Visita A Puerto Principe

355 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
355
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
53
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Visita A Puerto Principe

  1. 1. El sábado 30 de enero, con ocasión de la toma de posesión del nuevo visitador dela Visitaduría salesiana de Haití, tuvimos la oportunidad de viajar desde Barahona hasta Puerto Príncipe, para asistir a la ceremonia religiosa. También pudimos recorrer en nuestro vehículo algunas de la calles de la capital haitiana. Esta presentación refleja una parte de lo que allí vimos y vivimos. No es una fotocrónica del desastre, ni un reportaje con fines humanitarios. Es tan sólo un álbum personal.
  2. 2. Edificios derrumbados en las calles de Pétion-Ville
  3. 3. Pétion-Ville y sus alrededores. Trabajos de desescombro y tiendas de campaña
  4. 4. Escenas cotidianas
  5. 5. Un campamento improvisado a la salida de Puerto Príncipe
  6. 6. El palacio presidencial Pequeño comercio y reparto de alimentos frente al palacio presidencial
  7. 7. El Ministerio de economía y los edificios oficiales colindantes, colapsados.
  8. 8. Escuela del Obispado de Haití, destruida. Algunas casas y edificios, después de ser saqueados han sido quemados.
  9. 9. Cathédrale Notre-Dame de Port-au-Prince
  10. 10. Escuelas del Padre Bohnen (ENAM), en Puerto Príncipe
  11. 11. Ceremonia de toma de posesión del nuevo visitador de Haití: P. Ducange Sylvain Colegio Domingo Savio (Pétion-Ville)
  12. 12. «Os prometo pan, trabajo y paraíso» Don Bosco
  13. 13. «Los riesgos que debemos correr son también nuestra esperanza»
  14. 14. Y apareció en el cielo un gran signo: una Mujer revestida del sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas en su cabeza. Y escuché una voz potente que resonó en el cielo: «Ya llegó la salvación, el poder y el Reino de nuestro Dios y la soberanía de su Mesías porque ha sido precipitado el acusador de nuestros hermanos, el que día y noche los acusaba delante de nuestro Dios. Ellos mismos lo han vencido, gracias a la sangre del Cordero y al testimonio que dieron de él, porque despreciaron su vida hasta la muerte. ¡Que se alegren entonces el cielo y sus habitantes, pero ay de ustedes, tierra y mar, porque el Diablo ha descendido hasta ustedes con todo su furor, sabiendo que le queda poco tiempo!». El Dragón, al verse precipitado sobre la tierra, se lanzó en persecución de la Mujer que había dado a luz al hijo varón. Pero la Mujer recibió las dos alas de la gran águila para volar hasta su refugio en el desierto, donde debía ser alimentada durante tres años y medio, lejos de la Serpiente. La Serpiente vomitó detrás de la Mujer como un río de agua, para que la arrastrara. Pero la tierra vino en ayuda de la Mujer: abrió su boca y se tragó el río que el Dragón había vomitado. El Dragón, enfurecido contra la Mujer, se fue a luchar contra el resto de su descendencia, contra los que obedecen los mandamientos de Dios y poseen el testimonio de Jesús. Y yo me quedé de pie sobre la playa. Ap 12,1.10-18

×