¡Libres! automático
“ Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”
Habláis de ser libres como único fin de vuestros corazones, y no reparáis…
… que la libertad que deseáis está sometida al yugo de vuestros propios deseos.
Libres seréis cuando seáis capaces de elevaros…
… sobre vuestras ambiciones y temores.
Entonces seréis libres…
… con la altivez y grandeza que os da vuestra propia renunciación.
Pues, ¿acaso la inquietud no la asumís  como un pesado fardo?
¿Quién os la impuso?
¿No es fruto de vuestra debilidad?
Sed fuertes y libres como las tierras castas de las altas cumbres…
… o como las suaves brisas matinales que os deleitan.
Y la ambición, ¿qué es sino el deseo insatisfecho de una ambición mayor?
¿Acaso podríais alcanzar la magnitud del Universo…
… o compararos a la humilde fragancia de la hierba?
¿Podríais ser como el rocío sosegante y matutino…
… o conseguir la espléndida plenitud de las flores?
Si con toda vuestra pompa y presunción no llegáis a ella…
… ¿por qué os hacéis cautivos de vuestros deseos?
Pero, ¡alegraos y regocijaos! Porque en vuestros oídos cerrados aún suenan vigorosas las palabras del apóstol:  “La verdad...
¡LIBRES! “ ¡Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres!”  Juan 8-32. Habláis de ser libres como único fin de vuestros...
Si con toda vuestra pompa y presunción no llegáis a ella, ¿por qué os hacéis cautivos de vuestros deseos? Pero, ¡alegraos ...
¡LIBRES! Texto y composición: pedro martínez borrego. Imágenes: Internet. Tema musical: Ghost - Richard Clayderman.
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

¡Libres!

755 visualizaciones

Publicado el

Qué es la libertad, su relación con Dios, con la interioridad...

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
755
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

¡Libres!

  1. 1. ¡Libres! automático
  2. 2. “ Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”
  3. 3. Habláis de ser libres como único fin de vuestros corazones, y no reparáis…
  4. 4. … que la libertad que deseáis está sometida al yugo de vuestros propios deseos.
  5. 5. Libres seréis cuando seáis capaces de elevaros…
  6. 6. … sobre vuestras ambiciones y temores.
  7. 7. Entonces seréis libres…
  8. 8. … con la altivez y grandeza que os da vuestra propia renunciación.
  9. 9. Pues, ¿acaso la inquietud no la asumís como un pesado fardo?
  10. 10. ¿Quién os la impuso?
  11. 11. ¿No es fruto de vuestra debilidad?
  12. 12. Sed fuertes y libres como las tierras castas de las altas cumbres…
  13. 13. … o como las suaves brisas matinales que os deleitan.
  14. 14. Y la ambición, ¿qué es sino el deseo insatisfecho de una ambición mayor?
  15. 15. ¿Acaso podríais alcanzar la magnitud del Universo…
  16. 16. … o compararos a la humilde fragancia de la hierba?
  17. 17. ¿Podríais ser como el rocío sosegante y matutino…
  18. 18. … o conseguir la espléndida plenitud de las flores?
  19. 19. Si con toda vuestra pompa y presunción no llegáis a ella…
  20. 20. … ¿por qué os hacéis cautivos de vuestros deseos?
  21. 21. Pero, ¡alegraos y regocijaos! Porque en vuestros oídos cerrados aún suenan vigorosas las palabras del apóstol: “La verdad os hará libres”.
  22. 22. ¡LIBRES! “ ¡Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres!” Juan 8-32. Habláis de ser libres como único fin de vuestros corazones y no reparáis que la libertad que deseáis está sometida al yugo de vuestros propios deseos. Libres seréis cuando seáis capaces de elevaros sobres vuestras ambiciones y temores. Entonces seréis libres con la altivez y grandeza que os da vuestra propia renunciación. Pues, ¿acaso la inquietud no la asumís voluntariamente como un pesado fardo? ¿Quién os la impuso? ¿No es fruto de vuestra debilidad? Sed fuertes y libres como las tierras castas de las altas cumbres o como las suaves brisas matinales que os deleitan. Y la ambición, ¿qué es sino el deseo insatisfecho de una ambición mayor? ¿Acaso podríais alcanzar la magnitud del Universo o compararos a la humilde fragancia de la hierba? ¿Podríais ser como el rocío sosegante y matutino o conseguir la espléndida plenitud de las flores?
  23. 23. Si con toda vuestra pompa y presunción no llegáis a ella, ¿por qué os hacéis cautivos de vuestros deseos? Pero, ¡alegraos y regocijaos! Porque en vuestros oídos cerrados aún suenan vigorosas las palabras del apóstol: “La verdad os hará libres”
  24. 24. ¡LIBRES! Texto y composición: pedro martínez borrego. Imágenes: Internet. Tema musical: Ghost - Richard Clayderman.

×