L.J. Smith Destiny Rising
Page
L.J. Smith Destiny Rising
Page
The
Vampire Diaries
L.J. Smith
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Índice
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Agradecimientos
Moderadora de traducción
Krispipe
Staff
krispipe
sarahflowerz
Laurasoto
Pil...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Sinopsis
estinada para el peligro…
Elena se ha enfrentado a un sin número de retos—
escapan...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Capítulo 1
Traducido por Krispipe
Corregido por tamis11
uerido Diario,
Anoche tuve un sueño...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
calma fría. Mi humanidad se desvanecía, y algo duro e inflexible y…otro…estaba tomando
su l...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Elena se frotó la cara con el dorso de la mano. Incluso después de su largo
sueño, sus ojos...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
de honor en la escuela secundaria, pero últimamente diferentes partes de su vida
habían tom...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Pensé que tú y Stefan estaban de nuevo juntos—dijo Meredith. Fijó a Elena
con una mirada bu...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Mientras los cuatro desfilaron en tropel por las escaleras, Elena miró a su
alrededor con c...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
negro y grasiento untado en las paredes. Cuerpos de vampiros yacían
lánguidamente en charco...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Capítulo 2
Traducido por Sarahflowerz
Corregido por Sabina_Salvatore
angre caliente, dulce ...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Cualquier cosa más –la sangre muerta en bolsas almacenadas o la sangre de
animales- te mant...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
expertamente hizo sus colmillos hacia dentro y hacia fuera de su cuello para
agrandar la mo...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
estudiantes. Había sido una dulce, fácil cita: hamburguesas y Coca-colas y Zander
gentilmen...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
estaca. Bonnie, por poco detrás de los otros, no vio las dos figuras entrelazadas
contra la...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
—No podemos solo matarla—le dijo Matt a Meredith, una ligera nota
desesperada en su voz. —N...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Meredith asintió, claramente sopesando las palabras de su siguiente pregunta,
pero Matt int...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
—Um... Bueno— dijo, y se encogió de hombros tímidamente.—Hay una cosa
que algunos de nosotr...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Capítulo 3
Traducido por laurasoto
Corregido por tamis11
lena enlazó sus dedos a través de ...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
quiero es estar a solas contigo —confesó Elena en voz baja—. Las cosas están
sucediendo muy...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
en un rincón privado de su mente mientras la mayor parte de ella esta centrándose
en las se...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
De repente, Stefan sintió su cuerpo tenso contra el de ella y se dio cuenta de
que estaba m...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
alisó el pelo de la chica con cuidado, como si fuera a consolarla. Parecía que estaba
en el...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Capítulo 4
Traducido por laurasoto
Corregido por Paola Salvatore
lena no le dijo a nadie ac...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
—Damon lo hizo— Y el flash suprimido de pánico que ella había visto
cuando lo dijo—. Tenemo...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Ellos habían decidido reunirse hoy para comenzar a planificar su defensa
contra los Vampiro...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
—¿Guardiana de qué? —preguntó tentativamente, mirando a Bonnie
esperando una aclaración. Bo...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
—Gracias—dijo—. En serio. Pero no creo que haya alguna manera de salir
de esto. Ni siquiera...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
—Esta noche es nuestra última oportunidad de dejar a Ethan —dijo, de pie
en medio de la hab...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Elena sintió un poco pulso de orgullo de su carrera como Stefan se volvió
hacia Matt, para ...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
—¿Qué otros recursos tenemos? —preguntó Stefan, pensativo, caminando de
un lado a otro de l...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Los ojos de Elena y Stefan se reunieron. La cara de Stefan estaba en blanco y
controlado de...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Capítulo 5
Traducido por laurasoto
Corregido por Isane33
uando Stefan llamó a la puerta del...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Deslizó la mirada por Stefan, y luego desvió la mirada con desdén. Así de
sencillo, Stefan ...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Stefan inclinó la cabeza y se masajeó el puente de la nariz con el pulgar y el
índice. ¿Sie...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Estaba seguro de que lo haría, esa armadura de Damon se rompería. Damon
siempre hacia lo ne...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
—Bueno, he estado haciendo algunas investigaciones, y creo que tengo una
buena noticia —dij...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
tanta fuerza que podría romperlo, por lo que lo puso sobre el escritorio de James y
se afer...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
A pesar de la noticia de que había alguien más ahí fuera como ella, alguien
que podría ente...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Capítulo 6
Traducido por Xiime~
Corregido por Violet~
tefan, Elena y cinco hombres lobo obs...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Chad, como Zander, era uno de los hombres lobo que podía cambiar de forma
sin la influencia...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
era fuerte y centrado. Su estallido, vivo, salvaje y puro, se envolvía alrededor de
Stefan....
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Stefan sacudió su cabeza.
—Incluso con sus pines protegiéndolos del sol, no cazarían durant...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
La amiga de Matt, Chloe, recordó Stefan. Chloe, la primera chica que Matt
parecía importarl...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
—Para —dijo otra vez—. Stefan, Beth dijo lo mismo, que no quería lastimar a
nadie más, que ...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Capítulo 7
Traducido por krispipe
Corregido por Mewhiine
uando Elena y los demás entraron e...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Las fuertes manos de Meredith y Matt se cerraron sobre los brazos de Elena y
la arrastraron...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
del vampiro que te engendró parecía llamarte. Debía ser una agonía para Chloe
evitar arroja...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
El canto tartamudeó a su fin. Stefan se acercó y envolvió su mano alrededor
de la garganta ...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Un relámpago agrietó sobre sus cabezas, y él echó hacia atrás la cabeza y rió
con lo que so...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
Capítulo 8
Traducido por laurasoto
Corregido por Emi_93
lena no podía moverse. Se sentía en...
L.J. Smith Destiny Rising
Page
―No‖, pensó Elena, asustada, no estando dispuesta a dar la espalda a Stefan.
No había olvid...
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
10 the hunters destiny rising
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

10 the hunters destiny rising

1.280 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Entretenimiento y humor
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.280
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
18
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

10 the hunters destiny rising

  1. 1. L.J. Smith Destiny Rising Page
  2. 2. L.J. Smith Destiny Rising Page The Vampire Diaries L.J. Smith
  3. 3. L.J. Smith Destiny Rising Page Índice
  4. 4. L.J. Smith Destiny Rising Page Agradecimientos Moderadora de traducción Krispipe Staff krispipe sarahflowerz Laurasoto Pili Xiime~ Mewhiine Katiliz94 Isane33 Mais020291 Izzi AlDaRa Moderadora de Corrección MewHiine Staff Paola Salvatore Isane33 Tamis11 Karlix Alee Foster Sabina_Salvatore MewHiine Emi_93 Izzi Violet~ BUTY_MADDOX Recopilación y Lectura final MewHiine Karlix Laurasoto Stardust Diseño Hanna Jimenes & MewHiine
  5. 5. L.J. Smith Destiny Rising Page Sinopsis estinada para el peligro… Elena se ha enfrentado a un sin número de retos— escapando de la Dimensión Oscura, derrotando fantasmas, descubriendo que es un Guardián. Pero nada se compara con la elección entre los dos amores de su vida: Stefan y Damon Salvatore. Elena se ha reconciliado con Stefan, mientras que Damon, herido por el rechazo, se ha vuelto oscuro e impredecible. Ahora Elena se debate entre salvar el alma de Damon y mantenerse fiel a Stefan. Pero antes de que Elena pueda decidir a quién pertenece su corazón, el campus de la Universidad de Dalcrest se llena de vampiros decididos a resucitar a Klaus, el malvado Original que no se detendrá ante nada para destruir a Elena—y a todo el mundo cerca de ella. Mientras Elena aprende más sobre su destino como un Guardián, un protector contra el mal de la tierra, se da cuenta de que antes de poder derrotar a Klaus, tendrá que sacrificar a alguien cercano a ella. Elena debe decidir cuánto—y a quién—está dispuesta a renunciar antes de que sea demasiado tarde… D
  6. 6. L.J. Smith Destiny Rising Page Capítulo 1 Traducido por Krispipe Corregido por tamis11 uerido Diario, Anoche tuve un sueño terrible. Todo era como lo había sido sólo unas pocas horas antes. Estaba de vuelta en la cámara subterránea de la Sociedad Vitale, y Ethan me mantenía cautiva, su frío cuchillo estaba en mi garganta. Stefan y Damon nos miraban, sus rostros cautelosos, sus cuerpos tensos, esperando el momento en que uno de ellos fuera capaz de lazarse y salvarme. Pero yo sabía que iba a ser demasiado tarde. Sabía que, a pesar de su velocidad sobrenatural, Ethan me cortaría la garganta y yo moriría. Había tanto dolor en los ojos de Stefan. Me rompió el corazón saber cuánto lo dañaría mi muerte. Odiaba morir sin que Stefan supiera que lo había elegido a él, sólo él—que toda mi indecisión había quedado detrás de nosotros. Ethan me atrajo aún más cerca, su brazo tan fuerte e inflexible como una banda de acero en mi pecho. Sentí el frío filo del cuchillo morder mi carne. Luego, sin advertencia Ethan cayó, y Meredith estaba allí parada, con el cabello ondeando tras ella, su cara tan salvaje y decidida como la de una diosa vengativa, su bastón aún levantada del golpe que ella había puesto en su corazón. Debería haber sido un momento de alegría y alivio. En la vida real, era: el momento cuando supe que iba a vivir, cuando estaba a punto de encontrarme a salvo en los brazos de Stefan. Pero en el sueño, el rostro de Meredith era borrado por un destello de luz de puro color blanco. Me sentí enfriándome, mi cuerpo congelándose, mis emociones ahogadas en una Q
  7. 7. L.J. Smith Destiny Rising Page calma fría. Mi humanidad se desvanecía, y algo duro e inflexible y…otro…estaba tomando su lugar. En el fragor de la batalla, me había permitido olvidar lo que James me había contado: que mis padres me habían prometido a los Guardines; que estaba destinada a convertirme en uno de ellos. Y ahora ellos habían venido a reclamarme. Me desperté aterrorizada. Elena Gilbert hizo una pausa y levantó la pluma de la página de su diario, reacia a escribir más. Poner en palabras lo que más temía lo haría sentir más real. Miró alrededor de su dormitorio, su nuevo hogar. Bonnie y Meredith se habían ido mientras Elena dormía. Las cubiertas de Bonnie estaban echadas hacia atrás, y su portátil ya no estaba. El lado de la habitación de Meredith, por lo general cuidadosamente organizado, mostraba evidencias de cómo de agotada debía estar Meredith: la ropa manchada de sangre que había usado para combatir contra Ethan y sus seguidores vampiros había quedado en el suelo. Sus armas estaban esparcidas sobre la cama, mayormente empujadas hacia un lado, como si la joven cazadora de vampiros se hubiera acurrucado entre ellas para dormir. Elena suspiró. Tal vez Meredith entendería cómo se sentía Elena. Ella sabía lo que era tener un destino decidido para ti, descubrir que tus propias esperanzas y sueños no significaban nada al final. Pero Meredith había abrazado su destino. No había nada más importante para ella ahora, o que amara más, que ser una cazadora de monstruos y mantener a los inocentes a salvo. Elena no creía que pudiera encontrar el mismo tipo de alegría en su nuevo destino. No quiero ser un Guardián, escribió miserablemente. Los Guardianes mataron a mis padres. No creo que pueda superar eso. Si no fuera por ellos, mis desinteresados padres estarían todavía vivos y yo no estaría constantemente preocupada por las vidas de la gente a la que quiero. Los Guardianes sólo creen en una cosa: la Orden. Sin Justicia. Sin amor. No quiero ser así. No quiero ser uno de ellos. Pero, ¿tengo otra opción? James lo hizo sonar como si convertirse en Guardián era sólo algo por lo que iba a pasar, algo que no sería capaz de evitar. Los poderes se manifestarían de pronto, y yo iba a cambiar, lista para las horribles cosas que vengan después.
  8. 8. L.J. Smith Destiny Rising Page Elena se frotó la cara con el dorso de la mano. Incluso después de su largo sueño, sus ojos se sentían arenosos y tensos. No se lo he contado a nadie todavía, escribió. Meredith y Damon sabían que estaba molesta después de ver a James pero no me preguntaron que me contó. Sucedió tanto en la pasada noche que nunca tuve la oportunidad de contarles. Tengo que hablar con Stefan de esto. Sé que cuando lo haga, todo empezará a sentirse…mejor. Después de que Stefan y yo rompimos, Damon me hizo ver la decisión que necesitaba tomar. Una ruta conducía a la luz del día con la posibilidad de ser una chica normal, con una vida casi-normal y casi-humana. La segunda en la noche, Poder envolvente, aventura, y toda la emoción que la oscuridad puede sostener, con Damon. Elegí la luz, opté por Stefan. Pero si estoy destinada a convertirme en un Guardián, ¿es el camino de la oscuridad y el Poder inevitable? ¿Voy a poder hacer que puede hacer lo impensable—acabar con la vida de personas tan amorosas y puras como mis padres? ¿Qué tipo de chica normal podría ser, como un Guardián? Elena se sacudió de sus pensamientos por el sonido de una llave en la puerta. Cerró el diario cubierto de terciopelo y lo metió rápidamente bajo su colchón. Hola , dijo cuándo Meredith entró en la habitación. Hola dijo Meredith, sonriéndole. Su amiga de pelo oscuro no podía haber conseguido tener más que unas pocas horas de sueño—había estado fuera cazando vampiros con Stefan y Damon después de que Elena se había ido a la cama, y se había ido antes de que Elena se hubiera despertado—pero se veía fresca y alegre, sus ojos grises brillantes y sus mejillas ligeramente enrojecidas. Alejando deliberadamente su propia ansiedad, Elena le sonrió. ¿Salvando al mundo todo el día, superhéroe? . Preguntó Elena, burlándose de ella sólo un poco. Meredith levantó una delicada ceja. En realidad dijo sólo acabo de llegar de la sala de lectura de la biblioteca. ¿No tienes ningún trabajo? Elena sintió sus ojos ensanchándose. Con todo lo que había estado sucediendo, no había estado realmente pensando en sus clases. Había disfrutado de sus cursos de la universidad hasta ahora, y había sido una estudiante de cuadro
  9. 9. L.J. Smith Destiny Rising Page de honor en la escuela secundaria, pero últimamente diferentes partes de su vida habían tomado el mando. ¿Tenía algún trabajo? Qué importa, ¿no? La idea era pesada y desalentadora. Si tengo que ser un Guardián, la universidad no hará ninguna diferencia. Hey dijo Meredith, claramente malinterpretando la súbita expresión de consternación de Elena. Meredith se adelantó y tocó su hombro con dedos fríos y fuertes. No te preocupes por eso. Vas a llegar a la cima de todo. Elena tragó saliva y asintió. Absolutamente dijo, forzando una sonrisa. Tuve un poco de salvar el mundo ayer por la noche con Damon y Stefan, sin embargo ―dijo Meredith, casi con timidez Matamos cuatro vampiros en el bosque en el borde del campus . Alzó su bastón de cazadora de vampiros con cuidado de la cama y envolvió su mano alrededor de su suave centro. ―Se siente muy bien dijo . Hacer para lo que he sido entrenada. Para lo que nací. Elena se estremeció un poco ante esto: ¿Para qué nací? Pero había algo que tenía que decir a Meredith que no le había dicho la noche anterior. Me salvaste, también dijo Elena simplemente. Gracias. Los ojos de Meredith se calentaron. En cualquier momento dijo a la ligera. Te necesitamos alrededor ya sabes . Volteó a abrir el estrecho estuche negro para su bastón y lo puso dentro. Voy a encontrarme con Stefan y Matt de vuelta en la biblioteca y ver si podemos sacar los cuerpos fuera de la habitación secreta de los Vitale. Bonnie dijo que su hechizo de ocultación no duraría mucho tiempo, y ahora que es de noche hay que deshacerse de ellos. Elena sintió una punzada de ansiedad en el pecho. ¿Y si los otros vampiros han vuelto? Preguntó. Matt nos dijo que pensaba que había más de una entrada―Meredith se encogió de hombros. ―Por eso estoy cogiendo el bastón dijo . No hay muchos de los vampiros de Ethan, y la mayoría son bastante nuevos. Stefan y yo podemos manejarlos. - ¿Damon no va con ustedes? Preguntó Elena, subiendo a la cama.
  10. 10. L.J. Smith Destiny Rising Page Pensé que tú y Stefan estaban de nuevo juntos—dijo Meredith. Fijó a Elena con una mirada burlona. Lo estamos —dijo Elena, y sintió que su cara se calentaba. A menos eso creo. Sólo estoy tratando de…no hacer nada que estropeé eso ahora. Damon y yo somos amigos. Espero. Sólo pensé que Damon estaba contigo antes, cazando vampiros. Los hombros de Meredith se relajaron. ―Sí, él estaba con nosotros ―dijo con tristeza Disfrutó de la lucha pero se puso más reservado mientras la noche vino. Parecía un poco… Ella vaciló No sé, cansado tal vez . Meredith se encogió de hombros y su voz se aligeró. Conoces a Damon. Él sólo va a ser útil en sus propios términos. Alcanzando su chaqueta, Elena dijo: Voy contigo . Quería ver a Stefan, verlo sin Damon. Si va a intentar tomar este camino de luz natural con Stefan – Guardián o no – entonces tenía que traer sus secretos a la luz, y frente a Stefan si nada que ocultar. Cuando Elena y Meredith llegaron a la biblioteca, Stefan y Matt estaban ya allí, esperando en la habitación casi desnuda con las palabras Oficina de Investigación pintadas en su puerta. Stefan encontró los ojos de Elena con una pequeña sonrisa seria, y ella de repente se sintió tímida. Lo había puesto a través de un montón de cosas las últimas semanas, y habían estado separados tanto últimamente que casi se sentí como si estuvieran empezando de nuevo. Junto a él, Matt tenía un aspecto horrible. Estirado y pálido, su rostro estaba sombrío y sostenía una gran linterna en su mano. Sus ojos estaban tristes y angustiados. Mientras que la destrucción de los vampiros Vitale había sido una victoria para los demás, los vampiros habían sido amigos de Matt. Él había admirado a Ethan, pensando que era humano. Elena se deslizó junto a él y le apretó el brazo, tratando de tranquilizarlo silenciosamente. Su brazo se tensó en el de ella, pero se movió un poco más cerca de ella. Vamos abajo, entonces , dijo Meredith con fuerza. Ella y Stefan hicieron rodar la pequeña alfombra en el centro de la habitación para revelar la trampilla debajo, que todavía estaba cubierta con hierbas esparcidas para bloquear y hechizos de protección que Bonnie había lanzado a toda prisa la noche pasada. Ellos fueron capaces de levantar la puerta con facilidad, sin embargo. Al parecer el hechizo había dejado de funcionar.
  11. 11. L.J. Smith Destiny Rising Page Mientras los cuatro desfilaron en tropel por las escaleras, Elena miró a su alrededor con curiosidad. La noche anterior, habían estado en tal estado de pánico por salvar a Stefan que no había observado realmente gran parte de su entorno. El primer tramo de escaleras era bastante simple, de madera y un poco desvencijadas, y llevaba a un piso lleno de filas y filas de estanterías. Estanterías de la Biblioteca musitó Meredith . Camuflaje. El segundo tramo era similar, pero cuando Elena pisó el primer escalón, no se sacudió ligeramente bajo sus pies de la manera en que el tramo anterior lo había hecho. La barandilla era suave bajo su mano, y cuando llegó al rellano, un largo pasillo vacío se extendía en la oscuridad en ambas direcciones. Hacía más frío aquí, y ya que dudaron un momento en el rellano, Elena se estremeció. Impulsivamente, metió su mano entre las de Stefan mientras empezaban a bajar el tercer tramo. Él no la miró, sus ojos estaban centrados en las escaleras delante de ellos, pero después de un momento sus dedos se cerraron alrededor de los de ella tranquilizadoramente. La tensión fluyó fuera del cuerpo de Elena con su toque. Todo va a estar bien, pensó ella. El tercer tramo de escaleras era sólido y estaba hecho de una madera pulida pesada y oscura que brillaba bajo las tenues luces. La barandilla estaba torcida con tallas. Elena pudo ver la cabeza de una serpiente, el cuerpo alargado de un zorro corriendo velozmente, y otras formas que eran más difíciles de distinguir de pasada. Cuando llegaron a la parte inferior del último tramo, se enfrentaron a las puertas dobles elaboradamente talladas que conducían a la sala de reunión de los Vitales. El diseño seguía los mismos motivos que había vislumbrado en el pasamanos: animales corriendo, serpientes retorcidas y curvados símbolos místicos. En el centro de cada puerta había una estilizada V. Las puertas estaban encadenadas cerradas, como ellos las habían dejado. Stefan se acercó con la mano que no sujetaba a Elena y fácilmente tiró de la cadena aparte, colocándola al lado de las puertas con un fuerte ruido. Meredith lanzó las puertas abiertas de par en par. El espeso, cobrizo olor de la sangre salió a su encuentro. La habitación apestaba a muerte. Matt sostuvo la linterna firmemente mientras Meredith buscó el interruptor de la luz. Por último, la escena ante ellos estaba iluminada: el altar del a parte delantera de la habitación yacía de costado, el cuenco de sangre estaba estrellado a unos metros de distancia. Antorchas apagadas habían dejado largas filas de humo
  12. 12. L.J. Smith Destiny Rising Page negro y grasiento untado en las paredes. Cuerpos de vampiros yacían lánguidamente en charcos de pegajosa sangre medio seca, sus gargantas desgarradas por los colmillos de Damon o Stefan, o sus torsos perforados por el bastón de Meredith. Elena miró con ansiedad el rostro pálido de Matt. Él no había estado aquí para la lucha, no había visto la masacre. Y él había conocido a estas personas, conocido esta habitación cuando estaba decorada para una celebración. Ojos escanearon la habitación, Matt tragó visiblemente. Después de un momento, frunció el ceño y habló, su voz delgada. ¿Dónde está Ethan? Los ojos de Elena volaron al lugar ante el altar donde Ethan, el líder de los vampiros Vitale, había sostenido un cuchillo en su garganta. El lugar donde Meredith lo había matado con su bastón. Meredith hizo un suave sonido de negación. El suelo estaba oscuro con la sangre de Ethan, pero su cuerpo no estaba en ninguna parte para ser encontrado.
  13. 13. L.J. Smith Destiny Rising Page Capítulo 2 Traducido por Sarahflowerz Corregido por Sabina_Salvatore angre caliente, dulce y deseo, llenó la boca de Damon e inflamó sus sentidos. Acarició suavemente a la chica, cabello dorado con una mano mientras presionaba su boca más firmemente en su cremoso cuello. Debajo de su piel, él pudo sentir su sangre palpitando con el estable latido de su corazón. Él señaló su esencia dentro de él con esplendor, tragos para saciar la sed. ¿Por qué paró alguna vez de hacer esto? Él supo por qué, por supuesto: Elena. Siempre, por el año pasado, Elena. Por supuesto él todavía ocasionalmente había usado su poder para coaccionar víctimas en contra de su voluntad. Pero lo había hecho con la inconfortable consciencia que Elena desaprobaría, escarmentado con la imagen de sus ojos azules, seria y sabiendo, aprestándole y encontrándolo queriendo. No lo suficientemente bueno, no en comparación con su mascador de ardillas hermano bebé. Y cuando parecía que Stefan y Elena se podrían hacer una buena, que él debería ser el único que terminara con su dorada princesa después de todo, había dejado de beber sangre fresca. En vez él había bebido frío, insípido sabor de sangre vieja de los donantes del hospital. Él había incluso probado la repugnante sangre animal de la que su hermano vivía. El estómago de Damon había girado a su recuerdo, y tomó un profundo, refrescante trago de la gloriosa sangre de la chica. Esto era lo que significaba ser un vampiro: tenías que tomar en vida, vida humana, para seguir tu propia vida sobrenatural. S
  14. 14. L.J. Smith Destiny Rising Page Cualquier cosa más –la sangre muerta en bolsas almacenadas o la sangre de animales- te mantiene sólo una sombra de ti mismo, tu poder decayendo. Damon no olvidaría eso de nuevo. Se había perdido a sí mismo, pero ahora estaba encontrado. La chica se movió en sus brazos, hacienda un sonido interrogatorio, y él le envió una calmante dosis de poder, haciéndola flexible y quieta una vez más. ¿Cuál era su nombre? ¿Tonya? ¿Tabby? ¿Tally? Él no iba a herirla, de todas formas. No permanentemente. Él no había herido a nadie del que se hubiera alimentado – no mucho, no cuando él estaba en su mente correcta- por mucho tiempo. No, la chica dejaría el bosque y volvería a su casa de hermandad con nada peor que una leve temporada de mareo y una vaga memoria de pasar la tarde con un fascinante hombre cuya cara no pudo recordar bien. Ella estaría bien. ¿Y si él la hubiera escogido por su largo cabello dorado, ojos azules, y cremosa piel recordándola a Elena? Bueno, ese no era el asunto de nadie excepto del propio Damon. Por último la liberó, caballerosamente estabilizándola en sus pies cuando ella se tambaleó. Ella era deliciosa –nada como la sangre de Elena, pensó, lejos de ser tan rica y embriagadora- pero tomando más sangre esta noche habría sido imprudente. Ella era una chica linda, ciertamente. Él ordenó su pelo cuidadosamente sobre sus hombros, escondiendo las marcas de su cuello, y ella parpadeó hacia él con encandilados, abiertos ojos. Esos ojos estaban mal, maldita sea. Deberían ser más oscuros, un claro lapislázuli, y decorado con pesadas pestañas. Y el pelo era, ahora que él lo miró de cerca, obviamente teñido. La chica lo sonrió vacilante, insegura. —Mejor que vayas de vuelta a tu habitación— dijo Damon. Envió un poder de corriente de mando hacia ella, y continuó. —No recordarás después que me conociste. No sabrás qué pasó. —Mejor que vuelva— hizo eco, su voz errónea, el timbre erróneo, el tono erróneo, no correcto del todo. Su cara se iluminó. —Mi novio me está esperando— añadió. Damon sintió que algo de su interior chasqueó. En una fracción de segundo, él empujó a la chica rudamente de vuelta a él. Sin ningún cuidado o fineza, él rasgó de vuelta a su garganta, tragando su rica y caliente sangre furiosamente. Él estaba castigándola, se dio cuenta, y tomando placer en ello. Ahora que ella no estaba más tiempo debajo de su esclavitud, ella gritó, luchó, pulsando contra su espalda con sus puños. Damon la clavó con un brazo y
  15. 15. L.J. Smith Destiny Rising Page expertamente hizo sus colmillos hacia dentro y hacia fuera de su cuello para agrandar la mordida, bebiendo más sangre, más rápido. Sus golpes se fueron debilitando y ella se balanceó en sus brazos. Cuando se volvió lánguida, él la soltó, y ella aterrizó en el suelo del bosque con un ruido sordo. Por un momento, miró a los oscuros árboles que lo rodeaban, escuchando al chirrido constante de los grillos. La chica descansaba sin movimiento en sus pies. Aunque él no había necesitado respirar por más de quinientos años, él estaba jadeando, casi vertiginoso. Tocó sus propios labios y trajo su mano de vuelta roja y goteando. Había pasado un largo tiempo desde que él había perdido su control así. Cientos de años, probablemente. Miró hacia abajo y movió el cuerpo a sus pies. La chica lucía muy pequeña ahora, su cara serena y vacía, pestañas oscuras contra sus pálidas mejillas. Damon no estaba seguro de si ella estaba viva o muerta. Se dio cuenta de que no quería descubrirlo. Retrocedió unos cuantos pasos de la chica, sintiéndose extrañamente indeciso, y entonces se dio la vuelta y corrió, rápido y silencioso a través de la oscuridad del bosque, escuchando sólo el golpeteo de su propio corazón. Damon siempre había hecho lo que quería. Sintiéndose mal sobre lo que era natural para un vampiro, que era para alguien como Stefan. Pero mientras corría, una sensación inusual en el pozo de su estómago lo molestaba, algo que se sintió más que un poco de culpa. *** —Pero dijiste que Ethan estaba muerto— dijo Bonnie. Sintió que Meredith se encogió detrás de ella y se mordió la lengua. Por supuesto Meredith sería sensible sobre la posible supervivencia de Ethan; ella lo había matado, o pensaba que lo había hecho. La cara de Meredith era dura y guardada ahora, revelando nada. —Debería haber cortado su cabeza para asegurarme— dijo Meredith, barriendo su linterna eléctrica de lado a lado para iluminar las paredes de piedra del túnel. Bonnie asintió para sí misma, dándose cuenta de algo que debería haber adivinado: Meredith estaba enfadada. La llamada de Meredith alertando a Bonnie de la desaparición de Ethan había venido mientras Bonnie y Zander estaban teniendo una cena tarde en la unión de
  16. 16. L.J. Smith Destiny Rising Page estudiantes. Había sido una dulce, fácil cita: hamburguesas y Coca-colas y Zander gentilmente capturando su pie entre los suyos grandes debajo de la mesa mientras él a escondidas le robaba una patata frita. Y ahora, aquí ella y Zander estaban, buscando vampiros en un túnel subterráneo secreto debajo del campu con Meredith y Matt. Elena y Stefan estaban haciendo lo mismo en los bosques de alrededor del campus por encima. No es la cita más romántica que tuvimos juntos, Bonnie pensó con un encogimiento de hombros resignado. Pero dicen que las parejas deberían compartir sus hobbies. Matt, caminando a lo largo del otro lado de Meredith, parecía sombríamente determinado, con la mandíbula apretada y los ojos fijos al frente por el túnel largo y oscuro. Bonnie se sintió apenada por él. Toda la tensión que el resto de ellos sentían tenía que ser cien veces peor para Matt ahora mismo. — ¿Estás con nosotras, Matt?—Meredith preguntó, aparentemente leyendo la mente de Bonnie. Matt suspiró y se masajeó en la parte posterior de su cuello con una mano, como si sus manos estuvieran tensas y rígidas. —Sí, estoy con vosotras— Se detuvo y respiró. —Excepto… Se detuvo y entonces comenzó de nuevo. —Excepto que hay algunos de ellos que podemos ayudar, ¿cierto? Stefan nos podía haber enseñado cómo ser vampiros que no dañan a la gente. Incluso Damon cambió ¿no? Y Chloe…— Sus mejillas de iluminaron con emoción. —Ninguno de ellos se merece esto. Ellos no sabían en lo que se estaban metiendo. —No—Meredith contestó, tocando ligeramente el codo de Matt con una mano — No lo hacían. Bonnie sabía que Matt era amigo de Chloe, la joven de cara dulce, pero estaba empezando a entender que él había sentido mucho más que eso. ¡Qué terrible saber que Meredith podría tener que empujar una estaca en el pecho de alguien que estaba cayendo enamorado, y lo aún peor saber que era lo correcto! Zander tenía una expresión suave en sus ojos, y Bonnie se dio cuenta de que estaba pensando lo mismo. La tomó de la mano, sus dedos largos fuertes se envolvieron alrededor de los de ella, y Bonnie se acurrucó un poco más contra él. Pero el doblar una curva en el túnel oscuro, Zandar de repente dejó ir a Bonnie y dio un paso protectoramente delante de Meredith mientras ella levantó la
  17. 17. L.J. Smith Destiny Rising Page estaca. Bonnie, por poco detrás de los otros, no vio las dos figuras entrelazadas contra la pared hasta que ya estaban separándose. No, no como amantes entrelazados, se dio cuenta, pero un vampiro aferrado a su víctima. Matt se puso rígido, mirándolos, y dejó escapar un suave sonido involuntario de sorpresa. Hubo un repentino gruñido y un destello de dientes blancos en la oscuridad del vampiro, una chica no más alta que Bonnie, empujó violentamente a la víctima. Cayó al suelo a sus pies. Bonnie rodeó a Zander, manteniendo un ojo atento sobre el vampiro, que estaba acurrucado ahora contra la pared. Ella se estremeció involuntariamente a la mirada del vampiro, la mirada salvaje y feroz en los ojos oscuros fijos sobre ella, pero siguió su camino hasta que pudo ponerse de rodillas al lado de la víctima y llegar a comprobar su pulso. Era firme, pero estaba sangrando bastante mal, se quitó la chaqueta y se la apretó contra su garganta para restañar la sangre. Le temblaban las manos y se concentró en calmarlas, haciendo lo que había que hacer. Bajo los párpados del joven, podía ver sus ojos moviéndose rápidamente hacia atrás y hacia delante como si estuviera atrapado en un mal sueño, pero se quedó inconsciente. Bonnie se recordó que la chica vampira estaba mirando a Meredith ahora. Su cuerpo se tensó para luchar o huir. Ella se encogió a Meredith mientras que ella se acercó más, bloqueándola. Meredith levantó la estaca alto, dirigiéndolo hacia el pecho de la muchacha. —Espera— dijo la chica con voz ronca, con las manos extendidas. Ella miró más allá de Meredith y pareció ver a Matt por primera vez. —Matt— dijo. — Ayúdame. Por favor. —Ella lo miraba fijamente, concentrándose de forma visible, y Bonnie se dio cuenta con un sobresalto de que el vampiro estaba tratando de usar el poder para hacer que Matt haga lo que ella quería. No estaba funcionando, sin embargo, ella no tenía que ser lo suficientemente fuerte todavía, y después de un momento puso sus ojos en blanco y ella se recostó contra la pared. —Beth, queremos darte una oportunidad—Matt dijo al vampiro. — ¿Sabes qué le pasó a Ethan? La chica negó con la cabeza enfáticamente, su largo cabello volando a su alrededor. Tenía los ojos parpadeando de ida y vuelta entre Meredith y el túnel detrás de ella, y ella subió hacia los lados. Meredith la siguió, moviéndose más cerca, la estaca apretada contra el pecho del vampiro.
  18. 18. L.J. Smith Destiny Rising Page —No podemos solo matarla—le dijo Matt a Meredith, una ligera nota desesperada en su voz. —No si hay otra opción. Meredith soltó un bufido de incredulidad y en ángulo aún más cerca del vampiro. Beth, así la había llamado, le enseñó los dientes en un gruñido silencioso. —Espera un segundo— dijo Zander, y caminó sobre el inconsciente cuerpo de la víctima de Beth, rozando a Bonnie. Antes de que Bonnie realmente entendiera lo que estaba pasando, Zander había empujado a Beth lejos de Meredith y la presionó sobre la pared del túnel. —Hey!—Meredith dijo indignada, y entonces frunció el ceño en confusión. Zander estaba mirando fijamente en los ojos de Beth, su cara seria y calmada. Ella estaba mirándolo de vuelta, sus ojos inquietos ahora, su respiración pesada. — ¿Sabes dónde está Ethan?—Zander preguntó en una baja, calmada voz, y Bonnie sintió como si algo, alguna ráfaga invisible de poder, volara entre ellos. En un segundo, la cautelosa cara de Beth se vació de toda expresión. —Él se está escondiendo en la casa al final de los túneles— dijo. Su voz sonó medio dormida, desconectada de sus pensamientos. — ¿Hay ahí otros vampiros con él?—Zander preguntó, sus ojos manteniéndose firmes en ella. —Sí— dijo Beth. —Todo el mundo se está quedándose ahí hasta el equinoccio. Y hasta cuando todas las esperanzas de Ethan estén cumplidas. Dos días, pensó Bonnie. Los otros le habían dicho que Ethan había intentado resucitar a Klaus, el vampiro original. Ella se estremeció ante la idea. Klaus había sido aterrador, una de las cosas más difíciles que jamás había visto. Pero, ¿podría realmente hacerlo? Ethan no había recibido sangre de Stefan y Damon, y él no podía hacer el hechizo de resurrección sin ella. ¿Podría? —Pregúntale como son sus defensas— dijo Meredith, siguiendo el programa. — ¿Está él bien defendido?—Zander preguntó. La cabeza de Beth tiró en un gesto rígido, como si un titiritero invisible hubiera retirado sus cadenas. —No se puede llegar a él— dijo en esa monótona voz. —Está escondido, y cada uno de nosotros daríamos la vida para protegerlo.
  19. 19. L.J. Smith Destiny Rising Page Meredith asintió, claramente sopesando las palabras de su siguiente pregunta, pero Matt interrumpió: —¿Podemos salvarla? —preguntó, y el dolor en su voz hizo que Bonnie se inmute. —Tal vez si ella no tuviera tanta hambre... Zander se enfocó más fuertemente en Beth, y Bonnie sintió de nuevo una ola de poder emanando de él. — ¿Quieres herir a la gente, Beth?— preguntó silenciosamente. Beth se rió entre dientes, un sonido rico y oscuro, aunque su cara se quedó sin expresión insulsa. Esa risa fue la primera emoción que había mostrado desde que Zander había encantado en cierto modo su inexpresividad y la verdad. —Yo no quiero hacer daño, yo quiero matar— dijo ella, con una diversión dura en su tono. —Nunca me he sentido tan viva. Zander retrocedió con una rápida gracia animal. Al mismo tiempo Meredith suavemente se disparó hacia delante, empujando su estaca a través del corazón de Beth. Después de que el ruido de desgarro de madera a través de la carne, Beth bajó sin hacer ruido. El jadeo de Matt rompió el silencio, sorprendido, poco ruido de dolor. En las rodillas de Bonnie, la víctima de Beth agitada, con la cabeza girando de un lado a otro. Bonnie le dio una palmadita tranquilizadora automáticamente con la mano que no estaba manteniendo la presión sobre las heridas de su cuello. —Está bien— dijo ella en voz baja. Meredith se giró hacia Matt desafiante. —Tenía que hacerlo— dijo. Matt bajó la cabeza, con los hombros caídos. —Lo sé— respondió. —Créeme, lo sé. Es sólo que...— Se movió de un pie al otro. —Ella era una buena chica, antes de que esto le sucediera a ella. —Lo siento— dijo Meredith en voz baja, y Matt asintió con la cabeza sin dejar de mirar al suelo. Luego Meredith se volvió hacia Zander. — ¿Qué fue eso?— preguntó. —¿Cómo llegaste a hacerle hablar? Zander se sonrojó un poco.
  20. 20. L.J. Smith Destiny Rising Page —Um... Bueno— dijo, y se encogió de hombros tímidamente.—Hay una cosa que algunos de nosotros, los hombres lobo originales pueden hacer, si hemos practicado. Podemos hacer que la gente diga la verdad. No funciona para todos, pero me pareció que valía la pena intentarlo. Bonnie lo miró con curiosidad. —No me dijiste eso—dijo. Zander se dejó caer hacia abajo sobre sus rodillas y se enfrentó a ella a través de víctima inconsciente de Beth. Sus ojos estaban muy abiertos y sinceros. —Lo siento— dijo. —Honestamente, no pensaba en eso. Es sólo una de las extrañas pequeñas cosas de lo que podemos hacer. El tipo de sangrado inconsciente parecía haber disminuido, y Bonnie se sentó sobre los talones. Zander enarcó las cejas, mirando esperanzado, y ella le devolvió la sonrisa. Tendría que averiguar lo que estas otras —pequeñas cosas— eran, supuso. —Parece que eso es algo que podría ser muy útil— dijo, y observó que el rostro de Zander se relaja en una sonrisa alegre soleado. Meredith se aclaró la garganta. Ella seguía mirando Matt, sus ojos llenos de simpatía, pero su voz era seca. —Tenemos que conseguir a todos juntos tan pronto como sea posible. Si Ethan todavía está tratando de resucitar a Klaus, tenemos que llegar a un plan ahora. Klaus. La piedra del suelo del túnel debajo de las rodillas de Bonnie estaba repentinamente helada. Klaus era oscuridad, la violencia y el miedo. Ellos sólo lo habían derrotado de nuevo en Fell’s Church por una intervención extraordinaria, por los fantasmas nacientes de Fell’s Church en su contra. Eso no era algo que sería capaz de recrear. ¿Qué podrían hacer ahora? Bonnie cerró los ojos por un segundo, mareada. Podía imaginar vívidamente cómo la oscuridad se elevaba desde debajo de ellos, espeso y asfixiante, deseosos de consumirlos. Algo malo iba a venir.
  21. 21. L.J. Smith Destiny Rising Page Capítulo 3 Traducido por laurasoto Corregido por tamis11 lena enlazó sus dedos a través de los de Stefan, emocionado incluso por este pequeño detalle. Se sentía como si hubiera pasado tanto tiempo desde que habían estado a solas, tanto tiempo que no había estado aún lo suficientemente cerca de Stefan para que le tocase. Toda esta tarde se había encontrado apoyado contra su costado, rozando su pulgar sobre sus nudillos, envolviendo su brazo alrededor de su cintura, trazando con el dedo a lo largo de su clavícula: cualquier pequeño detalle que pudiera tener. Cualquier cosa para sentir la realidad simple y satisfactoria de Stefan, aquí con ella por fin. Era una noche de agradable temperatura, y no había musgo suave bajo los pies. Una brisa agitaba las hojas de los árboles del bosque a su alrededor, ya través de las ramas de los árboles que podían vislumbrar un cielo lleno de estrellas. Tenía todos los elementos de un paseo romántico a través del bosque, excepto por el hecho de que estaban en busca de vampiros sedientos de sangre. —No siento nada —dijo Stefan. Su mano era tranquilizadora apretando alrededor de la de ella, pero sus ojos verdes oscuros celebró una mirada lejana, y Elena sabía que él estaba usando su poder para explorar el bosque. —No hay vampiros ni nadie en el dolor o miedo, por lo que yo puedo decir. Yo no creo que haya nadie a su alrededor. —Vamos a seguir buscando, sin embargo. Por si acaso —instó Elena. Stefan asintió. Había Límites a la búsqueda de Stefan: alguien mucho más fuerte que él podría ocultarse de ella, alguien mucho más débil podría no captar su atención. Y de algunas criaturas, como hombres lobo, no podía sentir nada. —Yo sé que no debería estar pensando en esto con todo lo que está pasando, pero lo único que E
  22. 22. L.J. Smith Destiny Rising Page quiero es estar a solas contigo —confesó Elena en voz baja—. Las cosas están sucediendo muy rápido. Si Ethan trae a Klaus de vuelta. . . se siente como que podríamos no tener mucho tiempo. —Stefan soltó la mano de Elena y le tocó la cara suavemente, sus dedos cepillaban sus mejillas y la curva de la ceja, un fantasma pulgar por los labios. Sus ojos oscurecidos por la pasión, y él sonrió. Luego la besó, suavemente al principio. Oh, Elena pensó, y entonces, sí. Como si hubiera estado esperando su confirmación, los besos de Stefan se volvieron más apasionados. Su mano en un puño suavemente en su pelo, y se movieron hacia atrás hasta que estuvo presionada contra un árbol. La corteza era áspera contra sus hombros desnudos, pero Elena no tenia cuidado, ella sólo besó ferozmente a Stefan, con avidez. Esto está bien, pensó Elena. Esto es como volver a casa, y ella sintió a Stefan de acuerdo y la fuerza de su amor. Sí, pensó, y más. Sus mentes entrelazadas y Elena se relajó en la espiral lenta corriente de pensamientos y emociones de Stefan. No era amor no-sólido, amor, y había una constante contusión estable como dolor de pesar por el tiempo que habían perdido. Más fuerte de todo, no había una sensación de alivio, de gozo. No sé cómo viviría sin ti, Stefan pensó para ella. Yo no podría vivir para siempre, sabiendo que no eras mía. En el pensamiento de siempre, un repiqueteo de ansiedad disparó a través de Elena. A menos que tuviera una muerte violenta, siempre fue un hecho para Stefan. Él se encendería, no envejece y hermoso, siempre tendría dieciocho. ¿Y Elena? ¿Envejecería y moriría con Stefan eternamente joven a su lado? No dudaba de que se quedara con ella, no importa qué. Había otras posibilidades. Ella había sido una vez un vampiro, y ella había sufrido, siendo separada de sus amigos y de la familia, separado del mundo de los vivos. Ella sabía que Stefan no desearía esa vida para ella. Pero era una opción, aunque nunca se habló sobre ella. Su mente se refirió a una determinada botella escondida en el fondo de su armario en su casa, y evitado de nuevo. Había robado una botella de agua de la vida eterna de la Guardianes cuando ella y sus amigas habían viajado en la Dimensión Oscura. Su existencia, y la elección que le ofrecía, estaban siempre en los bordes de su mente. Pero ella no estaba lista para tomar esa decisión, para poner fin a su vida mortal. Todavía no. Seguía creciendo, seguía cambiando. ¿Era la Elena de ahora la persona que ella quería ser para el resto de su vida? Ella era tan defectuosa, por lo inacabado. Beber el agua de la vida eterna, o convertirse en un vampiro, cerraría las puertas para Elena, no estaba lista para cerrarlo todavía. Quería quedarse humano. Le dolía por dentro, que: ¿Estaría humano ahora? ¿Podía ser humano, si tenía que convertirse en un tutor? Todo esto se consideraba
  23. 23. L.J. Smith Destiny Rising Page en un rincón privado de su mente mientras la mayor parte de ella esta centrándose en las sensaciones de los dulces labios de Stefan y su cuerpo contra el de ella y el constante hilo de amor que pasa entre ellos. Sus emociones deben haber roto a través de Stefan, sin embargo, éste respondió. Lo que quieras, Elena, pensó para ella, suave y tranquilizador. Voy a estar con ustedes. Para siempre. Sin importar el tiempo que podría ser para ti. Ella sabía que eso significaba que Stefan entendería aunque ella decidiera vivir una vida natural, envejecer y morir. Y no habría razones para hacerlo. Stefan y Damon ambos habían perdido algo, nunca envejecer, nunca cambiar. Ellos sintieron que parte de su humanidad se ha ido. Pero ¿cómo iba a abandonarlo algún día si se enfrentan a Stefan? No podía imaginar morir de nuevo, muriendo y dejándolo detrás a él. Elena le presiona de nuevo con más fuerza contra la áspera corteza del árbol y besó a Stefan difícilmente, se sentía más intensamente viva con el casi doloroso contraste de sensaciones. Luego se retiró. Ella había guardado mucho de Stefan desde que había llegado a Dalcrest. Ella no iba a ir por ese camino otra vez, no iba a quererlo mientras le bloqueo partes de su vida. —Hay algo que tengo que decir—dijo— Tienes que saber todo. Yo no puedo: no puedo esconder cosas de ti, ahora no—. Stefan frunció el ceño interrogativamente y ella bajó la mirada hacia su mano en contra de su camisa mientras se retorcía el tejido nervioso. —James me dijo algo ayer, antes de la pelea —exclamó ella—. Yo no soy quien pensé que era, no exactamente. Los Guardianes eligieron a mis padres, me hicieron y mis padres se suponía que me entregaran cuando yo tenía doce años para convertirme en un Guardián. Mis padres se negaron y por eso murieron. No fue sólo un accidente casual. Los Tutores los mataron. ¿Y ahora, después de enterarme de esto, se supone que debo ser uno de ellos? " Stefan la miró atónito por un momento, y luego su rostro se llenó de compasión. —Oh, Elena—dijo él, y la atrajo hacia sí, tratando ahora de consolarla. Elena se dejó descansar sobre su pecho. Gracias a Dios Stefan entendía que la idea de convertirse en uno de los Guardianes, los fríos reguladores del orden, no había nada que celebrar, aunque traería su poder. —Te voy a ayudar—dijo Stefan—Si tu quieres tratar de negociar su salida de esto, o luchar contra esto, o seguir adelante con ella. Lo que quieras. —Lo sé—dijo Elena, con la voz ahogada mientras apretaba la cara contra su hombro.
  24. 24. L.J. Smith Destiny Rising Page De repente, Stefan sintió su cuerpo tenso contra el de ella y se dio cuenta de que estaba mirando alrededor. —Stefan—se preguntó ella. Él tenía la mirada perdida en la distancia por encima de su cabeza, con la boca apretada y los ojos alerta. —Lo siento, Elena —dijo, mientras Elena se apartó y la miró a los ojos. — Vamos a tener que hablar sobre esto más adelante. Sentí algo. Alguien en el dolor. Y ahora que el viento ha cambiado, creo que huelo a sangre. Aprisionando sus emociones, Elena se obligó de nuevo a volver a la racionalidad y calma. Todo esto, todos sus propios problemas y preguntas, podían esperar. Tenían un trabajo que hacer. —¿Dónde?—le preguntó. Stefan tomó la mano de Elena y la llevó más lejos en la maleza. Los árboles bloqueando a las estrellas aquí, y ella tropezó con las raíces y piedras en la oscuridad. Stefan la estabilizó, guiando su camino. Un momento después, irrumpieron en otro claro. Le tomó a los ojos de Elena un segundo para ajustarse, para ver la forma oscura de Stefan que ya se estaba moviendo con cautela. Acurrucado en el suelo yacía el cuerpo de un ser humano. Cayeron de rodillas junto a él, y Stefan extendió la mano y con cuidado, suavemente giró a la persona. El cuerpo se dejó caer pesadamente sobre su espalda. Una chica, Elena se dio cuenta. Una niña de su misma edad, con el rostro pálido y vacío. Cabello dorado brillaba a la luz de las estrellas. Había sangre en su garganta. —¿Está muerta? — Preguntó ella en un susurro. La chica estaba tan quieta. Stefan tocó la mejilla de la chica, luego, con cuidado se pasó los dedos por el cuello, por debajo del goteo de la sangre, no tocando el líquido rojo y espeso. —No está muerta —Elena dejo escapar un suspiro de alivio— Pero ha perdido mucha sangre. —Será mejor traerla de vuelta a la escuela —dijo Elena— Y vamos a decir a los demás que los vampiros están cazando en el bosque. Podemos volver y encontrar a quien hizo esto. —Stefan estaba mirando las heridas de la niña, con la boca torcida en una extraña expresión indescifrable. —Elena, yo-yo no creo que esto fuera de los vampiros de Ethan—dijo vacilante. —¿Qué quieres decir?—Preguntó Elena, perpleja. La raíz estaba cavando en sus rodillas, y ella cambió para sentirse más cómodo, presionando una mano contra el frío suelo. —¿Qué otra cosa podría haber hecho esto? —Stefan frunció el ceño y tocó suavemente el cuello de la chica de nuevo, siendo cuidadoso de no entrar en contacto con la sangre. —Mira a las marcas —dijo— El vampiro que hizo esto fue enojado y descuidado, pero él tenía experiencia. La mordedura es limpia y en el lugar perfecto para obtener la máxima cantidad de sangre sin matar a la víctima. —Él
  25. 25. L.J. Smith Destiny Rising Page alisó el pelo de la chica con cuidado, como si fuera a consolarla. Parecía que estaba en el dolor, sus dientes cerrado, con los ojos entrecerrados. —Elena, Damon hizo esto. Todo en Elena se apretó y ella negó con la cabeza, su pelo azotando a su alrededor. —No —dijo ella— Él no acaba de dejar a alguien en el bosque para morir. —Stefan tenía una mirada perdida en su cara y ella instintivamente extendió la mano para tocar su brazo, tratando de consolarlo. Cerró los ojos por un segundo y se apoyó en ella. —Después de quinientos años, puedo reconocer la mordedura de Damon —dijo con tristeza. —A veces parece como si hubiera cambiado, pero Damon no cambia. —Parecía que el peso de las palabras de Stefan lo golpeaban con la misma fuerza que chocaban a Elena, y él encogió los hombros. Por un momento, Elena no podía respirar, y tragó saliva, sintiéndose mareada y enferma. ¿Damon? Imágenes destellaron en su mente: insondables ojos de Damon, sus ojos oscuros calientes con furia, afilado con amargura. Y más suave, más caliente, a veces, cuando miraba a ella y a Stefan. Un núcleo duro de la negación se formó en su pecho. —No— dijo ella, y mirando a Stefan, ella lo repitió con más firmeza. —No. Damon está sufriendo, porque nosotros—por mi culpa. —Stefan asintió casi imperceptiblemente— No vamos a renunciar a él. Él ha cambiado, ha hecho tanto por nosotros, por todos nosotros. Él se preocupa, Stefan, y podemos tirar de esto. Él no la mató. No es demasiado tarde. Stefan estaba escuchando con atención y después de un momento se retiró la mano con cansancio en su rostro, sus rasgos afirmantes con determinación. — Tenemos que mantener esto en secreto—él dijo— Meredith y los demás no pueden saber lo que Damon ha hecho —Elena recordó la expresión de Meredith mientras ejercía su bastón, y tragó duro. El cazador de Meredith no dudaría en matar a Damon si ella pensaba que era superficial peligro para los seres humanos inocentes. —Tienes razón—dijo ella débilmente. —No podemos decirle a nadie— Llevando el cuerpo de la chica inconsciente, Stefan tomó la mano de Elena en su mano de nuevo. Ella apretó la mano con fuerza, sus ojos se encontraron con los suyos en un compromiso de silencio. Trabajarían juntos, salvarían a Damon. Iba a estar bien.
  26. 26. L.J. Smith Destiny Rising Page Capítulo 4 Traducido por laurasoto Corregido por Paola Salvatore lena no le dijo a nadie acerca de la chica que habían encontrado en el bosque. Elena y Stefan habían sacudido a la niña y le echaron agua fría en la cara, tratando de despertarla sin tener que llevarla al hospital. La sangre se había acumulado a través de los vendajes que habían puesto en las heridas de la niña, Damon había mordido profundamente, dijo Stefan, y finalmente él la había alimentado con sangre de su propia muñeca, hacía muecas, para ayudarla a sanar. Él no se sentía bien haciendo eso, Elena lo sabía: el intercambio de sangre era demasiado íntimo, significa amor para Stefan, pero ¿qué otra cosa podían hacer? No podían dejarla morir. Cuando la chica finalmente recuperó la conciencia, Stefan la había influenciado a olvidar lo que había pasado, y él y Elena la ayudaron a volver a su casa de hermandad. En el momento en que la habían dejado, casi al amanecer, había sido lavado y riendo, seguro de que ella sólo había estado demasiado tarde bebiendo en una noche fabulosa. De vuelta en su habitación de la residencia, Elena intentó dormir, pero estaba demasiado preocupada. Ella había estado dando vueltas debajo de sus sábanas de algodón limpio, recordando la frustración en los ojos de Stefan como él le dijo, E
  27. 27. L.J. Smith Destiny Rising Page —Damon lo hizo— Y el flash suprimido de pánico que ella había visto cuando lo dijo—. Tenemos que mantener esto en secreto. Ella había conocido a Damon cuando todavía se alimentaba de los seres humanos, a pesar de que por lo general se las arregló para no pensar sobre ello. Pero no había hecho ningún daño real, no por mucho tiempo. Ahora usa su Poder para convencer a las chicas guapas que le diera su sangre voluntariamente, y luego las deja con nada más que un vago recuerdo de una velada con un hombre encantador y misterioso con acento italiano. Sí, eso. A veces sólo tenía un agujero en su memoria. Y, claro, que estaba mal. Elena sabía que, incluso si Damon no lo hizo. Las chicas no estaban en su sano juicio. Se alimentan de ellos, y nunca entendió realmente. Elena estaba segura que si lo que le pasó, o Bonnie, ni a nadie le importaba, ella habría estado indignada y asqueada. Pero había sido capaz de hacer caso omiso de los hechos cuando el resultado final -Damon satisfecho, sus víctimas aparentemente ilesas- parecía ser tan benigno. Pero esta vez estaba claro que no se había molestado en tener cuidado con la niña, o hacerlo más fácil para ella. Había estado sangrando sola en el bosque, y cuando por fin se había despertado, había estado gritando. Elena se estremeció ante el recuerdo, enferma de culpa. ¿Fue ésta la realidad que había estado ignorando? Tal vez Damon había estado atacando a la gente todo este tiempo y ocultándolo de ella, y la idea la tenía aturdida, sin saber, y feliz víctima de una mentira. O tal vez había habido un cambio, y era culpa de Elena. ¿Podría Damon haber hecho esto en una rabia, porque Elena había elegido Stefan? Elena intentó una vez más llamar Damon, pero cuando sonó a través de correo de voz, empujó el botón "fin de la llamada" en su teléfono. Ella había estado llamando a Damon y bajando toda la mañana y había dejado un par de mensajes ya, pero no había contestado una llamada. —¿Y Stefan? —preguntó Bonnie, que salió con la toalla de baño en el pelo. Hebras rojas rizadas salvajemente sobre su rostro en todas direcciones—. ¿Está en camino? —Todo el mundo debería estar aquí en cualquier momento —respondió Elena, no era correcta la suposición de Bonnie.
  28. 28. L.J. Smith Destiny Rising Page Ellos habían decidido reunirse hoy para comenzar a planificar su defensa contra los Vampiros Vitale, y tratar de encontrar la manera de detenerlos antes de que pudieran resucitar a Klaus. Y pronto, todos (excepto Damon) estaban allí: Meredith sentada en su cama, sus grises ojos atentos mientras cuidadosamente afilaba un cuchillo de caza, Matt, todavía pálido, encorvado más en la silla de escritorio de Elena, Bonnie y Zander abrazados juntos en la cama de Bonnie, adorablemente feliz con el rubor de un nuevo amor a pesar de la gravedad de la situación. Cuando Elena miró hacia ellos, Zander murmuró algo al oído de Bonnie y ella se ruborizó. Stefan se unió a Elena en su cama, tomando su mano entre las suyas. Sin embargo, después de un año, Elena sintió una sacudida de excitación con el movimiento de sus dedos directamente a su corazón. Elena lo miró por un momento, buscando algún indicio de lo mal que había estado la noche anterior, una pista sobre si había logrado hablar con Damon todavía, pero no había nada. —Está bien, todo el mundo —dijo Meredith, pasando su pulgar por la hoja afilada de su cuchillo—. Sabemos que Ethan se esconde. —Espera—dijo Elena—. Hay algo que tengo que decirles a todos ustedes. Los ojos de Stefan volaron a los de ella, duro y brillante, y se dio cuenta que se había equivocado acerca de él que quería calmarla. El secreto sobre Damon lo tuvo con fuerza nerviosa—. Mm —dijo ella, sintiéndose extrañamente nerviosa. Recordaba cómo se habían sentido todos acerca de los Guardianas frías, didácticas que habían conocido en las Dimensiones Oscuras, las que la habían despojado de sus poderes (dolorosamente, no podía olvidar lo mucho que había dolido cuando cortaron sus alas) y que se había negado a traer de regreso a Damon de la muerte. Pero ella empujó la mandíbula con orgullo, terquedad, y siguió su camino—. Me acabo de enterar de que soy una Guardiana —dijo rotundamente. Se hizo un silencio en blanco. Por último, Zander lo rompió.
  29. 29. L.J. Smith Destiny Rising Page —¿Guardiana de qué? —preguntó tentativamente, mirando a Bonnie esperando una aclaración. Bonnie, frunciendo el ceño, agitó una mano en el aire en un gran gesto, abarcador. —De todo, de verdad —dijo vagamente—. Si Elena significa que es una Guardiana— Ella miró a Elena en espera de confirmación—. Son esas horribles mujeres -por lo menos se ven como mujeres-, que tienen el propósito de mantener las cosas funcionando en el universo de la forma en que se supone. Yo no entiendo muy bien cómo Elena podría ser una, sin embargo. Ellas no viven aquí. Es una especie de dimensión alterna. No son realmente gente, yo no lo creo— Se volvió hacia Elena, con la cara abierta y confusa—. ¿Lo que se hace, o sea, Elena?—preguntó. Elena apartó la mirada de ella, mirando a la pared. La piel de su cara se sentía como si hubiera sido demasiado apretado, y sus ojos ardían. —James, mi profesor de historia, sabía de mis padres cuando estaban en la universidad. Él estaba muy cerca de ellos —dijo a sus amigos, lo que me obliga a sí misma a no perder la cabeza—. Me dijo que estaba de acuerdo para tener un hijo que sería un Guardián de la Tierra. Me dijo que tenía que ser entrenada por las Guardianas cuando tenía doce años, pero mis padres no me querían entregar—Su voz tembló un poco, y se quedó rígida en la impresión de Matisse que había colgado encima de su cama. Al pulsar el hombro contra Stefan, ella se consoló con la solidez de su cuerpo junto al suyo, y no se veía a nadie. Entonces Meredith estaba al lado de ella, y su mano se apoderó de la de Elena. En un momento, Bonnie se había exprimido hasta la cama también y miraba a Elena con ojos grandes y marrones simpáticos. —Estamos de tu lado, tú lo sabes, Elena —dijo Meredith con calma, y Bonnie asintió con la cabeza—. Hermandad Velocirráptor, ¿no? —dijo, y Elena esbozó una sonrisa pequeña en su vieja broma privada—. Si los Guardianes asumen a uno de nosotros, asumen a todos nosotros. Aunque dan bastante miedo. Vamos a defenderte. Elena dio una corta, media histérica carcajada.
  30. 30. L.J. Smith Destiny Rising Page —Gracias—dijo—. En serio. Pero no creo que haya alguna manera de salir de esto. Ni siquiera sé lo que significa exactamente, ser una Guardiana de la Tierra. —Entonces, eso es lo primero que debe saber —dijo Meredith con sensatez—. Alaric está por venir para visitar este fin de semana. Puede que sepa algo, o por lo menos ser capaz de descubrir la historia acerca de Guardianes terrenales. El novio de Meredith, Alaric, trabaja en un doctorado en estudios paranormales, y los diversos contactos que tenía con frecuencia era muy práctico. —Vamos a encontrar algo mejor, Elena —prometió Bonnie. Elena parpadeó para contener las lágrimas. Bonnie y Meredith se había acercado a ella, cerrando a todo el mundo por un momento, a pesar de que Stefan era todavía fuerte a su lado. Ella siempre se basa en que las tres se unen cuando uno de ellos estaba en peligro. Habían estado mirando hacia fuera para uno u otro porque lo peor a lo que tenían que preocuparse, se acerca a la escuela primaria y la media de los matones maestros. Stefan se acercó más contra ella. Desde sus asientos, Matt y Zander se quedaron mirándola con expresiones casi idénticas de simpatía y preocupación. Meredith estaba a su derecha: Elena no estaba sola. Dejó escapar un suspiro, y aflojó los hombros, liberando parte de la miseria que había estado conteniendo desde que James le había dicho el secreto de su nacimiento. —Estoy contenta de que Alaric venga. Y es una buena idea preguntarle qué puede averiguar. Tal vez James puede decirnos algo más, también —dijo Elena. Se metió un mechón de pelo detrás del oído, pensando—. En realidad, es mejor que ser capaz de decirnos algo. Conoce sobre esto desde antes que yo naciera. Ha tenido una veintena de años para saber algo útil— Luego se llevó las manos una vez, y trató de empujar todos sus miedos a un lado—. Pero sin embargo, ahora tenemos que centrarnos en Ethan y los vampiros— Elena sintió que su antiguo yo volver a la superficie, fuerte y llena de energía y listo para hacer planes. Stefan apretó la rodilla de Elena cuando él se bajó de la cama.
  31. 31. L.J. Smith Destiny Rising Page —Esta noche es nuestra última oportunidad de dejar a Ethan —dijo, de pie en medio de la habitación y mirando a todos ellos en serio. Su rostro estaba sombrío e intenso, normalmente sus ojos eran de un color verde oscuro—. Mañana es el equinoccio, cuando la separación entre los reinos de los vivos y los muertos es más débil. Es entonces cuando se va a tratar de resucitar a Klaus. Meredith, ¿cuál es nuestra situación de armas? Meredith se levantó también, y abrió el armario y sacó de sus maletas varias armas: su especial pentagrama de cazador, con sus picos de materiales de plata y cenizas y pequeñas agujas hipodérmicas, hechos para afectar a todas las criaturas diferentes que un cazador puede luchar, un surtido de cuchillos de varios tamaños, desde una larga daga de plata a un arranque delgado y un práctico cuchillo, toda nitidez, el personal y las estrellas que lanzan y machetes y mazas y un número de las cosas que Elena ni siquiera podía empezar a adivinar los nombres. —Wow —dijo Zander, quien rodó sobre su estómago en la cama de Bonnie para observarla. Miró a Meredith con un nuevo respeto y un poco de temor—. Eres como un ejército de una mujer. Meredith se sonrojó ligeramente. —Podría ser una exageración —dijo ella—, pero me gusta estar preparada —Sacó un tronco de madera de su armario—. Y tengo esto. Alaric me ayudó a recoger todo antes de empezar las clases. Ella abrió la caja con una mirada a medias de disculpa a Stefan, que se estremeció y dio un paso hacia atrás, lejos del tronco. Elena estiró el cuello para ver. Se veía como una especie de planta allí, llenando la caja hasta el borde. Oh. La caja estaba repleta de verbena. Probablemente había allí suficiente para incapacitar a toda una colonia de vampiros, si tan sólo pudiera encontrar una manera de frotarla en ellos, o conseguir que se lo coma. Como mínimo, todos serían capaces de protegerse ellos mismos de ser influenciados. —Bien —dijo Stefan con brío, recuperándose de su reacción instintiva a la verbena —. Esto debería ser útil. Ahora, Matt, ¿qué nos puedes decir sobre el metro de túneles?
  32. 32. L.J. Smith Destiny Rising Page Elena sintió un poco pulso de orgullo de su carrera como Stefan se volvió hacia Matt, para obtener rápidamente y embozar en un papel lo que recordaba y lo que había oído hablar de la casa de los Vitales. —Segura y una red de túneles. Stefan estaba asintiendo con la cabeza y haciendo preguntas, empujando suavemente la memoria de Matt, animándole a compartir hasta el más mínimo detalle. Los ojos de Matt se abrieron como platos, su voz cobrando fuerza cuando las preguntas de Stefan continuaron, como si Matt estaba empezando a reconstruir la imagen más grande en una nueva forma. Stefan había cambiado. Cuando llegó primero a la Iglesia de Fell, había estado tan tranquilo y distante, renuente a hacer ningún tipo de marca en los humanos que lo rodeaban. Se había sentido, Elena sabía, como si estuviera enferma, como si no pudiera estar entre los mortales sin sembrar la muerte y la desesperación. Ahora tenía la cualidad de un líder natural. Como si él sintiera los ojos de Elena en él, Stefan levantó la vista hacia ella, con los labios formando una sonrisa pequeña, privada sólo para ella. Ella sabía que este cambio en Stefan se debió a ella por todo lo que había sucedido en el último año. Sin duda, Damon lo había hecho, aunque él se hundía en la violencia de nuevo debido a Elena, aquí Stefan era algo que podía ser completamente orgulloso? —¿No podríamos hacer algo con toda ésa verbena? —Preguntó Bonnie de repente—. ¿Cómo quemarlo, o que sea un gas de alguna manera y llenar los túneles con su humo? Sin el comando de las demás salidas, todos los vampiros tendrían que entrar en la casa. Podríamos atrapar y quemar la casa abajo, o al menos llegar a todos ellos a la vez. —Esa es una buena idea, Bonnie —dijo Stefan. Zander asintió con entusiasmo y el rostro de Bonnie se iluminó de placer. Era curioso, pensó Elena, que fueran utilizados a pensar como una especie de Bonnie el miembro más joven del grupo, el que sea necesario para ser protegidos, y ella realmente no lo estaba, ella no había sido por un largo tiempo.
  33. 33. L.J. Smith Destiny Rising Page —¿Qué otros recursos tenemos? —preguntó Stefan, pensativo, caminando de un lado a otro de la habitación. —Podría llamar a los chicos a ayudar —sugirió Zander—. Hemos estado tras los vampiros vitale por un tiempo. No vamos a ser tan fuerte como lo seríamos si se tratara de la fase lunar, y no todos los diez de nosotros pueden pasar sin la luna llena. Pero trabajamos bastante bien juntos. . . —Su voz se apagó—. Si nos quieren —agregó—, sé que no todos se sienten a gusto con los hombres lobo, y, para ser honesto, no somos grandes fanáticos generalmente de los vampiros. Sin ánimo de ofender —Miró a Stefan y a Meredith, quien aún tenía el cuchillo contra su pierna. Meredith, por supuesto, era la más probable para oponerse a traer un paquete de hombres lobo en su grupo. Bonnie había asegurado que Zander era diferente a los hombres lobo que habían conocido antes, que eran buenos, más como perros de guardia que los animales salvajes. Pero Meredith había sido criada para cazar monstruos. Ahora, ella asintió con la cabeza lentamente a Zander, sin embargo, y sólo dijo: —Podemos usar toda la ayuda que podamos conseguir— Meredith caminó con los ojos cerrados por la habitación y los labios de Bonnie se inclinaron en una pequeña sonrisa, satisfecha—. Hablando de ―toda la ayuda que podamos conseguir‖ —dijo Meredith—, ¿dónde está Damon? Ella miró a Stefan cuando Elena no respondió inmediatamente. —Este es un momento cuando realmente lo podemos usar. Deberías llamar y conseguir que ayude en el plan. Su expresión era simpático, pero decidida, y Elena se dio cuenta de que Meredith pensó que estaban dudando porque Elena había casi anticuado a Damon y Stefan, mientras ellos había estado separados. Si sólo Meredith supiera la verdad, pensó ella, pero no lo puede saber nunca. Stefan y yo tenemos que mantener a Damon seguro. —¿Tal vez tú podrías llamarlo, Elena? —preguntó Bonnie tentativamente.
  34. 34. L.J. Smith Destiny Rising Page Los ojos de Elena y Stefan se reunieron. La cara de Stefan estaba en blanco y controlado de nuevo, y Elena no podía ver la más mínima grieta en su armadura mientras entraban en funcionamiento, suave y ligera. —No, voy a llamar a Damon. Tengo que hablar con él, de todos modos. Elena se mordió el labio y asintió. Quería ver a Damon por sí misma, estaba desesperada por verlo, para saber lo que estaba mal con él, con ganas de arreglarlo, pero él no estaba tomando sus llamadas. Tal vez lo que Damon necesitaba en este momento de Elena era espacio. Esperaba que Stefan, al menos, pudiera llegar a él.
  35. 35. L.J. Smith Destiny Rising Page Capítulo 5 Traducido por laurasoto Corregido por Isane33 uando Stefan llamó a la puerta del apartamento de Damon, Damon abrió casi inmediatamente, miró a Stefan, y trató de cerrarle la puerta en las narices. —Para —dijo Stefan, metiendo su hombro en la entrada—. Debiste haber sido capaz de sentir que era yo. —Sabía que no dejarías de seguir tocando la puerta o de encontrar una forma de entrar en caso de que no te respondiera —dijo Damon ferozmente—. Así que estoy respondiendo. Ahora vete. Damon parecía destrozado. Nada podía quitar la elegancia de sus facciones, pero eran tensas y estiradas, la piel sobre sus pómulos estaba blanca por la tensión. Sus labios estaban pálidos, tenía los ojos inyectados de sangre oscura y el pelo negro generalmente elegante estaba desordenado. Stefan hizo caso omiso de sus palabras y se inclinó más cerca, tratando de hacer a su hermano encontrar su mirada. —Damon —dijo—. Encontré a la chica en el bosque anoche. Cualquier persona que no conociera tan bien a Damon como Stefan lo hacía —por lo tanto cualquiera excepto Stefan— habría perdido la fracción de segundo de inmovilidad antes de que el rostro de Damon fuera frío desdén. —¿Has venido a darme un sermón, hermanito? —preguntó—. Me temo que no tengo tiempo ahora, ¿pero tal vez otro día? ¿Un día de la semana que viene? C
  36. 36. L.J. Smith Destiny Rising Page Deslizó la mirada por Stefan, y luego desvió la mirada con desdén. Así de sencillo, Stefan se sentía como un niño otra vez, de vuelta a casa todos esos siglos atrás, y su osado, encantador, vil e irritante hermano mayor estaba poniéndolo en su lugar. —Ella todavía estaba viva —dijo Stefan firmemente—. La llevé a su casa. Está bien. Damon se encogió de hombros. —¡Qué amable de tu parte! Siempre siendo el caballero perfecto. La mano de Stefan salió disparada y agarró el brazo de Damon. —Maldita sea, Damon —dijo, frustrado—, deja de jugar conmigo. Vine a decirte que tienes que tener cuidado. Si hubieras matado a esa chica, eso te habría pasado factura. Damon parpadeó. —¿Eso es todo? —preguntó, su voz en lo más mínimo menos hostil—. ¿Quieres que tenga cuidado? ¿No tienes una necesidad imperiosa de regañarme, hermanito? ¿Amenazarme, tal vez? Stefan suspiró y se dejó caer contra el marco de la puerta, su urgencia evaporándose. —¿Mi regaño te haría algún bien Damon? —preguntó—. ¿O amenazarte? Nunca ha funcionado antes. Es sólo que no quiero que mates a nadie. Eres mi hermano, y nos necesitamos el uno al otro. El rostro de Damon se tensó de nuevo, y Stefan reconsideró sus palabras. A veces hablar con Damon era como caminar por un campo minado. —Te necesito, de todos modos —dijo—. Salvaste mi vida. Lo cual, en caso de que no te hayas dado cuenta, lo has hecho mucho este año pasado. Damon se apoyó en el lado opuesto del marco de la puerta y estudió a Stefan, su rostro pensativo, pero permaneció en silencio. Deseando saber lo que Damon estaba pensando, Stefan envió un inquisitivo zarcillo de energía hacia su hermano, tratando de captar su estado de ánimo, pero Damon simplemente adoptó un aire despectivo, dejándolo afuera fácilmente.
  37. 37. L.J. Smith Destiny Rising Page Stefan inclinó la cabeza y se masajeó el puente de la nariz con el pulgar y el índice. ¿Siempre va a ser así, por los siglos próximos juntos? —Mira —dijo—. Hay suficiente pasando con los otros vampiros en la escuela sin ti empezando a cazar de nuevo. Ethan sigue vivo, y está planeando intentar traer de vuelta a Klaus mañana por la noche. El ceño de Damon se hizo más profundo por un momento, luego se suavizó. Su cara podría haber estado tallada en piedra. —No podemos detenerlo sin ti —continuó Stefan, con la boca seca. Los ojos de Damon oscuros como la noche no revelaron nada y entonces le dirigió su breve, sonrisa brillante. —Lo siento —dijo—. No estoy interesado. —¿Qué? —Stefan sintió como si le hubieran dado una patada en el estómago. Había esperado la actitud defensiva y el sarcasmo de Damon. Pero después de que Damon lo había salvado de Ethan, lo último que había esperado era indiferencia. Damon se encogió de hombros, enderezando y ajustando su ropa, cepillándose una imaginaria mota de polvo de la parte delantera de su camisa negra. —He tenido suficiente —dijo, su tono era casual—. Entrometerse en los asuntos de tus mascotas humanas se ha vuelto aburrido para mí. Si Ethan trae a Klaus, entonces puede tratar con él. Dudo que le vaya a ir bien. —Klaus recordará que lo atacaste —dijo Stefan—. Él va a estar detrás de ti. Arqueando una ceja, Damon sonrió de nuevo, una rápida y salvaje dejando al descubierto sus blancos dientes. —Dudo que seré su primera prioridad, hermanito —dijo. Y era verdad, Stefan recordó. En esa horrible batalla pasada con Klaus, Damon había apuñalado al Antiguo con ceniza blanca, impidiéndole asestar el golpe final contra Stefan. Pero él no había sido el responsable de la muerte de Klaus. Stefan había dirigido la lucha contra Klaus, había hecho todo lo posible para matarlo. Pero, al final, había fallado, también. Fue Elena, llevando un ejército de muertos contra el vampiro original, la que lo había matado. —Elena —dijo Stefan desesperadamente—. Elena te necesita.
  38. 38. L.J. Smith Destiny Rising Page Estaba seguro de que lo haría, esa armadura de Damon se rompería. Damon siempre hacia lo necesario por Elena. Pero esta vez los labios de Damon se curvaron en una mueca de desprecio. —Estoy seguro de que puedes manejar las cosas —dijo suavemente, su voz crispada—. El bienestar de Elena es tu responsabilidad ahora, no la mía. —Damon… —No. —Damon levantó una mano de advertencia—. Te lo dije. Ya he terminado. —Y con un rápido movimiento, cerró la puerta en la cara de Stefan. Stefan apoyó la frente contra la puerta, sintiéndose derrotado. —Damon —dijo de nuevo. Sabía que Damon podía oírlo, pero sólo había silencio desde el interior del apartamento. Lentamente, se apartó de la puerta. Sería mejor no empujar Damon, no cuando él estaba en este estado de ánimo. En este estado de ánimo, Damon podría hacer cualquier cosa. *** —Estoy tan contento que hayas venido a verme, Elena —dijo el profesor Campbell—. Estaba preocupado por ti después de… —miró a su alrededor de manera subrepticia y bajó la voz, aunque estaban solos en su oficina— nuestra última conversación. —La miró con cautela, por lo general su rostro inquisitivo y pagado de sí mismo estaba nublado con incertidumbres. —Siento salir corriendo de esa manera, James —le dijo Elena, mirando hacia abajo a la taza de café dulce y lechosa que le había dado—. Es sólo… cuando me dijiste que yo era un Guardián y la verdad sobre lo que pasó con mis padres, necesitaba un poco de tiempo para pensar. El último verano, conocí a algunos guardianes. Ellos eran poderosos, pero muy inhumanos. Todavía no podía aceptar que se suponía que debía ser como ellos. Toda la idea era tan grande y terrible que su mente no dejaba de apartarla, centrándose en su lugar en las sólidas e inmediatas preocupaciones, como los vampiros en el campus. Las manos de Elena temblaron un poco, formando un remolino en el café. Con mucho cuidado, estabilizó su tasa. James le dio unas palmaditas en el hombro, suavemente.
  39. 39. L.J. Smith Destiny Rising Page —Bueno, he estado haciendo algunas investigaciones, y creo que tengo una buena noticia —dijo él. —Me vendría bien una buena noticia —dijo en voz baja, casi suplicante—. Realmente no entiendo lo que sería un guardián humano. ¿Sería diferente de un Guardián Celestial? James sonrió por primera vez desde que ella había entrado a su despacho. —Después de que hablamos —dijo—, me puse en contacto con todos mis antiguos colegas que han estudiado mitología o magia, cualquier persona que pensé que podría saber algo sobre los Guardianes. Ahora que tenía información para impartir, James perdió su vacilación y pareció crecer, sus hombros estaban relajándose mientras enganchaba los pulgares en el chaleco de su traje. —Cuenta la leyenda —dijo, con la voz adquiriendo el tono de conferencias—, que los Guardianes humanos son raros, pero siempre hay dos o tres en el mundo. En general, sus padres son reclutados de la misma manera que los Guardianes reclutaron a tus padres, y luego los niños son entregados a los Guardianes para ser entrenados al entrar en la adolescencia. Elena cerró los ojos por un momento e hizo una mueca. No podía imaginar ser entregada a los Guardianes y perder su vida humana tan joven. Pero si hubiera sido entregada, su madre y su padre todavía estarían vivos. —Cuando los Guardianes humanos alcanzan los primeros años de la edad adulta —cerca de tu edad, Elena —continuó James—, son colocados donde hay zonas de altas concentraciones de líneas ley y, por lo tanto, grandes cantidades de actividad sobrenatural. —Como aquí —dijo Elena—. Y Fell’s Church. James asintió con la cabeza. —La evidencia demuestra muy firmemente que los Guardianes reclutan a los futuros padres de los lugares donde hay muchas líneas ley —dijo—. Así los Guardianes humanos pueden permanecer cerca de sus hogares. —¿Pero para que son los guardianes humanos? —preguntó Elena—. ¿Qué se supone que debo hacer? —Ella se dio cuenta de que estaba agarrando su tasa con
  40. 40. L.J. Smith Destiny Rising Page tanta fuerza que podría romperlo, por lo que lo puso sobre el escritorio de James y se aferró a los brazos de su silla. —El papel de los Guardianes humanos es proteger a los inocentes de lo sobrenatural en Tierra —dijo James—. Ellos mantienen el equilibrio. Y parece que los Guardianes desarrollan poderes diferentes en función de lo que se necesita donde viven. Así que no vamos a saber cuáles son tus poderes exactos hasta que comiencen a formarse. —Proteger a los inocentes, lo puedo manejar —dijo Elena. Le dio a James una sonrisa temblorosa. No estaba muy segura acerca de "mantener el equilibrio‖. En su opinión, los Guardianes de la Corte Celestial habían estado tan obsesionados con el equilibrio y el orden en que se habían olvidado sobre los inocentes. O tal vez los inocentes eran sólo la preocupación de los Guardianes en la Tierra. Pero si eso fuera cierto, ¿no se habría preocupado alguien por sus padres? James le devolvió la sonrisa. —Eso fue lo que pensé. Y… —dijo, con aire de tener guardado lo mejor para el final dijo—: mi colega ha localizado a uno de los otros Guardianes en la Tierra. — Sacó una hoja de una carpeta sobre su escritorio y se la pasó. Era una copia impresa de una fotografía a color, un poco granulosa. En ella, un hombre de cabello oscuro, tal vez un año o dos mayor que Elena, sonreía a la cámara. Sus ojos castaños estaban entrecerrados en el resplandor del sol y sus dientes eran de un blanco brillante contra su piel bronceada. —Su nombre es Andrés Montes, y él es un Guardián humano que vive en Costa Rica. Mis fuentes no tenían una gran cantidad de información personal sobre él, pero van a tratar de comunicarse con él. Espero que esté dispuesto a venir a Dalcrest para enseñarte lo que sabe. —James vaciló, y luego agregó—: Si bien, como un Guardián, me imagino que probablemente ya sabe todo sobre ti. Elena trazó la cara de Andrés en la imagen. ¿Quería conocer a otro Guardián? Sin embargo, esos ojos oscuros parecían amables. —Sería bueno hablar con alguien que me dijera qué esperar —le dijo a James, mirando hacia arriba—. Gracias por encontrarlo. James asintió con la cabeza. —Te haré saber tan pronto como pueda traerlo aquí —dijo.
  41. 41. L.J. Smith Destiny Rising Page A pesar de la noticia de que había alguien más ahí fuera como ella, alguien que podría entender, el estómago le dio un vuelco y Elena sintió como si estuviera cayendo en espiral hacia algo profundo, oscuro y desconocido. ¿Podría Andrés ser capaz de decirle lo que necesitaba saber? ¿Seguiría siendo Elena una vez que su destino la alcanzara?
  42. 42. L.J. Smith Destiny Rising Page Capítulo 6 Traducido por Xiime~ Corregido por Violet~ tefan, Elena y cinco hombres lobo observaban alertas desde una colina con vista al oscurecido refugio de los Vitale. Estaban esperando alguna señal que indicara que la parte del plan de Meredith y su grupo estaba funcionando, y que esos vampiros Vitale estaban siendo conducidos a través de sus túneles secretos y al interior de la casa. Cuando le consultaron por teléfono, Alaric sugirió que los vampiros Vitale harían el ritual de la resurrección a la medianoche en medio del equinoccio, por lo que Stefan y Meredith decidieron estar en la ofensiva antes de la puesta del sol, cuando los vampiros estarían bajo tierra, esquivando la luz del día. Ahora la luz del atardecer se reflejaba en las ventanas del refugio, ocultando cualquier movimiento interior de la vista. Uno de los compañeros de la manada de Zander, Chad, un gran químico, había sido fundamental en la fabricación del gas con la verbena del escondite secreto de Meredith y los artefactos disparadores que lo esparcirían en los túneles. En algún lugar bajo sus pies, pensó Stefan, Meredith y su grupo —Matt, Zander, más tres hombres lobo— estaban colocando contenedor tras contenedor de gas, bloqueando una vía de escape tras otra hasta que los vampiros no tuvieran ningún lugar donde ir excepto la casa. Bonnie, protegida por otro miembro de la manada de Zander, estaba en la librería, trabajando en sus hechizos y encantamientos para evitar que los vampiros subieran a través de ese túnel. Stefan se movió inquieto, deseando estar con los otros bajo tierra. Podía oír explosiones distantes por debajo, aunque solamente alguien con oído de vampiro podría hacerlo. A su lado, Chad se agitó, y Stefan corrigió su pensamiento: oído de vampiro, o de hombre lobo. S
  43. 43. L.J. Smith Destiny Rising Page Chad, como Zander, era uno de los hombres lobo que podía cambiar de forma sin la influencia de la luna. Era un lobo ahora, dando vueltas silenciosamente alrededor de Stefan y Elena, con los ojos en la casa. Olfateó suavemente y se sentó, con sus orejas crispándose hacia atrás. —Chad dice que el gas de verbena ya debería haber llenado los túneles. —dijo otro de los hombres lobo, este en forma humana, traduciendo el idioma lobo—. Deberíamos ver algo pronto. Elena se movió más cerca de Stefan y compartieron una mirada. Era raro ver a la manada trabajando: cambiaban de un grupo de chicos torpes forcejeando y maldiciendo, en un serio y competente equipo. Cada uno de los hombres lobo en forma de lobo estaba alerta y activo, sus elegantes y poderosamente musculosos cuerpos claramente sintonizados con cualquier sonido o esencia yendo hacia ellos. Y los hombres lobo, en forma humana, eran rápidos para reaccionar a cualquier movimiento de sus hermanos lobo, actuando como si hubiera una constante, pero silenciosa comunicación entre la manada. Quizás eso era cierto. Stefan no lo sabía, pero creía que ser un hombre lobo era probablemente menos solitario que ser un vampiro. Si tienes una manada. Chad se alzó en sus pies, el pelaje de su espalda erizado, sus orejas paradas. —Están dentro. —dijo uno de los hombre lobo en forma humana, Stefan pensaba que su nombre era Daniel, asintió. Había oído la trampilla del sótano de la casa abrirse, también, y el sonido de Meredith, Matt y la otra mitad de la manada saliendo de los túneles. Si las bombas de verbena habían funcionado, los vampiros deberían haber sido conducidos a la casa frente a ellos. —Vamos. —dijo Stefan. Zander había ordenado a la manada permanecer con Stefan en esta misión, y se alinearon detrás de él sin quejas, los humanos hombro a hombro, los lobos detrás de ellos. Elena asintió en respuesta a la mirada interrogante de Stefan: él debería apresurarse y dejarla. Meredith y los otros estaban caminando hacia una pelea, y él debería estar con ellos. Stefan se alejó, con lo que sentía como un fuerte dolor físico —ella había estado en peligro tan a menudo— pero sabía que la oiría si lo necesitaba. Stefan canalizó su Poder y comenzó a correr. Los hombres lobo se mantuvieron junto a él fácilmente, hombres y lobos extrañamente parecidos con sus largos y rápidos pasos. Su Poder, tan incomprensiblemente diferente al suyo,
  44. 44. L.J. Smith Destiny Rising Page era fuerte y centrado. Su estallido, vivo, salvaje y puro, se envolvía alrededor de Stefan. Era estimulante. Se detuvieron al poco tiempo en el claro delante del refugio de la Sociedad Vitale, aislado en el bosque cercano al campus. Algo estaba mal. Chad ladeó su cabeza y gimoteó suavemente. Los otros lobos lo captaron también, dos de ellos caminando frente a la casa. —Dicen que los vampiros no están aquí —Reportó Daniel. Stefan ya se había dado cuenta. Escuchando atentamente, podía oír pasos y maldiciones amortiguadas mientras Meredith y su grupo caminaban por la casa. Pero nada más. Más que eso, el Poder de Stefan debería haber sido capaz de captar un grupo de vampiros tan grande como los Vitale. —Vamos —dijo Stefan, yendo hacia la puerta principal. Fue capaz de romper el cerrojo con un rápido movimiento de su muñeca, y entró fácilmente, ningún humano había vivido aquí por mucho tiempo. El olor de la verbena alzándose desde la entrada del túnel en el sótano nubló su mente por un momento, pero se lo sacudió. —Somos nosotros —gritó suavemente mientras los pies de sus amigos dudaban escaleras arriba, y uno de los lobos curvó un largo labio como si se estuviera riendo de él. Ellos, por supuesto, no tenían necesidad de avisar a los otros; sus compañeros de manada siempre sabían exactamente donde se encontraban. Todo el grupo desfiló escaleras arriba para encontrarse con los otros, apiñándose en el angosto vestíbulo de lo que probablemente había sido alguna vez una cabaña de caza. Zander, quien se había transformado en un increíblemente hermoso lobo, todo blanco con los mismos ojos azul cielo que tenía como humano, gruñó casi silenciosamente, y su manada se movió más cerca de él mientras Stefan iba hacia Meredith y Matt. —Los túneles estaban vacíos cuando los atravesamos —dijo Meredith sombríamente—. O tenían otras salidas que no conocíamos, o no estaban ahí cuando pusimos el gas. —¿Crees que están todos fuera cazando? —Preguntó Matt, con ojos grandes y preocupados.
  45. 45. L.J. Smith Destiny Rising Page Stefan sacudió su cabeza. —Incluso con sus pines protegiéndolos del sol, no cazarían durante el día. La luz del sol es muy cansadora para los vampiros nuevos —dijo rotundamente—. Llegamos demasiado tarde. Deben de haberse ido para comenzar el hechizo de resurrección. Quizás lo harán a la salida de la luna en vez de a la medianoche. Frustrado, se dio la vuelta y estrelló sus puños contra la pared, dejando una larga grieta corriendo a través del revoque. Hubo un breve sonido de un sobresalto en algún lugar del otro lado de la ahora agrietada pared. Las cabezas de todos los lobos se levantaron al mismo tiempo, y Stefan se tensó junto con ellos. —Hay alguien ahí —Tradujo Daniel—. Zander dice que ella está en la habitación al fondo del vestíbulo. Ella. No Ethan, sino uno de sus seguidores. Stefan encabezó silenciosamente la marcha hacia la puerta, con Zander caminando a su lado, Meredith justo detrás de él con su bastón preparado. Era consciente de Matt y del resto de la manada, tensos y alertas, quedándose atrás para darles espacio. Con una repentina y brutal patada, Stefan atravesó el umbral, alzando sus brazos como para defenderse de un ataque. Al fondo de la habitación, una chica con pelo ondulado se encogió, sus brazos alzados para proteger su cara, sus ojos abiertos con miedo. Se veía tan vulnerable que Stefan dudó por un momento, incluso aunque supo inmediatamente qué era. Meredith pasó por su lado y sostuvo su bastón en el pecho de la chica, justo sobre su corazón. —¡No! —gritó Matt desde la puerta, pasando a través de la multitud de hombres lobo—. Paren, chicos. Atravesó la habitación y se detuvo frente a la chica. Ella bajo sus brazos. —¿Matt? —Susurró. —Oh, Chloe —dijo Matt tristemente. Alzó una mano hacia ella pero dudó antes de hacer contacto, su mano levantada en el aire.
  46. 46. L.J. Smith Destiny Rising Page La amiga de Matt, Chloe, recordó Stefan. Chloe, la primera chica que Matt parecía importarle desde que había salido con Elena, desde que Stefan lo conocía. La mano de Matt cayó a su lado otra vez y Stefan se preguntó si Matt estaría recordando la cruel asesina en que su amiga Beth se había convertido, si ya se estaría resignando al destino de Chloe. —¿Dónde están los otros vampiros? —Preguntó Meredith fríamente, presionando el bastón contra el pecho de la otra chica. —Se han ido al bosque —dijo Chloe con una pequeña y aterrorizada voz—. Van a hacer el hechizo de resurrección allí. Stefan sacudió la cabeza. —Ethan no puede hacer el hechizo de resurrección sin la sangre de Damon — dijo, oyendo el casi suplicante tono en su propia voz. Chloe medio se encogió de hombros, mirando hacia atrás y adelante entre él y los demás. —No lo sé —dijo impotentemente—. Dijo que tenía todo lo que necesitaba. Ethan había cortado a Damon durante la pelea. Era posible que se las hubiera arreglado para recolectar algo de sangre, o encontrar suficiente después de la batalla, para lo que necesitaba. Stefan tragó, con la boca repentinamente seca. —¿Por qué no estás con ellos? —Preguntó Meredith. —No quería ir —dijo la chica, con la voz temblorosa. Su mirada se posó en Matt, y frunció el ceño ansiosamente, como si fuera importante que Matt la entendiera—. Siento como… con una parte de mí siento que Ethan es el centro del universo, pero con mi mente, sé qué es terrible. Estoy intentando combatirlo. No quiero lastimar a nadie. —Sus ojos estaban llenos de lágrimas, y Matt apretó su mandíbula, luciendo triste e incierto. —Estás intentando de luchar contra el lazo —dijo Stefan gentilmente—. Es difícil, pero se puede hacer. Y tu obligación hacia Ethan desaparecerá con el tiempo. Puedes rechazar esta vida si realmente quieres hacerlo. —Quiero hacerlo —dijo Chloe desesperadamente—. Por favor. ¿Pueden ayudarme? Stefan comenzó a hablar, pero Matt lo interrumpió.
  47. 47. L.J. Smith Destiny Rising Page —Para —dijo otra vez—. Stefan, Beth dijo lo mismo, que no quería lastimar a nadie más, que necesitaba ayuda. Pero estaba mintiendo. Zander, rápido y silencioso, se adelantó. Acercándose a Chloe lentamente, olisqueó sus manos. Se alzó en sus patas traseras, ubicando las delanteras en los hombros de Chloe. Ésta se encogió, pero él olisqueó su cara despreocupadamente y, por un largo rato, se quedó mirando directamente a sus ojos. —¿Está diciendo la verdad? —Preguntó Meredith. El enorme lobo blanco se dejó caer a sus patas traseras otra vez y se alejó, mirando a los miembros en forma humana de la manada. —Dice que está siendo honesta —Reportó Daniel—, pero que está débil. Pelear contra su naturaleza es casi demasiado para ella. Chloe sollozó, un áspero y desesperanzado sonido. Meredith, todavía en posición con su bastón, lista para matar, alzó una ceja interrogante a Stefan, indecisa. Matt se volvió hacia él, también, con los ojos brillando en ansiosa esperanza. Todos lo miraban, se dio cuenta, para tomar la decisión. —Te ayudaremos —dijo lentamente—, pero primero necesitarás ayudarnos a nosotros. Matt dejó salir el aire con alivio y cerró la distancia entre él y Chloe. Ésta se acercó a él con gratitud pero asintió a Stefan, con lágrimas corriendo por su cara. —Si quieren parar a Ethan —dijo—, tendremos que apurarnos.
  48. 48. L.J. Smith Destiny Rising Page Capítulo 7 Traducido por krispipe Corregido por Mewhiine uando Elena y los demás entraron en el bosque, el sol se estaba poniendo. Ella había alcanzado a sus amigos mientras salían de casa y Stefan, en voz baja, la había puesto al corriente de los que había sucedido mientras seguían a Chloe. Anduvieron por los oscuros bosques por lo que pareció mucho tiempo, todos ellos tensos y en silencio. Ramas golpeaban a Elena en la cara y deseó tener la visión nocturna de un vampiro o un hombre lobo, o los afinados instintos de cazadora de Meredith. Incluso Matt, pisoteando a lo largo estoicamente a su lado, con los ojos fijos en Chloe por delante, parecía estar tropezando en menos cosas que Elena. Estaba a punto de desear que sus Poderes de Guardián empezaran a hacer efecto; esto era probablemente el tipo de cosas para las que no serían buenos, sin importar que tuviera Poderes o no. Finalmente, una franja de parpadeante luz naranja apareció en la distancia, y se dirigieron hacia ella en silencio. Elena estaba trotando, respirando con dificultad. Al menos ahora Stefan y la Manada habían desacelerado su ritmo para acomodarlo al de Meredith y Matt, ella apenas conseguía mantenerse al día con el grupo. A medida que se acercaban, se dio cuenta de que la luz parpadeante era de una hoguera. Los lobos delante de ella irguieron las orejas. Entonces, de repente, ellos y Stefan estaban corriendo, largos avances devorando la distancia y dejando a los humanos detrás. Chloe se arrastró unos pasos detrás de ellos. C
  49. 49. L.J. Smith Destiny Rising Page Las fuertes manos de Meredith y Matt se cerraron sobre los brazos de Elena y la arrastraron entre ellos, corriendo detrás de los demás. Ella tropezó, un dolor agudo se balanceó en su costado, pero se levantó y siguió moviéndose. Un momento después, pudo oír lo que Stefan y la Manada habían oído. Un fuerte cántico de muchas voces parecía palpitar y resonar a través de la cabeza de Elena. Por encima del murmullo se levantó una sola voz, gritando fuertemente. No sabía en qué idioma hablaban, aunque sonaba antiguo y gutural. No era latín, pensó, pero podría haber sido griego o nórdico antiguo o algo mucho más antiguo, desde los primeros días del mundo. Sumerio, pensó salvajemente. Inca. ¿Quién sabía? A medida que irrumpía en el claro, sus ojos escocían por el humo y la luz del fuego, y al principio lo único que vio fue una confusión de formas retorciéndose contra la luz. Cuando sus ojos se adaptaron, vio a Ethan, aún pareciendo incongruentemente como el universitario pijo que no había sido desde hace mucho tiempo, liderando el canto. Su frente estaba ligeramente arrugada en concentración, y alzó una copa llena de sangre espesa y oscura como si fuera nada más que vino. ¿Por qué no se lo impiden? Pensó Elena, y entonces los cuerpos borrosos ante ella se enfocaron. Stefan, brutalmente gracioso, estaba rasgando la garganta de un vampiro alto y ligeramente encorvado. Elena lo reconoció vagamente como alguien que había visto en el campus antes de que las promesas de la Sociedad Vitale los hubieran convertido a todos en vampiros. Cerca de allí, los hombres lobos luchaban, también, los lobos acompañando y protegiendo a los humanos mientras se enfrentaban juntos, cada uno perfectamente en sintonía con las posiciones de los demás. Los vampiros que no estaban actualmente enzarzados en la batalla habían formado un círculo alrededor de Ethan, bloqueándolo del ataque mientras continuaba con su ritual. Meredith se lanzó a la lucha, la plata del final de su bastón parpadeando en la luz del fuego. Elena y Matt, demasiado conscientes de su falta de Poder sobrenatural, se quedaron atrás en el borde del claro. Chloe estaba a cierta distancia de ellos, con los ojos fijos en la batalla. Se mordía el labio, sus brazos alrededor de ella, y Elena sintió una aguda punzada de simpatía por ella: recordó los deseos ansiosos de ser un nuevo vampiro, y la forma en que cada movimiento
  50. 50. L.J. Smith Destiny Rising Page del vampiro que te engendró parecía llamarte. Debía ser una agonía para Chloe evitar arrojarse a la pelea. Matt estaba mirando a Chloe, su frente arrugada por la preocupación, pero mantuvo la distancia, llevándose a sí mismo a proteger a Elena de Chloe así como de los otros vampiros Vitale. Él debe recordar lo volátil que un nuevo vampiro puede ser, también. Elena apretó su brazo agradecido. Una vez más, pensó: Si tengo que ser una Guardián de todos modos, ahora sería un buen momento para recibir algunos Poderes. Trató de sentir si algo podría estar cambiando en su interior, sintiendo como si estuviera sondeando un diente flojo con la lengua, pero no se sentía diferente. No había sentimiento de despliegue emocional dentro de ella, como lo había sentido durante el breve período después de su resurrección, cuando había sido desarrollada con los misteriosos y peligrosos Poderes de Alas. Sólo mortal, todos los día Elena, sin forma de ayudar ahora. Mientras miraba, un vampiro agarró los costados de un enorme lobo blando—Zander—y con gran agilidad y fuerza, lo arrojó a un lado. El cuerpo del lobo golpeó fuertemente el suelo cerca del borde del claro y se quedó inmóvil. El corazón de Elena se congeló. Oh, no, pensó, dando un paso adelante involuntariamente, pero Matt la retuvo. Oh, Bonnie. El lobo se quedó inmóvil por un momento, y Elena no podía ver si estaba respirando. Entonces, lentamente, se puso de pie, sus costados agitados. No había rastros de sangre y barro en su pelaje blanco puro. Zander vaciló sobre sus pies, y luego pareció encontrar el equilibrio y, gruñendo, se lanzó de nuevo a la pelea. Con una carga repentina, trajo a un vampiro de rodillas y Daniel, estaca en mano, lo remató con un golpe rápido. Cuando Elena había llegado al claro, los combatientes parecían igualados, y no había manera de romper el muro de los vampiros para detener a Ethan mientras realizaba el ritual. Pero Meredith había ido girando como un derviche, su arma volando, y la marea de la batalla fue lenta pero claramente decisiva. Meredith y Stefan intercambiaron una mirada y ella empezó a abrirse camino más cerca del fuego, moviéndose constantemente hacia Ethan mientras ladeó el bastón para alcanzar un vampiro, llevándolo a la tierra. Los ojos de Elena apenas podían seguirla mientras desvainaba un cuchillo de caza de su costado y, con un golpe vicioso de la hoja, cortó su cabeza. El cuerpo cayó hacia atrás, y de pronto un camino se abrió paso entre la multitud entre Stefan y Ethan. Stefan apartó el vampiro con el que había estado luchando y dio un gran salto sobre la cabeza de Meredith, aterrizando de pie delante de Ethan.
  51. 51. L.J. Smith Destiny Rising Page El canto tartamudeó a su fin. Stefan se acercó y envolvió su mano alrededor de la garganta de Ethan justo sobre la tráquea, apretando y estrujando. El vampiro más joven se atragantó y musitó sin palabras, sus manos desesperadamente escarbando en Stefan. Llegando abajo con la mano que no sostenía a Ethan por el cuello, Stefan tanteó a su lado y sacó una estaca. Los ojos dorados de Ethan se abrieron cuando Stefan apretó la estaca contra su pecho. Elena oyó gemir ligeramente a Chloe, pero la chica vampiro no se movió. Adiós, Ethan , dijo Stefan. Su voz era tranquila y práctica, sin enojar, pero Elena lo oyó, y lo mismo hicieron los demás. Todo el mundo había detenido sus luchas, sus brazos luchando contra sí, los ojos se volvieron hacia Stefan y Ethan. Era como si todos estuvieran conteniendo la respiración. A continuación, los vampiros comenzaron a gruñir y gritar, luchando por llegar al vampiro que los engendró. Pero los lobos se movieron más rápido de lo que Elena podía haber imaginado, inundando el círculo en torno a Ethan y Stefan, manteniendo atrás a los nuevos vampiros. Elena dio un largo y aliviado suspiro. Stefan había llegado a tiempo. Lo peor no sucedería. Klaus, el loco, el vampiro Original, permanecería muerto. Ethan miró a Stefan, pero sus labios se curvaron lentamente hacia arriba en una terrible sonrisa. Demasiado tarde, articuló en silencio, y la copa en su mano cayó hacia atrás. Rica, roja sangre se derramó en el fuego. Tan pronto como la sangre tocó el fuego, estalló en altas llamas azules. Elena se encogió y se protegió los ojos de la repentina explosión de luz. A su alrededor, los otros se encogieron, vampiros, humanos, y hombres lobos por igual. Las llamas y el claro se llenaron de humo. Elena estaba temblando, tosiendo, sus ojos aguándose, y podía sentir los jadeos y estremecimientos de Matt a su lado. Cuando el humo empezó a despejarse, un hombre alto, de piel dorada cobró forma y salió de las llamas. Elena lo conocía. Pensó, como la primera vez que lo había visto, que se veía como el diablo, si el diablo fuera guapo. Estaba desnudo al salir del fuego, su cuerpo esbelto y musculoso, y sostenía su cabeza con orgullo. Tenía el pelo blanco y los ojos azules. Su sonrisa era alegre y loca, y cada movimiento ofrecía la promesa de destrucción.
  52. 52. L.J. Smith Destiny Rising Page Un relámpago agrietó sobre sus cabezas, y él echó hacia atrás la cabeza y rió con lo que sonaba como puro placer malévolo. Klaus se había levantado.
  53. 53. L.J. Smith Destiny Rising Page Capítulo 8 Traducido por laurasoto Corregido por Emi_93 lena no podía moverse. Se sentía entumecida, sus extremidades pesadas y congeladas. Su corazón latía cada vez más rápido, el flujo de sangre tronando en sus oídos, pero se quedó quieta. Después del incendio, Klaus se estiró y sonrió, sosteniendo sus manos en frente de él. Él admiró sus largos dedos y antebrazos fuertes. -Sin marcas-, dijo. Habló en voz baja, pero sus palabras resonaron a través del claro. - Estoy entero de nuevo-. Él inclinó la cabeza hacia atrás para ver la alta luna creciente arriba de él y su sonrisa se ensanchó. -Y de vuelta en casa- dijo. Ethan zafó del agarre de Stefan, aflojado por el estado de shock de éste, y se dejó caer de rodillas. -Klaus-, dijo con adoración. Klaus bajó la mirada hacia él con una especie de indiferente curiosidad. Ethan abrió la boca para decir algo más, su rostro extasiado, pero antes de que pudiera hacerlo, Klaus se acercó, puso sus manos fuertes y elegantes alrededor de la mandíbula de Ethan, y tiró. Con un ruido terrible, los tendones se rasgaron, la cabeza de Ethan se desprendió de su cuello como un tapón de un frasco. Su cuerpo se desplomó sin vida a un lado. Klaus levantó la cabeza de Ethan y la sostuvo sobre su cabeza mientras la sangre corría por sus brazos. Alrededor de él, los seguidores de Ethan se estremecieron de miedo, pero ninguno de ellos se movió. Cerca de Elena, Chloe se quedó sin aliento. Stefan, con la cara salpicada de la sangre de Ethan, estaba mirando con atención a Klaus, moviendo su cuerpo para encontrar una buena posición para atacar. E
  54. 54. L.J. Smith Destiny Rising Page ―No‖, pensó Elena, asustada, no estando dispuesta a dar la espalda a Stefan. No había olvidado lo fuerte que era Klaus. Como si hubiera oído sus pensamientos, Stefan retrocedió un poco, lanzando una mirada de alerta a sus tropas reunidas, todos mirando a Klaus con horror. Klaus miró a la cara de Ethan por un momento, y luego tiró la cabeza a un lado. Llevando su mano derecha a la boca, se lamió la sangre de Ethan cuidadosamente con una larga lengua rosa, y Elena se volvió, incómoda. Verlo matar a Ethan tan casualmente había sido bastante horrible, pero había algo obsceno en el irreflexible placer sensual con que él tomó los riachuelos de sangre. -Delicioso-, dijo Klaus, su luz voz. -Me gusta el sabor del vampiro antiguo, pero él todavía era joven y fresco. Su sangre era todavía dulce-. Miró tranquilamente alrededor del claro. -¿Quién es el siguiente?- preguntó. Entonces, con el claro iluminado por el fuego, con los ojos fijos en Elena, su cabeza se elevó, como un la de un perro que coge un olor; su rostro cambio de la indiferencia al estado de alerta. Elena tenía indigestión, la garganta seca, su corazón latía como un pájaro pequeño, frenético, atrapado en su pecho. Sus ojos eran azules, pero no el tipo de azul de Matt o de Zander, como el cielo azul. Los ojos Klaus eran como hielo fino sobre el agua oscura. -Tú- le dijo Klaus, casi con suavidad. -He querido volver a verte-, sonrió y abrió las manos. -Y aquí estás, en mi renacimiento, para darme la bienvenida. Ven aquí. Elena no quería moverse, pero se tambaleó hacia delante, hacia Klaus, de todos modos, arrastrando los pies contra su voluntad, como si estuvieran siendo operados por otra persona. Oyó un susurro aterrado de Matt detrás de ella –Elena-, dijo él, y la agarró del brazo, frenándola. No hubo tiempo para darle las gracias, sin embargo. Klaus fue estrechando el espacio entre ambos. -Si me matas ahora…- le dijo a ella, su tono tan íntimo como el de un amante. -Será mejor que no hagas aparecer tu ejército de fantasmas furiosos a tu alrededor esta vez, Elena. Yo podría acabarte en cuestión de segundos.

×