La posada del silencio nº 77, curso v

544 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Tecnología, Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
544
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
229
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La posada del silencio nº 77, curso v

  1. 1. La posada del silencio El texto de hoy Ven, señor Jesús Es una plegaria que decimos en la Eucaristía después de la consagración. Es el grito de la primera comunidad cristiana reclamando su Presencia. Y Jesús dice: “Vengo pronto”. Él es el que no deja de venir y el que nunca acaba de venir porque es Infinito. El silencio es como una reclamación: “¡Ven, Señor Jesús!” Un silencio que es pura espera de Dios, de quien desborda nuestras palabras, que no cabe en nuestros pensamientos, que trasciende toda imagen.., y que solo cabe en tu corazón callado, en esos microsilencios de tu corazón. “¡Ven, Señor Jesús!” EL DIA 10 DE FEBRERO A LAS 20 h CAPITULO NUEVO CONVENTO DE SAN ESTEBAN PP DOMINICOS. SE COMENTARÁ EL CUADRO "LA ÚLTIMA CENA" (Leonardo da Vinci) POR Mª ANGELES MORENO PLAZA (Entrada gratuita)
  2. 2. CONVERSACIONES DE SAN ESTEBAN. DEL 5 DE NOVIEMBRE AL 11 DE FEBRERO
  3. 3. Fiesta de santo Tomás de Aquino en la Pontificia Facultad de Teología San Esteban de Salamanca El día 28 de enero la Pontificia Facultad de Teología San Esteban de Salamanca festejó a su patrón, en primer lugar, con una misa presidida por el Presidente de la Facultad y concelebrada por los profesores y alumnos, en a capilla de Sotomayor. 4 de febrero de 2014 En su homilía el Presidente comentó los textos litúrgicos propuestos para este día con las palabras de santo Tomás de Aquino recogidas en su comentario al Evangelio de san Juan y en la cuestión que el Aquinate dedica en la Suma Teológica a exponer el don de Sabiduría. A continuación tuvo lugar un acto académico en el Aula Magna, en el que intervino como ponente el Dr. D. Emiliano Fernández Vallina, natural de Sama de Langreo (Principado de Asturias), catedrático de Filología Latina de la Universidad de Salamanca, miembro de la Junta de Capilla de la misma Universidad y uno de los impulsores más destacados de la Cátedra Extraordinaria de Domingo de Soto, que ha reiniciado su andadura en este curso 2013-2014, después de doce años de inactividad; es, además, Secretario de la Academia de Santo Tomás, que es una de las extensiones de nuestra Facultad de Teología. Su ponencia versó sobre la «Lengua y estilo en santo Tomás de Aquino». En su intervención destacó, en primer lugar, la escasez de estudios sobre la lengua utilizada por el Aquinate en sus escritos. Afirmó incluso que santo Tomás concebía la lengua casi como la conciben hoy los lingüistas, o al menos como la concebían hace diez años. Rebatió las críticas que le hizo algún tomista eminente del siglo XX de utilizar una gramática sin relieve, de recurrir a un procedimiento estereotipado, de desvirtuar la más bella imagen tomada de la Escritura, de utilizar un lenguaje falto de unción,… Contestó también a otras críticas como la de ser monótono. En defensa de su lenguaje señaló que, aunque santo Tomás no tiene el uso retórico estilístico de san Agustín, sin embargo tampoco se lo proponía; él manejaba el lenguaje del aula, un lenguaje más claro, un lenguaje sencillo, que nada tiene que ver con la simplicidad; si abusa de las preposiciones es porque estaba usando el lenguaje del aula; si usaba anacolutos, también César los usaba; aunque a simple vista parezca lo contrario, tenía mucho gusto estilístico; es difícil escribir tan sencillamente como santo Tomás; es armónico a la hora de ensamblar las partes del discurso; dice una vedad por frase, y a veces por palabra. El Dr. D Emiliano se preguntó: «¿Quién puede hacer eso? Y se respondió diciendo: Ni siquiera Azorín es capaz; santo Tomás era capaz de decir más cosas con menos palabras. Hace un uso pacífico y naturalmente organizado de la lengua. No obstante –señaló a continuación– hay traducciones de los textos de santo Tomás que no se sostienen. Santo Tomás empleaba muy bien el léxico, y prueba de ello son los tanteos que a veces hace con él. Cuando le convenía utilizaba el lenguaje retórico; también sabía decir las cosas de forma más adornada. Su forma de escribir se explica –a juicio del conferenciante– porque se trata de una lengua de adoración; santo Tomás no se atrevía a poner nada personal que impidiera la adoración. D. Emiliano afirmó también que no se puede decir que santo Tomás sea un teólogo aburrido; no era ningún dogmático de los apriorismos. Afirmó que lo que mejor resume el estilo de santo Tomás es el responsorio de una de las lecturas propuestas para el oficio de Lecturas donde se dice: «De estilo conciso, de agradable elocuencia, de afirmaciones claras, seguras, sublimes»; pero, sobre todo, donde alcanza mayor altura es cuando crea poesía. «Fue un poeta del pueblo». Y la mejor prueba de ello es que todavía hoy sus poesías las siguen cantando las mujeres ancianas. D. Emiliano se emocionó al recordar este hecho.
  4. 4. Al acto asistieron unas 120 personas: profesores y alumnos de la Facultad, alumnos de la Escuela de Teología San Esteban de Salamanca, exalumnos, miembros de la Academia de Santo Tomás, frailes del convento de San Esteban y amigos del convento. Al concluir el acto académico, los participantes pudieron volver a encontrarse en torno a un vino español.
  5. 5. Todo por Haití en Valladolid Charla y Cena por Haití en Valladolid La Delegación de Valladolid de Acción Verapaz, junto con el Comité Óscar Romero y la Familia Dominicana, organizará una charla donde un voluntario contará su experiencia en Haití durante el verano del pasado año. Además, para terminar la velada, se ofrecerá una cena solidaria cuya recaudación irá destinada a la construcción de dos pozos en una comunidad de Saint Jean du Sud, una localidad costera en el sur de Haití muy apartada donde la gente no tiene acceso a agua limpia y a menudo cae enferma. Confiamos en poder recaudar el total necesario a final del curso, gracias a todas las actividades que se seguirán realizando. ¡Te animamos a participar! Jornadas por África en Valladolid Los próximos días 11, 12 y 13 de febrero se celebrarán en Valladolid las XII Jornadas África “También en África comer es un derecho”. Las ponencias tendrán lugar en la Facultad de Derecho de la Universidad de Valladolid. Desde Acción Verapaz nos hacemos eco de este evento de sensibilización por este continente vecino que sufre tantas situaciones de injusticia.
  6. 6. VIAJE A SEVILLA ,50 ANIVERSARIO CORONACION DE LA MACARENA La Archicofradía del Rosario, organiza un viaje a Sevilla con motivo del 50 aniversario dela coronación canónica de la Virgen de la Esperanza Macarena Con tal motivo, es deseo de nuestra corporación organizar una excursión para disfrutar de tan interesante evento El viaje de realizará el 31 de mayo con regreso el día 1 de junio Autobús ida y vuelta, Noche en el hotel Catalonia Santa justa de cuatro estrellas, Desayuno Bufett El precio del Viaje será de 60 € Plazas limitadas Información y reservas en la casa Hermandad de la Archicofradía todos los días, a partir de las 19:30 horas , o mediante el correo electrónico secretariadelrosario@hotmail.com La casa hermandad está situada en la calle Rosario ,a la vuelta del convento de los Dominicos entrada por los jardines de Sotomayor http://www.archicofradiarosario.org/ Naciones y patrias. Ecos bíblicos Autor: Jean-Claude LAVIGNE Colección: ARIADNA nueva serie El tema de la nación ha vuelto con fuerza a los debates poslíticos. El nacionalismo exacerbado está en el corazón de conflictos particularmente violentos estos últimos años, tanto een Europa como en Africa o en Asia. ¿Puede iluminar al creyente hoy una nueva lectura de la Biblia? Los autores, miembros del grupo internacional Espaces-Europe, ofrecen un recorrido del tema tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. Precio: 12,00 € Páginas: 122 Año: 2004 ISBN: 84-8260-134-2 La unidad de los creyentes. La Iglesia que pensó el discípulo amado Autor: Gerardo SÁNCHEZ MIELGO
  7. 7. Colección: HORIZONTE DOS MIL Este estudio tiene como objeto presentar la concepción de la Iglesia recogida en el evangelio de San Juan. El análisis minucioso de los textos, lo convierte además, en un comentario de este evangelio lleno de imagenes y simbolismo. Mención especial, por su novedad, merecen los capítulos dedicados a María, la madre de Jesús, y a las otras mujeres presentes en este evangelio. Precio: 27,00 € Páginas: 363 Año: 2008 ISBN: 978-84-8407-830-2 DSI BOLETIN ENERO 2014 Dominican Sisters International comparten con todos ustedes el Boletín informativo de Enero 2014. Mayor información (04 de febrero de 2014) Leer el artículo completo en DSI “Un tiempo nuevo” en el Vicariato Regional de la Provincia de Aragón en América del Sur Tras una semana de encuentro intenso y fructífero, los frailes del Vicariato Regional de la Provincia de Aragón en América del Sur concluyeron el sábado 25 de enero su Asamblea Intermedia, con la certeza del inicio de un “tiempo nuevo” de gracia que el Señor les concede para renovar su vida y misión dominicana. Se trató de la primera ocasión en que se encontraron todos los frailes después de la Pascua de fray Jorge Franco y fray Gabriel Nápole. Los acompañó durante todo el encuentro Fr. Emilio Barcelón, socio del Prior Provincial, fray Martín Gelabert quien, tal como lo expresó el Prior Regional, Fr. Rafael Colomé OP, “nunca dejó de estar a nuestro lado”. En primera instancia, los frailes compartieron una jornada de retiro animado por Fr. Emilio, que les permitió, “además de compartir nuestros sentimientos por todo lo sucedido, renovar nuestra confianza en el Dios de la vida y retomar fuerzas para seguir adelante en la entrega por el Reino”, destacó Fr. Rafael en una carta dirigida a los hermanos y hermanas del Vicariato Regional. “El resto de los días los dedicamos a la elaboración del Proyecto Vicarial de vida y misión y a comenzar los diálogos en orden a ir trazando un plan de reestructuración del Vicariato”, acotó. “A medida que pasaban los días, los ánimos iban cambiando de la tristeza a la ilusión, la mente y el corazón se animaban a renovar la apuesta por la Predicación que los frailes llevamos adelante en Uruguay, Paraguay y Buenos Aires”, narró Fr. Rafael. “Hemos llegado a la conclusión de que estamos delante de un ´tiempo nuevo´ de gracia que el Señor nos concede para renovar nuestra vida y misión dominicana. Y lo acogemos con paz y experimentando la fuerza del Espíritu en cada uno de nosotros”, destacó el Prior Regional. El sábado 25 por la tarde, se celebró en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario y Santo Domingo de Montevideo, la profesión solemne de fray Edgar Rubén Olmedo. En la Eucaristía renovaron, asimismo, la profesión simple, fray Pedro Morel y fray Francisco Lugen. Esta celebración fue ocasión para el encuentro con la Familia Dominicana de Uruguay: “un momento también lleno de gozo por lo que significaba que un joven paraguayo hiciera la profesión de por vida como dominico en Uruguay. Un signo de la universalidad de la Orden y de que nuestra entrega no conoce fronteras”, expresó en su carta Fr. Rafael. “Nos sentimos más unidos que nunca con las hermanas y hermanos del Uruguay. No faltó tampoco el recuerdo y la oración del resto de la Familia Dominicana de América del Sur”, aseguró el Prior Regional del Vicariato al tiempo que agradeció por la compañía “tanto en los momentos difíciles como en los gozosos. ¡Así es una familia dominicana!”, subrayó Fr. Rafael. Imagen proporcionada por Fr. Edgar Toledo OP
  8. 8. El día dos de febrero fiesta de la Presentación del Señor o del “Encuentro” como lo llamó el Papa Francisco, fue ordenado diacono en el templo del Divino Redentor de la ciudad de México fray Misael Castro Cacua., O.P., de manos de Fray Raúl Vera López., O.P., obispo de la diócesis de Saltillo. Felicidades querido hermano y que Dios mismo lleve a buen término esto que en ti ha comenzado. Dominicanas de São José: priora reeleita Creado en Martes, 04 Febrero 2014 09:50 As Irmãs Dominicanas de São José de Ilanz celebraram seu Capítulo Regional em Itapetininga, São Paulo, de 20 a 24 de janeiro de 2014. Contaram com a presença da Priora Geral residente na Suíça, Ir. Eugenia Jörger. Este Capítulo foi um tempo de graça sentido por todas as Irmãs, pois reinou a abertura ao diálogo, a confiança mútua e escuta. O olhar retrospectivo sobre a missão realizada renovou a alegria e o desejo de ser instrumento de Deus no anúncio e na construção de uma vida mais digna para as pessoas nas diversas realidades onde estão. No dia 22 de janeiro realizaram a eleição do governo regional. Ir. Maria José de Sousa Brito foi reeleita Priora Regional do Brasil para mais quatro anos. Também foram reeleitas como conselheiras: Ir. Elza Teixeira Bastos e Ir. Mariza de Fátima Assis e foi eleita Ir. Jacinta Fátima de Souza como conselheira. As Irmãs Dominicanas de São José chegaram no Brasil em 1952 e na cidade de Itapetininga em 1964, portanto celebram em 2014, 50 anos de presença nesta cidade. Este é um motivo de ação de graças a Deus pela caminhada feita junto ao povo de Itapetininga. Promotora Internacional de Justicia y Paz en Haití Creado en Martes, 04 Febrero 2014 09:55
  9. 9. La Hna. Celestina Veloso OP Promotora Internacional de Justicia y Paz para DSI se encuentra desde hace ya casi un mes en visita a las comunidades y congregaciones dominicanas en República Dominicana y Haití. Chile: júbilo por 60 años de vida religiosa dominicana Sor Margarita, Sor Imelda, Sor Gema, hermanas dominicas del Monasterio de Santa Rosa en Santiago de Chile, celebraron sus sesenta años de profesión- Sor Margarita Vallejos, Sor Imelda Campos y Sor Gema Cáceres celebraron el domingo 2 de febrero – Presentación del Señor en el Templo – sus bodas de diamante. Celebración magnífica en el Monasterio de Santa Rosa en Santiago. Presidió la Eucaristía Mons. Juan obispo castrense. El motivo de estar él allí con ellas es que su abuelito materno ayudó a la comunidad cuando ellas comenzaban su vida religiosa. Hubo una participación concurrida de familiares de nuestras hermanas, amistades del monasterio, frailes dominicos, sacerdotes amigos. Predicó fray Iván Garzón. Centró su homilía en la misión de las monjas dominicas: salir a predicar el evangelio de la forma paradójica que corresponde a una vida de contemplación en el claustro, es decir, salir del propio egoísmo para ensanchar el corazón e irradiar así el amor de Dios. Fue el camino de Santa Teresita del Niño Jesús, por eso ella es la patrona de las misiones. Un signo particularmente emotivo y elocuente fue la forma como nuestras hermanas renovaron su profesión enfatizando las palabras “hasta la muerte”, y el hecho de que, en vez de estar ellas arrodilladas delante de la madre priora, sor Carmen Gloria fue quien se arrodilló delante de ellas para recibir sus votos. ¡Qué imagen más bella de los que significa la obediencia dominicana! ¡Una hermana cuarenta años más joven recibe de ellas la promesa de fidelidad hasta la muerte! [F. Q.] Retiro de la Familia Dominicana de Chile Casa de Retiros Padre Hurtado: nos reciben los jesuitas como en otras ocasiones para estos días de meditación, celebración, convivencia. Estuvimos allí del 12 al 18 de enero, guiados por fray Felicísimo Martínez. Éramos 116, la mayoría hermanas, algunos frailes, ¡y Vicky Trujillo que representó a todo el laicado! El itinerario del retiro fue bien trazado por Felicísimo desde el inicio. Meditaríamos en tres
  10. 10. dimensiones de la vida dominica: la contemplativa, la comunitaria y la apostólica, que corresponden a tres dimensiones de nuestro ser: pensar, comunicar, actuar. Lo haríamos en tres fases de la vida de la Orden: los orígenes, los hitos históricos y el momento actual. A vuela pluma – imposible hacer aquí un resumen – destaco algunas ideas. En los orígenes de la contemplación dominicana: “Durante el día – Domingo – nadie más accesible y afable en el trato con los frailes y los acompañante. Por la noche nadie tan asiduo a las vigilias y a la oración. Establecer como base de la predicación en el Languedoc la comunidad de monjas en Prulla. En la historia: la mística estado en el centro de la renovación de la Orden – Catalina de Siena, Raimundo de Capua, Meister Eckhart, Enrique Suzón –. Hoy en día: la contemplación es luz nos proporciona sentido, es motivación que nos da fuerza. Recordar a pensadores laicos: Viktor Frankl, La búsqueda de sentido. Niveles de contemplación: conocimiento científico de la realidad, conocimiento estético y experiencia de la belleza, conocimiento salvífico y fe, ver la realidad con los ojos de Dios. En los orígenes de la vida comunitaria: la imitación de la vida apostólica delineada por Lucas en los Hechos de los Apóstoles. Recogida por la Regla de San Agustín: lo primero por los que nos hemos congregado… tener una sola alma y un solo corazón en Dios. Domingo: Acogía a todos en el inmenso seno de su caridad, como a todos amaba de todos era amado. En la historia: la pobreza apostólica es fuente y medio de libertad en el anuncio del evangelio, de eficacia en virtud de la autoridad de la palabra. En nuestros días: cultivar particularmente la búsqueda de la verdad en común y la responsabilidad compartida en la conducción de la comunidad y en la misión. La dimensión apostólica en los orígenes: Domingo quiso una orden que fuera y se llamara de predicadores. La predicación es el centro, el eje, el fin de la Orden. Todo – vida común, estudio, celebración litúrgica, oración persona – esta ordenado al anuncio del evangelio. El propio Domingo se afanaba con todas sus fuerzas por conquistar almas para Cristo y sentía en su corazón un celo casi increíble por la salvación de las almas. En la historia la Orden ha tenido distintos acentos en distintos momentos: siglo XIII, el púlpito, el escritorio, el coro; siglos XIV-XV, mística y ars moriendi; siglo XVI, misión y justicia; siglos XVII-XIX, congregaciones dominicanas, 7 enseñanza, caridad, catequesis. En la actualidad: anuncia el Reino como gracia, la misión de la vida religiosa es ante todo el testimonio, desarrollar el gusto – disfrute – de la misión.
  11. 11. Tuvimos además una liturgia muy bien preparada por las hermanas de las distintas congregaciones y por un equipo que colaboró en esa actividad con fray Felicísimo, a quien agradecemos su ilustración, Pre novicios, novicios y estudiantes, todos juntos compartiendo días en el noviciado. Les pedimos oraciones por todos ellos, especialmente por los tres jóvenes que tomaran el hábito y los dos novicios que harán su primera profesión el 23 de febrero a las 11 am en el Convento fraternidad, sencillez… (F. Q.] El almendro en flor, huésped de mis recuerdos Quintín García Paisajes con árbol Sacerdote dominico y escritor Publicado el 04/02/2014 Silencio y quietud en la quebrada geografía fronteriza, junto al Duero. Un sol radiante, aunque aún invernal, penetra de claridades las tierras y los pueblos pintados de adobe pardo y de pizarra. Se acaba febrero y los vientos que han jugado a peinar las cimas con fríos y huracanes se van haciendo al paso de los días más callados y benignos. La planicie que viene de la larga estepa castellana se quiebra en breves ribazos formando pequeños valles y ligeras cárcavas por donde irrumpen, arrasadoras y aullantes, las aguas achocolatadas de las temidas tormentas del verano. Largos jirones de tierra enrojecida, ayer estrenada para la inminente sementera, contrastan ya con el tierno verdor, apenas dibujado, del trigo recién nacido y adormilado por las continuas heladas del invierno. Los álamos escasos y los viejos olmos que cubren las torrenteras siguen aletargados y desnudos cumpliendo todavía la inexorable ley del silencio invernal. En las linderas que separan unas tierras de otras y sobre los lomos ondulados de los altozanos ha estallado la primavera en una orgía vegetal de flores albimoradas. Un año más, un siglo más, quizás una eternidad más, han florecido los almendros. Sus ramas leñosas, ayer esqueleto tiznado de fuegos invisibles, son hoy como una bandada de jilgueros multicolores que vuelven de largas singladuras. El grito secular del almendro florido se va extendiendo por toda la llanura para convocar con un sordo clamor a tierras y alamedas, a hombres y animales, a un parto nuevo de frutos satisfechos. Sus flores de blanca espuma son clarines que anuncian el cambio de tercio, el estreno repetido de una cósmica función de teatro, el inicio esperanzado de una nueva estación, siempre igual y distinta. Castilla ha sido redimida del largo invierno. El almendro en flor fue, en mi infancia, la primera experiencia estética y hechizada que recuerdo. Hoy, cuando salgo al campo y me encuentro una vez más el espectáculo florido de los ásperos y rudos almendros, inevitablemente la memoria se me escapa a mis años de chaval. A aquellas claras mañanas, vestido con un viejo abrigo zurcido de remiendos, con las manos ateridas de recoger sarmientos de las vides que mi padre iba podando. Al rato, los dientes me castañeteaban de frío y mi padre me mandaba dar
  12. 12. unas carreras para calentarme. Yo siempre escogía el recorrido de las lindes donde estaban plantados los almendros para esas visitas iniciáticas de cazador furtivo de olores y colores intensos. Me paraba jadeante ante cada uno de ellos como extasiado por la brillantez de sus vestidos hasta llenar el alma de gozosas sensaciones infantiles. Fue entonces cuando empecé a sentirme actor y activo espectador en el grandioso escenario de la naturaleza. O aquellas tardes de jueves semifestivos, cuando el viejo maestro del pueblo decidía cambiar las somnolientas horas sujetos al pupitre chorreado de tintas por el aula al aire libre en los alrededores de la ermita del Cristo. Allí nos enseñaba a distinguir plantas y animales, a limpiar y cuidar los retoños de las acacias que cada uno habíamos sembrado al comenzar el curso. Al final siempre jugábamos “al cinto”. Juego cruel y despiadado donde los torpes de la clase, normalmente más avispados para las habilidades de la supervivencia, solían tomarse venganza en forma de rabiosos cintarazos sobre los más aplicados en la tabla de multiplicar. Más de uno íbamos a llorar los escozores del cinto restregando las nalgas doloridas en cualquiera de los rugosos troncos de los almendros que bordeaban la explanada de la ermita. Con sus pétalos de seda hacíamos un extraño ungüento que aplicábamos a las partes doloridas por los zurriagazos. Entonces, años cincuenta, los viejos métodos pedagógicos de la escuela no incluían la formación de la sensibilidad artística de los niños. A nosotros no nos enseñaron a modelar objetos en estos modernos talleres fabriles de manualidades. Pero las condiciones de vida, la ausencia de juguetes y televisiones, la necesaria participación en las tareas del campo, nos arrojaban cada día a esa fértil aventura de descubrir la naturaleza, de llenar los ojos de horizontes y el alma de sensaciones. Hoy, incluso en nuestros pueblos, cada vez más invadidos de costumbres y maneras urbanas, los niños sufren un excesivo enclaustramiento de horas de escuela, actividades complementarias, concursos televisivos, muñecos articulados, publicidades bellamente capciosas. Alguien está interesado en enfrentar civilización , progreso, técnica, con el espontáneo y natural descubrimiento del agua, del sol y de los vientos. Saber de cosas es acumular conocimientos, coleccionar diplomas para defendernos en una sociedad de vendedores antes que sentir en las palmas de la mano y en las pupilas de nuestros ojos la tierra, el mar y el fuego. Algo profundo se va muriendo en el hombre moderno, ahíto de apremios, prisas y bellos objetos de mercado; huérfano de contemplación, de equilibrio y comunicación con todos los seres de su alrededor cósmico. Yo te agradezco, almendro en flor de mi infancia, que fueses para mí escuela y maestro, compañero y testigo de juegos y de esfuerzos, belleza primordial en la que ensayé mis primeras emociones, diseño primitivo de armonías y perfumes, bajel multicolor de tierra adentro donde inicié mis viajes interiores, desde entonces huésped de mis recuerdos. Con Acento Generación -J-, Generación -T- Para los ingleses, parece que está apareciendo la generación "Joyless" = sin alegría. Acá hablan de la generación T, con tristeza. Es posible que algo de razón tengan los "pensantes" de la realidad en la que vivimos. Hay otro dato para que tengamos alegría: "el botellón". No puedo tapar, ocultar mi realidad y la realidad que me rodea. No creo que sea malo preguntarnos si hay alegría en nuestros conventos. ¿Se puede reflexionar en público de esto? Pienso que sí. En muchas familias no hay alegría. En algunos conventos parece que no hay alegría. ¡¡Ojalá me equivoque!! Se podían poner ejemplos. Es un hecho que ha existido y existirá, porque somos humanos. Y nada humano nos es ajeno. La alegría de la que hablamos nace del interior, de la salud interior, del gozo del alma que se comunica espontáneamente. Brota del manantial de agua viva; de la gracia que habita en nosotros. Si hay enfado, ¿por qué no hablamos de todo aquello que nos produce enfado?. ¿Por qué no
  13. 13. reflexionamos de lo que creemos que no está bien? Quizás nunca hemos vivido tan bien en lo material; no nos falta tampoco la asistencia sanitaria. Tenemos edad para saber lo que hacemos. Luego algo falla en nuestra realidad. No soy quien para hacer crítica de nada ni de nadie: "medice cura te ipsum". Pero sí -pienso- tenemos necesidad de reconocer nuestras debilidades. Sí la necesidad de afirmar que todos estamos en "la cordada": sea la generación que se va, como la que está viniendo. Todos en "la cordada". Trabajamos, hemos donado nuestra vida al mismo Amo. Sólo Él es nuestra fuerza y lo que nos une, "encordados" a la resurrección y la Vida. Fr. Guillermo Santomé O.P. EL SUICIDIO Y ALGUNAS CAUSAS
  14. 14. Isaura Díaz Figueiredo. Es un tema preocupante el aumento de suicidios, después de un tiempo descendiendo ha vuelto a aumentar y no es cifra baladí, un 11% de personas que voluntariamente se quitan la vida, muy por encima de los accidentes de trafico, de las muertes por las tres C. No voy a citar a otros estados donde el indicie es superior, en España durante 2012 según el INE son 3.539 las personas que voluntariamente, han decidido por varias razones, dejar éste mundo, lo que supone un casi 12% más que el año anterior, sin considerar muy elevada la cifra 359 personas mas , pero sí, suficiente para hacernos reflexionar, con que alguien desesperanzado de la vida, desea cortar algo que solamente Dios “sabe el día y la hora” ¿Cuáles pueden ser las causas?, existen personas que arrastran cuadros depresivos no tratados, fuertes síntomas de irritabilidad,angustia,desanimo,alteraciones del sueño, del apetito, pensamientos negativos, desesperación y gran sufrimiento interno, todo ello, o parte de éste cóctel unido, llevan a la persona a tener un pensamiento suicida, esto en días de soledad, poca luz, tal como ocurre en invierno, o en lugares donde el sol es un bien escaso-se piensaluego, llega la primavera, la radiación solar aumenta…dando la fuerza y energía suficiente para consumar el acto. ¿Por qué las mujeres son más proclives al suicidio? verdaderamente son como cuatro veces mayor la proporción de mujeres que intentan el suicidio que los hombres, la mujer no suele emplear formulas tan violentas como el hombre, son suicidios menos espectaculares, como sobre dosis de fármacos, que por suerte en muchos casos vuelven a la vida, la mujer es más conscientes de sus emociones, busca ayuda, suele tener redes de apoyo y socialmente tienen roles que les motivan a seguir adelante.
  15. 15. Sí hay unas señales de alarma, pero “ojo” no siempre se ven o se tienen en cuenta, depresión, trastorno bipolar, alcoholismo, drogodependencia, perdida de un ser querido o fracaso amoroso. No obstante detrás, siempre hay un cuadro depresivo, no visto, o no querido ver y por supuesto no tratado. Las llamadas de alerta que ¡tantas veces pasan por alto! porque no interesa comprometerse, o no interesa esa persona, -por el motivo que sea- son claras peticiones de auxilio, de gritar en silencio –no me dejes- por lo cual, lo más sagrado que es la vida, se atenta contra ella, si uno ve que alguien salta el semáforo en rojo, ¡oiga! eso que hace no es normal-, pues en éstas señales, atienda a esa persona, tanto la familia, como el entorno social, y con medicación y control por parte de psicólogo y psiquiatra, tendrá una gran mejoría y seguramente una total recuperación, la vida ofrece oportunidades, debemos atender, estar a avizor de ellas y seguramente ahí está, la salvación.
  16. 16. Para considerar un suicidio, la muerte carnal es el motivo del acto y no como consecuencia casi ineludible. Así los mártires, no son considerados suicidas, dado que se sacrifican en nombre de una creencia, o los soldados que mueren en guerras. Las religiones monoteístas lo consideran un pecado, y en algunas jurisdicciones se ve como delito. Por otra parte en algunas culturas, especialmente orientales, lo ven una forma honorable de escapar a situaciones humillantes, o dolorosas, tal es la inmolación como la llegada más cercana al paraíso. ¿La crisis afecta a este repunte de suicidios?, pues si, aunque nada está claro que haya una relación causa-efecto Si el repunte de suicidios en 2012 cabe interpretarse como efecto de la crisis, por más que ésta se considere un agravante, la tasa es muy similar a la de 2010,incluso según los estudios podemos comprobar que en años de gran bonanza como 2003 y 2004, fue precisamente cuando se registró, la mayor tasa de suicidios y eso que en España desde los 80 se vivía una época de esplendor económico, como antes he indicado, podemos entender, que estos suicidios consumados, ya estaban planeados, fueron pospuestos y se consumaron un tiempo después, verdaderamente “la crisis no influye de forma benéfica” Émile Durjheim en su obra “el suicidio” hace relevancia a ésta situación tan personal, tan intima, que una gran parte de la tragedia es del contexto social, que por omisión
  17. 17. unido a factores desde genéticos, hasta las más variadas situaciones individuales, pueden llegar a consumar el acto, lo que ha de quedar claro es que la situación es siempre “extrema” y sin esperanza de futuro. Si como he escrito hace años un cuento que lleva por título “la flor más hermosa” si ésta flor se nos muere, por la falta de ilusiones, la percepción de que no hay salida; el camino lo vemos bloqueado, tocamos fondo, es cuando esa bella flor se marchita…LA ESPERANZA. El desempleo de larga duración, incrementa pensamientos negativos y eso aumenta la pérdida de salud mental, llegando a la desesperación y finalmente “suicidio” Los últimos estudios nos dejan claro que el hombre se suicida más que la mujer 2.754 varones, frente a 815 mujeres, las causas verdaderas de una diferencia tan grande no están claras, pero sí está claro, la menor resistencia del hombre a soportar el sufrimiento, llevan mucho peor la soledad y ¡mucho cuidado con los mayores de 80 años y sin interés por emprender nuevas metas! No vamos a alarmarnos ya que dentro de la UE, España es una de las naciones con menos índice de suicidios. Una curiosidad que va seguramente a sorprenderles, el mes elegido para el suicidio es julio y en donde menos se consuma es el triste mes de noviembre. No voy a terminar sin mencionarles unas cuántas muertes absurdas, o tontas, como prefieran llamarlas.
  18. 18. El primer suicida al que la Historia dedica unas líneas es PERIANDRO (siglo VI a de C) uno de los siete sabios griegos. Diógenes Laercio contó cómo el tirano corintio, quería evitar que sus enemigos descuartizaran su cuerpo cuando ya se quitara la vida, elaboro un plan digno de Norman Bates. El monarca eligió un lugar apartado en el bosque y encargó a dos jóvenes militares que le asesinaran y enterraran allí mismo. Pero las órdenes del maquiavélico Periandro no acaban aquí, había encargado a otros dos hombres que siguieran a sus asesinos por encargo, les mataran y sepultaran un poco más lejos. A su vez, otros dos hombres debían acabar con los anteriores y enterrarlos unos metros después, así hasta…un número indefinible. Realmente el plan era perfecto, para que el cadáver no fuera descubierto, lo que olvidó es que por ocultar su cadáver cometió una masacre. Pero otras muertes son realmente estúpidas y lo peor es que de la muerte ya no regresamos PLINIO EL VIEJO naturalista. No tuvo mejor ocurrencia que cuando vio el Vesubio en actividad durante la famosa erupción que arrasó Pompeya (año 79 dC) y queriendo estudiar el fenómeno de cerca, no decide huir, sino que se acerca y entre temblores de tierra, gases, humaredas y el pánico… muere de una crisis cardiaca. Nuestro GAUDI (1852-1926) al cruzar la Gran Vía barcelonesa, fue arrollado por un tranvía que bien podíamos decir que la velocidad que llevaba el tranvía era ridícula incluso para aquellos tiempos. Allan Pinkerton (1819-1884) crea la primera agencia de detectives del mundo. El buen escocés resbaló, muerde la lengua, se infecta y...se fue a la tumba TENESSE WILLIAMS el gran dramaturgo (1911-1983) muere en el cuarto de baño, tratando de abrir con la boca un bote de pastillas, el tapón sale disparado y entra en su garganta por lo que muere asfixiado. Y ya para terminar estos recuerdos dedicados a quienes tuvieron una absurda muerte y seguramente de toda la más boba es la de FRANCOIS VATEL (1631-1671) cocinero de Luis XIV. Horas antes de comenzar la gran cena como otras muchas, muchas, donde estaban congregados alrededor de 2000 personas, muy normal en la corte de Luis XIV, se traspasó el corazón con una espada ¿causa? No pudo soportar que el marisco para la sopa llegara a su cocina con retraso. Si, les recuerdo que fue el inventor de la CREMA CHANTILLY No por dejar de hablar de suicidio éste disminuye, o aumenta, si así lo cree es una falsa leyenda. Lo que si ha de hacer es escuchar, tomar en serio sus amenazas ya que el 75% se llegan a consumar, mantenga los oídos y la vista atenta, ya que ahí va encontrar pistas, más les digo: observe si la persona anda buscando lugar para alojar a sus mascotas, por supuesto siempre que las tenga, frases como ¿a quién le importo? ¿Nadie me iba echar en falta? Razone cada frase, cada palabra, son indicativos de que algo no va bien y por favor que su indiferencia, sus desprecios o silencios, no empujen a otro, a un final, que por ser final nunca tiene retorno, hable, y escuche, escuche y hable, pero nunca jamás, deje a la persona sola con su momento sin luz y pensemos que por difícil que sea el momento que podamos vivir, las manos del Señor está siempre abiertas
  19. 19. y sus caminos son ¡tan diferentes a los nuestros!…hagamos un esfuerzo y pongamos la vida en sus manos. El sine qua nom del suicida es por supuesto la intención de destruirse, la nuestra ha de ser dar esperanza, ayuda para que un día pueda decir “No fue fácil pero lo logré” Cuando ores Editado por Sor Gemma Morató Jesús nos lo dice sin titubeos: “Cuando ores, entra en lugar más retirado, cierra la puerta y ora a tu Padre presente en los sitios más secretos, y tu Padre que lo ve en lo más secreto te lo recompensará” (Mt 6,6). Todo comienza por un lugar retirado, silencioso, más íntimo que nosotros mismos. Es el lugar secreto de nuestro corazón. Es ahí donde Dios nos da cita. Ponte en lugar apartado, lejos del ruido del mundo, lejos de la agitación que te envuelve. Desciende en ti mismo para encontrar al que te espera con impaciencia, con ilusión. Él conoce los secretos de los corazones. “Él penetra los secretos de los corazones” dice el salmo 43. ¿El nuestro está destrozado, desesperado, sin aliento como una tierra desolada, árida sin agua, o al contrario, colmado de dicha y sereno? No importa es ahí donde Dios nos quiere visitar. Es en esta tierra que Él quiere habitar. La tierra árida de nuestro corazón que Él “transforma el desierto en estanques, el erial en manantiales de agua” (Salmo 106, 6). Su presencia en nosotros hace toda cosa nueva. Este lugar
  20. 20. escondido donde encontramos Dios es un punto de partida. Ahí empieza una nueva historia, la historia del Dios con nosotros. Texto: Hna. María Nuria Gaza. Agradecimiento responsable Nihil Obstat Blog de: Martín Gelabert Ballester, OP miércoles, 05 de febrero de 2014 La mayoría de los seres humanos funcionamos con mentalidad de propietarios. A personas con mentalidad así, les preguntaba provocativamente el apóstol Pablo: ¿qué tienes que no hayas recibido?” (1Co 4,7). Seamos o no creyentes, si lo pensamos bien, tenemos que reconocer que por encima de nuestras conquistas técnicas y culturales, nos ha sido dada previamente la vida y la naturaleza (la luz, el agua, el aire, la superficie terrestre). Estos dones fundamentales, vengan de donde vengan, son el presupuesto indispensable de toda nuestra actividad. El fundamento de todo lo que tenemos no ha sido fabricado por el hombre. Se nos ha entregado de antemano a cada uno de nosotros y al resto de los seres vivientes. El creyente, además, entiende que Dios es el dador de todos estos bienes. ¿Cuál será, pues, la actitud que mejor se corresponde con la toma de conciencia de que todo lo que tenemos es un don? El agradecimiento responsable. Agradecer es el modo de reconocer el don y de responder al dador. Pero el agradecimiento implica cuidar, valorar y respetar el don. No valorar el don sería un desprecio al dador. La gratitud con el Creador debe agudizar, por tanto, un comportamiento respetuoso con la creación y con todos los seres vivos que la pueblan: las plantas y los animales. Evidentemente, cuanta mayor sea la grandeza y dignidad del poblador, mayor deberá ser nuestro cuidado con él. Estoy pensando en el terreno, tan cargado de graves consecuencias, de la intervención en la herencia genética humana. Considerar la tierra como un don conduce a la gratitud. Esto significa que no podemos manipularla a nuestro antojo. Pero la gratitud comporta también otra consecuencia, a saber: que la tierra y sus dones son de todos. No pertenecen a un pueblo determinado ni a una generación concreta. De donde se deriva que cada persona, cada pueblo, cada generación solo debe consumir aquello que necesita y procurar que los bienes de este mundo lleguen a las otras personas, pueblos y generaciones futuras. La tierra es un don, pero un don del que no somos propietarios absolutos. En realidad somos administradores. Y debemos administrar en función de la voluntad del amo: “Del Señor es la tierra y cuanto la llena”. Si el hombre sólo es un administrador, deberá rendir cuentas del modo de administrar. Cuentas ante los otros co-propietarios (el resto de los seres humanos y las generaciones venideras). Los creyentes saben que también deberán rendir cuentas antes el Amo absoluto, que por ser Amor absoluto quiere que los bienes lleguen a todos porque él los ha creado para todos. Fray José Álvarez, "el apaktone" (papaíto anciano) de los amarakairis. La defensa de los derechos humanos de los nativos por el P. José Alvarez, tuvo la virtualidad de unir para siempre dos culturas, dos identidades, dos evangelios, dos derechos, dos realidades. Desde el año 1900, y a lo largo de casi cien años, un puñado extraño de hombres y mujeres, llamados misioneros, han escrito páginas de honda profundidad humana, etnográfica y cristiana. Muchas de estas personas permanecerán en el anonimato. Pero otras, las menos, han podido ser rescatadas de los avatares de la historia. Esta andadura misionera tiene un nombre propio, una leyenda, una señera inigualable: José Álvarez, misionero dominico, persona entrañable, de espíritu indomable, sacrificado, generoso, que hizo
  21. 21. posible la integración de unas gentes, en un mundo hostil para todo lo que se pareciera al "hombre blanco": depredador de culturas, identidades y familia étnicas en esos recintos amazónicos. José Lavares cambió la penosa imagen de "hombre blanco", agresivo y criminal. A través del acercamiento personal, conceptos como "amigo", "hermano", "papá", "hijo" se hicieron profundamente familiares hasta la asimilación total por parte de los grupos indígenas. La historia viva conserva la imagen viva del cariño grande hacia el Padre José en la etapa postrera de su vida: los Amarakairis, en gesto delicado, le llevaron sobre sus hombros para que los pies del misionero no se mojaran al cruzar las quebradas amigas. Con ingenuidad encantadora, querían arrancar sus pelos de la barba blanca, como si, al quitarlos, pudieran devolver a su "Apaktone" la preciosa vida que se le iba apagando. Habían transcurrido 58 años de permanencia ininterrumpida del "APAKTONE" (Papá anciano) entre sus ríos, poblados y montes. En tantos años de actividad misionera el mensaje fue muy simple: "yo he venido para deciros que Dios es papá de todos, que todos somos hermanos, y he venido también para evitar que los hombres blancos os hagan mal, porque sabía que os hacían daño y que peleabais entre vosotros como si no fueseis hermanos. He venido a rezar para que no os pique la víbora, ni os hagan daño, ni cojáis enfermedades..." Y aquellos hombres, entregados al cariño del viejo "Apaktone", decían: "Y si sabías todo eso: ¿por qué no has venido antes?" P. José Alvarez, "el apaktone" de los amarakairis El reto de José Álvarez fue increíble. Era preciso y urgente contactar con los grupos humanos existentes en aquellos ríos; grupos zaheridos, perseguidos, maltratados, esclavizados, a quienes se les negaba cualquier beneficio de credibilidad. Ellos eran "criminales", enemigos del progreso, apátridas que obstaculizaban cualquier acercamiento a la unidad nacional. Como consecuencia de ello, la aniquilación de estos grupos suponía "un beneficio" a la añorada integración. Frente a este primer reto, se encontraba el más importante: devolver a los nativos los derechos perdidos, especialmente el derecho a su identidad, a ser respetados en el entorno de sus ríos y con absoluta paz para sus familias. Por ello luchó infatigablemente para devolver al nativo sus derechos como personas, como grupos y como familias étnicas. La relación del "hombre blanco" con los grupos tribales pasaba por momentos de crisis insalvables. Para los blancos, los llamados "Mashcos", no tenían ningún derecho. Eran enemigos declarados. El misionero José fue entrando poco a poco en sus vidas. Los continuos viajes, los esfuerzos por establecer un diálogo, las innumerables expediciones por aquellos ríos, las tentativas por tierra, aire y ríos difíciles hicieron posible el "contacto" real, exponiendo muchas veces su vida; y acude a ellos, entabla un diálogo en su propio terreno. Lógicamente el valor, la generosidad y la entrega del extraño hombre debió cautivar el corazón de los habitantes "temibles” de la selva. Conocer al viejo "Apaktone", escuchar sus palabras en el idioma de ellos, comprobar el afecto, rayando en manifiesto cariño, experimentar la bondad de aquel solitario soñador que ofrecía amistad, hermandad y paz sin límites supuso una experiencia inolvidable; y, de pronto, se produce un vuelco: los nativos comienzan a velar por los derechos del misionero. Los corazones de los Amarakairis quedan subyugados por la fuerza del amor. A partir de ese momento, los nativos otorgan al "Apaktone" todos los derechos disponibles: pertenencia a la familia, participación en los ritos sociales, acogida sin límite, confidencia en los misterios religiosos ancestralmente guardados. José Álvarez será considerado como padre, hermano y amigo. El "Apaktone" será refugio de tristezas, sanador de dolencias, rezador de causas perdidas, referencia del bien. Su sola presencia apaciguaría ánimos violentos, calmando tempestades, diluyendo pequeñas rencillas en sentimientos de jovialidad compartida. Su recuerdo vive y seguirá vivo. La defensa de los derechos humanos de los nativos y la
  22. 22. defensa de los derechos humanos por Padre José Alvarez, tuvo la virtualidad de unir para siempre dos culturas, dos identidades, dos evangelios, dos derechos, dos realidades. El resultado fue el nacimiento de una liberación en el sentido más genuino, más humano y más cristiano: la liberación de una humanidad asequible para los habitantes de las dos orillas; porque las culturas se reducían a una auténtica, el evangelio era común, los derechos confluían en el hombre, único e irrepetible, y las realidades gozaban de una fuente común que alimentaban multitud de quebradas amigas. Este apóstol tuvo una gran familiaridad con Dios. Habló mucho y muchas veces con él. En las playas, en los peligros, en las necesidades, en los gozos, dirigía su plegaria confiada al Padre Providente. Con frecuencia el instrumento para hablar con Dios residía en el pequeño rosario que iba desgranando a través de sus dedos callosos. Habló tanto y tantas veces con Dios que no perdía ocasión de hablar de Dios a sus queridos "hijos del monte". Es el sello de los santos. Fr. Juan José Larrañeta Olleta Convento San Valentín de Berrio Ochoa, Villava VÍDEO DE HOY: Peregrinación río Magdalena; Documental. Entre EL 14 de septiembre y el 19 de octubre de 2013, la imagen de la Virgen de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá peregrinó por el río Magdalena: recorrió 58 municipios, 2 ciudades capitales y 8 departamentos. Desde La Dorada Caldas, hasta Barranquilla Atlántico; llevó un mensaje de paz, reconciliación y perdón. Construiremos una sociedad reconciliada con la naturaleza, en donde el perdón sea posible, porque creemos que la única manera de sanar el pasado es reconciliándolo para recuperarlo y purificarlo. La Iglesia colombiana se une en un clamor por la familia, la reconciliación y la paz; el mensaje llegó a todos los rincones del país y recorrió el río Magdalena, que es una arteria fluvial por la cual han trasegado innumerables escenas violentas; Monseñor Leonardo Gómez acompañó piadoso el cuadro de Nuestra Señora a lo largo del recorrido; se presenta un corto documental que se espera sea para el disfrute de todos. VER DOCUMENTAL AQUÍ: "Compartir hace posible grandes milagros" #MundoNuevoManosUnidas Martes, 4 febrero, 2014Dentro de los eventos que están teniendo lugar en torno al segundo domingo de febrero, momento en el que se celebrará la Jornada nacional de Manos Unidas en toda España, este martes 4 de febrero, ha tenido lugar en los Servicios Centrales de Manos Unidas, la Rueda de Prensa de presentación de la nueva campaña de sensibilización contra el hambre y la pobreza en el mundo de la ONG de Desarrollo de la Iglesia católica, que bajo el lema “Un mundo nuevo, proyecto común” (#MundoNuevoManosUnidas) está centrada en el 8º Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM): “fomentar una alianza mundial por el desarrollo”. En ella han intervenido, Soledad Suárez, presidenta de Manos Unidas, Òscar Bazoberry, Coordinador General del Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica, de La Paz (Bolivia) y Covadonga Orejas, misionera carmelita vedruna, coordinadora de los centros Kekeli y Arc en Ciel para la reinserción de niños de la calle y víctimas de tráfico infantil en Togo y Gabón. La presidenta de Manos Unidas, Soledad Suárez, que ha ofrecido un avance de los datos económicos y memoria de actividades de la organización en 2013, destacando los ingresos de 44,2
  23. 23. millones de euros y 600 proyectos aprobados), no ha dejado pasar la ocasión de criticar la escasa Ayuda Oficial al Desarrollo, y ha asegurado que en la ONG se espera “que en 2014, con el Plan Director de la AECID, la cooperación española vuelva a contar con fondos y que vaya aumentando, otra vez, el tanto por ciento destinado a la Ayuda Oficial al Desarrollo, que este año solo va a ser del 0,17% de la Renta Nacional Bruta; estas cifras son como las de hace 20 años”. Suárez, ha querido también agradecer públicamente la colaboración de los donantes y socios de la ONG, “porque gracias a que la mayoría de nuestros recursos son privados y a la ayuda y confianza de todas las personas que nos apoyan podemos seguir siendo eso, una Organización No Gubernamental”. Óscar Bazoberry, Coordinador General del Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica, que viene de Bolivia, concretamente de La Paz, ha recorrido las ventajas y también los inconvenientes que la globalización está teniendo para los países del Sur de América, destacando “el creciente protagonismo y participación de las mujeres y la necesaria alianza entre campesinos, e indígenas afrodescendientes en la región para lograr el desarrollo rural de la zona”. Todo ello sin dejar de denunciar el acaparamiento en pocas manos de la riqueza y los efectos de las actividades extractivas y la agricultura transgénica está teniendo en la población y la gran amenaza que supone el hecho de que “los grandes capitales intenten apropiarse de la llamada economía verde o de los ecosistemas y la biodiversidad, que les daría un control nunca visto sobre la vida en el planeta”. Covadonga Orejas, misionera carmelita vedruna que lleva en África desde hace 12 años y que coordina los centros Kekeli (Togo) y Arc en Ciel (Gabón) para la reinserción de niños de la calle y víctimas del tráfico infantil, ha asegurado que la ayuda de Manos Unidas llega y que ella ha podido ver cómo cambian las vidas de tantas personas, asegurando que “compartir hace posibles grandes milagros, y las personas que dan lo poco que tienen, marcan la diferencia”. Orejas ha destacado la importancia del trabajo en red y ha señalado que “tras la reunión el pasado mes de noviembre de 2013 en Addis Abeba del Comité de la Unión Africana para la Protección de los Derechos del Niño y el Fórum de ONG de la sociedad civil para la protección de los derechos del niño, está creándose en Gabón la Coalición Nacional de Asociaciones de Protección de Menores para unir los esfuerzos de quienes intentan proteger a los menores victimas de abusos sexuales, trafico, crímenes rituales, etc.” Estos tres invitados serán también los protagonistas del Acto Institucional de presentación de la campaña de Manos Unidas en Madrid, que tendrá lugar el jueves 6 de febrero a las 19 h. en el auditorio de la Mutua Madrileña (Paseo de la Castellana, 33), y que contará con la presencia como presentadora de la periodista Mara Torres, de La2Noticias de TVE y la actuación del Coro de Gospel Living Water. DOS CITAS ESENCIALES Y UNA GIRA NACIONAL DE SOLIDARIDAD A lo largo de la semana tendrán 2 citas esenciales para la organización. Elviernes 7 de febrero, Día del Ayuno Voluntario, en solidaridad con los 842 millones de personas que sufren el hambre en el mundo (12% de la población) y el domingo 9 de febrero, Jornada Nacional de Manos Unidas con la colecta especial por Manos Unidas en todas las parroquias de nuestro país. Pero además, desde la semana pasada y hasta el próximo 12 de febrero, un total de 28 misioneros provenientes de 20 países en los que Manos Unidas financia proyectos de Cooperación al Desarrollo (Benin, Bolivia, Brasil, Burkina, Burundi, Camerún, Colombia, Congo, Costa de Marfil, Etiopia, Haiti, India, Malawi, Mozambique, Nicaragua, Paraguay, Rep. Dominicana, Senegal, Tailandia y Zimbawe) se encuentran ofreciendo conferencias y ruedas de prensa para presentar esta campaña en Delegaciones de Manos Unidas en 42 ciudades españolas (A Coruña, Albacete, Alicante, Almería, Astorga, Ávila, Cáceres, Cádiz, Ciudad Real, Ciudad Rodrigo, Cuenca, Ferrol, Girona, Granada, Guadix, Huelva, Huesca, Ibiza, Jaén, Jerez, León, Logroño, Lugo,
  24. 24. Málaga, Mallorca, Pamplona, Plasencia, Pontevedra, San Sebastián, Santander, Segovia, Sevilla, Tarazona, Tarragona, Teruel, Tortosa, Urgell, Valladolid, Vic, Vigo, Vitoria y Zaragoza). Tres millones de niñas al año sufren ablación en todo el mundo La OMS estima que 140 millones de mujeres han sufrido algún tipo de mutilación genital En Kenia se ha reducido esta práctica en un 36.2% desde 2006 gracias a la ONG World Vision María Lillo Madrid 4 FEB 2014 - 13:44 CET La activista keniata contra la ablación Janet Naningo / Cristobal Manuel "Cuando tenía 9 años, mi madre quiso practicarme la ablación, pero una de mis profesoras me dijo que eso no estaba bien y que la operación me iba a traer un montón de consecuencias a corto y a largo plazo. Así que decidí huir de casa", cuenta Janet Naningoi, con voz entrecortada por la emoción. Esta joven keniata, de 23 años, tuvo la fuerza, la valentía y el apoyo de la ONG World Vision para escapar de una de las tradiciones más brutales y arraigadas de África: la mutilación genital femenina. Una práctica que, según estimaciones de la ONU, afecta a tres millones de niñas al año en todo el mundo, la mayoría en este continente. La buena noticia es que gracias a las campañas de sensibilización, cada vez más familias deciden no mutilar a sus hijas y apoyarlas para continuar sus estudios. Naningoi ha venido a Madrid, invitada por la ONG World Vision, para compartir su experiencia como parte de la campaña Stop Ablación, con motivo del Día Mundial por la Erradicación de la Mutilación Genital Femenina: el 6 de febrero. Esta práctica se sigue realizando en 28 países, a pesar de estar penalizado en la mayoría de ellos, por miedo a la marginación y a cientos de mitos de dudosa procedencia. Si la niña no es circuncidada antes del casamiento, creen que el marido morirá, la matrona se quedará ciega o que el bebé nacerá con alguna anomalía. Por ello, entre 100 y 140 millones de mujeres han sufrido algún tipo de ablación, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud. Se trata de un rito de iniciación a la edad adulta por lo que, en la mayoría de los casos, se practica a los ocho o nueve años. A partir de ese momento, "los padres ya pueden casar a las niñas y recibir la dote", explica Tabitha Portereu, directora del proyecto de prevención de la ablación de World Vision en Kenia. Apunta, sin embargo, que cada vez es más frecuente que la mutilación se realice a edades más tempranas para evitar que las jóvenes se nieguen. "Abundan los casos de niñas de dos y tres años, e incluso lactantes". Cada vez son más frecuentes los casos de ablación en niñas de dos y tres años, e incluso lactantes El abanico de iniciativas que lleva a cabo la ONG incluye el empoderamiento de las matronas, a las que les ofrecen un medio alternativo para ganarse la vida, la acogida de las mujeres que huyen de casa para evitar la mutilación y las charlas en la que informan, tanto a mujeres como a hombres, sobre las devastadoras consecuencias de la ablación. "Desde el punto de vista físico: hemorragias, dolores intensos, fístulas, incontinencia e incluso la muerte", analiza el ginecólogo Ignacio Palomo. "Es muy común la transmisión de enfermedades infecciosas como el tétanos, el SIDA o la hepatitis por las pésimas condiciones de higiene en las que se realiza". Las matronas son mujeres mayores sin ningún conocimiento médico, que utilizan cuchillas de afeitar, navajas o trozos de vidrio. "Las psicológicas son aun peores", opina el médico. "Las niñas arrastran un trauma tan profundo que les provoca rechazo a la sexualidad, a su propio cuerpo y sus costumbres. Se compara con los efectos que puede provocar una violación". Jeniffer Kibon acudió a una de esas conferencias que da la ONG y decidió que sus hijas no iban a pasar por el mismo infierno que había vivido ella. Acudió a su marido en busca de apoyo, pero no lo encontró. "Me dijo que me hiciera cargo de las niñas. Pensó que sería una vergüenza para la familia", relata en swahili mientras un compatriota traduce sus palabras. Kibon acudió al jefe de la tribu para que le permitiera dirigirse al resto del poblado y explicarles lo que ella había aprendido. Su valentía consiguió salvar a sus hijas. Y gracias a estos esfuerzos, la incidencia de la ablación en Marigat, una región situada en el oeste de Kenia, se ha reducido en un 36,2% desde que comenzó el proyecto de World Vision en 2006. "El 94,9% de las mujeres sufrían la mutilación de sus genitales en 2006. En 2010 se había reducido al 58,1%", cuenta la directora del proyecto en la zona. "Más de 15.000 personas han recibido formación y se ha evitado la ablación de 3.046 niñas", afirma orgullosa por el gran trabajo realizado, pero consciente del largo camino que queda por andar.
  25. 25. Hna. Angélique Namaika. Premio Mundo Negro a la Fraternidad 2013 P. Enrique Bayo La revista Mundo Negro ha concedido el Premio a la Fraternidad 2013 a la Hna. Angélique Namaika, religiosa agustina en la diócesis de Dungu-Doruma (R. D. de Congo). El galardón se entregará durante la celebración del XXVI Encuentro de Antropología y Misión, que se celebrará en Madrid los días 1 y 2 de febrero, bajo el lema Refugiados. Voces para la esperanza. Una entrevista de P. Enrique Bayo. La religiosa congoleña Hna. Angélique Namaika, agustina de la diócesis de DunguDoruma, recibió el pasado 30 de septiembre en Ginebra (Suiza) el prestigioso premio Nansen 2013. El Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) reconoció de esta manera su trabajo a favor de las mujeres víctimas de los grupos armados, especialmente del LRA (Ejército de Resistencia del Señor). Como directora del Centro para la Reintegración y el Desarrollo de Dungu, la Hna. Angélique ha ayudado y acogido a más de 2.000 mujeres y chicas jóvenes desde 2003. ¿Por qué se hizo religiosa? Cuando tenía nueve años sentí la llamada a ser religiosa al ver a una hermana que cuidaba a los enfermos. Entonces me dije : “Yo quisiera hacer también lo que hace esa religiosa”. Ella no tenía tiempo de descansar ni de comer, y yo quería ser religiosa para ayudarla a encontrar un tiempo de descanso y para que pudiera alimentarse. Durante mi formación religiosa me encontré con dos pasajes del Evangelio que me inspiraron mucho. Uno es el que dice: “Jesús iba por todas partes haciendo el bien y no tenía tiempo para descansar”. Y el otro, recoge palabras de Jesús : “Todo lo que hacéis al más pequeño de entre vosotros es a mí a quien se lo hacéis”. En 1985 era una aspirante y estaba en la parroquia de Santa Teresa del Niño Jesús de Amadi, en el Bajo Uélé. Hoy llevo ya 20 años de vida religiosa. ¿Qué situación ha generado el LRA en Duru? Terrible... Los niños soldado que son formados para matar a miembros de sus propias familias, las mutilaciones... Todo eso ha tenido como consecuencia el desplazamiento masivo de la población en los territorios de Dungu, Fradje, Niangara y Ango. Encontramos niñas que ya son madres, madres viudas, madres traumatizadas, madres que no podían asegurar la vida de sus familias... Y junto a ello, la inseguridad que persistía y que no permitía a nadie volver a sus pueblos de origen. ¿Cómo empezó a trabajar con las víctimas del LRA? Empecé a ocuparme de los desplazados y de las víctimas del LRA al tiempo que continuaba el trabajo que realizaba con las mujeres vulnerables, los niños y las personas ancianas. Yo misma tuve la experiencia de ser desplazada y víctima de las atrocidades del LRA en 2009. Ante los traumas que sufrían estas personas quería aportar mi humilde apoyo para mitigar, aunque fuese solo un poco, su sufrimiento y ayudarles a ser autónomos a través del aprendizaje de oficios como corte y confección, arte culinario, alfabetización, u ocuparse de los niños huérfanos. El valor de esas mujeres y niños que sufren, cuando son capaces de ponerse en pie, me da valor para seguir ayudándoles. ¿Cómo se organiza la Iglesia para responder a esta emergencia? Desde la Iglesia se desarrollan diversas acciones. En primer lugar, las peticiones o
  26. 26. intervenciones ante los que tienen poder político de decisión y ante los organismos que nos ayudan para poder ayudar a las víctimas; en segundo lugar la asistencia humanitaria a través de Cáritas; en tercer lugar, la Comisión diocesana de Justicia y Paz, que se ocupa –a través del centro Elikya– de los niños que han dejado la guerrilla del LRA y, por último, los sacerdotes que atienden espiritualmente a las personas en las capillas y en los campos de desplazados. ¿Qué soluciones tienen previstas para esta situación de inseguridad? Mi deseo es encontrar una solución pacífica a este conflicto que dura demasiado y que ha causado tantas víctimas inocentes. Me gustaría ver a los niños secuestrados por el LRA regresar a sus familias, porque sus padres siguen esperándoles, día y noche, con mucho dolor y angustia. Invito a las autoridades políticas y administrativas a que hagan todo lo que puedan para que los territorios afectados por la barbarie del LRA recuperen la paz y que las personas de buena voluntad apoyen una formación profesional para las mujeres y los niños víctimas de estas atrocidades. ¿Qué ha significado para usted el Premio Nansen que le ha concedido el ACNUR por su trabajo con los refugiados? Recibir el Premio Nansen supone para mí una fuerza y un ánimo mayor para poder asistir mejor a las víctimas de las atrocidades del LRA. Ha sido para mí una gran sorpresa. La dotación del premio nos permitirá construir una panadería semindustrial para las mujeres e invertir en la agricultura para que puedan ser autónomas, encuentren soluciones a los problemas alimentarios en sus hogares y sientan alivio en las heridas que llevan en su interior. Por este motivo, quiero dar mi más sincero agradecimiento a todas las personas, cercanas y lejanas, que han contribuido a este premio. Una refugiada entre los refugiados La Hna. Angélique Namaika, de 46 años, nació en Kembisa, en el sur de la provincia Oriental, en una ferviente familia católica, en la que creció con otros cinco hermanos. Su deseo de consagrarse surgió al conocer a una religiosa alemana agustina que trabajaba especialmente con los enfermos. Es enviada a formarse a Doruma, donde permanece durante doce años. En 2003, después de un año y medio en Bangado, es destinada a Dungu, donde se vuelca en el trabajo con las mujeres desplazadas a causa de la violencia que sufre la zona, muy rica en recursos minerales –especialmente oro y diamantes– y afectada por la presencia de numerosos grupos armados que acosaban severamente a la población. Entre estos, destacaba el LRA de Joseph Kony. En el año 2009, la propia Hna. Angélique Namaika tuvo que huir de la zona durante varios meses. La revista Mundo Negro ha concedido el Premio a la Fraternidad 2013 a esta religiosa, por ser un símbolo del trabajo que la Iglesia desarrolla en uno de los rincones más conflictivos del continente africano, y junto a uno de los colectivos –el de los refugiados– que con más facilidad pasa al olvido de la opinión pública. En la audiencia general el Papa habla de la Eucaristía como fuente de vida de la Iglesia Palabra y pan 2014-02-05 L’Osservatore Romano «Es muy importante ir a misa el domingo» y «no sólo para rezar, sino para recibir la Comunión... ¡Es hermoso hacer esto!». El Papa Francisco añadió espontáneamente estas palabras al texto preparado para la audiencia general del miércoles 5 de febrero, para captar la atención de
  27. 27. los fieles sobre el significado de la participación en la Eucaristía dominical, es decir, en el «día de la resurrección del Señor. Por ello —dijo— el domingo es tan importante para nosotros». Un día, por lo tanto, para vivir y celebrar con la participación en la Eucaristía: un sacramento «que se sitúa —destacó el Pontífice— en el corazón de la iniciación cristiana, juntamente con el Bautismo y la Confirmación» y que «constituye la fuente de la vida misma de la Iglesia». El altar cubierto con el mantel como una mesa, la cruz del sacrificio de Cristo que se hace «alimento espiritual, bajo los signos del pan y del vino», el ambón desde el cual se proclama la Palabra representan la última cena, en la que palabra y pan «se convierten en una sola cosa» y se transforman «en la gran acción de gracias al Padre por su amor». Y «acción de gracias», explicó el Pontífice, «en griego se dice “Eucaristía”». De aquí la importancia para los cristianos de la participación en la misa dominical y en la comunión sacramental, que, entre otras cosas, es expresión, recordó, de la «comunión con el Padre» y con los hermanos.Y también en nombre de esta comunión, el Papa Francisco, dirigiéndose a los grupos de fieles presentes en la plaza de San Pedro, hizo nuevamente un llamamiento a la solidaridad en favor de «nuestros hermanos y hermanas —dijo— que sufren las consecuencias de tantas lluvias en Toscana y aquí en Roma». Lluvia que, aún persistente en la capital, obligó a reunir a los numerosos enfermos —cuya presencia caracteriza la audiencia general— en el aula Pablo VI, desde donde siguieron al Pontífice a través de las pantallas gigantes. El Papa Francisco se entretuvo con ellos antes de ir al atrio de la basílica Vaticana y luego, al término del encuentro, les dirigió un saludo especial. Comunicado de la Oficina de prensa de la Santa Sede-Por la defensa de los derechos del niño 2014-02-05 L’Osservatore Romano Al término de su sexagésima quinta sesión, el Comité para los derechos del niño publicó sus observaciones conclusivas acerca de los examinados informes de la Santa Sede y de los cinco Estados parte de la Convención sobre los derechos del niño (Congo, Alemania, Portugal, Federación Rusa y Yemen).Según los procedimientos particulares previstos para las partes de la Convención, la Santa Sede toma acto de las observaciones conclusivas sobre sus propios informes, que serán sometidas a minuciosos estudios y exámenes por pleno respeto de la Convención en los diferentes ámbitos presentados por el Comité según el derecho y la práctica internacional, así como teniendo en cuenta el debate público interactivo con el Comité que tuvo lugar el 16 de enero de 2014.La Santa Sede lamenta, sin embargo, ver en algunos puntos de las observaciones conclusivas un intento de interferir en la enseñanza de la Iglesia católica sobre la dignidad de la persona humana y en el ejercicio de la libertad religiosa.La Santa Sede reitera su compromiso de defensa y protección de los derechos del niño, en línea con los principios promovidos por la Convención sobre los derechos del niño y según los valores morales y religiosos que ofrece la doctrina católica. El estilo de Dios: Jesús con su pobreza nos libera y enriquece. «Se hizo pobre para enriquecernos con su pobreza», Mensaje del Papa para la Cuaresma 2014 2014-02-04 Radio Vaticana (RV).- (con audio) Con Cristo que «Se hizo pobre para enriquecernos con su pobreza» (cfr. 2 Cor 8, 9) Francisco recuerda que «a imitación de nuestro Maestro, los cristianos estamos llamados a mirar las miserias de los hermanos, a tocarlas, a hacernos cargo de ellas y a realizar obras concretas a fin de aliviarlas. La miseria no coincide con la pobreza; la miseria es la pobreza sin confianza, sin solidaridad, sin esperanza», destaca el Papa Bergoglio, que invita a reflexionar en el camino personal y comunitario de conversión sobre tres tipos de miseria: «la miseria material, la miseria moral y la miseria espiritual». «La gracia de Cristo» y «Nuestro testimonio». Tras hacer hincapié en la actualidad para los cristianos de hoy de las palabras del Apóstol Pablo - que inspiran el título del Mensaje publicado este martes – el Obispo de Roma reitera «cuál es el estilo de Dios. Dios no se revela mediante el poder y la riqueza del mundo, sino mediante la debilidad y la pobreza». «En toda época y en todo lugar, Dios sigue salvando a los hombres y salvando el mundo mediante la pobreza de Cristo, el cual se hace pobre en los Sacramentos, en la Palabra y en su Iglesia, que es un pueblo de pobres. La riqueza de Dios no puede pasar a través de nuestra riqueza, sino siempre y solamente a través de nuestra pobreza, personal y comunitaria, animada por el Espíritu de Cristo», escribe también el Santo Padre, para luego reflexionar sobre la miseria material, que «es la que habitualmente
  28. 28. llamamos pobreza y toca a cuantos viven en una condición que no es digna de la persona humana: privados de sus derechos fundamentales y de los bienes de primera necesidad como la comida, el agua, las condiciones higiénicas, el trabajo, la posibilidad de desarrollo y de crecimiento cultural. Frente a esta miseria la Iglesia ofrece su servicio, su diakonia, para responder a las necesidades y curar estas heridas que desfiguran el rostro de la humanidad». Recordando, una vez más que «en los pobres y en los últimos vemos el rostro de Cristo; amando y ayudando a los pobres amamos y servimos a Cristo», Francisco destaca que «nuestros esfuerzos se orientan asimismo a encontrar el modo de que cesen en el mundo las violaciones de la dignidad humana, las discriminaciones y los abusos, que, en tantos casos, son el origen de la miseria. Cuando el poder, el lujo y el dinero se convierten en ídolos, se anteponen a la exigencia de una distribución justa de las riquezas. Por tanto, es necesario que las conciencias se conviertan a la justicia, a la igualdad, a la sobriedad y al compartir». «No es menos preocupante la miseria moral, que consiste en convertirse en esclavos del vicio y del pecado», afirma luego el Papa, lamentando «¡Cuántas familias viven angustiadas porque alguno de sus miembros —a menudo joven— tiene dependencia del alcohol, las drogas, el juego o la pornografía! ¡Cuántas personas han perdido el sentido de la vida, están privadas de perspectivas para el futuro y han perdido la esperanza! Y cuántas personas se ven obligadas a vivir esta miseria por condiciones sociales injustas, por falta de un trabajo, lo cual les priva de la dignidad que da llevar el pan a casa, por falta de igualdad respecto de los derechos a la educación y la salud. En estos casos la miseria moral bien podría llamarse casi suicidio incipiente». «Esta forma de miseria, que también es causa de ruina económica, siempre va unida a la miseria espiritual, que nos golpea cuando nos alejamos de Dios y rechazamos su amor. Si consideramos que no necesitamos a Dios, que en Cristo nos tiende la mano, porque pensamos que nos bastamos a nosotros mismos, nos encaminamos por un camino de fracaso. Dios es el único que verdaderamente salva y libera», señala también el Mensaje del Papa para la Cuaresma 2014 y pone de relieve que «el Evangelio es el verdadero antídoto contra la miseria espiritual: en cada ambiente el cristiano está llamado a llevar el anuncio liberador de que existe el perdón del mal cometido, que Dios es más grande que nuestro pecado y nos ama gratuitamente, siempre, y que estamos hechos para la comunión y para la vida eterna. ¡El Señor nos invita a anunciar con gozo este mensaje de misericordia y de esperanza!» «Es hermoso experimentar la alegría de extender esta buena nueva, de compartir el tesoro que se nos ha confiado, para consolar los corazones afligidos y dar esperanza a tantos hermanos y hermanas sumidos en el vacío. Se trata de seguir e imitar a Jesús, que fue en busca de los pobres y los pecadores como el pastor con la oveja perdida, y lo hizo lleno de amor. Unidos a Él, podemos abrir con valentía nuevos caminos de evangelización y promoción humana», escribe el Papa Bergoglio para luego concluir su Mensaje deseando que «este tiempo de Cuaresma encuentre a toda la Iglesia dispuesta y solícita a la hora de testimoniar a cuantos viven en la miseria material, moral y espiritual el mensaje evangélico, que se resume en el anuncio del amor del Padre misericordioso, listo para abrazar en Cristo a cada persona». «Desconfío de la limosna que no cuesta y no duele», subraya el Papa, tras recordar la necesidad de que «nos conformemos a Cristo, que se hizo pobre y nos enriqueció con su pobreza. La Cuaresma es un tiempo adecuado para despojarse; y nos hará bien preguntarnos de qué podemos privarnos a fin de ayudar y enriquecer a otros con nuestra pobreza. No olvidemos que la verdadera pobreza duele: no sería válido un despojo sin esta dimensión penitencial». «Que el Espíritu Santo, gracias al cual «[somos] como pobres, pero que enriquecen a muchos; como necesitados, pero poseyéndolo todo» (2 Cor 6, 10), sostenga nuestros propósitos y fortalezca en nosotros la atención y la responsabilidad ante la miseria humana, para que seamos misericordiosos y agentes de misericordia». Con este deseo, asegurando su oración por todos los creyentes, el Papa desea asimismo «que cada comunidad eclesial recorra provechosamente el camino cuaresmal». Y pidiendo oraciones por él escribe: «Que el Señor los bendiga y la Virgen los guarde». (CdM - RV) Texto completo del Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma 2014: Se hizo pobre para enriquecernos con su pobreza (cfr. 2 Cor 8, 9) Queridos hermanos y hermanas: Con ocasión de la Cuaresma os propongo algunas reflexiones, a fin de que os sirvan para el camino personal y comunitario de conversión. Comienzo recordando las palabras de san Pablo: «Pues conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, el cual, siendo rico, se hizo pobre por vosotros para enriqueceros con su pobreza» (2 Cor 8, 9). El Apóstol se dirige a los cristianos de Corinto para alentarlos a ser generosos y ayudar a los fieles de Jerusalén que pasan necesidad. ¿Qué nos dicen, a los cristianos de hoy, estas palabras de san Pablo? ¿Qué nos dice hoy, a nosotros, la invitación a la pobreza, a una vida pobre en sentido evangélico?
  29. 29. La gracia de Cristo Ante todo, nos dicen cuál es el estilo de Dios. Dios no se revela mediante el poder y la riqueza del mundo, sino mediante la debilidad y la pobreza: «Siendo rico, se hizo pobre por vosotros…». Cristo, el Hijo eterno de Dios, igual al Padre en poder y gloria, se hizo pobre; descendió en medio de nosotros, se acercó a cada uno de nosotros; se desnudó, se “vació”, para ser en todo semejante a nosotros (cfr. Flp 2, 7; Heb 4, 15). ¡Qué gran misterio la encarnación de Dios! La razón de todo esto es el amor divino, un amor que es gracia, generosidad, deseo de proximidad, y que no duda en darse y sacrificarse por las criaturas a las que ama. La caridad, el amor es compartir en todo la suerte del amado. El amor nos hace semejantes, crea igualdad, derriba los muros y las distancias. Y Dios hizo esto con nosotros. Jesús, en efecto, «trabajó con manos de hombre, pensó con inteligencia de hombre, obró con voluntad de hombre, amó con corazón de hombre. Nacido de la Virgen María, se hizo verdaderamente uno de nosotros, en todo semejante a nosotros excepto en el pecado» (Conc. Ecum. Vat. II, Const. past. Gaudium et spes, 22). La finalidad de Jesús al hacerse pobre no es la pobreza en sí misma, sino —dice san Pablo— «...para enriqueceros con su pobreza». No se trata de un juego de palabras ni de una expresión para causar sensación. Al contrario, es una síntesis de la lógica de Dios, la lógica del amor, la lógica de la Encarnación y la Cruz. Dios no hizo caer sobre nosotros la salvación desde lo alto, como la limosna de quien da parte de lo que para él es superfluo con aparente piedad filantrópica. ¡El amor de Cristo no es esto! Cuando Jesús entra en las aguas del Jordán y se hace bautizar por Juan el Bautista, no lo hace porque necesita penitencia, conversión; lo hace para estar en medio de la gente, necesitada de perdón, entre nosotros, pecadores, y cargar con el peso de nuestros pecados. Este es el camino que ha elegido para consolarnos, salvarnos, liberarnos de nuestra miseria. Nos sorprende que el Apóstol diga que fuimos liberados no por medio de la riqueza de Cristo, sino por medio de su pobreza. Y, sin embargo, san Pablo conoce bien la «riqueza insondable de Cristo» (Ef 3, 8), «heredero de todo» (Heb 1, 2). ¿Qué es, pues, esta pobreza con la que Jesús nos libera y nos enriquece? Es precisamente su modo de amarnos, de estar cerca de nosotros, como el buen samaritano que se acerca a ese hombre que todos habían abandonado medio muerto al borde del camino (cfr. Lc 10, 25ss). Lo que nos da verdadera libertad, verdadera salvación y verdadera felicidad es su amor lleno de compasión, de ternura, que quiere compartir con nosotros. La pobreza de Cristo que nos enriquece consiste en el hecho que se hizo carne, cargó con nuestras debilidades y nuestros pecados, comunicándonos la misericordia infinita de Dios. La pobreza de Cristo es la mayor riqueza: la riqueza de Jesús es su confianza ilimitada en Dios Padre, es encomendarse a Él en todo momento, buscando siempre y solamente su voluntad y su gloria. Es rico como lo es un niño que se siente amado por sus padres y los ama, sin dudar ni un instante de su amor y su ternura. La riqueza de Jesús radica en el hecho de ser el Hijo, su relación única con el Padre es la prerrogativa soberana de este Mesías pobre. Cuando Jesús nos invita a tomar su “yugo llevadero”, nos invita a enriquecernos con esta “rica pobreza” y “pobre riqueza” suyas, a compartir con Él su espíritu filial y fraterno, a convertirnos en hijos en el Hijo, hermanos en el Hermano Primogénito (cfr Rom 8, 29). Se ha dicho que la única verdadera tristeza es no ser santos (L. Bloy); podríamos decir también que hay una única verdadera miseria: no vivir como hijos de Dios y hermanos de Cristo. Nuestro testimonio Podríamos pensar que este “camino” de la pobreza fue el de Jesús, mientras que nosotros, que venimos después de Él, podemos salvar el mundo con los medios humanos adecuados. No es así. En toda época y en todo lugar, Dios sigue salvando a los hombres y salvando el mundo mediante la pobreza de Cristo, el cual se hace pobre en los Sacramentos, en la Palabra y en su Iglesia, que es un pueblo de pobres. La riqueza de Dios no puede pasar a través de nuestra riqueza, sino siempre y solamente a través de nuestra pobreza, personal y comunitaria, animada por el Espíritu de Cristo. A imitación de nuestro Maestro, los cristianos estamos llamados a mirar las miserias de los hermanos, a tocarlas, a hacernos cargo de ellas y a realizar obras concretas a fin de aliviarlas. La miseria no coincide con la pobreza; la miseria es la pobreza sin confianza, sin solidaridad, sin esperanza. Podemos distinguir tres tipos de miseria: la miseria material, la miseria moral y la miseria espiritual. La miseria material es la que habitualmente llamamos pobreza y toca a cuantos viven en una condición que no es digna de la persona humana: privados de sus derechos fundamentales y de los bienes de primera necesidad como la comida, el agua, las condiciones higiénicas, el trabajo, la posibilidad de desarrollo y de crecimiento cultural. Frente a esta miseria la Iglesia ofrece su servicio, su diakonia, para responder a las necesidades y curar estas heridas que desfiguran el rostro de la humanidad. En los pobres y en los últimos vemos el rostro de Cristo; amando y ayudando a los pobres amamos y servimos a Cristo. Nuestros esfuerzos se orientan asimismo a encontrar el modo de que cesen en el mundo las violaciones de la dignidad humana, las discriminaciones y los abusos, que, en tantos casos, son el origen de la miseria. Cuando el poder, el lujo y el dinero se convierten en ídolos, se anteponen a la exigencia de una
  30. 30. distribución justa de las riquezas. Por tanto, es necesario que las conciencias se conviertan a la justicia, a la igualdad, a la sobriedad y al compartir. No es menos preocupante la miseria moral, que consiste en convertirse en esclavos del vicio y del pecado. ¡Cuántas familias viven angustiadas porque alguno de sus miembros —a menudo joven— tiene dependencia del alcohol, las drogas, el juego o la pornografía! ¡Cuántas personas han perdido el sentido de la vida, están privadas de perspectivas para el futuro y han perdido la esperanza! Y cuántas personas se ven obligadas a vivir esta miseria por condiciones sociales injustas, por falta de un trabajo, lo cual les priva de la dignidad que da llevar el pan a casa, por falta de igualdad respecto de los derechos a la educación y la salud. En estos casos la miseria moral bien podría llamarse casi suicidio incipiente. Esta forma de miseria, que también es causa de ruina económica, siempre va unida a la miseria espiritual, que nos golpea cuando nos alejamos de Dios y rechazamos su amor. Si consideramos que no necesitamos a Dios, que en Cristo nos tiende la mano, porque pensamos que nos bastamos a nosotros mismos, nos encaminamos por un camino de fracaso. Dios es el único que verdaderamente salva y libera. El Evangelio es el verdadero antídoto contra la miseria espiritual: en cada ambiente el cristiano está llamado a llevar el anuncio liberador de que existe el perdón del mal cometido, que Dios es más grande que nuestro pecado y nos ama gratuitamente, siempre, y que estamos hechos para la comunión y para la vida eterna. ¡El Señor nos invita a anunciar con gozo este mensaje de misericordia y de esperanza! Es hermoso experimentar la alegría de extender esta buena nueva, de compartir el tesoro que se nos ha confiado, para consolar los corazones afligidos y dar esperanza a tantos hermanos y hermanas sumidos en el vacío. Se trata de seguir e imitar a Jesús, que fue en busca de los pobres y los pecadores como el pastor con la oveja perdida, y lo hizo lleno de amor. Unidos a Él, podemos abrir con valentía nuevos caminos de evangelización y promoción humana. Queridos hermanos y hermanas, que este tiempo de Cuaresma encuentre a toda la Iglesia dispuesta y solícita a la hora de testimoniar a cuantos viven en la miseria material, moral y espiritual el mensaje evangélico, que se resume en el anuncio del amor del Padre misericordioso, listo para abrazar en Cristo a cada persona. Podremos hacerlo en la medida en que nos conformemos a Cristo, que se hizo pobre y nos enriqueció con su pobreza. La Cuaresma es un tiempo adecuado para despojarse; y nos hará bien preguntarnos de qué podemos privarnos a fin de ayudar y enriquecer a otros con nuestra pobreza. No olvidemos que la verdadera pobreza duele: no sería válido un despojo sin esta dimensión penitencial. Desconfío de la limosna que no cuesta y no duele. Que el Espíritu Santo, gracias al cual «[somos] como pobres, pero que enriquecen a muchos; como necesitados, pero poseyéndolo todo» (2 Cor 6, 10), sostenga nuestros propósitos y fortalezca en nosotros la atención y la responsabilidad ante la miseria humana, para que seamos misericordiosos y agentes de misericordia. Con este deseo, aseguro mi oración por todos los creyentes. Que cada comunidad eclesial recorra provechosamente el camino cuaresmal. Os pido que recéis por mí. Que el Señor os bendiga y la Virgen os guarde. Vaticano, 26 de diciembre de 2013 Fiesta de San Esteban, diácono y protomártir Emmanuel Levinas Escritos inéditos 1 Cuadernos del cautiverio, Escritos sobre el cautiverio y Notas filosóficas diversas El pensamiento de Emmanuel Levinas pertenece por derecho propio a la historia de la fenomenología contemporánea y a la historia de la filosofía sin más. Su obra, sin embargo, sigue siendo difícil de captar en su conjunto, por su vastedad, su dispersión y la riqueza de sus registros, no sólo filosóficos. A esa comprensión ha de contribuir el conocimiento de sus escritos inéditos. Este volumen recoge las que cabe llamar notas de investigación filosófica del periodo que se extiende desde mediados de los años treinta hasta mediados de los sesenta. Destacan entre ellas los «Cuadernos del cautiverio», escritos entre 1940 y 1945. Son apuntes de una filosofía en búsqueda que a menudo no han hallado un eco directo en la obra publicada. Pero son asimismo testimonio del escritor que ambicionaba realizar una obra no solo filosófica sino novelística. Especial interés revisten los «Escritos sobre el cautiverio», páginas sobrias y hermosas que describen la
  31. 31. vida de los prisioneros, despojada de todo bien propio, y evocan su dignidad en medio de una existencia ruda y fría entregada a la muerte. Las «Notas filosóficas diversas», escritas en los años cincuenta, pertenecen a la etapa de relativo silencio editorial en la que, privado del reconocimiento universitario, Levinas dirige la Escuela Normal Israelita Oriental. Corresponden, pues, a las investigaciones llevadas a cabo entre El tiempo y el otro (1948) y Totalidad e infinito (1961), en las que ocupan un lugar central las reflexiones sobre la metáfora. Simone Weil La condición obrera La experiencia del trabajo de fábrica que hace Simone Weil entre diciembre de 1934 y agosto de 1935 obedece a su vocación de exponerse y de someter sus ideas a la prueba de la realidad. Pero este «contacto con la vida real» tiene tanto para ella como para la evolución de su pensamiento consecuencias que van más allá de la intención inicial de estudiar «las condiciones reales que determinan la servidumbre o la libertad de los obreros». A su amiga Albertine Thévenon le confiará: «Para mí, personalmente, esto es lo que ha significado trabajar en la fábrica. Ha significado que todas las razones exteriores (antes las creía interiores) en las que para mí se basaba el sentimiento de mi dignidad, el respeto hacia mí misma, en dos o tres semanas han sido quebradas radicalmente bajo el golpe de una opresión brutal y cotidiana». En su Diario de fábrica, testimonio excepcional de esta experiencia, Simone Weil transcribe la angustia, el miedo y la degradación padecidos durante las jornadas de trabajo y recoge la rabia impotente, el hastío, la amargura, las lágrimas, las broncas, la preocupación por dormir, la extinción de la facultad de pensar, pero también los escasos momentos de luz fruto de algún inesperado gesto de bondad. Todo ello lo resumirá más tarde en una conocida frase al padre Perrin: «Estando en la fábrica, confundida a los ojos de todos y a mis propios ojos con la masa anónima, la desgracia de los otros entró en mi carne y en mi alma». Pero, además de presentar este aprendizaje de la desdicha, los escritos reunidos en este libro constituyen una de las contribuciones más lúcidas a la reflexión contemporánea sobre el trabajo. A través del examen crítico de la llamada racionalización (el taylorismo), Simone Weil propugna una ciencia de las máquinas y de la técnica que, en vez de esclavizar al hombre, se adapte a su percepción en el trabajo. Y concibe una espiritualidad del trabajo no servil que manifiesta la alegría y la desgracia inherentes al trabajo humano. Se trata de la primera edición completa en español de la obra que incluye el Diario de fábrica, aparte de índices y otros materiales. Un año sin Eugenio Trías Por: Francesc Arroyo | 05 de febrero de 2014
  32. 32. El 10 de febrero se cumplirá el primer aniversario de la muerte de Eugenio Trías. Con este motivo, la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, donde era catedrático de Filosofía, ha organizado una pequeña, pero más que interesante, exposición sobre su obra. Se halla situada en el campus de la Ciutadella (calle de Ramon Trias Fargas) en una zona de paso para, como sugiere quien fue su compañero en la Facultad de Humanidades, Javier Aparicio, se topen con ella los estudiantes. La exposición presenta la obra del filósofo a través, sobre todo, de textos y fotografías. Son textos diversos: libretas manuscritas; artículos suyos aparecidos en medios y épocas distintos; entrevistas y reseñas (varias de ellas de El País); portadas de sus libros y noticias de las traducciones; imágenes que le recuerdan pegado a un cigarrillo y, sobre todo, mirando. Mirando a un mundo que trató de comprender y explicar. Es difícil encontrar en el pensamiento español contemporáneo un pensador con voluntad de sistema similar a Eugenio Trías. En el pasado inmediato, tal vez Xabier Zubiri. El resto de pensadores han hecho otras cosas. No se trata de desmerecer a nadie. La obra de Miguel Morey, Rafael Argullol o Xavier Rubert de Ventòs, por citar el caso de tres autores que fueron sus amigos y con los que coincidió en no pocas cosas, responde a un proyecto diferente. Trías, casi en solitario, se empeñó en ser el último metafísico, el constructor de un sistema omnicomprensivo que abarcara las aportaciones de la ciencia (para mirar el mundo) y del arte (para sentirlo y darle sentido), pasando por materiales originarios de la religión en un intento de dar consistencia al absoluto. Quizás sea aún pronto para saber si lo consiguió. Se había licenciado en Filosofía en la Universidad de Barcelona a mediados de los sesenta y pronto se incorporó como docente a la misma. De hecho, su actividad se repartió a partes casi iguales entre la docencia universitaria y el trabajo editorial. A veces de forma directa, como fue su etapa en Salvat, otras como autor. En el año 1972, antes de partir hacia Brasil y Argentina, impartía la historia de la filosofía contemporánea. Empezaba la clase a las seis de la tarde, pero llegaba a la facultad poco después de las cuatro. Para ambientarse. Se instalaba en el bar (entonces estaba permitido fumar en él) y allí daba una primera clase particular a un reducido número de estudiantes. Él, posiblemente, lo consideraba una charla, pero eran clases en toda regla, porque se aprendía un montón. Luego, en el aula, escondía la cara tras una mano de la que sobresalía el cigarrillo y empezaba a hablar, con parsimonia y como dudando de las palabras a utilizar, a pesar de que sabía muy bien lo que quería decir porque llevaba la clases perfectamente preparadas. Algunos meses no pudo dar las clases en el aula porque el gobierno de la dictadura, siempre pendiente de promocionar la cultura, decidió cerrar la Universidad por algún motivo que consideró justificado y que no tenía por qué justificar más que ante Dios, es decir, nadie. Trías y algunos de esos alumnos siguieron, no obstante, con las charlas al calor de bares cercanos, más propicios para la palabra libre que la institución universitaria en aquellos días. Eran, casi casi y salvando las distancias, questiones disputandae: se marcaban unas lecturas y luego se comentaban bajo su dirección que tenía la enorme virtud de parecer ausente: apenas invitando a pensar. Había publicado ya obras como La filosofía y su sombra y Teoría de las ideologías. Al año siguiente tenía previsto un curso sobre Nietzsche, pero no se presentó. Su lugar fue ocupado por Paco Fernández-Buey que dedicó el semestre a Gramsci. A la vuelta de América latina (periodo del que da cuenta en el libro autobiográfico El árbol de la vida), retomó la actividad universitaria y editorial y obtuvo el grado de doctor con El lenguaje del perdón, una obra en la
  33. 33. que ajustaba cuentas personales con Hegel. En medio publicó El artista y la ciudad (premio Anagrama) y casi inmediatamente después del volumen sobre Hegel, Lo bello y lo siniestro, que fue premio Nacional de Ensayo en 1983. En la exposición, que se centra en ocho obras de las muchas que publicó en vida Eugenio Trías, figuran las dos premiadas, además del documento que da fe del galardón. El salto a la estética coincidió con su llegada a la cátedra de esta materia en la Escuela de Arquitectura de Barcelona, en sustitución de Xavier Rubert, temporalmente ocupado en la política representativa. Allí coincidió con Ignasi de Solà Morales y Félix de Azúa, antes de volver a una facultad de letras: la de Humanidades de la Pompeu Fabra, donde siguió hasta su muerte. El día de la inauguración, Elena Rojas, que fue su compañera en los últimos 25 años, explicó cómo, preparando la muestra, se había dado cuenta aún más de lo que abarcaba la obra de Eugenio Trías. Joan Tarrida (Galaxia Guteneberg) que trabajó con él en la edición de varias de sus obras, recordó que un día le había mostrado un volumen, El hilo de la verdad, y le había dicho que ése era el volumen que le gustaría reeditar. Él, recordó Tarrida, que nunca le había hablado de reediciones. Ya está disponible su reedición con una faja que recuerda una afirmación del autor: “Si hay un libro mío capaz de defenderse solo, sin ayudas, es éste. Si me dieran a elegir un único libro susceptible de ser salvado de una catástrofe inminente, sin la menor duda elegiría éste”. Una excelente lectura, para después de la exposición. Imagen tomada por Gialuca Battista. De Lu Ji a García Lorca: la poesía muestra el universal humano Convoca una trascendencia simbólica, a través de la complicidad de los contrarios La poesía del escritor chino Lu Ji convoca una trascendencia simbólica, dando sentido a lo sentido. Lo que vemos en ella es la complicidad de los contrarios, posibilitada por la coimplicación lingüística de los opuestos. La poética de Federico García Lorca, por su parte, conlleva un aire oriental, no sólo del ámbito árabe o arábigo, sino también de la tradición india que aflora hasta R. Tagore, y del naturalismo de la tradición taoísta o del haiku japonés. Dos maneras de unir el cielo con la tierra. Por Andrés Ortiz Osés. inShare2 Federico García Lorca en 1914. Foto anónima hallada en la Universidad de Granada en 2007, proveniente de una ficha de estudiante. Fuente: Wikipedia. Lu Ji es un literato y militar chino del siglo III de nuestra era, autor del “Prosopoema del arte de la escritura (Wen fu)”, una especie de metapoema sobre el arte poético. Tenemos una buena edición en Cátedra, a cargo de Pilar González España, que ofrece una visión tanto sintética como analítica de este gran aporte oriental a nuestra temática poética occidental. A partir de este texto pregnante de Lu Ji podemos redefinir la poesía universal desde la perspectiva de una “contuición” (co-intuición) típicamente oriental, contuición del sentido y lo sentido, del cielo y de la tierra, de la inteligencia espiritual y del corazón sentimental. Contuición oriental Subyace a toda la problemática poética oriental la concepción del Tao o Dao como vía o camino de la comprensión y vivencia del sentido (existencial), a través de un método diairético capaz de coimplicar los contrarios inclusiva y paradójicamente, con el fin de obtener una relación dialéctica de los opuestos dispuestos en un equilibrio oscilante.
  34. 34. Se trata de “contuir” la caída de la hoja amarillenta en el otoño y el renacer verdeante de la vegetación en la primavera: ambos momentos son lo mismo y su otredad, lo mismo diferenciado, la diferencia reunida sintéticamente en su coimplicidad por parte de una intelección propia del pensamiento sutil. Un pensamiento no abstracto o conceptual, a lo occidental, sino conceptivo por cuanto en contacto con la naturaleza, a lo oriental. El prosopoema de Lu Ji se denomina en chino Wen fu, que significa el poema (fu) de la escritura (wen), una escritura que trata de inscribir juntos el cielo y la tierra, lo celeste y lo terrestre, el yin y el yang. Esta inscripción de los contrarios se realiza a través de la conjunción (hui), la cual se define como la junción o juntura de los opuestos complementarios, recogiendo esta oposición complementaria en la misma estructura lingüística del poema. Atrapar el cielo y la tierra en el lenguaje es hacer de este un logos que trasparenta la tierra y decanta el cielo. Esta es la tarea literaria por excelencia y la específica tarea poética, capaz de apalabrar la razón natural de las cosas, el curso del mundo y el fluir del tiempo hasta su detección o detención simbólica, haciendo un alto o alzando un filtro en medio del proceso lineal de lo real. Ahora bien, este filtro o filtraje de lo real no es algo artificial, como en occidente, sino algo natural por cuanto está implícito o implicado en la propia marcha recursiva de lo real Lu Ji concibe la inspiración poiética como un pasaje o pasadizo, un rito de paso, entre el flujo y el reflujo de lo real vivido, entre el fluir temporal y la confluencia espacial. El poeta se sitúa aquí entre el pasado sido y el futuro abierto, en el centro que horada todas las cosas hasta penetrar en su espíritu a través de la emoción y el sentimiento propio del corazón. El proceso exacto sería el siguiente: visionamos la realidad de lo real y la interiorizamos subjetivamente a través de nuestra emoción y sentimientos; acto seguido, articulamos nuestra interiorización de la visión en el lenguaje hasta hacernos palabra; finalmente el lenguaje exhala el sentido más allá de sí mismo, en occidente diríamos metalingüísticamente, en oriente diríamos extáticamente. El proceso consiste en interiorizar lo real para sentirlo, sentirlo para decirlo, decirlo para decirse o apalabrarse, apalabrarse para expirar el sentido. De este modo, el poema oriental es ante todo respiración, el lenguaje se inspira interiormente en el corazón, para luego expirar el sentido simbólicamente. Ni que decir tiene que esta exhalación lingüística del sentido es una palabra que se abre al silencio final y, por tanto, al vacío, un silencio o vacío póstumos, aunque no irreales sino surreales o simbólicos. Prosopoema En el Prosopoema de Lu Ji hay un apartado especial que queremos ofrecer íntegramente porque sintetiza todo el arte poético de forma brillante. En su transcripción puede observarse la interiorización de la visión del mundo afectiva y sentimentalmente, demorando el pensamiento y dejándolo todo en suspenso, reflotando el tiempo lineal en el espacio o hueco interior. La aferencia o afección propia del alma sonsaca la luz de la oscuridad, manifestando lo latente y haciéndolo patente por la captación de la esencia simbólica de la existencia real. Ello sucede en el médium plástico o simbólico del agua y lo acuático, entre los cielos y el abismo, pescando la conciencia el sentido pisciforme en el mar de lo inconsciente. Aquí se da por lo tanto una sublimación o elevación aérea de lo telúrico, terráceo o material, así sutilziado o espiritualizado. He aquí el texto original de Lu Ji sobre este proceso de destilación y catartización de lo real bruto, reconvertido en materia sutil o literaria (anímica): “El proceso. Así es el comienzo: se interioriza la visión, se adentran los sonidos. Se demora el pensamiento y todo se interroga. El alma galopa hacia los ocho confines del espacio. El espíritu vaga errante por alturas infinitas. Al acercarse, la emoción poco a poco se convierte en luz. Las cosas se reflejan e intercambian su claridad.

×