy están y mañana no estarán”. (María Fernanda Bernasconi - RV). “Vayan tras las huellas del buen Samaritano sirviendo a los pobres del mundo”, el Papa a la FOCSIV 2014-12-04 Radio Vaticana (RV).- Esta mañana el Papa Francisco recibió en el Aula Pablo VI, a los más de dos mil voluntarios cristianos de la Federación de Organismos Internacionales de Voluntariado, en ocasión de la Jornada Internacional del Voluntariado. En su discurso el Santo Padre recordó la importancia del servicio que prestan los voluntarios hoy, señalando que en el mundo “hay tanta necesidad de testimoniar el valor de la gratitud: ¡los pobres no pueden convertirse en una ocasión de ganancia!” afirmó el Pontífice. “Ustedes – exhortó el Papa – están llamados a interpretar estos signos de los tiempos y a convertirse en un instrumento al servicio del protagonismo de los pobres”. Para ello recordó, es necesario promover la solidaridad y buscar la paz. Y “un signo de paz y de esperanza – afirmó Francisco – es su actividad en los campos de refugiados, donde encuentran a gente desesperada, rostros marcados por el atropello, niños que tienen hambre de alimentos, de libertad y de futuro”. Sigan el ejemplo de tantos “voluntarios que han sido verdaderos testigos de la caridad, operadores de paz, constructores de justicia y de solidaridad”, les exhortó Francisco concluyendo su discurso. “Los encomiendo a cada uno de ustedes y a los organismos de su Federación a la protección de María Santísima. Los acompaña también mi Bendición”, les dijo al despedirse. Texto completo del Discurso del Papa a la FOCSIV Queridos hermanos y hermanas, ¡Buenos días! Es un gusto recibirlos en ocasión de la Jornada Internacional del Voluntariado. Les dirijo un cordial saludo y agradezco al Presidente, que ha presentado su misión, en el contexto actual. Su Federación, que agrupa a los Organismos de Voluntariado de inspiración cristiana, desarrolla una preciosa acción en el mundo. Es imagen de una Iglesia que se pone el delantal y se inclina a servir a los hermanos en dificultad. De hecho, las diversas realidades que conforman la FOCSIV buscan conjugar el bagaje de experiencia de los propios miembros con la dimensión del servicio voluntario a los pobres siguiendo el estilo del buen Samaritano y en coherencia con los valores evangélicos. A partir de su identidad cristiana, ustedes se presentan como “voluntarios del mundo” con numerosos proyectos de desarrollo, para dar respuestas concretas a los escándalos del hambre y de las guerras. Les agradezco ¡por aquello que hacen y por como lo hacen! Sus intervenciones junto a los hombres y a las mujeres en dificultad son un anuncio vivo de la ternura de Cristo, que camina con la humanidad de todo tiempo. Prosigan en este camino del compromiso voluntario y desinteresado. Hay tanta necesidad de testimoniar el valor de la gratitud: ¡los pobres no pueden convertirse en una ocasión de ganancia! Hoy las pobrezas cambian de rostro – ¡existen las nuevas pobrezas! – y también algunos entre los pobres maduran diversas expectativas: aspiran ser protagonistas, se organizan, y sobre todo practican aquella solidaridad que existe entre cuantos sufren, entre los últimos. Ustedes están llamados a interpretar estos signos de los tiempos y a convertirse en un instrumento al servicio del protagonismo de los pobres. Solidaridad con los pobres es pensar y actuar en términos de comunidad, de prioridad de la vida de todos sobre la apropiación
  8. 8. de los bienes por parte de algunos. Es también luchar contra las causas estructurales de la pobreza: la desigualdad, la falta de un trabajo y de una casa, la negación de los derechos sociales y laborales. La solidaridad es un modo de hacer la historia con los pobres, evitando presuntas obras altruistas que reducen al otro a la pasividad. Entre las principales causas de la pobreza hay un sistema económico que saquea la naturaleza, pienso particularmente en la deforestación, pero también en las catástrofes ambientales y en la perdida de la biodiversidad. Es necesario remarcar que la creación no es una propiedad de la cual pueden disponer como les plazca, y mucho menos es una propiedad de algunos cuantos. La creación es un don maravilloso que Dios nos ha dado para poder cuidarlo y lo utilicemos en beneficio de todos, con respeto. Por lo tanto los animo a continuar en este compromiso para que la creación permanezca como un patrimonio de todos, de entregar en toda su belleza a las generaciones futuras. Muchos de los países en los cuales operan conocen el escándalo de la guerra. Trabajando por el desarrollo de los pueblos, ustedes también cooperan en construir la paz, buscando con perseverante tenacidad desarmar las mentes, de acercar a las personas, de construir puentes entre las culturas y las religiones. La fe les ayudará a realizarlo también en los Países más difíciles, donde la espiral de la violencia parece no dejar espacio a la razón. Un signo de paz y de esperanza es su actividad en los campos de refugiados, donde encuentran a gente desesperada, rostros marcados por el atropello, niños que tienen hambre de alimentos, de libertad y de futuro. ¡Cuánta gente en el mundo huye de los horrores de la guerra! ¡Cuántas personas son perseguidas por motivo de su fe, obligadas a abandonar sus casas, sus lugares de culto, sus tierras, sus afectos! ¡Cuántas vidas quebradas! ¡Cuánto sufrimiento, cuánta destrucción! Frente a todo esto, el discípulo de Cristo no se echa para atrás, no cambia la mirada de otra parte, pero si busca hacerse cargo de esta humanidad sufriente, con proximidad y acogida evangélica. Pienso en los migrantes y en los refugiados, los cuales buscan dejar atrás las duras condiciones de vida y todo tipo de peligros. Es necesario la colaboración de todos, de instituciones, de ONG’s y comunidades eclesiales, para promover cominos de convivencia armoniosa entre personas y culturas diversas. Los movimientos migratorios solicitan adecuadas modalidades de acogida que no dejen a los emigrantes a merced del mar y de las bandas de traficantes inescrupulosos. Al mismo tiempo, es necesaria una colaboración factible entre los Estados, para reglamentar y administrar eficazmente estos fenómenos. Queridos hermanos y hermanas, en más de cuarenta años de vida, en su Federación han obrado voluntarios que han sido verdaderos testigos de la caridad, operadores de paz, constructores de justicia y de solidaridad. Los animo a proseguir con alegría en este camino de fidelidad al hombre y a Dios, poniendo siempre más al centro la persona de Jesús. Les ayudará mucho encontrar cada día tiempo para el encuentro personal con Dios en la oración: esta será su fuerza en los momentos más difíciles, de desilusiones, de soledad, de incomprensión. Encomiendo a cada uno de ustedes y a los organismos de su Federación a la protección de María Santísima. Los acompaña también mi Bendición. ¡Y ustedes recuérdense de orar por mí! Gracias. René Girard: de la ciencia a la fe Ángel Barahona
  9. 9. Colección: ENSAYO Materia: BIOGRAFÍAS 296 páginas 15x23. ISBN: 978-84-9055-036-6 ¿Por qué un libro sobre René Girard? ¿En qué consiste su relevancia intelectual? ¿Cuáles son sus aportaciones al pensamiento contemporáneo? ¿Qué áreas del conocimiento abarcan sus tesis? ¿Ha dicho algo nuevo sobre el hombre y la cultura que sea digno de ser resaltado? ¿Por qué sus ideas suscitan polémica en las ciencias humanas? ¿Cuál es su relación con el cristianismo? ¿Aporta algo a la teología que no haya sido dicho todavía? ¿Por qué la teología se siente interpelada e incómoda por su teoría? ¿Por qué algunos le llaman el «Darwin de la cultura», otros el «Hegel del cristianismo»? Este libro quiere tratar de responder a algunas de estas preguntas y ofrecer vías para el debate antropológico y teológico contemporáneo. El franquismo y los intelectuales La cultura en el nacionalcatolicismo Antonio Martín Puerta
  10. 10. Colección: ENSAYO Materia: HISTORIA 368 páginas 15x23. ISBN: 978-84-9055-032-8 Concluida la guerra civil, la situación general de España era de graves carencias. Un nuevo régimen autoritario y confesional procedía a crear un marco que pretendió la completa modificación de los datos previos a la guerra. El inicialmente no previsto protagonismo de la Iglesia sería ahora elemento capital. Sobre el mundo intelectual ---fraccionado, como el resto de la sociedad--- recayeron en ambos lados especiales circunstancias agravantes, censuras y forzadas salidas de España. Una extendida visión lo identifica en aquellos años con un mísero y agostado páramo cultural, interpretación que Julián Marías rechazaría contundentemente. Al margen tanto de idealizaciones como de críticas fórmulas preestablecidas, El franquismo y los intelectuales analiza los antecedentes y resultados del proyecto cultural y político del llamado nacionalcatolicismo, como igualmente la situación y la no desdeñable obra de los intelectuales durante las dos primeras décadas del régimen de Franco. La mirada del escritor por Rafa Martínez El escritor holandés Cees Nooteboom se encuentra en el Frick Museum de Nueva York delante de "La lección de música interrumpida", de Vermeer. Dice sentirse como un mirón al tiempo que le embarga cierto sentimiento "nacional", algo que, bien pensado, concluye, le parece ridículo. El pudor ante la escena predomina. Es un extraño, y lo sabe. En plena observación cae en la cuenta de que le ocurre lo mismo cuando se planta delante de un cuadro de Edward Hopper: ese saberse mirón en un lugar, una escena, en las que no debería tener cabida. Al tiempo, el escritor, narrador en primera persona, observa y apunta todo cuanto acontece a su alrededor. Una compatriota atractiva que observa, como él, el vermeer. Le gustaría abordarla, pero no se atreve. Éste es, en resumen, el primero de los relatos que en torno a la pintura ha escrito Cees Nooteboom. Unos relatos en los que, además de propiciar el ensayo como eventual crítico o historiador del arte, hay la narración, el relato literario del contexto en que aquél tiene lugar. Porque Nooteboom no tiene la intención de darnos lección de arte alguna (lo cual, dicho sea de paso, no quiere decir que no vayamos a aprender aspectos interesantes de algunos episodios de la pintura de los últimos cinco o seis siglos). Nos ofrece, como hemos apuntado, sus reflexiones de hombre culto y curioso
  11. 11. por las cosas. Su particular mirada. Se reconoce, así es, como un "amante de la observación". En otro de los capítulos de este libro nos cuenta que, después de un largo viaje, llega a Amsterdam y casualmente acaba entrando en una exposición de grabados de Tiépolo, del que poco o muy poco conoce. Dice incluso sentirse atraído por los títulos de los grabados más que por el contenido de éstos. Son las suyas unas observaciones inteligentes. Y cuando, como el maestro de obras del Románico, que trabaja con el método del ensayo y error, se equivoca, rectifica y llega hasta su objetivo. "Eso de percibir mal las cosas cuando las miras por primera vez tiene su lado bueno, aunque sólo sea por el hecho de que luego las ves mejor". Su mirada sobre las cosas tiene, pues, su base. Una base culta, de múltiples referencias. De otro lado, sus descripciones, a menudo bellísimas, complementan el discurso a veces difuso con que a veces se nos despacha (por cierto, no menos que algunos historiadores del arte, cuyas empalagosas descripciones con frecuencia resultan indigestas). Cuando habla de Florencia (y nos saca a colación ni más ni menos que a Claude-Gilbert Dubois, especialista en manierismo) para enunciar una de sus teorías (o Florencia como "speculum historiae" de época que se reflejan las unas en las otras), dice cosas como ésta: "El sol se ha adentrado geométricamente en la Piazza della Santa Annunziata". En momentos como éste resplandece el valor literario de la obra. Que no es poco. La literatura, a menudo, ayuda a iluminar aspectos poco o nada conocidos de la historia. A Nooteboom le divierte imaginar de qué manera llegó Leonardo a Milán. Por ejemplo. Otro de los momentos culminantes de este pequeño libro es el capítulo que Cees Nooteboom le dedica al pintor Caspar David Friedrich. En éste nos cuenta cómo a través de László Földényi -del que, nos dice, había apreciado mucho con anterioridad su "Tratado sobre la melancolía", en el que se tratan de igual manera temas pictóricos- intenta introducirse con otra de sus obras -dedicada al pintor- en el mundo cerrado, abierto sin embargo a interpretaciones, de Friedrich. La imposibilidad de retratar a Dios, a un Dios que ha abandonado el mundo, da pie al escritor holandés para cavilar sobre este aspecto de su pintura. Un lado oscuro que, como la pintura de Edward Hopper, representa el otro lado, el polo contrario, de uno de los temas principales de la pintura, y, también, de las interpretaciones de Nooteboom: la luz. La pintura de Edward Hopper le sugiere "angustia, silencio, una gran melancolía". Y sin embargo, como a tantos y tantos espectadores de su obra, le fascina. En estos hallazgos en apariencia nimios es donde el lector siente como suya la escritura de Nooteboom (algo sin duda mucho menos frecuente cuando leemos a los historiadores o a los críticos de arte; raro es el caso: si acaso Duby, Gombrich...). De ahí el interés, menos académico cuanto literario, es cierto, que estos escritos sobre la pintura tienen. Es más probable que uno recuerde con el paso del tiempo la descripción que Nooteboom hace de las calles de Leiden que vieron crecer a Rembrandt y sus primeros autorretratos que la de cualquier avispado especialista falto de chispa e ingenio literarios. Su lectura, pues, resulta amén de fructífera, gratificante, y de un rigor muy personal.- RAFA MARTINEZ. Cees Nooteboom , El enigma de la luz. Un viaje en el arte, traducción de Isabel-Clara Lorda Vidal, Madrid, Siruela, 2007 Escrito en La Torre de Babel Turia por Rafa Martínez El espesor de la historia La Vanguardia | Michel Wieviorka Solemos caracterizar nuestra época por la idea de una especie de compresión del tiempo que motiva que el presente, incluso la actualidad, parezcan empequeñecer el futuro y convertir el pasado en una realidad mucho menos inteligible que en épocas pasadas. Por eso, nuestra reflexión adquiere tintes de indiferencia a largo plazo, de modo que nos parece justificado formular juicios definitivos sobre fenómenos que, sin embargo, merecerían valoraciones prudentes y matizadas. Aún peor, evitamos volver nuestros pasos sobre nuestras valoraciones anteriores aunque de hecho deberían ser revisadas en profundidad. Tal es el caso, sobre todo, a la hora de analizar una movilización en caliente y expresarnos sobre el fondo de la cuestión a fin de recalcar las características que nos parecen esenciales, incluso estructurales, sin advertir que otras dimensiones de la acción, que aparentemente revisten menor importancia o incluso
  12. 12. aparentan ser de muy escasa entidad, son susceptibles de adquirir luego importancia o bien pueden sobrevenir transformaciones realmente importantes. He aquí un par de ejemplos de esta cuestión. MESEGUER En el 2011 se produjo una oleada de luchas en todo el mundo que adoptaron la forma de la indignación : los indignados en España, por supuesto, pero también Occupy Wall Street en Estados Unidos, el movimiento de las tiendas en Israel, el de los estudiantes en Chile, etcétera. Entre las características esenciales de los protagonistas de las acciones o movimientos respectivos hay una que merece toda nuestra atención: en conjunto, han mostrado un gran reparo con relación a los partidos políticos, que habrían podido garantizar, aunque fuera de modo muy parcial, la atención a sus demandas. Los protagonistas en cuestión han surgido del ámbito exterior de la política, al margen de ella, aspecto que a juicio de ciertos observadores era uno de sus principales motivos de atracción. Ahora bien, ¿qué observamos en la actualidad? La única experiencia en que un movimiento de este tipo ha sabido realmente mantenerse es la de España. Y en este país una fuerza política, Podemos, se ha presentado recientemente, y de modo exitoso, en una especie de prolongamiento de la acción de los indignados. Es cierto que no está exenta de críticas, incluso por parte de los indignados, pero sea como fuere existe una cierta dimensión política que ha venido a reemplazar en medida apreciable a la pureza prístina no política o antipolítica, y cabe proponer la hipótesis, al menos de forma prudente, de que tal dimensión ha permitido que el movimiento perdurara. Consideremos a continuación las revoluciones en el mundo árabe y musulmán: en un principio, desde la revolución llamada del jazmín en Túnez, numerosos observadores expresaron su entusiasmo a la vista del carácter democrático de la acción, sin hablar de los admirados por el uso hábil e inteligente de internet y de las redes sociales. Luego hubo que matizar inevitablemente el juicio y constatar que, a la par de acabar con un régimen autoritario o de oponerse a él, la propia acción revestía otros significados. Pudo presenciarse, en efecto, el auge más o menos radical del islamismo y se abrió paso la violencia. En Egipto, los militares en el poder no han diferido mucho de todo cuanto encarnó el régimen de Hosni Mubarak; en Libia, el caos sucedió a Muamar el Gadafi; en Siria, la guerra civil no ha puesto fin al poder de Bashar el Asad y el país se hunde en la violencia, etcétera. Únicamente Túnez se ha librado de momento de lo peor. Los diversos sentidos positivos de los momentos iniciales, el llamamiento a la democracia, las demandas de respeto y de dignidad eran, en efecto, muy tangibles y con razón las recalcaban los observadores. Sin embargo, después de tres o cuatro años, un lapso de tiempo muy corto desde el punto de vista histórico, el diagnóstico debe ser necesariamente más complejo. ¿Y qué se dirá, por ejemplo, dentro de cinco, diez o veinte años ? Podemos, por supuesto, hacer comentarios en caliente, siempre que estemos bien informados; las lecciones que cabía extraer de los acontecimientos señalados, en su inmediatez, merecen ser retenidas aún al día de hoy. En el caso de los indignados o de Podemos, la perspectiva o el prolongamiento político de las luchas en cuestión sigue siendo un tema importante de debate en el seno de estos movimientos, como también de reflexión desde una perspectiva externa: ¿es necesario, parafraseando a Hegel, valorar el “alma bella”, la pureza de una acción que se mantiene al margen de todo compromiso con la política? ¿No es menester, por el contrario, dar pruebas de realismo y de pragmatismo para considerar la posibilidad del tránsito a lo político? Y, en el caso de las revoluciones en tierras árabes o musulmanas, ¿no es menester decir en voz alta, aunque aún reste tiempo para verlo hecho realidad, que estos movimientos han propiciado la percepción del aliento poderoso de aspiraciones democráticas y han acabado con regímenes autoritarios que parecían haber nacido para perdurar? ¿Por qué no pensar que, en otros contextos históricos, podrían restablecer sus aspiraciones iniciales? ¿Por qué caer en un pesimismo excesivo? ¿Por qué ceñirse, hoy como ayer, a la actualidad, en esta ocasión en lo que concierne a su faz sombría siendo así que en épocas anteriores presentaba una imagen luminosa? Cabe extraer, al menos, dos lecciones de este puñado de observaciones. La primera es que deberíamos hacer gala de modestia y de un sentido más aguzado del matiz a la hora de entender el presente, siempre complejo y ambivalente. Un presente más fácil de analizar si se considera el espesor histórico en el que se sitúa, tanto antes como después de los acontecimientos. La segunda lección se refiere, hablando con mayor precisión, a las escalas del tiempo que deberíamos articular cuando se trata de fenómenos tan importantes como los evocados en estas líneas: el corto plazo no debería impedir la consideración del plazo medio, por ejemplo unas decenas de años, ni tampoco el plazo más largo. No sabemos qué juicio histórico podrá aplicarse dentro de cincuenta o cien años a, por ejemplo, las luchas que nos han servido de ejemplo a nuestro propósito. Sin embargo, podemos considerar los últimos cincuenta o cien años para
  13. 13. intentar situarlas con relación, por ejemplo, a los grandes movimientos que han sido testigos de la descolonización, el fin de las dictaduras en América Latina o la caída del imperio soviético a la hora de reflexionar sobre las revoluciones árabes o musulmanas o sobre el movimiento obrero, los movimientos del 68 o los nuevos movimientos sociales de los años setenta y los de los indignados. Y nada nos impide que consideremos nuevos escenarios y panoramas para pensar el porvenir, tanto a medio como a largo plazo. En consecuencia, ha llegado el momento de dejar de ceñirse a las certidumbres que generan análisis indiferentes a la historia que se hace o que podría hacerse y de recobrar el sentido de la distancia histórica. Michel Wieviorka, sociólogo; profesor de la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales de París. Traducción: José María Puig de la Bellacasa. Sobre el nihilismo activo Ernst Jünger, el continuador más representativo del nihilismo activo nietzscheano del siglo XX Introducción. El nihilismo “El nihilista no es quien no cree en nada, sino quien no cree en lo que es” Camus, El hombre rebelde, Alianza, 85 El estilo de la revolución comunista y socialista igualitaria es la lucha de clase. El estilo de la revolución conservadora y de los nacional-revolucionarios es el nihilismo activo. ¿Qué es el nihilismo?, ¿qué es el nihilismo activo? Nihilismo viene del latín nihil (nada) y se refiere a la negación: negación de Dios, de lo establecido, de lo vuelto a establecer, de la razón, de la igualdad, de las izquierdas, de las derechas, de las extremas izquierdas, de las extremas derechas... Hemos dejado de creer en Dios, pero también en Marx, en el capitalismo, en el progreso ... Nada está justificado. "Nihilismo: falta la meta; falta la respuesta al "por qué" ¿Qué significa nihilismo? – Que los valores supremos pierden su valor" (Nietzsche, K.S.A., Vol. XII, p.350. Fragmentos otoño 1887). Puede pensarse que el nihilismo es una consecuencia de alguna crisis. Por ejemplo consecuencia de una guerra o de un desastre económico. Puede pensarse también que es una opinión o una tendencia ideológica más, como el liberalismo, el socialismo... Puede pensarse que es una tendencia cultural más, como la Ilustración, el Romanticismo... Sin embargo para Nietzsche el nihilismo no se da en una época para desaparecer en la siguiente, ni se da en una parte de Occidente sin darse en otra, ni en unas tendencias y no en otras. Se da en todas las temporadas, de crisis o no; es común a todas las ideologías y tendencias occidentales postgriegas. No se trata de un desajuste superficial que pudiera ser reparado moviendo determinados elementos, sino que es esencial a la historia misma de Occidente desde los
  14. 14. griegos. En palabras de Nietzsche, el nihilismo es "la lógica de la decadencia", la estructura de la decadencia que predomina en Occidente. Algo parecido va a decir Heidegger con su olvido del ser. Hay varias maneras de negar un modo de vida. Una de ellas consiste en una especie de rechazo pasivo que busca la comodidad y la facilidad. Para este tipo de nihilismo, la lucha resulta dura y sería mejor evitarla. Conviene, por tanto, bajo esta perspectiva, alejarse de las cosas como son. En el fondo lo que se desea es sentarse en un sillón a no hacer nada. Los cielos cristiano y budista son representaciones de este tipo, cielos para vagos. La utopía nihilista del cielo cristiano de ultramundo se convirtió después en la utopía ilustrada de un cielo en este mundo organizado alrededor de la Santísima Trinidad: igualdad: libertad y fraternidad. Ahora esa Santísima Trinidad muestra su verdadero rostro: comodidad y facilidad (sillón, cerveza y televisión). La dotación biológica y la fisiología tienen mucho que ver en esto. Se dice a veces que el nihilista no cree en nada. Pero no se puede creer en una nada vacía. Creer es creer en algo. Se eliminan los valores con otra intención. El nihilista pasivo cree en la facilidad en la comodidad y en la ausencia de lucha, todas ellas olvido del ser. Pero hay también otra forma de negar activa y afirmadora que tiene por objeto una destrucción de engaños para dejar libre el camino: “El nihilismo como estado normal. Puede ser un signo de fuerza… Alcanza su máximo de fuerza relativa como potencia violenta de destrucción: como nihilismo activo. Su antítesis es el nihilismo fatigado, que ya no ataca: su forma más conocida es el budismo” K.S.A, Vol.XII, p.350. La voluntad de poder, aforismo 23 “El nihilismo no es solo una reflexión sobre el ¡en vano!, no es solo la creencia de que todo merece morir: se pone la mano encima, se aniquila… Esto resulta, si se quiere, ilógico; pero el nihilista no cree en la necesidad de ser lógico… Es este el estado de los espíritus y voluntades más fuertes –y para ellos no es posible detenerse en el no “del juicio”-: el no de la acción está dado por su naturaleza. El convertir algo en nada por el juicio secunda el corvertir algo en nada por la mano” K.S.A, Vol.XII, p.350. La voluntad de poder, aforismo 24 En este caso, el fondo del nihilismo no es la comodidad y la detención de la lucha, sino el abismo, la vuelta a la plenitud. Este es el camino del nihilismo activo. Lo caracterizaremos después con más detenimiento. Antes quisiera poner más ejemplos. El camello, el león y el niño “¿Se puede vivir sin creer en nada?” Camus, El hombre rebelde, Alianza, 85 Zaratustra marchó a los 30 años a la montaña. Allí permaneció en una caverna sufriendo tres metamorfosis: "tres metamorfosis del espíritu os menciono: como el espíritu se convierte en camello, y el camello en león y el león, por fin, en niño" (K.S.A., Vol.IV, p.29. Así habló Zaratustra, Alianza, Madrid, 1980, p.49). El camello es la bestia de carga, el animal capaz de soportar los valores sobre sus espaldas sin rebelarse, el resignado que se inclina con humildad y sumisión ante instancias superiores, porque es muy cómo colgarse de una percha. Su espíritu se regocija con su carga y la estima como una heroicidad. Los sacerdotes de turno le dicen lo que debe hacer y él obedece. Desde el punto de vista moral, es por tanto dependiente. Nietzsche representa también a veces esta situación por medio de un asno que tira de una carreta. Los hombres camellos, cargados de valores antivitales, estarían representados por las posturas nihilistas: cristianos, socialistas, budistas... Pero el camello corre cargado al desierto y allí se transforma en león. El león arroja de sí todas las cargas, no soporta llevar alforjas, es la lucha por la libertad contra la moral que niega la vida. El espíritu se torna guerrero y no admite ninguna instancia que le domine. El "tú debes" es el gran dragón al que ha de vencer y en cuyas escamas brillan los valores de la cultura piadosa. El espíritu del león dice sin embargo "yo quiero", se caracteriza por el paso a la autonomía. La conquista de la libertad es compleja y dura, no hay que quedarse en la "liberación de", sujeto por la negación a la cárcel que nos ha esclavizado, sino empezar a caminar por sí mismo, dando nuevos sentidos. Nietzsche pone en esta situación a los hombres superiores. El espíritu no se queda ahí, cuando el león se torna creador, se convierte en niño: "Inocencia es el niño y olvido, un nuevo comienzo, un juego, una rueda que se mueve por sí misma, un primer movimiento, un santo decir sí: el espíritu quiere ahora su voluntad, el retirado del mundo conquista ahora su mundo" (K.S.A., Vol.IV, p.31. (Así habló Zaratustra, Alianza, Madrid, 1980, p.51). La libertad es creación, espontaneidad, juego y azar. El niño es la vida misma que juega y ese juego se realiza a través de la propia voluntad. Este es el superhombre. La existencia humana se convierte en aventura.
  15. 15. Nihilismo pasivo y activo “Damocles nunca baila mejor que bajo la espada” Camus, El hombre rebelde, Alianza, 88 El camello posee la actividad típica de los que se montan en el carro para que tiren los demás. Su voluntad es débil y su responsabilidad nula. Necesita que otros le guíen. Kant decía que esto es no atreverse a ser mayor de edad. Sin embargo, el león quiere ser libre y hacer las cosas por sí mismo. Pero para eso tiene que ir destruyendo lo que todavía tiene de camello y los inconvenientes externos que se le puedan presentar. Su voluntad es fuerte y su destrucción va encaminada a la aventura y al juego de los nuevos ciclos. El paso del nihilismo pasivo al activo tiene como núcleo fundamental el punto cero en el que se atasca mucha gente. Si nos quitamos los valores, nos quedamos a cero. El problema de la “libertad de” (liberarse de) se convierte en el problema de “libertad para qué”. ¿Qué hacer entonces? El misterio de la libertad pasa por aquí. Ser hombre es ser libre y ser libre es pasar por el punto cero. Pero para ello hay que destruir y afirmar. Primero, destruirse a sí mismo y destruir un mundo. Después, afirmar una nueva creación. La ética es estética, el destino de los hombres es crearse a sí mismos. La historia es sucesión de ciclos, hay que destruir un ciclo para crear otro. La historia la producen los creadores. El ciclo de decadencia del Kali Yuga no se cierra solo, hay que cerrarlo. A lo que cae hay que empujarlo. “El hombre debe decidirse a hacer para ser” (Camus, El hombre rebelde, Alianza, 77) La voluntad de poder pasiva no destruye para regresar al caos lleno de posibilidades, sino para disolverse en el mundo estático de la pasividad. Niega la dureza de la vida y afirma sin embargo la indolencia, la seguridad y los universales negadores del cambio. Esta afirmación es en realidad negación, afirma valores que en el fondo niegan el ser de las cosas. La voluntad débil niega para detener la vida y pseudoafirma igualmente para detener la vida. Es la situación del camello que no quiere dejar de ser camello. Dostoyewsky escribe: "Si Dios no existe todo está permitido". El "todo está permitido" tras este tipo de negación es para estos nihilistas una carga insoportable. Nos encontramos ahora dentro del nihilismo pasivo, que es tanto una desvaloración de valores vitales como una valoración (pseudoafirmación) de valores nihilistas, hechas ambas por una voluntad de poder débil. La afirmación de valores del nihilismo pasivo sigue siendo nihilismo pasivo, no deja de ser voluntad débil negadora, se queda en la negación, no hay una auténtica afirmación. Sin embargo una voluntad de poder fuerte destruye y construye. Para ella, el “todo está permitido” tras la destrucción es una fiesta. Esta forma de desvalorar/valorar valores es vitalidad. Pero no se queda en esa destrucción, se vuelve afirmativa desde el caos superando de esta manera su fase negadora. La parte destructiva de esta voluntad es lo que Nietzsche denomina nihilismo activo. Nihilismo activo en el sentido nietzscheano es la desvaloración de valores débiles hecha por una voluntad de poder fuerte que niega. VOLUNTAD NIHILISMO SUPERACIÓN DEL NIHILISMO CONSECUENCIAS Fuerte León Activo Niega lo establecido Destrucción total del Afirmación que supera el nihilismo Creación tras la Caos, crisis, destrucción al tiempo que nuevos horizontes. Al mismo
  16. 16. mundo anterior destrucción tiempo que un sol se oculta otro renace Débil Camello Pasivo Niega la vida, niega el ser Valoraciones de lo que permite no hacer nada Destruye para negar la vida No hay auténtica afirmación, no supera el nihilismo, no hay auténtica creación Hastío, todo es en vano, nada merece la pena La continuación en Jünger El más eximio representante de esta forma de nihilismo activo en el siglo XX ha sido Ernst Jünger. El punto cero de Nietzsche –las tribulaciones del león que se queda a cero después de quitarse los valores de encima- se convierte en Jünger en una línea a traspasar. De ahí el título de su obra Sobre la línea. El nihilismo, que Jünger define de la misma manera que Nietzsche como devaluación de los valores supremos, se ha convertido en un estado normal. Nos hemos acostumbrado a no creer en nada. No se trata de la crisis de algún país o de algún grupo, sino de todo el planeta, el nihilismo es planetario. La percepción espiritual que tenemos de esto es la decepción, el desencanto y el vértigo ante el abismo. Nos encontramos ante una “línea donde todos los valores se funden y donde el dolor ocupa su lugar” (Heidegger y Jünger, Acerca del nihilismo, Paidos, 51). La línea es peligrosa, pero, como decía Hólderlin, donde está el peligro crece lo que nos salva. El nihilismo activo es la acción transformadora que emerge desde el caos: “Buscamos mutaciones, posibilidades, entre las cuales la vida deba ser un nuevo Eón, llevadero, soportable y tal vez feliz” (Heidegger y Jünger, Acerca del nihilismo, Paidos, 68). Nihilismo activo es demolición y destrucción. Así es como interpreta Jünger el filosofar a martillazos de Nietzsche y el empresario de derribos de León Bloy. Los espíritus fuertes destruyen y crean. Ante la decepción del mundo actual y la explotación global a la que estamos sometidos, cabe todavía un ámbito de refugio –una emboscadura– en el ámbito de la libertad: “La libertad no habita en el vacío, más bien mora en lo no ordenado y lo no separado, en aquellos ámbitos que ciertamente se cuentan entre los organizables, pero no para la organización. Queremos llamarlos “la tierra salvaje”: es el espacio desde el cual el hombre no solo puede esperar a llevar la lucha, sino también desde el que vencer. Sin duda ya no se trata de ninguna tierra salvaje romántica. Es el fundamento originario de su existencia, la espesura desde la que él irrumpirá un día como un león” (Heidegger y Jünger, Acerca del nihilismo, Paidos, 62). El nihilismo activo de Jünger, como el de Nietzsche, está enfocado a traspasar la línea. Detrás de la línea hay una esperanza. Hay que pasar necesariamente por el punto cero, pero después este punto se puede abandonar. Estructura y destrucción en Heidegger Heidegger es partidario de excavar bajo la línea y ver sus cimientos en vez de traspasarla. Dice que la línea del nihilismo, el punto cero, siempre acompañará al hombre, no hay que traspasarla, hay que asumirla. Los hombres somos siempre, queramos o no, habitantes de la nada. Es como si tuviéramos que caminar siempre encima de un lago helado a punto de romperse. Lo que hay que hacer según esta perspectiva es profundizar en la esencia del nihilismo y, una vez comprendida, dejar ser. Esa es la superación del nihilismo. La crítica que hace Heidegger al nihilismo activo de Nietzsche y Jünger es una repetición de lo que dijo en sus dos volúmenes sobre Nietzsche. El nihilismo activo de la voluntad de poder ve el ser a través del valor. Pero esto es una tergiversación del ser (olvido del ser). Este planteamiento fundamenta el ser en el valer y el valer en un sujeto interesado (poder), con lo cual hacemos desaparecer la estructura originaria existente humano-mundo a favor de una subjetividad dominadora. El hombre-sujeto-razón crea el ser de los entes y se convierte de esta manera en una especie de dios. Un nihilismo activo que consiste solo en un cambio de valores sigue siendo alejamiento del ser. Todo esto apunta a la búsqueda de una mejor definición de nihilismo. La definición heideggeriana no está relacionada con los valores, sino con el ser: “La esencia del nihilismo consiste en el olvido del ser” GA 9: Wegmarken, 421. Hitos, Alianza, 341 “Ocuparse tan solo del ente en el olvido del ser: he aquí el nihilismo” Einführung in die Metaphisik, 155. Introducción a la metafísica, 237
  17. 17. “El nihilismo sería en su esencia una historia que tiene lugar con el ser mismo. Entonces residiría en la esencia del ser mismo el hecho de que éste permaneciera impensado porque lo propio del ser es sustraerse” GA 5: Holzwege, 244. Caminos El nihilismo es el olvido del ser y el olvido del ser es el objetivo a eliminar. Dicho de otra manera: hay que destruir la historia de la metafísica. Se conserva la típica actividad luchadora del nihilismo activo, pero ahora centrada en el cambio de estructura y no en el cambio de valores. Heidegger se queja de la interpretación que se hizo a veces de su concepto Destruktion de Ser y tiempo como si fuera otro nihilismo activo más al estilo de Nietzsche: “La falta de meditación comenzó ya con la malintepretación superficial de la “destrucción” explicada en Ser y tiempo, que no conoce otro interés sino el de recuperar las experiencias originarias del Ser de la metafísica vueltas comunes y vacías en la deconstrucción” (GA 9: Wegmarken, 417. Hitos, Alianza, 337). La Destruktion no hay que entenderla como violencia física, sino como destrucción de la historia de la metafísica que es al mismo tiempo un regreso al inicio. Destruir la historia de la metafísica es desmontar sus falsedades y ver cómo son las cosas en la plenitud del origen. Un cambio de valores no implica necesariamente un cambio de estructura. La historia está llena de cambios valorativos que no llegan al fondo (dejan intacta la estructura y siguen siendo distintas versiones de la nada). Por ejemplo los cambios alternativos de liberales y socialistas son esencialmente cambios valorativos de dirección, pero no cambios estructurales. Las técnicas de producción, la organización del mundo y el modo de vida humanista siguen siendo los mismos, alejados del ser. Un planeta en el que se haya extendido el liberalismo o el socialismo seguirá siendo nihilista y seguirá funcionando con un presupuesto estructural común. Otro ejemplo es la Revolución francesa. El cambio del Antiguo régimen a la Sociedad burguesa no fue en absoluto una revolución en este sentido ontológico de destrucción y vuelta al inicio. El Antiguo régimen era nihilista y la Sociedad burguesa lo sigue siendo. Lo mismo la revolución comunista. Mismo perro, distintos collares. La auténtica revolución, la revolución del nihilismo activo, está por venir. El cambio de un platonismo por un antiplatonismo sigue siendo platonismo, porque se edifica sobre una negación que depende de la esencia de lo negado sin modificar la estructura interna de esto negado. La estructura básica permanece en común. El “anti” es superficial. Un antifranquista no tiene más remedio que ser franquista y un antifascista no tiene más remedio que ser fascista. Si no acudimos a la esencia del nihilismo, no podemos cambiarlo. Y acudir a su esencia es ver su estructura. En Heidegger el nihilismo activo pasa de valorativo a estructural. Surge ahora la siguiente pregunta: ¿el nihilismo activo, entendido de esta manera estructural, implica también cambio de valores? Se han clasificado los valores normalmente bajo el criterio de valores espirituales, estéticos, vitales…. Pero cabe además una clasificación bajo el criterio de valores conforme a ser y valores no conforme a ser. Me explico. Hay valores que están en la estructura misma del existente humano –libertad, sociabilidad– y valores que no –humildad, igualdad, compasión…–. Del existente humano podemos decir que es (esencia) libre y político. Pero no podemos decir en el modo de la esencia que es humilde, tolerante o igualitario. Humilde, tolerante e igualitario lo seremos si queremos. Hay intervención de la voluntad. Sin embargo libres y políticos lo somos, queramos o no. La mayoría de los valores entienden el ser desde el deber ser, imponen un ser manejado al mundo. Pero en valores como la libertad y la sociabilidad no se cumple esta imposición, porque son valores implícitos en la estructura misma del ser y el ser está antes que el deber. Quizás a estos no se les debería llamar valores. Occidente es mero nihilismo desde los griegos, un manejo sucede a otro en un ciclo que parece no tener fin. Pero si tiene fin. Nihilismo activo es actividad de eliminación de estos manejos, recuperación de la libertad y vuelta a las cosas como son. Nihilismo activo es lucha por el inicio. Todo fluye Eugenio Gil “El Libro de la Vida”: taller de lectura con Aurora Egido MJ / El miércoles 3 dio inicio el taller de Lectura sobre el Libro de la vida dirigido por la catedrática de literatura y académica Aurora Egido. El próximo miércoles, tendrá lugar la segunda y última sesión.
  18. 18. Este acto forma parte de los actos celebrativos que la Real Academia Española ha puesto en marcha a lo largo de 2014 con motivo de su III Centenario. Esta información está extraída de la crónica que publica la Academia en su página: En esta primera sesión, Aurora Egido ha comenzado explicando el contexto histórico y literario de la autora y de la obra, recordando que se trata de «un libro muy misterioso, lleno de silencios, vacíos e imprecisiones, que hace honor a lo que es la mística». Estos misterios, ha añadido, «hacen que el relato se aparte del concepto de historia fechada y entre en el terreno de algo que se cuenta como verdad pero que, sobre todo, busca lo verosímil». Y es, curiosamente, «conforme avanza la obra y santa Teresa se siente más segura como escritora» cuando las precisiones van aumentando. La profesora Aurora Egido, a continuación, se ha referido a la voluntad de santa Teresa de «no nombrarse a sí misma. De escribir lo mejor que pueda pero sin ser conocida». Es este sentido de la ocultación una de las «marcas de la obra». No obstante, «luego sí quiere que la conozcan, que se sepa que ha sido elegida, que tiene experiencias únicas y, además, que desde el momento en que se une con Dios, será Dios quien lleve su pluma». Toda esta situación, como ha explicado Egido, era muy peligrosa en el momento en que escribe, por lo que continuamente tiene que estar empleando una estrategia para no levantar sospechas. Y es ahí donde «encontramos otro elemento fundamental: la paradoja, que es constante, y en eso estriba, precisamente, la actualidad de santa Teresa». Antes de analizar el texto más detenidamente, Aurora Egido ha resaltado lo que es, para ella, «una de las grandes novedades» de la obra. El Libro de la vida, en el que hay tanto un nivel narrativo como uno didáctico, es un libro de experiencia, porque lo que pretende realmente santa Teresa es «contar, desde su experiencia, los distintos grados de oración. Pero al contarlo como experiencia vivida se aparta del tratadismo de la época», algo que podemos ver también en el Lazarillo de Tormes. Otro de los aspectos fundamentales desarrollados por la académica Aurora Egido en esta primer sesión ha sido el del pecado aplicado a la escritura. Santa Teresa, mujer, descendiente de judeoconversos y no letrada, teme que la juzguen. Entonces el «pecado de escribir se inserta en su vida junto con el pecado de leer, que aparece ya desde las primeras páginas». A partir de ese momento, «santa Teresa se sitúa en un plano de humildad que poco a poco va avanzando hasta dar, paradójicamente, una vuelta y convertirse, la escritura y la lectura, en un medio de redención y de afirmación en sí misma». De lectora dudosa, de pecadora que se confiesa y de persona aconsejada, santa Teresa se convierte, al final, en maestra de almas y en consejera, superando esos titubeos iniciales que ella utiliza con aparente estilo humilde para captar la benevolencia de los lectores. Todos estos asuntos analizados por Aurora Egido en esta primera sesión del Club de Lectura, se ampliarán y debatirán junto con los participantes del taller la semana próxima. Fuente: RAE.es Un archipiélago de tres lunares. Teresa y José Mª Pemán MJ / Pedro Paricio Aucejo Los que a finales de la década de los años 60 del pasado siglo contemplamos la serie televisiva El Séneca pudimos disfrutar del donaire y desparpajo de este personaje de ficción creado por José María Pemán. En sus más de 40 capítulos, la figura desenvuelta y simpática de este pícaro andaluz derrochó, en sus peculiares reflexiones, una ingeniosa filosofía de la vida, un atractivo sentido común y una crítica social elaborada con la finura del buen humor. Pero no fue esta producción la que, por su éxito popular, lanzara
  19. 19. a la fama a su autor. En sus 83 años de existencia (1898-1981) y casi siete décadas de creación artística, este consagrado escritor gaditano de firmes convicciones católicas, además de ser un hombre comprometido cultural y políticamente con la época que le tocó vivir (prestigioso orador, director de la Real Academia Española, miembro de otras ilustres instituciones, parlamentario en varias legislaturas durante el reinado de Alfonso XIII, la II República y el franquismo), cultivó extensamente casi todos los géneros literarios: poesía, teatro, ensayo, novela, cuento, biografía, guión cinematográfico y televisivo, colaboración literaria para producciones musicales y periodismo de gabinete. En esta última actividad tuvo una incesante presencia en prestigiosos periódicos y revistas. Sus asiduas colaboraciones conforman una masa ingente y bien labrada de artículos –didácticos, bellamente construidos, salpicados de amena erudición, amables en sus anécdotas…–, por los que se le concedió el premio Mariano de Cavia, máximo galardón en esta parcela literaria. En muchos de ellos (al igual que en el resto de su quehacer literario, así como en todas las dimensiones de su vida pública y privada) puso de manifiesto su condición de hombre creyente, de intensa vida cristiana y profundas convicciones espirituales y religiosas, entre las que figuraba su íntima devoción a Santa Teresa de Jesús. En este sentido, son muchas las evocaciones de la monja carmelita que se pueden encontrar en la vasta bibliografía del patriarca andaluz de las letras españolas del siglo XX. En innumerables ocasiones –en el ámbito teatral, en el cinematográfico, en el televisivo, en su poesía, en su oratoria de homenajes y de discursos…– es glosada por Pemán la figura de la primera mujer Doctora de la Iglesia, de cuyo nombre dijo “que causa respeto. Es un nombre que se acerca a nosotros: como si le conociéramos todas sus entrañas semánticas, todos sus prestigios históricos.” A este respecto expondré los rasgos más significativos de la simpática epístola que, con el título de ´Carta a la Madre Teresa de Ávila´, publicó el 26 de octubre de 1963 en la página 3 del diario ABC. El objetivo general que en ella persigue es resaltar la armónica convivencia entre la santidad extraordinaria y la humanidad ordinaria de la monja castellana, acogiéndose el literato gaditano a la apoyatura de esta última para la mejor vivencia personal de su fe (“ser ´santo´ parece en tu páginas más fácil y hacedero que en las páginas de muchos autores de hoy ser ´hombre´ simplemente“). Para ello, parte del reconocimiento de que en la relación con la divinidad no siempre se ha dado históricamente la facilidad que hoy se posee para entender al Dios Hombre. Esta cercanía actual de la humanidad santísima de Cristo encuentra en la descalza abulense un precedente sin igual, de modo que su enorme sed de divinidad no solo fue saciada acudiendo al pozo del Dios hecho Hombre, sino bebiendo de su agua hasta obtener la sabiduría necesaria que le llevó a ser la primera mística de la plena humanidad de Jesús (“con tanto bulto y verdad que casi espantabas a tus confesores”). Esta anticipación en el tiempo permite que, ahora, en “esta edad tan apretada del mundo”, vayamos “a tu pozo por agua los que tenemos mucha sed y no poco susto”. En esta navegación por la humanidad de Santa Teresa, Pemán toma como brújula los tres lunares que, entre nariz y boca, lucía el lado izquierdo de su rostro, así como la irónica actitud que adoptó respecto de su retrato realizado por fray Juan de la Miseria. Pero, en su cabotaje, el popular académico se embarca no en dirección al puerto de la perfección última de la Doctora de la Iglesia, sino al archipiélago de las ´faltillas leves´ registradas en su vida. Entre ellas cita su escrupulosidad y su gusto por las joyas, el buen atavío, el buen aseo y los libros de caballería. Esta última afición sería precisamente la que, una vez entregada por completo a Dios, le llevaría a hacer ´caballería a lo divino´, salvarse ´por haber quedado amiga de los buenos libros´ y salvar a millones de almas con los suyos, cuya lectura –aun versando sobre letras divinas– resulta asunto “mucho más humano y gracioso que leer a los escritores que ahora escriben para divertirnos”. Se trata, en definitiva, de una literaria carta escrita con toda la respetuosa familiaridad, la cordial sencillez, la lírica amenidad y la humilde devoción característica de la obra de un hombre que, frecuentemente a lo largo de su vida –incluso en su postrera enfermedad y en las vísperas de su muerte–, halló sabiduría y consuelo con las lecturas de quien, desde 1965, fue la Patrona española de su oficio.
  20. 20. «Santa Teresa estuvo en peligro y actuó con cautela, pero no se calló» Teófanes Egido, instantes antes de pronunciar su conferencia en el Aula Unamuno. / ALMEIDA  Teófanes Egido: Catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Valladolid  Recalca, en el nuevo ciclo de la Cátedra Domingo de Soto, que la Santa andariega fue feminista en una época en la que esta actitud era peligrosa Cecilia Hernández Norte de Castilla El catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Valladolid, Teófanes Egido, inauguró ayer el programa de actividades de la Cátedra Domingo de Soto con una conferencia dedicada a la espiritualidad de Santa Teresa de Jesús, que tuvo lugar en el aula Miguel de Unamuno del Edificio Histórico de la Universidad. Se trató de una reflexión histórica, centrada en varias claves de la figura de la Doctora de la Iglesia. «Hablamos de una mujer, más aún, de una mujer que escribe y de una mujer espiritual, circunstancias importantes y determinantes en una época dominada por la ortodoxia», explicó el historiador. Hay que tener en cuenta que durante la vida de Santa Teresa de Jesús existía la Inquisición, «un ministerio del Estado para perseguir la herejía y garantizar la ortodoxia», que miraba con especiales recelos a los protestantes y a los conversos, pero también a las mujeres espirituales, las «alumbradas o visionarias que estaba en contacto directo con la divinidad», como las definió Egido. Por ello, la Santa «estuvo en verdadero peligro y actuó con cautela, desde luego, pero no se calló nunca». «Las mujeres eran miradas con recelo y más si eran orantes o espirituales» Y es que la Santa andariega se empleó a fondo en su proyecto, «proyecto de mujeres y para las mujeres», porque tenía claro que sus compañeras de género debían comprometerse en aquella sociedad hostil. Santa Teresa de Jesús fue feminista, afirmó Teófanes Egido, en un tiempo en el que ser feminista era peligroso. «Un tiempo recio, en el que las mujeres eran miradas con recelo y más si eran orantes o espirituales», añadió el catedrático, que se remitió a frases de la propia Santa. «Nos tienen acorraladas, porque todos los jueces son varones y no hay nada en la mujer que se tenga por bueno», escribió Teresa de Cepeda y Ahumada. De ahí, el sentido de la creación de sus conventos, «porque las mujeres valen más que los varones y son más espirituales que ellos», palabras también de la propia Santa, mencionadas por Egido. El ciclo de conferencias de la Cátedra Domingo de Soto, que se desarrolla bajo el sugestivo título de ‘La espiritualidad en tiempos recios’, proseguirá el próximo 3 de febrero con la intervención de Santiago Guerra, de la Facultad de Teología de San Esteban, quien se centrará en el misticismo de San Juan de la Cruz. La espiritualidad de una Iglesia que vive en misión Creado el 4 diciembre 2014 por Dolors Oller Dolors Oller. [Justicia y Paz] El 24 de noviembre de 2013, al clausurar el Año de la Fe, el Papa Francisco presentó la exhortación apostólica Evangelii Gaudium (La alegría del Evangelio), dirigida “a los fieles cristianos para invitarlos a una nueva etapa evangelizadora marcada por esa alegría, e indicar caminos para la marcha de la Iglesia en los próximos años” (EG 1). Para el Papa Francisco hay que ir a lo esencial del Evangelio para que recupere su frescura original y pueda liberar su fuerza en el interior de la Iglesia; las palabras de Jesús han de volver a ser “espíritu” y “vida” (Jn 6,63), como lo fueron para los primeros cristianos, y han de poder desplegar toda su fuerza salvadora. Para ello es imprescindible volver a Jesús, Fuente de Vida y Origen de la Iglesia. Volver a Él
  21. 21. es dejarnos seducir por su persona, por su manera de ser y hacer que transparenta Dios. Es Jesús vivo quien ha de tocar nuestra existencia y lanzarnos a comunicar su Vida nueva por doquier (EG 264). Jesús es quien motiva, sostiene y alimenta al evangelizador, al misionero, y todos lo somos: colaboramos con Jesús en abrir caminos a su proyecto de humanización, el Reino de Dios. Y ese volver a Jesús conlleva necesariamente una conversión radicalde toda la Iglesia para que se arraigue con más verdad y más fidelidad a la persona de Jesús y para que pueda, así, permanecer abierta al Espíritu Santo –el Espíritu de Jesús-, dejándose mover por Él. En este sentido, EG exhorta a toda la Iglesia a ser misionera, es decir, a participar de la misma misión de Cristo Jesús: proclamar no sólo con las palabras, sino también con la coherencia de vida -que da su fruto en obras- que el Reinado de Dios está ya entre nosotros. Ello tiene una dimensión social clara: en la medida en que Dios logre reinar en nosotros y entre nosotros, la vida social se abrirá a la fraternidad, a la justicia, a la paz, a la dignidad para todos (EG 180). En consecuencia, nada de lo humano puede resultarnos extraño. El anuncio de Jesús tiene una inmediata repercusión moral muy centrada en la caridad (amor) que es primordialmente don de uno mismo. De lo que se trata es de desear, buscar y cuidar el bien de los demás saliendo fuera de nosotros mismos y haciendo experiencia de gratuidad (amor desinteresado). En eso consiste hacer del Evangelio vida y ello es imprescindible para transmitirlo. Pero hay que huir de voluntarismos: el Evangelio, la Buena Noticia de Jesús, es una eterna novedad que nos invita “a confiar en la primacía de la gracia de Dios y no en las propias fuerzas” (EG 13). En las páginas de EG aparece la centralidad de la alegría, una alegría – la del anuncio de la Buena Noticia de Jesús- que se renueva y se comunica y que surge del encuentro personal con Jesús –del dejarse encontrar por Él- que nos desposee de nuestro egoísmo y nos hace sentir pueblo, rescatándonos “de nuestra conciencia aislada y de la autorreferencialidad” (EG 8). De ahí el contraste con lo que ocurre en el mundo actual, “con su múltiple y abrumadora oferta de consumo” que propicia “una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada “(EG 2). Así, el Papa denuncia que cuando la vida interior se centra sólo en los propios intereses, “ya no hay espacio para los demás, ya no entran los pobres, ya no se escucha la voz de Dios, ya no se goza la dulce alegría de su amor, ya no palpita el entusiasmo por hacer el bien” (EG 2). Se necesitan testigos que anuncien a Jesús, evangelizadores que proclamen su Buena Noticia no sólo con palabras más o menos convincentes, sino con una vida transfigurada, hecha toda transparencia suya (EG 259). Se precisan evangelizadores con Espíritu que se abran sin temor a la acción del Espíritu Santo. Porqué es el Espíritu Santo quien infunde fuerza para anunciar la novedad del Evangelio. Huyamos, pues, de evangelizar como si fuera una obligación; la tarea evangelizadora debe motivar, debe llenar de sentido la vida. Evangelizar llena porque es colmarse del amor de Dios a través de una relación de amistad, con Jesús, que nos infunde el fuego de su Espíritu (EG 261). Y quien está lleno del amor de Dios lo tiene que comunicar, no se lo puede quedar para él solo. EG finaliza con el capítulo de la espiritualidad misionera, aunque en realidad ésta constituye el hilo conductor de toda la Exhortación. Con marcado tono personal el Papa Francisco va desgranando las características que debería tener una tal espiritualidad, capaz de nutrir evangelizadores con “espíritu”, o sea, con motivación interior que impulse, aliente y de sentido a la acción personal y comunitaria (EG 261). El primer motivo que nos mueve a evangelizar es haber experimentado en nuestra existencia el amor salvador de Cristo Jesús, que nos mueve a amarlo siempre más (EG 264). La vida con Jesús se vuelve mucho más plena, más llena de sentido (EG 268). Su mensaje habla a las búsquedas más profundas de nuestro corazón (EG 265). En definitiva, tenemos un tesoro de vida y amor en nuestras manos que hemos de comunicar. “El “verdadero misionero , que nunca deja de ser discípulo, sabe que Jesús camina con él, habla con él, percibe a Jesús vivo con él en medio de la tarea misionera (EG 266). Le descubre presente en el corazón mismo de la entrega misionera. Hacer realidad que “lo que hemos visto y oído, eso es lo que anunciamos” (1Jn 1,3), al haberlo experimentado en nuestra propia vida. Características principales de una espiritualidad misionera, del peregrinaje continuo y de la conversión constante, que busca situar a Dios en el centro de nuestra vida, dándole iniciativa en todo, dispuesta a ir siempre más allá en el “conocimiento interno” del Señor Jesús, quien adentrado en Dios Padre, nos lo revela. Ha de ser: -Una espiritualidad del seguimiento de Jesús que nos lleva a identificarnos con Él, a amar todo lo que Él ama y a involucrarnos en todo lo que Él se involucra. Que vive la misión no como parte de la vida, sino como la vida: “Yo soy una misión en esta tierra, y para esto estoy en este mundo. Hay que reconocerse a sí mismo como marcado a fuego por esa misión de iluminar, bendecir, vivificar, levantar, sanar, liberar” (EG 273). Nuestro reto: ser con los demás y para los demás, colaborando con Jesús en su misión de hacer de este mundo un mundo más humano. -Una espiritualidad comprometida, movida por un dinamismo de encarnación, que transforma el corazón sin mutilar el Evangelio y que, por tanto, se compromete con la realidad para transformarla en la
  22. 22. línea de las nuevas relaciones del Reino. Una espiritualidad de inclusión, que impulsa a salir hacia los demás para llegar a las periferias humanas porque existe un vínculo inseparable entre nuestra fe en Jesús y los pobres (EG 20).Una espiritualidad que trabaje por la justicia al modo de Jesús, para hacer llegar el amor de Dios a los más pequeños, a los débiles, a los que sufren, a los excluidos. -Una espiritualidad que sabe aunar contemplación y acción apostólica, oración y trabajo, y que es capaz de impregnar la acción, puesto que contempla a Jesús, le adora, descansa en Él…, pero, al mismo tiempo, sabe descubrir a Dios en cada ser humano; y ello porque se tiene la sensibilidad espiritual necesaria para saber “leer” la historia personal i también comunitaria como historia de salvación, y se sabe encontrar en ella las huellas de Dios, las semillas del Reino. Amar a nuestros hermanos es una fuerza espiritual que facilita el encuentro pleno con Dios. “Cada vez que nos encontramos con un ser humano en el amor, quedamos capacitados para descubrir algo nuevo de Dios. Cada vez que se nos abren los ojos para reconocer al otro, se nos ilumina más la fe para reconocer a Dios” (EG 272).Urge recobrar un espíritu contemplativo pero “no sirven ni las propuestas místicas sin un fuerte compromiso social y misionero, ni los discursos y praxis sociales o pastorales sin una espiritualidad que transforma el corazón” (EG 262). -Una espiritualidad que tiene “el gusto espiritual de ser pueblo”,lo que significa “estar cerca de la vida de la gente, hasta el punto de descubrir que eso es fuente de un gozo superior” (EG 268), porque “la misión es una pasión por Jesús pero, al mismo tiempo, una pasión por su pueblo” (EG 268). “Jesús mismo es el modelo de esta opción evangelizadora que nos introduce en el corazón del pueblo … Cautivados por ese modelo, deseamos integrarnos a fondo en la sociedad, compartimos la vida con todos … Pero no por obligación, no como un peso que nos desgasta, sino como una opción personal que nos llena de alegría y nos otorga identidad” (EG 269). -Una espiritualidad que confía en la acción del Resucitado y del Espíritu,pues ante la tentación del pesimismo, el fatalismo y la desconfianza y la idea de que nada se puede cambiar, sabe descubrir que “Cristo resucitado y glorioso es la fuente profunda de nuestra esperanza” (EG 275) y que la fe es creer que es verdad que Jesús, -que ha triunfado del pecado y de la muerte-, “nos ama, que vive y que es capaz de intervenir misteriosamente, que no nos abandona, que saca bien del mal con su poder y con su infinita creatividad” (EG 278).Es preciso descubrir el “sentido de misterio” y la certeza de una fecundidad a veces invisible, inaferrable y que no puede ser contabilizada (EG 279). El encuentro personal con Aquel que Vive Resucitado en nuestro corazón y en el corazón del mundo-y del cosmos entero-, impulsando el devenir de la historia hacia la plenitud de Dios, nos capacita para saber mirar con otra mirada y descubrir que “el Reino de Dios ya está presente en el mundo, y está desarrollándose aquí y allá, de diversas maneras: como la semilla pequeña que puede llegar a convertirse en un gran árbol (Mt 13,31-32), como el puñado de levadura, que fermenta una gran masa (Mt 13,33), y como la buena semilla que crece en medio de la cizaña” (Mt 13,24-30) … y que “La resurrección de Cristo provoca por todas partes gérmenes de ese mundo nuevo” (EG 278). Asimismo, “para mantener vivo el ardor misionero hace falta una decidida confianza en el Espíritu Santo, que «viene en ayuda de nuestra debilidad» (Rm 8,26)” (EG 280). -Una espiritualidad que propone una forma de oración, la “oración de intercesión”, puesto que nos ayuda a entregarnos a los demás y a buscar su bien (EG 281). Siguiendo el ejemplo de San Pablo el Papa Francisco destaca que la intercesión no nos aparta de la verdadera contemplación, pues si ésta deja afuera a los demás es un engaño (EG 281). Y frente a una mirada superficial y simplona sobre este tipo de oración, la valora en su justa medida: “podemos decir que el corazón de Dios se conmueve por la intercesión, pero en realidad Él siempre nos gana de mano, y lo que posibilitamos con nuestra intercesión es que su poder, su amor y su lealtad se manifiesten con mayor nitidez en el pueblo” (EG 283). Este capítulo termina con el apartado dedicado a “María, la Madre de la evangelización”, como “regalo de Jesús a su pueblo” y “estrella de la nueva evangelización”. No es una mera repetición de ideas acerca de la figura de María, sino que el Papa afirma con convencimiento que “hay un estilo mariano en la actividad evangelizadora de la Iglesia”. Y que cada vez que miramos a María “volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño” (EG 288). Por eso termina la Exhortación con una oración a María, la que está en medio del pueblo cuando se invoca al Espíritu Santo en Pentecostés. Maranatha Jose Arregi, 04-Diciembre-2014
  23. 23. Tras la muerte de Jesús, el atrevido profeta judío de la compasión subversiva, las primeras comunidades cristianas de Palestina lo invocaban con esa palabra aramea formada de dos: “Marana, tha. Ven, Señor”. Y mientras repetían con ardor esta sencilla invocación, se les llenaba el pecho de consuelo y fortaleza para seguir esperando, practicando la esperanza, anticipando su cumplimiento. Pensaban que Jesús, mártir de su bondad rebelde y sanadora, había sido arrebatado por Dios hasta el cielo junto a sí –esas cosas pensaban entonces– y que pronto, muy pronto, volvería del cielo a la tierra para cumplir de una vez para siempre aquella esperanza que había anunciado y que había sido la razón de su condena: el “reino de Dios” o la liberación de todos los seres, el fin de toda opresión, el levantamiento de todas las condenas, y una gran mesa compartida llena de pan y de vino. Al retorno esperado de Jesús lo llamaron en griego Parusía o Epifanía, en latín Adventus. Son los términos –presencia, manifestación, venida– con que en el imperio romano designaban las raras visitas del emperador a alguna ciudad o rincón del imperio. Pero los cristianos invocaban a Jesús como el anti- emperador. Lo invocaban con el corazón y lo hacían presente en la vida. Todo se llenaba de luz y de presencia, transformándolo todo. Nosotros no esperamos que Jesús vuelva, pues nunca se fue. Ni que venga del cielo, pues el cielo es en todas partes. Ni que Dios lo envíe, porque Dios es Todo en todo, o está en camino de serlo. Ya no podemos creer como ellos, pero amamos y confiamos como ellos. Su mismo ardor nos inspira, su misma esperanza nos alienta. No habrá fin del mundo, pues el universo puede ser eterno. Pero hay un mundo que debe acabar: este mundo aplastado por Mamón, el Capital o el Mercado. Hay una eternidad que debemos inaugurar cada día, en cada instante: la eternidad de la vida buena, justa y dichosa. No es verdad que “hay lo que hay” . No nos harán creer que otro mundo no es posible. Esperar es transformar este mundo en otro mundo humano, fraterno, y mucho más feliz. Esperar es reformar lo que impide vivir, como respirar es nutrir todas las células del cuerpo. Si esperamos, podemos. Maranatha. Todo es permanente Adviento, transformación, movimiento. Espacio en expansión, galaxias inmensas, estrellas que parecen tan quietas, planetas, aire y fuego, nubes y mares, moléculas, átomos y electrones, partículas y ondas y todo lo que no conocemos, que es casi todo… ¿Qué es lo que mueve esa energía que lo mueve todo, sino el santo Espíritu, impulso viviente de toda la santa materia espiritual? ¿Qué es Dios sino este Adviento y Presencia que es y que viene, Calma viviente, Corazón latiente en el que somos y respiramos? Respiremos. Maranatha. Hoy empezamos los cristianos cuatro semanas que llamamos de “Adviento”. Hacemos nuestros los anuncios y figuras de los profetas de Israel. Más allá de creencias y ritos, vamos en busca del glorioso advenimiento de un mundo nuevo. Que todos los seres humanos, del norte y del sur, caminemos unidos, sintiéndonos hermanos de todos los seres. Que ningún ser humano sea aplastado, tampoco un gusanillo. Que no alce la espada pueblo contra pueblo, que nadie se adiestre para la guerra. Que la tierra sea lavada de la sangre inocente derramada, y habite el lobo con el cordero. Que la justicia sea el árbitro de las naciones, que ningún pobre sea vendido por un par de sandalias, que no haya daño ni estrago en la tierra. Que la bondad nos conmueva más que ninguna amenaza, que miremos la herida más que la culpe, y la mirada cure al herido, transforme al violento, convierta al corrupto. Que la justicie llene la tierra como las aguas colman el mar. Que la justicia y la paz se besen. El tiempo urge, pero la paz nos sostiene, a la vez que nos empuja. La paz contigo, hermana. Y contigo, hermano. Maranatha. El mundo que esperamos está viniendo, es adviento. Paso a paso, latido a latido lo hacemos llegar. José Arregi (Publicado el 30-11-2014 en DEIA y los Diarios del Grupo Noticias)
  24. 24. Omella podría ser arzobispo de Barcelona: “La verdad padece, pero no perece.” Juan Rubio | diciembre 4, 2014 Ilustración. Gonzalo R. CHECA España siempre fue fiel al Papa; bueno no con Franco que no tragaba al triunvirato Pablo VI (Papa) – Dadaglio (Nuncio) –Tarancon (Cardenal de Madrid) . Pero este país, “luz de Trento y martillo de herejes”, según Felipe II, vuelve a hace caso al Papa. Y lo hemos visto en Granada y en Zaragoza. Y lo vamos a ver pronto en Galicia y Andalucía, en donde amenazan nubarrones. Parece que Francisco, antes de venir a España para el centenario del nacimiento de santa Teresa de Jesús quiere que esté la “casa sosegada”. No se ha confirmado el viaje en octubre. Si hay elecciones generales en noviembre, el Papa se lo pensará; si se adelantan al mes de mayo, con las municipales, vendría en octubre. Todo está aún por decidir. Así que “hay que estar al loro”. Mientras tanto corren rumores que hará que cambie la geografía episcopal española: El obispo de Calahorra-La Calzada, Juan José Omella, uno de los mejores obispos de España, aquel cuya operación de urgencia hizo que el cardenal Rouco, a quien no hubiera votado, ganara las elecciones por un solo voto, y que ahora ha entrado en la comisión vaticana que nombra obispos, la fábrica auténtica en donde están dos españoles, Ladaria y Omella y el ex nuncio, cardenal Monteiro de Castro. Probablemente Omella será arzobispo de Barcelona. Parece que está hecho, porque, podría ser de Zaragoza, pero se habla que al dimitido por causas de “salud” física y espiritual, Manuel Ureña, le sucederá el arzobispo castrense Juan del Río, aunque, después del escándalo de Granada y la probable dimisión del actual prelado, Javier Martínez, al andaluz Juan del Río sería el mejor arzobispo de Granada. Ojalá! Pero Carlos Osoro, nuevo arzobispo de Madrid, íntimo amigo del obispo de Almería, el teólogo González Montes, a quien Rouco defenestró, quiere a su amigo en Granada. Habrá que ver quién “maneja la barca”. Las dimisiones por escándalos, la prisa de los obispos por jubilarse a los 75 años ante lo que está lloviendo, buscando un dorado descanso como el de Mérida- Badajoz,Garcia Aracil, listo él buscándose un coadjutor, harán que cambie el panorama y la geografía episcopal en España. Estemos atentos. Porque esto es como en el juego de cartas “ Y tiro porque me toca…”Pero, como decía el Papa hace unos días, la verdad es la verdad y también santa Teresa de Jesús: “La verdad padece, pero no perece.” La Iglesia pide retirar la disposición sobre las expulsiones en caliente
  25. 25. ALfa y Omega - Miércoles, 3 de diciembre de 2014 Reunidos en Málaga, miembros de Cáritas Española, CONFER, el Secretariado de la Comisión Episcopal de Migraciones y Justicia y Paz, «siendo testigos del sufrimiento diario que las vallas provocan», muestran en el documento conjunto su preocupación «por un proyecto de Ley que criminaliza la pobreza y la movilización social». Este proyecto al que se refieren es el aprobado el 25 de noviembre por la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados, sobre Protección de la Seguridad Ciudadana, en el que se recoge una modificación a la Ley Orgánica de Extranjería que pretende legitimar las expulsiones sumarias en la frontera de Ceuta y Melilla. Los firmantes reconocen estar «consternados por la naturaleza de una enmienda que ha sido introducida a última hora por el Grupo Parlamentario Popular del Congreso». Y además de compartir las reflexiones de instituciones como el Consejo General de la Abogacía, o la inquietud de numerosas entidades y plataformas ante la aprobación del citado Dictamen, el comunicado quiere hacer público «nuestro enérgico rechazo a la modificación, porque entendemos que viola derechos humanos, da cobertura legal a una práctica ilegal, y no va a aportar soluciones a ninguna de las causas por las que las personas migrantes abandonan sus países de origen». En definitiva, sólo se logrará incrementar el sufrimiento de las personas y no se reducirán las llegadas. El texto recuerda que la Ley Orgánica de Extranjería ya cuenta con procedimientos legales para los casos de entradas irregulares en España por puestos no habilitados y que conllevan una serie de garantías para las personas migrantes, como son la asistencia letrada y el derecho a intérprete. Además, aunque insuficiente, «existe la posibilidad de solicitar asilo y refugio, e identificar potenciales víctimas de trata y otros perfiles vulnerables». Vulneración de diversos códigos y artículos Y señalan que las expulsiones sumarias vulneran lo dispuesto por los artículos 12 y 13 de la Directiva europea 2008/115/CE y el artículo 13 del Código de Fronteras Schengen, que establecen como garantía en todo procedimiento de retorno la obligatoriedad de una resolución motivada para la denegación de entrada, en la que se indiquen los motivos exactos de la misma, así como el derecho a recurrir dicha resolución de forma informada y asesorada. Es más, esas expulsiones podrían ser constitutivas de una violación del artículo 6 del Carta Europea de Derechos Fundamentales (CEDH) que contempla el derecho a un proceso equitativo. Por otra parte, ese Dictamen pone en riesgo la protección internacional, lo que vulnera la Convención de Ginebra de 1951 y el artículo 18 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE. Junto a ello, el artículo 6 de la Directiva 2013/32/UE obliga a los Estados Miembros a garantizar el acceso a la protección no sólo en el territorio nacional sino también en las fronteras y aguas territoriales. Los firmantes llaman también la atención sobre la violación que supone del principio de non refoulement –no devolución– recogido en el artículo 33 de la Convención de Ginebra de 1951, el artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, el artículo 18 de la ya citada CEDH y la Directiva de retorno (Directiva 2008/115/CE) según el cual ninguna persona puede ser devuelta a un país donde su vida, libertad o seguridad corran peligro. En las últimas semanas, explican, «ha sido la propia Comisión Europea e incluso el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas quienes han manifestado su preocupación por la vulneración de derechos que podría conllevar estas decisiones». Por tanto, solicitan «que se retire esta disposición adicional y se busque un consenso político en materia de inmigración. España debe liderar ese proceso y hacer ver a la Unión Europea que las vallas de Ceuta y Melilla son sólo la consecuencia de una política migratoria europea desenfocada». También piden «diálogo para buscar vías de acceso regulares para quienes no las encuentran nunca y no se vean empujados a dar un salto desesperado», y «solidaridad con quienes buscan la protección del asilo y el refugio huyendo de conflictos, persecuciones y los efectos de una política de cooperación internacional centrada exclusivamente en un modelo económico de crecimiento que propicia el descarte y la expulsión de los ciudadanos de sus países de origen y no el desarrollo de sus propias capacidades y experiencias para evitar el abandono de sus comunidades como consecuencia de la injustica o la inseguridad».
  26. 26. La aceptación de las expulsiones sumarias que representa la aprobación de este Dictamen «supondría consolidar legalmente un concepto de frontera sinónimo de un territorio donde los derechos humanos están ausentes», afirman. Y como señaló la Comisión Episcopal de Migraciones en el VII Congreso de Migraciones en el Vaticano, y ha afirmado recientemente el Papa Francisco ante el Parlamento Europeo, «Europa será capaz de hacer frente a las problemáticas asociadas a la inmigración si es capaz de proponer con claridad su propia identidad cultural y poner en práctica legislaciones adecuadas que permitan tutelar los derechos de los ciudadanos europeos y de garantizar al mismo tiempo la acogida a los inmigrantes». QUERERNOS MÁS KOLDO ALDAI AGIRRETXE, koldo@portaldorado.com ARTAZA (NAVARRA). ECLESALIA, 03/12/14.- “Todos juntos vamos a sacar este país cada vez más adelante, con más libertad, más justicia social, más derecho, más solidaridad…, más querernos todos un poco más…” Cada vez entra más luz por esa ancha ventana que mira hacia America Latina; cada vez tenemos más cosas que aprender del continente hermano. Pese a las sorpresas en algunas cunetas, pese a ese caduco luto que reclama su insistente cuota de foco, el día a día viste allí un verde esperanza. Mientras aquí los jóvenes de diferentes aficiones se mataban a palos, el nuevo presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, se dirigía a la nación invitando a “quererse un poco más”. El anterior mandatario, José Mújica, también del Frente Amplio, ya venía de dejarse la piel en el amor a la nación y al mundo con ese alarde de humildad y encomiable austeridad. Están ya llegando. Son los nuevos dignatarios para el nuevo mundo de creciente solidaridad, compromiso y resplandor que estamos construyendo. Vienen de sus trincheras, sus montañas y sus luchas del pasado, pero ya bajaron al valle abierto. Sí, “querernos un poco más”, ahora que el viento le roba al haya todo su amarillo, ahora que el blanco asoma en la cima de las montañas, ahora que empieza a azotar el frío, a imponerse el invierno y buscamos por toda la casa cerillas para encender un fuego. “Querernos un poco más” para que los hinchas de las diferentes aficiones un día canten y brinquen juntos, para que los dirigentes políticos no se lancen a la yugular del otro a la primera ocasión, para que los pueblos se ayuden

×