Manual del-residente-de-obra

5.678 visualizaciones

Publicado el

manual de residente de obra

Publicado en: Ingeniería
1 comentario
4 recomendaciones
Estadísticas
Notas
Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
5.678
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
10
Acciones
Compartido
0
Descargas
744
Comentarios
1
Recomendaciones
4
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Manual del-residente-de-obra

  1. 1. MANUAL DEL RESIDENTE DE OBRA Control de la obra_ 0 Supervisión v Seguridad 6 trillasü
  2. 2. MANUAL DEL RESIDENTE DE OBRA Una guía paso a paso Colección Cómo Hacer Bien y Fácilmente una obra de construcción de cierta magnitud es una tarea compleja, en la que interviene una gran variedad de personas. con diferentes especialidades. En estos casos. es de gran importancia la labor que desempeña el residente de obra, un ingeniero o arquitecto. encargado de coordinar los esfuerzos para concluir la obra en el tiempo planeado. dentro de los costos calculados y con la calidad estipulada. El presente manual describe. paso a paso, las labores que corresponde desempeñar al residente de obra, los problemas que suelen presentarse y las soluciones a los mismos. Contenido
  3. 3. UNA GUÍA PASO A PASO RESIDENTE DE OBRA Coordinación: Luis Lesur EDITORIAL l¡ ÏRILLAS V ‘Junto. Algo: tura, fapnñu. ‘Colombia. firmo Rico. Venezue
  4. 4. Catalogación en la fuente LESUI; LUÍS Manual dei residente de abia : una guia paso a paso. -- México : Triiias, 2002 (reimp. Z007). 80 p. : il. col. ; 27 cm. -- (Cómo hacer bien y fácilmente) ISBN 978-968-2443 728-8 l. Construcción — Contratos y especificaciones. 2. Concreto - Construcciones. I. t. li. 5er. D- 331 . 7672 ‘L1 73m LC- NA] 99614.5 5787 La presentación y disposición en conjunto de MANUAL DEL RESIDENTE DE OBRA. Una guia paso a paso son propiedad del editor. Ninguna parte de esta obra puede ser reproducida o trasmitida, mediante ningún sistema o método, electrónico o mecánico (incluyendo ei fotocopiado, ia grabación o cualquier sistema de recuperación y almacenamiento de información), sin consentimiento por escrito del editor Derechos reservados ©2002, Editorial Villas, S. A. de C. V. División Administrativa Av. Río Churubusco 585 Coi. Pedro María Anaya, C. F? 05540 México, D. F. " Tel. 56884255, FAX 56041564 División Comercial Calzada de ia Viga 1152 C. P. 09459, México, D. F. Tel. 56550995 FA)‘: 565508 70 www. trillas. corn. mx Miembro de ia Cámara Nacional de la industria Editorial Reg. núm. 158 Primera edición SH 58H 978-968-24-6728-8 Heirnprsión. Z007 impreso en México Printed ¡n Mexico Se imprimió en Rotodiseño y Color, S. A. de C. V. BM2 100 ¡W
  5. 5. En la elaboración de este manual participaron: Diseño gráfico y Fotografía Carlos Marín Olivia Ortega Colaboración aevum Arquitecto Cristian Gizmfozts Calle 2, núm. 2, Colonia Reforma Social, C. P. 11650, México, D. F. Teléfono 52 02 88 S2 Constructora Risco, S. A. de C. V. Ing Gonzalo Vázquez G. Quintana Roo 141-404, Col. Roma, México, D. F. Arq. Arcadio Marín Cuernavaca, Morelos. Teléfono: (017) 3 11 38 13. Arq. jaime Sáenz México, D. F. Teléfono: (O1) 56 59 O0 05.
  6. 6. Manual del Residente de Obra — — —— «v —- me — Control de la obra 6 Dirigentes de la obra 7 Peritos Responsables de Obra 8 Control colectivo 9 El Residente de Obra 10 Capacidad del Residente ll Rasgos de personalidad 12 Principales problemas de una obra 13 Problemas tecnológicos 13 Problemas administrativos 14 Problemas dc costo 16 Tareas principales del Residente 17 Documentos de la obra 18 Vigilancia de la ejecución 21 Vigilancia del Programa 23 Levantamiento de actas de obra 24 Autorización de pagos 26 Registro en la Bitácora 27 Participación en la Junta de Obra 29 Control del personal 30 Condiciones de higiene y seguridad 31 Informes periódicos y Memoria 31 Cuidados del concreto 32 Revisión de la cimbra 33 Revisión de los refuerzos 34 Revisión del concreto 34 Supervisión en la preparación para la obra 39 Demoliciones 41 Localización y trazo en e] terreno 42 Supervisión en la cimentación 43 Excavación para la cimentación 44 Rellenos 47 Cimentación con zapatas 48 cimentación con losa 49 Cimentación con pilotes 50
  7. 7. Supervisión en las estructuras y la mampostería 53 Estructuras de concreto reforzado 54 Columnas 54 Trabes, losas de entrepiso y techos 55 Estructuras metálicas 56 Armado provisional 57 Armado definitivo 57 Estructuras de mampostería 59 Estructuras con castillos y dalas 59 Mampostería con refuerzo interior 60 Mamposterla de muros no estructurales 60 Estructuras de madera 61 Techos 64 Supervisión en instalaciones y acabados 67 [nstalacio nes sanitarias 68 Instalaciones hidráulicas 69 Instalaciones eléctricas 70 Instalaciones de gas 70 Instalaciones de aire acondicionado 71 Repellados y enlucidos 72 Pisos 72 Acabados de muros y techos 73 Puertas y ventanas 75 Seguridad en la obra 76 Medidas de seguridad 77 Capacitación del personal 77 Protección de los operarios 77 Organización dentro de la obra 78 Manejo de materiales peligrosos 80 Manejo de maquinaria 80
  8. 8. CONTROL DE LA OBRA una tarea compleja que requiere la participación concertada de muchas personas y la supervisión permanente por parte de un arquitecto o ingeniero, conocido como Residente de Obra. Este manual trata de las labores que desempeña o puede desempeñar el Residente de Obra. es una guía de los problemas que puede encontrar y de las maneras en que habitualmente se resuelven. Como la timcirín principal del Residente es vigilar, coordinar y resolver los problemas de una obra, en el fondo, éste es un manual sobre la supervisión de obras constructivas.
  9. 9. (ION lláíilL Ïjl; l_. ’—. ( lliRA DikLcuLNiies nr LA OBRA ïïn llïl vita ilc tirar: iwuutrizraii’. ixivn i m" ¡wii “m ¡it-rxrñrias. Ic-‘iñil ‘. '1.ltli‘t‘I. .-. ', Váïli“VïliIIAlF-Ïli. -.l'Í'I'r'l'i. ! tle all : l.. llL"i y otros Upthlllilx ( n'x‘l. i‘iI1.. l"iU ÜiillFlWIï para i. l RJJlL/ iiti-Jll ilc i}! «¿mi est tiuiiipia, r-vt _. uiliilai} m intra - iilgllfiyl, íliií‘ sc uriitzrtntlc t n "íllllptl, cu‘. uni . ]Lii= ,¡i! ‘.i. l|. l print i_: ï.il. Ni ¡ray una IULICIS unit. l; iiiiigir una obra. lis mas. i: ‘i obra. ¿surtir una iiawrLili-iatl particular ¿‘El sti l itlzits, sm ión. segur: v: Ildïliïtlitfifii la x isi. .. l ailiiiavtvh ¡fin ti: sus iliïigcflitrïï. Ud" «i: «ratas. E1: gïvriii. ¿al ¿illf Ïlï v 2": <li“v"i. illli_lllt‘ :1 propietario. u. »- ¿iia-ale ser llllii lïtlxtiiif, txt. .l «i i_ii. =. ¡= «:rs<v, r:. i ivir-‘rieï _: ‘¿L ¡‘ir ’. =-: «»ri¡'»t. ¡ rastï-cinssb L‘ ilc su : t._. ..¿ii«: ii‘>Ii. ' lïiczli‘ ser el rtintrnwxiii ‘Ili ipaï n un rey-rex: 1213312:’ tli: til; tnnilti ii yillfiii! ‘ xt: una .7), ‘trauma. «¡Vllifllhlklil por el . li. =i-*ñn mi». dirigir y tc««. ii'; l:ii; ii lo: L‘*i"’. ‘l¿US ilc leí} ¿“Wlllliiefix (tmlrálixl v llltïïl lJllCklï si-r el lllilll. ) Duecfor de [a Ohm niiizu’. «.1 un lériii-ï-w aiiwiriziiii» Consultores y proyectan: adornadas DIRECTOR DE LA OBRA l _ | ¿T177 Arquitecto Proyocfisro Ll Director de la Obra es i’ alilïifll title cliiiizz- il (¡ilieirx i-si ella _; ¿rti<_íp. iii. (Éiii- : il_j; ::nic, i <(". l;1?= l{l(‘ una JI izi qui; El Arquitecto Proyectista. L. » Consultores y Proyecristas iii tiiviwsin: gkïffis IÜÏILE (‘l sí no es quien dirige la obra, adicionales plliÏiflPfl Seti: d la ]>. :lL‘i N "FÍ Aïquittito tiene la función de vigilar que cimentacion, la tztïui tura, las l‘r= iv. ":i, t, (lr Ïos tztinsulriirrx se realice conforme a Su lïliiálalt"i(, ‘ïll“ï lucir Ma: ‘is, ‘flïllïïififl, I i l! l. l ¿e ¿apt-cios proyectoyespecificaciones VÏÜHÏÍLJS, ti; “ri ¿tr-multi lUllJ-ÏiO o dt “ ; "a: t:-. ul. irr. x dc la kÍJIIÁÍÏKKLÁ-nl‘. aprobadas por cl propietario y otros Coil; ucrnai los LlUvÏUiWÍLW c: i v ti! » iria iiiiiiz. iiist. is zinc aclarar las dudas que surjan las j l ¡"tias Li-Ï energia. .lllï. lll. <.It‘_ ' (rail/ r . . la» illlil. , durante la edificación. k, li. .'li, i«' idb lui}.
  10. 10. Manual del Residente de Obra Es raro que los anteriores direnivos estén Quim lo; pumnm m m-m: cn L1uhm. gni-rilnntnn mln h CONSÏRUCCIÓN ¿CPMCMJ mu m ¡mm mmm n ll . h m i. l.n Jm jm. L 1.1.: ¿_. _-nn_¡, ¡¡-, ¡¡¿¡“l-HL- III illil Ü Kgllll W lfxllllthl. u] d lugn L- ir. ¡b. i¡o rs el Residente‘ dc (lbn. un Aunque algunas veces la construcción se hace bajo las órdenes directas del Director de la Obra. a través del Residente, enla mayoria de los casos la edifican contratistas, es decir. personas o empresas especializadas que han hecho una propuesta o ganado un concurso y, finalmente, firmado un contrato en el que se especifican las caracteristicas COIIÏIAIO. de su participación y pago. ¡’muros RESPONSABLES ma 0mm las obras deben cumplir con el Reglamento de Construcción del lugar en que se edifiquen. En algunos reglamentos sc exige que en cada obra haya un Director Responsable dc Obra o Perito Responsable. quien debe tener una licencia o registro de la propia autoridad, después de acreditar que posee los conocimientos y merecimientos suficientes. Generalmente es quien firma la solicitud de licencia de la obra y quien suscribe el dictamen o visto bueno de seguridad, al término de la misma. u‘ i: El Director Responsable de Obra puede ser el mismo Director de la Obra del que ya hemos hablado o una persona . diferente con registro o licencia de perito. quien se hace responsable ante la autoridad del cumplimiento del reglamento de consmrcdón. PERIÏOS CORRESPONSABLES Estructura Instalaciones eléctricos, sanitarias o hidráulicos U profesional de l. l tiqunniur] u la _ Ingenieria, que se encarga de vigilar y coordinar todos , los esfuerzos. Cada contratista generalmente tiene en la obra su propio Residente, un profesional responsable de aquella parte de la construcción que concierne a su El Residente de Obra se entiende, cotidianamente, con los Residentes de los contratistas. DIRECTOR LE Director General de la Obra Perito General Remonsoble Algunos reglamentos también exigen | que haya peritos Correspousablcs de Obra, que respondan del cumplimiento del reglamento en areas especificas, como la estructura, las instalaciones eléctricas, sanitarias o hidráulicas. etc.
  11. 11. ÍQON [ROL DE LA OBRA OBRA ARQUITEOTÓNICA PROYECTO cousrizuccióu Arqulteclo Proyecllsta Dirección colegiado Una nlm ioiixlriictisni importante se realiza mn la partiriimiigirin de muchas pcrstirias, es una obra cole-tino, aunque el proyecto, el diseno. mi principalmente la r. irc. itii'nir ¿le un arquitecto. JUNIA Dt OBRA Director de Obra Arquitecto Proyectista Residente de Obra Residentes deecontratislas CONTROL COLECTIVO La edificación es un trabajo de equipo y para que este funcione bien debe hacerse con el consenso de los participantes principales. Fste COnlIÜl ¿‘vistoso o dirección colegiaila st’ realiza generalmente .1 través de lfl que se rrinorr- roiiiii l. i lnrnn de Obra, que: niiriiialiiicnle se realiza c. id. i . Clll. lll. l cn l. i oliia misma. con la ¡iresentia «ici Llircctur de la Obra. el Arquitecto Prriy'ei'lisl; i. cl Rcsitlcnic ¿lc Obra, los Rcsiduiires ilr-l contratista y cirrus personas pcrtincnics para lcis asuntos que cn : lI. i se tran-n. tu la iunta. los pirricipantcs conocen los avances dc la tihra cn rudos sus ambiros, registrados punziiaimcnrc cn el libro de Bitácora que lleva cl Residente, donde también se indican problemas que li. i_v. in surgido en el riirsri (le l. i semana. Asimismo, se ltUL-¿Ltll los puntos de visli (le los participantes y. incdiantc el nlíálngo. sc buscan y encuentran «oluciones que se ¡‘einen cn priaici con cl (JÜIISCIISO dc todos, lxiio la supervisión ¿lol Rcsiiliiïtc «le (Ílbizi. JUNÏA DE OBRA Revisión del libro de Bitácora Avances de la obra Planteamiento de problemas Búsqueda de soluciones . -É icirriiiin i. nl. i junta w lCValllJ irrr iria cn la que se hau-n constar los acuerdos iluiii/ uiliis eii ella y lis ¡‘csponsabilirtiilcs dc cada quien. Í fi
  12. 12. EL RESIDENTE DE OBRA . ._-v - 4- ->Ï-" away“? ,« u‘: «ru win-atun: ,m-rg; _.-—-: r .1» ’. - . " ya": ‘u. 11.; a, nu-yz-‘ï -' ÏAÜI. ¡'I"I'4:‘’Í‘Ï“ "fifigg-"u A. - v. E l Resrdcntc de Obra es quren representa al propretarro y, en su caso, a] Director de la Obra cuando está ausente. Aunque no hay un modelo general para el desempeño dc su trabajo, en la mayoría de los casos. cs la persona que permanece cn la obra para ayudar a resolver los problemas que surjan en las áreas técnicas, económicas)’ administrativas de la edificación.
  13. 13. EL RESIDENTE D1: OBRA El (l/ (ÏIUZFKV)? los [finitas de las ambucioizrs del Residente se ¿ctablrarn m su comrazo de trabajo} puden indicar, entre otras cosas, que vigila y ronrrola la ejecutiva de la obra, conoce los ¡arruinar de los convenios con lor corzlralzktasgi procura que no se apartar de ellos, - ¿s derir, cuida que s: cumpla con las esptczficariunes, vigila que se construya am la calidad y apariencia riuccrizrzzz, er: lor plazos y w510: conïrmídos. rísímismo, cua’ en la‘ 01m1 para anticipar} evitar problemas, para resolver los que se’ prrsmlcny ¡Jam rcctfirar o detener izqmvl/ n que vaya mal. CAPACIDAD om. RESIDENTE El Rtïsklcllfc‘ de Obra debe ser un profesional de la JTqllIlflTllfíl o la ingeniería, con Sll cédula profesional como requisito mínimo. Aunque la residencia puede ser uno de los primeros escalones profesionales, para una obra medianamente compleja es mejor que el Residente sea una pCISOIZJ experimentada, que haya practicado la ¿onsirutción y estado en contacto con las peculiaridades de una construccion grande. De no ser así. se encontrarla en franca desvenlaja ante los tuniiatislas, particularmente ÍTÏCHÍC a los experimentados y mafiosos. Debe tener experiencia para reconocer las diversas calidades de la obra, conocer y dominar Lis; esperificacioncïs, detectar y corregir los rlesisíiwï. Como supemsoi dclic saber distinguir claramente lo importante de lo secundario, lo urgente de lo que puede esperar. así como diferenciar lo indispensable de lo conveniente. Debe tener el )111ClO y autoridad suficiente para hacer cumplir el contrato con irirerio, sin perder de vista la finalidad del mismo. lis irnpciriaiite que el Residente coiiozra con claridad ‘im limites de sus atribuciones. para no traspasar las áreas de autoridad propia dc los contratistas ni meterse en campos que In) le wrrespondcu
  14. 14. Rascos DE PERSONALIDAD Tan importantes como las Calificaciones técnicas del Residente sort sus calificaciones de personalidad y de relación con los demás. El Residente es quién está en contacto constante con los contratistas y su personal, por lo que conviene ‘que sea una persona cuya autoridad descanse más en su capacidad de motivar que en la de enfrentar o provocar conflictos entre los demás. Su autoridad la debe ejercer con tacto, sin arbitrariedad alguna, siendo exigente, pero no en extremo, ni frustrante. Debe ponerse enérgico cuando el contratista desatienda las observaciones o cuando se aparte de lo convenido, y ser comprensivo con quien siempre cumple y alguna vez falla. Debe tener noción de cuándo poner un límite, cuándo ponerse estricto y cuando ser flexible. Debe tener la sensibilidad suficiente para estimular al contratista quetrabaia correctamente y orientarlo oportunamente, antes de que un posible error tenga consecuencias. Es mejor que tenga un carácter que estimule la cooperación, que consideres-alos demás y que no sea un tirano que ejerza su autoridad con exceso o indebidamente. Un Residente debe ser capaz de cuidar su poder de decisión y ponderar las consecuencias de lo que decide. El Residente está en la obra para velar por los intereses del propietario, haciéndolo con rectitud y ecuanimidad, sin atropellar los derechos de otros. Igualmente, su autoridad dentro de 1a obra debe ser imparcial, sin favoritismos. <0
  15. 15. EL RESIDENTE DE OBRA ’ ” ’ ” ’ * ** " PRINCIPALES PROBLEMAS DE UNA OBRA las tareas especltintas de Llli Residente están íntimamente relacionadas con las tliiicultades que se presentan durante el proceso de umstruccitin y que se pueden clasificar dentro dc tres categorias principales‘ problems tecnológicos, Ádm problemas administrativos y problemas de izostos. Decostoe PROBLEMAS rrscnorocrcos ‘Los prulrlevnar Ieirr¡i, u’r¿qitvs pueden tener que ver con los planos, las expert/ finanzas, los materia/ ec, a’ vendo d: construir, la estructura o las instalar/ miei. “m” Especificaciones En relación con los planos se pueden Los problemas con las especificaciones Pflfiden ser debido a encontrar problemas porque sean que resulten demasiado bajas para el tipo de construcción que insuficientes, resulten incompletos, no se hace o. al contrario, excesivas para el género de edificio que guarden congruencia unos con otros o se pretende, o un’; frecuentemente, pueden ser imprecisas, porque estén equivocados. incompletas o inconsistentes. ¡Instalaciones Estructura Las dificultades con la unn-armar, siempre ¡titulaciones los problemas Find“ 339m 50m0 . e y ¿mm mudo s, ¡»diam con asentamientos. deformaciones. fisuras, ' « , _ especificaciones diferentes a las grietas. vibraciones y otros problemas, . ¿n er ¡’aman ¿“M0, generalmente debido a que se proyectó mu¡m¡nadfi_ no ¿“donan con deficiencia, o bien, que se ha l’, i bien y tienen fallas. Pmmmb °°"°°w“°n‘°*: p°‘, ° ¿t ' construido con una especificación más bai: o con una tecnología deficiente Mmmm“ Modo de construir _ En el modo de (Üllïi w; r. Im problemas pueden ser más C5“ l“ mumabhs Woblfifm son variados e incluir till: w rdiïica con una calidad inferior a la É ‘aislante simples. ya que pueden deberse . ¡ qu: «mn de una calidad inferior a lo ¿spin itï-xaeiu, rener una italidad diferente . l la indicada o pueden perder sus cualidades por un almacenamiento defieienteo un mal manero en la obra. que tlebiera tener. (UH pTÏMLÜkllIÏïlCflIlïS que nn son lm‘ atlecuarlos, (un una insiia ¿parieni 1a, HT‘. limpieza, que la Obra no se reali/ a de tollibrlttlïlad a lo qu: 3K. ‘ indica en el proyecto o que, una vez. concluida, se han producido daños :3 deterioros por (lPSLUlLlO y talla de protección.
  16. 16. — Manual del Residente dc Obra - PROBLEMAS ADMINISTRATIVOS Lot problcmzz: ¡adanírzzïtral/ ïtnx xv puedan agrupar m tri; tuttjgorútx¡rrmrzpalttw (/ corlgz¡n1'7x1r¡0'n. (lr ¡nvwmzl dr llÏllfdtÏffldllíÍÜZIQ. r1.‘ prqqrurruzritíit, (¡s sqgmídad r Ingmar, _v Igea/ rs. PROBLEMAS ADMINISTRAÏWOS De organización Los problemas de organización pueden surgir cuando, en la administración dela obra, hay una pobre o confusa distribución de tareas, una mala comunicación, una deficiente supervisión y . , control, es decir, una mala A ‘ '_ i -. ' "t. ‘ organización. A esta falla l i’ " ' frecuente se deben agregar las fallas al hace! los pedidos y los retrasos cn las entregas. Un problema adicional grave cs que los fondos dc la obra tiuyan de manera insuficiente o irregular, con rctrztso. lo que lleva a otro problema más. que es el retraso en los pagos a proveedores. contratistas y personal. De almacenamiento El almacenamiento de materiales en la obra puede presentar deficiencias que redunda] cn daños en los tnateriales, las herramientas o los equipos.
  17. 17. De programación La programación, es decir, las fechas de inicio y terminación decada una de las partes de la Consrruccíól puede sufrir retrasos e incumplimientos, que derivan en la mcrsidad de reprognmar todas las otras ¿ctividades inrcrrdacionadas. Muchas veces los retrasos se deben n (¡mas de fuerza mayor, pero en otras pueden deberse simplemente a un control deficiente. ‘ - 1 De seguridad e hlg Los problemas de seguridad e higiene, o rwbiemlos problemas por la v“ _ I de seguridad e higiene, derivan en accidentes y molestia al personal _ 3" ¿"#5: 90?? » ¡gg . ; _ , ¿’f1- . De manejo de personal Los problemas de personal generalmente obedecen a falta de capacitación, » falta de supervisión o fálta de estímulos, lo que deriva en dos deficiencias —* adicionales: una mala conducta en la obra y un bajo rendimiento o productividad. La baja remuneración por el trabajo, comúnmente está asociada a los problemas anteriores. A estas dificultades puede agregarse que la cantidad dc personal que se dispone sea insuficiente, o, el caso contrario, que resulte excesiva. Un caso opuesto de improducrividad es tener subaprovcchado a‘ personal con muy buena capacitación. Legales Los problemas legales generalmente obedecen a que en cl proceso de edificación se producen daños a propiedades colindantes, lo que provoca reclamaciones y litigios, aunque también pueden tener otros orígenes. Las multas, por incumplimiento del reglamento, son otros de los problemas legales frecuentes. 15
  18. 18. i‘íiiliiltlii ¿(:1 RCSKÏCIILC dc Üiïïj —1 ¡’Rom FMAS m; COSTO i. v ¡"NïÍl/ Üildí ¡m/ ¡ïyuv 1* wIL-(um IQ. ‘Í'. ¡ , ,.-4 ,41’. ¿.41 "A>Á(4>. I ’. c'. . un, f. l: m ¿Madura . ‘zrs. 'e'r. ïvvrzv= .‘>‘ (ww; rrwrxiwzzcsa 't'V. '(/ Í.v(! .’ L‘? ! i. ‘ . ¿.‘! .". ':‘. '.v’¡'H (¡JI ¡EN 015X175 ¿fx 1.»: n/ ïm’, ‘m LÍMÍÏJHÏL‘ se [nm ¡(LVI/ N qu‘ ¿Ífffrlt ‘ PurIcLs‘ nm’ l. .’. “.i"1"| .‘)‘r¡'(iiíjlyi. ‘ ¡"[1731 ‘ZWIV: mi; a" ('(]¡"¡'i(]‘l'7 fznn. ¡¡. »{r. »:. ¿s, m msn»; ¿"itcüif/ Z Fz'. '. ’4‘/ Íu'«" v1.1» ¡z/ fus mrqau‘ fun’ . ¡‘wr_ruz: f!; :r. ><, z7:'NÏ¡‘I_€, ¿r¡ra: ':ic>, <. ‘P: :1'Ï; ;.'Ï : ’!‘, ’4’!7<L, z'¡_J¡l1‘¡‘U¡¿1(. ,'iE7213 «r (JL zxfu mlaw. ¡(un ¿(fm/ v 4/1‘ f. ) '. “:Z Í‘ Desperdicios Daños I Extravío: y pérdidas .05 daños generalmente Lo ví la did” ' S extra os S Los dsperdicios ocurren uceden dsculdo en el “mm ocurmypor . . “men” r m“ de almacenamiento dc los 9"“? 9° . . materiales falla de cuidado a1 q“ 0° 3° reclama": pulcmuÏi‘ Ordm y hmPlm en construir, ,malnato de la mmm“- Y ¿Lïïgïflltïmwldü o herramienta y equipo, o falta qm? “ “Wake” P“ dc protección de la obra m“ d‘ "#13933 ° ¿“WL terminada. í i PROBLEMAS o: cos1o___ ¿ l FW? “ " Gastos imprevistos y equwocacíonas El que los costos rales resulten más elevados de lo previsto pucdc Los errores y las equivocacione deban a que los precios han aumentado demasiado entre cl moménto más frecueiitcs sc deben a ycrrc en que se calcularon y la fecha en que se construye. cniásgncdidas, omisiones en e cómputo de los materiales, fall Um fuente más de costos excesivos es que se hayan tgpido que adquirir o discrepancias en los precios, materiales no previstos, realizado «ajustes en los planos o cn las incorreccioneá en los pagos. especificaciones, pagado indemnizaciones no consideradas, o bien, ’ costos financieros inesperados. 16
  19. 19. TARFAS J/ Ser Custodio de aquellos (¡Ofllïnáïïíf deban permanecer cn ella. c/ l/igilar la ejecución correcta dc I acorde a los planos y especificaciomx; * / Ordenar los ensayos y pruebas ¿ii materiales que sean pertinentes. Vigilar y exigir que se cumpla cl pmgrn i. y calidad. A / Levantar actas de obra. Autorizar pagos. . I_. _levar la Bitácora de la obra. r/ Participar en las juntas de Obra. l i l . / . (Éommlarpcrsonaïl. X Realizar órdenes de trabajo. Realizar órdenes de cambio. rRealizar órdenes de suspensión parcial de obra. Rcndir informes periódicos. Contribuir a la Memoria de la obra. A/ Scr responsable de las condiciones de seguridad e higiene de la obra. -/ Custodia de documentos de la obra.
  20. 20. Manual del Residente de Obra Docuumros nn LA 0mm En una obra de imponarza}: son muchos} diversos los documenta: que se mandan. Aquí nos ¡"ánimos sólo a aquüas am que se debe contar al iniahr Ia obra. Más adelante cítaremos algunos de los que se generan durante la abra misma Lo: documentos que se deba: tener al indio de la obra} que cl Rcszkíaatt debe mnoar son: planos, especificaciones, precios, permitas} hanna; alarm de los contratos, alcance d: lo: rcgxmsyfiairm program y calendario de trabajo. o Los principales planos que se manejan en una obra son los de alineamiento y colindancias; los planos arquitectónicos y constructivos del proyecto, los planos estructurales, los de las instalaciones eléctricas, sanitarias, hidráulicas, gas c instalaciones y equipos especiales, tales como los de aire acondicionado. ductos de gases, elevadores y cuartos dc máquinas. Cada uno de los planos generalmente está acompañado dc sus especificaciones, precios unitarios y costos. los planos arquitectónicos suelen estar _‘ divididos o contener los detalles ' ncccsarios de las plantas y sus contamos, la localización de los ductos. columnas con su sección, plafones y sus cotas, cl cone y perfil de las fachadas, las cscalcras y rampas. Los planos dc la estructura incluyen los retira-mos. los detalles constructivos, las cimbras y los sistemas dc aligerarnicnto de las losas, además (lu la memoria de cálculo.
  21. 21. PERMISOS Y LICENCIAS Los permisos y licencias más comunes son los dc uso del suelo, alineamiento y número oficial, de impacto ambiental y licencia de construcción. Además. hay que tener a la mano una copia del reglamento y conocerlo a fondo, de manera que durante cl proceso dc la obra no sc tnnsgieda ninguna dc sus (lisixasiciones, y se esté -.1I ramo dc las facultades y imitaciones dc los inspectores. sobre la cual el Rcsídcnis ¡‘unir ¡Lzzgai 51. a: dudasy confusiones. lil l«ïlÍ. Fll_>lt*‘ l i, l liz. 4 Jlïlifx SB} UROS ‘Y’ Fï/ ïl“J; /Ï, f'íS 113d: ¿(un uriïicjmi ‘¡ir r‘ lux ‘Jrmr: Éu llmllrÏl » «lll! ¿lyr rzm ‘| Ïlll. i'l*l. l'* un ‘¿m gun: -,4?. HïlIl’. ïï lo‘. 41:1; ¡pita y [.1 un: luxmtw sin: la ulmz. Jl igual «¿gc Ïvw lr‘ïl‘i‘. ílí: a d. "Mi «lil? vÉ’, ’l -, ».! .tr.1:= «,r 4 -. m. «irá! murwciiïrux, L= >Ei‘l1[U’r: lL la ma: I ‘"ll ÉL: ta‘. llJlUxlxl“, kiL‘: lLl1“li('
  22. 22. Manual del Residente dc Obra l CALENDARIO DE TRABAJO El calendario de trabajo no es un documento inmodifimblc. sino al contrario, cambiante durante la obra Es indispensable para conocer los plazos que se tienen para iniciar y terminar cad: uno de los procesos de la obra, para visualizar la interdependencia entre ellas, detaminar las actividades criticas, cuyo cumplimiento habrá que cuidar con mayor esmero que los demás. fi fi Aunado Ctmbra Limpieza Trazo Biomodón Plmflla zapata, pot y . _._+ _+Q_. >Q__+ __, Ñ Eioovodün O—->O ______, A°°W°° ' Gracias a las computadoras, los programas de trabajo se hacen en rada conocidas como PERT o CPM, que tienen la ventaja de que muestran la de cada actividad y su interdependencia, lo que permite _ prever oon oportunidad las necesidades de materiales, mano dc obra y recursos económicos. Además, estos sistemas de programación de actividades hacen posible una mayorcoordinación —; entre los diversos contratistas y subcontratistas. _, Asimismo. estos programas permiten hacer reajusies ame cualquier variación en su cumplimiento y, en muchos casos, determinar el impacto en los costos de cada modificación. Ese mismo programa permite al Residente anticipar a los contratistas el momento en que deberán iniciar sus trabajos, a fin de que estén preparados y no los realicen oon demora. 20
  23. 23. EL RESHJILÑTE DE OBRA Vncumcm DE LA EJECUCIÓN E! zaigz/ ar la ¡'0,m'¿‘z¡I cykazción .3." L1 obra ¡mp/ Jazz ¿uu/ dar su loadzzm ión, la adrrzazczorz d: las rzzzztmu/ csy la; pf()(C[Í. ’?. ’;’it‘)if05 <'u; ¡.</ ¡7n‘r. «'z= u; a5! (omo (la ¡»nrzzrlnu para r/ rrermínar su rrsinrrzruz. v cuidar ¿{EN la «abra xr nigfiqxu‘ rorgfivnvrz a In; plano; lux ¡ÏSflCFIJÏK/ ¡("ÍÜIZFSv)‘ An ÍflSf7'l((IÍ!7?. ’<'í del Arqui/ rrlcï Pnpwrísld. Unxcncxón En n unnto a la ul'í; _¿«; íón. c1 Rcsidczzu es rcsponsabïc dc ‘varmïcar que c; ‘raza sc h¿¿¿. : en cl lugu KUÏIQXÍC, dc que lcvs pinzas Lomcídarh con "u; lindcms v, 3:1 acncral, de que rads una dv las tarcae Sc 71x «¿nur en c! lugar gavrrctïu. MATERIALES El Random» ÏtVISJYÁ la ulidanï d: los nmterialcs. ¿scgurándosa- que connguh ¿on l‘. - mduada cn las c¿:1L'LlÏlC;1ClI)II<'S y cn las inst: '1_‘; _; u11cs del ÁIqLLLÉCÍO Prop-alista. Convmmc que ¿J llegar los mate: miss a 1.; ohm se Yamil-qua‘ su (¿hdmi j. - que la Jrsscarga y: haga d: la maru-m correcta. rcnhazaxldo. antcs de ahnarenar. ¿qm-Ho que cm‘ : ’.| ('. ’a dc la «spccifïcación. > Ígualmcmc, el Resnïenzo es responskïbiv de! almacén donde sc guardan j. ’ protegen lux znucxialcs vn una: se (mu. AÏIí <ïznv vxgilar, cn wimcr [Ónninra 4L; - ¿‘I luul reúna Im. mruiiclc>rnzzx ncgcurras ¡mm gnrsgruuu la ¿unía del nnttrml sm dcminlo. qu: ‘m csllbd se h. z¿: .« Jc La [IIJHUIJ ¿mmm para quc un se danc y qllï la v1g¡l. u1u.1scasuLgn-ntc para qu: H0 M. ’ ÉlIWÏÉÏgJ SIN iillïïlfïljCïnÚn.
  24. 24. Manual del Residente de (Him EDll-‘KZACIÓN El vigilar que la obra se ciecute cunlnrme a los planos, capi-i lfikïaüflnCs e insttuuiones del Arquitecto Prnyettista, implica inspetcionar Ia ejecución. asegxnrándose de que La «ibm Ke realice acorde al piiyvecto, concordando mn las cspccificaciorzn. Jlllslada a] calendario, y realinda con la teuitilngía, herramienta j. ‘ ¡maquinaria apropiada, mn lsi apariencia j. ’ e JLIÏMKÏO estipulado. Al cerciorarse de la forma en que se ejecuta al obra, el Residente debe estar en posibilidad de evitar desviacinnes, errores o deficiencias. En vam de que no las haya podido evitar y ocurran, deberá con oportunidad rechazar cl Lrabajo defectuoso, ya sea por calidad. estabilidad, apariencia o seguridad, para que las fallas sean corregidas de inmediato, tempranamente. sin trastornos o LOII los menores posibles al calendario de la obra y a su costo. Al reilianr el Iralniu «Echarri iuzgar «i tiene ÍÜÏHÏLQH -i: L) zii". 2:‘. tuyu ¿no esa parte se tiabvirá demoler y volver a edificar. de ¡zicfcrcntiu s11: unía‘ Ji a. <55‘. <’ de la «fra j. ‘ sin Al inspccuonar l. i obra. el Ftcsidente deberá aclarar las dudas que Cïlil ‘¿n ¡tur parte de lo: c0niratista< ¿Í eictuLir ¿iertax PJÍÜCS. ya sea porque él tenga Li ¿iilllddd «uíitirmt-z u piilquc cunsulle al Díicaitï: de la I Nani. a} Arquitecto Pruyxxiisti o .1 ¿Ígzixati de Im ; "«í»ri= iili«: rir«. , segun fOffPiiïrblhlil PÜÑIbIÜÏÜIYÏÏU la ¡una m is inn-mr: ¡nte de la sutiervisuïin tie’ l. i vibra puïzr parte del Residente es la que se refiere . i If. csiruttura, duiitlt‘ ilulwrá comprobar qa: v: realiza con la Calidad áflmtïlï" Cn CI c<pet; iit. i¿: . xUIl l. i iesistcntia requerida i «f: tiernpn de entrega. eaii; zi. irzz; ztlad mn cl Icglafïltïlllí. ‘ de urnszzui «mn. ‘iflti zmplica la realizaunn de dzverus pruebas y ÏHMIVÍÏS de la resistencia de ‘w tiiaterialcs, ya sun de rutina o por peticion ¡tica clc alguno de los COÜSÏIlTO-ÏCS.
  25. 25. VlGlLANClA nm. PROGRAMA Lïna obra moderna implica ‘m realización simultanea de ma)‘ diversas tareas. Unas veces, mientras eri una parte todavía se está en el proceso de excavacion, en otra se estan realrundo los acabados. Todo ello esta generalmente rndittitlci y optimizado en cl programa y el calendario. Otra rutïr reír’ «lvl Rfaltlfflïf‘ en relation (un el ctlL zilrrin y prugzarïia cs levantar ¿Lib o tzïllllillïlldilnlCÑ, ¿l inicio, cuando cl contratista empieza, asegurándose ambos de que esa parte de la obra reúne las condiciones netemirias y sutir ¡entes para que el comience a laborar sin trastorno. Luego, el Residente debera’ recibir las entregas ¡iarrraler de acuerdo con el calendario, asi‘ como las entregas detinitrvas dc la parte dc la obra encomendada al contratista. 23 EL RESIDENTE DE OBRA (brrcspondc al Residente exigir anticipadamente el cumplimiento de los plazos por parte de los contratistas, presionar para que no haya rctardos, detectar oportunamente las causas que los puedan provocar e influir para que se termine a tiempo. loca también al Residente opinar o aun decidir sobre La: «oírcrrtriles (le prórroga que haga un contratista, levantar Lis actas‘ ctirrcspcirrditntes i" reprogramar el calendario parcial o ltihllnlcnlt’, cuando sea necesario.
  26. 26. LEVANTAMIENTO DE ACTAS DB OBRA Camoscpzredcver, unadelastarzmfizatartaddkerfienteeslevantaractasmnmmtala} no wmractualcs, mraíbirlasy conseraarlar En ¿Has tanto el propietaria o su representante, como las romratittas, autonïadery otras personas inwluaado: en la obra, prealsrzrr obligaban} Adiferenciadelosinfiotmqcpesonhedaosunilatetalmente Las actas pueden ser previas a la construcción. durante la construcción y al término de ella. Aquellas que se levantan antes de la construcción suelen ser las de inspección de las edificaciones vecinas y las de entrega del terreno al contratista para el inicio de la obra. Actas de inspección Acta de entrega Manual del Residente de Obra por una persona, las actas tienen un carácter probatorio, pues en ellas las partes confirman su acuerdo con los hechos consignados y muchas veces se obligan a algo que puede modificar o ampliar el contrato original. En general, las actas son elaboradas por el Residente, contando con la aprobación de los interesados, anotando la fecha, el lugar, la hora, la obra de que se trata, las personas que intervienen, los hechos de que se trata, algunas consíderationes sobre su origen y las conclusiones a que han llegado las partes . Las actas de inspección de los inmuebles colindantes tienen el propósito de hacer constar el estado que guardan antes dc iniciar la obra, a fin de establecer responsabilidades en caso de que se produzcan daños. En ellas interviene el propietario, alguna autoridad responsable y algunos pinitos, para dar fe de las condiciones en que sc encuentran los edificios a fin dc volvcrlos a su estado original en caso de daños. Suelen incluir un avalúo contorno! dc las ' construcciones y un levantamiento fotográfico. l El acta de entrega del terreno al contratista tiene la finalidad de establecer el momento en que se inicia la obra y comienza a correr el plazo contractual.
  27. 27. ‘Ll. l‘Íl'. .,. ll)iïN l l‘. Ul: Qlïlirl Dm Durant-i‘ La. . a_‘: i>"'_t; z<>ii. l( Jl mx wm lFCJlVlilCS mii Las de eictiicitvn lvdltln‘ tie la tibia. iiizt‘ Hrïrïí’. t‘. il l uillklíiliïl t-l trabiiti rtaliLido por cl eOElIÏJllNlJ j. ‘ hacer los pagos ‘e"l. "'. '*. ."l_>'it i. nit-s D9 mgdficgción dg Ollll acta es 1.a dr- nzciilttzt . l‘i lt : ‘ i»! vritritn, eii l. l que nt: tlcterrninrnt turbina connato (l lo titulado (, ‘l’l}_', IIi. llll{‘lill' j. ‘ ttiir 1‘. "l"". act . llle‘l'3L1'.1lt'S a im. gilnitnx, cambian eii l. t utïllllltltlï"; dt" Übid. '} nit ‘iiiigeirsiics a los pin-m u J lo precios. ljii L'll. l'w ac ¿xp-herir Lis Illüllt" : . Ls. nue Kc limit-n luis i . :iiil‘»ios. su De suspensión ‘ampara. llellllfdltzd. L1.‘- ¿uttes del Lullllalh) trrigiiizl quL‘ s. ‘¡n ulztï. in. lux Iiucvux plazms j. ‘ Lia jlliTnílfilltS un 1m precios: Dereonudación de o A _ V o obra l un l“ 1.a ¡tias cs Li de suspension tertrpciiuii tie Lt Nim. it . l ¿ise eupn lïïirili l -' , 11.23.? » tlt‘ Lt pdfdilkïdkllflll, las couditi-nncs mm ruiiiitLirli j. ni» l: ll W-iilllltlglllfï ¡le costos, aigiistcs tir prexiiis ji «¿minos en iax gáïílïllíJá DGOCCÍÓGHÏGS LKÏÍ: ielJ ilgïlt‘ la d: reanudación dc obra. iiiilttitntii; los términos en que sc ¡Ulllllïild ¿»teta un ¿ctinlciitt- «lc lhlltlitt HC letaiitu Llll atte. (uli im datos del dl titlcrta. lr. , a. » iaiitsaa (lei pci. Allü‘, sus CUïlSvCilClliÏldS, los lïiflïlllfljlïl m tii- los testigos y las medidas tomarlas para la protección de los trabajadores a fin de evitar nuevos accidentes. lïit KJVJ ti» qu: ‘i: _ _ _ Alnobra se puElev-anos actas: D9 ¡’Üclbo PVÜVWOÜÜ‘ una de recibo provisional de la obra y otra de ACÏAS Al- HNAL de Obra recibo definitivo. La primera, poco usual. se DE LA OBRA acostumbra realizar para que el propietario De ¡echo definmvo tome posesión del edificio mientras cl contratista termina los detalles. 25
  28. 28. AUTORIZÍHJHJN DE PAGO-S Lax . u_l. .v- mxLhas ‘(rut- «zwzu (un m ‘¡r (0n<(. zr1eria. dr q. ‘ pvuvdr rcníinr m‘ pruïïv. ;n:1x,1_n1«: IhWULïÉFIICHlr ÏIJIUJ LUI. .; :1.= .;'-. -'.11¡1.1.1'ú11 «Lc Ema, qu; . Ï‘. ïu7=(L' un que LI Resmsrwv ' Íï! 'e7<'>rr.1 [>CX'54)I'l. l ¡ÏIJK HT" ¿‘Il 1.1K IIICLÏZLÏJS y unuxíuïcx níc nina. qm. ‘UHU_IIEU1IJ5IJ El‘: w ¿hxgdn cn un uemíw; determinado. Pagos extras h Reajusles de precios También es función del Residente aprobar rcajustcs eu los precios convcnidus cn cl contrato. ‘V. uuu! ds! Rcudcntv «ic (‘ibm Medidas Conceptos Calidad del ncibaio Alusles de los pagos Muchas vaca cl pgxpcl dc! Resndzzuc no x010 cs. autonzar los pagm dc la nhhl (‘Íi‘(1JfJd. ‘l, «tm convénl. ’ Y autorizar, siempre de acuerdo con cl Director de la Obra, prccxox pagos ¡‘WN (¡bmx cruza ncgcsanas. pcm no estableczdas en cl ¿üm-‘Cnio mr. :1 (Dlltfdtlvld. ¡{u uns. :s: ;:1¡. quun «lr: nbra s: ¿cruiíag ‘¿i- 1.; n. quc lo hecho csze : ¡ew11'. a«j-» 4 S. ¡ííS: '.‘-.1TÍL'ID x w m 1.5.1751 lr- q1;r? :n. »-. « uiuaír .1 [n jïuu tm‘ fxlgugxnx wgtx (_‘(4,>'. l1jv.1 .1 gm h . w:¡nx.1¡on no w 1 .1u1u; z.: - . . «que L1 05m nu xr rr ¡ha I'ma; mrrégjr d: - m. uv; r;1 rIÍ‘V. ‘-ÍI'ÏL< definitiva Em 5mm - qu: ¡ rr=11ter1g, ¿_ -1 un. Descuentos Sanciones por hcumpllmienio L r‘ H ¡{su z‘ ¿ '¿ . w , « u. a ux Jr. a ‘nun: ‘ . . x41)" ‘L , i; . k . H 1 u‘ I i" «qmpgxw, r '¡ ’x 17;‘ mv tw h ‘M 91-: 1 w y ‘ r I. u . yrnlnp Z0
  29. 29. ’ EL RESIDENÏÏ‘. DF. OBRA REGISTRO EN LA BrTAcoRA Bitácora mz originalmente el libro donde s: rtgirtmÍ/ d, variar veces al do, el rumbo, arranca e incidentes de la navegación. Era el testimonio histórico en el que’, por ley, rc anotzzlm todo Io szgnifaztívo que ocurría m un barro durante su trayecto. Equívaldrzlz, con las salzredades wnvcnimtcs, a la caja negra delos avioncs. BHÁCORA : Registro diario del avance de lo obra Por extensión, es el libro encuademado y {OllJdÜ tlnnilc se luce el registro cronológico diario, detallado, del ¿rvaucc c incidentes dc una obra, rales COIIZO los cambios o lllOLllllkJtIlUIlCS ¿r los planos, al programa o a sus especificaciones; accidontrs; 30.161 xk‘) verbales um los contratistas y 01m3 participantes, y c>l: acrt-.1«irurr. s LlCl Director General de la Obra, los consultora; los contrarismx f; los inspectores‘ de la autortdad. ‘amm; Moro y Pisodcanaelo. l suv-rnwmrm r1 «Jona lÚï, I A. 27 cariñoso ' o bs menús ‘ e "WDPGQFGFDG. ,: o ios l = con oontroflsrds _ ’ ‘ ouuïulroéspufltcissurúéï a. _ . ¡ v p ¡JBÍIGCÏOI delos coniratisfds deiosinspeczrores saetamaornicioeynmmerón- soiueronauaauoommeswa Asimismo, es en la Bitácora donde se anotan las fechas de inicio dc cada etapa, obras extras, soluciones a detalles constructivos no contemplados cn los planos, incumplimientos, imprevistos, accidentes y conflictos. hinchas veces Cll la Biueum se rncluyren fotografias. croquis y pianos‘
  30. 30. .. .‘. ..—_; : = —r. .¡- rwxiv: r -. Manual del Residente dc Obra ,23, Al igual que cn los barcos, la Bitácora sc lleva no sólo por su utilidad indiscutible cn l. ) conducción de L1 obra; también porque los regla mentos dc construcción así lo exigen. La Bitácora cs un documento invaluablc para aprcciar cn cl momento y con p posterioridad. cl incumplimiento delos contratistas, las modificaciones y los imprevistos, asi como para JClHHÏ las controversias)" valorar las alternativas de solución. Nombre Atribuciones Firma Director Responsable de la obra Corresponsables estructurales Contratistas Responsables de la obra tos que c Memoria de la obri. ïifras
  31. 31. —-—- EL RESIDENTE DF. OBRA '---*- e PARTICIPACIÓN EN LAJUNTA DE 0mm lnsluntas de Obra son reuniones periódicas a las que asisten tiuienes dirigen o tienen responsabilidad importante en la edificación. con la finalidad «le, conjuntanienti; informar, aclarar y analizar los problemas de la edificación, a tin de cncatisar su remedio, escuchando las diversas altemaiivas de solución y de coordinación del trabairi. Se trata de un ÏÏÏCtKlÜiSÍÏÏO que fomenta la comunicación entre las partcs y alienta la Cooperación. asi como la participación de todos los responsables, en la dirección y sLiuClÓn de los problemas tecnicos, económicos y adtninistrativos. Las Iuntas, que ocurren desde que comienza la obra hasta que se entrega. z-xatin compuestas por un grupo primaria-nte al que sc integran paulatinamente otros participantes, seguir sea el avance ¿lr Li obra y los problemas que se presenten. El grupo permanent: por lo general está formado por el propietario o su delegado, el Director de la Obra. el Arquitecto Proyectista, el Residente de Obra, y algunos contratistas y/ o sus residentes. A este grupo básico sc pueden agregar los - A ¿ p responsables de vigilar y mantener al día la ” ‘ " " o . ' programación y el calendario, el asesor en mecánica PERMANENTES i i de suelos, el experto en costos, y los consultores de i , i i 4 ' "i p estructuras, instalaciones eléctricas, hidráulicas o PIODIOIOIIO’ sanitarias, entre otros. Director de la Obra i l’ Arquitecto proyectista La periodicidad de la Junta de Obra generalmente es figfldgnfg dq 0pm semanal, sin cita previa para el núcleo básico, ' , siempre a la misma hora y en el mismo lugar, que . suele ser la obra misma para tener la posibilidad de "f? Ï e_, verificar lo que ocurre o consultar de inmediato los » p L. documentos necesarios. 7 Residentes de _ i za; pgngque de [a Los participantes ocasionales son citados con v A ¿Í _ , ‘ ‘ anterioridad generalmente se excluye ¡l cualquier _ w a - preartsfina a quien no le incumbe lo que allí se va a _ ‘ , i ' Ya sea de manera permanente o de modo rotativo, t ‘Ï’ >Ï i‘ _ r 4;. ÏÏ .4, , 1 r A i‘ se nombra a un presidente o coordinador dc las juntas.
  32. 32. Ïi iHLLJl de: liguilla-KLI»; ‘.1; ‘Lime. ACTA DE LA REUNlÓN Las reuniones por lo regular se inician con la lectura del acta de la Junta anterior, I ¡Juana proscgear 4.: . 121.. ¡ruso tlCl cum limtento de lo acordado en la Lugar y techo l. ’ . . reunión o reuniones previas. Asistentes Posteriormente. se suele escuchar al tesitu»: i«, ¿"‘-i: : del tionti¿. ;¡'. tzit. r_ tii}, _: id. ._, . :1 ¡france tir i: z i. en ltlfixïï sus . ' ' ll}t, 'll'ilt‘cl' ati. » . ;.. .: - temas tratados Decisiones tomadas Responsables de las decisiones S’: iï'i‘'"ïlïïtll, rain: jaa . : “1:xt: '.: iriasií= p. iimcxx n; ion zïnpnnit 2.3:! " v» l: ici _ . . _ Lin L. . i»li‘: '.MS generales se discuten todos los temas no señalados específicamente en el orden del Plazos de las olecuclones día. ¡C8125 "i » tífl‘ -l: ' mens; En. el ttta cure Írizirrr ÍilÏLllÁS, Ïcis iutwdtixztb aufgrrat. ' '. ‘.; g_ir, La leclia, Eos asin’: Ítlfï, los puntos ttuuitii-a, Las Jarisiotivxs ' x‘ o términos en «¿ut kiÏl . i“ ¿‘m- zrisi in. 3 in». r-sti». >ii. ’is 11‘); .lL'Ï‘-<'r ir: clli-Lis“ 1 alli; :1 *<’l'<'l. ‘lll| ‘l1al&l1. Ïzinfiïiirïrita‘, sc VAI1LÍ¡K’. IÉV>. .:N CONTROL DEL PERSONAL El Residente de Obra suele disponer de auxiliares técnicos y administrativos. según las necesidades dc la obra. Su responsabilidad con ellos es asignarles tareas congrucntes con su puesto, vigilar su desempeño, inotivarlos para elevar su productividad o, bien, amonestarlos debido a su 11ml desempeño y, en casos extremnc. pedir su traslado o despido por mala conducta o escasa capacidad.
  33. 33. CONDICIONES DE HIGIENE Y SEGURIDAD cótculoi l. e T Í ultados de pruebas; de niotonules sondeos v . . i . codiciado , , reason‘ cia f? Ïïltestladosdepmebosdeilnfidociones. :5" hldráulcast l i ” ' eléctricas T Ciro acondicionado L . otros r llúcora de la ¡{L RESIDIÏN ll. DF OBRA ü El Residente de Obra. junto con el Director Responsable de Obra, es el garante- del cumplimiento de las norma: de higiene y seguridad establecidas tanto cn el Reglamento respectivo como en el de construcción. Para ello, debe disponer las medidas preventivas necesarias para evitar cualquier accidente, y exigir a los contratistas v sus trabaiadozvcs el cumolimiento de las normas de orden, limpieza, seguridad c higiene. INFORMES PERlÓDlCOS Y MEMORIA E; posible qm el Residente deba nvzdír ¡afirmar periódicos dr! citado de la obra y su evo/ Karin, y gfiflfifdlfllfllït‘ th" rrsponsablt dz! preparar la Memoria. que de acuerdo (m1 los reglamentos de Cüïzíffllítïíóll se debe tam? ) conservar al término de la misma En la Memoria se incluyen los planos, las memorias de cálculo, los resultados de los ensayos y pruebas que se hayan realizado durante cl proceso de construcción, particularmente de la estructura. tales como sondeos, pruebas de compactación, de calidad y resistencia del concreto. de carga. dc asentamientos, así como los resultados de las pruebas de las instalaciones hidráulicas. sanitarias. eléctricas, de aire acondicionado, de elevadores y dc la planta de luz de emergencia, en su caso. La Bitácora también sc incluye dentro delos documentos de la Memoria.
  34. 34. "“ p ‘“ “v” 7-‘ “y f: T"‘1‘se: "rF‘ e‘ 4' .2 , .‘ .2 k/ kj JÏ 4.. .1 ’JJ' , ‘ TKJ. .. ._J. . xJ i‘ ' r _/ " - . ¡ e ‘ í. - . ¡f- ¿ h)“; 3 — -r'_ ÍÏQ, f» ‘A q. ‘ m . '.' N :1‘, ‘ú a W - e *ï . _‘ v —% l concreto reforzado con ¿KCÍO cs uno de los , .1 materiales de construcción más empleados en nuestro pals. Se usa principalmente en los elementos estructurales de los edificios, tales como cimientos, columnas, trabes, losas de entrepiso y techos. Asimismo, se utiliza en los castillos de los muros de mampostería, en los cerramientos de D13: puertas y ventanas, en los pisos y en las cisternas. Como es un material que se encuentra en todas las tases de la construcción, dedicamos específicamente este capítulo a los cuidados del concreto. 32
  35. 35. LUIUAUUD URL LUNLKLI U REVISIÓN DE ui CIMBRA _ la revisión de la címlmz es ¡um ”_- . . A ' ¡"I-B de las tareas que debe realizar n. cuidadosamente el Residente, puc __ _ _ ° una cimbm suelta, ma! estabílizada o poco resistente puede producir deformaciones fugasyfizllas m la resistencia final de! concreto. La cimbra no sólo debe resistir el peso del concreto durante y después del colado _i o v ' , o _ o y p sin deformarse o perder los ' -v : h _ El Residente debe verificar que la niveles, plomo; ¡, - cimbra tenga las dimensiones I glmgamjcntgs; sino qug 4 H COUECIBS Y ÏCÚHQ las COIIÓÍCÍODES dE mmm" dcbua’ ¡“mir ¿J DÏRGHSÍOIIQS resistencia y estabilidad necesarias vibrado del concreto una vez — Y para soportar la carga del concreto vac¿¡¿o_ fresm sin deformación, mn los l amarres y apoyos bien colocados. Asimismo, habrá de ccriitic .1!" que las formas para el concreto estén siguiendo el alineamiento ilel replanteo, a ejes, a nivel y a plomo, con los pases necesarios para los LlUClÏM. F. n caso de que alguna parte vaya a quedar aparente deberá verificarse que l. l cimbra tenga la textura adecuada para una superficie visible. ¡Ainarróiïvïcpovos Ainearilentoeon los almost: ' Pases para Por último, antes de verter el concreto deberá revisarse que la cimbra esté limpia y humedecida con agua por lo menos dos horas antes del colado, para que no le quite agua al concreto, y preparada con los aceites y sustancias protectoras que faciliten su descimbiado y alarguen la vida útil de la madera. 33
  36. 36. d. Toda/ ü mi: crítica que la revisión de la cimlrm daba ser la ‘ vmfitadán del rfimzo de acero. g N A El Residente debe asegurarse de que el acero tenga la sección especificada y que no contenga defectos. mallas o adelgazamientos en ninguna parte. Igualmente, debe constatar que el acero até limpio, sin tierra, suciedad u óxido acumulado durante el ¿lnuccnamíentm y libre de grasa en su superficie. J -- m. El Residente se cerciora de que el acero tenga la forma y localización correcta, que los amarres estén hechos siguiendo las normas establecidas. y verifica que el número de varillas coincida con lo especificado en los planos estructurales. Debe cuidar que los empalmes estén hechos con la longitud correcta Por último, debe verificar que c1 refuerzo tenga la separación necesaria delas paredes de la cimbra para que logre um buena cobertura dc concreto. REVISIÓN msn CONCRETO La revisión del concreto a: mag- imponantz, porque bay mucbasfasa dz su proceso m las qu; pueden ocurrir fallas que afectarán su resistencia. 34
  37. 37. —— CUIDADOSDELCONCRETO ee »- es e - e n—— las tallas pueden comenzar en la preparación misma del concreto con la dosificación de sus componentes que son cemento, agua, agregados pétroos y aditivos. . als. ¿. . . Hay que asegurarse de que sea el tipo correcto de cemento y que este’ en la cantidad y proporción adecuadas. O Con respecto al agua, cl punto más importante es su proporcién cn relación con la cantidad dc cemento. ya que un exceso o una ram Je ell: nteciari siugularmcnrc la resistencia tina! dcl concreto. J: -—. i,g_‘. _-_. A.. :. ... -. l En cuanto a los agregados petreos, hay que cerciorarse de su cantidad, clase, dureza y forma, y particularmente de su granulometria o tamaño. que debe coincidir con lo especificado. Los aditivos se han convertido ya en un elemento casi irtvariable en las mezclas de concreto de las grandes obras Hay que verificar la cantidad, pues una proporción menor no tendrá los resultados esperados y una mayor puede alterar completamente la condición de} concreto. los aditivos más usados son los retardadores y aceleradores del fraguado. los de impermeabiiización del concreto, más otros de moldeabilidad y eliminación de oxigeno. ‘ La mezcla o revolturn de los ingredientes del concreto también es importante para garantizar una apropiada _ consistencia, una homogeneidad en las diversas preparaciones y una uniformidad en la cantidad de agua. Cancun) PBBMEZCLADO Enla actualidad, es una práctica común que una parte del concreto sea mezclado en una planta productora. y llevado y vaciado a las obras en ' grandes ollas revolvedoras. l El premezclado en planta se supone que es técnicamente más cuidado y más uniforme que el hecho en Li (ibra, y tiene un mayor control del tiempo y temperatura de batido. L lo que hay que controlar es el tiempo de transportación, es decir, el que transcurre desde que el concreto se " en la planta hasta que llega a la obra, pues un periodo grande puede producir sedimentación, disgregación de , lot componentes y, por consiguiente. pérdidas. De modo que el Residente debe estar atento a la recepción de la mezcla í ‘para constatar en la Bitácora del transportista la hora en que sale y la hora en que llega.
  38. 38. Pnumu om. concuro FRESCO Una 11a por cada entrega d: concreto premrzdado o ¡m mz ¡mr aula ruatm mmlluras preparada tn la obra _ se debe ¡mar una prucba de su fluidez, [amada prueba dr reominzíentn, mmgimierztr) o zzserzmmírnlo, para asegurarse d: que el concreto fluiní bien a través dz 1a. : bamu dr rg/ iavzoy que quedara" con ¡m zapato salir/ arteria. 1 10 cm Esta prueba sc hace siguiendo la norma L ï NOM C 156, con un molde cn forma Í ’ ¡ *‘ "" "”’“’“Ï“"”‘""l ’ ‘ ’ dc cono truncado. llamado cono dc . l d'°’°“°'° de °"“'° co" 9' ma“ Abrams, que mide 30 cm dc altura. 20 FENG 9 cm en su base mayor y 10 cm en la base menor . J, .. .. El molde sc llena cn tres etapas 3° cm ¿‘l ‘aglmda alapall tomando una mc7cla de tres muestras l ‘ -------------------------- de concreto sacadas de porciones l‘ ' _ _ intermedias. Primero se cubre un tercio y se compacta con 25 golpes de varilla 1 l pnmera etapa l dados de la periferia al centro: luego se ‘ —— o . . lt cubre otro tercio y sc vuelve .1 vibrar. l °t ’ ¿uidando que la varilla pcnczrc‘ un ¡moco x‘ kv= vl"'j ; tn la mezcla antenor, y lllïalzïïenic, sc l _o 2o cm — l llena, compacta y mvcla. Dra segundos después cl cono se retira verticalmente. sm torcer y sc midc la tlilcrcnt L! dc ¿llum Lonlm cl Inuldc. En aquellos concretos cuya vibración se realice con máquina, el asentamit-ttto o I('V‘Illllll(‘nlt3 dvlx‘ w de 10 cm, ntientras en los que no se vibren con nráquina debera’ ser de ¡2 un. Otra prueba que sc hace al concreto fresco es la dc peso volumétrico, de acuerdo (un la mmm NOM C 162. Para el concreto de clase l, cl peso debe ser de 2200 kg/ m’ y para el concreto de clase 2, entre 1900 y 2200 Ing/ nt’. PRUEBA DEI. CONCRETO ENDURECIDO La pnrzczpdl prat/ za del cnrznetr) ¡ma 11162 qm’ Je a mdurrrído m‘ la de rrsísrczzrizz a la rvmpraicïrz, í ¿mw muestras xr toman, ¡Imimmtn/ c; en al mommlu ¡lr mmm r/ (alza/ n, _ Las pruebas consisten en romper unos cilindro-s con muestras dd concreto a los 14 o a los .28 dns, prcsionándolo con una prensa ltitlnitlluxt dc Laboratorio para probar su resistencia y tunlorrnjnlarl. dc ¿(nudo con las normas NOM C 150 y NOM (3 H3. Manual del Rcásidvnte de‘ Ohm ¡
  39. 39. CUIDADOS DEL CONCRETO lzïnucstras se tornan en un molde cilíndrico de tres partes intermedias, antes de que el concreto llegue a la cimbra, rompactándolo con una varilla de la periferia al centro. Como mínimo se toma un par de muestras por cada día de colado o por cada 40 m’ de concreto. El cilindro se deja traguar sobre una base rígida, sin ‘vibraciones o impactos, protegido del sol y la lluvia, para dcsmoldarse 24 horas después, ponerle una identificación y deiarlo curando el tiempo necesario, hasta hacer las pruebas cn la prensa hidráulica. Cuando la mezcla se diseña para tener una resistencia ‘específica a los 14 dias, las pruebas se realizan en ese tiempo, de lo contrario, se llevan a cabo a los 28 dias. a; Para el concreto de clase l la resistencia debe ser de 35 Ing/ cm’ y para el de clase 2 de 50 kg/ cmï. Estas pruebas se deben realizar en un laboratorio acreditado por el Sistema Nacional de Acreditamiento de Laboratorios dc Pruebas (SINALIP). l En caso de que las resistencias sean menores se procederá a extraer y ensayar v corazones, que son cilindros extraídos con un taladro, del concreto de la zona l representada por los cilindros variados. de acuerdo con la norma C 169. Couino El concreto sc debe vaciar o colar en la zona del molde donde vaya a quedar en definitiva. En el momento del colado sc debe cuidar la homogeneidad y continuidad de éste. revisando que llegue a las cotas de nivel necesarias y’ que su superficie quede con la textura que se necesita. Se deberá tener particular cuidado de colar en capas y secciones. nunca sobre concreto endurecido, y de no agregar agua. Durante cl vaciado se dcbcráiestar atento a la toma dc muestras para hacer posteriormente las pruebas de resistencia necesarias. Las juntas de colado se ejecutarán en los lugares y con la forma que indiquen los planos estructurales.
  40. 40. Rcsidentc de Obra — “' Vxnmvo v COMPACTACIÓN . V ú Para evitar poros, vacíos, segregacnón de los * ’ J‘ nmtcrialcs y superficies detéctuosas, se acostumbra compzzctzir cl Loncreto con picado, vibiado o apisoitado. El vibrado resulta más cticimtc pero se debe hacer con los equipo» apzopiados. “ E] vibrado dcbc realizarse antes «¡e que se inidc el < fraguado, cuidando de ciuc su duracion y compactación no sean cxccsivas y RtSLíÍÍC cn una sedimentación y estratificación dc los cícmentos dei concreto, con lo que se pierde humogcncicisd j; resistencia. Cu? ! .100 “al rtnuidu mrrccto del concreta depende. cn gran medida. su resistencia final. Un ma! ("ÜTÜIÓÜ un ¡‘Mrlili K3; 2.: si: siristizlicc con h resistencia óptima. dc ¡nancra quu una delas (amis dci Rr-sidc-"rt cs ASLgILIaTSL‘ de que se realice cn la manera; correcta. Ti R mi‘ duhi vigihr qua‘ vi cnncreio está prcstegido, tanto del ¿sola-amianto excesivo (orina de Lu L». mu". a» -. nlfllliï da: J: .('g, Lli‘.1l‘5c dc qu: duic cl tiempo reciucrido y que cn ese pcrïnudn n i. ¡m i. i _¡; ._1¡_. i.xcirni1 continua ncccs. aiii. i. Wars. que no si. ’ produzcan fisuras ni poro» DFscnmr. m iii R. e-, .«; %rr= r=¿ **'u: i=crá esta siento a que cl «icscimbrado dc las estructuras dc concïcw uu . . k rli- : «iii-a que «r haga después de] tiempo dc ¡"i-Aguado técnicamente neccs; n ' ' v ¡1.-: _-: :.v= n.': im"1ic . .s dc 1;: cimbra cn el sentido correcto, para que no dañan c! conucw Finzihzmntc. si 1233-’ algún defecto visible en cl concreto recién dcscímbrado se pïlciic p»v. .<. -.w g rcsane. “acima us RESISTENCIA i ¡’u (r¡¡7.: '¡"f0 u‘ ¡ninia uff/ imán ¡mm n/ ¿‘ulza ¡mm de la ¿v/ nzmuzz. x: (¡abra-Í v‘ . -., una ¿ïíulzïlïïl rc carga de por lo 17117710S 24 bozzzs, m mu: ¿‘acción rapnr-ysutïfzzricm, mi: zm ¡A'2€5r) rz{, =:í7h? /€7z'/ r‘ al 85% de 111 (¡M371 (M diseño. QR _. «w. .-
  41. 41. SUPERVISIÓN EN LA PREPARACIÓN PARA LA OBRA L 4 supervisión de la obra es una tarea compleja y variada, que comienza con los trabajos de limpieza y nivelacioxi del terreno y acaba con la obra terminada. En medio está toda la elaboración del edificio y sus instalaciones. Es difícil agotar todo aquello que hay que vigilar, supervisar y constatar, por Io que en este capítulo nos limitamos a destacar aquello en lo que comúnmente hay que poner más atención para que la obra se realice y culmine exitosamente, con cl menor númci o de contratiempos. Antes de iniciar la obra se debe atender y supervisar una serio dc (arcos [JFEIIITÏIHEITCS que pflïïlllllïlfl SII arranque SID TTOPlCZO. Mmflnn’ uwnfluhmfl-¡’í . ¡rvo, _ A n . r>: v.QÍ(0"v ¡gn ti. ) ""‘; '.‘eü. i
  42. 42. «"3 b. ‘l. ;i1‘r: .i| «lil ll «i: ".1; . '.. -: tlïvrzz _4._c.4.| .— l. .. l-Llílr 1.! el. ’ t'”, l.i r’. '.l* Mi» lr- 5: ‘Vil " ' l '* llffiïlfiu un ¿J Mm In‘. enseguida, la construcción del campamento, una edificación provisional que sirve, en primera instancia. de almacén y albergue para el velador. Y posteriormente, para otras funciones. "WW" Y “Mlacló” Arancón‘ do matando: ‘ i“ r Dom-ando dntvotbdor ' IU" ‘ *I>Vï'vuíV. ’I, r">’, Ï ‘n construccion del “ y u} N A 'uÉ‘lÍ ‘ulilliiïll; LllkllLtJ JJ» TÍ‘ emm, “ sawd“ 3mm“ para los Residentes de los iirgarcst 1x ° instituciones provlstonalos “Nm” “mmm “mu” i Electricidad Agua Además, están los servicios sanitar i rural : =É 7357i} de pets-Jimi y el guardarropa, donde los trabajador : er'-. -=_»¿: ;:z y driszi la rampa al" seguridad que se les proporciona para el trabajo. ovisionates i r servicios provisionales de energía eléctrica y agua, que se deberán hacer siguiendo las normas que indique el regimiento de construcción dela localidad Al ricm o ue se constru en las instalaciones rovisionalcs del cam merito, eneralmcntc se rocedc al bardeado dd _ p q v p a P predio. si es que todavia no tiene cerca cn todo su perímetro. Se deberán prever zonas de descarga del ¡material en cl interior del predio, aunque pueda ser descargado o estibado momentáneamente en el área de la banqueta, pero no en el arroyo de la calle. 40 'l"": '!Éáv<r1—I! <L—_%—_. —_——
  43. 43. — SIIPFRVISIÓN FN LA PREPARACIÓN PARA lA OBRA Í—ZÏ—— DEMOLICIONES En algunos raso: los predios pueden ¿Dieter/ rr construcciones dnlcríonzs qm! no Si’ 211m a utiliza r} qm: su ¿"Imán demoler. PARA LA DEMOUGÓN Permiso especial de la Sedena (para uso de explosivos) CUIDADOS PARA LA PREVENCION DE ACCIDENTES Equipo de seguridad del personal Acordonamíenio del área Colocación de protecciones i Cancelación de tomas-de agua, electricidad y gas Reiiro de puerias, veniancis y vidrios Observación de las normas técnicas TSE‘
  44. 44. Manual del Residente de Obra DEMOUCIÓN K r I‘ .1. n: .. LOCALIZACIÓN Y TRAZO EN BI. TERRENO Muchos errores surgen por un replantoo ddülídddü, no oerzfitado minuciosamente, y mambo: problemas rc evitan con un trazo} raplantto bien bccbo, tareafinzdammral del Residente. l Al iniciar la obra, c] Residente deb: 1 verificar el alineamiento y la: colindancias, y localizar y verificar las referencias o moioncus. tanto horizontales como verticales, deiadas durante cl levantamiento topográfico, con base en las cuales se hayan Vflmada, d, “amena” desarrollado los planos arquitectónicos. incubación do dos para la cimentación ón Hochura do marcador! » permanentes l _ Igualmente, el Residente debe asegurarse dc que queden marcas permanentes que resistnn cl ajctrco de la obra sin pcrdcrsc y que sirvan para rcalimr cualquier verificación pOSÍCIÍOI que sta necesaria.
  45. 45. SUPERVISIÓN EN LA CIMENTACIÓN estructura requieren una supervisión muy cuidadosa que garantice la estabilidad de las obras Los elementos de cimentación a los que el Residente deberá estat más atento durante su edificación difieren ligeramente según sea el tipo de cimentación.
  46. 46. CIMIENÏOS Zapata aislada zapata corrida ‘Losa de cimentación Las tÍJICl(’ï(’1'ÍSIl(‘ïl de 1:1 supervisión por pm. - tlrl Residente vatiarán ligeramente ‘. _¡', LlÏ: cl tipo de cunicnm del que se trate, que puede ser dc zapata aislada, zapata corrida, losa de cimentación o pilotes. Algunas veces lt cimentación es una cnmlrrmción d: dos o más dc estos sistemas, conto uundrt sc trata de una losa asentada en pilotes. ExcAvAcróN PARA LA CIMENTACIÓN ! .: . '.'xt. .". '.3.}r: -'¡ ¡.4! l ‘I tu r l fur‘ urls I arïv‘ 3 ‘I ‘. ilfiiaiillliilsil, l, .1', '". cJ'. 'sl4.i, >Ï
  47. 47. SUPERVISIÓN EN LA CIMENTACIÓN i En la excavación, como en todos los aspectos de la construcción, sc deben respetar las normas que señale el reglamento de construcción del lugar y realizara: sicmprc a la profundidad señalada por cl estudio de mecánica de suelos. Una de las medidas iniciales más importantes es la protección para evitar derrumbes, asentamientos o deslizamientos dc tierra cn los predios vecinos. Otra medida c. rclocalrzar LlS instalaciones subterráneas que pudicrin cruzar por el predio y que se deben respetar. Una tarea más es aseguram- dc que se cuenta con un segur. » de rcsixmsabilidad civil dc daños a tcrccros, que proteja al propietario y .1 los constructores dc cualquier eventualidad. Es responsabilidad del Resident: constatar que la nmqilirzaris con que sc realizará la excavación cs la apropiada para rsc lin, ¿sl como el plan de trabajo del contratista y la ubicación correcta de las máquinas. Si se va a trabajar con una torre grúa se debera dc-spriar previamente el área de su operación y cuidar que los buzos no salgan del predio. ni mucho menos que su movimiento «Jañe- los znlilidris vecinos. Para (lCSllfKLlT las responsabilidades que pudieran surgir como consrcucncia dc la excavación, lo más conveniente es realizar una inspección coniunla del sitio con la autoridad municipal responsable, d: la que se levanta un acta haciendo constar Las condiciones de los prcilios que colindan, y las medidas de protección que se toman y tomarán en cl predio en que sc consmrvc. 45 l
  48. 48. Manual del Residente de Obra l Una ver qu»; sc inicie la cxcavacéon sera necesario tinc cl Residente sirzrcrvisc i ¿g y ¿axila . il (OIIHJIISÏJ las tiicdidas necesarias para garantizar la cstibiliitiil de "V los mitrgs, (Liiinrlii la separacitïn ¿lc la‘. LOilllCi¡! ll(lJ‘ lo rieriiiiiazi, a: pcninn ilvliiiiitar Llillfifx pcrimctrales, pero si no hay : ''¡’-3'l(j; _ se lesxirmraiï ¡demas lablausliias o muros colados, apuntaladc-s o retenidos con anclas. Además, se deberán colocar barreras y señales de peligro en los bordes, para evitar caidas, accidentes y lesiones al personal. La secuencia de la excavación deberá minimizar los riesgos ¿integer secuencias de movimiento en las construcciones vecinas. Algunas veces, de según 1o indiquen los estudios de mecánica de suelo, se deberá hacer una excavación por etapas para limitar las expansiones del fondo. Generalmente se trata de excavar en una secuencia simétrica. realizando zanjas pequeñas en las que se construye y lastra el cimiento antes de continuar con Debmfina‘ e] uso las demás áreas. de (ma, móqumm En ocasiones habra’ necesidad proveer sistemas de bombeo eliminen las aguas freátic cuando la excavación traspasa su” nivel. Si al bombear los- ascntainicntos resultan inayorcsi í lo ialcnlado, se deberá remitir! sistemas alternos que mininucen la contracción, o bien, reinventar 4 igna en la periferia de la excavación e l Fl sistema (le bombeo debera tcncr F una capitidid lfi VCCCS nmyordclo estimado. En ocasiones, habra’ necesidad dc colocar ataguias para contener cl agua durante las excavaciones. ¡A
  49. 49. smmvrsrón EN LA CIMENTACIÓN Se deberán tomar medidas para que los vehiculos que tengan que circular por la obra 1o hagan por accesos lejanos a las zanjas, a fin de evitar vibraciones y presiones que las lesionen. igualmente, se deberán proveer accesos al interior de las zanjas por medio dc escaleras seguras o con elevadores con Freno automatico, que eviten la caída libre, indicando claramente su carga máxima ”” y ' ‘ 3 Habrá que evitar la acumulación del material excavado en las l cercanías de los predios vecinos, en los bordes de las 7a nias o d‘ "¿gs en las aras dispumtas para la circulación de vehiculos. ‘Í arquoolódcoe Enciso de que al cxcavar se llegaran a encontrar restos fósiles o arqueológicos, se deberá dar aviso inmediato al Instituto Nacional de Antropología e Historia o a su delegación estatal, a fin de que se proceda, cuanto antes, al rgistro. recolección y/ o protección cientifica de los ratos. En d caso d: wrrstrucdom altas o mg pesadas una wz que se tmnine la acavadón se deben colocar 7313110: o bancas d: nivel para poder conocer movimiento: verticales podaiom llamanos Mncbawccetelmatcnolwcavadasertnïüammortllmoendivcrsaspartesdelpïcdzo. Otraselrrümose bactammaterülnufiodtdiwnaspaflaajmasalpïdía. En aiaiquier caso, el Residente debera asegurarse de “giga; ¡o ¿(po V999“ deg que antes de rellenar se retire la (¡pa vegetal superficial g-pfimom y se realice una primera compactación. u-v’ ‘s m a v: -. »¡ m, Lugo. debera comprobar que el material se coloque en mpas uniformes en la calidad del material, en ‘ profundidad y en humedad. Después se debe oompactar y nivelar el terreno. Ensqguida, se comprueba la resistencia, según las a especificaciones y las instrucciones del experto en mecánica de suelos. “d'une” d“ Hayocarionayobrarmqucdrellzuanorequimdemayomconmlesysebaaoancarcajoyotms materiales sobrantes que se compartan} nivelar; a7
  50. 50. Manual dCl RCSÍÓCBÍC dC Obra Crumncróu con ZAPATAS Los cimientos de zapata afilada pueden considerarse relativamente parecidos en su construcción a los de zapata aomda, pue; la dzfcrmcia principales la «tensión de la excavación y de la zapata, por tanto, los elementos dt su camu-tación a las que dzbcrzípaner tragar atención ¿[Residente son abatir/ amante los mzkmo; Las zapatas generalmente están hechas de concreto reforzado o dc mampostería. A estas últimas nos rcferiremos más adelante al tratar de las estructuras de mampostería. El Residente debe asegurarse, al inicio de los trabaja «imentación con / .¿; .‘3!;1, de que el replantmdo correcto, para enseguida revisar la profundrdad d: excavación su apisonado o compameíórï, apuntalamicuto de las paredes y taludes que requieran, y finalmente, que la plamjïla bascfi‘ colocada cnrrccmmufi r 1 Al rcalimr la zapata c1 RIÏSKÏCRKIÍ vigilará que se deicn los huecos necesarios par. ) el paso dc los "ÏHCI. IS. Liumdo la zapata sea construida con concrcux c1 Residente deben vzszilar quc al colarlo no sc conramjne con L1 rícrm a el agua fieátrca o Cualquier líquido 0 gas que ¿‘fecte su resislcncia y durabilidad, ¿si como que el acero dc rcfucrLo esté “ In mficicmemente calzado como para que quede PIOZCXZLÏI} por una capa suficimte de conrïrezo.
  51. 51. SUPERVISIÓN EN LA CIMENTACIÓN CIMENTACIÓN con LOSA Cuando s: traia de una losa de cimentación plana conviene que el Residente esté atento a que los alineamicntos y el replanteo estén correctos, para despues cerciorarse de que la base tenga la excavación, compactación y nivelación necesarias. Muchas veces dentro de la losa de cimentación van insertos algunos ducim dc las instalaciones hidráulicas)’ sanitarias, tuya colocación correcta y pendiente deberá verificar el Residente, antes de colocar la estmctura y vaciar el concreto. Asimismo debera’ revisar la cimbra y el refuerzo de la manrra cn que se indicó anteriormente a; hablar del cuidado del concreto, y asegurarse dc que sc han tomado las medidas necesarias para que al colarlo no se contaminc con la tierra o cl agua, tal como se señaló al referirnos a las zapatas. Cuando se trata de un cimiento de losa celular, de flotación o de «aión, cl lhsriglriite deberá verificar, i: mit ularmente, la excavacicïii. que gciicrilmente es muy grande, la tirriïira, cl rcrucrzt) de acero. el colado v cl riiiporlo, i. il como «e indicó al inicio 3Í tratar (le los cuidados del toncrezo (pp. 37 y 38).
  52. 52. tipos anteriores. (junlqiiiern que sen el tipo de pilote se requiere un equipo para su hundimiento, que puede consistir en malacates, martillos, taladros o gatos liiciníulícos, cuya colocación segura debe cuidar cl Residente para que no (lczlhlollc daños ¡i las estructuras o instalaciones vecinas, ya sea por vibraciones o por desplazamientos verticales u horizontales del suelo. REVISIÓN PREVIA DE LA EXCAVACIÓN Revisor la protección Db'.1'l dl. "-. ':d de murosyfaludes e idoi os ¿,0 peteos e lmJqullllfll e percusión, la protección de los muros y taludes de tierra de la excavación debe ser Verificar la , . . _ ¡inn 111215 cuidadosa que en 01.139 condiciones. profundidad de la excavacion [il Residente debera’ verificar la profundidad dc la excavación y que se obtengan las muestras necesarias para enviar al laboratorio . i fin dc comprobar su Supervisor la lomo de muestras de suelo para resistencia, dc acuerdo con cl estudio dc comprobar su _ . . _. _ _ mecánica de suelo y las IIISIRICLIODES del resistencia asesor de resistencia de suelos. . _u_-. — ClMENTACIÓN CON PILOTES TIPOS DE PILOTES Pilotes sólidos hincados con mcirtinete Piloies huecos hincodos y colados en el sitio Pllotes de ocero hincodos con golo hidráulico Pilotes mixtos La cimentación .2 base d: pilotes puede hacerse de cuatro tipos; _ , _ ; , . pilotes sólidos liincados con martinctc. pilotes huecos hincidos «c. ‘ = ‘¿ y colados en el sitio. pilotes de acero liiiicados con gato hidráulico o pilotes mixtos, que son una combinación de los EQUIPO Malacates Morlillos ïalodros Gatos hidráulicos
  53. 53. Hínco do! píloio Cono-aio ACOSO i . El pzso del HLUllnClC nn dcberí ser inferior nl 30 im ¿sl peso del pilote y cn la Memoria. se cspccíficará el tipo y espesor del iritiníguniiiicnli) umdu ui la cabe-xa y rn cl seguidor. Li poxiiión [im] dc lzi cabeza dc ixiiii piloii- no i dtbvi. ‘ diïciii (‘II mi; dr. - 20 cm de los ejes y centros i iondc sc inició cl hmcado, ni dc la cuarta PJÍKC del elemento estructural que se ‘ apoye cn é]. i i i l i’ ¡ ’ i I 1:“ ' l I HI Ii'7. I x ï DESVIACIÓN MÁXIMA DE VERTICAUDAD Pnofes con punfc 3 45/0 Piloles sin punta 6 % Fecha «ii ¡Him . . ‘ri s. ii Li ii Ubicación un ii ii i‘ Í > ‘ i ÏÍpO i. -‘ i? IIÍ i’ -ÏI'I. i r2’ i’ Lafgo “i l Io w A i i» Sección Caza: P930 M c: ríínc‘; i: Í ind. ‘ i REGISTRO DURANTE LA COLOCACIÓN DE LOS PILOTES Nivel del terreno cinies de Ici hinco y nivel de la cabeza después de lo híncci Tipo de material emplaodo poro lo protección de lo Cabezo Peso del morïineie y altura de cciídci Energía del hinccido por golpe ¡Wúmero de goïpas por metro de penetración e Penetración en los úliímos ¡res golpes ïlpo y espesor del omoriigmmiento utilizado Posición final de lo cabeza de codo pilote Emersíón en ios pilotes odyocenies A Isíïllllïil ii; l ‘riíncido de cscír. pilote sc registrará si hay cmcrsión, y los pilotes adyacentes que sc deberán rchinczx a1 nívc! especificado. 51
  54. 54. 3 metros Antes d: - hzirrr cl colado iinïurii qilL‘ verificar dc flliïilïlï’ ¡lira-tri o indirecta cl fondo tzc l; iscriornción, para coriipmïmr y‘ registrar Lis características tic‘; sslraii, » Llc apoyo, y cerciorarse .1: que todos los nzolvcs him sitio removidos. ‘l A] colar Clelvsr/ evitarse la segregación del ccizcreio o su cominiiiiiciozi con derrumbes o lodo csmliiliuidor. El Residente deberá cuidar que no sc acumulan materiales ni circulen vehículos cn las cercanías de la excavación, así como instalar cercas y señales dc peligro diumas y nocturnas que avisen del peligro dc una caida. il. »-; uil del Residente ilc Obra Si un pilote sc rompícri o ilnnnn estructuralmente. u sl quedara i. um profundidad menor tic C1 esperada. sc cxtricri su paris superior, de manera que entre el nivel de dcsplante y cl nivel superior del pilote quede unn. dlSHIÍCl? de por lo menos 3 mctrm Cuando sc lmlc d- pilotes colidos cn cl lugar, es poxilflc que pfCYlJlïlllllC sc (lclM cslnïiiliztvr cl sucio con lodo b'. 'llli‘llllllri"l. COLOCACIÓN DE PILOTE COLADO EN EL SITIO CUIDADOS ESPECIALES ANTES DURANTE _ _ concreto Verificar el fondo de la pam“ “ó” Evitar contaminación con derrumbes Remover cizolves COLOCACIÓN DE PILOTE DE CONCRETO HUNDlDO CUIDADOS ESPECIALES Remoción de materiales Reslringir la circulación Señallzaclones de advertencia Uso del equipo de seguridad para el personal
  55. 55. ÓUPERVISIÓN EN LAS ESTRUCTURAS Y LA MAMPOSTERÍA l a estructura está Compuesta por cimientos, rolunmas, dalas, tmlses, emrepisos y techos, gcncraltncnlc huihos (lc concreto reforzado, acero estructural, maunpcvstería o Inadera.
  56. 56. .‘i. ':ll‘tl¿i «¡el Re: .itïei1ieil: l,>Luxi ESTRUCTURAS DE CONCRETO RBFORZADO [ocaflzagflón Se xIFVTT-Vxl m lot "im fi (Útil: tli ¡vt la v. l"': i"lu (‘Í tnl. ‘«. .iw 3. F Rgfuguo de acero i‘”. ¡1‘¡, Ïlil‘íg“kEi)i-ix%‘r, .ül‘»i. f4liÍ{l. l¡il ¿les xlui Lvlltïvlh . .;; .-: u. lun‘ una Inn «un ‘wi « U1 liin l» m, del Ll": -. m. II li. l‘ .1. i: I llll n mi: cirnbra t t A l L | _ n l r n ‘ COÑÏ Y CUIÜÓO l COLUMNAS umwwms vmflcum Las columnas son lo: puntas de aptyo más ¡importantes por lo que su loazlzkadón, refuerzo)? cimbrado correctos son fimdamaztala v l I (¿mmm Los refuerzos de acero se deben revisar antes de que se cubran con la cimbra, comprobando su sección, vigilando su verticalidad y cuidando que estén cn la cantidad correcta, con los traslapes suficientes en los empalmes y con suficiente separación respecto a los costados de la cimbra. La cimbm debe estar elaborada a eics. con su centro sin desvío, cuidando la verticalidad, cl plomo y los ángulos en relación con el desplanie y con los entrepisos. Debe tener gran estabilidad y resistencia para que no Knmnsnzos mnnsvsnsuzs En los refuerzos horizontales, tales 5° mueva ° dcsvíc al “MIC cl como los estribos y anillos, sc debe C°"°"'°- 5° deb“ “W113” 3m“ ¿’l vigilar su sección, localimción, mhd“ ¿“rante 51mm” Y dCSPÜ“ del colado, para que no tenga alteración alguna en su geometría. Cantidad y separación, particularmente en los arranques y en los remates de las columnas. Coumo Se debe cuidar que el colado se haga sobre columnas que ya han alcanzado la firmeza necesaria y no sobre aquellas todavía tiernas. Asimismo se debe cuidar que el vibrado se realice en capas alternas. ayudado de golpes en la parte baja de la cimbra, para asegurarse de que no queden huecos en el fondo o las partes bajas. Mimlras se aula y a su término, se debe comprobar que la cimbra no ba perdido el plomo m’ el nivel. 54
  57. 57. l‘ SUPERVISION LN LAS lÉ, STRl, lClLR. -S Y LA MANU" WTERÍA ANnAMios Para la colocacion de los lClLhL/ US. la instalacion de la ¿inibra y el LUlMlU, el Residente: ilebe asegurarse que‘ se construyan Ïw. anclaziiitis y atte-sus ‘cllll las medidas de seguricfliil iieiïesaria para ¿1.i' nitiur la integridad Cr: quienes ¿llll trabajan. Debe cuidarse particularmente el replanteo y la colocación de la cimbta, que deberá tener las dimensiones correctas, los niveles precisos, la wntínuidad necesaria, con apoyos seguros y una separación apropiada, deiando los huecos necesarios para los ductos y los elementos que aligeren las losas, tales como caseloncs u otros dispositivos. Particular cuidado se debe tener con los refuerzos horizontales. vigilando su sección, la corrección delos dobleces, la precisión du su ubicación, su separación entre sí y lo correcto de sus amarres su los empalmes, que siempre deben quedar fuera de las zonas de tracción. Obviamente, el colado dc trabes o losas sc debe emprender sólo después de que las columnas en las que se apoyan han alcanzado la resistencia necesaria. El vertido del concreto se debe realizai sin interrupción, cuidando que las juntas se realicen tal como se especifica en los planos. El concreto colado se debe vibrar y picar, como ya se ha indicado, cuidando al mismo tiempo su nivelación y textura. espiar’; del colado s: daban colocar senderos de molar para que no se trastome 1a superfide a1 caminar stibre el concreto sin que baya fiaguado complztammte.
  58. 58. - día í- l‘l. |!11,l.1l rlzï FrblLlïliïv ¿lt (ÏÍJhn — ESTRUCTURAS METÁLICAS Allí tambien se indican la posición y tamano dc la soldadura, cl remache o el ¡nmillo con que x. - unirán enla nhra Asimismo, cn la obra s; ilcbcn armar las pit-ras con cl equipo ¿propiado que garannro, todo el tiempa mnto la seguridad viv quienes trabaien cn ella como dc la CSUUCÉUJJ cn sí. Durante la drararga o durante el vnnntajc sc debe una. ” (¿tia una de las pic-zas para (¡Lie no ac‘ nlcfonnen ni scan sumas q; esfuerzos cxu-xivux. En «¿su ¿le qun- se dcformaran. M‘ (l: "nen reponer n rndvrezar ti: el taller. ¡»ira que tengan 1.a; iulcrancias CSPCCÍllLJLl-ZS.
  59. 59. Aman las piezas. ARMADO DEFINITIVO Remaches y pemos definitivos soldaduras definitivas Revisión de las soldaduras Agujeros poro lomilllos y remache-s dc gruuxo constante. m. ’ 1/500. ARMADO PROVlSlONAL Apoyos Remoches y lomillos provisionales Vctrlaciones de lo estructura En las columnas exteriores el eic no dcbc variar m del cdilim o 50 mm hacii adentro cn los prime cuales se puede permitir una variación dc 1.5 mm rcbrtsar los 50mm lmcia cl exterior o los 75 Inm herria cl interior. ARMADO DEFINITIVO - 7 , ‘ v. .57} ¡v
  60. 60. REVISIÓN EN LAS UNIONES DE LAS SOLDADURAS Alineamiento Bordes. biseles y holguras Tamaño planos. Mueslreos cstrcm ctï-z: snlilnclutis ¡dnd y cn u rnilloa RR
  61. 61. Pam los muros reforzados cr-u castillos y dalas el Residente (lc-be verificar que las hiladas estén a nivcly a plomo, siguiendo el aparejo que se haya itidicido en el plano, con los ¡‘astillos incladtis cn cl cimiento por lo menos a 40 cm dc profundidad. ESTRUCTURAS CON CASTILLOS Y DALAS SUPERVISIÓN EN LAS FSTRUCIÏJRAS Y LA MAMPOSÏERÍA — ESTRUCTURAS DF, MAMPOSTERÍA Las estructuras dc mampostería más comunas son la: de muros de tzzbzqzm rq/ brzados con castillos)! dalas y las de tabiques)‘ bloques huecos rq/ brzados interionnm/ c ron banmy ana/ lar de amo tanto zrertiazlat como borizonlalat En la supervisión, el Residente debe asegurarse «lc que los tabiques. ladrillos o bloques. ya scan dc arcilla o dc concreto, estén limpios y completos.
  62. 62. Manual del Rcsirlemc de Obra especificaciones del plano, con los amarres de los empalmes realizados conforme a la norma, en canto que el espesor del concreto deberá ser por lo menos del ancho del muro. MAMPOSTBRÍA con nnwnnzo mamon Varlllos G0 IOÍUOIZO : lín los bloques y tabiques huecos el refuerzo debera‘ n colocado en los huecos y en las juntas. Las varillas alojadas en Im huecos dcbcrán ir separadas de las paredes del tabique una distancia dc " por lo menos la mitad del diámetro de la varilla. El hueco deberá ser llenado completamente, a todo lo largo, por el concreto con A _ un agregado pétreo máximo de l cm. ’ u i .14‘ . ,_ , Remomononzonrai _ / í Ñ ' , / Í/ ‘Ïí / ' * v / / ' g x‘ . «'/4 P x/ ‘ix rfi/ Z 1 / /’/ / i‘ x / / Las varillas deberán ser colocadas cn los l muros según lo indiquen los planos o por lo menos cada 3 metros, y en las intersevxíones y extremos de los muros deberán ir varillas en dos huecos consecutivos. Las varillas o mallas colocadas horizontalmente en las juntas con mezcla deberan » quedar por lo menos a 1.5 cm dentro del muro, una vez el diámetro de la barra. “
  63. 63. SUPERVISIÓN EN LAS ESTRUCTURAS Y LA MAMPOSTÏÍRÍA MAMPOSTERIA m; MUROS N0 ESTRUCTURALES Cuandr sc traza de muros no estructurales. la supervisión dc- la mampostería de muros es relativamente scndlla. Basta con CCIKÏHJÏJÏSC de que sc está trabajando con el tipo de ladrillo correcto. sin defectos. comprobar la dosificación del Iflüïïn» j; cuidar el aparejo. Al supervisar el aparejo inf, ‘ que cuidar que las hilmías estén uniformes, a rznel j: a. plomo, con el espesor de mezcla correcto, que haya crmsistencía eri la linea de las runtas verticales ‘y que el acabado de las juntas sea el correcto para el muro de que se trate, particularmente si va aparente. Para mayor información sobre "zum; de marrzpostarzíl, tïonsullc c1 Manual de albañilería l ¡fr esta nzrrma (aleación. ESTRUCTURAS m3 MADERA Las estructuras de madera son poco usuales en nuestro pm. Los przncrpales cuidados que hay que tener con las mismas es revisar que tengan la calidad requeriría, la protección netesarza durante roda su vida úlll, y que la colocación y ¡mado de sus partes se realice precisamente conforme a los planos, respetando los nrerlim de ensamble que allí se indirpen. viga Las piezas de madera que se usan como estructura son vigas _' viguetas para pisos. . ' enrrepism. tcuilm J -- -- v ---— -; Van“ ycolumimx l i Lis rrmdenzs am ¿zzlzdad (structural deben ser de (¡asc ¡I u B, ya sea d: (org/ eras o de árboles dr 119/11,)’ deben pasar una calgfiryzrirín wisua/ de los drfeczus‘ de la madera. 51
  64. 64. C Torcednran: notteben ser de má} de ¡.5 mm e" r Ïllzl sixties ki1i: ’/ ‘7.“( ti: s‘! lg: Manual del Residente de Obra ¡.4 l7‘l-. i. l'.1. (¿ue s: {mlkliffrï ¿{rien tn? al simtiirfl sum ¡‘ans zlc-rerzrirar <2 Ullc} ¡wrx a; ‘. 'ir'. l4"'r_3l'. li. MWXIYTlITC-IÉIHÑ.11"‘SMÏUWUÍÜS Acanalamiento o alabeo en la dirección transversal: no debe ser mayor al 2%. Acebollailura o desuniól de los anillos ¡le crecimiento: no debe ser mayor de un cuarto de su longitud con una penetración menor de 3 mm. Arqueamiento o alalno en sentido longitudinal: debe ser menor a 20 mm en cada 2 m. Armas faltantes: no debe haber en más de una esquina y por no más l/4 del grosor o del ancho. Dnramen o parte ¡un de ln anden quhrnlizo en algún punto Alabeo del canto: no debe ser mayor de 10 ¡mn en cada 2 m. Madera con nbollulnru o compresion: en algun de su pam Crletu: quesean mayoresde l/4 delyosorde lapieza. Nudos «cocinados de ninguna clase. Nodos huecos en la una: no deben ser mayores de 4 cm o de l/6 del ancho. Nudos sanos: no deben ser mayores de 6 cm en las caras y no mayores de la cuarta parte de la cara menor. Agnjeros de larvas: no debe haber infestación activa y no se deben encontrar más de 2 en un área de 6 cm’. Perforaciones pequeñas de insectos: no debe haber infestación activa. Pndrición de ninguna clase o magnitud. Rajadnras: solamente en los extremos, siempre que no sean mayores a un vez y media el ancho y no ocurran en las aristas. por cada 25 mm de ancho en cada 2 m. -—. v:-, .w- . -,'-' *-- . .l: .. . ulmuifiignnz-uhgnifialuïu-«Ï-Éfiüyánsaxt aïnkJsknns . Si un ¡mm de madera ¡rara l. » estrutuz». ¿»cuina tie; Je caros defectos, aunque no lleguen al limite. se debe rechazar mino elemento estructural.
  65. 65. s xa imakvisinïir: iaN in. » ENIRLZL I‘ ‘ir i: l n. fvifxMP(_)s'l'lil{ir ' La humedad de la madera para csrmcturas no J ‘ Humedad máxima = la ‘l’ 2 7° debe ser superior al 18 % 1:2 0m. Cuando la humedad cs myor, la madera puede usarse f; Rr¿¿‘¡¡‘, »,¡¿_¿i , ¿'_, ¿¡¡» _‘¿_. .Avr--¿V, »[¿, -5¿- dt. ¿{W ¡d ¡‘, ¡¿¡¡¡'(. ,¿¿ ¡un tewrnïar h CRYÏUA, Mrs, xzrnipr: wmiicïrx iwzra‘ 1" w ¿ur ilunec‘ ¡la i. » ¡«(ral uz mi. " m. "', ÍÏ. "('LÏÍ(Ï¡’Í xr, Iz'. rm1us2/«' l” L ’ “u” ¿L * u‘ o 1 ' 1 l l ‘ ' trcrzzpn que dun su s«; i.1_wi. . ' ‘i. ¡"s"¡". ’r', 'c_’.7d¿7. ¡le 2224725721 ¿su Isa (¿fnl uaniiïiiïn n: In; 1m 77ze'zÍr1z1' n ¡agar vr i174 n‘ tam .1"! s) . a hai usarse cn Ullkl ¿>'. IUCIUI. 'K. 1.; {Hmlv- . ti: v = i protegida. tod; su i. m, PROTECCIÓN DE LA MADERA Vidi ¡‘mi LIDIIÏÏL im KRIEEÏL’ ‘rs en 5L: i)¡1‘il= "É‘-i. l.‘» lo: iravrigcix y Lc-nua :1 fuego. a bm ulr pr: ;¿jiir', i;> quííïliygi: que sc — ¿Ïïstiftxïll I; L.ï. ÏÏZf1}iCi11i‘x ¿nit }‘iI">[“í1.". l Humedad Insectos Hongos Fuego Las diferencias en las dlnlcllsiunes de las piezas de madera empleadas transvcrsalmcntc no deben ser superiores a un 3 Gir, Durante el armado de la estructura, las piems no deben estar expuestas a esfuerzos excesivos y las UDIOIICS sc dcbcn rcalizar con los cnsambles, tornillos, ¡si-mus y clavos indicados cn los planos y sus especificaciones. Fimlmcntc, las piezas dc madera dc la cstruciura Jebe-n recibir los recubrimientos indicados para su protección. —s3
  66. 66. r ¡Í T >. ._ . r ¿Inn Í ‘.24 ‘. I. : ‘a. {1). .1<w". .u l . n‘- . .¡ IIrJIII-I k‘ . . . ---4-- mu .1 2 . z.¡u z’ mm: “ "‘ F7?“ kit’ lu ï. N3‘, “l firm» 3 iv mrrxluna AVTÜÜUUTÜ ïnw "r ¡.1 wm “LFJJIM Las bóvedas v cúpulas realizadas con Lmxiucs j. LJJríMrws. ¡gc v: ¡tnosustentan lïuyu lu LÏÏXIJÍ IIWW JH‘ un JI 1 u; . ‘,1 u sus tres prinripalex fhrmni básicas
  67. 67. ?—-————— SUPERVISIÓN EN LAS ESTRUCTURAS Y LA MAMPOSTFRÍA -- Las formas de la techumbrc pueden ser variadas. cnmcnundo por ln azotea plana, y los techos inclinados dc un agua, dos aguas, cuatro aguas, en diente de sierra, .1 la holandesa o como manzarrla. Luego están las tcchumbres curvas, ¿omo las lJÓVCdJb, las tilpulas y las paraboloidcs hiperbólicas. (Lada uno de estos tipos (le E9175. f i. uibicrra requiere del Residente un cuidado diferente. pero en términos generales lns pimios básicos por supervisar son la estructura, 1.1 colocación de la ¡“mama cubierta y su sellado o COÍOCGCÍÓH de la CUÜÍGÚO impeuneabiliurlu LÚIICLlOS. scna do o Inpemieabilización Las tcdiumbres dc {cia o láminas rcquicrcn un cuidado particular rn los puntos de apoyo y el cntramado. que puede ser de madera o dc hierro. además de las pendientes, el traslapc de las piezas, tanto en sentido vertical como horizontal, y cl sellado d: las juntas. para culminar con los andenes que nmnticncn fijas las ruiczas, y con la vigilancia en la colocación de los desagües, EL‘ que deben tener la ubicación y la pendiente correctas. F. lui> a- En el caso delas ¿l ' A bóvedas y nipulas el ‘lle i cuidado reside ¿ igualmente en . supervisar que los apoyos hayan sido bien construidos, y que las piezas. pequeños ladrillos o tabiques, mucha: veces de fiihricartrón a album’ especial. se coloquen por manos expertas, BÓVEDA CURVA ¡”unha DE LADRILLO x Cgpc: do ladrillo ya sea con la ayuda de _ _ . , ‘ i . ' ' ' ll , memmmaaera x i i . weona“ 32:51:22:: y l ' han‘, técnicamente correcta, unidas con __ ¡“menu-a el mortero apropiado. Finalmente. habra’ que vigilar la impcrmcabilimción o sellado de la cubierta.
  68. 68. ¡’Manual dcl ¡{cemento do Obra Las «¿ubicms LUIIUDURS dc concreto purxlcr. sti‘ lcwser. » planas, losas con cstrucmra de vigas o ZQSCRÍOXCS. CUBIERTAS CONTINUAS Losas planas Con estructura de vigas Coscarones Parabololdes hiperbólicas las (ÍUlJICFTJS de casmrón son delgadas membranas untar: d: ccrtxerrw, autoporrantes basadas cn el principio dr: la cáscara ¿le h; rz"«. x,u, l’uv. -xl; ‘:1 ser abovcdadas, 0 bien. paraboloidcs hipcrlmliias. lin Lu rnbierms de este tipo hay que ttncr lw rms‘. Him‘; nrCexnrlíJs que se realizan en Hlillqlllfl’ csrruuura del ¿c-ncrcic», tema que hemos tratado con antenondm, l. ) lfllpCrïTl('. llïlllZJClfÏfl s: una rama más vez más crpccialrzads dc I. ‘ cnnstruccirïnn, Su supervisión rcsulm dc primuiilial imp: uxrnris. p.231 gauntrzar cl sello de las tccliumbrcs. Para ¡mynr información de los ilifercnles tipus (lv ¡mp1 rinaxrl: i.n. .rnc. x. in: usos y su colocación puede consultar «Í _l. l¡. r¡. =.«.1¡ ¡fr ¡mpcïmzzabzlzïixzuidn dc esta misma SCIJC. Fxrwlrzzcvxre: /¡¡ pzmmz prroruprzir/ rírz (ÍH/ Rrxídrrxrc‘ del/ r 5:7‘ Íu‘ ¡vz7f¿= u‘ío)z (¡der/ mdd de los trabajadores‘ qm laboran m2 r/ lerlm.
  69. 69. ÓUPERVISION EN INSTALACIONES Y ACABADOS I a supervisión en las instalaciones eléctricas, s. nii'. ari. is e hidráulicas puede compartirse con otros residentes de los ronrratistas especializados; aqui tratamos las tareas del Residente General (le la Obra.
  70. 70. Localizaclón en el terreno zanjas Reglslros Cruces de cimientos y muros Tubería correcta lvIanu-al del Residente de Obra INSTALACIONES SANITARIAS Las instalaciones sanitarias están 3 compuestas por los ductos de i drenaje de las aguas negras, grises y pluviales. y algunas veces también por sistemas de Uatamicnto primario y secundario de aguas Dudo; de aguas “eg-as residuales. DIJCÍOS de GQUGS grises El sistema de tratamiento Duck” de agua puwk“ primario puede ser una fosa séptica y el tratamiento secundario Y un sistema aeróbico. cuya 959m0 a9 "ÜÏÜÏNGÏÏÏO realimción o instalación debe pmnafio l coincidir enteramente con los r planos y sus especificaciones. La conexión a la red externa de sistema da "aguanto drenaje se debe ¡racer de acuerdo “cunda” con las disposiciones municipales del lugar. El Residente debe supervisar la localización y cotas de nivel de los ductos cn f el terreno, y durante la edificación, la correcta ejecución de las zanjas. la l colocación de los registros, y los cruces sobre muros y cimientos. Las tuberias para cl drenaje pueden ser de PVC, de hierro fundido. de concreto. de asbesto cemento o de arcilla vitrificada. Con cualquiera de estos l materiales hay que cerciorarse de que los tramos que sc coloquen estén limpios. rectos. con las pendientes apropiadas y con las uniones bien realizadas y selladas.
  71. 71. e SUPERVISIÓN EN INSTALACIONES Y ACABADOS Una vez realizado un tramo completo de drenaje se puede proceder a la verificación de su nivel y su rectificación cn caso necesario. para enseguida pasar ala comprobación de su escurrimiento. sello y eficiencia delos sifones. Finalmente, se debe verificar el correcto taponamiento de todas las bocas. INSTALACIONES HIDRÁULICAS la realización de las instalaciones hidráulicas, al ¿gual o ma‘: que las sanitarias debe rcalüamt con sumo cuidado y una supervisión rigurosa, pue: un descuido puede traer fallar, problemas} deterioros dficila de resolver posteriormente, dado que corren aadlas. El Residente debe cuidar la localización de los ductos, cisternas, tinacos y bombas con sus controles. En relación con los tubos, ya sean de cobre, PVC o hierro galvanizado, debe cerciorarse de su diámetro correcto y de que su espesor coincida con el de la especificación. Asimismo, debe cuidar que el corre se A v ’ haga con las herramientas correctas y l°°ldald° d‘. que cl roscado, pegado o soldado se , ‘ ÍUÜQIÏOS - tn L! ¿come-nm ¿lei realice conforme a las normas. ’ . , _ _ _ . . . , l üïilfïí"! KH’? ‘Irïifiiï-W ¡J correcta localización del - y v‘ < » - ‘ medidor. Mientras las redes sanitarias se inician en algún mueble samtano o coladera, las de agua generalmente terminan algún mueble. Consecuentemente, el Residente debe constatar que los muebles estén bien localizados, con los anclaies corremos, a nivel y con la conexión al drenaje y a la red hidráulica apropiadamente hecha. Finalmente, dcbc proceder a la comprobación del fimcionamicnto dc la red en los lavamanos, tinas, tegaderas. sanitarios. (arias, fregaderos y calentadores. Algunas veces, como parte del trabajo de las instalaciones sanitarias, se incluyen algunos accesorios como llaves, ganchos, papeleras, toalleros, vaseros, iaboneras, cepilleros, etcétera.
  72. 72. Manuil del Residente de Obra ¡INSTALACIONES ELÉCTRICAS Las instalaciones ciéctricas están compnrsias principaimuutc ¡tor rgiili‘jL. |—rLii. rondugioici. - interruptores, lámparas j: mntacrc»-<. Interrúptores : . v Lámparas contados n; (Ïrrriorarsc ¿ir ia nbnauón curnrt. i iv; Lis Insralarzonex. . I ! x ubicación ïjrkv‘ Ñ Hi ': ‘."l'. <.i<' “"“"lr‘*"*““' Especificaciónes. h» c-¿"xv iii. i. u III< . .¡L: ; ir urxluzwi wrx". u rnpiizialris sum d l“ “y” ‘Áhhit y i h“ i V Que los ranurados sc hagan con la in ¡cado en los lano; uc los , , accesorigs, talesqcomo RGHUTCICIOS ' Émmflgïad 71°‘ (“yecms interruptores generales, t _ ‘orrectoï ‘nwmptons de lámïmï . Que las cajas estén en cl sirio paneles dc control y - contactos, scan dc la marca y capacidad que se pide. Continuidad dEl CODIOGÓC indicado y aseguradas mn firman. Asegurarse de quc- no hay ningún cmpaimc o aman-g- dcntro dc ios ‘Pmeba da ¡a ¡nflabcñn ductos, sino mlmzcizic en las ctaias. Una vez terminada la instalación, ésta se prueba, para cerciorarse de que las lámparas encienden ccarrcctamcnte, que todos los apagadores tienen corricnrr y 4.4:‘, Lu rtonucioncs a los motores se han hecho mn ri ulbic dci ulíbrc indicado para el ampcraie que deberán sopciriizr. Por Ultimo, se verifica que los interruptores gsm-nales tengan clara la indicación dc los circuitos que alimentan. INSTALACIONES m: GAS m ü . ¡ü l ¡ocurrido Espesor (Íon respecro a las instalaciones dc gas, ci supervisor debe cerciorarse dc que sc hacen con la localización y el recorrido correcto, con el dzámuun y espesor de tubo especificado, que debe roincidir con la norma.

×