Creatividad yconcienciaEl presente texto describe una síntesis de los nivelesevolutivos de conciencia, la forma de acceder...
CREATIVIDAD, Y CONCIENCIAProf. Jessica Cabrera CuevasParece ser que el tema de la conciencia comienza a ser eco en algunos...
La conciencia humana trasciende la individualidad en el momento que se percibe a símisma, se expande hasta incluir el ento...
La conciencia, nos dice en otro texto, es un continuo de conocimientos, experiencias,transformación y evolución permanente...
Nivel   Transpersonal     (Principio   de   Unidad).   Etapa   holística   “Testimonium”trascendente. Encuentro Comunidad ...
Desde luego, para una visión de conciencia compleja que nos permita situarnos desde lomicro a lo macro y viceversa, hemos ...
Modo trascendente/contemplativo: consiste en un conocimiento “transracional,translógico y transmental” mediante el cual la...
Y tal vez eso quería decir el maestro Zen a su discípulo con “Intelectual, aprende amorir!”   (A.   Jodorowsky,    2005). ...
La formación, dice, favorece la creatividad y un currículo desde una perspectivacompleja – evolutiva y comprende ejes como...
 Herrán, A. de la (1997). Cómo estudiar en la universidad. Madrid: Universitas. Herrán, A. de la (1998). La conciencia h...
 Torre, S. de la, (2006c). Evaluar la creatividad docente. El profesorado creativo. En   S. de la Torre y V. Violant, Com...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Creatividad y conciencia

589 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
589
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Creatividad y conciencia

  1. 1. Creatividad yconcienciaEl presente texto describe una síntesis de los nivelesevolutivos de conciencia, la forma de acceder alconocimiento y los beneficios de la ampliación deconciencia en el contexto de la educación.Prof. Jessica Cabrera C.[Seleccionar fecha]
  2. 2. CREATIVIDAD, Y CONCIENCIAProf. Jessica Cabrera CuevasParece ser que el tema de la conciencia comienza a ser eco en algunos investigadores.De la Torre por cierto, también nos habla de esta evolución de la conciencia: planteaque la conciencia es el atributo más específico y relevante del ser humano, de estemodo, las raíces antropológicas de la creatividad hay que buscarlas en la naturaleza dela conciencia humana. Educar es desarrollar la conciencia personal y social, nos señala(2003). En publicaciones más recientes insiste: La conciencia es el atributo más específico y relevante del ser humano en el mundo que conocemos, consistente en volver sobre sí y sobre las cosas para retornar de nuevo sobre nosotros con nuevos significados, en forma de espiral ascendente (S. De la Torre, 2006, p. 143).Estimamos, pues, que la creatividad viene a ser un potencial de nuestra concienciapresente en todas las personas y en la relación de ésta con su entorno, una concienciacreadora de bien común.Para los autores de la Herrán (1998) y Moraes (2007), la prioridad educativa tendráque estar dirigida no sólo a la construcción del conocimiento, a la sustentabilidadecológica, a la interculturalidad, sino que principalmente al desarrollo pleno de laconciencia humana. Nos detendremos un momento en el concepto de conciencia paradesde allí, relacionar este criterio en nuestra hipótesis central, y contrastar como es queel conocimiento sobre creatividad ha ido evolucionando en complejidad y en niveles deconciencia cada vez mayores.La conciencia se caracteriza por ser esencial, atemporal, perenne, indescriptible,omnipresente y total. Es energía dinámica. Para poder manifestarse necesita de doselementos, sujeto y objeto y precisa diversas dimensiones y vías que le permitan darsecuenta de las experiencias vividas en cada uno de los planos de existencia. 2
  3. 3. La conciencia humana trasciende la individualidad en el momento que se percibe a símisma, se expande hasta incluir el entorno circundante. La Dra. González-Garza (2006)señala que la expansión de la conciencia implica un desarrollo gradual, una evoluciónhistórica que va de lo inconsciente a lo consciente, de lo inferior a los superior, de loindividual a lo social, de lo personal a lo transpersonal y universal. Nos vamosmodificando ante cada nuevo conocimiento, cada nueva interrelación, un permanenteaprendizaje traducido en un espiral ascendente y evolutivo. Desde una miradatransdisciplinar, se ve la realidad como múltiple y fluctuante relacionada a planosemergentes y de conciencia superior (Torre et al., 2006).La conciencia, plantea Cabrera, a la vez que se expande, profundiza, va hacia adentro yhacia fuera y nos amplia la comprensión de nuestro rol y misión en el mundo quehabitamos. El desarrollo de la conciencia es una demanda que se debe atender parapotenciar la reflexión, metacognición, metacomunicación, inteligencias múltiples ynuestra creatividad. La creatividad se manifiesta en las personas y en el cosmos, peroes desde una comunión con una conciencia elevada que cobra sentido para sí mismo,en las relaciones con los demás, en el bien común y en la armonía con el universo. (J.Cabrera, 2008). Por su parte, de la Herrán (1998) plantea una serie de beneficios en losefectos de la ampliación de conciencia, con lo cual podemos apreciar que esto tienecompleta relación con el desarrollo de la creatividad en la formación.Algunos de ellos son: - Mejora significativa de la capacidad de adaptación cognitiva; - Aumento de la capacidad de relación y de abstracción; - Tendencia al razonamiento sintético (no parcial); - Intensificación significativa de la creatividad en algún área; - Incremento de la receptividad, tolerancia y comprensión de los procesos mentales y toma de decisiones de los demás; - Mayor comunicación de temas esenciales; - Agilidad en respuestas verbales; - Desarrollo subjetivo, (su propio sistema de referencia), y objetivo, (punto de vista de los otros), - Lucidez, y claridad mental; - Mayor serenidad, pérdida de angustias y miedos; - Plenitud de una ética personal en el comportamiento ordinario. 3
  4. 4. La conciencia, nos dice en otro texto, es un continuo de conocimientos, experiencias,transformación y evolución permanente (A. de la Herrán, 2006). Así mismo, al hablarde conciencia estamos hablando de toda una escala de intensidades de conciencia. Laespiral de la conciencia, como hemos dicho, supone un modelo que va de lo menos a lomás inclusivo. La Dra. Ana Mª Gonzalez-Garza (2006) propone un modelo evolutivocon un enfoque humanista transpersonal apoyada en los aportes de diferentes autorestales como: Freud, Jung, Piaget, Freire, Montesorri, Rogers, Maslow, Erickon,complementados con los modelos de Lonergan, Wilber, y Gonzalez-Garza. En ellos sedescriben los niveles de desarrollo desde lo preegoico, egoico, prepersonal, personal,organísmico-social hasta lo transpersonal. Cada proceso de desarrollo de una personacontempla etapas y niveles diferentes. Cada nivel corresponde una dimensión queconforma la naturaleza humana (biológica, psicológica, organísmico-social ytranspersonal o espiritual).5.1.1 Niveles de desarrollo de la concienciaNivel Preegoico. Esta etapa, denominada pleromática, comprende la vida intrauterina ylos primeros meses, donde luego de nacer, el individuo aún se encuentra en una unidadlibre de dualismo, para seguirle una serie de etapas, modos de de aproximarse a larealidad y acceder al conocimiento, distintas manera de ser y estar en el mundo. Estosniveles de consciencia podrían ser resumidos así:Nivel Egoico (principio del placer). Ego corporal y mental. Etapa somáticasensoriomotriz y etapa psicológica pre-lógica; Se rige por el placer y la homeostasis.Egocentrismo pronunciado. Deseo de satisfacer sus necesidades. Nivel Prepersonal(principio de realidad). Etapa egocéntrica de síntesis. Encuentro Yo-Tú. Integra elnosotros y trasciende el egocentrismo, narcisismo y el individualismo.Nivel Personal (Principio de Relación). Etapa organísmico social. Etapa reflexivo-formal. Encuentro nosotros – los Otros: Integra a la familia, los amigos y a las personaso grupos significativos. Trasciende la relación de pareja. Encuentro los Otros –Comunidad Humana: Integra a todos los seres que conforman la raza humana,trasciende las instituciones y grupos humanos selectivos, los credos, las razas, lasdiferencias individuales y sociales. 4
  5. 5. Nivel Transpersonal (Principio de Unidad). Etapa holística “Testimonium”trascendente. Encuentro Comunidad Humana – Mundo:Integra al mundo entero, a la naturaleza, y trasciende las esferas anteriores. Encuentromundo – Cosmos: Integra y trasciende la realidad humana y despierta y se une a larealidad total de la cual participa.Por su parte, Wilber en su estudio sobre la conciencia distingue distintos niveles deconciencia, distintas líneas de desarrollo, estados y tipos. Plantea que los niveles deconciencia poseen un rasgo distintivo y es que una vez emergen, siguen perdurandodurante el resto del desarrollo del individuo. Existen estructuras básicas conocidas comola „Gran cadena del ser‟, las cuales hablan de dos niveles (materia y espíritu), otras detres (materia, mente y espíritu), otras de cuatro o cinco (materia, cuerpo, mente, alma yespíritu) y otras de un espectro mayor. (K. Wilber, 2004). Afirma además, que paraconocer lo que uno es y lo que no es, consiste en que un individuo no sólo tiene accesoa un, sino a muchos niveles de identidad. Este espectro, sería como un arcoíris demuchas bandas y niveles principales de identidad, con variaciones y matices, peroprincipalmente con 5 aspectos básicos de la conciencia humana como son: Nivel depersona, nivel del ego, nivel organismo total y nivel de unidad (K. Wilber, 2006). En suobra „Espiritualidad Integral‟, plantea en líneas generales que las etapas del desarrolloson logros permanentes que siguen una dirección y un orden, y vamos superandogradualmente la estructura con la que estábamos previamente identificados. El procesoevolutivo, dice, nos irá liberando de esas identificaciones que nos limitan y cada etapade desarrollo nos abrirá visiones del mundo cada vez más amplias, altas y profundas. Loimportante sería no identificarse con un nivel específico, en vez de ello, mirarlo comoobjeto para trascenderlo (K. Wilber, 2007).Podemos ver que la conciencia personal cuando se desarrolla extiende fronteras, sedesidentifica o desapega de las etapas para ir más allá de ellas e ir al encuentro deltodo, de la unidad. Sin embargo, no nos interesa quedarnos en la visión holista yalejada de la realidad concreta y el conocimiento, recordamos que desde la visióncompleja y transdisciplinar no sólo interesa la parte, o el todo, sino ambos: loholográfico, el campo, el fenómeno. 5
  6. 6. Desde luego, para una visión de conciencia compleja que nos permita situarnos desde lomicro a lo macro y viceversa, hemos de emprender el viaje de ampliar nuestrasdistinciones en el campo de la creatividad formarnos y acceder a su conocimiento. Paraello, también se ha estudiado en el ámbito de la conciencia, el modo como accedemos alconocimiento.5.1.2 Modos de acceder al conocimientoHay diferentes modos de acceder al conocimiento como actividad natural de acercarse ala realidad, a esa realidad que somos y a aquella realidad que nos rodea. Poseemos unpotencial para ir más allá de los datos inmediatos que nos dan nuestros sentidos ynuestras creencias y reconocer otras dimensiones e interrelaciones más amplias paraestablecer una conexión significativa con la totalidad. Al respecto, la Dra. González-Garza (2006) nos propone el siguiente proceso evolutivo:Modo empírico sensorial: propio de la dimensión biológica, aborda los hechos del reinoespacio-temporal.Modo cognoscitivo: propio de la dimensión psicológica, participa en el mundo de lasideas, de la lógica y de los conceptos. Parte de una concepción lineal de tiempo y lleva acabo acciones de juicio, control y valoración.Modo intuitivo y creativo: sus funciones son la percepción global, no polarizada de larealidad (procesos intuitivos, creativos, artísticos, estéticos, atemporales, aespaciales ysimultáneos). Su forma de expresión es la metafórica, la simbólica y la analógica, no serige por procesos mentales establecidos (prejuicios, ideas, creencias) sino porexperiencias que se suceden de manera simultánea o espontánea.Modo integral u holístico: se realiza a través de la integración de los tres modosanteriores y es el resultado de la experiencia integradora, totalizante y subjetiva a travésdel cual se percibe el mundo. Se centra en el presente lo que permite un contactoinmediato con la realidad cambiante e incluye la dimensión social del hombre. 6
  7. 7. Modo trascendente/contemplativo: consiste en un conocimiento “transracional,translógico y transmental” mediante el cual la persona tiene acceso a valores éticos,estéticos y espirituales, así como a las realidades trascendentes. Se realiza a través de lacontemplación, la inspiración creativa y la revelación. Corresponde a la dimensiónespiritual-trascendente del ser humano, y sus modos y caminos, hasta ahora han sidodistintos a los de la ciencia (2006, p.342). La autora nos señala: “cada una de estasmodalidades de conocimiento es valiosa, necesaria y útil en su propio dominio, peroserá la integración de éstas la que conduzca a un conocimiento cada vez más amplio yprofundo de la realidad” (o.c. p.343).Como plantea M. Romo (1997) “Si queremos comprender la naturaleza delconocimiento humano en profundidad debemos ir más allá de la dicotomía arte/ciencia/,belleza/verdad, imaginación/lógica, emoción/razón…” (p. 59). En tal sentido,compartimos la postura de González Garza (2006) cuando también señala: Es un hecho comprobado que el cambio implica riesgos y que por ello tiende a ser rechazado, sin embargo la libertad y la creatividad –entre otros dinamismos humanos fundamentales- son a la vez que fuerzas, posibilidades para enfrentar el reto que la transformación lleva consigo (p.340).Así mismo, vemos que la creatividad también constituye una esencia vital en elfenómeno de comprensión y trascendencia en el ser humano en relación consigo mismoy su entorno y los cambios y desafíos que implica ampliar la conciencia. Al respecto,nos parece que esto tiene directa relación con la propuesta de la transdisciplinariedad yde complejidad evolutiva en torno a comprender el fenómeno de la creatividad encoherencia a nuestro ser, hacer y convivir. Nos preguntamos: ¿cómo podemosacercarnos a esa coherencia que implica saber de creatividad, enseñarla y vivenciarla?En nuestro origen de seres esenciales, teníamos una conciencia de unidad, éramos partedel todo, no había dualidad sujeto–objeto (nivel preegoico de consciencia), luego, en elinevitable camino de separación, necesario para identificar nuestra individualidad,vamos al encuentro con el otro, la comunidad y el cosmos, para luego, con voluntad eintención, trascender aquello y reunirse de nuevo con lo opuesto, (eso requiere tambiénuna integración de valores como la tolerancia, el respeto a la diversidad, la éticaecológica, etc.). 7
  8. 8. Y tal vez eso quería decir el maestro Zen a su discípulo con “Intelectual, aprende amorir!” (A. Jodorowsky, 2005). Morir a nuestros prejuicios, a nuestrosencasillamientos, a nuestras zonas cómodas, seguras, reconocidas e insignificantesparcialidades egoicas, para transitar un camino de auto-iniciación permanente, anuevas etapas de vida y contemplar una realidad con menos filtros y en mayorcomunión con el entorno.Todos vamos siguiendo una ruta, querámoslo o no, que forma parte de la espiralevolutiva de la humanidad, y aunque algunos se aferren a viejos estereotipos oparcialidades, y haya quien pretenda situar la creatividad preferentemente en loinstrumental, en resultados eficaces y egoístas para sí mismos o sus sistemas dereferencia, creemos que la creatividad va hacia la convergencia necesaria con laformación en valores, el desarrollo de la conciencia y el convivir con ética ecológica.Compartimos los planteamientos de F. Capra (2000) cuando señala: Si consideramos nuestra sociedad y nuestra cultura observamos un desequilibrio filosófico y cultural básico entre dos formas de conciencia que siempre han sido conocidas como aspectos esenciales de la naturaleza humana que tradicionalmente se han llamado la ‘racional’ y la ‘intuitiva’… Estamos siendo testigos de un fuerte interés por el misticismo, los fenómenos psíquicos, una emergente preocupación por la ecología, un redescubrimiento de los enfoques holísticos hacia la salud y la curación, y no menos importante, por un conciencia feminista. Todos estos movimientos forman parte del mismo movimiento evolutivo, que va desde un excesivo énfasis en lo racional, hacia un equilibrio con lo intuitivo, y esto muestra de una forma muy hermosa, una conciencia de unidad y complementariedad de las formas de conciencia. (p. 43 adaptado)De la Torre nos propone la creatividad actualmente como campos de energíatransformadora, como un potencial y un valor humano transformador, social y ético,todo ello acompañado de conciencia (2006, 2008, 2009). Por su parte de la Herrán,(2008b) nos plantea que la creatividad es inevitable y no es algo aparte delconocimiento, ya que el pensar es en sí un acto creativo. 8
  9. 9. La formación, dice, favorece la creatividad y un currículo desde una perspectivacompleja – evolutiva y comprende ejes como: la afectividad, el conocimiento, lacomunicación, lo social y la educación de la conciencia.En tal sentido, la profesora Cabrera insiste, “No se necesitan recetas aplicadas fuera decontexto, sino personas creativas con mayores niveles de conciencia” (J. Cabrera, 2008:25). Después de mucho tiempo, el estudio de la conciencia a través de la psicologíatranspersonal, está siendo explorada y valorada con el enorme conocimiento acumuladoen multitud de culturas. Toda esta tendencia, según Walsh y Vaughan (2003) se hayaimplicada en la generación de nuevo conocimiento a través de datos verificados conrespaldo científico y filosófico los cuales combinan un enfoque transdisciplinar, segúnnuestro punto de vista, en tanto consideran las antiguas tradiciones y las disciplinasmodernas. Vamos de un camino „del ego a la conciencia‟ como ha profundizadotambién el Dr. de la Herrán (2002). Coincidimos con los autores Walsh y Vaughancuando terminan diciendo “podemos acceder a todos los caminos que lleven más alládel ego para ayudarnos a despertar. Este despertar colectivo es la aventura de laconciencia” (o.c. p. 422). Hablamos, pues, de una tendencia que suma la evolución de laconciencia al enfoque de la complejidad y la transdisciplinariedad.REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Cabrera, J. (2008). Conciencia y creatividad. Una Reflexión Transdisciplinar desde la Estimulación Interna a la Polinización Educativa. Revista Encuentros Multidisciplinares (28), 10, 22-32. Cabrera, J. (2009). Creatividad hoy. Una evolución hacia mayores niveles de conciencia y complejidad. Revista Educación y Futuro (21) 15-42, Madrid. Capra, F. (2000). La nueva física y la realidad científica de nuestra época. En D. Lorimer, El espíritu de la ciencia. De la experimentación a la experiencia. Barcelona: Kairós. González-Garza, A. Mª. (2006). El desarrollo de la consciencia desde la óptica transpersonal. En M. Almendro (Ed.), La consciencia transpersonal (2ª ed.) 315- 351. Barcelona: Kairós. Jodorowsky, A. (2005). El maestro y las magas. Madrid: Siruela. 9
  10. 10.  Herrán, A. de la (1997). Cómo estudiar en la universidad. Madrid: Universitas. Herrán, A. de la (1998). La conciencia humana. Hacia una educación transpersonal. Madrid: San Pablo. Herrán, A. de la (2003b). El siglo de la educación. Formación evolucionista para el cambio social. Hueva: Hergué. Herrán, A. de la (2006). Hacia una creatividad complejo-evolucionista. Redefinición del concepto de creatividad desde una educación de la conciencia. En S. de la Torre y V. Violant (Coords.), Comprender y Evaluar la Creatividad, Vol. I, 61-68. Málaga: Aljibe. Herrán, A. de la (2006). Los Estados de Conciencia: Análisis de un Constructo Clave para un Enfoque Transpersonal de la Didáctica y la Formación del Profesorado. Tendencias Pedagógicas (11), 103-154. Herrán, A. de la (2008a). Creatividad para la formación. En J.C. Sánchez Huete (Coord), Compendio de Didáctica General. Madrid: CCS. (pp. 557-606). Herrán, A. de la (2008b). Didáctica de la creatividad. En A. de la Herrán y J. Paredes (Coord.) Didáctica General. La práctica de la enseñanza en Educación Infantil, Primaria y Secundaria. Madrid. Mc Graw Hill (pp. 151-176). Herrán, A. de la y González Sánchez, I. (2002), El ego docente, punto ciego de la enseñanza, el desarrollo profesional y la formación del profesorado. Madrid: Universitas. Moraes, Mª C. (2007). Complejidad, Transdisciplinariedad y Educación: Algunas Reflexiones. Encuentros Multidisciplinares 9 (25), 4-13. Romo, M. (1997). Psicología de la creatividad. Barcelona: Paidós. Torre, S. de la (2006a). “Teoría interactiva y psicosocial de la creatividad”. En S. de la Torre y V. Violant (Coords.), Comprender y Evaluar la Creatividad, Vol. I. Málaga: Aljibe (pp. 123-154). Torre, S. de la (2006b). Creatividad en Educación. En S. de la Torre y V. Violant (Coords.), Comprender y Evaluar la Creatividad. Vol. 1, Málaga: Aljibe (pp. 309- 354). Torre, S. de la (2008). Creatividad Cuántica. Una Mirada Transdisciplinar. Encuentros Multidisciplinares 10 (28), 5-21. Torre, S. de la (2009). Adversidad Creadora. Teoría y Práctica del Rescate de Potencialidades Latentes. Encuentros Multidisciplinares, 9 (31), 6-20. 10
  11. 11.  Torre, S. de la, (2006c). Evaluar la creatividad docente. El profesorado creativo. En S. de la Torre y V. Violant, Comprender y Evaluar la creatividad Vol. 2. Málaga: Aljibe (pp. 683-692). Torre, S. de la, y Moraes, M.C. (2006). Investigar en creatividad bajo el pensamiento complejo. En S. de la Torre y V. Violant, Comprender y Evaluar la creatividad Vol. 2. Málaga: Aljibe (pp. 33-72). Torre, S. de la, y Moraes, M.C. (2008). Decálogo del Docente Transdisciplinar y Creativo”. Red Internacional de Escuelas Creativas, 152-153. Torre, S., de la. (2003). Dialogando con la creatividad. Barcelona: Octaedro. Walsh, R. y Vaughan, F. (Eds.).(2003). Trascender el ego. Barcelona: Kairós. Wilber, K. (2004). Psicología Integral. Barcelona: Kairós. (e.o.: 1994). Wilber, K. (2005). El espectro de la conciencia. Barcelona: Kairós (e.o.: 1990). Wilber, K. (2006). La conciencia sin fronteras. Barcelona, Ed. Kairós. (e.o.: 1985). Wilber, K. (2007). Espiritualidad Integral. El nuevo papel de la religión en el mundo actual. Barcelona: Kairós. 11

×