• Compartir
  • Enviar por correo
  • Insertar
  • Me gusta
  • Guardar
  • Contenido privado
Actualización a Moodle 2: un enfoque estratégico
 

Actualización a Moodle 2: un enfoque estratégico

on

  • 4,315 reproducciones

Artículo de la presentación realizada en la MoodleMoot de Madrid, 19, 20 y 21 de septiembre de 2012 "Migrar a Moodle 2: un enfoque estratégico" ...

Artículo de la presentación realizada en la MoodleMoot de Madrid, 19, 20 y 21 de septiembre de 2012 "Migrar a Moodle 2: un enfoque estratégico"
Podéis encontrar la presentación aquí: http://es.slideshare.net/laiajoana/migrar-a-moodle-23-un-enfoque-estratgico

Estadísticas

reproducciones

reproducciones totales
4,315
reproducciones en SlideShare
1,126
reproducciones incrustadas
3,189

Actions

Me gusta
1
Descargas
20
Comentarios
0

5 insertados 3,189

http://www.scoop.it 3178
https://twitter.com 8
https://hootsuite.scoop.it 1
http://learningaboutelearning.tumblr.com 1
http://webcache.googleusercontent.com 1

Accesibilidad

Categorias

Detalles de carga

Uploaded via as Adobe PDF

Derechos de uso

© Todos los derechos reservados

Report content

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Processing...
Publicar comentario
Edite su comentario

    Actualización a Moodle 2: un enfoque estratégico Actualización a Moodle 2: un enfoque estratégico Document Transcript

    • 1ACTUALIZACIÓN A MOODLE 2: UN ENFOQUEESTRATÉGICOCanet Celma, Laia Joana1,21: CV&A ConsultingRosselló 257, 2D Barcelona 08008e-mail: lcanet@cvaconsulting.com, web: http://www.cvaconsulting.com2: Departamento de HumanidadesUniversitat Pompeu FabraRamon Trias Fargas, 25-27 Barcelona 08005e-mail: laia.canet@upf.edu, web: http://www.upf.eduResumen. Moodle 2 incorpora numerosos cambios y mejoras tanto a nivel funcionalcomo de codificación. Dadas sus nuevas características, el hecho de actualizar aMoodle 2 no se puede considerar –en la mayoría de los casos- como una actualizaciónmenor. En este artículo se identifican los ámbitos y aspectos que pueden afectar en elproceso de actualización. Así mismo, se proponen 5 fases para realizar el proceso demigración o actualización con la finalidad de identificar los principales aspectos atener en cuenta en el paso a Moodle 2.x de manera que permita valorar cuándo y comorealizarlo. Estas fases son: Análisis, Piloto, Gestión del cambio y formación,Producción, Plan de evolución.Palabras clave: Moodle 2, migración, estrategia, gestión del cambio.1. INTRODUCCIÓNUna de las principales características de Moodle -desde sus inicios en 2002- es sucapacidad para avanzar y evolucionar tanto a nivel técnico como pedagógico facilitandoasí su uso a los distintos tipos de usuarios que interaccionan con la plataforma. Estaevolución se materializa en forma de actualizaciones periódicas. Ha sido en el paso dela versión 1.9 a la 2 donde más significativos han sido estos cambios, puesto que afectantanto a aspectos técnicos y de desarrollo como a elementos de usabilidad yfuncionalidad para administradores, profesores y alumnos.El proceso de cambio de Moodle 1.9 a 2.x no es únicamente técnico, puesto que puedeimplicar cambios a otros niveles que afectan a los usuarios, especialmente alprofesorado. La tecnología en el ámbito educativo es un elemento crítico a la vez quecomplejo, la incorporación de su uso por parte de los distintos usuarios no siempre esfácil. Los cambios, pues, no siempre son percibidos de forma positiva por gran parte delos usuarios. Esta situación hace que, ante un cambio de versión significativa de Moodlecomo es el caso, esta deba hacerse de forma planificada y coordinada con todos losusuarios implicados.A continuación, se describen las principales novedades de Moodle 2 así como loscambios que puede implicar para cada tipo de usuario para, posteriormente, proponer unconjunto de elementos a considerar y tener en cuenta en el proceso de actualización omigración a Moodle 2.x organizados en cinco fases: Análisis; Piloto; Gestión delcambio y formación; Paso a producción; Plan de evolución. Estos elementos permitirán
    • 2valorar cuándo y cómo realizar esta actualización a Moodle 2 con mayores garantías.2. PRINCIPALES CAMBIOS Y MEJORAS EN MOODLE 2En noviembre de 2011 se publica la versión 2.0 de Moodle después de más de 3 años dedesarrollo. Una de las principales novedades es la reescritura y refactorización decódigo para garantizar una mejor evolución e integración de la plataforma con estasherramientas. Dadas sus nuevas características, el hecho de actualizar a Moodle 2 no sepuede considerar –en la mayoría de los casos- como una actualización menor.En Moodle 2 se ha apostado para que la plataforma tenga un desarrollo continuado a lolargo del tiempo de forma estable, por esta razón se ha reescrito buena parte del códigofuente. Además, también se facilita la extensión e interconexión con herramientas yelementos externos a Moodle, por lo que se amplifican notablemente suspotencialidades. A partir de ahora, es más fácil para los desarrolladores poder integrarsecon otras herramientas y plugins (como por ejemplo, portafolios, repositorios,herramientas para la detección del plagio) así como personalizar y adaptar elementos alas necesidades particulares de cada institución sin comprometer la evolución futura dela plataforma, puesto que ahora puede realizarse sin modificar el código fuente deMoodle.A modo de resumen, podemos listar los principales elementos novedosos de Moodle 21:Optimización de código CohortesMejora temas gráficos Duplicado de actividades (2.1)Integraciones con WebServices LTI - Herramientas Externas (2.2)Mejoras en la navegación y usabilidad Rúbricas (2.2)Actividades condicionales y completadas Drag & Drop (2.3)Plugins Reescritura de la Tarea (2.3)Nuevos bloques. Incorporación del Libro (2.3)Figura 1. Principales novedades en Moodle 2. En paréntesis se indica a partir de qué versión estádisponible la funcionalidad.Todo proceso de cambio implica riesgo de problemas y rechazos, pero también implicanuevos retos y oportunidades. Por esta razón es muy importante realizar un conjunto deacciones que describiremos a continuación para asegurar que este cambio se realiza dela mejor manera posible, teniendo en cuenta las necesidades y las acciones que debenrealizarse.3. LA NECESIDAD DE UN ENFOQUE ESTRATÉGICOAunque el cambio a Moodle 2 no tiene por qué ser traumático, es necesario abordarlode forma global y transversal, identificando los puntos fuertes y débiles, para estableceruna estrategia de actuación que permita abordar el cambio minimizando problemas yrechazos, a la vez que fomentando buenas prácticas y una optimización de procesos.Todo proceso de cambio es, también, una gran oportunidad. En este caso, es unaoportunidad para revisar qué estamos haciendo, cómo, hacia dónde queremos ir, quénecesitamos para conseguirlo. A nivel técnico es el momento de revisar si tenemosmodificaciones en el código o desarrollos específicos, analizar cómo hacerlos1Más información en http://docs.moodle.org/dev/Releases
    • 3sostenibles y evolucionables en el tiempo. Si no los tenemos, es un buen momento paraidentificar qué necesitamos que ahora no tengamos para evaluar las distintas alternativasque Moodle 2 nos brinda. Para el profesorado, es una muy buena oportunidad pararevisar y repensar la acción docente, revisar el uso que se hace del aula virtual en elmarco de nuestra acción docente para ver cómo lo podemos mejorar.3.1. ¿A quién afecta el cambio?En un LMS como Moodle, aunque tenga como finalidad facilitar el aprendizaje de losalumnos, a su alrededor se articulan distintos perfiles con necesidades distintas que vandesde el administrador de sistemas que mantiene el servidor que aloja a la plataforma,pasando por el administrador del campus, que configura las opciones de la plataforma,los perfiles más de gestión que realizan las altas y bajas de usuarios, creación de cursosetc, el profesorado que diseña, implementa e imparte formación y el alumno. Elprogramador que desarrolla modificaciones o interrelaciones con sistemas internos. Eneste contexto, el cambio, pues, afecta a un número de personas importante.Básicamente, a todos los usuarios que interaccionan con la plataforma en mayor omenor grado. Es evidente, que no afectará a todos por igual, pero debemos identificarqué puede dificultar en un primer momento este cambio para poder tomar las medidasoportunas.Asimismo, también es recomendable identificar qué procesos podrían mejorarse paraintroducir estas mejoras en el proceso de cambio. El cambio es una buena excusa pararevisar lo que estamos haciendo, qué nos funciona y qué no, para mantener lo bueno, ymejorar lo menos bueno. Este es también un elemento que nos puede ayudar a la horade trabajar la gestión del cambio.3.2. ¿Qué implica cambiar?Cambiar implica romper rutinas, cuestionar lo que hacemos cada día para hacerlo deotra manera –a ser posible mejor-, implica estar abierto a las nuevas maneras de hacer, alas nuevas posibilidades y a la mejora personal y colectiva. Cambiar implica no perderla capacidad para aprender de forma continuada, ayudar a los demás y mejorar nuestrotrabajo. Para hacerlo, podemos establecer grupos de trabajo interdisciplinares con unabuena planificación de las tareas a realizar.4. LAS 5 FASES DEL PROCESO DE MIGRACIÓNEl proceso que se propone a continuación de migración o actualización a Moodle 2comprende 5 fases distintas: Análisis, Piloto, Gestión del cambio y formación, Paso aproducción, Plan evolución. A continuación se detallan las principales características decada fase.4.1. AnálisisLa primera fase, el análisis, es la más importante de todas, puesto que necesitamosrevisar nuestro punto de partida, qué tenemos y hacia dónde queremos ir. Todo elproceso es un conjunto de toma de decisiones, por lo que debemos tener el máximo deinformación para poder tomarlas de forma adecuada. Es el momento de revisar lasdecisiones estratégicas tomadas en el pasado y ver si han sido correctas o, si por elcontrario, es un buen momento para modificar nuestra estrategia. Un ejemplo de estepunto podría ser, por ejemplo, el hecho de instalar plugins de la comunidad no
    • 4mantenidos o no procedentes de fuentes fiables que posteriormente, al no actualizarse aversiones superiores, nos impiden actualizar nuestra instancia. Dada la facilidad deMoodle de instalar plugins desarrollados por terceros, a veces estos no estánmantenidos, por lo que puede dificultar la actualización de la plataforma. Es importantegarantizar la continuidad y la evolución de la plataforma, por lo que no puede quedarlimitada por confiar en un plugin no mantenido, por ejemplo.Antes de hacer nada, es importante realizar un análisis global y transversal de lasituación que tenemos para poder dar respuesta a los distintos elementos. El análisisinicial debería ser tanto técnico, funcional como organizativo.Debemos identificar aspectos tales como:Nivel técnico Nivel funcional Nivel organizativoVersión actual de Moodle.Posibilidad de cumplir requisitostécnicos para nueva versión.Reportes y estadísticasrequeridos.Cómo funcionamos? Quiénhace qué? Los circuitosestán claros?Desarrollos y/o plugins deterceros instalados, integracionescon sistemas externos.Elementos más usadosde la plataforma.Roles que interaccionan conla plataforma y cómo lohacen.Tema gráfico estándar/propio. ¿Cómo se trabaja conlos ficheros?En qué podríamos ayudar amejorar su día a día?Figura 2. Identificación de algunos de los aspectos a tener en cuenta en la fase de análisis.Dado que Moodle 2 incorpora numerosas funcionalidades nuevas, es recomendableidentificar si la funcionalidad de alguno de los desarrollos realizados puede estarcubierta o puede adaptarse a alguna de las nuevas funcionalidades de Moodle 2.Asimismo es importante identificar el ciclo de vida de nuestros cursos para establecer elmejor momento para hacer el cambio, así como la estrategia de implementación:Migrar, con lo que tendremos todos los contenidos y datos intactos, aunque tendremosque revisar los resultados; o bien crear una nueva instancia y empezar de cero. Las dosinstancias, la nueva y la antigua, podrían coexistir si fuera necesario, funcionando laantigua como repositorio de contenidos durante un tiempo, o para archivar los cursosantiguos. En caso de que se opte por tener en paralelo instancias 1.9 y 2, es importanteestablecer procedimientos de funcionamiento con los distintos tipos de usuarios.A nivel técnico, es interesante aprovechar esta fase para identificar la necesidad yviabilidad de la integración de Moodle con sistemas externos mediante WebServices,especialmente en entornos complejos con un alto volumen de usuarios. Trabajar conWebServices aporta un gran potencial y flexibilidad, puesto que se pueden hacerfunciones propias sin tener impacto en el código fuente de Moodle.Otro aspecto importante a tener en cuenta en esta fase son lo requisitos técnicos a nivelde servidor y de navegador necesarios para cada versión. Actualmente, las versiones 2.0y 2.1 ya no se están desarrollando, por lo que se recomienda trabajar con las últimasversiones.Moodle 2.0 Moodle 2.1 Moodle 2.2 Moodle 2.3RequisitostécnicosmínimosPHP 5.2.8MySQL 5.0.25PostgreSQL 8.3MS SQL 2005Oracle 10.2PHP 5.3.2MySQL 5.0.25PostgreSQL 8.3MS SQL 2005Oracle 10.2PHP 5.3.2MySQL 5.0.25PostgreSQL 8.3MS SQL 2005Oracle 10.2PHP 5.3.2MySQL 5.1.33PostgreSQL 8.3MS SQL 2005Oracle 10.2
    • 5NavegadoresmínimosFirefox 3IExplorer 7Safari 3GChrome 4Opera 9Firefox 3IExplorer 7Safari 3GChrome 4Opera 9Firefox 3IExplorer 7Safari 3GChrome 4Opera 9Firefox 4IExplorer 8Safari 5GChrome 11Opera 9Estado No mantenido No mantenido Mantenido MantenidoFigura 3. Requisitos técnicos y navegadores recomendados para cada versión deMoodle. En negrita se marcan los cambios.En esta fase también se debe empezar a identificar los aspectos clave a tener en cuentaen la gestión del cambio. En general, lo que no hayamos identificado o no tengamosclaro en esta fase nos va a condicionar lo que se haga después, dificultando que lasposteriores acciones respondan a las necesidades reales.4.2. PilotoEl objetivo de esta fase es, principalmente, validar las decisiones tomadas en la faseanterior. Para realizarlo, es recomendable no comprometer la instancia de producción.Por esta razón, trabajaremos sobre una copia de nuestro Moodle para poder así revisar lacorrecta actualización, validar el correcto funcionamiento de la plataforma, así comocomprobar que los desarrollos actualizados funcionan adecuadamente. Es en estemomento donde podemos identificar posibles problemas y solucionarlos antes derealizar el paso a producción. La fase piloto tanto nos es útil para validar la fase deanálisis, acabar de tomar decisiones fundamentadas en la experiencia así como parafacilitar las acciones formativas iniciales con los distintos usuarios.Es importante recordar que, si bien tenemos la opción de actualizar la instanciaactualmente en funcionamiento, también tenemos la opción de instalar otra instancia deMoodle, de manera coexistan las dos. Esto facilita que los cursos funcionando en la 1.9continúen sin comprometer su funcionamiento, mientras que los nuevos empiecen conla nueva versión. Las dos pueden coexistir temporalmente, de modo pueda funcionartambién como repositorio de cursos históricosEsta fase de piloto también puede ser utilizada para empezar a gestionar la gestión delcambio y la formación, para hacer las presentaciones iniciales o la formación inicial conlos usuarios potenciales.Es importante hacer las pruebas en entornos que no comprometan el funcionamientohabitual de la plataforma, puesto que cualquier incidencia puede tener un fuerte impactoen el funcionamiento habitual de nuestro campus, especialmente en ciertos momentosde gran intensidad de uso de la plataforma.No es necesario que estén todos los desarrollos implementados, depende de la duracióndel proyecto. También puede acabar siendo un entorno de pruebas para losdesarrolladores, a la vez que posible entorno de formación facilitando que losparticipantes trabajen sobre su propio curso.4.3. Gestión del cambio y formaciónEl proceso de gestión del cambio y formación empieza prácticamente con el arranquedel análisis y se realiza a lo largo de todo el proceso, puesto que es una partefundamental para garantizar el éxito del cambio. Si la fase de análisis es crítica para unacorrecta identificación de necesidades y conceptualización de soluciones, la gestión delcambio y formación es crítica para la implementación y puesta en marcha del proyecto.Si los usuarios no están satisfechos y no saben usar la herramienta adecuadamente,significará que no hemos logrado nuestros objetivos iniciales.
    • 6Esta fase es crítica puesto que, por un lado, supone una gran oportunidad de cambio ymejora, pero, por el otro, es también un gran riesgo puesto que el cambio no siempre espercibido de igual manera por todo el mundo ni es fácil satisfacer expectativas dispares.Las mejoras y revisiones que podemos hacer se circunscriben en distintos ámbitos:Revisión de los procesos de gestión interna: A menudo, las cosas las acabamoshaciendo por inercia, o adaptándolas a lo que tenemos. A veces, llegamos a un puntoque ya no nos preguntamos por qué hacemos esto, para qué y cómo podríamosmejorarlo. Dado que Moodle 2 incorpora mejoras significativas en algunos aspectos(tales como el nuevo rol de Manager que permite separar la gestión de los usuarios dela administración de la plataforma, las cohortes, por ejemplo), es un buen momento paraver cómo funcionamos y hasta qué punto Moodle se amolda a nuestro funcionamiento obien si nosotros nos podemos acercar a su forma de funcionar. Se trata de identificarqué procesos son los más complejos, los que implican más tiempo y recursos eidentificar qué opciones tenemos para mejorarlos y facilitar las tareas de gestión. Comoresultado de esta revisión, pueden aparecer nuevos requerimientos técnicos que debenser estudiados antes de su implementación.Revisión de aspectos instruccionales: Este es unos de los factores clave que puedegenerar un verdadero motor de cambio a corto, medio y largo plazo. En el proceso deintroducción de la tecnología en los procesos docentes, se suele pasar por distintas fases.El hecho de disponer de distintas herramientas cada vez más potentes no significa nique se usen ni que se apliquen de utilizando su máximo potencial. Estamos ante unagran oportunidad para facilitar o, por lo menos, allanar el camino para que los cursospasen de ser un simple repositorio de ficheros para descargar a un espacio deaprendizaje que fomente la construcción de aprendizaje. Para facilitar este cambio, esrecomendable utilizar las actividades como núcleo de la generación de aprendizaje,propiciando así un aprendizaje mucho más activo.En Moodle 2 podemos sacar partido a las actividades completadas, las condicionales y alas nuevas funcionalidades del taller, la tarea, los cuestionarios, las rúbricas… si bien enMoodle 2.0 no había grandes innovaciones pedagógicas (excepto las actividadescompletadas y las condicionales), en las posteriores versiones cada vez encontramosnovedades más significativas en el ámbito pedagógico. Es importante encontrar maneraspara fomentar las buenas prácticas, la mejora instruccional y la innovación, animar aexperimentar y compartir los resultados y las experiencias para fomentar a su vezbuenas prácticas.Uno de los principales problemas ante cualquier cambio son las reticencias que estesupone. Es importante, por lo tanto, identificar qué acciones y quién debe llevarlas acabo para evitar y superar la reticencia al cambio. Una buena estrategia es conocer biena nuestros usuarios, sus necesidades y sus problemas. Con esta información podremosver cómo les podemos ayudar, qué podemos hacer para facilitar su trabajo.Además de las oportunas acciones de comunicación, es fundamental contar con unaestrategia de formación y difusión que facilite el cambio haciendo transparente todo elproceso, comunicando las principales novedades y capacitando a cada perfil con lo quedebe conocer y saber hacer en la plataforma.La formación a los usuarios de Moodle debe ser lo más aplicada y lo más cercana a susnecesidades reales posible. A la vez, debe fomentar el uso de las nuevas funcionalidadesde forma eficiente. Asimismo, también es una oportunidad para formar a nuevosusuarios. Nos podemos encontrar con distintos perfiles de usuarios: usuarios que nuncahan trabajado con la plataforma, usuarios que han trabajado esporádicamente con la
    • 7plataforma, usuarios avanzados y especialmente activos.Cada unos de estos perfiles, dependiendo de sus características, puede necesitar unenfoque formativo ligeramente distinto.Formación Comunicación ApoyoPresentación de novedades,actualización a Moodle 2.Sesiones informativas connovedades.Establecer sistema deacompañamiento al usuario.Aspectos concretos(herramienta,funcionalidad…).Difusión acciones entreusuarios (casos éxito,buenas prácticas….)Creación de comunidadesque faciliten el apoyomutuo entre los usuarios.Talleres para consolidar usopedagógico de lasherramientas.Espacios de consulta sobrelas principales novedades.Creación de guías ydocumentación en distintosformatos.Figura 4. Propuesta de acciones formativas y comunicativas.Tal y como se ha expuesto anteriormente, un elemento clave para el éxito es la gestióndel cambio. La formación y la comunicación son los aspectos que facilitan esta gestióndel cambio. Aunque, aparentemente, sólo los perfiles que interactúan frecuentementecon la plataforma necesitan formación, no debemos olvidarnos del resto, puesto que sontambién una pieza clave en el proceso como, por ejemplo, los administradores, losdesarrolladores, las personas que dan apoyo… En general, la formación debería irorientada en 3 ámbitos distintos:• Formación orientada a diferencias y a novedades.• Formación orientada a conocer y/o fomentar otras actividades o usos.• Acciones orientadas a revisar qué se está haciendo y cómo podemos mejorarlo.Para que todas las acciones sean eficaces, debemos tener en cuenta el factor tiempo.Debemos planificar las acciones de manera que todos los usuarios tengan un tiempoprudencial para familiarizarse y adaptarse al nuevo entorno de manera positiva,facilitando perder el miedo y mitigar cualquier posible reticencia a la nuevaherramienta.Algunos de los elementos que nos pueden permitir mitigar las reticencias al cambio:• Comunicar de forma clara y transparente las novedades y las potencialidades,haciendo hincapié en los aspectos más beneficiosos para cada colectivo.• Resaltar los aspectos novedosos y de marketing, como por ejemplo la adaptacióna dispositivos móviles y las oportunidades que general.• Identificar las oportunidades de evolucionar, fomentarlas, desarrollarlas ycompartirlas.• La propia evolución de la plataforma es también un argumento, no podemosquedarnos estancados.• Oportunidad de cambio real (evidentemente, el grado del cambio está en manosde cada institución).La gestión del cambio, pues, nos permite aprovechar las nuevas oportunidades que segeneran y retos que se plantean para mejorar la situación actual. En ningún casodebemos dejar de tener presente el colectivo al que nos dirigimos, su contexto y susposibles reticencias actuales y futuras. Sólo así conseguiremos gestionar el cambioadecuadamente.4.4. Paso a producciónOtra decisión importante es cuándo hacer el paso a producción. Es recomendablehacerlo cuando no sea un momento crítico y, por lo tanto, cuando no hayan cursos enactivo. Como criterio general, es recomendable que las acciones formativas que
    • 8empieza en una versión terminen en la misma para no generar confusión. Es posible,pero, que puedan coexistir las dos versiones, dependiendo de las necesidades y losrecursos. Lo que empiece de nuevo, debe hacerse ya en la nueva plataforma. Esimportante, pues, tener un plan de qué y cómo lo vamos a hacer. También será clave elapoyo y el soporte con el que contarán los distintos tipos de usuario.Como medida de prevención, es importante siempre guardar una copia de todos losdatos para poder recuperar ficheros en caso de pérdida o corrupción de algún fichero.Por esto también podemos mantener el campus 1.9 en “modo lectura” para elprofesorado, para poder recuperar cualquier elemento que pudiera no funcionarcorrectamente.4.5. Plan de evoluciónUna vez ya estamos en la última versión de Moodle 2, ya habremos realizado la partemás compleja del proceso. En cualquier caso, se inicia una nueva fase en la quedebemos estar preparados para evolucionar la plataforma, tanto a nivel técnico comopedagógico. Teniendo en cuenta que Moodle está en constante evolución2, esfundamental tener un plan o una política de evolución de la plataforma que permitadisponer de unas directrices claras para mantenerla actualizada. Así, pues, es importantedeterminar qué elementos y qué nuevas funcionalidades se van a aplicar y cómo, quéimplicaciones puede tener a corto y medio plazo. Por ejemplo, si tenemos comoobjetivo utilizar Moodle para trabajar mediante dispositivos móviles, debemos tenerloen cuenta para no invertir en desarrollar elementos que luego no sean adecuados, como,por ejemplo, animaciones flash. Por esta razón, es importante tener claros estos aspectosque nos pueden condicionar a medio plazo. Este plan o política de evolución debedetallar también quién y cómo se tomarán las decisiones, cómo se van a implementar lasnuevas funcionalidades, en qué momento se actualizará la plataforma, así como lasacciones de apoyo que se realizarán en cada momento, tanto de comunicación como deformación y apoyo.5. CONCLUSIONESComo hemos visto, en el proceso de cambio de una versión de Moodle 1.9 o anterior auna versión 2.x se recomienda seguir los pasos descritos en las 5 fases planteadas:Análisis, Piloto, Gestión del cambio y formación, Paso a producción y, finalmente,Plan de evolución. En un proceso de cambio de estas características, es fundamentalcontar con un equipo interdisciplinar de distintos departamentos y perfiles de usuariospara poder tener una visión holística del proyecto. La fase de análisis es fundamentalpara determinar los aspectos críticos así como poder planificar adecuadamente lasdistintas acciones a realizar así como los recursos necesarios para hacerlo. También loes la comunicación y la transparencia en todo el proceso. Sin comunicación será másdifícil facilitar la gestión del cambio y la formación así como conseguir la implicaciónde los distintos perfiles, necesaria para el éxito del proceso. Así, pues, es importantedisponer de canales de comunicación para que los usuarios puedan explicitar susnecesidades y se pueda valorar su posible incorporación a la plataforma.En definitiva, el cambio a Moodle 2 es una oportunidad de mejora que podemosintroducir en prácticamente todos los ámbitos que interactúan con la plataforma.2Ver http://docs.moodle.org/dev/Releases para más información sobre el ciclo de desarrollo de Moodle.