¿sabes como ayudar?

31.198 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Viajes, Empresariales
2 comentarios
31 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Me encantó, la considero muy acertiva y oportuna para esos momentos tan dificiles como lo es laseparación física.
       Responder 
    ¿Estás seguro?    No
    Tu mensaje aparecerá aquí
  • muy buena presentación, ojalá puedan enriquecerla un poco más.
       Responder 
    ¿Estás seguro?    No
    Tu mensaje aparecerá aquí
Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
31.198
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
9.913
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
2
Recomendaciones
31
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

¿sabes como ayudar?

  1. 1. ¿SABES COMO AYUDAR EN EL PROCESO DE DUELO?
  2. 2. ¿Qué es correcto decir, que no? LOS EJEMPLOS Y NOTAS DE PIE ESTAN BASADOS EN RECOMENDACIONES DE PSICÓLOGOS Y TANATÓLOGOS
  3. 3. ANTES QUE NADA RECUERDA……………. <ul><li>EL DUELO NO TIENE COLOR NI TIEMPO Y ES ÚNICO. </li></ul><ul><li>CADA PERSONA LO VIVE A SU RITMO, A SU MANERA. </li></ul>
  4. 4. LAS FRASES QUE NO AYUDAN NI DICHAS CON LA MEJOR INTENCIÓN……….
  5. 5. <ul><li>“ Se como te sientes” </li></ul><ul><li>¿en verdad lo sabes? </li></ul><ul><li>“ Sentí lo mismo cuando perdí a mi abuelita” </li></ul><ul><li>Pero nunca has perdido a tu madre. </li></ul>
  6. 6. <ul><li>“ Sentí lo mismo cuando perdí a mi sobrino” </li></ul><ul><li>Pero nunca has perdido un hijo. </li></ul>COMPARAR SENTIMIENTOS Y SITUACIONES SOLO AUMENTAN EL DOLOR.
  7. 7. <ul><li>“ Dios sabe por que hace las cosas” </li></ul><ul><li>“ Dios no se equivoca” </li></ul><ul><li>“ No cuestiones a Dios” </li></ul><ul><li>NO ME DIGAS QUE DIOS SABE LO QUE HACE, NI ME HABLES DE ÉL………CUANDO HE PERDIDO LA FÉ. </li></ul>LA PÉRDIDA DE LA FÉ ES UN SENTIMIENTO NORMAL EN EL PROCESO DE DUELO, PRINCIPALMENTE AL INICIO.
  8. 8. <ul><li>“ Dios manda pruebas a las personas fuertes” </li></ul><ul><li>“ Dios no te manda más de lo que puedas resistir” </li></ul><ul><li>“ Tienes que ser valiente” </li></ul><ul><li>NO ME PIDAS VALOR, NI ME DIGAS QUE SOY FUERTE………NO SE SI PODRE SEGUIR VIVIENDO. </li></ul>EL MIEDO ES TAMBIÉN PARTE DEL PROCESO DE DUELO
  9. 9. <ul><li>“ No hay mal que dure cien años” </li></ul><ul><li>“ Al mal tiempo buena cara” </li></ul><ul><li>“ El tiempo lo cura todo” </li></ul><ul><li>“ En un año las cosas se superaran” </li></ul><ul><li>“ No sufras ni llores todo pasara” </li></ul><ul><li>“ Es la ley de la vida” </li></ul><ul><li>NO ME DIGAS QUE PASARA, NO ME PIDAS QUE SONRIA……….SIEMPRE ME DOLERA SU AUSENCIA. </li></ul>AÚN LOGRANDO CULMINAR UN DUELO ASERTIVAMENTE, EL DOLOR JAMÁS DESAPARECE.
  10. 10. <ul><li>“ No llores por que no lo dejas descansar” </li></ul><ul><li>“ Si te ve sufrir no irá hacia la luz” </li></ul><ul><li>DEJAME LLORAR……….EL (ELLA) YA ESTÁ EN LA LUZ. </li></ul>PARA SUPERAR EL DUELO ES VITAL PERMITIR Y AYUDAR A LA PERSONA QUE EXPRESE SUS SENTIMIENTOS
  11. 11. CUANDO MUERE LA PAREJA
  12. 12. <ul><li>“ Puedes rehacer tu vida” </li></ul><ul><li>“ La vida sigue” </li></ul><ul><li>“ Pronto encontraras otra persona en tu vida” </li></ul><ul><li>NO QUIERO A NADIE MÁS EN MI VIDA…..LO QUIERO A ÉL (ELLA) </li></ul>NO EXISTEN SUCEDÁNEOS PARA EL SER AMADO
  13. 13. CUANDO MUERE UN HIJO
  14. 14. <ul><li>“ Quizá te iba a hacer sufrir y Dios te ama tanto que lo evitó.” </li></ul><ul><li>“ Dios te ama tanto que ya tienes un angelito que te cuida. </li></ul><ul><li>¡POR QUE DIOS NO ELIGE UNO DE TUS HIJOS PARA DEMOSTRARTE SU AMOR! </li></ul>ASI ES LA IRA QUE SE SIENTE EN ESOS MOMENTOS.
  15. 15. <ul><li>“ Son jovenes tendrán otros hijos” </li></ul><ul><li>“ Dios suplirá con otros hijos” </li></ul><ul><li>“ Solo era un bebé, apenas lo conocías piensa en tus otros hijos” </li></ul><ul><li>NADA NI NADIE SUPLIRA A MI HIJO </li></ul><ul><li>¿solo era un bebé? ¿Que edad eligirías para que muriera tu hijo? </li></ul>PRETENDER SUSTITUIR EL AMOR CON PERSONAS AMADAS PRESENTES O POR VENIR, PUEDE INCREMENTAR EL DOLOR Y EL CORAJE DE LA PERSONA EN DUELO.
  16. 16. LA DISCAPACIDAD Y LAS MULETAS. MA. ELENA DE ICAZA
  17. 17. <ul><li>“ Las personas que hemos perdido un hijo nos convertimos en discapacitados espirituales, solo que no existen rampas, lugares especiales en el estacionamiento, sillas ni muletas…..cuesta trabajo aprender a caminar con lo que nos falta, y aunque las personas nos vean completos la verdad es que estamos mutilados” </li></ul><ul><li>No faltan comentarios como: “es momento de que reacciones”, “no debes alargar ni recrearte en tu pena”, “¿no quieres tener otro hijo para reponer al que se fue?” </li></ul>
  18. 18. <ul><li>“ Sencillamente lo único que me sucede es que estoy sufriendo intensamente, y no son necesarios los calmantes nerviosos ni los antidepresivos, son necesarias unas muletas espirituales, para ayudarme a caminar…..Una buena dósis de comprensión, y mucho amor” </li></ul>
  19. 19. LO QUE SI AYUDA
  20. 20. <ul><li>Procura validar los sentimientos de tristeza, dolor, coraje, enojo, odio contra Dios, el mundo y su alrededor (Estos sentimientos son pasajeros) </li></ul><ul><li>Un oído paciente </li></ul><ul><li>Respeta el silencio en el velatorio </li></ul><ul><li>Ayuda que amigos y/o familiares se hagan cargo en el primer tiempo de quehaceres domésticos y tramites administrativos. </li></ul>
  21. 21. TEN PRESENTE: <ul><li>Si no sabes que decir………No digas nada: Tu abrazo y tu presencia bastan </li></ul><ul><li>Cuando un ser querido muere, hay poco que decir, pero mucho por hacer (trámites, actas, pagos, etc.), es en el hacer donde mejor puedes prestar tu ayuda y demostrar tu solidaridad. </li></ul>
  22. 22. <ul><li>“ No te preocupes si ves triste o deprimida a una persona por largo periodo; pero si la ves alegre o más optimista, no es que deje de dolerle, simplemente está aprendiendo a vivir con ese dolor” </li></ul>
  23. 23. DECALOGO PARA LOS QUE ACOMPAÑAN EN EL DUELO CAROLINA MAOMED
  24. 24. <ul><li>No debo precipitarme. Mi mejor ayuda es mi presencia sincera. </li></ul><ul><li>Escucharé con mi corazón y oídos, no temeré conocer el dolor del que sufre, por el contrario, intentaré crear el espacio necesario para que pueda ser un lugar de acogida y cariño. </li></ul><ul><li>Mi disponibilidad no tendrá peros ni exigirá nada a cambio. Seré un remanso para aquel o aquella que quiera expresar su rabia, su frustración, su impotencia y su angustia. </li></ul>
  25. 25. <ul><li>El mejor refugio que puedo ofrecerle a alguien que está sufriendo serán mis hombros, mi abrazo, mi pecho, mis oídos, y mi corazón, para ayudarle a mitigar, aunque sea por un momento, la tristeza y la congoja. </li></ul><ul><li>Estaré cercano, no esperare a que la persona sufriente me busque o a que otros me convoquen para acompañarlo. Mi apoyo estará siempre a la entrada de su puerta. </li></ul>
  26. 26. <ul><li>Animaré a la familia y propiciaré que tengan una comunicación sincera y profunda entre ellos, con el fin de que halla un clima afectuoso, de unidad y de confianza. Seré un apoyo constante mientras dure el duelo. </li></ul><ul><li>Trataré de reconocer la individualidad de cada miembro de la familia que sufre, con el fin de respetar los tiempos y las expresiones de dolor que cada uno experimente. Seré consciente que las fórmulas no existen y que el tiempo que cada persona necesita para su recuperación es absolutamente personal. </li></ul>
  27. 27. <ul><li>Si llego a percibir alguna reacción o actitud peligrosa durante el duelo no temeré decir, con el máximo respeto posible, lo que me parece que ocurre y expresar un consejo pertinente. Todo mi ser estará atento frente a cualquier anormalidad en el proceso de duelo de mi amigo, familiar o conocido. </li></ul><ul><li>Sugeriré algunas técnicas de recuperación con el fin de favorecer un proceso constructivo del duelo. </li></ul>
  28. 28. <ul><li>Cuando vea que mi ser querido alcanza la recuperación, continuaré estando con él por que mi confianza y mi cariño están basados en la lealtad y solidaridad. Así mismo, compartiré mi experiencia en mi comunidad, trabajo o grupo de amigos para animar a otros en la importancia de acompañar a la persona que está en duelo. </li></ul>
  29. 29. Y SOBRE TODAS LAS COSAS………………...
  30. 30. POR FAVOR <ul><li>“ No me preguntes si ya pasó. </li></ul><ul><li>Nunca se me pasará. </li></ul><ul><li>No me digas que está en mejor lugar </li></ul><ul><li>El no está aquí conmigo </li></ul><ul><li>No me digas que al menos no está sufriendo </li></ul><ul><li>Todavía no entiendo por que tenía que sufrir </li></ul>
  31. 31. <ul><li>No me digas que entiendes lo que siento </li></ul><ul><li>A menos que también hayas perdido un hijo </li></ul><ul><li>No me preguntes si ya me siento mejor </li></ul><ul><li>La desgracia no es una condición que mejore </li></ul><ul><li>No me digas que al menos lo tuve por muchos años </li></ul><ul><li>¿Qué año escogerías para que se muera tu hijo? </li></ul>
  32. 32. <ul><li>Por favor , solo di que recuerdas a mi hijo, si es que lo haces. </li></ul><ul><li>Por favor , déjame hablar de él. </li></ul><ul><li>Por favor , menciona el nombre de mi hijo. </li></ul><ul><li>Por favor , solo déjame llorar” </li></ul>RITA MORAN. FRAGMENTO DEL LIBRO: APRENDIENDO A DECIR ADIÓS.

×