Navidad 2014 - epifanía 2015
Cofradía del Santísimo de La Alberca
(Salamanca)
Suplemento del Boletín nº 10 – 5 de Enero de...
Nunca tuve zapatos,
ni trajes, ni palabras:
siempre tuve regatos,
siempre penas y cabras.
Por el cinco de enero,
para el s...
vísperas del cambio definitivo,
de enmendar nuestros pasos,
de “volver por otro camino”.
La explicación de este cambio de ...
¿Cómo podemos compaginar todo gracia con la
miseria casi absoluta? Muy sencillo: Jesús en la Eucaristía,
todo gracia es, v...
AÑO 2015
El Papa Francisco, ha dedicado el año 2015
entre muchas de sus tareas, también a la vida
consagrada, para ofrecer...
contar según él, una pequeñita historia, un suceso,
uno de ellos como religioso Jesuita cuando vivía en
Buenos Aires año 2...
paciencia esa tarde al ir a la catedral, porque tenía
que subir a ese tren, al que finalmente subí igual
debido a que se a...
FELIZ AÑO 2015
La parroquia ha vivido una bonita navidad, con mucha fe, con mucho
amor y fidelidad. Todos los días debía s...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Suplemento boletín nº 10 epifanía 2015

336 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
336
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Suplemento boletín nº 10 epifanía 2015

  1. 1. Navidad 2014 - epifanía 2015 Cofradía del Santísimo de La Alberca (Salamanca) Suplemento del Boletín nº 10 – 5 de Enero de 2015 Las abarcas desiertas "Por el cinco de enero, cada enero ponía mi calzado cabrero a la ventana fría. Y encontraban los días, que derriban las puertas, mis abarcas vacías, mis abarcas desiertas.
  2. 2. Nunca tuve zapatos, ni trajes, ni palabras: siempre tuve regatos, siempre penas y cabras. Por el cinco de enero, para el seis, yo quería que fuera el mundo entero una juguetería. Y al andar la alborada removiendo las huertas, mis abarcas sin nada, mis abarcas desiertas. Por el cinco de enero, de la majada mía mi calzado cabrero a la escarcha salía. Y hacia el seis, mis miradas hallaban en sus puertas mis abarcas heladas, mis abarcas desiertas.". Poema de Miguel Hernández (fragmento) Si os fijáis, este sencillo boletín, aunque está escrito el 16 de Enero de 2015, lleva fecha del 5 de enero, la noche de Reyes, la noche de la ilusión, víperas de la Epifanía del Señor, víperas del encuentro Eucarístico con Él,
  3. 3. vísperas del cambio definitivo, de enmendar nuestros pasos, de “volver por otro camino”. La explicación de este cambio de fecha la veréis en las líneas que siguen: Justificación de este suplemento Queridos cofrades: No pensaba yo preparar ningún boletín hasta la Cuaresma o Semana Santa; pero el domingo pasado, recibí un correo de Isabelita Sánchez Hoyos, en el que me enviaba un escrito del Sr. Antonio (como dice ella), es decir de nuestro presidente honorario, Antonio Sánchez Cereceda, en el que me decía que era para publicarlo ahora, que en Febrero no tendría sentido. Por otra parte alguien me envió por “wasapp” la hermosa foto que aparece en portada de nuestra paisana Rosa Gómez, a la que le doy las gracias no solamente por la belleza que tiene, sino porque nos recuerda a la Sagrada forma, hecha de luna detrás de la cruz. No he sido yo sólo el que ha visto esa semejanza; pero las “sincronicidades” no vienen solas: También por “wasapp” recibí la hermosa y acusadora poesía de Miguel Hernández “Las abarcas desiertas” y se me ocurre: Si la Eucaristía es todo gracia, ¿Cómo es posible que se denuncie tamaña carencia en la poesía? Podemos pensar: ese poema, es de los años 30. Si, pero miren a su alrededor. No hace falta fijarse en el tercer mundo, miren aquí, los estragos de la crisis. ¿No hay muchas abarcas desiertas?
  4. 4. ¿Cómo podemos compaginar todo gracia con la miseria casi absoluta? Muy sencillo: Jesús en la Eucaristía, todo gracia es, verdaderamente; pero esa gracia la hemos de poner nosotros. No olvidemos una vez más la cita de Mateo 25, 31-46 ¿No será que no estamos haciendo lo que debemos hacer por el hermano pobre, hambriento, desnudo, encarcelado, enfermo, con frío…? Cada uno/a, y yo el primero, que analice su corazón y su conciencia. No echemos sólo la culpa a los políticos. Veamos la parte que nos toca a cada uno/a. Cuando recibimos al Señor en la Eucaristía, solemos, yo al menos, recitar la hermosa oración de S. Ignacio: “Alma de Cristo, santifícame, Cuerpo de Cristo, sálvame, Pasión de Cristo, confórtame Oh buen Jesús, óyeme…” ¿No deberíamos pasar del singular al plural, comunitariamente, cambiando a “Santifícanos, sálvanos, confórtanos, óyenos… “pensando, por supuesto en los que no tienen ni siquiera abarcas o las tienen desiertas? ¿Utopía? Tal vez; pero podría ser. Para caminar mil pasos hay que dar el primero, teniendo la fe de “un granito de mostaza” Pedro Becerro Cereceda
  5. 5. AÑO 2015 El Papa Francisco, ha dedicado el año 2015 entre muchas de sus tareas, también a la vida consagrada, para ofrecer un conocimiento de esta forma de vida en la iglesia; según el calendario que recorre valores de la Identidad de la vida religiosa de los Padres Reparadores, del Corazón de Jesús de Alba de Tormes que publicaba en su revista de calendario que yo recibía, como todos los años recibo. Valores de la Identidad de la vida religiosa de la mano de su fundador el Padre Dehon y del magisterio del Papa Francisco. Transitar un año en paciencia, para encontrar al Señor, para encontrar al prójimo, para ser lo que tenemos que ser. La vida consagrada de religiosos y sacerdotes, oiremos hablar muchas veces durante el año. Esta alegre noticia nos atañe a todos los fieles, para estar con ellos y rezar por ellos. La oración es la fortaleza, es el aroma que sube al cielo que agranda el corazón de Dios. El Papa Francisco nos dice rezad por mí lo dice siempre, muestra la conciencia de sus límites, por lo que necesita constantemente la ayuda de Dios y de la oración de los demás. Por esto apenas elegido papa se inclinó ante el pueblo pidiendo su oración. El Papa cuando habla en las homilías, como en otros muchos lugares, siempre nos sorprende a todos los que somos iglesia y a aquellos que no lo son. Su modo de decir la verdad y como la dice. Voy a
  6. 6. contar según él, una pequeñita historia, un suceso, uno de ellos como religioso Jesuita cuando vivía en Buenos Aires año 2010, ya Cardenal Francisco. El tiempo siempre le jugaba (el tiempo justo) miró el reloj, dejó la oficina, un retiro le esperaba. No dejó de andar los metros que separaban de la oficina a la catedral. Quería rezar antes de continuar su intensa actividad. A la salida con el tiempo tan justo se le acercó un joven con claros signos de no estar psíquicamente muy bien. Le pidió confesión. Se esforzó por disimular el gesto, del fastidio al tener el tiempo justo. Olía como a alcohol, pero no; era el efecto de la medicación. Entonces yo el testigo del evangelio, el que estaba haciendo apostolado le dije: ahora viene otro padre y te confiesas con él. Yo es que tengo que hacer algo. Yo sabía que el Sacerdote llegaba a las 4, pero pensé que al estar el hombre medicado no se daría cuenta de la espera, y salí tan contento. Pero poco después, sentí una vergüenza tremenda; me volví, y le expresé: El padre tardará, te confieso yo. El protagonista de esta pequeña historia era el religiosa jesuita Jorge Mario, tal y como lo cuenta en el libro Buenos Aires 2010, así explica esta anécdota el que hoy es el Papa Francisco. Debemos transitar en paciencia sobre todo ante el fracaso y el pecado cuando nos damos cuenta que quebramos nuestro propio límite, cuando somos injustos o no fuimos nobles. Yo no transité en
  7. 7. paciencia esa tarde al ir a la catedral, porque tenía que subir a ese tren, al que finalmente subí igual debido a que se atrasó. Fue un signo del Señor que me dijo: “Ves que la historia la arreglo yo”. Cuantas veces en la vida conviene frenarse, no querer arreglarlo todo de golpe. Transitar la paciencia supone todas esas cosas, es un claudicar de la pretensión de querer solucionarlo todo. Hay que hacer un esfuerzo para tener paciencia entendiendo que uno no lo puede todo. Hay que relativizar un poco todo lo bueno que tiene la eficacia de la vida. La dedicación del Papa Francisco a la vida consagrada, es el ofrecer el conocimiento de todo entre todos los religiosos y sacerdotes purificar una iglesia limpia. La gestión del tiempo siempre es un desafío. También lo es para los religiosos y sacerdotes. Doce meses para nosotros, pero… ¿Lograremos ser lo que tenemos que ser? ¿Sabremos llenar este tiempo con lo que realmente merece la pena? Siempre es el desafío que tenemos delante. Sobre todo sabemos que el Señor del tiempo nos enseña un camino de sentido y de plenitud. El tiempo también nos coloca ante nuestro límite. Antonio Sánchez Cereceda
  8. 8. FELIZ AÑO 2015 La parroquia ha vivido una bonita navidad, con mucha fe, con mucho amor y fidelidad. Todos los días debía ser Navidad y rogarte que en el corazón de cada hombre y de cada mujer, sea un pesebre donde Jesús pueda nacer, y así superar todo aquello que nos divide, y seamos capaces de renovar cada día nuestra vida. Meditación Sepamos sonreír lo que es hermoso y bonito como el principio de la vida. ¿De dónde venía yo cuando me encontraste? Pregunto el niño a su madre. Ella riendo y llorando le respondió apretándolo contra su pecho: Tú estabas escondido en mi corazón, como su ansia, amor mío. Estabas con la muñecas de juguete de mi infancia, y cuando cada mañana hacía yo la imagen de mi Dios con barro, a ti te hacia y te deshacía. Tú fuiste viniendo siglo tras siglo en el seno del espíritu inmortal que rige el hogar nuestro. Cuando yo era una muchacha mi corazón abría sus hojas tú flotabas en fragancia a mi alrededor. Tu tierna suavidad floreció antes de mis carnes juveniles como el color del oriente antes de salir el sol. Primer amor del cielo con toda su luz bajaste al mundo en el río de la vida. Y al fin te paraste en mi corazón. Que embeleso me sobrecoge al mirarte a ti, hijo que siéndolo todo te has hecho hijo mío, y que miedo de perderte, así bien apretado sobre mi pecho ¡Ay! ¿Qué poder mágico ha enredado el tesoro del mundo a mis débiles brazos? Así es nuestro Padre Dios, el que lo hizo todo, tan alegre, tan paternal con todos nosotros. Así es nuestro niño Dios que con tanto amor nos tiene a todos al final sudó sudores de sangre que son de muerte. Que podemos decir de la Virgen Madre si no hay palabras suficientes para ensalzarla. Dios amó tanto al mundo que a través de su hijo hizo que su madre también fuera madre nuestra. Ahí está la gran ternura de amar a sus hijos. Todo lo que pidamos en su nombre si es para bien será concedido. Feliz 2015 a la vida consagrada Antonio Sánchez Cereceda

×