Exégesis Bíblica y Evidencias Científicas e Históricas sobre Noé, el Arca y el Diluvio.  ¿Mito, Enigma o Realidad? Dr. Lui...
Exégesis Bíblica y Evidencias Científicas e Históricas sobre Noé, el Arca y el Diluvio.       ¿Mito, Enigma o Realidad? Dr...
Exégesis Bíblica y Evidencias Científicas e Históricas sobre Noé, el Arca y el Diluvio.       ¿Mito, Enigma o Realidad? Dr...
Exégesis Bíblica y Evidencias Científicas e Históricas sobre Noé, el Arca y el Diluvio.       ¿Mito, Enigma o Realidad? Dr...
Exégesis Bíblica y Evidencias Científicas e Históricas sobre Noé, el Arca y el Diluvio.       ¿Mito, Enigma o Realidad? Dr...
Exégesis Bíblica y Evidencias Científicas e Históricas sobre Noé, el Arca y el Diluvio.      ¿Mito, Enigma o Realidad? Dr....
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

LONGEVIDAD PATRIARCAL ANTEDILUVIANA Y LA DISMINUCIÓN DESPUÉS DEL DILUVIO (PARTE X) DEL LIBRO: EXÉGESIS BÍBLICA Y EVIDENCIAS CIENTÍFICAS E HISTÓRICAS DEL ARCA, NOE Y EL DILUVIO

1.022 visualizaciones

Publicado el

EL DR. ESCUAIN NOS HABLA CIENTÍFICAMENTE DE COMO FUE DISMINUYENDO LA LONGEVIDAD PATRIARCAL EN FORMA PROGRESIVA DESDE SEM Y ESPECIALMENTE DESDE PELEG. ESTO PONE EN EVIDENCIA EL CATACLISMO MUNDIAL DEL DILUVIO.

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.022
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
262
Acciones
Compartido
0
Descargas
44
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

LONGEVIDAD PATRIARCAL ANTEDILUVIANA Y LA DISMINUCIÓN DESPUÉS DEL DILUVIO (PARTE X) DEL LIBRO: EXÉGESIS BÍBLICA Y EVIDENCIAS CIENTÍFICAS E HISTÓRICAS DEL ARCA, NOE Y EL DILUVIO

  1. 1. Exégesis Bíblica y Evidencias Científicas e Históricas sobre Noé, el Arca y el Diluvio. ¿Mito, Enigma o Realidad? Dr. Luis A. Silva Cisneros y Col. Valencia. Venezuela. La longevidad patriarcalantediluviana y su disminución después del diluvio. -Santiago Escuain- (Parte X) Libro: Exégesis Bíblica y EvidenciasCientíficas e Históricas sobre Noé, el Arca y el Diluvio. ¿Mito, Enigma o Realidad? Dr. Luis A. Silva Cisneros y Col. Valencia. Venezuela. 2011.
  2. 2. Exégesis Bíblica y Evidencias Científicas e Históricas sobre Noé, el Arca y el Diluvio. ¿Mito, Enigma o Realidad? Dr. Luis A. Silva Cisneros y Col. Valencia. Venezuela. La longevidad patriarcal antediluviana y su disminución después del diluvio Santiago Escuain MUCHAS veces se plantea la cuestión de la longevidad de los patriarcas antes delDiluvio, según aparece en la genealogía de Génesis 5. Adán vivió novecientos treinta años; Setvivió novecientos doce; Enós, novecientos cinco; Cainán, novecientos diez; Mahalalel,ochocientos noventa y cinco; Jared, novecientos sesenta y dos años; Enoc, que no murió, sino fuearrebatado vivo por Dios, trescientos sesenta y cinco años; Matusalén, novecientos sesenta ynueve; Lamec, setecientos setenta y siete; Noé, novecientos cincuenta años. Estas edades se ven representadas gráficamente en la Figura 1, observándose que apartedel caso especial de Enoc, que no murió, y de Lamec, que vivió sólo setecientos setenta y sieteaños, las edades del resto de patriarcas se mantienen oscilando alrededor de una media constante.En cambio, en la Figura 2 ya se observa una disminución progresiva de las vidas. Sem, que nacióantes del Diluvio, vivió no obstante la mayor parte de su vida en el mundo posterior al Diluvio.Se aprecian dos grandes caídas bruscas en longevidad: En Sem y en Peleg. Sem marca ladivisoria del mundo antediluviano al postdiluviano. Peleg marca aquel acontecimiento que en laTabla de las Naciones, Génesis 10:25, se menciona así: <<A Héber le nacieron dos hijos: elnombre del uno fue Peleg, porque en sus días fue dividida la tierra...>>. LA BRUSCA DISMINUCIÓN DE LONGEVIDAD EN SEM SeSem vivió <<solamente>> 600 años, iniciando una marcada tendencia a la disminución delperíodo de vida. ¿A qué causas se puede deber? Primero, se debe tener en cuenta que el hábitat
  3. 3. Exégesis Bíblica y Evidencias Científicas e Históricas sobre Noé, el Arca y el Diluvio. ¿Mito, Enigma o Realidad? Dr. Luis A. Silva Cisneros y Col. Valencia. Venezuela.del hombre antes del Diluvio era mucho más idóneo para el hombre que el actual. Fue durante elDiluvio que se precipitaron las aguas <<sobre la expansión>>, que evidentemente formaban unacubierta, muy posiblemente en forma de vapor transparente, provocando un efecto deinvernadero. El registro fósil da testimonio de las grandes masas de vegetación del pasado, quenuestro mundo no conoce ni en las más espesas selvas tropicales. Éste sería, entre otros, unfactor que favorecería la longevidad del hombre en aquel albor de la humanidad. Antes de entraren adicionales consideraciones, sería conveniente recordar que los humanos actuales somos losdescendientes biológicamente degenerados de la primera pareja humana creada. En principio, no hay ninguna razón por la que el hombre no pudiera vivir mil años. Lacausa de la muerte, descontando accidentes y patologías, es el envejecimiento de los tejidos delcuerpo. Y esto está provocado por la manera en que las células del cuerpo dejan de multiplicarsea una velocidad mayor o igual a la que las células viejas mueren. Así los tejidos van adquiriendouna carga de células muertas y envejecen. Pero este proceso de envejecimiento ha idoevidentemente acelerándose desde el Diluvio, hasta llegar a una estabilización media de la edadde muerte entre los setenta y ochenta años (véase el Salmo 90). FACTORES CONDUCENTES A LA PÉRDIDA DE LONGEVIDAD ¿Qué factores llevaron a la disminución de la longevidad tras el diluvio? 1) Como ya se ha mencionado, un factor significativo fue el colapsamiento de la cubiertade agua, seguramente vaporizada, que rodeaba la tierra a modo de filtro y de cubierta<<invernadero>>, que daría al mundo antediluviano un clima sub-tropical de polo a polo.
  4. 4. Exégesis Bíblica y Evidencias Científicas e Históricas sobre Noé, el Arca y el Diluvio. ¿Mito, Enigma o Realidad? Dr. Luis A. Silva Cisneros y Col. Valencia. Venezuela. 2) En el mundo antediluviano la orografía sería mucho menos pronunciada que en elactual. La configuración orográfica actual es posterior al cataclismo diluvial. De ello datestimonio el Salmo 104:5-9, pasaje que evidentemente trata de los fenómenos que dieron fin alDiluvio de Noé. Comparar v. 9 con Génesis 9:11. No se debe olvidar que la Biblia contempla elDiluvio como un cataclismo que conmovió toda la corteza terrestre; no como una mera lluviatorrencial, sino una conmoción singular y global de toda la estructura de la corteza, lo que llevóaparejado <<la rotura de las fuentes del gran abismo>>, esto es, una intensa conmoción de losfondos oceánicos, con la apertura de innumerables bocas volcánicas arrojando lava, agua juvenil,gases, etc., provocando una terrible actividad tectónica, transgresiones marinas, y finalmente elcubrimiento de toda la tierra con el agua diluvial.1 La configuración orográfica suave anterior al diluvio impediría el establecimiento desingularidades climáticas y la misma lluvia. De hecho, en Génesis 2:5 se afirma que Dios nohabía hecho llover sobre la tierra, sino que subía de la tierra un vapor. El ciclo hidrológico de latierra parece haber sido muy diferente durante el período antediluviano, brotando el agua delmagma de la tierra por medio de <<las fuentes del gran abismo>>, que fueron rotas durante eldiluvio. 3. El campo magnético de la tierra, en progresiva disminución, habría tambiéncoadyuvado a evitar daños genéticos en los hombres antes del Diluvio. El campo magnéticoactúa como escudo deflector de los rayos cósmicos que inciden en la tierra, y al ir perdiendoprogresivamente su eficacia, estos rayos inciden con mayor fuerza sobre la población de la tierra.Por otra parte, experimentos con campos magnéticos fuertes sobre ratones muestran un retraso enel envejecimiento los tejidos. Los estudios indican que se precisa de un umbral de intensidad, pordebajo del cual los efectos cesan bruscamente.2 4. Un factor adicional para retardar el envejecimiento sería la mayor concentración dedióxido de carbono en la atmósfera. La atmósfera actual contiene unas 300 partes por millón(ppm) de dióxido de carbono. ¿Qué efecto tendría sobre los humanos una concentración variasveces mayor, como la que tuvo que existir en los tiempos antediluvianos?3 Experimentos hechos de hipercapnea (atmósferas enriquecidas en anhídrido carbónicopor encima de los 330 ppm) indican que en ella se aumenta la acidez de la sangre. Un resultadode ello es una superior retención de calcio y zinc y otros elementos traza, excepto el cobre, quees eliminado por el zinc. De pasada, ello eliminaría la artritis causada por una sangre alcalina. Un efecto más importante del aumento en CO2 es la dilatación de los vasos sanguíneosdel cerebro y de la piel, aunque no en otros tejidos. Ello, según revela el artículo mencionado enla Ref. 3, llevaría a una mayor oxigenación del cerebro, incluyendo el hipotálamo. <<En elhipotálamo, una pequeña glándula en el cerebro medio que dirige el envejecimiento para elsistema neuro-endocrino, la pérdida de electrosensibilidad de las células hipotalámicas resulta enun desmoronamiento del sistema supresor del hipotálamo. Cuando ello sucede, el hipotálamo sehace progresivamente más activo, y esto tiene como resultado las enfermedades delenvejecimiento. Esto sucede prematuramente con hipocapnea (bajas concentraciones de CO2) ybajos niveles de anhídrido carbónico atmosférico>>4. El mantenimiento del sistema supresor delhipotálamo en concentraciones más elevadas de anhídrido carbónico y de una mayor acidez de la
  5. 5. Exégesis Bíblica y Evidencias Científicas e Históricas sobre Noé, el Arca y el Diluvio. ¿Mito, Enigma o Realidad? Dr. Luis A. Silva Cisneros y Col. Valencia. Venezuela.sangre llevaría a un retraso en la maduración sexual (comparar las edades a que losantediluvianos llegaban a ser padres, Génesis 5) y en la esqueletal (recuérdese el fenómeno delgigantismo en Génesis 6:4). Comparando las edades de paternidad de Génesis 11 con las deGénesis 5, se advierte una maduración sexual mucho más precoz, aunque la disminución de lalongevidad es más lenta. LA BRUSCA DISMINUCIÓN DE LONGEVIDAD EN PELEG Un factor adicional en el rápido declive de la longevidad humana aparece en el caso dePeleg: <<en sus días fue dividida la tierra>> (Génesis 10:25; 1 Cr 1:19). Esto parece referirsecon claridad a la división continental como acontecimiento cataclísmico: <<En Job 38:25 se usa el mismo verbo intensivo activo peleg que se emplea en Génesis10:25 en el nombre Peleg y en la frase "porque en sus días fue dividida la tierra". En Job 38:25,el verbo describe muy claramente la acción del Señor de dividir la masa terrestre para suinundación por parte del mar. Es notable que el griego clásico tenga 18 palabras nominales yverbales conocidas que están construidas alrededor del mismo conjunto consonantal p-l-g. Cadauna de ellas tiene algo que ver con el mar. ...>>.5 (Cf. el término pelágico, etc.). <<La palabra bíblica clave acerca de esta cuestión, peleg, es un significativo fósillingüístico en varias lenguas no relacionadas. Su significado en estas varias lenguas, cuando seusa, da un claro testimonio acerca de su empleo en Génesis 10:25. Por medio de ello da unnotable sustento a la tesis de que hubo un gran desgarro continental después del diluvio de Noé.Yo creo que Babel tuvo lugar tres generaciones antes de la división continental física. Estaconclusión se basa en la anterior discusión sobre Génesis 10 y la implicación de que Babel tuvolugar dos generaciones después del Diluvio. ...>>.6 Por ésta y otras razones se sugiere que la división continental fue un acontecimiento post-diluviano, cuyos efectos fueron enormes tanto geológicamente a nivel regional continental comoa nivel de los efectos sobre la longevidad humana. Esto concuerda con la brusca disminución quetiene lugar con y a partir de Peleg (véase Figura 2). CONCLUSIÓN La disminución de longevidad entre los humanos se debe una variedad de factoresestrechamente relacionados principalmente con dos grandes cataclismos en la historia humana: elDiluvio del Génesis y la división continental de la época de Peleg. Los datos bíblicos decatastrofismo concuerdan armónicamente con disminuciones bruscas de longevidad. Todo elloconstituye una adicional ilustración de la coherencia interna y fiabilidad de la Palabra de Dioscomo registro histórico.
  6. 6. Exégesis Bíblica y Evidencias Científicas e Históricas sobre Noé, el Arca y el Diluvio. ¿Mito, Enigma o Realidad? Dr. Luis A. Silva Cisneros y Col. Valencia. Venezuela. PARA UN ESTUDIO MÁS A FONDO DE LA CUESTIÓN: James E. Strickling, B.S.S.E.: <<A Quantitative Analysis of the Life Spans of theGenesis Patriarchs>>, Creation Research Society Quarterly, Volumen 10, diciembre 1973, págs.149-154. Donald W. Patten, <<The Longevity Accounts in Ancient History>>, Creation ResearchSociety Quarterly, vol. 19, Jun. 1982, pág. 42. William L. Seaver, Ph.D.: <<A Statistical Analysis of the Genesis Life Spans>>,Creation Research Society Quarterly, Volumen 20, septiembre 1983, págs. 80-87. NOTAS Y REFERENCIAS 1. Para un estudio a fondo de estas cuestiones, véase el libro El Diluvio del Génesis, y Geología: Actualismo o Diluvialismo, de los que se da información en la sección bibliográfica en este número. Vuelta al texto. 2. Para un estudio detallado de la cuestión se recomienda la obra de Thomas G. Barnes, Origen y destino del campo magnético de la tierra, reseñada en el apartado bibliográfico de este número, y el artículo de Robert V. Hamby, <<Biomagnetic Effects in the Light of the Formerly Stronger Geomagnetic Field>>, Creation Research Society Quarterly, vol. 13, Sept. 1976, págs. 106-107. Vuelta al texto. 3. Para esta cuestión, consultar El Diluvio del Génesis, pág. 599; también Donald W. Patten, <<The Longevity Accounts in Ancient History>>, Creation Research Society Quarterly, vol. 19, Jun. 1982, págs. 40-52. Vuelta al texto. 4. Donald W. Patten, <<The Longevity Accounts in Ancient History>>, Creation Research Society Quarterly, vol. 19, Jun. 1982, pág. 42. Vuelta al texto. 5. Bernard E. Northrup, The Genesis of Geology (Greenleaf Press, Redding, California 1989), pág. 26; véase también el mismo autor, <<Continental Drift and the Fossil Record>> en el libro simposio Repossess the Land (Bible-Science Ass., Minneapolis 1979), págs. 165-170. Vuelta al texto. 6. Bernard E. Northrup, <<Continental Drift and the Fossil Record>> en el libro simposio Repossess the Land (Bible-Science Ass., Minneapolis 1979), pág. 165. Vuelta al texto.

×