AtreváMonos A Disciplinar Para Mejorar

4.418 visualizaciones

Publicado el

Esta propuesta educativa en materia diciplinaria pretende ser la introducción a uno de los problemas más importantes a la hora de desempeñarse como docente mostrando un efectivo dominio de grupo.

Publicado en: Educación
2 comentarios
2 recomendaciones
Estadísticas
Notas
Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
4.418
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
43
Acciones
Compartido
0
Descargas
100
Comentarios
2
Recomendaciones
2
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.
  • de
  • AtreváMonos A Disciplinar Para Mejorar

    1. 1. ATRÉVETE A DISCIPLINAR DR JAMES DOBSON El doctor James Dobson escribió la primera edición de Atrévete a Disciplinar en el año 1970. En aquel entonces era un joven profesor de pediatría (desarrollo infantil) en la Facultad de Medicina de la universidad de California del Sur. También en aquella época trabajaba en el Hospital Infantil de los Ángeles. Atrévete a Disciplinar se convirtió instantáneamente en un éxito de librería y a través de los años se han vendido más de tres millones y medio de ejemplares del libro. Sin embargo, poco a poco ha ido cambiando el entorno cultural, de manera que las presuposiciones del libro acerca de la sociedad que la sociedad ha quedado algo obsoletas, aunque los principios sobre los cuales se basa son eternos. Por eso, el doctor Dobson tomó la decisión de escribir el libro de nuevo, un libro completamente actualizado y ampliado.
    2. 2. Atrevámonos A Disciplinar Para Mejorar Un clásico proyecto institucional para la nueva generación de maestros Del Establecimiento Educativo Liceo del Dique de Soplaviento.
    3. 3. <ul><li>OBJETIVO PRINCIPAL: </li></ul><ul><li>Mejorar las relaciones estudiantes/docentes contribuyendo así con la obtención de un mejor clima institucional. </li></ul><ul><li>OBJETIVOS SECUNDARIOS: </li></ul><ul><li>Procurar una mejora ostensible en el desempeño disciplinario de los alumnos del EE. </li></ul><ul><li>Unificar criterios disciplinarios a aplicar durante el proceso de enseñanza / aprendizaje. </li></ul><ul><li>Proponer algunas alternativas de solución a los problemas disciplinarios objetos de estudio del comité de convivencia del EE. </li></ul><ul><li>Reflexionar acerca del desempeño permisivo de algunos padres de familia con sus hijos que se refleja en el EE. </li></ul>
    4. 4. CONCEPTOS POSMODERNISTAS <ul><li>Los adultos no tienen ningún derecho a insistir en que sus hijos les obedezcan. Los intentos por hacer obedecer a los pequeños simplemente se proponen satisfacer el deseo de poder que tiene el adulto. </li></ul><ul><li>A los niños no hay que pedirles que trabajen sino hasta que cumplan dieciocho años. Los padres no deben siquiera exigirles que ayuden con pequeños oficios de la casa. </li></ul><ul><li>No se les debe enseñar a los niños la religión. La única razón por la que existe la religión en la sociedad es para canalizar la falsa culpabilidad que ella misma ha generado acerca de los asuntos sexuales. </li></ul><ul><li>Se prohíbe estrictamente cualquier clase de castigo. Un padre o una madre que le pega a su niño lo hace porque en realidad lo odia. </li></ul><ul><li>A los adolescentes hay que decirles que la promiscuidad sexual no está en absoluto relacionada con la moral. </li></ul><ul><li>Al niño no hay que impedirle el acceso a libros o materiales pornográficos. </li></ul><ul><li>A los niños no se les debe exigir que digan “gracias” ni “por favor” a sus padres. </li></ul><ul><li>Al recompensar a un niño por su buena conducta es una práctica degradante y desmoralizadora. Es una forma injusta de coerción. </li></ul><ul><li>Los libros carecen de significado en la escuela. </li></ul><ul><li>Ni padres ni maestros deben obligar a los niños a continuar sus estudios. </li></ul><ul><li>En fin, debemos eliminar toda autoridad; dejar que el niño crezca sin interferencia externa ; no instruirlo; no obligarlo a nada. </li></ul>
    5. 5. CONSECUENCIAS DE ESOS CONCEPTOS POSMODERNISTAS <ul><li>Dios está muerto, </li></ul><ul><li>La nueva moralidad es la inmoralidad, </li></ul><ul><li>La falta de respeto y la irreverencia son decorosos, </li></ul><ul><li>Sí al desacato a las leyes impopulares, </li></ul><ul><li>La violencia es un instrumento aceptable para lograr el cambio (como los berrinches en la infancia), </li></ul><ul><li>La autoridad es mala, </li></ul><ul><li>El placer es el valor supremo, </li></ul><ul><li>No hay que confiar en la gente mayor, </li></ul><ul><li>La diligencia es de mal gusto, </li></ul><ul><li>La patria no es digna de lealtad ni de respeto, </li></ul><ul><li>En fin, obtenemos una juventud insensata. </li></ul>
    6. 6. NECESITAMOS UNA BUENA DOSIS DE AUTODISCIPLINA Y CONTROL PARA ENFRENTARNOS CON LAS EXIGENCIAS DE LA VIDA MODERNA. <ul><li>La realidad es que para sobresalir como adultos hay que saber trabajar, hay que llegar a tiempo, llevarse bien con los demás, aplicarse a una tarea hasta completarla, y así también, hay que saber cómo someterse a la autoridad. </li></ul>
    7. 7. DEBEMOS RESTAURAR LAS NORMAS Y REGLAS RAZONABLES EN LA ESCUELA <ul><li>Lo que sucede en el aula no se puede separar de los problemas que ocurren en la sociedad en general. </li></ul><ul><li>No es culpa de los maestros que las familias se estén desintegrando y de que sus alumnos hayan sido víctimas de abusos sexuales o físicos, de descuido, o de mala alimentación. Ellos no pueden impedir que los muchachos se queden viendo hasta medianoche en la televisión programas insensatos o películas censuradas, ni que usen sustancias ilegales o licor. </li></ul>
    8. 9. ¿CÓMO QUEREMOS A VECES GANARNOS EL AFECTO DE NUESTROS ALUMNOS? <ul><li>Srita. Rosa: </li></ul>Estoy feliz de que hayamos tenido la oportunidad de estar juntos. Este va a ser un año lleno de diversión para ustedes; vamos a hacer jabón y a comer jabón, vamos a pintar un mural que cubra toda la pared. Vamos a hacer excursiones y hacer juegos. ¡Va a ser un año fantástico! Ustedes van a sentirse encantados conmigo y yo encantada con ustedes, y será toda una alegría.
    9. 10. <ul><li>Su plan de estudios está bien lleno de actividades superdivertidas que son sus muestras de afecto por el grupo. El primer día de escuela todo sale bien, porque los alumnos se sienten un poco intimidados por el inicio del nuevo año académico. Pero unos tres días después, el pequeño Daniel está sentado al lado izquierdo y quiere saber lo que todos los demás también se están preguntando: ¿hasta dónde podemos empujar a la señorita Rosas? </li></ul>
    10. 11. <ul><li>En un momento bien calculado, la desafía con un pequeño acto de insolencia. Ahora bien, lo último que la señorita Rosa quiere es el conflicto, porque su esperanza era evitar este año ese tipo de conflictos. No acepta el desafío de Daniel; finge no notar que él no hizo lo que ella le dijo que hiciera. Él gana su primera confrontación menor. Todos en la clase vieron lo que había pasado: no fue gran cosa, pero Daniel salió ileso. </li></ul>
    11. 12. <ul><li>Al día siguiente, Esteban se ha sentido sumamente alentado por el éxito de Daniel. Poco después del saludo matutino, desafía a la maestra un poco más abiertamente que Daniel, y una vez más la señorita Rosas deja pasar el desafío. A partir de ese momento, el caos comienza a crecer e intensificarse. Dos semanas después la señorita Rosas está empezando a notar que las cosas no van muy bien. Todos los días se pone a gritar, y no sabe cómo fue que empezó eso; ciertamente no tenía la intención de ser una maestra regañona. </li></ul>
    12. 13. <ul><li>Para mediados del año lectivo, la vida se ha vuelto intolerable en el aula; cada nuevo proyecto que ella inicia es saboteado por su falta de autoridad. Y entonces empieza a suceder lo que ella menos quería: los alumnos manifiestan abiertamente su desprecio por ella. Le ponen apodos; se ríen de sus debilidades. Si ella tiene algún defecto físico, como una nariz grande o problemas visuales se lo echan en cara con frecuencia. En recreo la señorita Rosas llora en silencio. </li></ul>
    13. 14. <ul><li>La cabeza le duele y le palpita ya tarde en la noche. El rector se presenta y contempla la anarquía y dice: “¡Señorita Rosas, usted tiene que asumir el mando de esta clase!” Pero la señorita Rosas no sabe cómo asumir el mando, porque no sabe cómo lo perdió. </li></ul><ul><li>Es imposible aprender en un aula caótica. </li></ul>
    14. 16. ¿CÓMO GANAMOS REALMENTE EL AFECTO DE NUESTROS ALUMNOS? <ul><li>Srita. Fuertes </li></ul>Este va a ser un buen año, y estoy contenta de que ustedes sean mis alumnos. Quiero que sepan que cada uno de ustedes es importante para mí. Espero que se sientan en libertad de plantear sus preguntas, y que disfruten de aprender en esta clase; yo no voy a permitir que nadie se ría de ustedes, porque a uno le duele cuando se ríen a costa suya. En ningún momento los voy hacer pasar vergüenza deliberadamente, y quiero ser su amiga. Pues bien, tenemos trabajo que hacer, así que comencemos. Por favor, saquen sus libros de matemáticas y abran su libro en la página 4.
    15. 17. <ul><li>La señorita fuertes habla de tal modo que parece saber lo que está haciendo. Sin embargo, el doble de Daniel se da a conocer unos tres días después. (En todas las aulas hay por lo menos un Daniel. Si el agitador se va en algún momento del año, surgirá un nuevo demagogo que tome su puesto). Desafía a la señora Fuertes de un modo leve, pero no la toma por sorpresa. Ella ha estado a la espera de que él aparezca en escena, y se le viene encima. ¡El muchacho pierde estrepitosamente! Todos los presentes captan el mensaje: ¡No da buenos resultados atacar a la señora Fuertes! Al pobre Daniel no le fue muy bien, ¿verdad? </li></ul>
    16. 18. Hay una cosa que todos ustedes deben saber. Sus padres me han dado la responsabilidad de enseñarles este año ciertas cosas muy importantes, y estoy decidida a no defraudarlos. Tengo que prepararlos a ustedes para las cosas que necesitarán saber el año próximo. Por eso no puedo permitir que uno o dos payasos me impidan realizar mi trabajo. Ahora bien, si ustedes quieren tratar de interferir con ese propósito y perturbar lo que he venido a hacer, les aseguro que este va ser un año espantoso para ustedes. Tengos muchas maneras de hacerlos sentir incómodos, y no voy a dudar en aplicarlas. ¿Alguna pregunta? Bien, reanudemos nuestro trabajo.
    17. 19. FÓRMULA DE DISCIPLINA DOCENTE <ul><li>No sonría sino hasta el tercer mes de clases. </li></ul><ul><li>Los alumnos advierten que ella es más firme, más sabia y más valiente que ellos. Entonces es cuando ellos pueden empezar a disfrutar del placer de su firmeza . </li></ul><ul><li>Ahora, ella puede aflojar el control, pueden reír juntos, hablar juntos, jugar juntos. Pero cuando ella dice: “Es hora de volver a trabajar” Ellos lo hacen porque saben que ella es capaz de respaldar su liderazgo con autoridad. Ella no grita. No le pega a nadie. De hecho, puede extender cariño individual que la mayoría de los </li></ul><ul><li>niños necesita tan desesperadamente. </li></ul>

    ×