EL DILEMA: RENOVARSE O MORIR




“El hombre absurdo es el que no cambia nunca”.
“Lo mismo que un río: el hombre es cambio ...
El águila puede sentir una tormenta mucho antes de que empiece, y
vuela hacia un sitio más alto para esperar los vientos q...
Todos en nuestras vidas tenemos y debemos hacer un alto en el camino
e iniciar un proceso de reflexión y de renovación. Te...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El Dilema Renovarse O Morir Pts

1.108 visualizaciones

Publicado el

A veces una decisión por dolorosa e increíble que sea, HACE CAMBIOS Impresionantes en nuestra vida.

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.108
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El Dilema Renovarse O Morir Pts

  1. 1. EL DILEMA: RENOVARSE O MORIR “El hombre absurdo es el que no cambia nunca”. “Lo mismo que un río: el hombre es cambio y permanencia”. Alexis Carrel ¡Alto! A veces hay que hacer un alto en el camino y preguntarnos: ¿Estamos donde queríamos estar? ¿Qué tanto nos estamos desviando del plan de vida que teníamos trazado? ¿Debemos seguir en “el tren actual” o debemos bajarnos y buscar otro? La rutina del día a día, la apatía de nuestros sueños y la falsa “zona de confort” donde estamos ubicados están haciendo que se nos vaya la vida sin alcanzar nuestros objetivos. Como escribió Wilhelm Stekel: “La costumbre es el enemigo del hombre: renovarse en lo mutable es el secreto de una vida plena”. ¡Alto! Es tiempo de hacer un alto antes que sea demasiado tarde y preguntarnos: ¿Necesitamos renovarnos igual que lo hace un águila? Esta maravillosa metáfora del reino animal nos ilustra el poder de la renovación, cito: El Águila es una ave que Dios creo para ser libre y dueña de los cielos. Tiene cualidades tan poderosas que la convierten en un depredador temible y en un animal admirable. Hace su nido en las alturas, desde donde observa todo. Tiene unas poderosas alas que le permiten surcar los cielos y explorar nuevos horizontes. Tiene la capacidad de ver a la distancia a 180 metros de altura puede encontrar una moneda y a ocho kilómetros puede ver un pez saltando. Las águilas no aletean, sino planean para volar. Siempre están al borde del peñasco y esperan los vientos y aires calientes ascendentes; cuando los perciben abren sus alas y se dejan llevar. La corriente hace el resto. Sin gran esfuerzo, el águila comienza divertida a surcar los cielos. 

  2. 2. El águila puede sentir una tormenta mucho antes de que empiece, y vuela hacia un sitio más alto para esperar los vientos que vendrán. Cuando inicia la tormenta, coloca sus alas de tal manera que el viento la “empuja” y la posa encima de las nubes. No se enfrenta a la tormenta, sino la utiliza a su antojo para volar sobre ella. Además, es el ave más longeva que hay en la naturaleza: puede llegar a vivir hasta 70 años. Sin embargo, a los 40 años tiene que tomar una difícil decisión: renovarse o morir. Su cuerpo ya no es como antes. Sus ojos se llenan de escamas que dificultan su visión; sus terribles garras están apretadas y flácidas, y no consiguen tomar a las presas con las cuales se alimenta; su pico, antes largo y puntiagudo, se curva apuntando contra el pecho, Sus alas están, envejecidas, pesadas y sus plumas, gruesas. ¡Volar se vuelve una tarea muy complicada! En ese momento, tiene solo dos opciones dejarse morir o enfrentarse a un doloroso proceso de renovación que dura 150 largos e interminables días. Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y anidar cerca de una peña. Una vez establecida comienza a golpear el pico contra la pared hasta conseguir arrancarlo. Su propia naturaleza hace que le nazca un nuevo pico largo y filoso; y además, de manera casi inexplicable, un aceite comienza a derramarse sobre sus ojos y las escamas caen, liberando su vista. Con su nuevo pico se desprende, una por una, de todas sus uñas, Cuando las nuevas aparecen, comenzará a deshacerse de sus plumas viejas, hasta ver nacer un nuevo plumaje. Después de cinco meses inicia su vuelo de renovación y le avisa al mundo y a las águilas jóvenes que esta lista para competir por 30 años más. 

  3. 3. Todos en nuestras vidas tenemos y debemos hacer un alto en el camino e iniciar un proceso de reflexión y de renovación. Tenemos que rejuvenecer nuestra mente, cuerpo y espíritu, para poder seguir dando la pelea y mantenernos en condiciones de competitividad con las nuevas generaciones que vienen con más bríos y empuje. ¿Tu ya decidiste si te vas a dejar morir, o iniciarás un proceso de renovación, por más doloroso que sea, para regresar al campo de batalla a competir y triunfar? 
 
 EXTRAIDO DEL LIBRO LECCIONES DE LIDERAZGO DE LUIGUI VALDES. EL DILEMA: RENOVARSE O MORIR Pág. 69 
 


×