EL CUENTO DE HADAS COMO FAVORECEDOR DEL TRABAJO ARTE TERAPEÚTICO DESDE UNA PERSPECTIVA JUNGUIANA   Presentado por Lic Luis...
Algunas consideraciones teóricas sobre los cuentos de hadas <ul><li>Los cuentos de hadas son la expresión más pura y simpl...
Aunque son universales y milenarios, sus temas de inspiración son relativamente pocos y tienen gran similitud entre sí en ...
El cuento de hadas acciona sobre el tumulto de sentimientos del niño, transmitiéndole, sutilmente, las ventajas de una con...
Los diferentes cuentos de hadas se abocan a diferentes fases de la experiencia del sí-mismo, ya sea concentrándose en los ...
Finalmente, y respecto al papel del héroe en el cuento de hadas, éste, más bien corresponde a ese aspecto del sí-mismo que...
REESCRIBIENDO CAPERUCITA ROJA
Podemos pensar que lo que juega en Caperucita Roja es la amenaza a ser devorado, así como también la ambivalencia infantil...
Ilustración: Fabulandia Nro 17
Para esta integrante femenina de unos 40 años de edad, Caperucita, es un cuento falso, y dice que lo que importa es constr...
 
Este sujeto masculino de alrededor de 30 años de edad, dijo que se trata de una Caperucita contemporánea que llamó “Impávi...
 
Otra integrante de sexo femenino presenta una caperucita que evoca mucha ternura pero también algo de tristeza, por el ros...
 
Lo curioso de esta imagen de Caperucita Roja es que se transforma en verde, asociándose de alguna manera a la naturaleza, ...
 
En la imagen de este sujeto masculino de unos 55 años de edad, Caperucita es definida como “casta” y “reprimida”, aunque e...
 
Para esta integrante de sexo femenino de unos 45 años de edad, el trabajo plantea la inversión del sexo de los protagonist...
 
En este trabajo de un sujeto masculino de unos 30 años de edad, y que titula “ Caperucita Acechada ” muestra a la niña sie...
 
Otro integrante, un muchacho de unos 25 años, titula a su obra “ Hoy la mujer teje su propia caperuza ” se refirió al naci...
 
Pero el trabajo que realmente produjo un efecto en el grupo fue realizado por este integrante masculino de unos 40 años de...
 
Reescribiendo “La Bella Durmiente del Bosque”
El texto dice: Había una vez, un reino, donde sus gobernantes mantenían a todo el pueblo en sumisión, esclavitud y pobreza...
 
El segundo relato es interesante porque como mencionaba anteriormente, utiliza el simbolismo de la inmersión en agua, que ...
 
Reescribiendo “Hansel y Gretel”
Yonatan Pérez y Yaquelin Quispe vivían con su mamá Marta Susana López y el tercer marido de Marta Susana, que no era el pa...
 
A la tarde, cuando han juntado algunas monedas, se deciden a regresar para no enojar al Rata. Pero…. ¡caramba! ¡cáspita! N...
 
 
Los hermanitos sienten que están en el Paraíso acarreados por un hada y rien sin parar, felices con sus hamburguesas. La e...
 
Llama a su yerno, el Dr Jorge Rafael Emilio Agustín Roca Mengele Echecolatz, dedicado al piadoso arte de obtener y colocar...
 
Entre ambos, lo sacan del auto y corren a buscar a su primo “Pabellón Once” que sabe manejar. Llevan el vehículo a su hoga...
Una última observación que en este caso pertenece más a las características de la dinámica grupal Un integrante no quiso i...
 
El sentido más profundo reside en los cuentos de hadas que me contaron en mi infancia, más que en la realidad que la vida ...
Muchas Gracias
Bibliografía <ul><li>Bettelheim, Bruno: Psicoanálisis de los cuentos de hadas, Barcelona, c 1975, Ed Crítica. </li></ul><u...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El Cuento Como Favorecedor Del Trabajo Arte TerapeúTico Version Ii

1.843 visualizaciones

Publicado el

Trabajo presentado en el Congreso de Arte y Rehabilitación 2008

Publicado en: Salud y medicina
0 comentarios
2 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.843
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1.095
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
2
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El Cuento Como Favorecedor Del Trabajo Arte TerapeúTico Version Ii

  1. 1. EL CUENTO DE HADAS COMO FAVORECEDOR DEL TRABAJO ARTE TERAPEÚTICO DESDE UNA PERSPECTIVA JUNGUIANA Presentado por Lic Luis Formaiano Asociación Argentina de Arteterapia
  2. 2. Algunas consideraciones teóricas sobre los cuentos de hadas <ul><li>Los cuentos de hadas son la expresión más pura y simple de los procesos psíquicos del inconciente colectivo. En ellos se encuentra un material conciente muy poco específico, con lo que reflejan la estructura básica del psiquismo de forma más clara. El cuento de hadas se explica a sí mismo, en tanto su significado está contenido en la totalidad de sus temas, conectados por el hilo de la historia. </li></ul>
  3. 3. Aunque son universales y milenarios, sus temas de inspiración son relativamente pocos y tienen gran similitud entre sí en todo el mundo. Precisamente, los temas que se repiten con más frecuencia son los que hablan del descenso del alma al mundo, sus experiencias en la vida, la iniciación y búsqueda de la unidad y las pruebas y tribulaciones que le acecharán en su viaje por la tierra.
  4. 4. El cuento de hadas acciona sobre el tumulto de sentimientos del niño, transmitiéndole, sutilmente, las ventajas de una conducta moral pero también el hecho de que la lucha contra las serias dificultades de la vida es inevitable, es parte intrínseca de la existencia humana, y si uno no huye sino que se enfrenta a las privaciones inesperadas y a menudo injustas, llega a dominar todos los obstáculos, alzándose, al fin, victorioso.
  5. 5. Los diferentes cuentos de hadas se abocan a diferentes fases de la experiencia del sí-mismo, ya sea concentrándose en los estadios iniciales, que tratan sobre la sombra y esbozan lo que vendrá luego, otros se centran sobre el tema del anima y del animus y de las figuras materna y paterna detrás de ellos, otros enfatizan el motivo de lo inalcanzable y las experiencias centrales para acceder a ese tesoro vedado. No existe diferencia de valor entre estos cuentos, porque en el mundo arquetípico, no existen gradaciones de valores, por la simple razón de que cada arquetipo es, en su esencia, solo un aspecto del inconciente colectivo además de representarlo en su totalidad.
  6. 6. Finalmente, y respecto al papel del héroe en el cuento de hadas, éste, más bien corresponde a ese aspecto del sí-mismo que se ocupa o dedica a la construcción del yo, su funcionamiento y su desarrollo, también es un arquetipo y un patrón , en cuanto a la forma de comportamiento correcto.
  7. 7. REESCRIBIENDO CAPERUCITA ROJA
  8. 8. Podemos pensar que lo que juega en Caperucita Roja es la amenaza a ser devorado, así como también la ambivalencia infantil de si vivir de acuerdo con el principio de realidad o con el principio del placer. Para Elíade, este cuento, como tantos otros plantea un proceso de iniciación, que define como un patrón compuesto por siete etapas: separación de la madre, muerte y renacimiento simbólicos, regreso al útero y renacimiento, entrada al mundo salvaje, la selva tenebrosa, etc, el héroe combate contra los demonios con ayuda mágica o animal, el descenso al submundo, experiencias penosas, tareas imposibles y hallazgo de las verdades tenebrosas. Básicamente, Caperucita sigue el patrón de iniciación en la separación de la madre, la tentación en los bosques, después el engullimiento y la entrada en la oscuridad de la muerte y la resurrección final a una nueva vida.
  9. 9. Ilustración: Fabulandia Nro 17
  10. 10. Para esta integrante femenina de unos 40 años de edad, Caperucita, es un cuento falso, y dice que lo que importa es construirse desde lo más vital y más primitivo, tiene que ver con el fuego, el movimiento, el placer y la carne, para llegar a la simbolización, la caperuza encierra a la cabeza. La persona con la caperuza esconde y se da tiempo para crear en paz. Siempre hay algo más oculto que genera nuevas situaciones de vida.
  11. 12. Este sujeto masculino de alrededor de 30 años de edad, dijo que se trata de una Caperucita contemporánea que llamó “Impávida”, donde Caperucita está, en sus propias palabras, “acosada por la mirada”. Resalta en este trabajo cierta cualidad paranoide representada por la mirada amenazante y no precisamente animal que aparece en el extremo superior derecho. Sin embargo, es estar precisamente impávida le otorga la fortaleza de que no importa quien la mire – ya se trate de una mirada externa o interna, ella hace caso omiso y sigue su destino.
  12. 14. Otra integrante de sexo femenino presenta una caperucita que evoca mucha ternura pero también algo de tristeza, por el rostro de Caperucita, y al que llama “ Caperucita en el bosque ”. Al igual que otra integrante del taller que veremos a continuación, esta rescata el amor que Caperucita tenía por su abuela, aunque la vestimenta de esta Caperucita tiene más “detalles” y una canastita donde lleva algo redondo, no se sabe si es una transparencia o un motivo externo, pero el círculo asemeja a la pupila de un ojo. La puesta de algunos brillos levanta un poco la melancolía del personaje
  13. 16. Lo curioso de esta imagen de Caperucita Roja es que se transforma en verde, asociándose de alguna manera a la naturaleza, pero también camuflándose. Esta integrante, de unos 30 años de edad, dijo que el cuento le trajo verdaderos recuerdos de infancia, y agregó: “yo crecí sola en un bosque, tenía una abuela joven, mi fortaleza es ella… creo que siempre me estoy protegiendo de algo inexistente.
  14. 18. En la imagen de este sujeto masculino de unos 55 años de edad, Caperucita es definida como “casta” y “reprimida”, aunque el peligro acecha, no en la forma de un lobo sino de una serpiente, lo que asociaría la imagen con la serpiente del Paraíso y cuya tentación de Eva hizo que éste se perdiera. De todos modos esta imagen alude a que el verdadero peligro de Caperucita está puesto en su sexualidad incipiente, para la que aún no está emocionalmente madura
  15. 20. Para esta integrante de sexo femenino de unos 45 años de edad, el trabajo plantea la inversión del sexo de los protagonistas del cuento y dice “el bosque representa fantasmas e historias diferentes, es una loba y un Caperucito. La caperuza está tratada como máscara, se trata de ir sacando las capas, los roles no tienen que estar necesariamente definidos.”
  16. 22. En este trabajo de un sujeto masculino de unos 30 años de edad, y que titula “ Caperucita Acechada ” muestra a la niña siendo esperada por el lobo entre dos matas. Tanto la casita de Caperucita como la de la abuela son iguales y el camino, si bien sale de la casa de Caperucita pasa por la casa de la abuela, no conduce a ella, va más allá. Pero en ese más allá hay alguien que espera y que representa el peligro. Tratando de manejar la perspectiva, se la ve a Caperucita como si estuviera cayendo o fuese arrastrada por sus pies hacia un destino inevitable. El lobo está antropomorfizado y la amenaza está dada por el rojo de sus ojos. El plano inferior del trabajo, amplio, distancia la tragedia que va a ocurrir.
  17. 24. Otro integrante, un muchacho de unos 25 años, titula a su obra “ Hoy la mujer teje su propia caperuza ” se refirió al nacimiento de la Venus y dijo “ ella deja la que le tejió su abuela para llevar la propia, aunque sigue teniendo su canasta, la Caperucita es en potencia la mujer que luego va a decidir ser, solo se trata de animarse .”
  18. 26. Pero el trabajo que realmente produjo un efecto en el grupo fue realizado por este integrante masculino de unos 40 años de edad, donde lo que le acontece a Caperucita, fue asociado con la violación de su propia hija a los 16 años de edad, y él, alcohólico y drogadicto, no pudo siquiera presentarse a acompañarla a hacer la denuncia ya que estaba, como manifestó en ese momento, “colgado de una nube.” El primer trabajo muestra el camino a la casa de la abuelita, casa representada como una fortaleza, el segundo, la sanguinaria matanza del lobo.
  19. 28. Reescribiendo “La Bella Durmiente del Bosque”
  20. 29. El texto dice: Había una vez, un reino, donde sus gobernantes mantenían a todo el pueblo en sumisión, esclavitud y pobreza. Ellos querían tener un hijo para dejar un heredero de toda su fortuna, pero tuvieron una hija. Al nacer la niña, organizan una gran fiesta obligando a los reyes de otros pueblos a que le trajeran regalos costosos. Entre todos los regalos se encontraba una botella de rico perfume, que sería usado para una ocasión especial, otros de los regalos fueron joyas, tierras, esclavos. La niña crece rodeada de abundancia pero también de soberbia y egoísmo. Transcurren los años y su avaricia la lleva a casarse a la edad de 15 años con otro príncipe muy poderoso. El día de la boda, la princesa utiliza el perfume guardado para la “ocasión especial”, sin saber que éste era un somnífero que la haría dormir por años. Entonces, los reyes entran en una profunda desolación y se olvidan de gobernar. Mientras el pueblo aprovecha esa situación y se organiza para liberarse. Después de largas luchas, se alcanza la armonía buscada de los habitantes del pueblo. Los campos son prósperos, desaparece la esclavitud, y cada habitante es dueño de su tierra.
  21. 31. El segundo relato es interesante porque como mencionaba anteriormente, utiliza el simbolismo de la inmersión en agua, que para Marie Louise Von Franz, es un método de redención muy común en los cuentos de hadas. Y hablo de redención ya que al principio se la define como diabólica y al final, se convierte en un verdadero angel. Había una vez… una bella muchacha a la que le gustaba danzar música oriental. Era muy alegre, sensual y diabólica. Una noche, bailando una danza árabe en un lugar muy exclusivo, trastabilló en una postura muy difícil con su partenaire, desmayándose en el acto. Rápidamente, él la levantó en sus brazos muy asustado y la colocó cuidadosamente en una tina repleta de hielo que los barman del lugar usaban para enfriar las bebidas. Allí, el resto del elenco trató de reanimarla creyendo que estaba grave, cubriendo todo su cuerpo con cubitos de hielo. Al cabo de unos minutos, ante la sorpresa de todos, ella comenzó a mover los ojos y empezó a temblar desesperadamente. De inmediato, buscaron una bata pues su frágil cuerpo estaba helado, envolviéndola en ella hasta lograr que su cuerpo recupere la temperatura ambiente. Ya en su camerino, sentada en su sillón frente al espejo pudo comprobar que su imagen había cambiado. Sus ojos tenían un brillo diferente y su cuerpo irradiaba una luz diáfana. Ella se había convertido en un verdadero ángel aunque quedaron vestigios de su personalidad.
  22. 33. Reescribiendo “Hansel y Gretel”
  23. 34. Yonatan Pérez y Yaquelin Quispe vivían con su mamá Marta Susana López y el tercer marido de Marta Susana, que no era el padre de ninguno de los dos, Walter Gamarra Gómez, alias “Rata Paraguas.” Vivían en el segundo piso del Elefante Blanco, esperando cada mañana tres cosas: Que su papá saliera de la cárcel y lo rescataran de manos del alcohólico y abusador “Rata Paraguas.” Comer alguna cosa decente y caliente. Que ninguno de sus hermanitos menores se hiciera pis en el único colchón que usaban los siete. Una mañana de julio, el “Rata” los levantó a patadas mientras Marta Susana atendía un cliente tempranero, los llevó a la Jungla Porteña a pedir monedas. Específicamente, a la esquina de Pueyrredón y Rivadavia, amenazándolos con romperles el traste si volvían sin plata. Yonatan y Yaquelin estuvieron toda la mañana persiguiendo a los transeúntes y consiguieron lo suficiente para comprar cuatro bolitas de fraile, ya que en esas épocas los automovilistas trababan las puertas y no bajaban las ventanillas para evitar las temperaturas bajo cero.
  24. 36. A la tarde, cuando han juntado algunas monedas, se deciden a regresar para no enojar al Rata. Pero…. ¡caramba! ¡cáspita! No saben el camino de regreso al Elefante Blanco. Comienzan a preguntar en Plaza Once por el lugar y les dan indicaciones para que tomen el Subte A y luego hagan combinación con el Subte D y bajen en Plaza Italia. Alli, les dice una señora muy fina con bigote, hallarán elefantes de todos los colores. Siguen las instrucciones y llegan a Palermo. Desorientados, ya que en nada se parece a su barrio, intentan ingresar a la Rural. Pero, hallándose los ánimos caldeados debido al bajo precio de la soja, que sólo se paga a u$s 958, son expulsados de mala manera por un Guardia de Seguridad que, casualmente, vive a una cuadra de su casa pero se hace el que no los conoce. Yaquelin llora y Yonatan patea. Una elegante señora de tapado de piel, botas de montar y boina de carpincho, que acababa de salir de misa, prometiendo hacer una obra de bien a la primera persona que cruzara siempre que la soja aumentara, se apiada de ellos y los invita a comer en Burguer King, para aprovechar una tarjeta de promoción del subte que su mucama olvidó sobre la mesada .
  25. 39. Los hermanitos sienten que están en el Paraíso acarreados por un hada y rien sin parar, felices con sus hamburguesas. La elegante señora los invita a pasear por Santa Fe y viendo que se hace la hora de su encuentro vespertino con la Patria, compra un par de pequeñas cacerolas y cucharones y lleva a los niñitos a cacerolear a Callao. Ellos, creyendo que es una murga como las que hay en su barrio, se exaltan y golpean las cacerolas con alegría y pasión. Siendo ya muy tarde, les pregunta por sus padres y los niños le cuentan su triste vida. Entonces Doña Felicitas Agustina Dolores Ernestina Delfina Amalita de la Merced Acuña Figueroa Uriburu Las Heras Pueyrredón Lynch de Noble Peralta Anzoamegui Alzogaray, que así se llamaba la señora, siente que su piadosa alma no puede tener paz si no cambia el destino de horror de aquellos dos pequeños argentinos. Y así es como, recordando que aún se halla pendiente la elección de Presidente de la Asociación Honor y Pureza de Sangre, resuelve matar dos pájaros de un tiro. En realidad, matar tres: Yonatan, Yaquelin y la indeseable señora que compite con ella por la Presidencia.
  26. 41. Llama a su yerno, el Dr Jorge Rafael Emilio Agustín Roca Mengele Echecolatz, dedicado al piadoso arte de obtener y colocar órganos para implante a cambio de módicas contribuciones en euros para su causa. Apenas unos minutos más tarde, un deslumbrante automóvil con vidrios polarizados, recoge a los niños y los traslada rumbo a San Justo, donde se encuentra la Clínica “Transmutaciones del Alma”, donde se realizan terapias alternativas de autosuperación, en cuyos sótanos se encuentran los quirófanos y hornos crematorios que se utilizan con el sacrosanto fin de cambiar el triste destino de los niños pobres. Cuando pasan frente al Elefante Blanco, Yonatan recibe un rayo luminoso en su cerebro y tomando del cuello al chofer, lo amenaza: “Pará hijo de puta, pará o te meto un puntazo.” El chofer, desorientado, se detiene. Yonatan le da con la cacerola en la cabeza hasta que lo desmaya.
  27. 43. Entre ambos, lo sacan del auto y corren a buscar a su primo “Pabellón Once” que sabe manejar. Llevan el vehículo a su hogar de residencia, pensando que de esa manera evitarán los golpes de su padrastro. Pero el Pabellón Once no puede con su curiosidad y abre el baúl. ¡Oh, sorpresa! El baúl está repleto de panes de cocaína de máxima pureza. “Pabellón Once” se sienta, algo mareado frente a tal golpe de suerte y se toma su media hora didáctica con los dos hermanitos. Y así fue, como gracias a la educación recibida en ese atardecer, que Yonatan y Yaquelin se convirtieron en jefes del mayor cartel de droga del conurbano y el “Rata Paragua” pasó a lavar los baños de todos los bares y burdeles que regenteaban los hermanitos Yonatan y Yaquelin y su querida madre Marta Susana.
  28. 44. Una última observación que en este caso pertenece más a las características de la dinámica grupal Un integrante no quiso incluírse en la representación plástica colectiva sino que trabajó su propia imagen del cuento, ciñéndose a la representación tradicional y a la que describió como su escena favorita, aquella en la que “la bruja es metida en el horno por los hermanitos”
  29. 46. El sentido más profundo reside en los cuentos de hadas que me contaron en mi infancia, más que en la realidad que la vida me ha enseñado. Schiller
  30. 47. Muchas Gracias
  31. 48. Bibliografía <ul><li>Bettelheim, Bruno: Psicoanálisis de los cuentos de hadas, Barcelona, c 1975, Ed Crítica. </li></ul><ul><li>Cooper, J.C.: Cuentos de Hadas, Alegorías de Mundos Internos, 3ra Ed., Buenos Aires, 2004, Ed Sirio. </li></ul><ul><li>Von Franz, Marie Louise: The interpretation of Fairy Tales </li></ul><ul><li>Von Franz, Marie Louise: Símbolos de redención en los cuentos de hadas, Madrid, 1990, Ed Luciérnaga </li></ul>

×