INTELIGENCIA EMOCIONAL
Su Origen.
El término Inteligencia Emocional se refiere a la capacidad humana de sentir, entender, ...
Leuner (1966).7 Stanley Greenspan también propuso un modelo de inteligencia emocional en
1989, al igual que Peter Salovey ...
La inteligencia emocional nos permite:
-Tomar conciencia de nuestras emociones.
-Comprender los sentimientos de los demás....
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Guia - 4 Actividad 1 Estrategicos

249 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
249
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
54
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Guia - 4 Actividad 1 Estrategicos

  1. 1. INTELIGENCIA EMOCIONAL Su Origen. El término Inteligencia Emocional se refiere a la capacidad humana de sentir, entender, controlar y modificar estados emocionales en uno mismo y en los demás. Inteligencia emocional no es ahogar las emociones, sino dirigirlas y equilibrarlas. Con esta breve definición podemos ver que al direccionar nuestras emociones podremos sacar gran provecho de ellas. Al controlar nuestras emociones haremos de nuestra comunicación una comunicación más natural y fluida, crean ambientes más cómodos y llegando a quienes queremos llegar de manera más clara. Aunque las definiciones populares de inteligencia hacen hincapié en los aspectos cognitivos, tales como la memoria y la capacidad para resolver problemas, varios investigadores influyentes en el ámbito del estudio de la inteligencia comenzaron a reconocer hace tiempo la importancia de los aspectos no cognitivos. Robert L. Thorndike, en 1920, utilizó el término inteligencia social para describir la habilidad de comprender y motivar a otras personas.1 En 1940, David Wechsler describió la influencia de factores no intelectivos sobre el comportamiento inteligente y sostuvo, además, que los tests de inteligencia no serían completos hasta que no se pudieran describir adecuadamente estos factores Desafortunadamente, el trabajo de estos pioneros pasó desapercibido durante mucho tiempo hasta que, en 1983, Howard Gardner, en su libro “Inteligencias múltiples: la teoría en la práctica”, introdujo la idea de que los indicadores de inteligencia, como el coeficiente intelectual, no explican plenamente la capacidad cognitiva, porque no tienen en cuenta ni la “inteligencia interpersonal” (la capacidad para comprender las intenciones, motivaciones y deseos de otras personas) ni la “inteligencia intrapersonal” (la capacidad para comprenderse uno mismo, apreciar los sentimientos, temores y motivaciones propios). "La Inteligencia Interpersonal se construye a partir de una capacidad nuclear para sentir distinciones entre los demás: en particular, contrastes en sus estados de ánimo, temperamentos, motivaciones e intenciones. En formas más avanzadas, esta inteligencia permite a un adulto hábil leer las intenciones y deseos de los demás, aunque se hayan ocultado... " El primer uso del término inteligencia emocional generalmente es atribuido a Wayne Payne, citado en su tesis doctoral Un estudio de las emociones: el desarrollo de la inteligencia emocional (1985).5 Sin embargo, esta expresión ya había aparecido antes en textos de Beldoch (1964),y
  2. 2. Leuner (1966).7 Stanley Greenspan también propuso un modelo de inteligencia emocional en 1989, al igual que Peter Salovey y John D. Mayer. La relevancia de las emociones en el mundo laboral y la investigación sobre el tema siguió ganando impulso, pero no fue hasta la publicación en 1995 del célebre libro de Daniel Goleman, “Inteligencia emocional”, cuando se popularizó.9 En ese año, la revista "Time" fue el primer medio de comunicación de masas interesado en la IE que publicó un relevante artículo de Nancy Gibbs sobre el texto de Goleman. LA APARICIÓN DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL En 1990, dos psicólogos norteamericanos, el Dr. Peter Salovey y el Dr. John Mayer, acuñaron un término cuya fama futura era difícil de imaginar. Ese término es ‘inteligencia emocional’. Hoy, a casi diez años de esa ‘presentación en sociedad’, pocas personas de los ambientes culturales, académicos o empresariales ignoran el término o su significado. Y esto se debe, fundamentalmente, al trabajo de Daniel Goleman, investigador y periodista del New York Times, quien llevó el tema al centro de la atención en todo el mundo, a través de su obra ‘La Inteligencia-Emocional’. El nuevo concepto, investigado a fondo en esta obra y en otras que se sucedieron con vertiginosa rapidez, irrumpe con inusitado vigor y hace tambalear las categorías establecidas a propósito de interpretar la conducta humana (y por ende de las ciencias) que durante siglos se han dedicado a desentrañarla: llámense Psicología, Educación, Sociología, Antropología, u otras. La inteligencia emocional está integrada por tres tipos de aptitudes fundamentales: - Conciencia Emocional: - Autoevaluación precisa - Confianza en uno mismo
  3. 3. La inteligencia emocional nos permite: -Tomar conciencia de nuestras emociones. -Comprender los sentimientos de los demás. -Tolerar las presiones y frustraciones que soportamos en el trabajo. -Acentuar nuestra capacidad de trabajar en equipo. -Adoptar una actitud empática y social que nos brindara mayores posibilidades de desarrollo personal. Para ver presentación clic aquí. Fuentes: - Universidad de la Sabana. Facultad de comunicación (2011). Comunicación Empresarial 2011 (2ª edición) Colombia, María Cristina Ocampo Villegas. - http://es.wikipedia.org/wiki/Inteligencia_emocional#Or.C3.ADgenes_del_concepto - http://www.inteligencia- emocional.org/ie_en_la_educacion/elorigendelainteligenciaemocional.htm -

×