Extraordinario retrato del Divino Rostro de Jesús
<ul><li>El sueño de los que hacemos Reina del Cielo es que nuestros lectores se enamoren de Jesús, profundamente, como nos...
<ul><li>Un retrato que los enamorará del Señor, y también los sorprenderá por la excepcional combinación de circunstancias...
Bette Myers y su providencial inspiración <ul><li>A través de Catalina Rivas, autora de varios maravillosos libros fruto d...
Mi testimonio, Bette Myers <ul><li>Era 1974 cuando tuve un ataque cardiaco masivo, el doctor dijo que yo morí, literalment...
<ul><li>Charles &quot;Chuck&quot; Reed, mí hijo, es mi critico favorito cuando se refiere a pintura. Yo tenía el cuadro co...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Extraordinario retrato del Divino Rostro de Jesus

18.440 visualizaciones

Publicado el

Bette Myers

Publicado en: Meditación
1 comentario
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
18.440
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
66
Acciones
Compartido
0
Descargas
33
Comentarios
1
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Extraordinario retrato del Divino Rostro de Jesus

  1. 1. Extraordinario retrato del Divino Rostro de Jesús
  2. 2. <ul><li>El sueño de los que hacemos Reina del Cielo es que nuestros lectores se enamoren de Jesús, profundamente, como nosotros lo estamos. Y María, hermosa Niña de Palestina, es quien más nos ayuda a realizar este sueño. Cada envío que realizamos, cada escrito que publicamos, nos encuentra con ese deseo. ¡Si, esta vez si, se enamorarán perdidamente! Pocas veces tenemos este sentimiento tan encendido en nuestro corazón, como al realizarles este envío. Es que hoy compartimos con ustedes un retrato maravilloso de Jesús. Un retrato cuyo origen esconde una historia extraordinaria, con la Mano de Dios activa y viva, oculta detrás del pincel del artista. </li></ul>Origen e historia de la obra y del artista que la vio surgir de sus manos
  3. 3. <ul><li>Un retrato que los enamorará del Señor, y también los sorprenderá por la excepcional combinación de circunstancias que envuelven a su origen. Pero lo fundamental es admirar este Rostro de Jesús, viendo desde las dos palomas reflejadas en Sus Ojos, pasando por la actitud de Divina Bondad que ilumina Su sonrisa, y completando con la cercanía que produce el unir la mirada a Su Mirada. Un Jesús vivo, hombre y Dios al mismo tiempo. Sin embargo, la sorpresa aflora cuando se comprende la historia del origen de semejante maravilla. La pintora que le dio vida murió dos veces. La primera vez fue el paso necesario para el encuentro con el Señor, quien le hizo saber que debía volver para producir su obra maestra. La segunda vez fue la definitiva, pero eso ocurrió luego de que un estado de éxtasis la impulsara a pintar el Rostro de Jesús en medio de la sorpresa de quienes la rodeaban. Conozca la historia de este maravilloso retrato en las palabras de Bette Myers, su autora. Y admire el Divino Rostro de Jesús, que hoy más que nunca desea lo adoremos en Su más excelsa Realeza, para Gloria de la Santisima Trinidad. </li></ul>
  4. 4. Bette Myers y su providencial inspiración <ul><li>A través de Catalina Rivas, autora de varios maravillosos libros fruto de sus diálogos con el Señor, conocimos sobre este extraordinario retrato del Divino Rostro de Jesús. Ella había ido a una ciudad de Ecuador con su director espiritual, sacerdote salesiano, a dar una serie de conferencias. En un pequeño negocio contiguo al lugar donde ellos se alojaban, Catalina vio algo que le hizo lanzar un grito. ¡Allí estaba un Retrato de Jesús tal cual como ella lo ve místicamente! Ingresaron al local y preguntaron por el origen de esa obra de arte, por el autor.  Allí recibieron en breves palabras parte de un relato que posteriormente, en los Estados Unidos, otra persona confirmó.  La historia es la que aquí reproducimos en boca de la propia artista que pintó tal maravilla. De allí en más, esta imagen acompaña a Catalina a todo lugar, como lo hace con nosotros. En los ojos de Jesús se ven claramente dos palomas que muestran Su unión con el Espíritu Santo, en Dios Padre, Trinidad Santísima, Dios Unico y Supremo. Disfrutemos del testimonio de la autora de tan maravillosa obra de arte, Bette Myers, y veamos en ello un signo de que Jesús quiere que en estos tiempos lo conozcamos más personalmente, adorando Su Rostro, verdadero reflejo de la Presencia Eucarística en este mundo. </li></ul>
  5. 5. Mi testimonio, Bette Myers <ul><li>Era 1974 cuando tuve un ataque cardiaco masivo, el doctor dijo que yo morí, literalmente. Sin embargo les puedo decir que, honestamente, la muerte es hermosa. Fui  a través de una intensamente brillante luz celestial. Mis ojos estaban muy abiertos y la calidez pasó a través de mi. No tuve dolor ni preocupaciones. ¡Realmente amé ese momento! De repente una figura vino a ubicarse frente mío, no tuve la menor duda, ¡supe de inmediato que era Jesús! El me habló de un modo amoroso con Su maravillosa voz. “Tú tienes que volver”, me repitió tres veces, porque yo me resistía. “Vuelve y pinta tu obra maestra”. Inmediatamente mis ojos se abrieron al dolor de la vida. Mi doctor estaba golpeando en mi pecho, la habitación estaba llena de personal médico. Todos estaban excitados y me decían que yo no quería vivir. Yo les dije, “oh si que quiero, he regresado a hacer mi obra maestra”. </li></ul><ul><li>Esto ocurrió en el pequeño pueblo de Bonners Ferry, en Idaho. Conocía a todo el mundo allí. Diez años después, después de haber completado muchas pinturas, “La Obra Maestra” se formó en mis manos frente a una importante Presidenta de un banco de Arizona. Ella quería verme pintar un retrato, y vino a mi casa con solo dos horas y media para dedicarme. Saqué una pieza de tela de seis por doce pulgadas y comencé un retrato parcial. En ese momento entré en trance (n.a. “como nunca había ocurrido antes y como nunca volvió a ocurrir”) y Jesús se formó en un lapso de dos horas y quince minutos. ¡Un milagro! Nunca podría yo haber completado la Obra Maestra tan rápido sin error alguno. La mujer me dijo, “esto es un milagro”. </li></ul>
  6. 6. <ul><li>Charles &quot;Chuck&quot; Reed, mí hijo, es mi critico favorito cuando se refiere a pintura. Yo tenía el cuadro colgado en la pared. Se detuvo estático, caminó hacia atrás, luego hacia delante, y no pudo criticarle absolutamente nada. Me dijo con lágrimas en los ojos, “mamá, esto es una obra maestra”. En ese momento supe que había cumplido la misión que Jesús me había dado. Me sentí muy débil y pensé si ahora finalmente podría ser llevada a casa. Me di cuenta que Jesús quiere mostrarnos Su Gloriosa imagen, a todos. Estoy agradecida a quienes me ayudan a difundir esta obra maestra. </li></ul><ul><li>Mi testimonio, ¡Alabemos al Señor! </li></ul><ul><li>Con amor en Jesús </li></ul><ul><li>Bette Myers </li></ul><ul><li>Bette falleció algunos años después de pintar su “Obra Maestra”. </li></ul>http://www.reinadelcielo.org/estructura.asp?intSec=3&intId=122

×