El sistema educativo mexicano

1.286 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.286
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
24
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El sistema educativo mexicano

  1. 1. EL SISTEMA EDUCATIVO MEXICANO REPORTE FERNÁNDEZ MEJÍA, María del Carmen MÉXICO, 2013
  2. 2. INTRODUCCIÓN: La sociedad actual está en constante devenir. El género humano habita ahora en un planeta más pequeño que posibilita la convivencia plural y el entendimiento entre las naciones. Para incluir al género humano en esta dinámica se postula que universalmente todo hombre tiene derecho a una educación de calidad que le permita ser parte activa del mundo, el país, la familia y de la construcción de sí mismo. México forma parte de esta dinámica y tiene el compromiso ineludible de proporcionar a los habitantes del país la educación que dé respuesta a las necesidades sociales, políticas, económicas, culturales, de desarrollo y crecimiento. El presente reporte inicia con una visión general de filosofía educativa, teoría de la educación y pedagogía como encuadre general. Posteriormente plantea los tres modelos fundamentales de la educación a partir de la época independentista. Aborda, con una mirada rápida los dos modelos del siglo veinte hasta analizar con mayor detalle la modernización educativa, modelo prevalente hasta estos días que es organizado por el Sistema Educativo Mexicano. La educación es un proceso inacabado pero debe contemplar las necesidades de los diferentes grupos sociales y culturales que integran el México de nuestros días. DESARROLLO: La educación es inherente al hombre y en tal sentido se entiende, para este reporte, como un proceso de formación y transformación que permite al individuo determinarse a sí mismo e interactuar con el ambiente cercano para generar un cambio de mayor alcance que promueva el bienestar social para el presente y el futuro. Este proceso está enmarcado por factores políticos, económicos, sociales, migratorios, religiosos, culturales, tecnológicos y de género, entre otros, y por lo tanto puede ser analizado desde diversas perspectivas. Sin embargo, la confluencia de factores deriva en la idea de que la educación llevará al individuo a mantener un compromiso consigo mismo, con la sociedad en la que vive y con el mundo en el que habita.1 En este sentido, la educación puede conceptualizarse de acuerdo a un tiempo y espacio determinados para enfocar los fines que la orientan y los principios que la enmarcan, mismos que hacen referencia al para qué de la educación así como los valores que la                                                                                                                 1 SAVATER, Fernando, (1997) “El valor de educar” México: IEESA “Quien pretende educar se convierte en cierto modo en responsable del mundo ante el neófito.” ( p. 161).   2  
  3. 3. permean y que hacen referencia al campo axiológico. Las significaciones de los fines y los principios varían de acuerdo con el contexto social, histórico, político e ideológico. Estos tres elementos son fundamentales para desarrollar una filosofía educativa que se construye alrededor del concepto educación, que da un marco orientador no científico y se enfoca en su naturaleza, consistencia y validez: qué es lo bueno y para qué. El concepto de filosofía de la educación puede mirarse también como la filosofía de la filosofía de la educación. Alrededor de la filosofía educativa se encuentra el concepto de teoría educativa que es un concepto de referencia que acota, enmarca y justifica la actividad educadora. Proporciona principios y recomendaciones con un marco orientador científico que atiende el qué de la educación mediante consideraciones explicativas. La teoría educativa o teoría de la educación puede mirarse también como filosofía de la educación.2 La práctica pedagógica en el campo educativo es otro concepto que se refiere también a las normas fundamentales; hacia los medios que orientan el cómo llevarla a cabo en el campo práctico: medios concretos para lograr la eficacia de los procesos. Puede decirse que la pedagogía es la praxis de la educación. La conjunción de estos tres saberes: filosofía de la educación, teoría de la educación y pedagogía comúnmente se trastocan por los elementos comunes sobre los que trabajan y reflexionan. Dado que el quehacer educativo responde a diferentes realidades, cada país elabora y reelabora su filosofía de educación, adopta una línea teórica y pedagógica acorde a la mirada nacional para ser expresión de una realidad histórica, social y cultural. En México, la educación establece sus bases filosóficas en el artículo tercero constitucional y los elementos constitutivos necesarios para llevar a cabo esta tarea se agrupan en el Sistema Educativo Mexicano (SEM) que está conformado por dos elementos: la filosofía educativa del sistema y la filosofía política de la educación en el SEM. En cuanto a la filosofía educativa se menciona que todo individuo tiene derecho a la educación que imparta el Estado; que esta educación tendrá la finalidad de desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano. Asimismo destaca que la educación debe ser laica, es decir, no asumirá ninguna doctrina religiosa. Los resultados del progreso científico se consideran la                                                                                                                 2 FULLAT, Octavi, (1979) “Filosofías de la educación” Barcelona: CEAC “Probablemente el cambio de designación pasar de Filosofía a Teoría se deba tan sólo al desprestigio con el que se ha visto cubierto estos últimos tiempos el significante Filosofía en contraposición al prestigio que goza la palabra teoría.” (p. 69).   3  
  4. 4. base para la educación que también se asume como nacional. La gratuidad y obligatoriedad son elementos fundamentales para la educación que se imparte en el país. En cuanto a la filosofía política se abre un campo sinuoso que requiere un esfuerzo para que se concretice el funcionamiento adecuado del modelo educativo vigente en el que el Estado tiene un papel fundamental. De acuerdo con Cerón Aguilar (1998) la educación en México ha pasado por tres modelos educativos. Por modelo se entiende el conjunto de fines, estrategias, procedimientos, enfoques, sujetos y medios que intervienen en el proceso de educación. Los modelos que menciona son tres: a) El Modelo Ilustrado que abarca desde el México Independiente hasta el movimiento de la Revolución Mexicana. b) El Modelo Revolucionario que abarca desde 1917 hasta principio de la década de los ochenta. c) El Modelo Modernizador que inicia desde finales de la década de los ochenta y sigue vigente. El Modelo Ilustrado se orienta a una filosofía liberal positivista y mira la educación como un medio de integración nacional . Se descuida el contexto rural. El Modelo Revolucionario es el resultado de una mezcla de corrientes y tendencias de la época: liberalismo, socialismo, comunismo, nacionalismo. Se orienta a la educación populista, justicia social, surge la SEP, fortalecimiento de la educación indígena y abatir los índices de analfabetismo de alrededor del 70% de la población3. El Modelo Modernizador se fundamenta en el artículo tercero constitucional. Postula la eliminación de desigualdades, ampliación y diversificación de servicios, mejoramiento de la calidad y la eficacia. Pretende una educación democrática y popular enfocada en el combate a la pobreza. Se descentralizan las funciones educativas y se devuelven a los estados. El Sistema Educativo Mexicano se ajusta a los cambios de los gobiernos postrevolucionarios y toma acciones que derivan en asegurar la obligatoriedad de la educación primaria con el Plan de Once Años que presenta Jaime Torres Bodet, Secretario de la SEP (1958). De acuerdo con Sylvia Schmelkes (2010), en su presentación para el INIDE (Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación de la UIA) comenta que más                                                                                                                 3 http://portal.iteso.mx/portal/page/portal/Sinectica/Revista/Articulo002/MargaritayBonifacio.pdf. consulta: 17 de septiembre de 2013.   4  
  5. 5. que asumir la primaria obligatoria como un hecho se presenta una propuesta para asegurar la inscripción gratuita (acceso, no permanencia). Se calcula que la cobertura no satisfecha fue de 1.7 millones de niños.4 Este plan educativo duró dos sexenios y se consideró política de Estado. Hacia 1993 deviene la reforma de la educación secundaria que se anuncia como obligatoria para todos los mexicanos que lo soliciten. Se evidencia que el Estado encuentra un espacio para desafanarse de esta obligatoriedad ya en existen zonas del país, especialmente las rurales y grandes zonas marginadas, en las que los individuos no contemplan en su vida acudir a la escuela pues no tienen las condiciones económicas ni sociales para hacerlo. En medio de este debate se publica ese mismo año la Ley General de Educación derivada de las modificaciones al artículo tercero. Esta reforma referida a la obligatoriedad de la secundaria refleja un populismo a ultranza pues la SEP propone reformas sin llevarlas a cabo, únicamente las plasma en papel. La obligatoriedad de la escuela primaria se aleja de su cometido ya que no cumple ni en acceso ni en efectividad de egreso. Para inicios de siglo XXI suman nueve años de educación básica obligatoria sin cumplir ni con el acceso a toda la población ni la eficacia y calidad de egreso. Aún así, se agregan en el 2003 tres años más de educación obligatoria a lo que se denomina Programa Nacional de Educación Básica que abarca desde preescolar hasta secundaria. Es decir, la política educativa de este país se enfoca en agregar años obligatorios a la educación sin considerar los principios fundamentales de fomento a la equidad; pertinencia entre los aprendizajes escolares con las necesidades sociales y laborales; eficacia relacionada con formas de evaluación; calidad el trabajo que desarrollan los maestros dentro de las aulas; la mejora de los entornos de aprendizaje, así como el acceso a la población de zonas remotas, indígenas y socialmente desplazadas.5 A pesar de que en 1990 en Jomtien, Tailandia, México participa en la Conferencia Mundial de Educación para Todos que postula en sus metas la universalización del acceso al aprendizaje, promoción de la equidad, cuidado de los resultados de aprendizaje y mejoras en los ambientes escolares, entre otros, no se logran los resultados esperados ni en este país ni en otros.                                                                                                                 4 Schmelkes, Sylvia. Torres Bodet , El plan de once años y los libros de texto gratuitos. Octubre 2010. http://reposital.cuaed.unam.mx:8080/jspui/bitstream/123456789/1899/1/Mesa%2011-Schmelkespresentación.pdf , consultado: 17 de septiembre de 2013. 5 cfr. Sistema Educativo de los Estados Unidos Mexicanos. Secretaría de Educación Pública. Principales cifras ciclo escolar 2009-2010   5  
  6. 6. La UNESCO continúa con su esfuerzo por establecer metas reales que orienten principios de la educación universal para el siglo XXI. Así, con la finalidad de afrontar y resolver, en alguna medida, los problemas de la educación se presenta el Informe de la Comisión Internacional sobre la Educación para el Siglo XXI presidida por Jacques Delors y que se conoce como La Educación Encierra un Tesoro. De este documento destaca, para este reporte, el concepto de Tridimensionalidad del Ser: 1. Saber hacer: relacionado con un tipo de aprendizaje referido a aprender a hacer. 2. Saber: relacionado con un tipo de aprendizaje relacionado con aprender a conocer. 3. Saber ser: relacionados con los principios de aprendizaje de aprender a vivir juntos y aprender a ser. Los tres elementos que integran esta tridimensionalidad se traducen en lo que se conoce como Pilares de Educación basada en Competencias y que integran cinco principios del aprendizaje: actividad, autonomía, creatividad, socialización, individualización. Así las cosas, México vive su propia inaccesibilidad al cumplimiento de las normas fundamentales de educación y falla al encontrar los medios para dar respuesta al problema de la educación. La mejora y el acceso se evidencia como una falla profunda del SEM. “Tres agentes principales coadyuvan al éxito de las reformas educativas: en primer lugar, la comunidad local y, sobre todo, los padres, los directores de los establecimientos de enseñanza y los docentes; en segundo lugar, las autoridades públicas y los grupos interesados dentro de la sociedad, es una primera etapa fundamental para ampliar el acceso a la educación y para mejorarla”.6 La última modificación concerniente a la educación obligatoria se realiza en el 2012 cuando se decreta que la educación preparatoria (educación media) se incluye en este mandato. De esta forma el Sistema Educativo Mexicano organiza tres tipos de educación: básica, media y superior. La educación básica se integra por el preescolar (tres años), la primaria (seis años) y la secundaria (tres años). La educación media comprende el bachillerato (tres años) y la educación profesional técnica impartida en su mayoría durante tres años. En cuanto a la educación superior se incluyen tres niveles: técnico superior, licenciatura y posgrado.                                                                                                                 6 . Jacques, Delors. Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la Educación para el Siglo XXI. (1996). La educación encierra un tesoro Santillana. Ediciones UNESCO. (p 14).   6  
  7. 7. De acuerdo con las estadísticas del Sistema Educativo Mexicano, para el ciclo escolar 2009-2010 la matrícula total del sistema escolarizado se conforma por 33.9 millones de alumnos equivalente al 31.5% de la población total del país. De esta cantidad el 75.5% comprende la educación básica; el 12% de la matrícula comprende la educación media en tanto que la educación superior es del 2.8%.7 SEM   educ.  básica   educ.    media   educ.  superior   Aunque el acceso de cobertura bruta va en avance , según los datos oficiales, la eficiencia terminal demuestra que los resultados de egreso no caminan a la misma velocidad ni con relación a la pertinencia, la equidad y la calidad. Con relación a la calidad, actualmente la Secretaría de Educación Pública enfoca esfuerzos en el programa Escuelas de Calidad cuyo objetivo general es: “Contribuir a mejorar el logro educativo en los alumnos de las escuelas públicas de educación básica beneficiadas por el programa mediante la transformación de la gestión educativa”.8 Sin embargo, a diez años de instaurado los resultados de prueba Enlace (relacionado con el programa de escuelas de calidad) revelan estancamiento y bajo rendimiento en general. Desde la Filosofía de la Educación la sociedad mexicana requiere una educación reformulada basada en las necesidades sociales, históricas, políticas y económicas que sea incluyente y atienda las diferencias regionales con una mirada a largo plazo que permita disminuir el rezago educativo de los grupos desplazados. Revisar las políticas públicas y los programas de estudio es una tarea pendiente. Por política pública se entiende la formulación de planes de estudio, cobertura, acceso y cumplimiento de los planteamientos del artículo tercero constitucional.                                                                                                                 7 Secretaría de Educación Pública, 2012. Principales Cifras[en línea], SEP. Recuperado de http://www.snie.sep.gob.mx/princ_cifras/Principales_cifras_2009-2010.pdf :, consultado el 18 de septiembre del 2013. 8 Secretaría de Educación Pública, 2012. Programa Escuelas de Calidad [en línea], SEP. Recuperado de http://basica.sep.gob.mx/pec/start.php?act=Objetivos: consultado el 18 de septiembre del 2013.   7  
  8. 8. CONCLUSIONES: 1. Las reformas a los modelos educativos son pertinentes en la medida que incluyan a los diferentes sectores de la sociedad y se forme la triada educativa: padres, alumnos, sociedad. 2. El Sistema Educativo Mexicano requiere de una mirada extensa para no limitar su trabajo en el enfoque político sino social; y no de palabra sino de hecho. 3. Cantidad no es igual a calidad. El ingreso bruto de inscripción a los diferentes niveles educativos no está en relación directa con el perfil de egreso señalado desde el artículo tercero constitucional. 4. Los grupos desplazados que están fuera de la mirada del Sistema requieren atención inmediata para incluirlos en el siglo XXI. 5. La necesidad de tener un proyecto educativo nacional para todos los mexicanos es urgente. REFERENCIAS: Aguilar, Salvador., (1998). Un modelo educativo para México. México: Editorial Santillana. Altarejos, Francisco., (1987). La naturaleza práctica de la filosofía de la educación. Educar. 11 (), pp.11 - 34 Fermoso, Paciano., (1997) Teoría de la Educación. México: Editorial Trillas. Fullat, Octavi., (1979). Filosofías de la Educación. Barcelona: Editorial CEAC. Fullat, Octavi., (1987). Filosofía de la educación: concepto y límites. Educar. 11 (), pp.5-15 Gonzalez, Angel., (1949). La esencia de la educación. Primer Congreso Nacional de Filosofía. tomo 3 (e.g. 2), pp.1809 - 1810 Ornelas, Carlos., (1997). El sistema educativo mexicano. La transición de fin de siglo. México: Editoriales CIDE. FCE. NF. Savater, Fernando., (1997). El valor de educar. México: Editorial IEESA. Schmelkes, Sylvia. Torres Bodet , El plan de once años y los libros de texto gratuitos. Octubre 2010. Recuperado de http://reposital.cuaed.unam.mx:8080/jspui/bitstream/123456789/1899/1/Mesa%2011Schmelkes-presentación.pdf , consultado: 17 de septiembre de 2013. Secretaría de Educación Pública. Principales cifras 2012. México. Recuperado de http://www.snie.sep.gob.mx/princ_cifras/Principales:cifras_2009-2010.pdf. consultado el 18 de septiembre del 2013. Secretaría de Educación Pública. Programa Escuelas de Calidad. Recuperado de http://básica. sep. gob.mx/pec/start.php?act=Objetivos: consultado el 18 de septiembre del 2013. Torres, Macarena., (2012). Los principios de la educación en José Luis Castillejo Brull desde el enfoque por competencias.. Akadèmeia. Revista Digital. 3 Número 1 (e.g. 2), pp.23 – 40 Yurén, Ma Teresa., (1998). La filosofía de la educación en México: Principios, fines y valores. México: Editorial Trillas.   8  
  9. 9.     9  

×