Iue

1.641 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.641
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
20
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Iue

  1. 1. <ul><li>Sandra Agudelo </li></ul><ul><li>Yenifer Nuñez </li></ul><ul><li>Diana Aguilar </li></ul><ul><li>Zamanta Zorro </li></ul><ul><li>Yuliana Castro </li></ul>
  2. 2. <ul><li>ALEJANDRA CARVAJAL </li></ul><ul><li>DANIELA FIRIGUA </li></ul><ul><li>GARCIA ANGELA MARIA </li></ul><ul><li>GONZALEZ LORENA </li></ul><ul><li>MORAN XIMENA </li></ul>
  3. 3. <ul><li>YAZO INGRID </li></ul>
  4. 4. <ul><li>REPASO FINAL </li></ul>
  5. 5. <ul><li>Noviembre 21 </li></ul>
  6. 6. <ul><li>La incontinencia urinaria es la pérdida del control de la vejiga. </li></ul><ul><li>Los síntomas pueden variar desde una fuga de orina leve hasta la salida abundante e incontrolable de ésta. Puede ocurrirle a cualquiera, pero es más común con la edad. </li></ul><ul><li>La mayoría de los problemas de control de la vejiga ocurren cuando los músculos están demasiado débiles o demasiado activos. Si los músculos que mantienen la vejiga cerrada se debilitan, es posible que tenga accidentes al estornudar, reír o levantar objetos pesados. Esto se conoce como incontinencia por estrés o de esfuerzo. </li></ul>
  7. 7. <ul><li>Si los músculos de la vejiga están demasiado activos, es posible que sienta una fuerte urgencia por ir al baño cuando tiene poca orina en la vejiga. Esto se conoce como incontinencia de urgencia o vejiga hiperactiva. </li></ul><ul><li>Existen otras causas de incontinencia, tales como lesiones neurológicas. </li></ul>
  8. 8. <ul><li>Hay cuatro tipos principales de incontinencia urinaria: </li></ul><ul><li>Incontinencia por estrés </li></ul><ul><li>Incontinencia de urgencia </li></ul><ul><li>Incontinencia por rebosamiento </li></ul><ul><li>Incontinencia funcional </li></ul>
  9. 9. <ul><li>La menopausia por los cambios troficos en vagina y uretra. </li></ul><ul><li>Postparto, perdida de tono muscular del piso pelvico y preparto por rebosamiento. </li></ul><ul><li>Sobrepeso y obesidad. </li></ul><ul><li>Infecciones urinarias. </li></ul><ul><li>Diabetes, enf de Alzheimer's y esclerosis multiple </li></ul>
  10. 10. <ul><li>Los factores de riesgo para la incontinencia urinaria de esfuerzo comprenden: </li></ul><ul><li>Sexo femenino </li></ul><ul><li>Parto </li></ul><ul><li>Tos crónica (como bronquitis crónica y asma) </li></ul><ul><li>Edad avanzada </li></ul><ul><li>Obesidad </li></ul><ul><li>Tabaquismo </li></ul>
  11. 13. <ul><li>La fascia endopélvica , o tejido conectivo de la pelvis es un revestimiento conjuntivo laxo y denso de elasticidad variable, que periféricamente se inserta en los huesos de la pelvis y la cubre por dentro y de una manera adventicia a la vejiga, al recto, a la vagina, a la porción externa supravaginal del cérvix y al istmo uterino. Mackenrodt describió los engrosamientos principales de esta fascia que se engruesa en seis porciones de manera relevante, para suspender al útero en su sitio: </li></ul><ul><ul><li>Dos anteriores que se conocen como ligamentos pubo- vésico -vaginales. </li></ul></ul><ul><ul><li>Dos posteriores, los ligamentos úterosacros. </li></ul></ul><ul><ul><li>Dos laterales muy densos que son los ligamentos cardinales o de Mackenrodt. Estos seis engrosamientos fasciales al llegar a la porción supravaginal del cérvix en una continuidad sorprendente, rodean en forma de cilindro al cérvix y al istmo uterino . </li></ul></ul>
  12. 14. <ul><li>Los engrosamientos cardinales y uterosacros son los más densos y se van hacia atrás, para insertarse en las huesos iliacos y en el sacro a la altura de las vértebras sacras S2 y S3 unas en el propio sacro y otras, los ligamentos cardinales, en la cara interna de los huesos iliacos, en zonas aledañas de las vértebras S2 y S3 lo que da lugar a que el cérvix esté firmemente dirigido hacia la pared posterior de la pelvis. </li></ul><ul><li>Estas condensaciones que dan lugar a los ligamentos cardinales se extienden hacia abajo en los fondos de saco laterales y en la parte superior de las paredes laterales de la vagina, son muy resistentes y se fijan también en los huesos iliacos y se les conoce como paracolpos. El gubernáculum de la gónada primitiva (ligamento genital), en la mujer desarrolla el ligamento útero-ovárico y el ligamento redondo, que tiende a llevar el fondo uterino hacia adelante, lo que orienta el útero a la anteversión y lo hace tener una situación casi paralela al plano horizontal. </li></ul>
  13. 15. <ul><li>Esta  formado por el piso pelviano y las fascias endopelvianas. </li></ul><ul><li>El piso pelviano está compuesto por el diafragma pelviano principal y el diafragma pelviano accesorio o urogenital; el primero está formado por los músculos elevadores del ano e isquiococcígeos; el segundo por el músculo transverso profundo del perineo y su aponeurosis. </li></ul><ul><li>El mas importante es el músculo elevador del ano. </li></ul>
  14. 17. <ul><li>En el elevador del ano se distinguen una porción externa y otra interna. </li></ul><ul><li>La porción externa o lámina del elevador es un gran manojo de fibras musculares insertado en el pubis, lateralmente en 1 condensación de la aponeurosis del obturador interno denominado arco tendinoso del elevador y en la espina ciática. Por detrás en el cóccix y en el rafe anococcígeo (formado por el entrecruzamiento con las fibras del músculo del lado opuesto). </li></ul><ul><li>La porción interna, asas o pilares del elevador, está constituida por los manojos puborrectales del músculo que se insertan en las ramas descendente y horizontal del pubis; luego cruzan los bordes laterales de la vagina y van en dirección al recto, en cuyas vecindades se abren en abanico. Las fibras mas anteriores se entrecruzan con las del lado opuesto por delante del recto (fibras prerrectales) y por detrás de la vagina; las fibras 1/2 terminan en la pared rectal y las fibras posteriores se cruzan con las homólogas por detrás del recto (fibras retrorrectales). </li></ul>
  15. 18. <ul><li>El diafragma pelviano principal. Cierra completamente la pelvis, porque entre las asas del elevador queda un espacio o hiato (hiato urogenital), punto débil del piso, a través del cual pasan la uretra y la vagina. El diafragma pelviano accesorio, ocluye el hiato urogenital. </li></ul><ul><li>Extendido en forma de triángulo entre ambas ramas isquiopubianas en las cuales se inserta, el músculo transverso profundo del perineo y la aponeurosis superficial y profunda que lo cubre, adhieren en la línea media a las fascias de los órganos que lo perforan (vagina y uretra), a las fascias endopelvianas y a la del elevador del ano. </li></ul><ul><li>Los músculos superficiales del perineo son el transverso superficial del perineo, el isquiocavernoso, el bulbocavernoso y el esfínter estriado del ano. El transverso superficial del perineo nace en la cara interna del isquion y se dirige a la línea media, donde se reúne con el homólogo, constituyendo un núcleo fibroso junto con el bulbocavernoso y el esfínter estriado del ano. El isquiocavernoso se aplica a la rama isquiopubiana y se extiende desde la tuberosidad isquiática hasta la raíz del clítoris. </li></ul><ul><li>  </li></ul>
  16. 20. <ul><li>Existen cuatro grandes categorías de tratamiento para la incontinencia urinaria de esfuerzo: </li></ul><ul><li>Cambios de comportamiento </li></ul><ul><li>Medicamentos </li></ul><ul><li>Entrenamiento de los músculos del piso pélvico </li></ul><ul><li>Cirugía </li></ul>
  17. 21. <ul><li>Los cambios de comportamiento comprenden la disminución de la cantidad de líquidos que la persona ingiere si toma mucho líquido durante el día; sin embargo, no se debe disminuir la ingesta de líquidos si se toman en cantidades normales. </li></ul><ul><li>El hecho de orinar con mayor frecuencia puede ayudar a algunos pacientes a disminuir la cantidad de orina que se filtra. El estreñimiento puede empeorar la incontinencia urinaria, por lo que se recomiendan tratamientos médicos o dietéticos para ayudar a mantener las deposiciones regulares. </li></ul><ul><li>Se ha demostrado que la pérdida de peso ayuda a disminuir los síntomas en aquellas personas que presentan sobrepeso. Algunas personas con incontinencia urinaria de esfuerzo severa pueden modificar su nivel de actividad para evitar movimientos, como saltar o correr, que pueden producir mayor fuga de orina. </li></ul>
  18. 22. <ul><li>Los medicamentos tienden a funcionar mejor en pacientes con incontinencia urinaria de esfuerzo de leve a moderada y comprenden: </li></ul><ul><li>Los medicamentos antimuscarínicos bloquean las contracciones de la vejiga y muchos médicos los prescriben en primer lugar. </li></ul><ul><li>Los medicamentos agonistas alfa-adrenérgicos, como fenilpropanolamina y pseudoefedrina (componentes comunes de los medicamentos para resfriados de venta libre) ayudan a incrementar la fortaleza del esfínter y mejorar los síntomas en muchos pacientes. </li></ul><ul><li>La imipramina, un antidepresivo tricíclico, funciona de manera similar a los medicamentos alfa-adrenérgicos. </li></ul><ul><li>La terapia con estrógeno puede aplicarse en mujeres postmenopáusicas para mejorar los síntomas de frecuencia urinaria, urgencia y ardor, y también puede mejorar el tono y el suministro de sangre a los músculos del esfínter uretral. </li></ul>
  19. 24. <ul><li>Estos procedimientos a menudo se llevan a cabo en mujeres cuando la vejiga protruye dentro de la vagina (una afección denominada cistocele). Una reparación vaginal anterior se lleva a cabo a través de un corte en la vagina y una reparación paravaginal se puede efectuar a través de un corte vaginal o abdominal. </li></ul><ul><li>En una reparación anterior, se pliega y se sutura el tejido de soporte entre la vagina y la vejiga, de tal manera que la vejiga y la uretra queden en una posición adecuada. </li></ul><ul><li>En una reparación paravaginal, el tejido de soporte entre la vagina y la vejiga se sutura al tejido que cubre los músculos del piso pélvico para sostener la vejiga y la uretra. </li></ul>
  20. 25. <ul><li>SUSPENSIÓN RETROPÚBICA </li></ul><ul><li>La suspensión retropúbica se utiliza para describir un grupo de procedimientos quirúrgicos que se realizan para elevar la vejiga y la uretra. Estos procedimientos se hacen a través de una incisión quirúrgica en el abdomen. Los procedimientos (Colpo-suspensión de Burch y Marshall-Marchetti-Krantz, MMK) difieren de acuerdo con las estructuras que se utilizan para fijar y sostener la vejiga. </li></ul><ul><li>Las posibles complicaciones abarcan: </li></ul><ul><li>Fístula (rara vez) </li></ul><ul><li>Incapacidad para orinar </li></ul><ul><li>Infección </li></ul><ul><li>Nuevo inicio de una incontinencia imperiosa </li></ul><ul><li>Infección urinaria </li></ul>
  21. 27. <ul><li>PROCEDIMIENTO DEL CABESTRILLO </li></ul><ul><li>La mayoría de los médicos que tratan la incontinencia recomienda este procedimiento como la primera opción para el tratamiento de la incontinencia urinaria de esfuerzo simple en las mujeres y, rara vez, se hace en hombres. </li></ul><ul><li>Se forma un cabestrillo tomando un trozo de tejido abdominal (fascia) o de material sintético. Este cabestrillo artificial comprime el esfínter uretral, previniendo la fuga de orina durante los movimientos de esfuerzo. </li></ul><ul><li>Estos procedimientos requieren una pequeña incisión quirúrgica en el abdomen y la vagina. Se han desarrollado muchos tipos diferentes del procedimiento del cabestrillo, incluyendo un procedimiento de cinta transvaginal que utiliza incisiones más pequeñas y puede llevarse a cabo como una cirugía ambulatoria. </li></ul>
  22. 28. <ul><li>Las posibles complicaciones comprenden: </li></ul><ul><li>Conexión anormal (fístula) o infección (absceso) </li></ul><ul><li>Infección </li></ul><ul><li>Tenesmo vesical </li></ul><ul><li>Incontinencia imperiosa </li></ul><ul><li>Retención urinaria </li></ul><ul><li>Erosión del cabestrillo </li></ul><ul><li>Pared vaginal que no sana </li></ul>
  23. 29. <ul><li>SUSPENSIÓN DEL CUELLO DE LA VEJIGA CON AGUJA </li></ul><ul><li>Los procedimientos del cuello de la vejiga con aguja utilizan agujas especiales para hacer incisiones menores en el abdomen y en la vagina. Los procedimientos (Pereyra modificado y procedimiento de Stamey) se diferencian según las estructuras utilizadas para fijar y sostener la vejiga. Este tipo de cirugía sólo se realiza en mujeres. </li></ul><ul><li>Debido a que la tasa de éxito tiende a ser menor que la obtenida con otras cirugías, se realizan con menos frecuencia que en el pasado. Las posibles complicaciones abarcan: </li></ul><ul><li>Fístula (rara vez) </li></ul><ul><li>Incapacidad para orinar </li></ul><ul><li>Incontinencia imperiosa </li></ul><ul><li>Infección de las vías urinarias </li></ul><ul><li>Infección de la herida </li></ul>
  24. 30. <ul><li>Los ejercicios de Kegel o ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeo sirven para fortalecer los musculos pélvicos. También están recomendados para evitar la incontinencia urinaria y para facilitar el parto. </li></ul><ul><li>En el campo de la sexualidad son los ejercicios que hay que practicar para obtener buenos resultados a la hora de conseguir mayor placer sexual. </li></ul><ul><li>Reciben este nombre por el Doctor Arnold Kegel, quien desarrolló estos ejercicios para sus pacientes en la década de 1940 como método para control de la incontinencia urinaria. Su artículo fue publicado en 1948. </li></ul>
  25. 31. <ul><li>Pasos para la ejecución correcta de los ejercicios del piso pélvico </li></ul><ul><li>Modo de realizar los ejercicios para principiantes: </li></ul><ul><li>1. Se vacía la vejiga. </li></ul><ul><li>2. Contrae los músculos de la vagina durante tres segundos y relaja. Repetir 10 veces. </li></ul><ul><li>3. Contrae y relaja lo más rápido que se pueda. Repetir 25 veces. </li></ul><ul><li>4. Imagina que sujetas algo con tu vagina, mantén esta posición durante 3 segundos y relaja. Repetir 10 veces. </li></ul><ul><li>5. Imagina que lanzas un objeto con tu vagina, mantén la posición durante 3 segundos y relaja. Repetir 10 veces. </li></ul><ul><li>6. Imagina que acaricias un objeto con tu vagina como una madre a un niño, mantén la posición durante 3 segundos y relaja. Repetir 10 veces. </li></ul><ul><li>Estos ejercicios hay que realizarlos tres veces al día. </li></ul>
  26. 32. <ul><li>Modo de realizar los ejercicios para iniciadas: </li></ul><ul><li>1. Tumbada en el suelo con las rodillas dobladas y las plantas de los pies cara a cara. </li></ul><ul><li>2. Se mantienen los músculos del estómago y de la vagina en posición relajada. </li></ul><ul><li>3. Se trata de imaginar mentalmente las paredes interiores de la vagina e intentar acercarlas contrayendo los músculos. </li></ul><ul><li>4. No se debe flexionar los músculos del estómago ni presionar los glúteos. </li></ul><ul><li>5. Contrae lentamente contando hasta diez. </li></ul><ul><li>6. Se mantienen los músculos contraídos con la vagina cerrada contando hasta diez. </li></ul><ul><li>7. Continuar la contracción, contando hasta diez. </li></ul><ul><li>8. Relajar contando hasta diez y volver a empezar. </li></ul>

×