Ensayo escuela tradicional contra escuela actual

4.741 visualizaciones

Publicado el

Existe la polémica ante el comportamiento de las dos escuelas conocidas como tradicional y moderna o nueva, su forma de trabajo, las ventajas y desventajas que presentan cada una de ellas y por supuesto los resultados que de ellas se obtienen

Publicado en: Educación
0 comentarios
5 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
4.741
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
7
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
5
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Ensayo escuela tradicional contra escuela actual

  1. 1. ESCUELA TRADICIONAL CONTRA LA ESCUELA ACTUAL. Existe la polémica ante el comportamiento de las dos escuelas conocidas como tradicional y moderna o nueva, su forma de trabajo, las ventajas y desventajas que presentan cada una de ellas y por supuesto los resultados que de ellas se obtienen. En primer lugar la escuela tradicional, significa método y orden, palabras que definen sin duda el concepto educativo que tiene. El maestro es la base y condición del éxito de la educación. A él le corresponde organizar el conocimiento, aislar y elaborar la materia que ha de ser aprendida, trazar el camino y llevar por él a sus alumnos. El maestro es el modelo y el guía, al que se debe imitar y obedecer. La disciplina y el castigo se consideran fundamentales, la disciplina y los ejercicios escolares son suficientes para desarrollar las virtudes humanas en los alumnos. El castigo ya sea en forma de reproches o de castigo físico estimula constantemente el progreso del alumno. El método de enseñanza será el mismo para todos los niños y en todas las ocasiones. El repaso entendido como la repetición de lo que el maestro acaba de decir, tiene un papel fundamental en este método. Por otro lado la escuela moderna o nueva tiene como misión hacer que los niños y niñas que se le confíen al docente lleguen a ser personas instruidas, verídicas, justas y libres de todo prejuicio. Para ello, sustituyó el estudio dogmático por el razonado de las ciencias naturales. Su propósito es coadyuvar rectamente, sin complacencias con los procedimientos tradicionales, a la enseñanza pedagógica basada en las ciencias naturales. Para la escuela tradicional el maestro es quien simplifica, prepara, organiza, y ordena. Es el guía, el mediador entre los modelos y el niño. Mientras que para la escuela nueva, tendrían simplemente que cumplir con las siguientes características: “Los profesores y jóvenes de ambos sexos que deseen dedicarse a la enseñanza racional y científica y se hallen despojados de preocupaciones, supersticiones y creencias tradicionales absurdas…”. Consideraban que el profesor siembra las semillas de las ideas, y éstas, cuando con la edad se vigoriza el cerebro, entonces dan la flor y el fruto correspondientes, en consonancia con el grado de la iniciativa y con la fisonomía característica de la inteligencia del educando. Por su parte el alumno debería: “Excitar, desarrollar y dirigir las aptitudes propias de cada alumno, a fin de que con la totalidad del propio valer individual no sólo sea un miembro útil a la sociedad, sino que, como consecuencia, eleve proporcionalmente el valor de la colectividad”. Como podemos darnos cuenta el papel que juega el maestro en el proceso educativo es vital, tanto en la escuela tradicional como moderna, para el logro de los objetivos escolares; sin embargo de que medios se valen para lograrlos. Para la
  2. 2. escuela tradicional todo debe llevar un orden: la clase y la vida colectiva son organizadas, ordenadas y programadas. El manual escolar es la expresión de esta organización, orden y programación; todo lo que el niño tiene que aprender se encuentra en él, nada esta fuera del manual. Todo lo que este o se realice fuera del manual, es decir transgredir alguna norma o regla, requerirá castigo, pues lo consideran como fundamental la disciplina como parte del desarrollo de las virtudes humanas en los alumnos. El castigo practicado ya sea en forma de reproches o de castigo físico lo consideran provoca estimular constantemente el progreso del alumno. Por otro lado la escuela moderna o actual menciona que se educa íntegramente al hombre disciplinando su inteligencia, haciendo caso omiso del corazón y relegando la voluntad. Tomando como una de las misiones pedagógica, que no se den en un solo individuo dualidad de personas: la una, que ve lo verdadero y lo bueno y lo aprueba, y la otra, que sigue lo malo y lo impone. Por lo tanto en la escuela moderna no hay premios, ni castigos, ni exámenes en que hubiera alumnos ensoberbecidos con la nota de sobresaliente, medianías que se conformaran con la vulgarísima nota de aprobados ni infelices que sufrieran el oprobio de verse despreciados por incapaces. Se pueden ver claramente las diferencias existentes entre una y otra escuela, en su forma de trabajo, pero cuales son sus ventajas o desventajas. Por un lado tenemos a la escuela tradicional con su régimen casi militar, sus exigencias al alumno robotizado, su racismo educativo, así como el creer que “la letra por la sangre entra”. No obstante en su momento la escuela tradicional representó un cambio importante en el estilo y la orientación de la enseñanza, sin embargo, con el tiempo se convirtió en un sistema rígido, poco dinámico y nada propicio para la innovación; llevando inclusive a prácticas pedagógicas no deseadas, por ello, cuando nuevas corrientes de pensamiento buscaron renovar la práctica educativa, representaron una importante oxigenación para el sistema; aunque su desarrollo no siempre haya sido fácil y homogéneo, sin duda abrieron definitivamente el camino interminable de la renovación pedagógica. Es por ello que la escuela nueva o moderna vino a ser la manifestación más importante de la enseñanza racional, dado el atraso intelectual que se vivía, lo que por lo pronto podía chocar más contra las preocupaciones y las costumbres, era la coeducación de niñas y niños, pues no había categoría de sexos ni clases, aceptaba niños de ambos sexos, lo que no ocurría con la escuela tradicional, que estaba echa para varones. No obstante, tanta libertad podría traer consecuencias en la conducta estudiantil, si bien es de alabar la libertad de pensamiento, también es de resaltar el hecho de que no se realicen exámenes a los alumnos, pues creo que es una forma de conocer los avances o retrocesos que presenta el alumno, así como también una forma de evaluarse el
  3. 3. docente, no puede verse la aplicación de un examen como una manera de buscar humillar o someter al alumno a ser exhibido públicamente, pues no es su finalidad.

×